papá goriot - balzac

of 420/420

Post on 10-Feb-2018

241 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    1/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    2/419

    HI

    I*

    ' t * I , , .-: ' i i

    i -

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    3/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    4/419

    t

    Jv

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    5/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    6/419

    a i

    E L

    PADRE GORIOTm s r o m a p a r i s i e n s ePUBLICADA.

    F O B B A J . 5 A C .

    6 /toDuc iDa DeC jtawceJ.

    POR D. R. S. D E G,

    M l is true*

    SUAKSPf! ARE.

    TOMO. I ,

    \

    M A D R I D :>*' r*fi \ ) f% 1 * ^ 1 > * >'

    \ _ i X / y

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    7/419

    piuj>n*

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    8/419

    UNA CASA DE IHIESPEDE9.

    i l l MI. Vanquer* na tn ral de Confan, e* navieja que tiene en Par is knee cuaren ta ao* unacasa de huespedes en la calle Neuee-Sninte*Genevive entre el cuartel latino y el arrabal deSaint-Marceau. Esta posada conocida con elnombre de la Casa V a q u e r , admite indis tin-*lamente hombres y mtigeres i jvenes y vijo,sin que jams la maledicencia haya alo rado lascostumbres interiores de aquel respetable estarblecimiento: es verdad tambin que hacia treintaaos no se hahia visto en ella ' t i in g n n joven , en raoii que para que alguno la hab i

    ta se , er preciso dependiese de una famil ia deortros haberes. Sin embargo en 1 8 1 9 , pocaCri que comienza este dra m a', vivia en ella unaj

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    9/419

    -

    difcil ser encontrar materia para n duel,para venenos, para arroyos de sangre, para pasiones adlteras bajo el apacible techo de la Casa

    V a u q u r ; pero tal v* concluida la -obra aelia bran vertido algunas lgrimas intra y ex tramuros. Medio bosquejadas las poesias de esta escena sacada de la vida parisiense, no pueden sercomprendidas perfectamente sino en las e s tr e -midades de Montmartre y en las alturas de Mon-irouge , en aquel ilustre con jun to de argamasa

    pron ta caer, donde los arroyos estn negros deango, donde todo est- lleno de sufrimientos,'.lleno de alegria , y tan dramticamente agitado, que es preciso no s qu de exorbitante pa raproducir una sensacin que dure algunos nao-jnentos. Sin embargo alli se encuentcan esparcidos los dolores, que la aglomeracin de vicios yvirtudes hace tan grandes y tan solemnes de

    ;nodo que el egoismo y los inlereses se detieneny se muestran compasivos, siendo despus la im-presin que reciben como u n beneficio social^ u nabroso frut o pro ntamente devorado. 1 car rode la civilizacin, semejante, al del dolo deJ a -

    gernat, apenas se ve contenido por un coraznque enmohece sa rueda, y mas difcil que otrosde pulverizar, cuando lo despedaza inmediatamente , cont inuando su gloriosa ca rrr ra . Asi os suceder4 vosotros , 4os que teneis este libro en vuestra*manos-que hundindoos en un blando sillon

    diris: -tal.vez va divertirme, y despucs de ha

    ber leido las ocultas desgracias drl padre Goriot,comeris, con apeti to, at ribuyendo al auto r vues*fra insensibilidad tratndole de exajerado y acu-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    10/419

    ?F *

    t i n Joie de poda. AU! Bien lo saWis. Este d ra ma no e ana ficcou, ni utia novela : all istrue es tan verdadero que cada uno podr reconocerlo en los elementos de su casa* ial yf*ta su propio corazon

    /

    La casa de huspedes pertenece Mme Vauquer, y est situada en lo bajo de la calleJVei/.SainteGenevive , en la parte donde el teueno

    se llana hria la calle de los Bourguignons,por una pendiente tan spera y escabrosa, qujtrara vez la suben bajan los caballos*

    'E s ta circunstanc ia es favorable al silencioque reina en aquellas calles estrechas entre loacimborios del Val-de-Grace y del Pantheon(

    monum en tos que cambian la condicion de laatmsfera, dndole un plido colorido, y obscurecindolo todo con las tintas severas que arro?jau de sus cpula.*. AUi el eroyedrado est seco,los arroyos no tienen bar ro ni agua y la yerbacrece lo largo de las paredes. 1 hombre maaindife rente se encue nti a en rilas mortificado,

    los concurrentes tristes, el ruido de un carruajers un acontecimiento, las casas son melanclicas y las paredes remedan uua prisin. All no se encuentran mas que huspedes ordinarios, de los in s ti tu to s , la miseria , el fastidio, lavejez moribunda , la alegre juventud encerraday reducida traba jar. Ningn cuartel de Parises tuns horr ible ni mas desconocido. La!c alleNcucr.- Sain l ti - Genevive sobre todo

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    11/419

    ( 8 )para la cual no estar demasiado preparada laimaginacin cou colores oscuros ideas graves.Asi paso paso disminuye la claridad del dia,

    y se entristece el canto del conductor, cuando elvagetO desciende las catatumcas. Verdaderacomparacin! Qu es lo que mas horroriza, corazones disecados, crneos vacos?

    La fachada de la C asa V au quek da unjardinito, de suerte que cae en ngulo recto so-

    bre la calle Nueve-Sainte-Genetneve donde seen cuen tra corlada en el fondo. A lo largo deesta fachada nt re la casa y el jardinillo existeun canaln de una lo?sa de ancho, delante del

    Cual hay un pasadizo desempedrado adornadoton jeranios , laureles y granados , plantados en.mazetas de loza azul v blanca. Se entra en este pa

    sadizo por un postigo sobre el cual hay una mues-tra que dice Casa Vaqer y por debajo : Casa de huipedes de ambos sexos De da un cancel provisto de una campani lla chillona , dejaver sobre la pared opuesta la de la calle unnicho pintado por un artista del cuartel , y enel fondo que aparenta la pin tura una estatuaqoe represen la at Amor ; recordando esta in scripcin medio borrada puesta en el zcalo , eltiempo & que se remonta aquel adorno, po r el-entusiasmo que testifica hc ia Volta ire , quelleg Paris en 1 7 7 7 .

    He aqu tu daeiio, aunque, nio leve: 1 lo ha sido, lo es, 6 serlo debe.

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    12/419

    Al caer la noche v cl cancel e* reera placadop o r una puerta.

    *

    El jardin illo , tan ancho como el largo de lafachada , est encajonado en tr e la pared de la calle y la medianera de la casa vecina, al largo dela cual cuelga una capa de yedra que la ocult aenteramente, y atrae las miradas de los que pasan, por un efecto bastante pintoresco en Paria.Cada un a de estas paredes se halla entapizada

    con parras, cuyos frutos daados y podrido*son el objeto de las Inquietudes anuales deMme V au qu er , y de sus cocversaciones con sushuspedes. A lo largo de cada pared h ay unacalle estrecha de setenta y dos pies que conduce un cenador de ti lo s, palabra que Mme. Vau*quer , aunque n atu ral de Conflans, pron unc iatercamente tillos, pesar de las observacionesgramat icales de sus huspedes. E n tr e las do*calles laterales se halla un cuadro de alcachofasdefendidas por rboles frutales acopados, yguarnecidas de aced eras , lechugas y pe regil.En el cenador de tilos est colocada una mesa}

    redonda pintada de verde y rodeada de sil las,donde los huspedes ba stan te ricos para tomar,caf va n saborearlo en la can cula con u n calorcapas de empollar huevos

    ,

    La fachada de piedra y revocada con esacolor amarillq que da un .ca rcte r innoble c a t

    si todas las casas de Par s tiene tres pisos,, y cada uno de estos cinco ventanas con, vvidicra*y celosas tan desiguales, que parece que rega-

    ( 9 )

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    13/419

    Ain ent re s. En el pis bajo hay tambin do t to U nas con re ja s , y detras, del edificio u ncorra l de veinte pies de an cho , donde viven enbuena armona cerdos, gallinas y conejos. En 1

    ibndo un cobertizo para encerrar lefia , en tr eel cual y la ventana de la cocina se suspende ladespensa , y por bajo de ella corren las aguasinmundas. El corral tiene una puerta la callenueva Neuve-Sainte-Genevive , por donde lacocinera arroja la basura de la casa", limpiandoaquella sentina fuerza de agua , bajo pena dapestilencia.

    %

    El piso bajo na tu ral m en te ' destinado paralos huspedes se compone , primero de una pie-sa alumbrada por las dos ventanas , que comunica un comedor separado de la cocina por el ,

    hueco de una escalera. No es posible hallar cosam i l lbrega que aquel salon amueblado con sillas de cerda buenas y m a la s, y en medio unamesa redonda con la tabla de marmol de Sain -t e Anne , condecorada con la batea de porcelanablanca con filetes dorados medio borrados,iguales las qne se encuentran hoy en to

    das partes. Los muebles de aquella pieza nialentarimada sirven de apoyo las cadas de lascortinas , hallndose cubierto el resto de laa

    paredes con un papel barnizado, que representaas principales aventuras de Telemaco, cuyoslsicos ' persona*e< conservan aun su colorido.El tablero de la ventana presenta el festin dado

    1 hijo de Ulises por Calipso , y hace cuare nta aos que aquella escena escita las chan-

    ( 1 0 )

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    14/419

    ( 1 1 >tas de los jvenes huspedes , que se consideransuperiores cu posicion , burlndose de I comida que los condena su miseria. La chime-* -nea de piedra tiene un logon , cuya limpieza

    parece atestiguar qui; no se enciende fwgo en sino en la grandes ocasiones, y dos jarrosde flores con fanales acompaan un relox demarmol blanco de) mas psimo gusto. Aquella 4pieza exhala un olor que no tiene nombre en elidioma, y que es preciso llamar olor de pen-

    t i o n , pues huele encierro, mohoso y rancio : produce fri y humedece la nar iz t im pregna los vestidos, tiene el sabor de comedor; .y por lt imo huele vagilla despues de h ab e r 'servido, repostera, hospicio. Acaso pediera describirse, si se inventra una operacin para valuar las cantidades elementales y nausea- '

    bnndas , que arrojan all las atmsferas ca ta rrales y sut generis de todos los huspedes jve- 'nes viejos. Pues bien , pesar de estos horrores , si se compara con el cotnedor que est con^tiguo, se le considera elegante y perfumadocomo un retrete.

    ;

    En tar imada en un todo aquella pieza, fuepintada antiguamente de un color que no se distingue hoy , cuyo fondo se halla cubier to dem u g re , presentando unas figuras mu y raras yestradas. All se ven unos armarios que contienen garrafas empatiadas con adornos de mtetl,

    y una porcion de platos de porcelana basta ronhordes acules fabricada en Tournay. En un ngulo est colocada una caja ebu divisiones n - '

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    15/419

    ( 1 2 )mersdas , que sirven para guardar las servilletasmanchada* de cada husped. All se encuen tranlos muebles indestructibles proscriptos en to

    das partes , colocados como los restos de la ci-*vilizacion en los Incurables : un barmetro decapuchino, que sale cuando llueve, grabadosexecrables que quitan el apetito ,. ron marcos demadera barnizada de negro y filetes dorados,un reglamento descascarado incrus tado en co

    b re , una estofa verde, quinqus de Argaud,

    cuyo polvo se combina con el acei te , una lar*ga mesa cubierta con un hule tan grasicnto,quo un travieso, huesped externo puede escribir .en l su nombre sirvindose del dedo en vez de

    * #

    estilo, sillas estropeadas, pedazos miserables dees te ra , braserilJos llenos de agujeros abolla

    dos, goznes desvaratados pertenecientes&

    puertas tiznadas y carcomidas, Para conocer cuanviejos, rotos, podridos, mancos, lbregos, invlidos , en trmino espi ra r, estn aquellosmuebles, seria preciso hacer una descripcin,que retardara demasiado el inters de esta historia, lo que no perdonaran las personas ejecu

    tivas. 1. piso est lleno de cuestas producidaspor el roce continuo ; y por ltimo reina all ,la miseria yerta y sin poesia , una miseria econmica , reconcentrada , raspada ; que no tieneb a r r o , pero, si manchas ; que no tiene agujeros ni girones, pero si la putridez con barbas.

    I f ' S i * \ M - . .

    Aquella pieza adquiere su lustre cuando las-siete de 1? m a a n a , el gato de Mme, V au -quer precedido de su ama, salla sobre los arma*-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    16/419

    ( 1 3 )rio para ofatrar la leche que contienen muchaslasas cubiertas coa platos, acompaando esta ac-ciou coa su rou rou matinal. Inmediatamente que

    se presenta la viuda emperifollada con su gorrode tul , del c^al penden unos postizos mal colocados, y arr ast ran do sus arrugadas ch ine las , secompleta aquel espectculo. Su maciza carade jamona, en que sobresale una nariz depico de lo ro , sus manos gordinflonas , e* persona,.rolliza como raton de 'glesia , su talle dema

    siado robusto y vacilante, estn en armona conaquella sala, donde resuda Id desgracia, donde seacurruca la especulacin , y donde Mme V au-quer respira un aire ftido sin sent ir la menorincomodidad : su figura frasca como la primerahelada de) otpo, sus ojos rasgados, en fin , toda su persona esplica su casa, como su casa im

    plica n persona* La robustez descolorida deaquella muger, es f l producto de semejante vida,como el tifus es la consecuencia de las exhalaciones de un hospital* Su zagalejo de lr.ua de

    punto de agja que traspasa su primera barquilla, hecha de un vestido vicj^ , cuyas filachas se

    escapan por los girones de la te la , compendiael salon 4 el comedor y el jai m i to , anuncia lacocina y hace presentir los huspedes*

    ' 4 -f .Contando cerca de cincuenta anos, Mme.

    Vauqner se parece tc^as las jiiu:yrc.$ que lian esperimentado desgracia st tiene, los ojos vidr io

    sos , el aire uocente de una tercera que v enfadarse para que le paguen mas ca ro , y se

    presta todo para dulcificar su suerte. Sin cm*

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    17/419

    , ( 14 )bar go es buena mger en el fondo , dicen la*huspedas , que oyndola loser y quejum brarsccomo ellas, la crean sin fortuna . Qu fue M.Vauquer ?' Jams se esplicaba ella acerca del di

    fu nto Como perdi sus bienes ? Con las desgracias, responda. Su marido se haba conducido mal con ella, y no le haba dejado mas queojos para l lo r a r , aquella casa para vivi r y e)derecho de no compadecerse, de ningn desgraciado y porque deca que haba sufrido todo lo que era posible su frir.

    Oyendo tr ast ear su a m a , la rolliza Silvia,la cocinera , se apresuraba servir el desayuno los huspedes internos , porque generalmentelos estemos no se abonaban mas que por la co*mida que costaba 3 7 francos al mes

    En la poca en que empieza esta his tor ia,lo in te rnos eran siete. 1 primer piso con tenia losdos mejores aposentos de'a casa. Mme. Vauquerhabitaba el mas pequeo y el ot ro perteneca Mme, Coulure, viuda de un comisario ordenador de la repblica francesa, que tenia consigo

    4 una joven llamada Victorina Taillefer, quien servia de. mad re : la pension de estas dosseoras ascenda dos mil y doscientos francos*Los dos aposentos del segundo piso eslaban ocu

    pados, uno por un viejo llamado Poiret, y el o tropor un caballero de cuarenta aos con pelucay patillas te idas , v que decia era un antiguo

    negociante llamado M. V au tr in . El tercer pisose compona de cu at ro aposentos y de los cuales

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    18/419

    < 15 )dot estaban alquilados, el uno por ana viejoaillera llamada Mlle. Micbonnrau y el ot ro

    por un antiguo fabricante de fideos y almidn,que consenta le llamasen el padre Goriot. Loa

    otros dos cuar tos estaban destinados los pja-ros de paso, es decir, los desgraciados estudiantes que como M. Goriot y Mlle. Michonneau,no podian dar mas que sesenta francos al ma

    por su comida y habitacin. Mme. Vauquerdeseaba poco la permaneca de ellos , y no lo*tomaba sino cuando no hallaba otra cosa mcjoi,

    pnes coman demasiado pan.

    En aquel momento uno de aquellos cuarto*perteneca un joven recin llegado de las cercanas de Angulema para es tudiar leyes ; cuynumerosa familia se someta las privacioue*

    roa crueles, con el objeto de enviarle mil y doscientos francos a) ao Eugenio de li as tignac ,que asi se llamaba, era uno de los jvenes formados por la desgracia para el trabajo, que com

    prenden desde su infancia las esperanzas que enellos colocan sus padres, y que suei\an en unhermoso porvenir, calculando de antemano el

    trmino de sus estudios amoldndolo al movimiento futuro de la sociedad, para ser los primeros en estrujarla. Sin estas curiosas observaciones , y la h. bilidad con que supo conducirse en las tertul ias de Pars , esta relacin nohubiera sido pintada con sus verdaderos colores, los que deber sin duda su esp ri tu sagas y su deseo de penetrar los misterios deuna situacin horrorosa, tan cuidadosamente

    . . . F *

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    19/419

    ( 16)disfrazada , tanto para los que le hablan creado,como para el que la sufria.

    Encima el tercer piso haba un desvan paratender ropa y dos guardillas , donde dorman uncr iad o llamado Cristbal y la gruesa cocinera

    Ademas de los siete huspedes internos, Mme.Vauquer tenia un ano con otros odio estudian

    tes de derecho medicina, y dos tres que residan en el cuar te l , todos abonados por la comida sala; cuya hora contena la sala diez y ocho personas, y aun podia ad mit ir veinte.Por la mafiaua se encontraban en ella solamente los siete huspedes internos , cuya reun ionofreca dura nte el desayuno el aspecto de una

    comida familiar. Cada cual bajaba en chinelas,permitindose observaciones familiares sobre eladorno y maneras de los es te m os, y sobre losacontecimientos del dia anterior, espresndosecon la confianza de la intimidad. Estos sietehuspedes eran los ninos mimados de Mme.Vauquer , que les dispensaba con una precis ionde astrnomo los cuidados y las atenciones, con.arreglo al va lor de lo que pagaban. Una mismaconsideracin a f e ta b a aquellos seres reunidos

    por el acaso, l ^ s dos huspedes del segundopiso no pagaban mas que cien francos al mes.Un ajuste tan riidico que no se encuen tra sino

    en el atabal Saint -Marcel , entre la Bourbe yla Salpetriere , anunciaba que aquellos huspedes , escepcion de Mme* Coulure, deban h a -

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    20/419

    ( H )liarse bajo el peso Je desgracias mas menosagudas , mas menos aparentes. Asi que , elespectculo doloroso que presentaba el in te rior

    de la casa, se retrataba en los vestidos igualmente destrozados de los que residan en ella. Unosllevaban levitas , cuyo color era problemtico,zapatos como los que se arrojan la basura enlos cuarteles elegantes , camisas t'aidas , vestidosque no tean mas que. alma. Oros llevabantrajes muy usados, retenidos , descoloridos , vie

    jos enca|es remendados, guantes arrugados , gargantil las encarnadas y paoletas con girones*Ca! todos presentaban un cuerpo sl idamentearmado , y constituciones que habian resistido las tempestades de la vida. Alji c veiahrostros fr o s, du ros, oscurecidos como el de lasmonedas gastadas, bocas march itas , aunque ar

    mallas de ansiosos dientes , en fiu eran dramasambulantes, no los dramas representados en untr amo y en1.re lienzos pintados , sino dramas vivos y mudos, dramas helados que .conmuevenardientemente el corazon, dramas continuos. ;

    9 * ' \ , *

    ' 4La vieja soltera Michonneau llevaba encima

    de sus fatigados ojes tina grHsienta visera de ta-fetan verde con un ar de alambre, que hubieraespantado al ngel de la piedad. Su chal confranjas delgadas y lloronas , pareca cu br ir unesqueleto , segn lo angulares que eran las formas que ocul taba . Qu accdo hahria despo

    jado esta criatura de sus formas femeninas, tkatencin que se ecbafia de ver que haba sidobonita y bien hecha ? j Seria u l vex el vici

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    21/419

    { 18 )la melancol a, la estupidez? H abra amad*demasiado ? Habia sido de las muge res quevenden hechizos, solamente cortesana? Es

    piaba los triunfos de uua juventud insolente,ante la cual desaparecan los placeres, i causade la vejez de que huan los que pasaban ? Sumirada blanquecina produca fri, su figura pocomedrada amenazaba, y tenia la \o z aguardentosade una cigarra chillona en su matorral al acercarse el invierno. Deca que habia cuidado unviejo atacado de la orina, abandonado por sushijos, que lo crean sin recursos, el cual le habadejado mil quinientos francos vitalicios, disputados cada instante por los herederos con calum nias > que estaba lejos de merecar. Aunqueel fuego de las pasiones haba destruida su fi

    gura, aun se encontraban en ella los vestigiosde una blancura y delicadeza en la tez , que ha*can suponer que su cuerpo habia conservadoalgunos restos de belleza*

    % * > # * % . .

    Mr. Poret era una especie de mecanismo.-Al verlo pasear como una plida sombra i lo

    largo de una calle del Jardin de las p la n ta s , Jacabeza cubierta con un viejo sombrero desmalazado , teniendo en la mano con trabajo su

    bastn con puo de marfil a m a r i l lo , dejandoflotar los faldones ajados de su levita , que encubra malamente unos calzones casi vac os , yunas piernas con medias azules que se bambo

    leaban como las de un hombre embriagado; al^ver su chorrera de gruesa muselina abarquillada , qne se unia importer lamen le la corbata

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    22/419

    ( 19 )liada i sn cuello

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    23/419

    choca con la masa general de los pensionistas Yresidentes. Aunque Mme. Victorina Taillefertenia una blancura plida , semejante & la delas doncellas op iladas, y se una al sufrim ientogeneral que formaba el fondo del cuadro, poruna tristeza habitual, una presencia comprimid a , un aire triste y helado, su ros tro no eraviejo, y se encontraba ligereza en su voz y enus movimientos : en fin f era una desgracianueva, un arbusto de hojas florecientes acabado

    de plantare n u n

    terreno contrario. Su fisonoma , sus cabellos de. un color rubio leonado, sudelicado talle, 1 1 0 carecan de gracia. Vestidossencillos y poco costosos cubr an sus formas , yera linda atendida su posicion. La felicidad es la

    poesa de las mugeres , como las galas son susadornos* Si la alegra de un baile hubiera refle

    jado sus rosadas tintas en aquel plido semblante , si la dulzura de una elegante vida hubieraan m alo sus mejillas y -e l amor sus abatidosojos , hubiera podido competi r con las doncellas mas hermosas .. Pero faltbale lo que d una muger or segunda vez la existencia , un17 w

    beso- robado, T i n billete amoroso, en cuyo ca

    so su historiahubiera dado mater ia para un libro. Su padre crei tener razones para no reconocerla y tenerla cons igo, sealndole seiscientos francos al an o , y desprendindose en laapariencia de sus bienes para poder dejarlos enteramente su hijo. Parien ta Jojana de la ma-dre de Victorina , que muri en su casa de desesperacin , Mme. Couture cuidaba de la hurfana como s fuera hija suya. Desgraciadamente

    (50)

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    24/419

    . (2ula viuda del comnari'ordenado r de Io ejrcitos'de* la ' repbicaV no^disfrutando" mas qu(tuna pension su viudedad1, debia dejar un diai esta pobre nia sitr esf>rieiicia y sn recv

    aos ' merced del miFndo.'Todos* l ri s d(jmi:>goilleVba4 VictoViiiaVi oii* t 1 sa f y i 'crifrsai*cada quince diasj fOrftiando'de ella todo eVeii 'urt doncella' piadosa , tf'via ra ton, puelos seutmientoS religiosos otrecian tur porvenir aqulla nina desconocida p o r su pdre , iquien amaba y i cuya casa rba todos los aopara fconsrgnrr el pidort de' ii nVadre * encon-*-irartd^tiekorable todos los^aftos' l puerta d Urasa palcYn.' Su herman , su duico apoyo', *0liaUia'Ido verla rt tf ia tr a r io s*ni l liabienvdtfsocorro l^'tin^, *SrJ

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    25/419

    ( 22 )gusto. Aunque escaso de vestido , si se vea p re cisado usar diariamente trajes del ao an te rior, sin embargo algunas, veces poda salir ta n

    bien pqeato como un hombre elegante. Generame nte llevaba una levita vie ja, un psimochaleco, la picara corbata negra , aja da , mal

    pues ta , lo estudiante, un pantalon proporcio*nado, y botas con suelas nuevas.

    . )E n tre estos dos personages y los anter ioref

    servia de trans icin Mr. Vau tr in , hombre decuarenta aos, con patillas teidas, una deaquellas personas de quienes suele decir el vulgo: ved ahi un famoso Lruan! Sus espaldas eraanchas, Ja figura bien desenvuelta msculosaparentes, manos rollizas, cuadradas, y manchados los dedos con pelo 1espeso de u n rubio

    encendido. Su figura con tenia algunas arrugasp rem aturas , y un caracter. duro se ocultababajo el velo de unas maneras flexibles y a tractivas. Su voz,, de bajo atenorado en armonacon su bulliciosa alegra, no desagradaba. Sialguna fe rr ad u ra estaba entorpecida inmediatam ente la qu itaba ,la arreglaba, la daba aceite y la volvia poner , diciendo : esta me conoce como rar conocen los na vios , la m a r , laF ra n c ia , el estr anj ero, Jo# negocios, los hom

    bres , los acontecimientos, las leyes, los palacios y las prisiones. Si alguno se quejaba demasiado inmediatamente,, ofreca us servicios.

    Jialpa p a j a d o muchas veces dinero Mme.Y^uquci y. alguno^ pensionistas, los ftue primero se t^ubierau mue rto que no pay u l^j pues

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    26/419

    (2 3 'I pesar de so aire agradable, amedran taba c o n cierta mirada profunda llena al parecer de resolucin* Del mismo modo que escupa , anun

    ciaba con una sangre fria impertu rbable , queno se debia volver alr as delante de un crimen

    para salir de una oposicion equvoca. Sn miradaera nn juez severo que llegaba al fondo de todaslas cuestiones, de todas las conciencias, de todos los sentimientos. Su modo de vivir consista , en salir despues del almuerzo, volver & lahora de co m er , corretear toda la tarde hastamedia noche, que volvia i en tr a r en casa eonla ayuda de un picaporte que la habia confiado Mme. Vauquer , siendo el nico que gozabade semejante favor. Es verdad que tambin erael que tratab a mejor la viuda , quien Ha*

    maba mam copndola por la cintura, fineza que no daba ella su verdadero valor por creerlocosa muy fcil, cuando solo Vautrin tenia los

    brazos bastante largos para rodear aquella rolliza circunferencia. Uno de los rasgos de snca ract er era pagar veinte francos al me, por riplacer que disfrutaba ron el licor que st ser

    via los postres. Personas menos superficialesy que estuvieran libres dr.l torbel lino de la vida parisiense, ancianos indiferentes i todolo que directamente no les to ca, , hubieranreparado en la impres in dudosa que Ies causaba V autrin , quien-sabia adivinaba los neg-ios de los que andaban so alrededor, mien

    tr a s que ning uno poda p ene trar svs pensamenlos si sus ocupaciones. Sin embargo, aunque ptocuvalta cubrirse cjw s *pateWc-,-t*u*

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    27/419

    /

    ( H ) a t t i r a i , s r t complacencia y a l e g r a , d e j a b amuchas veces penetrar' pesar suyo e l fondohoihle de su carcter; y un arranque digno de

    Ju v en a l, complacindose a) parecer en mofarsed e las leyes, eu satir izar la a l t a sociedad y e i iconvencerla de inconsecuencia conmigo misma,deba suponer que &nservaha alg'*n rrnco r alestado social , y que l lema en el fondo de s aVida un misterio cuidadosamente guardado.

    :: Atrada agradablemente pbr la fuerza del

    Wno pbr el pbrvenic del *ot ro , Mllei Tai lle-fe r divida su furtlvrtS'miradas entre e l . cua -

    dragenaro y el joven es ludan te , p e ro n n g u -no" pareca pensar en ella , no obUaete q ue daun da otro la fortuna poda cambiar su posi

    cin y conver ti rla en un rico partido* < * * |

    * Pr or? parte uadie se tmaha el trabajo.*r vicriuar si ' Ias< desgracias de ella eran ver-

    dadeftig falsaS; pues existia entre todos un* 1 indiferencia mezclada de desconfianza , que re-- *u jiiba de sus respectivas situaciones, Cbnorian

    que calecan de medios para aliviar sua penas,y miStuament haban agotado las palabras de

    consuelo: semejantes:: Aai casados de nurho / . *. f . f * ' *tiempo,-no-teirin nada ^ne decirse, quedru-

    - . doles bolamente las relacionas de una vida-'4i*le-Ji .einif, f-el^uego de uni) rueda sin aceite.To'los

    ^ pasaba con indiferencia delante de nn riego,

    e ian s ic emotion* la.>relacionad*- una desgracia,y veia n un mueri0 la-4fl;luc.ioii. de un prohle-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    28/419

    < 5 )nas terrible agona* La nias felia de aqn>?llajalmas era Mme Vauquer, que regaaba ni aquejlibr hospicio, que posea sola el jaud inilo, tjinen el silencio y el fri, la sequedad y la hu

    so edad hacan tan vasto como una lumha. Ellasola Encontraba a t rae ti vos.. en aquella casa p-1ida y tr is le , que olia a verde gris de nios.lr.a~dor , le. pertenetian aquellas chozas donde al imentaba unos miserables , :que habia logradoconseguir fuerza dr trabajas, y sobre los cuales ejerca una autoridad respetada. Dndehubieran encontrado aquellos pobres al precioque elipse Jos proporcionaba, sanos y suficientes aijrpeMlos , jV, habitaciones que su antojo

    s 00 ' ^ f*r '* J I podian convertir, s ino

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    29/419

    (58)huspedes, pan que fuera objeto de un menos

    precio que tocaba en od io , de una persecucinmezclada de piedad, de tan poco respeto en su

    desgracia? Ilahia dado motivo para ello conalgunas ridiculeces rarezas, que se perdonancon mas dif icultad que los vicios? F.slas preguntas pueden hacerse tambin respecto m uchas injusticias sociales. Tal vez es propio de lanaturaleza humana hacer sufrir todo al que todolo soporta con una verdadera humildad, por

    debilidad indiferencia. No nos gusta esperi -mentar nuestra fuerza costa de alpino algunacosa ? El ser mas dbil llama A todas las puertas cuando hace fri f

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    30/419

    ( 2 7 )b* respetuosamente M. G orio t , hizo que je leconsiderase como un imbcil que no entendatus negocios. Vino M. Gorio t con nn guardaropa bien provisto f y un ajuar magnfico, pro

    pio de un negociante f que no se escasea nadaretirndose del comercio. Ya haba visto conadmiracin Mme. Vauquer diez y ocho cato isasde media^holanda, cuya finura era mas notablepor llevar el fabricante de fideos en la chorrerados alfileres unidos con una cadena 9 rnouudocada uno con un grueso diamante* Generalmente iba vestido con un frac azul de paoponindose cada da un chaleco de piqu, blancota jo el cual fluctuaba su abultado vientre, quehacia br inca r una pesada cadena de oro guarnecida de miriaques. Su caja tambin de orocontenia un medalln con pelo, que lo eticaba

    tn la apariencia de algunas buenas fortunas, ycuando su patrona le acus de ser un galancetese asom sus labios la grata sonrisa de una

    persona de poco tonoy cuando le han tocado enti punto que le lisonjea. Llenronse sus armarios con una numerosa vajilla t encendindoselos ojos de la viuda, cuando le ayud oficiosa

    mente i desliar y colocar cucharones, cubiertos,vinagreras, salseras, muchos platosf desayunos deplata sobredorada , en fin, piezas mas menosbellas que pesaban cierto nmero de marcos , yde* las que no queria deshacerse, porque eran regalos , que le recordaban las solemnidades de svida domstica.

    Esto, dec i a Mme Vauquer, t ornando un pla ta

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    31/419

    ( 2 R ) .. *y na escudilla, uya xubit r ta representabados

    palomas besndose, es el primer, .presente queroe hizo mi muger al ano de nuestro casamien

    to : la pobre invi rt i en ello todos sus ahorros/ - # . * i ' ? . t * * t Vi ' V i )

    de soltera. Mirad seora, mejor quisiera rayar)a tierra con mis unas que deshacerme de esto

    V . ' ( A " ! ** ' V i * ;

    Gracias Dios podr tomar en esta taza michocolate por las .maanas, lodo el resto-de mi: " , v-r. -, ' . ; 4 ivida. No s< y digno de lstima, jrjes tengo lo suficiente paia vivir largo tiempo.

    r r- . y **.

    9 ' . V |?\ < * :{ V vEn fin, Mme Vauquer haba visto, con susojos de urraca algunas inscriciones sobre elgran libro que . sumadas por encima cjaha.n M. Goriot una renta de ocho diez mil fran-*

    ' s %* * * * ^

    eos , y desde entonces Mme* Vauquer, na lu ralde Confiaos, que tepa cuaren ta y ocho anos

    pero que no admtia mas que treinta x\ nueve,tuvo ciertas ideas ; pues aunque ios prpados de3\. Goriot, estaban vuel tos, hinchados , y eranecesaria limpiarlos tree en tendente , le. encontrab a un aire agradable y comme il faut. Ade-.. T>*> ti' rt * ' ' s' % **

    mas sus rollizas y sobresalientes pantorril laspronostica ban ..igualmente qg.. su .t larga ^jiarizcuadrada? cualidades morales que convenan la

    . j*;> 7 *;!, ; : v./ - iviud a, jr .que confirmaba el rosro luntico ycandorosamente simp!? del buen, hombre , queflebin s.r una beslia so lid ament formada, capaz

    : i m * 9 * : *J - * ' v f * VJde, es pender .todo si espri tu de una manera sen-

    . . * . # * * .tirnenial. El peluqup;p deja escuela politcnica,

    venia odas >st. maanas empolvar sus cabellos de ala de pichn, que. scuaJabph. cinco pu n-tos tu su frente* y adornaban perfecta raen te sa

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    32/419

    ' .rir.ti '.i . ' V Jfisura, (Aunque un poro ;r*Oat. t s } ^ :f&Alh im

    ti*. 7f faK.y cinr? :a,f!,rW**'J?WkM9P.HL**nd*, ? ! *. .tabaco , .y.!^r I.fcftg^qrA -W^V

    segnr de. tener siena pj, su caja llena de ocultaqn* el da que se ^ ^ l p n aqiifjl ls , , ^^ltn> ~ iP ?r $o u

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    33/419

    < 3 0 )linguidas personas que la frecuen taban. Intrig mucho para cambiar el personal de sus huspedes, manifestando que no admitira en adelante

    mas que personas distinguidas bajo todos conceptos. Si se presentaba un estraiio, celebraba lapreferencia que M. G orio t, uno de los negociantes mas notables y mas respetables de Parisle habia concedido, y distribuy prospectos, cuya cabeza se lea Casa Vauquer.

    Deca en ellos que era una de las mas antiguas y estimadas casas de huespedes del cuartellatino, que tenia una de la s'm as agradables vi s-la s sobre el valle de Gohvlins fefectivamente sele divisaba desde el tercer piso) y un li* do ja r-din , cuyo fin se. estendia una calle de ti los,hab lando por l tim o de sus ares saludables y

    de sv soledad. i y

    Estos prospectos le trajeron i la con de. ade Am berm esni l, muger de tre inta aos, queaguardaba se concluyese la liquidacin y arreglode una pension que se le debia, en cal idad deviuda de general muerto en el campo de bata

    lla. Mme. Vauquer arregl su mesa, puso fuegoen el salon por espacio de seis meses , y cumplicon tanta exactitud lo prometido en los pros

    pecios , que gast de lo sujo: asi es que la condesa le deca llamndola su querida amiga ( quelia le procurara la baronesa de Vanmci'land,

    y la viuda del coronel Picquoiseaud, dos amigas suyas, que p? gi ban en el Marais una pension mas costosa que la de. Vauquer; curas dos

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    34/419

    miga* estar an ron mas conveniencias, cuando*1 ministerio de la guerra concluyera sus negocios*

    1

    Pero, decan, los ministerios no concluyennunca nada *

    Las dos viudas suban jun tas despues de comer al cua rto de Mme. Vauquer, donde ch arlaban , beban y coman las golosinas reserva

    das'. La condesa aprob mucho las mi ras de sapatrons solire M. G o r io t , miras excelentes,(que ademas habia ella adivinado desde el primer da] pues lo haliaba un hombre perfecto

    A h mi querida seora, un hombre sanocomo m is ojos, le deca la v iu da , un hombre

    bien conservado, y que puede dar todava gusto una mugir,

    La condesa hizo observaciones generosa* 4Mme. Vauquer sobre u compostura , qw noestaba eti armenia con sus pretensiones.Es pre

    ciso poneros en u n pie de guerra, le decia.Despues de muchos clculos las dos viudas

    fueron juntas al Palais Royal, donde compraro n un sombrero ron pluma* y u n go rro : despues la condesa artastr tras s i su amiga alalmacn de la pequea Ju a n ita , donde eligie

    ro n un vestido v una banda. Cuando se rr a -plearon tntas estas mtiniciones y la vnilai o h c Jas anuas i sn asruielaba pcrfWla-

    ( 3 1 )

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    35/419

    i n )

    mente ,la muestra del B uey% la moda; peroi ella le pareci que se habia traslormado tanventa josamente, que aunque poco amiga de darse crey sin emba go obligada la CMuiesa v le

    suplic admitiese un sombiero de vein le .. t rancos ; bien es verdad que ella contaba con pr.dir.-le el favor que sondease NI. Goriot f inclinndole para que conviniese en su plan. VIme#de'.Anihfrmesn-Ut.se prest ello muy amistosa n en la y-cevc al viejo .fabricante de fideos,con el que logr j or lt imo tener una conleren*cia Despues der habei lo bailado muy pudibundo,;por no decir refractario las tentativas quele sugiri *su deseo particulav de seducirle porsu propia cuensa , sali ir ri tada de su grosera.s*.. ; i -To

    ngel mOf dijo su querida .amiga,fnad^

    sacareis ile ese hombre. E$ ,descoligado hasl^.Jarid iculez, un cicatero , una bestia , un .qi*que no os dar mas que disgustos.

    i , t x..' ; ^ f .. , i ,, # * w \ 4 r *

    , Hnbp enlre M. .Govint y M/ne. de Anibe^*xacsiiil tales cosas , quq,vb? ..coudesa norn conli ars e roas con l. M ai fijse , 1a. Vanan*

    siguiente, olvidndose pagar'trinco meses de pension , y>.-&eatfdo.'tina *W u sijcia. ,valuada en finco

    i . * f 9

    francos, For in * nue hi?o< Mfnp*. Vaufluc pas*encontrarla na pudo oblen,ec sena, alguna, enPars d^ la *-ojdcsa de .,A*q be* jijes nil. Si-jrjpre

    . ' * ' *t , '

    hablaba. d t t l c s l p . v i e ^ r o f , qut'ii dose de. sv much a-. confianza ,.f aunque era ,pi3 desconfiada que una {'ala; pe-.# Ic; surrdia lo que muchas .persona que drsccnii&x de sus |>au n*

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    36/419

    ( l u , y se entregan 1 printer recien Tenido. He'cho moral , raro, por verdade ro, coya raie ei

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    37/419

    ( 3 4)al honrado fabricante de fnlcos como el motivode su infortunio, y comenz, segn deeia desquitarse por cuenta suya. Cuando reconocila inutilidad de sus arrumacos y gastos de re

    presentacin , no tard en averiguar la raznconociendo entonces que su huesped tenia ta m bin , segn anadia , sus marchat. En fin*e convenci que su esperanza tan dulcementeacariciada reposaba en una base quimrica r yque no sacara nada jams de aquel hombre , se

    gn la espresion enerjica de la condesa, quepareca perita en el asunto ; entonces sa aversion fue mayor que liabia sido su amistad, porque su odio no i'u en razn de su amor , sinode sus esperanzas burladas. Si el eorazon humano descansa subiendo la cuesta, del afecto, rar avez se detiene sobre la pendiente rpida de sus

    sentimientos de odio ; pero como Goriotera su huesped , se vi obligada reprimir laespU>sion de su amor propio herido , e n terra rlos suspiros que le caus este fraude, y devora r sus deseo de venganza, como un fraile vejado por su prior. Lo> espritus mezquinos satisfacen sus sentimientos buenos malos por

    medio de pequeneces incesantes, y la viuda emple su malicia de rnuger, inventando sordapersecuciones contra su victima. Comenz,, puespor desterrar lodo lo superuo introducido enla casa.

    ;No mas pepmtlo en adobo! N o masanchoas! Estas son simplezas! deca Silviala maana que volvi su an-ti^uo programa.

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    38/419

    ( 35 >Pero M. Go rio t era un hombre frugal en

    quien la parsimonia necesaria i las perseas*que forman por i mismas sus fortunas, haba

    degenerado en cos tumbre . La sopa,, la vaca, u nplato de legumbres, haban sido y deban sersiempre su comida predilecta. Por consiguiente,fue muy difcil Mme. Vauquer atormentar l a huesped, pues no poda escasearle los gustos.Desesperada al ver que era un hombre inataca

    ble , se puso desconceptuarlo, haciendo par

    ti c ip ar de su aversion 4 los demas huspedes,que por diversion contr ibuyeron 4 su vnganla .

    Al conclu ir el primer a o , la viuda haballegado 4 un grado tal de desconfianza, que sepreguntaba por qu aquel negociante rico, con

    siete ocho mil libras de renta, que posea unavagi lia soberbia y alhajas tan hermosas , comolas de una joven birn mantenida , permanecaen su ca sa , pagndole una pension tan mdicarelativamente su for tuna . Las veces que coma fuera M. G o r io t, convenan demasiado

    los intereses de Mme. V auquer, para que nodejara de incomodarle la exacti tud progresivaron que su huesped coma en su casa. Esta madama se atribuy tanto 4 una lenta disminucin de fo r tu n a , corno, al deseo de co nt ra ri ar4 su patvona, porque unas de las mas detesta*

    bles costumbres de los espritus lilliputicnses es

    achacar 4 loa de ni a* la mezquindad propia ; pero Je*graci

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    39/419

    . ! > )jeto, pidiendo Mme. Vauquer pasar a* segrtn do piso y reducir sa 'pension ii mil doscientofrancos vftfndose prensado usar de lan estricta ecoluimia , que nl volvi encender1 fue

    go en su cuarto dur an te el invierno. La v,udaVSuqtii4 quiso que le pagase adelantado , ii loquVco'nffTie el vicio, la vergenza la iniptencia ert-jendran de mas misterioso. PeVo poV innobles

    que fuesen su conduca/* sus vicios li aversion no lleg foasa pcr.ero tn la calle, en

    i

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    40/419

    ( 37 >atencin qne picaba su pension ; pero cadattuo descargaba sobre l su ba rn mal hu morcon burla tarascadas.

    / v %; ' ' i

    J La opinin aia< probable y que fue generalmente admitida, 'a la que haba adoptado

    . Mme Vauquer . Aquel hombre bien conservado, sano cbm'o sus ojos y con el que se poda

    nca

    lumnias Mme. Vauquer con los hechod siguien

    tes. A pocos meses de haber marchado la fa ta lcondesa, que haba sabido vivir c iu to meses espensas suvas, oy una maana en la escaleraan tes de levantarse, el roce de un Vestido deseda y el Jeve paso de una joven ligara que se

    r- int rodujo en f l aposento dp M. G ori o t, c u -, ya puer ta estaba abier ta propsito. Inmedia

    tamente la rolliza Silvia vino decir su amaque una joven-demasiado Imda pava ser honra-^ seliabia ,deit|>do como una anguila desde la caJicen la coc ina , y le haba pregun tado por el

    cnarfo der M, GtM'ot.. M iw t Vauquer y su ico. ti e ra se pudieron escuchar , y oyeron nipona* palabras pronunciadas cort ternura durando algn tiempo la visita. Cuando M. Gorio tsali para acompaar u d a m a , la rollizaSilvia tom la cesta y fingi que iba al mercado, cou la idea de seguir la amorosa pa-

    re|a. 1 . . J; i . f * ^ ,- , 4 ' . X

    o m . k ~ : :v *

    disfru tar 'lgnos placeres no era mas queI bertino de pedimos gustos, apoyando sus

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    41/419

    .... U 88 )'"Sefiiora,. dijo i sa , ama cuando volvi, ci

    preciso que M. Goriot sea demasiado rico p^-ra conducirse bajo un pie semejante. F iguraos

    que eu la esquina de la Estrapade habla un coche, magnfico en el qpe subi c f j fnM

    1' ffj5 ' ** ? * # lh>Mientras la comida, Mme. Vauquer corri

    ^ i ? * * - w * 1 * w w i v i

    ana .cortina para que el sol n o molestase M .Gorio t, pues un ray.J ISI . 3 i f j & f A * * :f -O s aman las bellas, M. Goriot,, p u e s e l s o l ;os busca, dec i a aludiendo la visita que habia

    recibido. Caramba! teneis buen gusto^pyesera

    Es mi hija, dijo con una espacie de Orgullo,en q' los huspedes creyeron ver la presuncinde u n 'viejo, que guarda las apariencias.

    AI mes de esta visita, M. Goriot recibi otra.St hija , que la pr imera ves fue por la 'meftana,l segunda vino despues de comer, y los hus-

    ' pedes, que estaban hablando en el salon, pndien-

    ron ver i una linda joven, rubia , de-'trflle delicado, graciosa, y demasiado distinguida, para quepudiera ser la hija de un GoriOt.',f^W^*f u , tl

    *>' " f ltt.u * -Vrtv-Ya son dos/, dijo la, rolliza Silvia,, que no la

    habia reconocido*, *r , , .. , ,*\

    *n-ht ,ri *-t Pocos dias despues, otra joven alta, bien he

    cha, morena, con el pelo negro, y el mirar vivo,pregunt por M. Goriot. , /

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    42/419

    1 S? )Y son* tres { dijo Silvia.

    Esta segiinda joven qne la primera vez fae

    i ver u padre por la maana, volvi al cabode algunos dias por la tarde, vestida de baile yen coche.

    I # ^

    ' j ^ ^ * ' * * | 1 * 1 1Y son cuato! digeron Mme. Vanquer y la

    rolliza, Silvia, qne no reconocieron en aquellagran seora, ningn vestijio de la joven senci

    llamente vestida de la maana. _* s !*' ' *.i r I*:1** #* 1 *f *

    . . . SflL. roriot pagaba en aquel tiempo mil yquinientos francos de pension. Mme. Vauquerhallaba rouv natu ral que un hombre rico t u -

    *> .} ?

    ^ er at cuatro cinco.queridas , y aun- tambinque las, hiciese pasar por hijas suyas, por cuya

    r$?Q.n no,$e formaliz- por que las trage?e su * i > t * * .> V * V

    aa ; itjnque como estas visitas le espheabanm uy bien la indiferencia de su huesped respecto ella,, se to in ja libertad al p rincipio del segundo a uq de llamarle gato viejo. Sin embarco

    * - * ^ . /

    - u n dia. cuando su pensjopita se redujo mil< dpsd entos francos, le pregunt con bastante in-

    io kw cia . viendo baiar uu a .de las damas, qu %*Fi * r' J ii

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    43/419

    ( 4 > ,comienza tener toda la docilidad de la mi*leria,

    i * i r . * .v r

    A fines del tercer ao, el padre Goriot re dujo todava sus gastos, subindose al tercer pisoy pagando sesenta francos de pension al roes.Dej el tabaco, despidi al peluquero, y o volvi empolvarse el cabello; La primera vez que1 padre Goriot se present sin polvo en el pelo,su1 pa tron a dej escapar una esclamacion d

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    44/419

    \

    ( 41 )litacin cAmoda y desembarazada, se arrug dea*mesuradamente y se marc su quijada; de modoque los cuat ro anos de su permanencia en la

    calle Neuve- Sainte-Genevieve nadie lo hubierai . . i , . . .conocido, pues el buen fabrican le de. fideos desesenta y dos aos, que no **e presen (a ha mas quecuar enta , el craso v grueso comerciante, que cada momento cometa una necedad, y cuya acti tu d avispada diverta los concurrentes, observndose en su sonrisa alguna cosa imprevista,

    parecia un septuagenario embrutecido, plido ytrmulo: sus ojos vivos y . azules estaban em~Z T y %v w ~ ' 1

    peados, no lagrimeaban, y al ver su ribete encarnado, pareca que lloraban sangre.

    ! Causaba horror unos y compasion otros.Algunos estudiamos de medicina habiendo notado el abatimiento de su labio infer ior, y medido el ngulo facial , declararon que estaba tarado de cretinismo, despues de haberle n ia l -tratado sin que hubiera hecho la menor resistencia.

    i rl f| t *v'*Una tarde despus de comer Mme. Vauquer

    poniendo en duda su paternilla I, en tono de bu r

    la le diio..-;No vienen ya veros vuestras hi-v r \ 'jas? El padre Goriot se cou novio, como si la iuda le hubiera picado con un alf iler,* *. *: i*/ >* '*:*

    *

    Algunasveces vienen, dijo con vox alterada. f M I I I M i . .

    Ah, ah, ^con que las veis todava algunasveces? clamaron los estudiantes: bravo, padreGoriot.M* t..*V f i*

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    45/419

    ( 4 '2 ) * * Pero bf& una roca. Respecto las demasipeisonas, la vida parisiense que las arrebataba particularmente, ls

    hacia olvidar al salir de la calle NeuveiSainteGenevive. pobre viejo de quien se borlaban,cuya secaiyfria miseria y, estpida presencia, lasconsideraban incompatibles con alguna fortuna capacidad. En cuanto las mugeres, & quie*-nes llamaba.hijas, todos participaban de la opinin de Mme. Vauquer, que deca con la lgica

    severa, que la costumbre de suponerlo todo dji las viejas ocupadas en chai jar todas las noches. Si el padre Goriot tuviera bijas tan ricas

    . * ' i i t. * . 1 . , _ ! o * i . * i f l n . ' * 4 1

    como parecen las seoras que han venido verle, no, estara en mi casa en el tercer piso, p a -

    . L ... ! * * i* - O f * * . . ? j W * gando setenta lraticcfs al mes, ni vertido comoun pobre.

    ii>/ JA4 >. *;vii***' *>jV ' ***mi ' * 4 . ( f t * i j i i , | t J # # * I * * 4 ^ 4 1 i ^jNaua poda desmentir Vst* inducciones, v

    r i t i *v 'asi es que a un de novirniore de t o i *) , epoca

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    46/419

    V )en que se represent este dra m af todos ten anen la casa de huspedes ideas muy fijas accfcade! pobre viejo. Jamas habia tenido hija i iuu*

    ^ e r9 el abuso en ios placeres habia estragadoso estmago, deca un empleado en el. musco,uno de los huspedes esternos de la casarVanqaer . M* Poiret era un guila , un gentil h o m

    bre junio Goriot: M. Poiret hablaba, raciocinaba, respoudia : es verdad que nada dt&iahablando , raciocinando, respondiendo , . por

    tener l costumbre de repetir en diferentes tr-.minos lo que los demas decian ; pero coniri -r

    bua " la conversacin , era vivo ~y : .parecasensible, mient ras que l padre G o r io t , decael empleado del museo, estaba cero de Reau^mur, ' - %

    < .

    Eugenio de Rastignac bbaba de llagar enun a disposicin de es p r itu , que deben habersperiirtentado los jvenes- de 'v iva imaginacin;

    * aquellos quienes una posicion difcil conia dejado libre parar disfru tar de las delicias*vsits^ del Pa ris material: U n estud ian te :b o tiene mucho tiempo si quiere' conocer eL . re -

    Pertorio de lodos los tea t rV es tudi ar Va en-tradas y salidas del laberinto parisiense, apren

    der los usos , la lengua , y acostumbrarse losplaceres particulates de la capital , perpetrar entodos los paragrs buenos malos, seguir el curso

    % / r ,

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    47/419

    *, ,- . n .< * 4 ) , * iat diversiones, inventar ia r /as ricjneaas Ae,los museos* Regularmente se apasiona siempre t nonadas que le-parecen graudes w>*a.s: admi-

    j-a tin hombre grande, qui* no es mas que uuprofesor del colegio de Francia pava

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    48/419

    . ( )sSu cni?i 0nta # ta c'orn-

    .'f itf > frr*>u>+ s.***v -v -j 'i -.-* -i|iaracion que si* vio ouhgaoo a nacer n i t re sustiermauas que te j>reciaii u n llrifor*a en ti

    iitfatii*, lai mu&eres tir Varis, fil las qnt*l ! i |M> de una hrlieza soada, el j>or-

    4 M P incierto de aquella numerosa fainiiia quedescansaba en l, la minuciosa atencin ron que

    "t r ^ f -4 i | j i

    ^ncogun las product ions mas pequeas, loscorra fabricados con la viga iel lagar,y *noci que muchas mu ge rea intluyrn en U vida

    social, y quiso lanzarse en el mundo para conseguir eu l protectoras. Podran faltar i tin joven ardiente y vivo, cuya imaginacin y viveralea Iza ban unos contornos elegantes, y cierta ho r-

    fniosnra varonil, que siempre llama la ateUciotid las raugeres? Le ocurrieron estas ideas >itmedio de los catnpos, en los paseos que alegtfc--

    meute daba en ot ro tiempo con sus hermanas ,que lo bai laron muy mudado. Su t i Mtfre.de Mretlac' frecuent Id corle a'uiutHcile

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    49/419

    v las sociedades aristocrtica, inmediatamente\ . ^ # * "%' ' ' 90 4 I joven ambicioso, vid en los recuerdos con quele habia entretenido tantas veces su ta. los ele-'*' !* r ] . *, w r

    men105 de muchas conquistas sociales9 tan im -orlantes al menos como las que emprenda enla universidad. Le pregunt sobre los lazos de

    parentezco que podrian todava renovarse, y laanciana seora despues de haber deslindado la

    I . f " 4 V f y j j j y I V %. i # i y + .

    ramas del 'rbol genealgico^manifest q u ed etodos los parientes ricos que podan servir sn

    sobrino, Mme. de Beausant seria la que menoase desdetiaria de ello. En seguida escribi stajoven una carta en estilo antiguo, la que en treg Eugenio dicindole que si lograba acercarsei la vizcondesa, esta le daria conocer sus

    ideinas parientes. A pocos dias de su llegada Raslignac envi la carta de su lia Mme. de Beau-

    .Nt'an!, la que le conlesl convidndole un bailepara el dia siguiente. . ,

    * * / ; i . . ' p # ' v : # , i : - i r J

    * Tal era .l a situacin general de la t casa d*. huspedes fin de noviembre de 1 6 1 9 .

    * ' a 1 f .* 4* M / i . *[4 4** *b0 La manana del a de diciembre parli Eu-

    f / > ' M t ' ' i ^genio para el baile de Mme. de Beausant, ykvolvi media noche. A fiu de ganar el tiempoperdido, .danzando, se resolvi el activo estudiante trabajar hasta el otro da. Le pareca

    ^ \ - J . / n I * * t W _

    |ue pasaha la noche por la primera vea en aquelcuar tel taci turno, pues se habia apoderado de

    ' , * > f 1 ' i . ^ % 4 M l f * |

    imaginacin ei encanto de una talsa eyieriaf..presenciando los esplendores del mundo. No ha-. bia comido rn casa de Madame Vaucjueri. y por

    ( 4 6 )

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    50/419

    tatito sits vecinos pudieron creer, que o volvera del bai!e: hasta el amanecer del ella siguln-le, como 1c habia sucedido mucha* veces, vo l-

    viendo de las funciones del Prado y de ios bailes dc Oclcon i con las medias de seda llenas de

    barro, y torcidos las zapatos. Antes de echarlos*cerrojos 1a puerta, la habia abierto Cristbal para mirar la calle f y en aquel momento e present Rastignac, y pudo subir sucuarto sin hacer ruido, seguido de Cristobalque haca bastante. Eugenio se desnud, se pusouna.levita vieja y las chinelas, enceu'ti fupg*conoruj y se prepar al trabajo', en tanto queCristbal con el estruendo de sus gruesos zfjia-tos, encubria el que resul taba de los prepara tivos del joven.

    xC. \ . f- J' * * x_ i f I * V 4f '' * * 1 f >

    Eugenio permaneci pensativo algunos minutos, antes de fijar su vista en los libros dr.derecho. Acababa de reconocer en la vizcondesa. V* ; # - . . v .

    habniido trocado a l g u n a s p a l a b r a s r o n \ \

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    51/419

    condesa, Eugenio m con leu lo con distinguir entie la m ulti tud de deidad*-* parisiense un delas mugeres, quien desde luego debe adorar

    un joven. La condesa Anastasia de Restaml,alia, bien keeba, pasaba por una fie la.s mas l ia*tas figura* de Paris. Imaginent unos ojos gran*dt*s y negros, una mauo magnfica, un pie muyrecortado, fuego en todos sus movimientos, unamuger, quien llamaba el marques de Ronquerolles un caballo de sangre pura. La delicadeza

    de sus nervios no perjudicaba sus atractivos,y sus formas eran llenas y redondas, sin poderae decir por ello, que era gruesa . Caballo dasangre pura , muger de raat eran las palabrasque haban empelado sustituir las de ngeles del cielo, figuras osinicas, pues toda la mitologa habia desaparecido, reemplazndola los

    mas necios plelos. Para Raslignac, la mugrapetecible, fue Mme. Anastasia de llestaud, pudoconseguir un lugar en la lista de los caballerosescritos en su abanico y hablarle mientras la

    d f - ' * - wprimera contradanza.

    Dnde podr encontraros en adelante, se

    ora ? le dijo atropelladamente , con aquellafuerza de pasin que agrada tanto las muge res.

    En paseo, dijo, en los Ita lianos, eu mi casa, en todas partes.

    Y el aventurero meridional procuraba enlatarle coa la deliciosa condesa, de la loxutra qae

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    52/419

    ( 1un joven puede hacerlo mientras dura ana contradanza. Diciendo que era primo de Mme. deBeausant , le ofreci aquella su casa y Ras tig-nac que supona que era una gran seora, alver su l tima sonrisa crey que sit visita eranecesaria. Hahia tenido la dicha de encontrarun hombre que no se habia bur lado de su ignorancia, defecto capital de los ilustres im

    pertinentes de la poca, los M aujincout, losRonqurolles, los Mximo, los de Trail les, los

    de Marsay, los Ajuda-Pinlo, los Vaudeness*,que eran la gloria de sus propias necedades, pintamen te con las mugeres mas elegantes, ladyBrandon, la duquesa de Langeais, la condcsade Kergar^uet, Mme. de Serir.y, la marquesade Aiglemout, Mme. Firmiani, la marquesa deLislomero, y la inexplicable condesa Fiedora.

    Felixmente pues, el cndido estudiante cayentre las manos del marques ele Montr iyeau, elamante de la duquesa de Langeais, un generalsencillo como Un nio, que le manifest quela condesa de Restaud vivia .en la calle deHelder. '

    ** . ; .

    tf tj ?V4y- j .&:*!>, > 1' J * b nb. :L i J 0 c6n f t t a n d d , cop hambre^de ^ a j r t r Y ver que fc abren ;adoi casis! /P o rt n *Ul ' .Pr k"\ . f*.'

    ntr (ti P>e>n **1 arrabal de Sain t-G ermain tn- V, b : t F r m t c To V * ) * "T-1 )~ . . .r f e , &|. I a C h a ^ - d p - A n t i n en can

    Jr .Re*l t y m * mda los salones le Paris, y creerse un' joven has

    1 * 1 , * %t 9\ t L Ir '*taol* l nJrt para hallar prot*ccon y avuua rn*1 corazn d* una m u ^ r , t+itor bastante a*b-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    53/419

    / ( , )cion para lar un sobcrvro puntapi la cuerMfv J 5 ; r? . >j?Jl , moc:la secundad de un .volatn que (amas cae. v .lu

    y o'txriuT V ,*rcv.c: viher encontrado nna muger encantadora 9 une

    '* r e : ? . ci* :,;** "* r.-rp. o-*es el mejor balancn! Con esto* pensamiento*..>'2* v *J* 'i* T i i "*V * r i , r f i ' t V ; V *?#*teniendo* delante -entre , el codigo y la miseria*

    *-' i;r*ry, . t n r / ^ 'V iaquella mnger que se. la figuraba sublim e. / a m e n* * * V " 2 ? O V r J ~ JP r . t > , f v W r u n hubiera corno hugenro sondeado ri porvenir3 . enVvJlMj IfOi *>3 " . ]1!*? O'V j* .

    por medio.dcrjoua meditacin, que le baca i r e -seiAir u n buen Mtof^Sa .pensamiento dist rado recopilaba, con ta nt a alegra sus placeres f u -

    **: . o! *< J. - v ^ r y . . .V-'V, rutu ro s, fqpe ya se crea a los. prs qe Mme. d* Ljf J+hbmb >' *; p ili.1 V/Y>V ? r. ta a la ce rr ad ura ., mi ro a! aposento y vio a l< nn . rsb ^r-to* vf* *?r ,

    anciano, ocupado en un, trabajo que le pareci^MXS GjMfitlXn V >-'ii * ^ r.;/ *>ifv\av .

    d e m a s i a d o c r i m i n a l f para no creer que Dan ait> mlhso u . a\ ?/ . :!v * *71 >r, r v r ? o> ;s

    un beneficio 3 ra socierfacf. examinando con^ de-T\tencin lo que maejuinaba a aq ue lla s 'h or as el

    que ae decia fa br ican t^ 0 nil rA~ ty . ,/")Jl r f i .. , ' i|f>niiU)luerra grandsima jrara convertirlo al parfeec

    /.'> I* .">h i 'i*. *f. > f.Ol /.ren barra*v rn i - ? ^ " *" t ,J*'l 4l: % i,-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    54/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    55/419

    ( ; , T ? }aI or esta palabra, erey prudente guardar vileucio acerca de lo que habia vist * 7 de ; dos hombre s, y desunes a v i haberp u l id o pisadas tu rechinar la puerta , vio dt

    4 . >i /VI g tJ f #|JJV "2pronto una dbil luz ea elsegundo pio ea el

    cual de. M* V autr in J TTT *; . 77- . , . * * < } ' . .'r ^ . ** . i -, >

    He aun mist.-i ioa fu una raa de hu?si*e-* 36 . j / > ; . i f * r * # _

    / i^ 0 j5 f .. *5 j4* Ba

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    56/419

    ( 3 )Separado con estos acontecimiento* de ti

    ardilacin ambiciosamente amorosa, se poso es tudiar , pero dis trado con las sospechas c|uc

    habia concebido aceica del padre Go rio t, masdistrado aun con la figura de Mine, de eslaud|; lo. pareca vei 4 cada momento, corno men*sagera de un destino brillante, concluy poracostarse y dormirse profundamente I)e dicenoches que prometen los jvenes ai rs ludio, entregan al sueno siete: es preciso tener mas de

    veinte aos para velar. \

    La ma ana siguiente habia en Parts nna deaquel las espesas nieblas que lo oscuircen ta n to ,que las personas mas exactas se engaan acercade la hora, y por consiguienee se fal la m u chas cit as, creyendo todos ser las oc ho cuando

    se acerca el medioda E iau las iturve y mediay Mme. Vauqtier aun no se hal ia rebu ll ido ensu lecho. Cristbal y la robusta Silvia temabantranq ui lam en te su caf preparado con la naj asu per io r de la leche destinada los huesprdt-5,la qne Silvia har a cocer mucho tiempo, paraque Mme. Vau qu er no conociese aquel diezmo*tau ilegalmenle exigido.

    Silvia, dhailtro: si el amamanifiesta aliona inquietud por ello, convendrano decirle nada.

    . \ *. : >jTe ha J a lo alguna c a m ?

    T o a . u i

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    57/419

    (M>Unos tres francos, correspondientes sumes

    que es una manera de decirme: calla.

    A escepcion de \ y de Mue. Couture, queno r r p . r a n e n gastar el dinero, los otros qui-fi ran retirarnos con la mano izquierda, lo quenos dau al ao con la derecha, dijo Silvia.

    -Y que es lo que dan? observ Cristobal,una mezquina pieza de ochenta cuartos. El pa

    dre Goriot hace dos aos que limpia el mismbsus zapatos. El cical*ro Poi re t se pasa jin bet n , y en cuanto al miserable estudiante me da

    poco mas de un franco con lo que no nMfpagalos cepillos, vendiendo sus vestidos viejos^* Quecasa de pelgares!

    Bah dijo Silvia bebiendo i sorbitos el eaf

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    58/419

    && ).Ahora bien, igualmente quisieron sonsacar

    me en el mercado, para que digera si le habavisto poner la camisa. Vaya una pregunta!, ..

    Oye, dijo interrumpindose, las siez monos cuarto de el Val de-Grace y nadie se rebulle. ..

    Si todos han salido. Mme. Couture y sujoven protegida desde las ocho fueron comerse Dios san Esteban El padre Goriol sali eouun paquete. El estudiante no volver hasta lasdiez despues del estudio. Los'he visto sali r . l odos estando en la escalera, por cie rto que el padre Goriot di un golpe,, con u n a -c o n q u ellevaba mas dura que el hierro. Qu hace ese

    buen hombre? Los demas le,-hacen rodar como un trofnpo, pero es un esceleute sugelo que

    vale mas que todos ellos.. Es. verdad que no dagran cosa, pero las d;:mis , .quienes me enviaalgunas veces, dan buenas propinas y estn prendidas lindamente.

    Las que llama sus hijas he? son tinarr;4 %~cena.

    .r * r ,

    Yo no he estado.mas que en casa d e d$s,que son las misma? que han venido aqu

    i

    Ya se mueve la senoa, y va a rm ar gresca: es pr-ciso que yo vaya. Ten cuidado co. Jaleche. Cristbal, atencin al gato.

    Silvia subi a] cuarto de ju ama.

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    59/419

    { )-Las din menos cttartn, Silvia rmo na

    has dejado do rm ir romo na marmota? Jamasme ba sucedido cosa semejante*

    La ansa ha sido la niebla, que se pueda

    cortar cou un cuchillo.

    Y el desayuno?

    Bab! los huespedes tienen el diablo en Icuerpo.

    Habla b ien , Silvia, replic Mme* Vauquer.

    Ah seora, yo hablar como qnetais* Vossola podis desayunaros i las diez. La Micon*

    nette y et Poireau aun no se han rebullido:ellos solos estn en casa y duermen como doaSoquetes.

    Pero Silvia t a hablas de los dos untoscomo si*..

    Como si qu? replic Silvia soltando annecia carcajada. Los dos hacen una parej. !

    Esto es singular, Silvia Como M. V autrinentr anoche despus que Ciistobal ech vi cerrojo?

    Al contrario, seora, l oy S M. Vautriy baj abrir le la puerta* He aqu lo que ba*beis credo*

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    60/419

    ( 57)Damp mi almilla, y marcha pronta i ver

    1 desayuno. Compon el resto del carnero conpatatas y. coa peras cocidas de las mas baratas.

    A poco rato baj Mme. Vauquer i tiempoque el gato derribaba el pialo que cubra ua{ario de |rch

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    61/419

    (S*)" * M u c h o he dorm ido, dijo Silvia. '

    Pero tambin asi estais fresca como una rosa.

    En este mom ento son ia campanilla, y M.V au tr in en tr en el salon cantando con su vosde ba,o.

    Medio mundo be recorrido,en todas parles me han visto....

    Oh! Oh! buenos dias mam Vauquer, dijoviendo su pa trona, quien abraz con ga-lanteria.

    Vam os, acabad, pues*

    Decid impertinente replic Vautrin. Vamosdecidlo jQuereis decirlo! Vaya, voy i ayudaros poner la mesa. Cortejando d ia rubia y mo-rena, amar, suspirar,., AcaLj de ver una cosarara.. . por casualidad.

    Qu? dijo la viuda*

    A las ocho y media estaba el padre Gorioten la calle Dauphine en casa de un platero, quecoitfpra cubiertos viejos y galones, y le ha vendido por una buena cantidad de plata una piezade vagilla, tan perfectamente enrollada, co -

    " io si el h o m b rtf n e ra d e l oficio.

    Buh! JSs verdad?

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    62/419

    Si. Yo que volva aqui dnpiiM de haberacompaado tin amigo mo, que marcha alestrangero en las mensajeras reales, he seguidoal padre Goriot , para saber una historia coji querernos. Subi por este cuar te l la calle deG re s , y en tr en casa de un usurero, conocido"por el papGobscek, un gran tunan le, uu hom bre capaz de hacer dados con los huesos de supadre, un judo, un rabi' , uu griego, un gitano,un hombre quien seria muy dificultoso des

    pojar. El padre Goriot puso sus escudos en elbanco...

    Que hace, pues, ese viejo?

    No hace nada, dijo V autrin , sino deshace,es un imbcil bastante bestia para ar ru inara*

    por amor sus hijas.. .

    Vedlo a q u i, dijo Silvia.-Vr

    Cristobal, grit el padre Goriot, sube, conmigo.

    Cristobal sigui al padre Goriot y baj m uypronto.

    A dnde vas, dijo Mme. Vauquer? . . .

    A evacuar un encargo de M. Goriot.

    --Que es lo que llevas ahi? dijo M. V au tr inquitando Cristobal. una carta que' tenia en lamano.

    ( 5 9 )

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    63/419

    ( 0 )Ley:A ta seora condesa Anastasia de R es -

    iaud .

    Y to donde va? replic a) devolver la ca r

    ia Cristbal*

    Calle de Ifelder. Tengo orden de no entregarla sino la ora condesa.

    Qu es esto que tiene dentro? dijo V a u -ir in poniendo la luz la car ia: uu billetedt banco? No*

    Entreabrila cubierta.

    /U n billete pagado! esclam. Caramba, qua(alan es el viejo lagarto/

    Anda, viejo Lascar, aadi colocando snpesada mano sobre la cabeza de Cristobal, iquien hizo dar vueltas como si fuera uu dado9tendrs uua buena propiua.

    La mesa estaba puesta , Silvia hacia qne

    cociese la leche, Mine. Vauquer encenda la estu-i ayudndola M. V au trin, que gorjeaba siem

    pre: Medio mundo he recorrido, en todas portesmktiaa vis to, y cuando todo estuvo dispncstoentVaron Mme. Coulure y Mlle. Tailhrfcr.

    * t?

    yDe donde vens tan temprano, hermosa a*-ora? dijo la Vauquer A Mme. Cou ture

    :

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    64/419

    f VDi1 Ssn Esteban del Monte, de ercomendar-

    104 Dios, porque boy debemos ir casa de MTai l lofer.

    Pobre nia, temblaba rom o una boj,rontiim Muir. Coulure, sentndose delante dela entu fa, eu cuya puertecilla coloc sus t a

    pa tos que humeaban

    Calentaos, V ictorina, dijo Mise. Vauquer.

    Muy bien hecho e, seorita, pedir i Diosque conmueva el corazn de vuestro patn*, dijoV ail triu arerrando una silla la hurfana; pero no es suficienle. Necesitis un amigo que seencargue de dreir lo qu* convenga i eseperilln,i ese aivagp, que segn dicen tiene tres millo

    nes ftgio. quiere dolaro*, cuando una dote es pre*cisa en este tiempo.

    jPobre nia! di'o Mme. V a u q n r r /e l monstruo de vuestro paire hae mritos paia aliaerobre s todas las desgracias del mundo.

    Los ojo* de Victorina se humedecieron alo r estas palabras , y la viuda se detuvo unsea que la hizo Mme.Couture*

    Si pudiramos solamet> te v e r le , si se lepudiera hablar y e>tegarle la ltima carta de

    su ranger, dijo la viuda c.el comisai io ordena*-d o r ... Jam as lie querido arriesgarla por el co rteo, en atencin que conoce mi letra.

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    65/419

    ( M )O mug ere inocentes, desgraciado y per-

    segi/fas! esclam M. Vautrin, mirad lo que soi*.De aqui algunos dia yo roe ocupar de vues-'iros asuntos y todo ir a bien*

    Oh seor! dijo Victorina dirigiendo unamirada tierna y ardiente a M. V au tiin que nose conmovi, si sabis algn medio para poderhablar i mi padre, decidle que su ca ri o y elhonor de mi madre , ton mas preciosos para mi,que todas las riquezas del mundo. Si consegusdulcif icar su rigor, yo pedir i Dios por vos.Estad seguro de mi reconocimiento...

    Medio mundo he recorrido,cant Vautr in .%

    En este momento bajaron M. Goriot, Mlle.

    Michonnrau y M. Poiret, tal vez a tr a id ps^ o r elolo r de la salsa que hara Silvia para co m jonerlos restos del carnero; y apeuas los siete hues

    pedes se sentaron en la mesa saludndose, cuando die rou las diez y se sint ieron las pisadas delestudiante.

    Hoy M. Eugenio, dijo Silvia, vais i desaya*naros con todo el mundo*

    E l es tudian te salud 4 los huespedes y seten t ju n to al padre Goriot.

    Acaba de stirederrae una aventura singula r, dijo sirvindose bastan te carnero, y cortato-

    * i. *t

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    66/419

    ( S 3 )Art m ppdar.o de pan que Mmr. Vauquer mediaaiempre cou la vista.

    U na aventura! dijo Poiret

    Y bien, porqn os-admirais, viejo sombrero? le dijo Vau tr in . Este caballero es bien formado y nada tiene de estrao que le suceda*

    Mlle. Taillefcr dirigi una tmida mirada al

    estudiante.%

    Contadnos vuestra aventura, dijo Mme.Vauquer.

    Ayer estuve en el baile de la seora vizcondesa de Beausant, una de las m ujeres mas

    legantes de Paris, una prima ma, que tiene unacasa magnfica con salones colgados de seda;en fin, el baile estuvo excelente y me divert como un rey...i

    Ezuelo, dijo V au tr in in terrum pindole sinceremonia.

    Caballero, replic vivamente Eugenio, ququeris decirf

    Digo zuelo, porque los reyeenelos, se di-vie rten'm as que los reyes.

    Es verdad:*m*Hr*quisiera yo ser ese pajari*to sin cuidados que tcv...* r

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    67/419

    < 4 ) En fin, sigui el rat odiante cortando

    Poire t la palabra , yo bail coi una de las m u-g rr ri mas hermosas, ton una condesa encan la -dora, la criatura ma linda qur jamas be visto.

    Su peinado era de flores d ra lb e ir h g , liivaudo mi lado un hermoso ramillete d llores n a tu rales, cuya fragancia embi iagaba. Era menesterque la hubierais vis to, porque es imjosible piula r una muger an imada por el baile*. lueaIbien, boy las nueve de la maana he encontrado pie en la calle de Gfs i aquella divinacon esa, i aquella muger. tOii! el corazou m

    palpitaba! Yo me bguraba...

    Que venia a q u i , dijo V autrin dirigiendouna mirada profunda al estudiante. Bah! sinduda iba caa del papa G obseck, tin usurero;

    porque mirad, si escudrinis el coraZ' n de laamu ge res, siempre hallareis el usurero an tes queel amante. Vuestra condesa se llama Anastasiade B staud, y vive en la calle de Heider.

    Al or este nombre fij el estudiante su viila en V au tin t el padie Goriot levaut in m e

    diatam en te la cabeza y mir los dos in te rlocutores de una manera luminosa, llena dequietul, que sorprendi los huespedes.

    - Cristbal llegara demasiado tarde TVSndtcelar ahora? esclam dolorosamente M. Go riot.

    He acertad o, dijo V an trin inclinndose i lido de Mme. Vauquer.

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    68/419

    ( S )El padre Gorio t ronaia tnaquinalmente, li a

    aab rr io que coma, y nunca pareci mai M td-pido, ni mas absorto que en aquel mou.ento.

    ;Qn# diablo, M. Varatrin, ha podido deciros a nombre? pregunt Eugenio.

    A h ! M irad , respondo V autrin , MGorio t lo sabe porqu no he de aaberlo yo?

    M. Goriot! esclam el estudiante

    Con que ayer estaba tan hermosa? dijo t ipobre viejo.

    . # f

    Quien?.* ;

    Mme. de Restant!.

    M irad, dijo V antrin Mme, Vanqner, co*n o se encienden los ojea del cica tero viejo.

    Si la tendr entretenida? dijo queditoMlle, Micbonneau al estudiante.

    r i f si, estaba hermossima, contest En*genio, i-q uien mirab a con ansia M. Go riot SjMiur. de ?eau*aiit no hubiera estado a 1 1i, tuicondesa habria sido la r rina del baile. Lus veste i i v e a n m?s Me ella. Y e ta el do*dcimo inscrito en sa lista, bailaba todas las

    contradanzas y rab iab m las drm as n agciei,S< l u existido ayer uu* cri a tu ra Celia ha sido

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    69/419

    ( 66)ella. T t lif n razn los que dicen qn nada haymas

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    70/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    71/419

    ( 8 )Ko tim en sed mas que de c ie n agua cogida *jicierta fuente , corrompida con frecucucia, y para

    beber de rila venderan sus mngere.*, sus hijos yaun venderan su alma al diablo. Esta fuente apara unos el juego, la bolsa, una colecciou dep in turas de inserios, la msica: para o lios eauna nug*r que sabe guisarles las golosinas, ysi les ofrecis todas las lungeres del m u n do, se bur la rn, porque no quieren mas quesatisfacer su pasin. Muchas veces sucede que

    esta mugrr no lo ama, 6 los maltrata, y le*vende muy caro las sobras de sus placeres, y ipesar de ello mis farsantes no se cansan, y em*pan el ltimo Cubierto en el Monte de piedadpara llevarle el ltim o escudo. El podre Goriotes uno de ellos. La condesa lo espila porque escallado, y h aqu el bello mundo. El pobre

    hombre no piensa sino en ella y fuera de supasin, ya lo veis, no es mas que un bestia, l i a -btadle de este asunto, y sus ojos ario jan chispacomo el diamante. Esle secreto no es difcil deadivina r. Se deshizo esta maana de la plata la-brad*, y yo le he v :to en tra r en casa del papaGobseck en la calle de Gres. Ata I rabos. Cuan

    do volvi envi 4 casa de la condesa de R

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    72/419

    ( Ci )de albercliigo y amigaba 1 1 1 vestido, pensabatambin en aus letras (le cambio protestadas, n las de su amante.

    Incitais vivamente mi deseo, de saber la verdad; matlana ir casa de Mme. de Restaud, es-clam Eugenio.

    Si, dijo M. Pniret, es preciso i r maDana casa de Mme. de Restaud.

    __All encontrareis tal vea al buen hombre Goriot,

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    73/419

    ( 7 0 )Mucho deba apreciarle, pues ha llorado

    cuando converta en pasta la escudilla y el plalo>Lo he visto por casualidad,

    Lo estimaba como su propia vida, contes l la viuda.

    El estudiante subi su cuarto , V au trin sali y algunos instantes des pues Mme. Coulure y Victor ina eulraroii en un coche simn que Silvia habia enviado buscar. M. Po ire t ofreci su

    brazo Mme. de Michonneau y fueron juntos al?Jardin des Plantes i pasar el rato mas hermoso del dia.

    Muy bien: vedlos ya medio casados, di o la

    robusta Silvia: salen juntos po r primera vez yambos son tan secos, que si se golpeasen, echara n chispas como un guijarro

    Y el chal de Mme. Michonneau, dijo riendo 1*Vauquer, se encendera como yesca

    * *.%

    A las cu at ro de la tarde cuando volvi M. Gorio t, vi la turb ia luz de dos velones ! Victo-, vria, cuyos ojos estaban llorosos. Mme. Vauquerescuchaba la relacin de la visitaiiifrucluosa hecha i su padre por la maana. Disgustado portene r que recibir su hija y su vieja acompaante, M. Taillefer las babia dejado acercarse para

    hablarlas.AI

    Querida seora, deca la Coature i la Van-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    74/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    75/419

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    76/419

    ( 7 3 )mi estmago* ha bajado usquo ad talones.

    Hace un terrible frioram a! dijo Vautrin.Separaos, pues, padre Gorio t ; pues que ocupis

    toda la puerlecilla de la estufa cou vuestro pie.

    Ilustre M. V autrin , dijoBianchon porqudecsfrioram a?Me parece que no est bicu dicho.

    0

    t *

    Lo est dijo el empleado del museo, por luregla "de tengo los pies frios.**

    Ah i ah!

    Mirad al Excroo, seor marques de R astig -ac, do cto r en ambos derechos , esc lo ai B iu u -chun apretndole el pescuezo de manera que leahogaba.

    Mme. Michonneau entr en este momento,salud los huspedes sin hablar palabra, y fuei colocarse en tre las mugeres.

    _Siempre me hace tiritar ese viejo murci

    lago, dijo Bianchon quedilo M. Vautrii sealando Mo?. Michonneau. Yo que estudiorl sistema de Gall, le encuentro las prominencia* de Judas.

    -'-La habis conocido antes? pregunt-Vautrin.

    no se ha encontrado con ella? rea-i#

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    77/419

    ( 74 )pondi. A f de hombre de bien qne esta plidasolterona me causa el efecto de ios gusanos queacaban por carcomer una viga.

    Eso es lo que es, joven, dijo el cuadragenario , peinndose las patillas , y rosa iue ha vi-

    yido como viven las rosas.

    Ah ! ah Ved aqu una famosa sopar amdijo Poiret, viendo Cristbal, que entraba trayendo respetuosamente el potaje.

    Perdonad , seor , dijo Mme. Vauquer , eauna menestra de coles.

    . Todos los jvenes se echaron rer.

    Derrotado, Poiret !

    -7T;Poirrrrrret, derrotado. ,;Marcad dos puntos mam Vauquer, dijo

    Vautnu.

    _ , |Qu* niebla hay! djo Bianchon, una niebla-frentica y sin ejemplo, una niebla lgubre, m-

    ,.iajplica , repentina, que ahoga, una niebla Go-

    *f

    Goriorama, dijo 1 pintor, porque no se ve- gola. -

    H e , milor Goriot, de vos se habla!

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    78/419

    r s )Sentado i los pies de la mesa , cerca de la

    p u rria , r) padre Goriot levant U cabeza oliendo un pedazo de part que tenia bajo la servilleta,por una antigua costumbre comercial que apa

    reca alguuas vece*.

    Y bien! le dijo ton asprrrza Mme. Vauquercon una vos que dominaba el ruid o de las cucharas, de ios platos y de las demas voces creei*que el pan no es bueno?

    Al contrario, seo r a , respondi, est hechocon harina de H a u te -B r ie , que es de primeraclase.

    En que conocis eso? le pregunt Eu jen o.

    En la blancura y en el gusto*

    En el gusto de la nariz, dijo Mme. Vauquer,porque lo rilabais oliendo. Sois tan econmico,que acabareis por encontrar el medio de alimentaros oliendo, el vapor de )a cocina.

    Tomad entonces una patente de invencin ^esclam el empleado del m useo , y haris unabuena fortuna.

    Dejadlo : hace eso para persuadirnos que hasido fabricante de fideos*

    *Es acaso vuestra nariz, uDa retorta?

    R e q u ? pregunt Bianchon.

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    79/419

    - R e - t o r tero.

    i R e-to rt ijon .

    Re-tozo.%

    Re-toque.

    RetOo.

    - - R e - t a m a . %

    R e- tiu t in .%

    Re-tacoiaroa.

    Estas ocho respuestas salieron de todas par

    tes cou la rapidez de un fuego graneado , h i -' cieron re ir tan to mas cuanto que el padre Gorio t miraba i los husped rs con un aire de sim

    ple, como un liomhre que hubiera tratado decom prender uua lengua es Iran jera.

    Re ? pregunt V au trin qu estaba ma t

    cerca. - *

    R e-tah ila , viejo mi , le contest dndoleun golpe en la copa del sombrero y enca&que-luJojuio hasta los ojos*

    ATvl pobre anciano estupefacto con un ata

    que tune repentino j->n>3 ii

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    80/419

    . . . ( /hom bre , oreyr mlo que haLia concluido con lasopa, d suerte que cuando M. G or io t , des pue*le haberse levalado el sombrero tom su cuchar-ra y peg coa ella eu la ine*a. Todos los huespede*,

    4e echaron rerf

    Caballeros, dijo el anciano, teneis unas chancas muy pesadas, y si os atrevis otra vez dar*me semejantes.....

    Y bien! qu, pap ? dijo V autrin in terrum pindole.

    Que! Pagareis esto biejn caro algn (lia..... .

    En el infierno noes verdad? dijo el pintor:en aquel rincn negro donde meten los niosmalos?

    No comis, seorita? dijo V antrin Victo rina Pap se ha mostrado inflexible?

    Es un ho rro r dijo Mme. Couture.

    Es preciso traerlo 4 la ratn, espres Vau

    tr in .

    Bianchon que estaba muy inmediato Ras-tignac dijo: no podra la seorita entablar unademanda sobre alimentos, .atendido que no com?li , b , ved como el padre Goriot examina Mile. Victorina.

    En efec to el anciano olvidaba la comida por

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    81/419

    (78)cotera piar la pobre doncella, en coya 6 anemia se retrataba un dolor verdadero, el dolwr deuu bijo, quieu su padre no recouoce.

    Amigo mi, le dijo Eugenio en tono bajomoa hemos engaado acerca del }>adre Goriot, noes ni imlwcil, ni hombre sin enerjia. Aplcale tusistema de Gail y dime lo qne piensas. Yo )e vianoche enroscar una escudilla de pla ta, como sifuera de cera, y en aquel momento su semblantees presaba sentimientos estraordinarios. Su vida

    parece muy misteriosa para no qnerer tomarseel trabajo de estudiarla.Si, Bianchon, tu haces

    bien en reirte, pero yo uo me chanceo.......

    Este hombre es un estudio mdico: estamosacordes. Si l quiere, yo lo diseco*

    No, tintale la c ab en .

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    82/419

    J LAS DOS VI S I TAS .

    A l dia ioniente Ratgnac se visti con bas -taule elegancia, y fue eso de las trs de la tarde

    cas* de Mme. de Restand , entregndose euel cam ino las locas esperanzas , que fo rm anel encau lo de la juventud. En esla poca de iavida no se repara en obstculos ni en peligro*,no se v mas que resultados IVlie ta en todo loque se emprende , se poetiza la existencia conla im aginac in, y d

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    83/419

    ;

    ( # 0 )hiera venido en coche, y hubiera podido pensarcou mas comodidad.

    En fin lleg la .calle de H eider, pregunt

    po r la condesa de Restaqd, y con la fra rabiade un hombre que esli seguro de triunfar algnd ia f recibi las miradas despreciadoras de las

    personas que 1c haban visto atreavesar el pa liosin haber odo la purr ia el ruido de un carruaje. Aquellas miradas le fueron mas sen siblea

    por haber cmpreodido su inferioridad, v iendogallardearse en el palio un hermoso caballo co amagnficos arreos, arrastrando uno de esos jasvi fus tilburys , que publican el lujo de una existenc ia disipadora, y suponen el goce de todalas felicidades parisienses. Esla circunstancia sola lo puso de malsimo humor; las escenas r i

    sueas que se habian representado en su imaginacin, desaparecieron, y permaneca estpido.Aguardando la respuesta de la condesa, i qu ienu n ayuda de cm ara habia ido an un cia r devisita, Eugenio se mantena en pie delante dev a s ventana de la antesala, y apoyndose en

    la falleba, miraba maquinal mente al patio. E l

    tiempo se le hacia inte rm ina ble , y se hu bie ramarchado sin duda, si no hubiera estado dotado de la tenacidad meridional que hace p ro d ijios cuando camina en linea recta.

    Caballero, dijo el ayuda de c m a r a , laseora est en su gabinete, muy ocupada y no me

    ha respondido, pero si.quereis pasar la ala,va hav all uno.* +

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    84/419

    (81)Admirado del terrible poder de los criado

    q o e con nn a sola palabra acosan juzgan isus amos, Rastignac abri resuelta men le. la pue rt a por donde habia salido el ayuda de cmara,'s in duda con el objeto de hacer creer aquellos insolentes criados que conocia las ent radasy salidas de la casa, y pas a tolondradam ente4 una pieza donde se encontraban quinqus, armario*, una estufa y sbanas para el bailo, lacual conduca un corredor y una escalera

    escusada. La* risotadas que se oyeron en la an *tsala, pusieron colmo la confusion y rabiadel estudiante,

    S eor, le dijo el ayuda de cmara con unrespeto afectado, que pareca una burla roas,la sala est por aqui.

    Eugenio volvi con ta l precipitacin quetropez contra el bao, pero contuvo felizmente su sombrero para que. no cayera en el agua.En aquel momento abrindose nna puerta al findel corredor que estaba alumbrado con un farol, Rastignac oy un mismo tiempo la vos

    de Mme. de Restaud, la del padre Goriot, yel sonido de un beso. E n tr en el comedor, qneatravrs sguiendo al ayuda de cmara, y sehall en la primera sala, en la que. se fij delante de una ventana que daba al patio , puesquera ver si aquel padre G oriot, era su padreGoriot. El coraton le latia estr ao rdin ariamen-te, y se acordaba de las terrib les reflexiones deVautrin. El ayuda de cmara aguardabi E u -

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    85/419

    < 2 )genio la puerta de. la segunda sala ; pero repentinamente sali un inven dfailli*, que dijo,con impaciencia.Me voy Mauricio. Dirs lacondesa que he esperado mas de media hora.

    vEn seguida el im per tin en te , que sin duda

    ltenia derecho para serlo, cantando algunos tro-sos ital ianos se dirigi la ven tana, tanto*para examinar la figura del estudiante, comopara m irar al patio,

    Pero e seor con

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    86/419

    ( 83 )Mm pago. Demasiado atento para conocer queno estaba solo, Eugenio oj repentinamente |vos de la condrsa.

    Ab Mximo os vais? dijo con un tono doreconvencin y de despecho.

    La condesa no repar la entrada del tlbury,y Baslignac se volvi precipitadamente y la vi

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    87/419

    ( S OPronunci esla mentirosa frase ron un aire

    que comprenden muy bien las personas de imaginacin. Ademas Mximo miraba afte rn at iva-mente En-eno y la condesa, de una manera bastante significativa, para que el intruso levantara el campo*

    Espero, querida ma, que bars poner enla puerta es le peri Mancillo, Esta frase es latraduccin clara inteligible del joven altane-.

    ro quien la condesa Anastasia habia llamadaMximo, y cuyo semblante consultaba con aquella sumisin que manifiesta sin que quede duda,todos los secretos de una roogfr.

    U n odio vio lento hacia aqnel joven se apor-der de Rastignac. El pelo ru h o y rizado de

    Mxim o, le di - con>cer desde luego que elsuyo estalla fesimo: ademas Mximo tenia Tashotas finas y limpias, mientras qne las suya pesar del cuidado con que habia andado, estaban manchadas ligeramente de barro; v enn fin Mximo llevaba una levita ceida con ele--gancia su talle , qne se parecia al de una li n

    da muger, mien ti as qne Eugenio las dos ymedia de la tarde llevaba un frac negro E tviro joven de Charente conoci toda la superiorid ad que daba el trage aquel elegante, qu eera ademas delgado y alto, de m irar 'pene trante, de ter plida, y en fin uno ds aquellos hom

    bres capaces de arru inar infinitas hurfanas. Mme. de Regtand sin aguardar la rea-puesta de Eugenio corri , como para am p ara r-

  • 7/22/2019 Pap Goriot - Balzac

    88/419

    ( 8 5 ) t i o t ra tala-, dejando Sotar Im falcas de supeinado r, que se arrollaban y desarrollaban,dndole la apariencia de un a bella mariposa.

    Mximo la aigui y Eugenio furioso sigui 4Maximo y 4 la condesa, encontrndose frente 4frente estos tres personajes al lado de la chime--mea en una sala espaciosa. El estudenle sabiaara y bien que iba incomodar al odioso M a-

    / *xim o, y 4 riesgo de desagradar 4 Mme. de ResUud,quino incom odar al elegante* Acordse repentina

    mente de haberle visto en el baile de Mme. doBcajasant, adiv in lo que era Maximo respecto 4Mme. de Restaud, y con aquella audacia juvenil,que hace cometer grandes necedades ob tenergrandes resultados, dijo para s: este esm i rival rquie