empre 13.06.2016

Click here to load reader

Post on 08-Jul-2016

15 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

www.diariolatercera.com.ar

TRANSCRIPT

  • Ao 5 - N 152Lunes 13 de junio de 2016

    Crisis del consumo: an no se ve la luz al final del tnel

    Los ganadores y los perdedores

    Frente a la fuerte baja del nivel de consumo, los es-pecialistas consultados dan por perdido el primer semestre y no tienen los mejores pronsticos de cara al segundo. El ao 2017 se muestra ms prometedor, siempre y cuando se cum-plan ciertas condiciones, en especial una reduccin de la inflacin. Las empresas combinan estrategias para captar a un consumidor que toma precauciones para cuidar el bolsillo. Los gana-dores y los perdedores de la crisis.

  • LA TERCERA Lunes 13 de junio de 2016Pg 2 Empresas & lderes

    MILIAVACATELAS PLSTICAS

    Se est terminando la primera mitad del ao, y en la puerta del inicio del tan esperado segundo semes-tre el presente de la actividad econmica an no da signos de mejoras; y todo indica que no las habr este ao. Luego del fuerte impacto de la suba de tarifas de los servicios pblicos y los efectos de la devaluacin, entre otras cuestiones, los indicadores pblicos y priva-dos apuntan a que la inflacin superar el pronstico oficial del 25% anual -por encima del 30%- pese a que comienza a desacelerarse. En ese contexto, las empresas dedicadas a la

    Los ganadores y los perdedores

    Crisis del consumo: an no se ve la luz al final del tnelFrente a la fuerte baja

    del nivel de consumo, los

    especialistas consultados

    dan por perdido el primer

    semestre y no tienen los

    mejores pronsticos de

    cara al segundo. El ao

    2017 se muestra ms pro-

    metedor, siempre y cuando

    se cumplan ciertas con-

    diciones, en especial una

    reduccin de la inflacin.

    Las empresas combinan

    estrategias para captar a

    un consumidor que toma

    precauciones para cuidar

    el bolsillo. Los ganadores y

    los perdedores de la crisis.venta de productos de consu-mo masivo estn tratando de sostener la demanda y ensa-yan distintas estrategias para incentivar a los compradores en el actual estado de crisis.

    Hace una semana, CAME revel que las ventas minoristas cayeron un 9,2% en mayo, y acumulan cinco meses conse-cutivos de retraccin. Adems, segn un informe elaborado por la CAC y la consultora CCR, abril registr un comportamiento mixto en el que, medidas en volumen, mejoraron un 0,2% en hipermercados, supermercados y locales de cercana, mientras que en autoservicios y almace-nes retrocedieron un 5,7%. En lo que va del ao, la cada es del 1,3%. En tanto, un anlisis de Consultora W, de Guillermo

    Oliveto, evalu que el 74% de los consumidores reconoci haber recortado sus gastos del hogar y el 69% que su poder adquisitivo es menor que el de hace un ao.

    Por su parte, el anlisis Consu-mer Thermometer que realiza mensualmente Kantar Worl-dpanel arroj que el consumo cay un 3% en abril y en similar proporcin en lo que va del ao -enero a abril-, registrando com-pras menos frecuentes.

    En rigor, la situacin no es nue-va y es equiparable a 2014, ao de fuerte retraccin del consu-mo frente los buenos resultados de perodos anteriores. Quienes miden la actividad del sector sostienen que el estancamiento comenz a fines de 2013 y se

    prolong hasta ahora, momento en el cual se siente con espe-cial fuerza debido a que se le sum una fuerte alza de los costos.

    Consultado, Vicente Lourenzo, vocero de CAME, calific de preocupante el presente. Lo peor no es la cada, sino que se combina con el aumento explosivo de costos e impacta directamente sobre la rentabili-dad, por lo que muchas pymes estn dando prdida, sostuvo, y agreg que todava no se vislumbra una salida en el corto plazo.

    Por su parte, el economista de la CAC, Gonzalo de Len, seal que depende el rubro, las ventas estn cayendo o estan-cadas y que la baja en los primeros meses est asociada con el crecimiento fuerte de los precios por las correcciones en el tipo de cambio, las tarifas y dems, mientras que los salarios todava no se haban actualizado, ahora en abril vemos un leve crecimiento. El consumo cay el 3% en el pri-mer trimestre y se espera una cada acumulada similar para todo el ao, consider Juan Manuel Primbas, managing di-rector Cono Sur de Kantar Worl-dpanel. En tanto que Patricia Sosa, directora de negocios de CCR, seal que para el tercer trimestre algo vamos a estar observando, quiz no valores positivos pero s de equilibrio, un dejar de decrecer. Recin en el ltimo trimestre se podra dar un crecimiento mnimo si se dan ciertos factores que no sa-bemos si van a ocurrir, pero no creo que se puedan equilibrar las prdidas de los dos prime-ros trimestres, agreg.

    Estrategias para sostener las ventasFrente a este escenario recesi-vo, las empresas estn apelan-do a distintas estrategias para

  • LA TERCERALunes 13 de junio de 2016 Pg 3 Empresas & lderes

    tratar de impulsar sus ventas. Campaas con precios especia-les, descuentos y promociones se repiten con mayor frecuen-cia, en especial en las cadenas grandes de supermercados, y parecen ser la nica herramien-ta eficaz frente a un consumidor que est alerta en funcin de maximizar el rendimiento de su salario.

    Recomendamos tener mucha cautela en el manejo de los costos, ser muy profesional en el momento de realizar la compra, no por comprar con un descuento adicional sobrestoc-kearse, porque un stock mal comprado puede significar el quiebre del negocio, seal Lourenzo. Y contina: En tiem-pos de malaria, la nica forma de captar a este tipo de consu-midores es con precio. Hay que enfocarse en cmo seducir a ese consumidor, y eso se hace con descuentos especiales, promociones. Pero hay que cuidar los costos para ofrecer mejores precios. Un ejemplo claro son los artculos de moda. Si queda en la estantera es el peor negocio que pods hacer, sostuvo.

    De Len afirm que la res-puesta sera moderar la suba de los precios, en algunos sectores se est produciendo. Los consumidores estn muy acostumbrados a los descuen-tos, a pagar con distintos me-dios de pago para aprovechar promociones; sin posibilidad de financiamiento es difcil compe-tir, asegur.Profundizando en el anlisis del comportamiento de los con-sumidores, Sosa explic que estn haciendo una estrate-gia de compra exacerbada, a travs de ofertas y promociones migra ms fcilmente a marcas propias y segundas marcas, va en das y a lugares diferentes, a los que quiz antes rechaza-ba, y esto alcanza incluso a los niveles socioeconmicos ms altos. Otra cosa que ocurre es que cuando antes una cadena haca una oferta o promocin traccionaba la visita y el con-sumidor, adems de comprar la oferta, aprovechaba el da y se llevaba otras cosas; hoy no, compra exclusivamente lo que est en oferta, marc.

    Asimismo, la directora de CCR evalu que el hecho de que se repitan las jornadas de promo-cin y que se extiendan en el tiempo da una pauta de que las empresas no estn siendo tan efectivas como esperaban. Estn haciendo mucha inves-

    tigacin de mercado en el senti-do de cul es la mejor oferta, promocin o descuento que seduce al comprador porque ya no saben qu hacer. El ao pasado era volumen, pero hoy el consumidor ya no tiene tanta capacidad de stockearse, su poder adquisitivo est deterio-rado, por eso se estn viendo los descuentos por unidad, poniendo productos emblem-ticos con precios especiales, etc.

    Las estrategias que ms cre-cieron son: la bsqueda de pro-mociones y marcas de menor valor, la compra de envases o formatos ms econmicos y la priorizacin de canales que per-mitan no tentarse y encontrar alternativas de precio reales, afirm Primbas.

    Fernando Cuscuela, CEO de la comunidad de restoranes y bares Gua leo, coment que registraron una baja en las consultas y reservas en el sitio, y se incrementaron algo las bsquedas de descuentos. En s, esta ecuacin tiene como resultado que ante la falta de una buena oportunidad, los consumidores prefirieron quedarse en casa. Los restora-nes estn bastante reacios a dar descuentos, debera ser al revs, pero est vinculado con que se les debe estar compli-cando la venta y deben tener menos margen, opin. En el sector de electrodomsticos, varias cadenas repiten desde hace tiempo sus compaas de ofertas durante los fines de se-mana con descuentos de hasta el 50% y 18 cuotas sin inters. En tanto que Despegar.com lanz su seccin de micros, con pagos en hasta 12 cuotas para quienes no pueden acceder a un pasaje de avin.

    Ganadores y perdedoresComo en todo escenario de crisis, hay quienes logran sacar provecho. Los especialistas coinciden en que los produc-tos prescindibles o impulsivos son aquellos que ms sienten el golpe. Entre los rubros que tuvieron mayor impacto estn los alimentos de primeras mar-cas, bebidas con y sin alcohol, golosinas, cosmtica, y algunos sectores de indumentaria. As, se produjo un cambio de hbito en los consumidores que migra-ron hacia segundas y terceras marcas, las grandes beneficia-das por el contexto recesivo.El caso de la carne es otro ejemplo.

    En el primer cuatrimestre se

    redujo un 5,2% el consumo de cortes vacunos, que se ubic en 56,2 kilos/ao por habi-tante, el nivel ms bajo de los ltimos cuatro aos, segn un informe de la Cmara de la In-dustria y el Comercio de Carnes (Ciccra). Los consumidores se volcaron a cortes ms econ-micos.El director del Instituto de Estudios de Consumo Masivo, Miguel Calvete, seal que las segundas marcas tuvieron un repunte que suele pasar en este tipo de coyunturas, como en 2002, en 2009 y ahora, obviamente porque tienen dife-renciales que van entre el 20% y el 35% menos en precios.

    Segn un estudio reciente de Indecom los argentinos volvie-ron a los hbitos de consumo de la crisis de 2001. Revel que un 90% de las personas modificaron drsticamente sus preferencias en los rubros ali-mentos y transporte en lo que va del ao.Los locales mayoristas tambin captaron una buena parte del pblico al ofrecer precios hasta 30% menores que el resto de los canales.

    El esperado segundo semestreDesde la CAC, De Len estim que para el segundo semes-tre hay un panorama parecido al de ahora. Si el ao termina empatado es algo para ponerse contentos. Las perspectivas para 2017 son bastante me-jores, esto si la inflacin baja como pronostica el Gobierno, que de todos modos no es una baja drstica. El consumo masivo ser menor este ao con respecto al pasado, con perspectivas de recupero re-cin en 2017; si se cumplen los pronsticos sobre la actividad econmica y las inversiones, coincidi Primbas.

    Oliveto consider que si en 2017 la economa crece entre el 3,5% y el 4%, que es la hiptesis que manejan tanto el Gobierno como varias consul-toras econmicas y bancos de inversin, el consumo masivo lo hara entre un 2,5% y el 3%. Mientras que para Lourenzo, hasta que no haya una recu-peracin del poder adquisitivo de la gente no vemos un mejor panorama.

    Se cumplirn los pronsticos del Gobierno y mejorar la eco-noma? Es lo que todos espe-ran; salir del tnel en el que por ahora no se ve con claridad la luz del final.

  • LA TERCERAPg 4 Lunes 13 de junio de 2016Empresas & lderes

    En el Congreso

    Pymes reclamaron por frenoindustria del juicio

    Unos 330 empresarios pymes transmitieron a los miembros de la Comisin de Industria de la Cmara de Diputados su preocupacin por el aumento de la litigiosidad judicial en el campo de los accidentes laborales y solicita-ron una mayor participacin en el diseo de un proyecto de ley integral para el sector.

    Encabezados por la Mesa de Industriales Bonaerenses (MIB), cuya coordinacin est a cargo de Daniel Rosato, la comitiva empresarial present adems una serie de propuestas dirigi-das a mejorar la competitividad y solucionar problemas que ponen en peligro la continuidad de muchas pequeas y media-nas industrias.

    El empresario alert a los legisladores sobre los efectos devastadores que tiene para las pymes industriales el creci-miento de la judicializacin que se observa particularmente en materia de accidentes labora-les, pese a que la siniestralidad se redujo de forma sustancial durante los ltimos aos. Los famosos caranchos en com-plicidad con los jueces, que fallan siempre en contra del empleador, generan demandas exorbitantes que las pymes no pueden afrontar, puntualiz.Adems, Rosato y el resto de los empresarios explicaron a los legisladores que se han incrementado notoriamente las alcuotas que las Administrado-ras de Riesgo de Trabajo (ART) le cobran a las pymes, al pasar de representar entre el 3 y el

    Renovador y titular de la Comi-sin de Industria, Jos Ignacio De Mendiguren y por legislado-res del Frente para la Victoria, el bloque oficialista Unidos-PRO, el Partido Justicialista, Compro-miso Federal y Libres del Sur. Asimismo, estuvieron presentes Sergio Massa, Margarita Stobi-zer, Marcos Lavagna, Victoria Donda, Nicols Massot, Axel Ki-cillof, Mario Negri, Mirta Tundis, Gilberto Alegre, entre otros.

    5% de la masa salarial hasta alcanzar en la actualidad entre el 10 y el 20%. Esto sumado a los juicios por las demandas de los caranchos y la industria del juicio generan costos despro-porcionados para las pymes, que estn muy lejos del 3% que se paga en otros pases, subray.

    Los empresarios fueron recibi-dos por el diputado del Frente

    Por su parte, De Mendiguren seal que en la industria hay menos siniestros pero ms juicios. Las pymes son el motor de nuestra economa, generan el 51% del empleo formal en nuestro pas y el 70% del empleo total. No podemos seguir sometindolas a una tormenta perfecta que inclu-ye: subas de tarifas, altsimas tazas de inters, cada del nivel

    de actividad y un aumento progresi-vo de la litigiosidad laboral.

    Segn datos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, entre los aos 1996 y 2015 la tasa de sinies-tralidad industrial sufri una reduc-cin del 42%. Y esa reduccin se produjo en el mar-co de la expansin de un 30% del empleo industrial. La cantidad de demandas pas de 3000 a 80.000 por ao y hoy existe un costo anual de u$s 2.400 millo-nes ms u$s 700 millones que se gastan en peritos y abogados.

    Pero los juicios, por el contrario, aumentan. Entre 2011 y 2015, la litigiosidad subi cerca de un 80%.

    La situacin al da de hoy es preocupante: hay aproxima-damente 5.000 millones de dlares en juicios y un stock de 300.000 juicios, seal De Mendiguren. El problema se agrava porque aunque las demandas son a las ART, los sobrecostos se trasladan a las empresas a travs del incre-mento de las alcuotas del seguro.

    p1p2p3p4