conpes 3460

Download conpes 3460

Post on 29-Nov-2015

70 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Documento

    CCoonnppeess Consejo Nacional de Poltica Econmica y Social Repblica de Colombia Departamento Nacional de Planeacin

    3460

    POLTICA DE CONSOLIDACIN DE LA SEGURIDAD DEMOCRTICA: FORTALECIMIENTO DE LAS CAPACIDADES DEL SECTOR DEFENSA Y

    SEGURIDAD

    Ministerio de Defensa Nacional Departamento Administrativo de Seguridad Ministerio de Hacienda y Crdito Pblico Departamento Nacional de Planeacin Versin aprobada

    Bogot, D.C., 26 de febrero de 2007

  • 1. INTRODUCCIN

    La Poltica de Defensa y Seguridad Democrtica (PDSD) desarrollada en el cuatrienio 2002-2006

    prob ser una estrategia exitosa en la lucha contra el terrorismo y el narcotrfico, as como una

    herramienta fundamental en la recuperacin del control territorial. Despus de cuatro aos de

    implementacin, los resultados son evidentes. Hoy es indiscutible el hecho de que todos los indicadores

    de violencia y criminalidad se han reducido de manera sustancial, generando un clima de confianza y

    optimismo que a su vez se ha transformado en un aumento en la inversin nacional y extranjera, en tasas

    de crecimiento econmico que no se registraban hace dcadas y en un aumento en el bienestar social a

    travs de la reduccin de la pobreza y el desempleo.

    Pese a estos logros en seguridad, an persisten importantes retos. La implementacin de la PDSD

    ha generado un nuevo contexto estratgico marcado por la adaptacin de las amenazas y el surgimiento de

    nuevos desafos. Esta situacin ha obligado al sector defensa y seguridad a hacer una revisin de la

    poltica y a plantear nuevos objetivos. El producto de dicha revisin es la Poltica de Consolidacin de la

    Seguridad Democrtica (PCSD), tal como se refleja en el Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 Estado

    Comunitario: Desarrollo para Todos. Esta se concibe en un espectro amplio de mbitos de accin, que

    sobrepasa el plano de las operaciones militares y policiales y que para su desarrollo tiene en cuenta

    aspectos polticos, jurdicos, diplomticos, de interaccin con la ciudadana y, en particular, esfuerzos de

    carcter social.

    Para alcanzar los objetivos se ha diseado una estrategia que rene cinco (5) lneas de accin y

    veintiocho (28) planes y programas que apoyan el desarrollo de cada una de esas lneas. El logro de todos

    estos objetivos y el cumplimiento de los planes y programas requieren inversiones importantes.

    Consolidar significa mantener unas capacidades y fortalecer otras. En ese sentido, en Colombia durante

    los prximos aos, se requerirn inversiones procedentes de dos tipos de fuentes. La primera est dada

    por el Marco de Gasto de Mediano Plazo (MGMP), cuyo monto, a precios constantes de 2006, asciende a

    los $50,3 billones para el Ministerio de Defensa Nacional. De ese monto total, $4.1 billones estn

    destinados al rubro de inversin, lo que representa solo un 8,04 %. Estos recursos ya fueron definidos por

    el Gobierno Nacional y como tal sern ejecutados. Sin embargo, slo permiten mantener capacidades y

    son insuficientes para fortalecerlas. Para completar las necesidades del sector, de acuerdo con los

    objetivos planteados en la PCSD, se requieren recursos adicionales por el orden de los $7.54 billones.1

    1 Es de sealar que todos los anteriores valores estn dados en pesos del 2006.

    1

  • El presente documento somete a consideracin del Consejo Nacional de Poltica Econmica y

    Social - CONPES -, la declaracin de importancia estratgica de la PCSD y de los proyectos que la

    conforman y la aprobacin tanto de su financiacin con recursos adicionales por el orden de los $7.54

    billones para ser ejecutados entre 2007 y 2010, como de la estrategia de ejecucin mediante vigencias

    futuras.

    2. CONTEXTO ACTUAL DE DEFENSA Y SEGURIDAD: AMENAZAS Y RETOS

    La ejecucin exitosa de la PDSD gener un nuevo contexto de seguridad en donde los grupos

    criminales se han visto forzados a cambiar sus tcticas y estrategias con el fin de garantizar su

    supervivencia. An cuando se han logrado avances en su debilitamiento, las amenazas no han

    desaparecido; siguiendo su lgica criminal, se han venido transformando. Esta situacin impone una serie

    de retos institucionales para el gobierno de Colombia y su Fuerza Pblica.

    Los grupos narcoterroristas siguen insistiendo en el terrorismo y en el narcotrfico. En esta

    medida, dedican gran parte de su esfuerzo armado a defender a los que consideran sus activos

    estratgicos, es decir, los cultivos ilcitos, los secuestrados y sus propios cabecillas. Si bien se mantienen

    activos en diferentes zonas del pas, han desplegado sus retaguardias estratgicas en las zonas de frontera

    donde adems desarrollan actividades ilegales de manera creciente, convirtindose en una amenaza no

    slo para la seguridad de Colombia sino tambin para la de sus pases vecinos. Adicionalmente,

    mantienen su intencin de influir en espacios polticos nacionales e internacionales en bsqueda de

    reconocimiento y percepcin de legitimidad.

    El negocio de las drogas ilcitas tambin ha respondido y se ha adaptado a la estrategia de lucha

    del gobierno para combatirlo. Con respecto a la siembra de coca, se pas de los grandes cultivos

    industriales a mltiples cultivos pequeos y dispersos, sembrados en zonas de difcil acceso y en medio

    de cultivos lcitos, lo que dificulta enormemente su deteccin y su erradicacin. As mismo, vienen

    incrementando la utilizacin de los parques naturales para evadir la aspersin area.

    Organizacionalmente, en lugar de grandes carteles verticales, los narcotraficantes se han adaptado a travs

    de la formacin de estructuras ms dispersas y especializadas. Como respuesta al bloqueo del puente

    areo, han concentrado sus acciones en la Costa Pacfica de Colombia, buscando consolidarla como

    principal rea de embarque y despacho de drogas hacia diferentes partes del mundo, aprovechando su

    compleja geografa y la insuficiencia de sistemas de vigilancia y control de la Fuerza Pblica en la zona.

    2

  • De otro lado, la coyuntura de la desmovilizacin de las autodefensas ilegales implica

    complementar los esfuerzos para enfrentar el surgimiento de nuevas amenazas. En algunas de las zonas

    donde se han desmovilizado estas estructuras armadas, estn actuando bandas criminales que pretenden

    hacerse al control de las diferentes actividades delictivas en las que incurran las autodefensas ilegales.

    Adicionalmente, persiste la voluntad de otros grupos narcoterroristas de entrar a esas reas para ejercer su

    influencia. En este punto, es importante resaltar la firme decisin del gobierno nacional de retirar todos

    los beneficios jurdicos, aplicar la legislacin penal ordinaria y cuando sea procedente, extraditar a

    cualquier desmovilizado de estas agrupaciones que reincida en actividades de narcotrfico, terrorismo o

    cualquier otro delito.

    Simultneamente, este nuevo contexto de seguridad establece una serie de retos institucionales

    que no dan espera y que es necesario afrontar como un aspecto prioritario. La legitimidad y credibilidad

    de la Fuerza Pblica son la base de todas sus acciones, y en esa medida, es necesario realizar una serie de

    reformas que apunten a estndares ticos y profesionales ms elevados, as como de respeto por los

    Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

    3. LOS OBJETIVOS DE LA POLTICA DE CONSOLIDACIN DE LA SEGURIDAD

    DEMOCRTICA

    Como respuesta al cambio en el escenario estratgico, el Gobierno Nacional adelant una revisin

    de la Poltica de Seguridad Democrtica, producto de la cual se ha diseado la Poltica de Consolidacin

    de la Seguridad Democrtica. Esta se enmarca dentro de una serie de principios que delimitan y orientan

    todas las actividades desarrolladas por el Ministerio de Defensa Nacional y la Fuerza Pblica. Los

    mismos incluyen la conquista de la seguridad como gua de todas las acciones, la generacin de confianza

    y apoyo de la poblacin como base de legitimidad, la proteccin a la poblacin, la presencia permanente e

    indefinida de la Fuerza Pblica en todos los rincones de la geografa nacional, la seguridad como

    generadora de rentabilidad social, la flexibilidad y adaptabilidad a la dinmica de la guerra y la accin

    coordinada con todas las entidades del Estado.

    De acuerdo con los mbitos de accin definidos y acogindose a los anteriores principios, la

    PCSD establece cinco (5) objetivos estratgicos:

    3

  • 1. Consolidar el control territorial y restablecer la autoridad del Estado en todo el territorio nacional.

    2. Generar a travs del uso legtimo de la fuerza y la poltica social, las condiciones de seguridad y

    bienestar social que obliguen a los grupos narcoterroristas a desmantelarse.

    3. Romper en todos los eslabones de la cadena, la libertad y habilidad de los narcotraficantes para

    desarrollar su negocio y con ello avanzar hacia la eliminacin del narcotrfico en Colombia.

    4. Formar una Fuerza Pblica moderna, con los ms altos estndares ticos y morales, que cuente

    con la confianza y el apoyo de la poblacin.

    5. Desarrollar la Doctrina de Accin integral, a travs del esfuerzo combinado de la fuerza legtima,

    la poltica social, las acciones de las dems instituciones del Estado y de la sociedad civil.

    Para alcanzarlos, la PCSD incluye un conjunto de veintiocho (28) planes y programas agrupados

    con base en cinco (5) lneas de accin (ver Cuadro 1):

    Cuadro No. 1 Lneas de a