empre 06.06.2016

Download EMPRE 06.06.2016

Post on 05-Jul-2018

216 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 8/15/2019 EMPRE 06.06.2016

    1/4

    Año 5 - Nº 151Lunes 6 de junio de 2016

    Cómo no vestirse parauna entrevista de trabajo

    Informe

    Cinco expertos compartensus consejos para maximi-zar las posibilidades en unabúsqueda laboral; por quéla ropa importa casi tantocomo el CV.

  • 8/15/2019 EMPRE 06.06.2016

    2/4

    LA TERCERA Lunes 6 de junio de 2016Pág 2 Empresas & líderes

    Informe

    Cinco expertos comparten

    sus consejos para maxi-

    mizar las posibilidades en

    una búsqueda laboral; por

    qué la ropa importa casi

    tanto como el CV.

    Cómo no vestirse para unaentrevista de trabajo

    ¿Jeans y remera? Los pantalones de jean y lasremeras son la norma diaria demuchos empleadores y de algu-nos directores generales.

    El fundador de Facebook, MarkZuckerberg, es famoso porllevar la misma camiseta gris

    (las compra al por mayor) todoslos días para trabajar. Inclusopara empresas del principalíndice bursátil de Londres, elFTSE 100, o del listado anualde la revista Fortune, Fortune500, llegar vestido de puntaen blanco para una entrevistapodría generar una impresiónerrónea.

    Pero entonces, ¿qué tiene que

    MILIAVAC A TELAS PLÁSTICAS

    derado y estar preparado”.

    En cualquier caso, sugiere se-guir esta regla de oro (para loshombres): “Adoptá el enfoquede que deberías vestirte, encierto nivel, más elegante de loesperado. Así que, por ejemplo,en un ambiente de jeans y re-meras, llevá pantalón informal

    y una camisa. Y si es un trabajoen el que la gente lleva panta-lón informal y camisa, entoncesusá traje”.

    “Y recordá: en las entrevistassiempre es mejor arreglartemás de lo necesario y no alrevés, independientemente delsector en el que trabajes”.

    John Lees, escritor de How toGet a Job You Love (“Cómoconseguir un trabajo que teapasione”)

    “¿Qué imagen querés dar?”,pregunta Lees.

    hacer el candidato a un em-pleo? Consultamos a cinco ex-pertos en entrevistas laboralessobre todo lo que hay que saberen lo que respecta a la vestimen-ta. Esto fue lo que nos dijeron.

    Steve Brown, director en Lon-dres de la compañía de selec-ción de personal informático

    “Empiric”.

    “Hacé tu investigación”, sugiere.“Si trabajás con una rma dereclutamiento y selección depersonal, alguien ahí deberíaayudarte a saber qué funcionamejor en cada empresa. Si noes así, preguntá. ¿Conocés aalguien que trabaje ahí quepueda darte su visión sobre elasunto?”, agrega.

    “O llamá y preguntá al entrevis-tador o al director de RecursosHumanos antes de la entrevis-ta”, recomienda Brown. “Noserás penalizado por ser consi-

    No basta con preguntaveo bien?”. Tenés que verte como si ya trabajpero poniendo cuidadopecto, apunta. “Esto sen vestir ropa que seaun poco más elegante lleva la gente en ese lutrabajo”, agrega.

     Y, para evitar sentirse do, mejor asegurarse destrenar ropa o zapato“Cuando llegues, evitáden. Dejá tu abrigo y turecepción y llevá sólo lque contenga los docunecesarios. Así, uno paun empleado que una Gwendolen Andre, ges

    grupo en la empresa Pnal Stafng Group (PSG

    “Ponete las pilas”, resAndre. Uno de los princclientes de la empresación de personal PSF ema tecnológica en la qvisten de manera muydesde leggings y ropa tiva hasta pantalones remeras. “No hay un cvestimenta que puedacar la primera entrevis

    En el caso de este clieotros como él- la especaconseja llevar un estiness-casual” (arregladformal). Andre recomiecampera o sweater, tahombres como a las m

    si no es un puesto de eno hace falta llevar tra

    Por supuesto, siempreoportunidad de alegraalgunos accesorios, cobonito collar”.

    Gabrielle Rossi, coordide diseño en Whole FoMarket“No te plantees llevar jpero...”, señala Rossi. ocina, el código de veta es informal. Si alguiarregla más de la cuenempiezan a preguntar una entrevista de trab

    Sin embargo, Rossi eslos candidatos no llevellas deportivas, jeans,

    o, por supuesto, pantacortos.Tras haber entrevistadmenos a 20 personas sado, Rossi lo ha vistomayores meteduras de

     jeans, chicle, demasiate, joyería excesiva, nomiseta bajo una camisy ropa demasiado ajus

    Sugiere un enfoque sesiempre pienso: ‘Si fuea cenar a un buen rest¿qué me pondría?’”, d

    Sandalias abiertas conmedias, pantalones piratacolor caqui y una camisa

    ajustada algo desabrochada,

    que dejaba entrever una grancantidad de vello pectoral.

    Sin lugar a dudas, Reed Ellis,especialista en selección depersonal en la empresa dereclutamiento estadounidenseProfessional Stafng Group(PSG), recuerda el aspecto deeste candidato bastante bien.Su apretón de manos y habilida-des comunicativas eran buenas,y también lo era su contactovisual. No así, sin embargo, suvestimenta. “Las primeras im-presiones lo son todo y puedenllevarte lejos en una entrevista.Cómo te vistes es relevante”,dijo Ellis.

    La temida entrevista de trabajole provoca escalofríos incluso

    al aspirante más conado. Peromás aún el dilema asociado aésta: qué vestir y, lo más impor-tante, qué no vestir.Elegir la vestimenta perfectapara tu entrevista solía ser unatarea sencilla: un traje tradicio-nal de color oscuro podía serviren casi todas las ocasiones.Pero en el entorno empresarialde hoy, las normas han cam-biado.

  • 8/15/2019 EMPRE 06.06.2016

    3/4

    LA TERCERALunes 6 de junio de 2016 Empresas & líderes

    Otro gran error es tener unaenorme mancha de café en turopa. Un reclutador dijo que “lamancha distrae tanto que pare-ce que esté hablando contigo”.Es mejor hacer frente al “elefan-te en la habitación” y decir quete derramaste el café encima ydisculparte por eso.

    Jennifer Medeiros, gerente deadquisición de talento de Rodan+ Fields

    “Llevalo a otro nivel”, sugiere

    Medeiros. Un gran número dedepartamentos en la empresade Medeiros son muy relajadosen lo que respecta a la vesti-menta en el trabajo. De hecho,algunas personas que van alas entrevistas en pantalonesde jean consiguen el trabajo,asegura.

    Pero eso no signica que ella lorecomiende. Y preere ver a al-guien demasiado arreglado quedesarreglado. “He visto a gentevenir en traje y corbata para la

    entrevista y, sinceramente, esosiempre deja la impresión en elequipo de que la persona estu-vo dispuesta a hacer un esfuer-zo adicional”, dice Medeiros.

    “Nunca ha supuesto un impactonegativo. No desalentaría a al-guien que quiera vestirse formalpara una entrevista. Más bienal contrario; desaconsejaría unavestimenta más informal por-que siempre hay más opcionesde juicios equivocados en esecaso”.

    Colores recomendados

    La entrevista de trabajoes una situación formal,por lo que conviene ir

    vestido para la ocasión. Sivas a comprarte un conjuntopara una entrevista, es mejormantenerse en el ámbitodel mundo empresarial: azulmarino, gris, gris marengoo negro serían los coloresbásicos (trajes para ellos,vestidos, pantalones y faldaspara ellas).

    Las mujeres pueden llevarotros colores, no son acon-sejables los trajes en tonosvistosos (rojo, rosa o azul,por ejemplo). Si quieres un

    poco de vivacidad siempre sepuede conjuntar una chaque-ta de un tono más vivo conuna falda o un pantalón enun color básico. En cuanto alas camisas para hombre, loscolores más seguros son elblanco o el azul claro.

    Los colores de lavestimenta tambiéncomunicanNormalmente la gentetiende a escoger colores quecombinen bien con su tonode piel o el color de su pelo.Sin embargo, muchas vecespasamos por alto que loscolores también comunican yque los tonos de nuestra ropapueden ayudar a comunicarcosas a nuestros entrevista-

    dores y al resto de personas.

    ¿Quieres saber qué signif-can los colores?Negro: opción segura parafaldas y pantalones, e inclusopara trajes de mujer; en elcaso de los hombres, puedequedar un poco fúnebre.Evita el exceso de negro:por ejemplo, asegurate deincluir un tono que contrastey aporte algo de luz. Los más

    adecuados son el blanco y elcrema. Cuidado: las telas ne-gras baratas no absorben bienel tinte negro y pueden parecer«desteidas». Si tu presupuestoes ajustado, el negro no es lamejor opción. Además, estecolor no te conviene si tienescaspa.

    Azul marino: posiblemente, elcolor más seguro en el ámbitoprofesional, ya que sugiereintegridad y profesionalidad, yes uno de los más favorecedo-res para cualquier tono de piel,aunque puede resultar un pocoaburrido.

    Gris marengo: color muy distin-guido. De nuevo, favorece a casitodos los tonos de piel, sobretodo con una falda o un topblancos.

    Gris: un gris más claro puedeparecer apagado y sugerir uncarácter aburrido. Si no tienesun tono de piel un poco bron-ceado, tampoco realza dema-siado.

    Amarillo: creativo, enérgico,positivo y alegre. No está tanligado al pensamiento lógicoo estratégico. Utilízalo conmoderación: en una corbata, oen una chaqueta o falda en elcaso de las mujeres.

    Rojo: este tono excita el sis-

    tema nervioso, y por eso es elcolor del amor, ¡pero tambiénel de la ira! El rojo resulta muydominante, pero es un clásicopara las corbatas y las chaque-tas de mujer.

    Rosa: el color del sexo. Es,además, una opción muy «dechica», el preferido entre lascelebridades que practican to-pless, etcétera. Las camisas ro-sas de hombre están de moda

    y dejan de estarlo de maneracíclica y muy rápida. El rosaintenso puede sugerir un de-seo de llamar la atención.

    Azul: el color de la calma y laempatía. Un buen color paracombinar.

    Marrn: se considera untanto aburrido y tradicional,con alusiones a la vida rural.No está muy bien visto en losambientes urbanos.

     Verde: color suave, más acce-sible, actualmente muy ligadoa los temas ambientales. Noes el más favorecedor para

    muchos tonos de piel, ya quepuede reejarse en la cara yprovocar un extrao aspectode mareo.

    Naranja: este color se eligepara crear un ambiente posi-tivo y alegre en restaurantesy cafeterías, pero para unaentrevista de trabajo puedeser arriesgado. El naranja tos-tado es más seguro que lostonos chillones, que sugierenuna mentalidad original y unapersonalidad extrovertida.Verde azulado: una buenaelección «brillante», ya quetiene suciente azul pararesultar vistoso y serio almismo tiempo.

    Morado: color distinguido,

    relajante y que suele sentarbien a todo el mundo.Blanco: limpio, elegante, sinnada que esconder.

    Beige: puede sugerir una per-sonalidad sosa, sobre todo sise lleva de pies a cabeza.

    Caramelo: un tono algo másintenso que implica máspersonalidad y conanza queel beige.

  • 8/15/2019 EMPRE 06.06.2016

    4/4

    LA TERCERAPág 4 Lunes 6 de junio de 2016Empresas & líderes

    Empresas e impuestos

    Tope al tarifazo: sigue siendo

    insuciente para las PymesL

    os pequeños y medianosempresarios del país seestán viendo sumamente

    afectados por la alta incidenciaque está teniendo el ajustetarifario en sus costos deproducción. El impacto es tanalto, que aun implementandoun tope de 500% en las subas,muchas empresas quedaríanfuera de mercado y compe-tencia y se verían obligadas areplantear su negocio. Eso esal menos lo que opina la Came(Confederación de la MedianaEmpresa) a través de un comu-nicado.

    El problema es sencillo: el

    comercio, la industria, losservicios, el agro, atraviesanuna coyuntura muy delicadadonde las ventas están cayen-do a niveles insostenibles, conmuchos empresarios analizan-do la posibilidad real de cierreo achicamiento.

    En ese contexto, sólo haymargen para una suba gradualde tarifas, donde los preciosse vayan sincerando en un pe-ríodo de mínimo dos años, quedé tiempo para que la econo-mía y las empresas puedan irrecuperando su actividad. Peroa su vez, ese gradualismo debedenirse contemplando trescategorías: a) Pymes con bajaincidencia de la luz y el gas ensus costos, b) Pymes con inci-

    dencia media, y c) Pymes conincidencia alta.

    Para ejemplifcar• Para una empresa de usointensivo de gas, donde ese re-curso tiene una incidencia del

    20% en sus costos de produc-ción, un aumento de 500% enla tarifa le genera una suba de100% en sus costos totales,dejándola fuera de competen-cia porque no tiene posibilidadni de absorber ese incrementoni de trasladarlo a precios.

    • Hay muchos casos para gra-car. Como el de una fábricade cerámica de Chubut, que

    pasó de pagar $33.400 de gasen abril a $421.000 en mayo.Aun con un tope de 500%pagaría $200.300, que en uncontexto donde sus pedidosde producción se frenaron, notiene posibilidad de afrontar.

    • Peor es la situación paralas empresas donde el gasrepresenta un 30% de suscostos de producción, y un au-mento del 500% le genera unajuste de 150% en sus costostotales.

    • Y no son casos imaginarios.Es el caso de una pequeñaempresa de La Pampa, quefabrica tanques para combus-

    tibles, tiene hornos prendidos18 horas diarias y su facturade gas se multiplicó por 15veces; o el de una Cristaleríadel partido de Lanús, que consus hornos prendidos 12 horasdiarias, se plantea directamen-

    te el cierre porque sus costossubirán 150%.

    • Situaciones de menor im-pacto pero igualmente preocu-pantes se dan en empresasdonde el gas incide en 5 ó 10%de sus costos de producción:un aumento del 500% en gasle genera subas de entre 25y 50% en sus costos. Es elcaso de un hotel muy pequeño

    de la Patagonia, que pagaba$1500 mensuales de gas yrecibió una boleta por $25.600(1607% más). Incluso si leponen un tope de 500% a esasuba, los $9.000 que deberápagar le generan un aumento

    de 25% en sus costosde producción que no afrontar en este momla misma forma, una fcajas plásticas del paMorón, en la provincianos Aires, en la que laeléctrica representabade sus costos, un aum500% conlleva que esascienda al 35%.

    Cuando se analiza cascaso, queda en evidenque no es posible apliaumento lineal e indisdo para todas las emppor igual sin tener en impacto.

    El gobierno debe analcriterio un ajuste de eque pone en riesgo lasde trabajo y el ingresochas familias. Y para cun esquema tarifario vpara el país y los usuala única vía en la coyuactual es el gradualismcontrario, se llevará alde muchas empresas

    Cuánto subencostos de proción de la emsa con un aumto de 500% egas según la dencia que tien los costos