literatura y significacion todorov tzvetan

Download Literatura y significacion todorov tzvetan

If you can't read please download the document

Post on 25-Jul-2016

217 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • TZVETAN TODOROV

    Literatura y significacin

  • TZVETAN TODOROV

    Literaturay significacin

    EDITORIAL PLANETA BARCELONA

  • ensayos/planetaCE L1NGotST1CA y CRrTlCA LITERARIA

    Direccin: ANTONIO PRIETO Y ANGEL VALBUENA PRAT

    Traduccin de Gonzalo Surez Gmez@ Tzvelan reserev, 1971

    Editorial Planeta, S. A., celvet, 5153, Barcelona (Espafta)Sobrecubierta: I.P.r.Primera edicin: Mayo da 1971

    Depsito legal: B. 15097 ~ 1971

    Printed In Spaln I Impreso en EspaaTalleres Gnlficoa "puprex, S. A.". Fontova, 6, Barcelona

  • SUMARIO

    PREFACIO 7 '

    potica y lectura, 9. Lenguaje y literatura, 13. La estructura de la obra lite-raria, 16.

    L EL SENTIDO DE LAS CARTAS 19

    l. La interpretacin de los personajes 23El modelo formal de la comunicacin, 24. Algunos casos particulares. 34. Laeonnofacln de las cartas, 41.

    11. La interpretacin del lector 51la carta como procedimiento, 51. La carta como elemento de la Intriga, 57. Lahistoria de la novela y la historia en la novela, 80.

    11. ANALlSIS DE LA NARRACiN 65

    l. la orgal:liz.ac"" del universo representado 71LgiCa de las acciones, 71. Los personajes y sus relaciones, 77.

    11. "El aspecto literal de la narracin 88

    111. La narracin como proceso de enunciacin 99las visiones de la narracin, 99. Los registros de la palabra, 103.

    LA PALABRA SEGN CONSTANT 113Qu 6S hablar?, 120. Palabra personaty no personal; cosas preeentee y aueen-les, 127. Palabra y deseo, 133.

    LA NARRACiN PRIMITIVA 139Antes del canto, 144. La palabra fingida, 148. Los relafos de unses .,51. Unfuturo prctucc. 153.

    LA GRAMATlCA DE LA NARRACiN 157

  • LA BSQUEDA DE LA NARRACION 173La narracin significante, 177. Estructura de la narracin, 187. La Demanda delGrial, 196.

    AP~NDICE. TROPOS Y. FIGURAS 203

    1. Actualidad de la retrica 20511. El lenguaje figurada 211

    JlI. Ensayo de clasificacin 222IV. Lenguaje figurado y lenguaje potico 232

  • PREFACIO

  • Este libro presenta dos tipos de textos: 1, un estudio de LaBamistades peligr08lJ8, que data de 1965; TI, una serie de artcu-loo, escritos de 1966 a 1969, que recogen y desarrollan eertostemas suscitados en el transcurso del primer anlisis. Al reunir-los as en un solo volumen no creo atentar a la exigencia deunidad; pero como esa unidad puede no evidenciarse para ellector, trato de hacerla ms explicita con el presente prlogo y,para lograrlo, he preferido detenerme sucesivamente en algunasgrandes perspectivas.

    I. POTICA y LECTURA

    Mi primera intencin, al elegir La8 wmistades p6ligr08ascomo objeto de estudio, era hacer su anlisis estructural ...Sin formarme una imagen precisa del resultado al que hablade llegar, me apoyaba en un conocimiento del mtodo estruc-tural, adquirido durante una investigacin propiamente lin-giistica y mediante lecturas de lingiistica y antropologa. Unavez en marcha ese trabajo, he llegado finalmente a un resultado;pero cul no ha sido mi sorpresa al descubrir (y he tardadoen hacerlo) que el objeto de mi estudio no era ya Las amistadespeligrooas. De hecho habla abordado dos problemas generales:la organizacin de la narracin y la estratificacin de los sent-

    http://www.esnips.com/web/Lalia

  • 10 Tzvetan Todorov

    dos en una obra literaria, tomando como ejemplo nico yconstante esa novela, Las amistades peligr08a8. De hecho, miobjeto lo constituan ciertas propiedades abstractas de la lite-ratura; el libro particular no era ms que una de las manifes-taciones posibles de esas propiedades.

    Por qu se haba operado esta sustitncin de objeto? Piensoque el nico responsable era el mtodo estructural, que habiasido mi punto de partida. La estructura es siempre el resultadode una abstraccin y de una elaboracin. En lingiistica, lafinalidad del anlisis no es nunca la descripcin de un enuncia-do, sino el mecanismo subyacente y abstracto que hace posiblela existencia de tales enunciados; ese mecansmo se llama lagramtica. Si abordamos la literatura dentro de una perspec-tiva semejante, nuestro objeto no ser ya ese enunciado particu-lar que es la obra; debemos, en cambio, tratar de la estructuradel discurso literario, que hace posible la existencia de cadaobra particular. El objeto del anlsis estructural son los posi-bles y no los reales; stos slo son un camino hacia el conoc-miento de aqullos.

    Quiero designar con el nombre de potica a ese tipo de acer-camiento al hecho literario. No es difcil de ver que tal conceptode los estudios literarios debe mucho a la idea que hoy noshacemos de la ciencia. Puede decirse que el anlisis estructuralde la literatura es una especie de propedutica a una futuraciencia de la literatura. Si antafio han fracasado las numerosastentativas de construir una ciencia de la literatura, es porquequeran identificar el objeto de la ciencia con las obras Itera-ras existentes; y su :finalidad, con la interpretacin correcta.y definitiva. de esas mismas obras. Ahora bien, como escribiOrtega y Gasset, la cencia.no se ocupa de las cosas, sino delos sistemas de signos con Jos que sustituye a las cosas . Lapotica no tendr, por consiguiente, como tarea la interpreta.cin correcta. de las obras literarias del pasado, sino el estu-

    http://www.esnips.com/web/Lalia

  • literatura y slgnlflclcln 11

    dio de las condiciones que hacen posible la existencia de esasobras.

    Hay que aadir inmediatamente que, en la prctica, el an-lisis estructural nos llevar tambin a las obras concretas: elmejor camino para la teoria pasa por el conocimiento empricopreciso. Mas este anlisis descubrir en cada obra lo que statiene de cmn con otras (estudio de los gneros, de los perio-dos, etc.), o incluso con todas las otras (teora de la literatura) ;no podria decir la especificidad individual de cada una. En laprctica, se trata siempre de un movimiento continuo de ida yvuelta de las propiedades literarias abstractas a las obras indioviduales e inversamente.

    Las cosas se simplificarian mucho si los estudios de poticase presentaran como la nica' variante posible de los estudiosliterarios; o incluso si se aadiera a ese movimiento de lo par-ticular a Jo general un movimiento simtrico e inverso de logeneral a lo particular. Este ltimo tipo de estudios tendrapor objeto, en esa perspectiva maginaria, demostrar el funcio-namiento de los rasgos generales de la literatura en el interiorde cada obra particular. Esta actividad tendra un inters muyescaso por la sencilla razn de que seria la ilustracin reiteradade las premisas ya enunciadas y slo valdra, por consiguente,como ejercicio escolar. En cambio, un estudio de potica tratade sacar de cada anlisis unas conclusiones que completen omodifiquen las premisas de partida; dicho de otro modo, desuscitar un problema terico.

    Es necesario el conocimiento de la obra particular, pero nodebe convertirse en una ilustracin de las propiedades genera-les de la literatura. Hacerlo as supondra que el sistema lite-rario est dado de una vez para todas y que las obras individua-les no son ms que las diferentes combinaciones de propiedadesconstantes, las diferentes posiciones de un caleidoscopio que essiempre el mismo. Tal cosa vendra a suponer al mismo tiempo

    http://www.esnips.com/web/Lalia

  • 12 Tzvetan Todorov

    una negacin de la historia y de la singularidad del texto indi-vidual.

    As, pues, frente a la potica, hay que postular otra partede los estudios literarios autnoma y asimtrica, que llamare-mos la lectura. El rasgo especifico de la lectura es que hacereferencia a un texto particular y que trata de reconstituir SUsistema. En lugar de restituir cada elemento de la obra al dis-curso literario, la lectura lo pondr en relacin con los otroselementos textuales, interesndose en su empleo nico y no ensu significacin general. Para encontrar ese sistema, el crticodeber poner entre parntesis provisionalmente ciertas partesdel texto, volver a formular otras, y aadir de su cosecha alldonde perciba una ausencia significativa: el precio de la fideli-dad es el abandono frecuente, pero justificado...

    Para ser posible, la lectura debe dar por hecho que el textono es pura diferencia: ni en relacin con los otros textos, ni encada una de sus partes con relacin a las dems. La primeraoperacin de la lectura es trastornar el orden aparente en el quese constituye el texto: acercar las partes alejadas, descubrirrepeticiones, oposiciones, gradaciones. Trastornar no quieredecir ignorar: el orden de encadenamiento no es indiferente, noes una pura eformas (nada lo es, en el texto), pero tiene signi-ficacin tanto por lo que muestra como por lo que oculta. Todoelemento textual es significativo (lo que convierte en caduca ladivisin en forma y fondo), mas estas significaciones no son deigual importancia. La lectura consiste precisamente en elegirciertos puntos privilegiados: los nudos del tejido... As se expli-ca que la lectura no es una ciencia y que nunca podr ser den-tiva: los recorridos que pueden hacerse a travs de la obra soninnumerables.

    Resulta arriesgado aplicar las categoras lngstcas, tal ycomo son, al texto corriente literario: ste se define por el esta-blecimiento de un cortocircuito sistemtico de los niveles ln-

    http://www.esnips.com/web/Lalia

  • Literatura y significacin 13

    gsticos. LaB letras que forman un nombre se encontrarn enel mismo plano que el desarrollo de la intriga; un procedimientoestilstico se pondr en continuidad con un terna abstracto. Lalectura tendr que elaborar, por lo tanto, sus propios procedi-mientos semejantes o distintos a los de la lingstica.'

    Reconstituir el sistema de un texto individual no quiere deciraislarlo de todos los dems textos o buscar su originalidadirreductible. La unidad del texto es funcional, no eetmolgiea ;las alusiones a otros textos, las aportaciones de todas clasesforman parte integrante de l. Por el c