psicología clínica

of 36 /36

Author: cesar-broncano

Post on 25-Mar-2016

217 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Reseñas de la Psicología Clinica

TRANSCRIPT

  • Introduccin

    El Colegio Oficial de Psiclogos en sucalidad de organizacin, de mbitoestatal, que agrupa institucionalmen-te a todos los psiclogos espaoles, tieneentre sus cometidos, definidos por ley, laobligacin de ordenar el ejercicio profesio-nal. Con el fin de cumplir con este manda-to legal, el Colegio se ha propuesto delimi-tar y definir los distintos perfiles de lasdiversas especializaciones psicolgicas pro-fesionales.

    Esta empresa no se sustenta, sin embargo,nicamente en el imperativo legal. La Juntade Gobierno ha credo necesario que nues-tra organizacin tenga un papel ms activoen todas aquellas reas que son determi-nantes para el desarrollo profesional. Eneste sentido, se ha considerado que elColegio debe formular con claridad cul essu posicin en aspectos que hacen refe-rencia al mbito de competencias de lasdistintas psicologas profesionales, a lashabilidades y conocimientos necesariospara cada especialidad y a los contenidos ylas formas de acceso a la formacin tantobsica como especializada de los psiclo-gos.

    El presente documento se enmarca dentrode esta lnea de trabajo y pretende dar cuen-ta del perfil profesional del psiclogo clni-co y de la salud. En sus pginas, intentarecoger todos aquellos aspectos bsicos yfundamentales que conforman y distinguenel quehacer psicolgico en el mbito de laSalud, subrayando lo propio y matizando lo

    comn a otras profesiones o especialidadesde la psicologa profesional.

    Somos conscientes de la complejidad denuestro propsito. Por un lado, nos enfren-tamos a una tarea novedosa, sin muchosreferentes nacionales o internacionales.Pero, por otra parte, tenemos entre manosuna profesin que se desarrolla vertiginosa-mente, que alcanza, de forma creciente, mscompetencias y espacios de trabajo dentrodel campo de la Salud, que adquiere unreconocimiento pblico e interprofesionalcada vez ms importante, sin que se adivi-nen los lmites exactos de un campo profe-sional en perpetuo movimiento y desarrollo.

    Este panorama de continuo crecimiento dela psicologa clnica y de la salud ha tenidocomo determinante el cambio que en lasltimas dcadas ha experimentado el con-cepto de salud. La vieja dicotoma de saludfsica - salud mental se ha superado con elreconocimiento del componente bio-psico-social del enfermar, disolvindose sus lmi-tes al conocerse, cada vez con mayor exac-titud, la interdependencia entre la conductao la psique y el cuerpo. Una consecuenciainmediata de este cambio ha sido la necesi-dad creciente de los equipos interdisciplina-res en todos los campos sanitarios, inclusoen aquellos ms alejados de los tradiciona-les como la salud mental. Otra importanteconsecuencia ha sido la creciente importan-cia de la intervencin psicolgica en la pre-vencin de los trastornos en cuya gnesis laconducta es un eje etiolgico fundamental.As, algunos de los padecimientos msimportantes de nuestro tiempo como el cn-cer, los que se derivan de los accidentes decirculacin, los trastornos cardio-vasculares

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos22Psicologa Clica y de la Salud

    Psicologa Clnica y de la Salud

  • y el SIDA, tienen en la prevencin psicol-gica una importante y til herramienta parala reduccin de su incidencia. No es exage-rado afirmar, adems, que en muchos casosla intervencin psicolgica debe ser uno delos pivotes esenciales sobre el que se asien-te cualquier poltica responsable en estos yotros muchos trastornos.

    En el campo tradicional de la salud mental,el rol de los psiclogos clnicos tambin hasufrido cambios notables en stas ltimasdcadas. Desde su encasillamiento inicialcomo psiclogo evaluador ha tomado cadavez un mayor protagonismo como profesio-nal, cuyos conocimientos le permiten daruna nueva visin y perspectiva a los pade-cimientos llamados mentales. En relacincon este aspecto merece especial mencinla aportacin que la psicologa supuso en elcambio de los tradicionales mtodos de tra-tamiento para los pacientes crnicos institu-cionalizados, transformacin en la que lospsiclogos han tenido un papel destacadoen cualquier sitio dnde dicho proceso decambio ha tenido lugar.

    En nuestro pas, la psicologa clnica hadado un paso cualitativo de gran importan-cia para la consolidacin y evolucin deeste campo profesional. Bajo el patrociniodel Ministerio de Sanidad y Consumo y delMinisterio de Educacin y Ciencia, y con elconcurso decidido de las institucionesnacionales y regionales con competenciasen sanidad, se ha puesto en marcha desdehace tres aos, el programa de formacin dePsiclogos Internos Residentes. Este progra-ma de formacin, cuya culminacin ser laobtencin, en un futuro cercano, del ttulode especialista en Psicologa Clnica, supusola confeccin de un plan formativo y deunos criterios de acreditacin de unidadesdocentes, en los que el COP tuvo un papeldestacado. Este trabajo previo ser de granvalor y condicionar, sin duda, nuestropunto de partida a la hora de situar la posi-cin colegial en el campo de la formacinespecializada.

    La evolucin acelerada en todos los frentesen los que hay trabajando psiclogos clni-cos y de la salud puede hacer que parezcatemerario intentar apresar en unas pocaspginas toda la riqueza y posibilidades deltrabajo y de desarrollo profesional.Posiblemente podramos estar de acuerdocon esta opinin si el propsito del Colegiofuera establecer una declaracin definitivade lo que entendemos como psicologa cl-nica y de la salud. Sin embargo, nuestraintencin es levantar acta de aquello quehacemos sin coartar lo que podamos hacer,siendo conscientes de que observamos elfotograma de una pelcula que se encuentraen plena proyeccin.

    Este documento ha sido fruto del trabajo deun ao en el que han participado unaComisin de expertos y todas las organiza-ciones territoriales del Colegio, as comotodos los Departamentos Universitarios delas Facultades de Psicologa vinculados ensus intereses ms inmediatos con laPsicologa Clnica y de la Salud. A todos lospsiclogos que han participado les corres-ponde el mrito de hacer avanzar la psico-loga clnica y de la salud en nuestro pas,mediante la reflexin y las opiniones que seplasman en estas lneas, dibujando lo quesomos y perfilando lo que queremos ser. Atodos ellos el COP les da su agradecimientopor colaborar en una tarea nica, por sualcance, en apoyo de la Psicologa y denuestra organizacin colegial.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos23Psicologa Clica y de la Salud

  • Desarrollo Histrico

    Conscientes de la dificultad que supo-ne el tratar de condensar en un espa-cio tan reducido la historia de unmbito profesional como el que nos ocupa,pensamos que es importante conocer almenos los hitos que han permitido a los psi-clogos clnicos acercarnos al lugar que enestos momentos ocupamos. Por tal motivo,no veis en esta parte del documento nadams que lo que quiere ser: un pequeorecordatorio del esfuerzo y trabajo demuchos.

    1. Desarrollo de la PsicologaClnica

    Si bien cabe remontarse a antecedentescentenarios que avant la lettre prefiguranla Psicologa, donde habra que destacar aLuis Vives (1492-1540) como anticipo deuna psicologa moderna, la historia de laPsicologa Clnica que aqu se presentaparte de su establecimiento formal y recorrelas instituciones que la han ido configuran-do. nicamente se dira a propsito de losantecedentes que este establecimiento for-mal se inscribe dentro de la tradicin de lapsicologa experimental ya en curso, cuyafecha oficial data de 1879 con la fundacindel laboratorio de Wilhelm Wundt en laUniversidad de Leipzig. En este sentido, latradicin de la psicologa experimental haimprimido a la Psicologa Clnica una orien-tacin a la investigacin que todava perdu-ra por no decir que le es propia. En efecto,la orientacin a la investigacin es una delas contribuciones bien reconocidas al psi-clogo en el campo clnico (como se verms adelante en la definicin de sus funcio-nes). As mismo, se habra de resaltar (a esterespecto de los antecedentes) la tradicinque, igualmente con una historia de siglos,se ha interesado en el estudio de las dife-

    rencias individuales, en cuya perspectiva nopodra faltar la referencia a Huarte de SanJuan (1529-1579), precisamente, el patronode la Psicologa en Espaa. Esta psicologade las diferencias individuales cuenta en1885 con el primer centro para la medidamental, establecido por Francis Galton yque culminara con el laboratorio del AlfredBinet en 1895.

    El establecimiento formal de la primera cl-nica psicolgica fue en Marzo de 1896 en laUniversidad de Pensilvania, por parte deLighner Witmer. Se habra de recordar eneste sentido que Sigmund Freud utiliz porprimera vez en este ao de 1896 el nombrede psicoanlisis (si bien ya tena abierta suconsulta en Viena desde 1886). As pues,cabra proponer 1896 como el ao en queoficialmente se ha establecido la PsicologaClnica.

    La Clnica de Witmer (que marcara el traba-jo clnico por algn tiempo) tena lassiguientes caractersticas. Los clientes erannios (debido a los intereses particulares desu fundador), las recomendaciones deayuda iban precedidas por una evaluacindiagnstica, dispona de un equipo de pro-fesionales que trabajaban en colaboracin,un inters bien sealado era la prevencinmediante diagnsticos y remedios tempra-nos, y, en fin, la atencin clnica ofrecida seatena a la psicologa cientfica. Se fueronestableciendo nuevas clnicas. LaUniversidad de Pensilvania (a instancias deWitmer) ofreci en 1904-1905 cursos forma-les de psicologa clnica. En 1907 el propioWitmer fundara la primera revista especia-lizada, titulada The Psychological Clinical.Este crecimiento de psiclogos clnicos lleven 1917 a una escisin de la AmericanPsychological Association (APA), creando laAmerican Association of ClinicalPsychologists. Sin embargo, en 1919 estanueva asociacin se reincorpor a la APA,como Seccin clnica. As pues, la PsicologaClnica crea sus propias instituciones (revis-tas, asociaciones) dentro del marco de la

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos24Psicologa Clica y de la Salud

  • Psicologa acadmica y cientfica representa-da principalmente por la Universidad y laAPA.

    La Primera Guerra Mundial ha movilizado laconstruccin y aplicacin de tests psicolgi-cos y, tambin, el papel del psiclogo clni-co. Por un lado, los psiclogos clnicos inves-tigaron y teorizaron sobre los temas en cues-tin, como la naturaleza de la personalidad,el origen de la inteligencia (por ejemplo, elpapel de la herencia y el medio), las causasde los trastornos de conducta, los usos de lahipnosis, y la relacin entre principios delaprendizaje y la desviacin. Por otro lado, lospsiclogos clnicos pasaron de considerarse as mismos ms concernidos con los proble-mas educativos (que con los psiquitricos), aadoptar las funciones de tratamiento aadi-das a la evaluacin, de entrenamiento reedu-cativo, y de investigacin. En este sentido, seha de decir de nuevo que la funcin tera-putica se centr inicialmente en la clnicainfantil, conjuntando as las tareas de diag-nstico y tratamiento. En esta asimilacin deltratamiento por el psiclogo clnico contribu-y tambin el prestigio alcanzado en el usode los tests de personalidad tales como, porejemplo, el Rorschach y el TAT (TematicApperception Test), que permitieron un len-guaje comn entre el psiclogo (diagnostica-dor) y el psiquiatra (terapeuta).

    Segn aumentaba su nmero y se amplia-ban sus funciones, los psiclogos clnicos(junto con otros psiclogos aplicados) sesintieron descontentos con el apoyo recibi-do por sus colegas de la APA, mayormenteacadmicos y cientficos, de modo que seconstituyeron en 1937 en una organizacinseparada, la American Association ofApplied Psychology, para ocho aos des-pus reintegrarse de nuevo en la APA.

    La cuestin es que al final de la dcada de1930 el campo de lo que sera la modernaPsicologa Clnica ya se haba organizadocon sus seis actividades principales, a saber,la evaluacin, el tratamiento, la investiga-

    cin, la enseanza, el asesoramiento, y laadministracin. Para entonces los psiclo-gos clnicos se han extendido ms all desus clnicas originarias a los hospitales, lasprisiones, y otros lugares, y tanto con adul-tos como con nios.

    En la Segunda Guerra Mundial se derivaron40.000 personas a los hospitales neuropsi-quitricos de la Veteran Administration(VA) en EE.UU., lo que supuso de nuevoun impulso a la consolidacin de laPsicologa Clnica. Puesto que los psiclo-gos clnicos existentes fueron insuficientes,la VA se adelanta a la APA y los departa-mentos de las Universidades en la defini-cin y capacitacin requerida para el ejer-cicio de la psicologa clnica.Concretamente, un documento de la VA de1946 defini la psicologa clnica como unaprofesin que implicaba el diagnstico, eltratamiento, y la investigacin relativos alos trastornos de los adultos. Para ello elpsiclogo clnico habra de poseer el gradode Doctor (PhD). Esta instigacin de la VA(junto tambin con el Servicio de SaludPblica de EE.UU.), para que la APA y lasUniversidades definieran los programas deformacin en psicologa clnica, dio lugaren 1947 a un comit encargado de disearlas directrices a seguir. Este comit (DavidShakow's Commitee on Training in ClinicalPsychology) tena encomendado recomen-dar el contenido de los programas, estable-cer los criterios de entrenamiento a teneren cuenta por las Universidades y los ser-vicios de formacin en rgimen de resi-dencia, y evaluar e informar sobre los pro-gramas en curso.

    Las tres principales recomendaciones delinforme Shakow para el entrenamiento cl-nico fueron las siguientes:

    1. El psiclogo clnico sera formado antesque nada como psiclogo (y por tantocomo cientfico) y contando con ellocomo profesional prctico.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos25Psicologa Clica y de la Salud

  • 2. El entrenamiento clnico sera tan rigu-roso como lo pueda ser la formacin enreas no clnicas de la psicologa, lo quesupone el establecimiento de unos cri-terios estndar de postgraduacin.

    3. El contenido de la preparacin clnica secentrara en la evaluacin, el tratamien-to y la investigacin.

    Esta propuesta para la formacin del psic-logo clnico, el as llamado 'modelo deBoulder' en razn del lugar de laConferencia que en 1949 lo asumi, fue elpatrn seguido en adelante. Este ha sido elmodelo seguido, ciertamente, sin perjuiciode otros replanteamientos (con sus confe-rencias programticas tambin) que concier-nen sobre todo a la proporcin del conteni-do cientfico y del papel investigador conque se figura al psiclogo clnico. En todocaso, este desarrollo e implantacin de laPsicologa Clnica como profesin tuvo sureconocimiento legal, as como tambin dis-puso de su cdigo tico.

    2. La Psicologa Clnica enEspaa

    Por su parte, la psicologa espaola seinscribe en la misma tradicin de la psi-cologa europea y norteamericana. De todosmodos, importa destacar ciertas figuras ymomentos en su institucionalizacin.

    Se habra de citar en primer lugar la figurade Francisco Giner de los Rios (1839-1915),fundador de la Institucin Libre deEnseanza, cuyo Boletn contaba con unaSeccin de Psicologa-Antropologa, y autor(junto con E. Soler y A. Caldern) en 1874de unas Lecciones sumarias de Psicologa(revisadas en 1877), donde se ofrece en cas-tellano (para la enseanza secundaria) unaactualizacin de la psicologa de la poca.En esta lnea de implantacin acadmicocientfica se ha de situar la primera Ctedra

    de Psicologa Experimental, dotada por laUniversidad Complutense de Madrid en suFacultad de Ciencias, y desempeada porLuis Simarro Lacabra (1852-1921).

    Con todo, la mayor actividad de la psicolo-ga se da a principios del siglo XX comoPsicologa Aplicada en las Oficinas eInstitutos de investigacin de Psicotecnia.Estas Oficinas e Institutos derivaran en elInstituto de Orientacin Profesional (creadoen Barcelona en 1917) con su Seccin dePsicometra, a cargo de Emilio Mira y Lpez(desde 1919), quien llegar a ser Director delInstituto desde 1927. Emilio Mira y Lpez(1896-1964) es considerado como uno de losfundadores de la psicologa aplicada enEspaa, en particular de la psicotecnia y lapsicometra, campo en el que ha merecido elreconocimiento internacional. Se ha de aa-dir que Mira y Lpez ha desempeado la pri-mera Ctedra de Psiquiatra en Espaa, dota-da en 1933 por la Universidad de Barcelona.En Madrid se crea tambin el InstitutoNacional de Psicotecnia, dirigido por JosGermain hasta 1939 (y de nuevo desde1956).

    En este contexto de la psicologa aplicada,destaca la figura de Gonzalo RodrguezLafora (1886-1971), psiquiatra y neuropat-logo interesado en la psicopatologa infantily en la higiene mental. Se citaran a este res-pecto su libro de 1917 titulado Los niosmentalmente anormales, la creacin delInstituto Mdico-Pedaggico deCarabanchel en 1925 y, sobre todo, la fun-dacin (junto con Sacristn y Ortega) en1920 de la Revista Archivos deNeurobiologa, originalmente titulada'Archivos de Neurobiologa, Psicologa,Fisiologa, Histologa, Neurologa yPsiquiatra', en la que figuran como 'psic-logos' en la portada del primer nmeroOrtega, Turr, Simarro, Viqueira y Mira,aparte los fisilogos (entre ellos Cajal,Novoa y Maran) y los psiquiatras y neu-ropatlogos (el propio Lafora, Sacristn yotros).

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos26Psicologa Clica y de la Salud

  • Despus de la Guerra Civil, que ha inte-rrumpido y dispersado el curso de la psico-loga institucional, la citada Ctedra dePsicologa Experimental (trasladada a laFacultad de Filosofa y Letras) estuvo acargo del Padre Barbado que si bien, por unlado imprimi un repliegue escolstico, porotro, proyect un Instituto de Psicologadentro del Consejo Superior deInvestigaciones Cientficas. Este proyecto nose llevara a cabo hasta 1948, con la crea-cin del Departamento de PsicologaExperimental dentro del CSIC, ya paraentonces bajo la direccin de Jos Germain(1897-1986). Jos Germain ya haba fundadoen 1946 la Revista de Psicologa General yAplicada, la decana de las Revistas espao-las de psicologa, al transformar la creada en1939 dentro del Instituto Nacional dePsicotecnia, titulada 'Psicotecnia'.

    Este Departamento del CSIC constituira elorigen de la psicologa universitaria quevendra despus, de manos de MarianoYela, Jos Luis Pinillos, Miguel Sigun, entreotros, que, se excusa decir, han recuperadola psicologa espaola para la tradicin de lapsicologa cientfica mundial. En torno aeste Departamento se fundara en 1952 laSociedad Espaola de Psicologa, con unaproyeccin tanto cientfica como profesio-nal. Esta Sociedad estuvo ya desde los pri-meros momentos incorporada a la UninInternacional de Psicologa Cientfica.

    La implantacin universitaria empieza con laEscuela de Psicologa y Psicotecnia creadaen la Universidad Complutense de Madriden 1953 para la preparacin de "psiclogosinvestigadores" y "psicotcnicos expertos.Esta Escuela supone la aparicin de los pri-meros diplomados en Psicologa y por tantola presencia de titulados universitarios, queejerceran en los diversos mbitos aplicados.En torno a 1960 se dotan Ctedras dePsicologa en diversas Universidades, secrea la Especialidad de Psicologa dentro deFilosofa y Letras (1969 en la UniversidadComplutense de Madrid), transformada des-

    pus en Seccin de Psicologa, y aparece en1978 la primera Facultad de Psicologa enEspaa, en la Universidad Complutense deMadrid, que se iran generalizando a lasdems Universidades.

    En la segunda mitad de la dcada de 1970se entrara en una gran expansin de la psi-cologa que se cifra en las actividades deinvestigacin cientfica y aplicada comoresulta de las numerosas Revistas especiali-zadas que han ido surgiendo (entre las quese destacara Anlisis y Modificacin deConducta, fundada por Vicente Pelechanoen 1974), en la explosin demogrfica dealumnos interesados en estudiar psicologa(de 2.400 en el curso 1969-70, a 56.000 en1995-96, y en la organizacin profesionaldada por la creacin del Colegio Oficial dePsiclogos en 1980. Referente a esta organi-zacin profesional, se trata de un ColegioEstatal con distintas DelegacionesTerritoriales (en concreto catorce). No obs-tante, en 1986 se constituye el Col.legiOficial de Psiclegs de Catalunya, de modoque en la actualidad coexisten en Espaados organizaciones profesionales de psic-logos, la estatal y la catalana. De los 4.500psiclogos colegiados en 1981, se ha pasa-do en 1995 a 28.000, lo que sita al COP(incluyendo el Col.legi cataln) comosegunda organizacin profesional mundialen cuanto al nmero de afiliados (despusde la APA.)

    Pues bien, el 30% de los psiclogos colegia-dos que trabajan en algn campo de la psi-cologa, se dedican en concreto a laPsicologa Clnica y de la Salud como activi-dad principal. Se ha de aadir que laPsicologa Clnica y de la Salud figura tam-bin entre las tareas del psiclogo cuya dedi-cacin principal es sin embargo otra rea dela psicologa (como por ejemplo la PsicologaEducativa), lo que lleva a decir que aproxi-madamente la mitad de los psiclogos cole-giados que trabajan en el campo de la psico-loga se ocupan total o parcialmente en laPsicologa Clnica y de la Salud.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos27Psicologa Clica y de la Salud

  • Para completar este breve repaso histrico,es necesario mencionar la implantacin enEspaa desde 1993 del Sistema deFormacin de Psiclogo Interno Residente(PIR). De alcance regional en sus comien-zos, el sistema de formacin PIR dio sus pri-meros pasos en los aos 80 en aquellasComunidades Autnomas que, comoAndaluca o Asturias, tenan una voluntadms firme de cambiar sus modelos de aten-cin en salud mental. La primera convoca-toria del PIR con mbito estatal, en 1993,y la creacin de la Comisin Promotora dela Especialidad en 1995 por parte de losMinisterios de Sanidad y de Educacin pue-den entenderse, en ese contexto histrico,como un refrendo y una consolidacin deun modelo de formacin que contaba consistemas ya preexistentes en distintas comu-nidades autnomas.

    3. Particularidades de laPsicologa de la Salud

    Aunque forma parte del mismo curso dela Psicologa que se viene exponiendo,importa entresacar las vicisitudes de laPsicologa de la Salud hasta su confluenciacon la Psicologa Clnica. Se trata propia-mente de la psicologa (clnica) interesadaen el mbito mdico. De hecho, laPsicologa de la Salud puede verse como laconjuncin entre la Psicologa Clnica y laMedicina. Igualmente que la PsicologaClnica y la Medicina, y por lo mismo, laPsicologa de la Salud tiene antecedentescentenarios, por no decir milenarios si seretrae a Hipcrates. Cindose a su estable-cimiento formal, habra que remitirse a laMedicina Psicosomtica, un trmino acua-do en 1918 en el contexto de la extensindel psicoanlisis para entender trastornosfuncionales supuestamente debidos a con-flictos psicolgicos, destacando a este res-pecto Georg Groddeck. En el ao 1939 apa-rece la Revista Psychosomatic Medicine que,

    como deca en la primera editorial, su obje-to era "estudiar la correlacin existente entrelos aspectos fisiolgicos de todas las funcio-nes corporales, tanto normales como anor-males, y de esta manera integrar la terapiasomtica y la psicoterapia". A pesar de estepropsito, la medicina psicosomtica termi-n por distinguir entre distintas enfermeda-des, donde unas seran propiamente psico-somticas (aparte lo discutible que es unatal tipificacin), y, lo que es peor, terminpor proponer explicaciones psicolgicas amenudo ms especulativas que empricas.Con todo, la medicina psicosomtica tam-bin se atuvo a la metodologa cientfica yha constituido as un campo de investiga-cin y clnico que intersecta la psicologaexperimental con la aplicacin biomdica.Si bien su nombre e instituciones subsisten,bien puede acogerse sin embargo al mbitoms amplio de Psicologa de la Salud.

    Se ha de situar tambin en este perspectivahistrica el trabajo de Ivn P. Pavlov relati-vo al condicionamiento de respuestas visce-rales, con lo que ello supuso precisamenteen el entendimiento de la enfermedad psi-cosomtica. En esta lnea se ha llegado ahablar incluso de toda una 'medicina crti-co-visceral' y, en particular, las 'neurosisexperimentales' fueron ciertamente modelode investigacin de las influencias de condi-ciones psicolgicas sobre el funcionamientocorporal. No se dejara de alinear aqu lafigura de Gregorio Maran (1887-1960)con sus estudios sobre endocrinologa ycomportamiento y en particular su teoraexperimental de las emociones. As mismose citara igualmente a Novoa Santos (1885-1933), por la incorporacin de nocionespavlovianas psicodinmicas a la medicina.

    Por su lado, el condicionamiento operantesupuso la posibilidad de una autorregula-cin de respuestas (hasta entonces) invo-luntarias mediante tcnicas de biofeedback.El uso del biofeedback revolucion elcampo de las contribuciones de la psicolo-ga al mbito mdico, llegando a imponerse

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos28Psicologa Clica y de la Salud

  • desde 1973 el nombre de MedicinaConductual (si bien ya exista desde 1970el nombre de 'behavioral pediatrics'). Lamedicina conductual vino a ser, ms alldel procedimiento de biofeedback, la apli-cacin de las tcnicas de Modificacin deConducta al campo biomdico. Hoy da,como sucediera con la MedicinaPsicosomtica, la Medicina Conductual auncontando con sus instituciones propiasincluyendo sus revistas, quedara incluidaen la Psicologa de la Salud.

    Por su parte, la Psicologa Mdica tambinse sita en esta perspectiva de laPsicologa de la Salud. En general, la psi-cologa mdica se refiere a los aspectoscurativos que se dan en la interaccinentre el mdico y el paciente. Ms concre-tamente, es la enseanza de la psicologaque se imparte en la carrera de Medicina,incluyendo entonces toda una variedad deconocimientos psicolgicos de inters parala formacin mdica.

    La cuestin es que todas estas lneas histri-cas (Medicina Psicosomtica, MedicinaConductual, Psicologa Mdica) confluyenen el campo denominado genricamentePsicologa de la Salud, que se ha constitui-do en 1978 en un rea con su propia divi-sin (la Divisin 38) dentro de la APA, con-tando desde 1982 con su propia Revista,Health Psychology. Es de sealar que la pri-mera Revista de Psicologa de la Salud euro-pea se ha fundado en Espaa en 1989, entorno al profesor Jess Rodrguez Marn,donde se sigue editando, por lo dems, congran proyeccin internacional. En estemismo ao aparece tambin Clnica y Salud,promovida por la Delegacin de Madrid delCOP. En fin, la Psicologa de la Salud es unadisciplina que como tal figura en la mayorade los Planes de Estudio de las Facultadesde Psicologa de Espaa. La PsicologaClnica y la Psicologa de la Salud se avienenen su complementariedad a la formacin del'Psiclogo Clnico y de la Salud' en el senti-do que se ver en este Documento.

    4. Referencia a algunos hitosque jalonan la historia de laPsicologa Clnica y de laSalud

    1879

    Wilhelm Wundt funda el primer laboratorioformal de psicologa en la Universidad deLeipzig.

    1885

    Sir Francis Galton funda el primer centro demedida psicolgica en el South KensingtonMuseum de Londres.

    1886

    Sigmund Freud abre su consulta en Viena.

    1890

    James McKeen acua el trmino 'mental test.'

    1890

    Wiliam James publica Principios de psicologa.

    1892

    Fundacin de la American PsychologicalAssociation (APA)

    1895

    Josef Breuer y Sigmund Freud publicanEstudios sobre la histeria.

    1895

    Alfred Binet funda el primer laboratorio depsicodiagnstico.

    1896

    Lightmer Witmer funda la primera Clnicade psicologa, en la Universidad dePennsylvania.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos29Psicologa Clica y de la Salud

  • 1896

    Sigmund Freud utiliza por primera vez elnombre de 'Psicoanlisis'.

    1902

    Primera Ctedra de Psicologa (de Psicologa

    Experimental) en una Universidad espaola.

    1905

    Se publica la Escala de inteligencia Binet-Simon.

    1904

    I. P. Pavlov recibe el Premio Nobel por sutrabajo sobre la fisiologa de la digestin.

    1905

    Sigmund Freud publica Tres ensayos sobreteora sexual.

    1907

    Lightmer Witmer funda la primera revista depsicologa clnica, Psychological Clinic.

    1908

    Primer internado de psicologa clnica ofre-cido por la Vineland Traimng School.

    1909

    Conferencias de Freud en Estados Unidosde Amrica (Clark University).

    1913

    John E. Watson publica Psychology as abehaviorist views it.

    1915

    Ortega y Gasset plantea sus Investigacionespsicolgicas.

    1916

    Se publica el test de inteligencia Stanford-Binet de Terman.

    1917

    Separacin de la APA de la AmericanAssociation of Clinical Psychology (AACP).

    1918

    Se acua el trmino 'Medicina Psicosomtica'.

    1919

    La AACP se reintegra a la APA.

    1919

    Publicacin de los trabajos de Watson yRayner sobre el aprendizaje de los miedosinfantiles.

    1920

    Fundacin de la Revista Archivos deNeurobiologa.

    1921

    Primeros trabajos de Melanie Klein sobrePsicoanlisis infantil

    1924

    Mary Cover Jones emplea los principios delaprendizaje para el tratamiento de miedosinfantiles.

    1931

    La Seccin Clnica de la APA nombra unComit para la fijacin de los criterios deformacin clnica.

    1935

    Se publica el Test de Apercepcin Temticade Murray (TAT).

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos30Psicologa Clica y de la Salud

  • 1936

    C. M. Louttit publica el primer texto de psi-cologa clnica, Clinical Psychology.

    1937

    La Seccin Clnica de la APA se independizacomo American Association for AppliedPsychology (AAAP).

    1938

    Publicacin de la primera edicin delMental Measurement Yearbook de Euros.

    1939

    Se publica el test de inteligencia Wechsler-Bellevue

    1939

    Fundacin de la Revista PsychosomaticMedicine.

    1942

    Carl Rogers publica Counseling andPsychotherapy

    1943

    Se publica el Minnesota MultiphasicPersonality Inventory (MMPI).

    1945

    La AAAP se reintegra a la APA.

    1946

    La Organizacin Mundial de la Salud definela salud como 'un estado de completo bie-nestar fsico, mental y social'.

    1946

    La Veterans Administration y el NationalInstitute of Mental Health (de EEUU) pro-mueven el sistema de formacin enPsicologa Clnica.

    1946

    Fundacin de la Revista de Psicologa

    General y Aplicada.

    1948

    Creacin del Departamento de Psicologa

    Experimental dentro del CSIC

    1949

    Conferencia de Boulder (en Colorado)

    sobre las directrices de la formacin en

    Psicologa Clnica.

    1950

    F. Alexander publica Psychosomatic

    Medicine.

    1952

    Publicacin de Hans Eysenck sobre la efica-

    cia de la psicoterapia.

    1952

    Publicacin del DSM-I por la American

    Psychiatric Association.

    1952

    Fundacin de la Sociedad Espaola de

    Psicologa.

    1953

    Publicacin de Ciencia y conducta humana

    de B. F. Skinner.

    1953

    Uso por primera vez en un informe tcnico

    de la denominacin 'terapia de conducta'

    (E. F. Skinner y colegas).

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos31Psicologa Clica y de la Salud

  • 1953

    Publicacin del cdigo tico para psiclo-

    gos por parte de la APA.

    1953

    Creacin de la Escuela de Psicologa y

    Psicotecnia en la Universidad Complutense

    de Madrid.

    1967

    A. T. Beck publica un modelo psicolgico

    de la depresin.

    1968

    Publicacin del DSM-II.

    1969

    Inicio de los estudios de Psicologa en la

    Universidad espaola (Seccin de

    Psicologa).

    1973

    Aparece un texto con el ttulo Biofeedback:

    Behavioral Medicine.

    1974

    Fundacin de la Revista Anlisis y

    Modificacin de Conducta.

    1975

    Jos Luis Pinillos publica el texto Principios

    de Psicologa.

    1978

    Se crea la Divisin 38 de la APA dedicada a

    la 'Health Psychology'.

    1978

    Se crea la Primera Facultad de Psicologa enla Universidad espaola.

    1980

    Fundacin del Colegio Oficial dePsiclogos.

    1980

    Publicacin del DSM-III.

    1981

    La APA revisa sus Principios ticos de lospsiclogos.

    1984

    Primeros pasos del programa PIR autonmi-co en Asturias

    1987

    Primeras incorporaciones masivas de psic-logos al sistema sanitario pblico enAndaluca

    1988

    Formacin de la American PsychologicalSociety.

    1988

    Fundacin de la Revista Psicothema patroci-nada por la Delegacin Norte del COP.

    1989

    Fundacin de la Revista de Psicologa de laSalud / Journal of Health Psychology.

    1989

    Fundacin de la Revista Clnica y Salud edi-tada por la Delegacin de Madrid del COP.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos32Psicologa Clica y de la Salud

  • 1993

    Establecimiento en Espaa del sistema dePsiclogo Interno Residente como sistemade formacin.

    1993

    Fundacin de la Revista PsicologaConductual. patrocinada por la AsociacinEspaola de Psicologa Conductual.

    1994

    Publicacin del DSM-IV.

    1995

    Creacin de la Comisin Promotora de laEspecialidad de Psicologa Clnica

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos33Psicologa Clica y de la Salud

  • Definicin

    1. Definicin de la PsicologaClnica y de la Salud

    La Psicologa Clnica y de la Salud es ladisciplina o el campo de especializacinde la Psicologa que aplica los principios,las tcnicas y los conocimientos cientficosdesarrollados por sta para evaluar, diag-nosticar, explicar, tratar, modificar y prevenirlas anomalas o los trastornos mentales ocualquier otro comportamiento relevantepara los procesos de la salud y enfermedad,en los distintos y variados contextos en questos puedan tener lugar.

    2. Definicin del PsiclogoClnico y de la Salud

    Consecuentemente con la definicin pro-puesta de Psicologa Clnica y de laSalud, definimos el Psiclogo Clnico y de laSalud como el psiclogo que aplica el cono-cimiento y las habilidades, las tcnicas y losinstrumentos proporcionados por laPsicologa y ciencias afines a las anomalas,los trastornos y a cualquier otro comporta-miento humano relevante para la salud y laenfermedad, con la finalidad de evaluar,diagnosticar, explicar, tratar, modificar oprevenir estos en los distintos contextos enque los mismos puedan manifestarse.

    3. Caractersticas a destacarde las definiciones

    En las definiciones propuestas, cabe lla-mar la atencin o destacar las siguientescaractersticas. Ante todo, conviene resaltarque la Psicologa Clnica y de la Salud cons-tituye un campo de especializacin de la

    Psicologa, aparentemente el ms relevantesi se toma en consideracin el nmero depsiclogos que realizan sus funciones eneste campo, mayor que el de cualquier otrombito aplicado de los actualmente existen-tes. La consideracin de disciplina especiali-zada de la Psicologa conlleva, por su parte,la inseparable caracterstica de que losexpertos que la practican han de ser nece-sariamente Psiclogos con una formacincomplementaria especializada en el mbitode la Psicologa Clnica y de la Psicologa dela Salud, de acuerdo con el ordenamientolegal que actualmente est vigente en nues-tro pas.

    El nuevo mbito de la Psicologa Clnica yde la Salud integra, por su parte, dos cam-pos de especializacin separados previa-mente existentes: la Psicologa Clnica y laPsicologa de la Salud, dedicadas especfica-mente, una a los trastornos consideradosclsicamente clnicos o mentales y la otra alos fenmenos y problemas psicolgicos ensu relacin con los problemas mdicos o desalud en general. Todo ello, de acuerdo conla visin holstica e integradora actualmentemantenida tanto sobre la salud como sobrela enfermedad como un todo integrado bio-lgico, psicolgico y social.

    En cuanto a los principios, los conocimien-tos, las tcnicas y los instrumentos que laPsicologa Clnica y de la Salud aplica, en ladefinicin se especifica que estos han de sercientficos, indicando con ello que aunquesta constituye ms una disciplina aplicadaque una ciencia bsica, los conocimientosen que se fundamenta han sido derivadoscientficamente, al igual que la totalidad delos conocimientos que constituyen la actualPsicologa, definida como la ciencia dedica-da al estudio de la conducta o el comporta-miento humano a travs de las distintasmanifestaciones en que ste pueda tenerlugar (cognitivas, emocionales, motoras omanifiestas y psicofisiolgicas en general) ya la aplicacin prctica y positiva de esteconocimiento en los distintos mbitos o

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos34Psicologa Clica y de la Salud

  • contextos en que los sujetos humanos pue-den desenvolverse.

    Respecto a los fenmenos a los que se apli-ca o que constituyen el centro de atencinde la Psicologa Clnica y de la Salud, stosson, en primer lugar, las denominadas ano-malas o trastornos mentales o del compor-tamiento, entendidos stos en un sentidoamplio del trmino y no slo en el estricta-mente psicopatolgico y ms restringidohabitualmente concedido en los manualesestandarizados de clasificacin de trastornospsicopatolgicos del tipo de la CIE-10(OMS, 1.992) o del DSM-IV (APA, 1.994).Adems de los comportamientos anmaloso alterados, la Psicologa Clnica y de laSalud estudia y toma en consideracin,igualmente, cualquier otro tipo de compor-tamiento que sea relevante para los proce-sos de salud y enfermedad, sea ste normalo patolgico y referido tanto a un individuocomo a un grupo.

    En este mismo sentido, conviene llamar laatencin sobre el hecho de que laPsicologa Clnica y de la Salud no slo seaplica o toma en consideracin los fenme-nos o procesos anormales o patolgicos,sino que estudia y se aplica igualmente ycada vez con ms dedicacin, a los proce-sos y estados de salud y bienestar, tanto delos individuos como de los grupos huma-nos, tratando de asegurar los mismos o dereinstaurarlos en caso de que stos sehubieran perdido, de acuerdo con lasimportantes funciones complementarias deprevencin y de educacin para la saluddesarrolladas igualmente por la PsicologaClnica y de la Salud.

    Entre las mltiples funciones que incluye odesempea la Psicologa y los PsiclogosClnicos y de la Salud, destacan, como serecoge en la definicin, las siguientes: eva-luar, diagnosticar, explicar, tratar, modificary prevenir. Estas funciones incluyen, engeneral, la prctica totalidad de la actividadnormalmente desempeada por el psiclo-

    go que trabaja en este mbito, con la excep-cin, quizs, de la deseable actividad inves-tigadora que los psiclogos clnicos y de lasalud tambin deberan realizar en sus res-pectivos mbitos aplicados. Estas funcionessern descritas posteriormente con unamayor amplitud en este documento.

    En la definicin se menciona, por ltimo,que la actividad desempeada por laPsicologa o por el Psiclogo Clnico y de laSalud puede ejercerse o aplicarse en muydistintos y variados contextos, en concor-dancia con la complejidad y variedad delcomportamiento y de la actividad humana yno slo en el mbito restringido del CentroClnico, del Servicio de Salud Mental o delHospital en general, aunque estos contin-en siendo los principales mbitos de aplica-cin de la misma.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos35Psicologa Clica y de la Salud

  • Funciones

    Las funciones del Psiclogo Clnico y dela Salud son variadas. No obstante, talvariedad se puede agrupar en lassiguientes actividades, que a su vez requie-ren determinadas especificaciones.

    1. Evaluacin

    Consiste en la reunin de informacinrelativa a los repertorios conductuales,el funcionamiento cognitivo y el estadoemocional de las personas. La evaluacinimplica frecuentemente a ms de una per-sona pudiendo tomar, a veces, como objeti-vo central dos o ms, como por ejemplo,una pareja, una familia u otros grupos ocolectivos. Esta informacin puede serempleada para el diagnstico de problemaspsicolgicos, la eleccin de tcnicas deintervencin y tratamiento, la orientacinvocacional, la seleccin de candidatos a unpuesto de trabajo, la emisin de un informepericial, la elaboracin de un perfil psicol-gico, la obtencin de datos complementa-rios a una evaluacin previa, la seleccin departicipantes potenciales en un proyecto deinvestigacin psicolgica, el establecimientode una lnea-base de conducta con la quecomparar cambios postratamiento y otrosnumerosos propsitos.

    En general, los instrumentos ms usualesson algn tipo de test, cuestionarios, entre-vistas, observaciones y aparatos psicofisiol-gicos. A menudo estos procedimientos seutilizan en combinacin, constituyendo unabatera de pruebas o una estrategia de medi-da mltiple.

    2. Diagnstico

    Consiste en la identificacin y rotulacindel problema comportamental, cogniti-

    vo, emocional o social, de la persona, grupoo comunidad de que se trate. Debe enten-derse como resultado del proceso de eva-luacin psicolgica. En el ejercicio de esafuncin, el psiclogo clnico y de la saludhabr de tomar decisiones, entre las quehay que destacar las siguientes:

    Decisin sobre si se trata de un proble-ma que cae dentro de su competencia ono.

    Decisin sobre el grado de severidad ogravedad de las primeras informacionesque se ofrecen del problema.

    Diagnstico, si procede.

    Especificacin del problema en trminosoperativos.

    Indicacin del tratamiento.

    3. Tratamiento e Intervencin

    El tratamiento supone intervenciones cl-nicas sobre las personas con el objetode entender, aliviar y resolver trastornos psi-colgicos: emocionales, problemas de con-ducta, preocupaciones personales y otros.Se entiende que todo tratamiento o inter-vencin supone algn tipo de relacin inter-personal y situacin social. Estas formas deayuda pueden denominarse psicoterapia,terapia o modificacin de conducta, terapiacognitiva (o cognitivo-conductual), terapiapsicoanaltica, terapia sistmica, terapiaexistencial (fenomenolgica o humanstica),consejo o asesoramiento psicolgico, opuede todava reconocerse con otros nom-bres dependiendo de la orientacin y prefe-rencia del clnico.

    La prestacin del tratamiento puede ser enaplicacin individual, en pareja, o en grupo,y ser llevado por uno o ms psiclogosconstitudos en equipo. Los clientes pueden

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos36Psicologa Clica y de la Salud

  • ser pacientes externos o pacientes internos(residentes en una institucin).

    La duracin del tratamiento suele ser por logeneral entre cinco y cuarenta sesiones(comnmente a razn de una o dos porsemana), pero tambin pueden ser tan cortocomo una sesin y tan largo como que llevevarios aos. La duracin ms frecuente deuna sesin est entre media y una hora,pero tambin puede variar segn las cir-cunstancias y la naturaleza de la terapia. Encuanto al formato de las sesiones, pueden irdesde una relacin colaboradora altamenteestructurada hasta interacciones menosestructuradas, as como consistir en cons-trucciones sistemticas de nuevas conduc-tas, en la promocin de manifestacionesemocionales, y en toda una variedad demaneras, incluyendo las aplicaciones fuerade la clnica en contextos de la vida cotidia-na.

    Los objetivos del tratamiento (convenidoscon el cliente) pueden concretarse en lasolucin de un problema especfico, propo-nerse la reconstruccin de la personalidad,o algn propsito entre estos dos extremos.Igualmente, adems del inters en el enten-dimiento, el alivio de la solucin de un tras-torno dado, la actuacin del psiclogo clni-co puede incluir la prevencin de proble-mas mediante la intervencin en institucio-nes, contextos y ambientes, as como laintervencin centrada en personas con ries-gos o en toda una comunidad.

    En algunos casos, la actividad del psiclogoclnico y de la salud ha de ser entendidacomo intervencin, ms que comoTratamiento en el sentido estricto. Se trataen este caso, de un conjunto de accionesdestinadas a resolver un problema (previa-mente identificado y analizado) de formaindirecta. Como por ejemplo, modificar losflujos de informacin en una sala mdicapara reducir los niveles de ansiedad de losenfermos, ejecucin de una campaa desensibilizacin de una comunidad para

    aumentar su participacin en programas deprevencin, etc.

    La intervencin puede consistir igualmenteen organizar una sistemtica para el estudioy conduccin de los factores individuales,ambientales y relacionales, que puedanfavorecer y/o perturbar la calidad del pro-ceso de adaptacin a la enfermedad. Estafuncin implica objetivos como:

    Identificar y evaluar factores psicosocia-les que incidan en la calidad de la aten-cin recibida por el paciente.

    Identificar y evaluar factores psicosocia-les que incidan en el bienestar de lospacientes durante su enfermedad.

    Identificar los problemas psicosocialescausados por la enfermedad (diagnsti-co, curso, tratamiento y recuperacin).

    Disear y ejecutar programas de trata-miento de las disfunciones psicosocialesque acompaan el proceso de enfermaro a la propia hospitalizacin y tratamien-to correspondiente.

    Esta funcin incluye el diseo y la realiza-cin de programas de ajuste a la enferme-dad crnica, programas de preparacin parala hospitalizacin, programas de entrena-miento para afrontar el proceso de hospita-lizacin y conseguir una buena adaptacin,que pueden ser de carcter general o referi-dos especficamente a determinados aconte-cimientos diagnsticos o de tratamientoespecialmente estresantes (por ejemplo,programas de preparacin para la ciruga,programas para procedimientos diagnsti-cos invasivos como biopsias, endoscopia,arteriografa, etc.).

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos37Psicologa Clica y de la Salud

  • 4. Consejo, Asesora, Consultay Enlace

    Se refiere aqu al consejo de experto queel psiclogo clnico y de la salud pro-porciona para una variedad de problemas apeticin de alguna organizacin, incluyen-do, en primer lugar, el contacto continuadoentre un psiclogo como consultor tcnicoy los otros profesionales de cualquier servi-cio dentro del sistema sanitario. En estecaso, el trabajo del psiclogo se integra enel del cuidado general de estos pacientes deforma permanente. La intervencin del psi-clogo, en este caso, es la de un consultortcnico. El psiclogo disea en colabora-cin y colabora en la ejecucin, de progra-mas para modificar, o instalar conductasadecuadas, como es el caso de programasreferidos a las conductas de cumplimiento oadherencia al tratamiento; o para modificarconductas que constituyen un factor de ries-go aadido para la salud del paciente, o quepueden dificultar su recuperacin o rehabi-litacin.

    Las organizaciones consultantes pueden sermuy diversas, adems de la sanitaria: desdemdicos y abogados en prctica privada,hasta agencias gubernamentales, entidadesjudiciales y corporaciones multinacionales,as como centros educativos y de rehabilita-cin, sociedades y asociaciones.

    Se incluye en esta actividad de consulta elservicio de asesora clnica proporcionado aotros psiclogos que lo requieran. Consisteen recibir asesoramiento de un expertosobre un caso que est siendo objeto deatencin profesional por parte del psiclogoclnico. Igualmente, se incluir la supervi-sin clnica, donde el experto evala lacompetencia profesional del psiclogo clni-co (pudiendo emitir una certificacin a peti-cin del interesado).

    La consulta se puede tipificar por el objeti-vo, la funcin desempeada y el lugar de la

    responsabilidad. El objetivo puede estarorientado al caso, de modo que a su vez elconsultor trate con l directamente o bienproporcione consejo a terceros, o puedeestar orientado a la organizacin o progra-ma (como sea, por ejemplo, la evaluacinde programas en curso). La funcin desem-peada se puede resolver como consejo(acerca de casos, organizaciones o progra-mas), servicio directo (evaluacin, psico-diagnstico, tratamiento, intervencin encambios organizacionales, arbitraje deexperto), o enseanza (formacin en tareasespecficas, entrenamiento de personal,orientacin en el uso de instrumentacinpsicolgica) y otras formas. En cuanto allugar de la responsabilidad, se refiere a si laresponsabilidad por las consecuencias debi-das a la solucin ofrecida al problema deuna organizacin recae en el clnico consul-tado o permanece, como es ms frecuenteen la propia organizacin consultante.

    5. Prevencin y Promocin dela Salud

    Este apartado recoge fundamentalmenteel trabajo de intervencin comunitariade los psiclogos de la salud. Sus funcionespreventivas y promotoras de salud se cen-trarn en:

    Capacitar a los mediadores de las redessociosanitarias de la comunidad dianapara desempear funciones de promo-cin de la salud y de prevencin.

    Analizar la problemtica de las personascon prcticas de riesgo, elaborandoestrategias encaminadas a aumentar elcontacto con ellas y valorando la ade-cuacin de la oferta real de tratamiento adicha problemtica.

    Incrementar el nivel de conocimientosde las personas en situacin de riesgo de

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos38Psicologa Clica y de la Salud

  • la comunidad, sobre la enfermedad oenfermedades correspondientes, o sobrelos factores de riesgo.

    Fomentar y promover los hbitos desalud en la poblacin general.

    Promover una mayor accesibilidad a losinstrumentos preventivos.

    Dar a conocer diversos recursos huma-nos y materiales para la prevencin ypromocin.

    6. Investigacin

    El psiclogo, tanto por tradicin histricacomo por formacin facultativa, estorientado a la investigacin. De hecho, estaactividad es una caracterstica del psiclogoen relacin con los dems profesionales dela salud y as, la investigacin ha llegado aconstituir una contribucin reconocida en elcontexto clnico y de intervencin comuni-taria. Las investigaciones del psiclogo clni-co y de la salud se llevan sobre todo en lospropios contextos aplicados y, a menudo,formando parte de las prestaciones profe-sionales, pero tambin se llevan en labora-torios disponiendo ya de mejores condicio-nes para estudios controlados.

    Las reas de investigacin por parte del psi-clogo clnico y de la salud incluyen desdela construccin y validacin de tests hasta elestudio del proceso y del resultado de dis-tintos tratamientos psicolgicos, desde ladeterminacin del valor pronstico dedeterminadas variables hasta la comproba-cin de la viabilidad de profesionales comoterapeutas, desde el anlisis de contextosinfantiles o geritricos hasta la evaluacin oexperimentacin neuropsicolgica o psicof-sica, por sealar esa variedad de reas deinvestigacin.

    Esta orientacin a la investigacin del psi-clogo en el marco de la salud tiene impor-

    tancia, al menos por las tres siguientes razo-nes: por un lado, permite evaluar crtica-mente la ingente cantidad de investigacio-nes que de continuo se publican, para dis-criminar posibles nuevas aportaciones ydeterminar qu procedimientos de evalua-cin e intervencin teraputica sean msadecuados para sus clientes. Por otro lado,es una condicin para evaluar la efectividadde su propio trabajo, de modo que se evi-ten prcticas espreas clnicamente sosteni-das por la inercia y se promueva una mejoractuacin profesional. Finalmente, constitu-ye una dotacin facultativa con la que secontribuye al trabajo en equipo en contex-tos mdicos (hospitalarios y centros desalud) donde ya se espera esta destreza porparte del psiclogo (como ya se ha dicho),en particular, para el diseo de las investi-gaciones del equipo, para la solicitud definanciacin de proyectos y como consultorde proyectos ajenos.

    7. Enseanza y Supervisin

    La dedicacin a la enseanza y formacina otros en tareas clnicas y de la salud,tiene varias modalidades. El psiclogopuede estar total o parcialmente dedicado ala enseanza tanto en cursos de graduacinfacultativa como de postgrado, en reas depersonalidad, psicopatologa, psicologaanormal, evaluacin clnica, psicodiagnsti-co, terapia o modificacin de conducta, psi-coterapia, tcnicas de intervencin y trata-miento, intervenciones comunitarias, diseode investigacin y otras.

    La supervisin de un practicum es un tipoespecial de enseanza en la que el psiclo-go clnico y de la salud aporta su experien-cia profesional a la formacin de estudian-tes. El modelo consiste, por lo general, enque el estudiante asista a las sesiones que seestimen convenientes y viables o inclusorealice alguna tarea con el cliente y se renaentre sesiones con el supervisor. En todo

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos39Psicologa Clica y de la Salud

  • caso, el cliente siempre conoce la condicinde estudiante en prcticas y de que el res-ponsable es el supervisor. Esta supervisinpuede ser individual o en pequeos grupos.Asimismo, son usuales tambin otras tareasen que se muestre al estudiante la prcticaprofesional, tales como la aplicacin,correccin y valoracin de pruebas o laaplicacin de ciertas tcnicas, as como laasistencia a sesiones clnicas. Es obvio tam-bin que el estudiante est obligado a laconfidencialidad en el mismo sentido que elclnico.

    Otra forma de enseanza o supervisin esla ayuda prestada a solicitud de estudiantesy de graduados que plantean o llevan acabo determinada investigacin. Esta laborva desde la orientacin bibliogrfica y elconsejo para que el diseo responda a loque se quiere saber, hasta la introduccinen las habilidades como investigador. Latarea del supervisor en este sentido ha deser tal que preste una ayuda relevante sinconvertir al solicitante en un mero ejecutorde sus ideas.

    Finalmente, algunas orientaciones clnicascomo la terapia o modificacin de conduc-ta, incluyen a menudo la formacin de noprofesionales de la psicologa en principiosy tcnicas de anlisis y modificacin deconducta. Esta enseanza puede ir dirigi-da, bajo control y supervisin del psiclo-go, a otros profesionales de modo quesean ellos los que extiendan la aplicacinpsicolgica en sus contextos naturales,como mdicos, enfermeras, tcnicos sanita-rios, dentistas, higienistas dentales, profe-sores y dems personal cuya dedicacintenga que ver con alguna forma de trato yatencin social. Esta enseanza puede tam-bin ir dirigida al propio cliente formandoparte del contexto teraputico cuando larelacin clnica implica la ayuda a la gentepara aprender nuevas maneras de compor-tarse en la vida cotidiana.

    8. Direccin, Administracin yGestin

    Este tipo de funcin tiene ms que vercon la colaboracin con la gerencia delsistema sanitario: es bsicamente una fun-cin de gestin de recursos humanos cuyoobjetivo es mejorar el desarrollo de los ser-vicios, mediante la mejora de la actuacinde los profesionales sanitarios y del sistemamismo.

    Un primer aspecto de esta funcin es el deordenacin de la tarea global en el sistemasanitario. A esa funcin se le podra deno-minar funcin de coordinacin (que actual-mente se cubre en cierto modo desde elServicio de Atencin al Usuario). Paracumplir tal funcin, el psiclogo acta comoexperto en relaciones humanas e interac-cin personal, en dinmica de grupos, y seofrece a los equipos de salud como coordi-nador de actividades y asesor en la solucinde las posibles dificultades que pueden sur-gir de la interaccin, colaborando en lamejora de la calidad de tal interaccin entrelos diferentes miembros del equipo, y entrelos diferentes equipos, a fin de optimizar elrendimiento de los dispositivos asistencia-les.

    Esta funcin de coordinacin no ha de con-fundirse con la funcin de direccin de unequipo asistencial, aunque puede coincidircon ella. Por otro lado, la funcin de coor-dinacin puede extenderse a la coordina-cin con las acciones de asistencia especia-lizada hospitalaria y extra hospitalaria y a lasacciones de la asistencia no especializadaen la Atencin Primaria extra hospitalaria.Se trata, en suma, de poner en prctica elconcepto de salud bio-psico-social y deatencin integral que implica, ejerciendouna labor de cuidado indirecto del paciente,sobre todo en el caso de una enfermedadcrnica, o discapacidad permanente. En elcaso de ciertas patologas, como las oncol-

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos40Psicologa Clica y de la Salud

  • gicas, la coordinacin puede proseguirhasta la muerte del paciente terminal, den-tro del medio hospitalario (si existe un pro-grama para ello).

    De cualquier modo, la buena coordinacinintra e inter equipos repercutir con seguri-dad en un mayor nivel de calidad de la asis-tencia.

    Por otro lado, el cumplimiento de esta fun-cin conlleva, primero, el estudio y estable-cimiento de la mejor forma de adecuar losrecursos humanos a los fines del sistema; ysegundo, la evaluacin y valoracin peri-dica de la aportacin de los trabajadores enlas mejoras o retrocesos en los servicios yresultados que reciben los usuarios de laorganizacin sanitaria (en estrecha conexincon el anlisis de la calidad de la asistencia).

    En consecuencia, el psiclogo clnico y dela salud en el cumplimiento de esta funcinactuar:

    Como experto (Consultor tcnico), alofrecer asesoramiento a los directores yjefes de lnea en asuntos que afectan alas relaciones laborales para afrontar ymanejar los problemas que se puedanpresentar, formulando y ejecutando trata-mientos especficos y/o globales (segnlos casos).

    Como auditor, evaluando y valorando eldesempeo de los directivos administra-tivos, jefes de servicio y jefes de enfer-mera, en cuanto a la implantacin ydesenvolvimiento de las polticas de per-sonal y en cuanto a la humanizacin dela asistencia, previamente acordadas porlos rganos correspondientes.

    Como diseador de programas para rela-cionar los recursos humanos disponibles,y proponiendo procedimientos alternati-vos a los que estn siendo utilizados,adaptando mtodos y tecnologas a losrecursos efectivos de que se dispone.

    En el cumplimiento de esta funcin, el psi-clogo puede desempear puestos comodirector de un hospital de Salud Mental, Jefede Servicio de un Hospital o Centro deSalud, Director de un DepartamentoUniversitario, Director de un Programa deFormacin de Postgrado (Doctorado,Master), Director de un Servicio ClnicoUniversitario, Director General de Servicioso programas sectoriales de PsicologaClnica y de la Salud, Presidente de algunaseccin profesional o cientfica, responsablede un proyecto de investigacin, y otros,incluyendo la gestin de su propia actividadprofesional.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos41Psicologa Clica y de la Salud

  • Procedimientos,Tcnicas eInstrumentos

    La idea general es hacer una lista, porun lado suficientemente exhaustiva delas tcnicas e instrumentos como parapoder abarcar la labor actual del psiclogoclnico y de la salud, y por otro lo suficien-temente agrupada por reas de tcnicas oinstrumentos como para que aclare lasdirectrices generales de accin, permitin-dose de esta forma la contemplacin oinclusin de otras tcnicas e instrumentosno necesariamente incluidos de forma expl-cita.

    Para conseguir este fin, se han elaboradodiversas clasificaciones que estructuran elcampo desde diferentes pticas o perspecti-vas, pero que no pueden considerarsemutuamente excluyentes. Se pretende coneste enfoque reflejar, con la mayor fidelidadposible, la riqueza y variedad de las tcnicaspsicolgicas en psicologa clnica.

    Todas las tcnicas, procedimientos e instru-mentos que se incluyen en los apartadossiguientes se consideran bsicamente espe-cficas del psiclogo clnico y de la salud,tanto por su origen como por la adecuacinde la formacin de este especialista a sucorrecta utilizacin. Por dicha razn, debeser un psiclogo clnico y de la salud quienindique, disee o supervise dichas tcnicasy procedimientos, o quien utilice los instru-mentos que se enumeran.

    1. Momentos de Intervencin

    Los procedimientos, las tcnicas y los ins-trumentos que utiliza el psiclogo tienenun primer encuadre clasificador que vienedeterminado por el momento de la inter-

    vencin. La intervencin psicolgica hadesarrollado tcnicas y estrategias eficaces,especialmente dirigidas a cumplir los finespropios de cada uno de los distintos instan-tes en los que se interviene. Una clasifica-cin de dichos momentos se ofrece a conti-nuacin:

    Prevencin primaria

    Su objetivo es modificar anticipadamente lascondiciones sociales y ambientales as comolas conductas de las personas que puedenafectar negativamente a su salud tanto acorto, como medio o largo plazo, y promo-ver conductas favorecedoras de la misma.De esta forma se pretende evitar la apari-cin de problemas. La intervencin en esteprimer momento se suele llevar a cabo anivel comunitario, aunque tambin se dirigea veces a colectivos especiales o gruposespecficos de alto riego.

    Prevencin secundaria

    Su objetivo es localizar y tratar lo antes posi-ble los trastornos cuya aparicin no ha podi-do impedirse por medio de la prevencinprimaria. Se trata pues de identificar los tras-tornos en los momentos iniciales de su apa-ricin o incluso antes de sta, cuando hayuna previsin de que va a producirse coninminencia. Esta deteccin precoz suele faci-litar una intervencin ms temprana y confrecuencia con mejores expectativas de xito.

    Tratamiento

    Su objetivo es la intervencin sobre trastor-nos ya aparecidos y ms o menos consoli-dados (en esto se diferencia de la preven-cin secundaria).

    Prevencin terciaria

    Su objetivo es actuar sobre los trastornosque ya han sido objeto de tratamiento, paraprevenir recadas y evitar posibles compli-caciones posteriores. En el caso de los tras-

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos42Psicologa Clica y de la Salud

  • tornos crnicos tambin puede sealarsecomo objetivo el reducir o disminuir losefectos negativos de stos, con el objetivode, aunque no sea posible curar el proble-ma, mejorar la calidad de vida. La preven-cin terciaria, tal y como se ha definidoaqu, asume en gran medida el conceptoclsico de rehabilitacin.

    2. Niveles de Intervencin

    La intervencin psicolgica, en el campoclnico, ha sido tradicionalmente vincula-da con la psicoterapia individual. Sin negarque este es el modelo de mayor implanta-cin, no cabe duda de que existen otrosniveles, que gozan de gran tradicin y acep-tacin entre los clnicos. Una clasificacin delos distintos niveles podra ser la siguiente:

    Individual.

    Grupal.

    Familiar.

    Comunitario.

    Institucional.

    3. Tcnicas de Evaluacin yDiagnstico

    Los procedimientos y tcnicas de interven-cin psicolgicas estn ntimamente aso-ciados a los instrumentos, tcnicas y procedi-mientos de evaluacin. Aunque no puedeconsiderarse que todos las tcnicas de eva-luacin que se enumeran ms abajo seanexclusivas del psiclogo clnico y de la salud(p.ej.: las entrevistas), su adecuada utilizacinpara fines clnicos debe apoyarse en una for-macin psicolgica y psicopatolgica delmismo nivel de la que reciben los especialis-tas en Psicologa Clnica. A continuacin se

    ofrece un listado de dichas tcnicas, reco-giendo las ms importantes:

    Entrevistas (desde las entrevistas libres alas entrevistas completamente estructura-das pasando por entrevistas con distintosgrados de estructuracin).

    Observacin conductual.

    Tcnicas y procedimientos de auto-observacin y autoregistro.

    Tests.

    Autoinformes: Escalas, inventarios ycuestionarios.

    Registros psicofisiolgicos.

    Juego de roles y otros procedimientos deapoyo a la observacin de las conductas.

    Encuestas.

    4. Apoyo en Informes deOtros Profesionales

    Con el fin de obtener informacin adicio-nal para la elaboracin de conclusionesdiagnsticas o de evaluacin, los psiclogosclnicos y de la salud pueden recabar la opi-nin de otros profesionales sanitarios y nosanitarios. Algunos de los informes mscorrientemente utilizados son:

    Informes neurolgicos.

    Informes de trabajadores sociales.

    Informes de pruebas bioqumicas.

    Informes pedaggicos.

    Informes mdicos en general.

    Informes sociolgicos.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos43Psicologa Clica y de la Salud

  • 5. Tcnicas y Procedimientosde Intervencin

    Los psiclogos clnicos y de la salud utili-zan un gran nmero de tcnicas y pro-cedimientos de intervencin, que han resul-tado de los conocimientos adquiridos en laprctica clnica, de la psicologa y de lasciencias afines. En este apartado se recogenaquellas tcnicas y los procedimientos quems frecuentemente se usan en el mbitoclnico, agrupados en los grandes epgrafestericos que los sustentan. No se ha inten-tado, en ningn caso, la pormenorizacinexhaustiva y el agotamiento en la descrip-cin de todas las formas de intervencin, yaque nuestro propsito se circunscribe amarcar las grandes lneas por las que discu-rre la actividad teraputica en la psicologaclnica y de la salud. As por ejemplo, lastcnicas de sugestin y la hipnosis no serecogen en un apartado especfico ya quepueden ser utilizadas por distintas corrientesu orientaciones tericas. Por otra parte, noen todos los casos se ha descendido almismo nivel descriptivo, en orden a no alar-gar excesiva e innecesariamente la exposi-cin.

    Las principales tcnicas y procedimientosson:

    Tcnicas de Terapia o deModificacin de Conducta

    Tcnicas de exposicin (DesensibilizacinSistemtica, Inundacin, Implosin,Exposicin guiada y Autoexposicin).

    Tcnicas basadas en el CondicionamientoOperante (Reforzamiento positivo y nega-tivo, Control estimular, Extincin operan-te, Tiempo fuera de reforzamiento, Costode Respuesta, Saciacin, Sobrecorreccin,Refuerzo diferencial de otras conductas,Programas de Economa de Fichas yContratos conductuales) y Tcnicas aver-

    sivas (Castigo, Procedimientos de escapey evitacin y Condicionamiento clsicocon estmulos aversivos).

    Tcnicas de condicionamiento encubier-to (Sensibilizacin Encubierta, ModeladoEncubierto y otras).

    Tcnicas de autocontrol.

    Tcnicas de adquisicin de habilidades(Juego de Roles, Modelado, Ensayo deconducta)

    Tcnicas de relajacin.

    Tcnicas de Terapia cognitivo-con-ductual

    Tcnicas cognitivas (Terapia RacionalEmotiva, Terapia Cognitiva de Beck,Reestructuracin Cognitiva y otras).

    Tcnicas de afrontamiento (Inoculacinde Estrs, Solucin de Problemas y otras).

    Tcnicas Psicoanalticas

    Las principales tcnicas psicoanalticasbasadas o inspiradas en el Psicoanlisisson la Interpretacin, la Aclaracin y laConfrontacin y se completan con otrasintervenciones racionales, incluyendo ade-ms el adecuado manejo de fenmenosdel proceso teraputico como la Alianzade Trabajo y la Transferencia yContratransferencia. Estas se aplican den-tro de las siguientes modalidades principa-les:

    Tratamiento psicoanaltico convencional.

    Psicoterapia psicoanaltica de expresin(media y larga duracin).

    Psicoterapia psicoanaltica breve y/ofocal.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos44Psicologa Clica y de la Salud

  • Psicoterapia psicoanaltica de apoyo.

    Psicoterapia dinmica.

    Tcnicas de Psicoterapias centradasen la persona y experienciales

    Tcnicas de Terapia centrada en el cliente.

    Tcnicas de Psicoterapia experiencial.

    Tcnicas de Psicoterapia de procesoexperiencial.

    Tcnicas de Terapia bioenergtica.

    Psicodrama.

    Tcnicas de Psicoterapias fenome-nolgicas y existenciales

    Tcnicas de Psicoterapia guestltica.

    Tcnicas de Anlisis transaccional.

    Tcnicas de Anlisis existencial.

    Tcnicas de Terapia existencial y logote-rapia.

    Tcnicas de Terapia Sistmica

    Pautacin escnica.

    Posicionamientos.

    Preguntas lineales, estratgicas, circula-res y reflexivas.

    Reestructuraciones, reencuadres o rede-finiciones.

    Tareas de cambio en la pauta.

    Tareas metafricas, paradjicas, reestruc-turantes y rituales.

    Relatos.

    6. Instrumentos

    La actividad profesional de los psiclogosclnicos y de la salud est asociada a lautilizacin de ciertos instrumentos, cuyo usoy correcta aplicacin e interpretacin deresultados supone un nivel de entrenamien-to especfico. Este entrenamiento se adquie-re mediante la fusin de los conocimientosbsicos de la psicologa junto con los que seadquieren en el curso del aprendizaje de laespecialidad. En algunos casos, ser necesa-rio un entrenamiento especfico extraordi-nario. En todo caso, los conocimientos bsi-cos de la psicologa se consideran impres-cindibles para el uso adecuada de dichasherramientas. A continuacin se detallan losinstrumentos materiales que con ms fre-cuencia se utilizan en la prctica profesionalde los psiclogos clnicos y de la salud.

    Tests.

    Escalas.

    Cuestionarios.

    Inventarios.

    Encuestas.

    Guas y protocolos de entrevistas.

    Instrumentos de autoregistro.

    Sistemas de registro en observacindirecta.

    Aparatos de Biofeedback o retroalimen-tacin.

    Aparatos para registro de seales psicofi-siolgicas.

    Sistemas de presentacin de estmulos.

    Sistemas informticos para la evaluaciny la intervencin psicolgica.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos45Psicologa Clica y de la Salud

  • mbitos de Actuacin

    1. Lugares de Intervencin

    La Psicologa Clnica y de la Salud ha teni-do su tradicional mbito de aplicacin ennuestro pas en los gabinetes privados. Eldeficiente desarrollo de nuestra red pblicasanitaria y el genuino inters de ejercer suprofesin por parte de las sucesivas genera-ciones de psiclogos han propiciado, duran-te muchos aos, la creacin y mantenimien-to de centros privados especializados enPsicologa Clnica y de la Salud. En la actua-lidad, el sector privado de la PsicologaClnica y de la Salud tiene un gran dinamis-mo y diversidad, pudindose encontrarentre sus filas desde los gabinetes uniperso-nales hasta centros ms o menos complejoscon amplios equipos multiprofesionales.

    En el mbito pblico, ha habido desde haceunos 25 aos una progresiva incorporacinde psiclogos clnicos y de la salud, que conla Ley General de Sanidad (14/86 del 25 deAbril ), han afianzado y reforzado su papeldentro de la Sanidad Pblica y de la aten-cin sanitaria. Su funcin es, en todos loscasos, la de un facultativo especialista quetrabaja dentro de un equipo multidisciplinar,aunque por desgracia, en algunos casos, sinreconocimiento de tal nivel laboral.

    En lo que se refiere a los lugares especficosde intervencin, hay distintos dispositivosen los que el psiclogo clnico y de la saluddesarrolla (o podra desarrollar) sus funcio-nes adecundolas a la especificidad deriva-da de los objetivos de estos. Entre ellosvamos a nombrar los siguientes:

    Centros privados de consulta, asesora-miento y tratamiento.

    Equipos de atencin primaria.

    Equipos de salud mental.

    Unidades de salud mental del hospitalgeneral.

    Unidades de Psicologa del hospitalgeneral.

    Unidades de Neuropsicologa del hospi-tal general.

    Unidades de rehabilitacin hospitalariaso comunitarias.

    Hospitales de da.

    Hospitales psiquitricos.

    Unidades u hospitales geritricos.

    Hospitales Materno-infantiles.

    Unidades o centros de atencin psicol-gica infantil.

    Unidades de dolor crnico y de cuidadospaliativos.

    Centros de voluntariado o Centros deOrganizaciones No Gubernamentales deatencin a personas con discapacidades.

    Unidades de Salud Laboral.

    Otros dispositivos (Centros educativos,Equipos de psicologa clnica en el ejr-cito, etc.).

    Las distintas intervenciones que se realicenen estos sitios podrn ir dirigidas al indivi-duo, familia, ambiente, equipo sanitario o atoda la Institucin.

    2. reas en las que se trabaja

    En este apartado se trata de listar somera-mente algunas de los objetivos especfi-cos de intervencin del psiclogo clnico yde la salud en los distintos lugares dondeejerce su funcin. No se pretende, como en

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos46Psicologa Clica y de la Salud

  • la mayora del documento, la exhaustividad,sino presentar el guin de las reas de pro-blemas a las que frecuentemente se encuen-tra ms ligado el quehacer laboral de laPsicologa Clnica y de la Salud.

    En su faceta de psiclogo clnico el rea dededicacin prioritaria es la de Salud Mental.Es en esa rea dnde el psiclogo clnico yde la salud lleva ms tiempo trabajando.Segn las demandas hechas en este rea, enla poblacin espaola habra una prevalen-cia del 10-20 % al ao.

    El tipo de intervencin que se realice depen-der de la poblacin en la que tengamos queintervenir (infantil, adultos, ancianos) ascomo del carcter de la intervencin (preven-tiva, tratamiento y rehabilitacin ).

    Los estudios de carcter preventivo en suje-tos con un desarrollo evolutivo normal, ayu-dan a localizar los acontecimientos vitales ylas crisis evolutivas, que unidos a los recur-sos del individuo y del ambiente incremen-tan su probabilidad de padecer un grannmero de trastornos o patologas. Las reasque se evalan prioritariamente son las quehacen referencia a la influencia del compor-tamiento, la psicologa o los factoresambientales en la salud mental del anciano,de la mujer, de los nios y adolescentes.

    En lo que se refiere al tratamiento, los psi-clogos clnicos y de la salud evalan, diag-nostican y tratan, solos o en equipo conotros profesionales de la salud mental, lostrastornos y patologas que se enmarcan enlos siguientes epgrafes:

    Trastornos de inicio en la infancia, laniez o la adolescencia.

    Delirium, demencia, trastornos amnsi-cos y otros trastornos cognoscitivos.

    Trastornos mentales debidos a enferme-dad mdica.

    Trastornos relacionados con el uso desustancias.

    Esquizofrenia y otros trastornos psicti-cos.

    Trastornos del estado de nimo.

    Trastornos de ansiedad.

    Trastornos somatoformes.

    Trastornos facticios.

    Trastornos sexuales y de la identidadsexual.

    Trastornos de la conducta alimentaria.

    Trastornos del sueo.

    Trastornos del control de los impulsos.

    Trastornos adaptativos.

    Trastornos de la personalidad.

    La lista anterior no agota toda la posiblegama de problemas frente a las que el psi-clogo clnico puede dirigir su atencinteraputica, pero, sin embargo, incluye losepgrafes ms significativos.

    La rehabilitacin de los enfermos con tras-tornos mentales debe ser uno de los ejesms significativos de toda poltica sanitariaresponsable en este campo. Actualmente lospsiclogos clnicos y de la salud asumentodo tipo de tareas en este mbito, inclu-yendo el diseo, direccin y aplicacin deprocedimientos rehabilitadores para todotipo de trastornos crnicos en los que exis-ta o haya existido un trastorno mental. Laorientacin de la actuacin rehabilitadoraes, normalmente, de ndole comunitaria,pero tambin puede centrarse en el mbitohospitalario o de consulta ambulatoria. Eltipo de trastornos susceptibles de recibir

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos47Psicologa Clica y de la Salud

  • atencin rehabilitadora por parte de los psi-clogos clnicos y de la salud, que trabajanen Salud Mental, es muy amplia y abarcabsicamente la misma gama de epgrafesque antes se enumeraron para el tratamien-to.

    La segunda rea en la que el psiclogo cl-nico y de la salud trabaja, pero subrayandosu faceta de Psiclogo de la Salud, es elmbito de la problemtica psicolgica aso-ciada a la enfermedad y salud fsicas. A eserespecto el rea de trabajo de la PsicologaClnica y de la Salud tiene que ver con pro-blemas derivados de la promocin y mante-nimiento de la Salud y con la prevencin dela enfermedad (as, por ejemplo, el psiclo-go de la salud participa activamente en eldiseo, ejecucin y evaluacin de las cam-paas preventivas de las enfermedades car-diovasculares).

    El psiclogo de la salud se ocupa oficial-mente de todos los problemas psicolgicosligados al proceso de la enfermedad (diag-nostico, padecimiento, tratamiento, cura-cin/cronificacin y rehabilitacin). As, laPsicologa de la Salud puede ocuparse delimpacto psicolgico del diagnstico de unaenfermedad grave, o del impacto psicoso-cial de la hospitalizacin, o de la prepara-cin psicolgica para la ciruga a fin de faci-litar la recuperacin post-quirrgica, de lacalidad de vida ligada a tratamientos conefectos secundarios muy agresivos.Naturalmente, el psiclogo de la salud tam-bin se ocupa de resolver los problemasque pueden plantearse en la relacin mdi-co-paciente: comunicacin, toma de deci-siones y cumplimiento de prescripciones.Finalmente, se ocupa de los problemas queel propio profesional sanitario padece deri-vados del ejercicio de su trabajo.

    Algunas de las temticas de este campo deintervencin en Psicologa de la Salud seexponen a continuacin, sin ningn nimoexhaustivo:

    Problemas de adherencia al tratamiento.

    Problemas asociados a la asuncin delrol de enfermo.

    Trastornos emocionales derivados de laenfermedad.

    Problemas vinculados con el apoyofamiliar.

    Problemas psicolgicos asociados a loscambios permanentes producidos por laenfermedad o lesin y de adaptacin almedio.

    Adems de las reas de tratamiento, pre-vencin y rehabilitacin, los psiclogos cl-nicos y de la salud asumen, dentro delcampo de la asistencia sanitaria, papelesrelevantes en el campo de la investigacin,la docencia y la direccin de centros o uni-dades, de acuerdo con su formacin espec-fica y habilidades. As, los psiclogos clni-cos y de la salud pueden desempear:

    La direccin de unidades o centros asis-tenciales.

    La direccin y/o participacin en traba-jos de investigacin.

    La docencia en todo aquello referente ala Psicologa Clnica y de la Salud.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos48Psicologa Clica y de la Salud

  • 3. Autonoma Profesional yRelaciones con OtrosProfesionales

    Cualquier actividad que se consolidacomo profesin, lo hace porque cumplerequisitos de utilidad social elementales:

    1.Ofrecer soluciones en un campo deintervencin determinado.

    2.Poseer un bagaje cientfico- tecnolgico,que acredite una calidad y rigor de laintervencin.

    3.Que cubra demandas sociales.

    Si traducimos con rigor el desarrollo deestas tres cuestiones desarrolladas en pgi-nas anteriores de este documento, se cum-plen los requisitos para reclamar comocampo de actuacin del Psiclogo Clnico yde la Salud cualquier mbito de actuacinrelacionado con la salud desde la interven-cin bio-psico-social, manifestada por laO.M.S.

    Esta concepcin de salud nos orienta a des-terrar prejuicios sociales que encasillan alPsiclogo Clnico y de la Salud, en elmundo de "lo mental" y que en definitivaperjudican al usuario porque le ofrecen unmodelo de salud dividido y dicotmico, queno relacionan lo mental con lo fsico, sepa-rando para estudio e intervencin lo que enrealidad es indivisible.

    Es claro que romper ese dualismo inope-rante supone un reto para cualquier profe-sional de la salud, ya que como se puedeobservar en este documento existen inter-venciones directas del Psiclogo Clnico yde la Salud sobre problemas Biomdicos:dolor, cardiovasculares, hipertensin, SIDA,etc.

    Cada vez es ms patente la ntima relacinque existe entre el comportamiento de laspersonas y su estado de la salud. Es ah, enel anlisis y cambio de las interacciones per-sona-ambiente, donde se sita el campo deintervencin del Psiclogo Clnico, comointervencin dirigida a la mejora y cuidadode la salud en todos los niveles de inter-vencin buscando el equilibrio bio-psico-social de la persona utilizando el anlisispertinente en cada caso y ayudndose deotras intervenciones complementarias cuan-do lo estime oportuno.

    Es notorio por otra parte refirindonos a lacompetencia profesional del PsiclogoClnico y de la Salud, que puede aportar ele-mentos valiosos para la mejora de la saludde los ciudadanos en estrecha colaboracincon otros profesionales. Notable es elnmero de profesionales que trabajan en elSistema pblico de Salud en sus distintosniveles, local, autonmico y central y la ins-tauracin del sistema P.I.R. es una buenamuestra. Muy importante tambin es la pre-sencia del sector privado con niveles decalidad y variedad de productos en cons-tante crecimiento.

    Todas estas realidades nos sitan en la grandemanda social actual de la profesin,razn prioritaria por la cual este documentoadquiere sentido y significado.

    Refirindonos a las relaciones con otros pro-fesionales de la Salud, consideramos la pers-pectiva de la cooperacin permanente en elmarco de equipos interdisciplinarios, dondecada profesional aporta su perspectiva paradar atencin de Salud completa, donde secontemple a la persona de forma global sinparcelaciones que todos los profesionalescritican, lo que no es un deseo, sino algoque se viene desarrollando de hecho enequipos de Centros de Promocin de laSalud, Centros Integrados de Salud, etc.,existiendo profesionales de la Psicologacoordinando y dirigiendo estos equipos. De

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos49Psicologa Clica y de la Salud

  • este modo el papel del Psiclogo Clnico yde la Salud, ser ms protagonista, en lamedida que se aborden aspectos del conti-nuo Salud-Enfermedad, que tienen que vercon la interaccin de la persona con ellamisma, el mundo y los dems.

    Como ejemplo puede decirse que su campode actuacin tendr ms frecuencia en aten-cin primaria, tareas de prevencin y pro-mocin de la salud y tratamiento de proble-mas del comportamiento, que en una plan-ta de ciruga, pero no debe excluirse la posi-bilidad de que pueda y en ocasiones debaactuar en este mbito.

    Asimismo, el Psiclogo Clnico y de la Saluddeber conocer y actualizar permanente-mente sus conocimientos sobre Sociologade la Salud, Epidemiologa de los Trastornosdel Comportamiento, Antropologa, etc.,como apoyo necesario a su quehacer.

    En definitiva se trata de completar y rellenarvacos en la asistencia integral a la salud quedemandan los ciudadanos.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos50Psicologa Clica y de la Salud

  • Formacin

    La formacin del psiclogo clnico es elelemento fundamental que garantizasu competencia profesional. Dicha for-macin es el punto de partida de la activi-dad profesional del psiclogo y ha de per-manecer abierta, en continua actualizacin.

    La formacin ha de ser tanto terica comoprctica y utilizar la metodologa apropiadade acuerdo con los objetivos concretos acubrir.

    En nuestro pas dicha formacin se organizaen tres bloques fundamentales: el primerose refiere a la formacin bsica que el licen-ciado en psicologa obtiene durante su pre-paracin universitaria; el segundo bloque esla formacin especializada en PsicologaClnica y de la Salud; y el ltimo bloque esla formacin continua que el psiclogo cl-nico y de la salud necesita para estar al dade todos los avances cientficos en estembito y mejorar su prctica profesional.

    1. Formacin Bsica

    La formacin bsica del psiclogo clnicoy de la salud, viene determinada por suformacin universitaria de segundo ciclo,que le capacita para la obtencin del ttulode Licenciado en Psicologa.

    Al finalizar esta formacin bsica el licencia-do en psicologa ha de estar familiarizadode una forma amplia y general en las tcni-cas y campos de aplicacin de la PsicologaClnica y de la Salud.

    En este sentido debe conocer la diversidadde instrumentos y fuentes de evaluacin ydiagnstico, las distintas tcnicas teraputi-cas, y las diversas reas de aplicacin: indi-viduales, grupales y comunitarias.

    2. La Formacin Especializadaen Psicologa Clnica

    Para el acceso a la titulacin de especia-lista en Psicologa Clnica y de la Saludsiempre se partir de la titulacin deLicenciado en Psicologa, o sus precedentesen Filosofa y Ciencias de la Educacin,Seccin de Psicologa y Filosofa y Letras,Seccin Psicologa. Como hemos menciona-do anteriormente, desde el mbito universi-tario se proporcionar aquellos conocimien-tos tericos y habilidades tcnicas y meto-dolgicas necesarias para iniciar la forma-cin especializada en Psicologa Clnica.

    Los programas de formacin especializada,debern basarse en la realidad asistencialactual, as como en los avances cientficos ytcnicos aportados en la investigacin bsi-ca y aplicada en Psicologa Clnica y de laSalud.

    Caractersticas de la Formacin

    La formacin deber tener una serie decaractersticas mnimas que debe cumplir entodos los centros acreditados del territorionacional. Estas son las siguientes:

    La duracin del programa ser de, almenos, tres aos.

    Constar de una formacin prctica rea-lizada a travs de rotaciones por los dis-tintos dispositivos o centros acreditadosque permitan un contacto con las distin-tas psicopatologas y tratamientos.

    Una formacin terica que complementela formacin prctica.

    A lo largo de las rotaciones el psiclogoen formacin contar con el apoyo de untutor que asesorar y/o supervisar lasactividades del psiclogo en formacin.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos51Psicologa Clica y de la Salud

  • El tutor siempre ser licenciado en psi-cologa, con al menos cuatro aos deexperiencia clnica, y realizar su prcti-ca profesional en cualquiera de los cen-tros acreditados como psiclogo clnico.

    El trabajo del tutor-psiclogo ser apo-yado, pero no sustituido, por la figura deun supervisor en cada servicio dondeefecte la rotacin. Ambas figuras, lasdel tutor-psiclogo y la de los superviso-res de rotacin, han de estar en perma-nente contacto que permita el cumpli-miento de los objetivos de rotacin.

    Objetivos del Programa deFormacin Especializada enPsicologa Clnica

    Para el cumplimiento de las funciones con-templadas en este documento, el programade formacin especializada en PsicologaClnica y de la Salud deber conseguir:

    Capacitar a los psiclogos clnicos y dela salud para el desempeo de una aten-cin integral y continuada desde unaperspectiva de salud integral, cubriendolos niveles de promocin, prevencin,asistencia y rehabilitacin, tal y como seha explicado en pginas precedentes deeste documento.

    Capacitar a los psiclogos clnicos y dela salud para el desempeo de las tareasde evaluacin, intervencin y tratamien-to psicolgicos.

    Capacitar a los psiclogos clnicos y dela salud para el ejercicio interdisciplina-rio que requiere una concepcin multi-dimensional del sujeto y de la salud.

    Capacitar a los psiclogos clnicos y dela salud para el desempeo de tareas deinvestigacin y docencia.

    Circuito de Rotacin

    La rotacin por los distintos centros acredita-dos es el eje de la formacin especializada,aportando la caracterstica fundamental delprograma que es la adquisicin de la forma-cin a travs de la prctica profesional.

    El circuito de rotacin se disear en fun-cin de las necesidades de formacin delpsiclogo y debe constar como mnimo delos siguientes dispositivos:

    Centro de atencin de trastornos psico-patolgicos o psicosomticos de carcterambulatorio y comunitario

    Unidades de internamiento hospitalariode corta y larga estancia

    Dispositivos o Unidades de Rehabilitacin,especficamente configurados como tales.

    Otros dispositivos sanitarios especficosdonde el psiclogo pueda llevar a cabosu formacin.

    Contenidos

    La formacin especializada cubrir todosaquellos aspectos especficos y monogrfi-cos en el campo de la actividad de laPsicologa Clnica y de la Salud. Estos pue-den abarcar desde tcnicas especficas deevaluacin y diagnstico, tratamientos yreas especficas de aplicacin, hasta aspec-tos legales, jurdicos y normativos vincula-

    dos al campo sanitario.

    Perfiles Profesionales del Psiclogo Colegio Oficial de Psiclogos52Psicologa Clica y de la Salud

  • Evaluacin de los Resultados de laFormacin Especializada enPsicologa Clnica

    El psiclogo ser evaluado a lo largo de suformacin especializada a travs de:

    Una memoria anual de las actividadesformativas, clnicas e investigadoras enlas que haya participado.

    Una investigacin relacionada con suformacin terico-prctica y asistencial.Dicha investigacin ser realizada a lolargo de su formacin.

    El tutor emitir un informe anual sobre lostutorizados que incluir:

    Grado de cumplimiento del Programa deFormacin en cuanto a los objetivos y lasactividades desarrolladas (memorias,investigacin, etc.).

    Cumplimiento de los objetivos especfi-cos previstos en el Programa Docente,tanto desde el punto de vista de conoci-mientos y habilidades adquiridas comode aptitudes clnicas.

    3. La Formacin Continuada

    Es de suma importancia habilitar losmecanismos necesarios para la revisin,mantenimiento, actualizacin y adquisicinde nuevos conocimientos y habilidades, quepermitan mejorar y potenciar la prcticaprofesional en el campo de la PsicologaClnica y de la Salud. Este objetivo se puedeobtener a travs de programas de formacincontinuada especficos.

    Los programas de formacin continuadapodrn estar formados por las siguientesactividades:

    Asistencia a cursos de actualizacin que

    supongan una puesta al da sobre aspec-tos relativos a la actividad profesional.

    Actualizacin bibliogrfica sobre los temasprofesionales, utilizando los medios dedocu