razon y palabra.pdf

Download razon y palabra.pdf

Post on 08-Feb-2016

18 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    1

    Prolgo

    Con la excepcin de Mario Kapln, de ngel Siz y, por supuesto, de la incansable obra de Paulo

    Freire, son ms bien pocos los llamados acadmicos e investigadores de Mxico y Amrica Latina

    que se han aventurado a ahondar en el mundo indisoluble de la comunicacin y la educacin desde

    una perspectiva existencial. Alejados de supuestos de psicologa educativa, positivista y susceptible

    de medicin, registro y tabulacin numrica, este particular grupo de acadmicos se encuentra lejos

    de las pretensiones de eficiencia y evaluacin del desempeo que el modelo de educacin

    institucionalizada actual impone con no desdeables dividendos. Luego, la produccin acadmica

    sobre este asunto tiende a ser prcticamente nula; comprensible sin duda por los unos que la

    desdean por intil y hasta poco rigurosa, o por los otros que prefieren instalarse en la cmoda zona

    de la investigacin que da el controlar y medir, dejando a los temas existenciales para ms adelante.

    Empero, todo ello al final no slo se olvida del hombre y del ser, sino tambin evidencia un enorme

    problema que, como sucede con estos temas, incide en la propia vida de quien decide tomarlo y de

    los que, infelizmente para ms de uno, lo rodean. Y es que no es posible indagar en los stanos de la

    educacin y de la comunicacin, sin sentirse uno mismo parte de ese peculiar andamiaje, o para

    decirlo poticamente, sin sentirse un ladrillo ms en la pared. Elegir este tema pues, implica la

    problemtica de la introspeccin que necesariamente terminar en el despertar del fastidioso

    tbano socrtico que a su vez redundar en el ms duro e incorruptible autocuestionamiento. Se

    trata de un movimiento en solitario, callado, pero terriblemente vivido, sufrido y, tambin en

    ocasiones, disfrutado. Un verdadero movimiento existencial.

    Se forma as la terrible paradoja wittgensteiniana, aqulla que usa la escalera basada en el mismo

    principio para comprenderla, pero que al final debe tirarla para poder seguir. El caso de este libro es

    una elocuente muestra de ello, se trata de una provocacin a pensar. a asumir responsabilidades, a

    sufrir, a recordar que las higinicas polticas educativas basadas en criterios prefijados y con

    estndares cuantitativos perfectamente delimitados, no permiten la misin bsica de la educacin, a

    RAZN Y PALABRA Primera Revista Electrnica en Amrica Latina Especializada en Comunicacin

    www.razonypalabra.org.mx

    Qu es, para qu sirve y cmo aplicar el aprendizaje basado en comunicacin (abc)?

    Dr. Alejandro Byrd Orozco

  • 2

    2

    saber, la liberacin; porque as como educacin y comunicacin van de la mano, el tercer elemento

    que interviene en la relacin y la hace definitivamente humana, es la tica. La educacin, como la

    comunicacin, son ticas, porque implican compromiso, implican la revelacin de un ser frente a

    otro, no la grosera imposicin del que sabe frente al que no, sino la mutua aceptacin de la

    incompletud que como seres humanos nos impulsa a buscar incansablemente esa posibilidad de

    sentirnos completos, ya sea ayudando al otro, ya sea al sentirme comprendido.

    Pero no se confunda nadie, el texto no es una coleccin de catarsis derivadas de traumas

    estudiantiles, vertidas en tardes de charla de cafecito, so pretexto de continuar la crtica por el poco

    rigor metodolgico dedicado a la educacin y su potencial para generar recursos humanos valiosos y

    subir escalafonariamente en las mediciones internacionales sino ms bien un agudo anlisis de lo

    que hemos hecho con la educacin y de lo que hemos hecho con los aprendientes todos. El

    sealamiento en plural no es casualidad, pues una de las particularidades que es posible contemplar

    hoy en la educacin es que las cosas son como son porque son, es decir, asumimos que la realidad es

    una, unvoca y adems es inmodificable. Hemos abandonado esa socrtica idea del potencial

    transformador de la educacin y cado as en otra especie de zona de comodidad con tintes estoicos,

    pero ciertamente vacos, en la que simplemente aceptamos la realidad porque no puede ser de otra

    manera. Simplemente aguardamos la esperanza de que el milagro suceda, pero contribuimos nada a

    que as sea.

    Deca Neil Postman que la educacin tena una funcin en especfico, la de ser una actividad

    termosttica, esto es, el ser revolucionaria cuando la sociedad es conservadora, o bien, el ser

    conservadora cuando la sociedad es revolucionaria (Postman, 1984). De esta manera, la labor de la

    educacin debera ser siempre la de mostrar el contrargumento, la cara opuesta de la moneda, la

    anttesis, el lado oscuro de la luna. Sin embargo, las instituciones educativas y los profesionales de la

    educacin, nos hemos convertido en los principales promotores de una despersonalizacin del ideal

    formativo que raya en la automatizacin bajo la infame premisa del mercado. So pena de quedarnos

    fuera del tren del progreso -inalcanzable de cualquier modo-, hacemos gala da a da del triunfo del

    mtodo por sobre la finalidad, del exquisito seguimiento del procedimiento por sobre el objetivo y

    RAZN Y PALABRA Primera Revista Electrnica en Amrica Latina Especializada en Comunicacin

    www.razonypalabra.org.mx

    Qu es, para qu sirve y cmo aplicar el aprendizaje basado en comunicacin (abc)?

    Dr. Alejandro Byrd Orozco

  • 3

    3

    ello nos ha llevado a convertir a la escuela en una fbrica de consumidores, de empleados, de

    ciudadanos, de recursos humanos que orgullosos presumen a tirios y troyanos sus relucientes y

    valiossimas certificaciones, pues como dice el propio Alejandro Byrd a propsito de las sintticas

    ilustraciones de Memo: Una postura que cada vez cobra ms fuerza: declararse constructivista

    deviene en una imagen progresista y actualizada aunque tal postura se ejerza sobre bases

    conductistas que haran palidecer a Skinner. Es algo equivalente a la decretada formacin por

    competencias. El matrimonio es inevitable: competencias y constructivismo. No importa que las

    primeras se hereden del mercado y consideren al aprendiz incompetente y lo segundo sea ms una

    aspiracin idlica de uno mismo que una realidad.

    Es justo ese triunfo de la tcnica y pulcritud en el procedimiento, lo que ha distanciado de manera

    abismal a la realidad del estudiante con la realidad escolar. Por un lado, la escuela como espacio

    funcionalista idlico, por otro, como espacio etreo en el que se estudian cosas fatalmente intiles. El

    aprendiente queda reducido as, como el propio Alejandro Byrd seala, a a-luminis, es decir, a no-

    iluminado, a ignorante, porque todo lo que l sabe, vive y experimenta en su ambiente, es

    desestimado por su poco carcter cientfico y, sobre todo, por estar fuera del temario del curso. El

    ambiente en el saln de clase, as, no difiere mucho del que hace ms de 1500 aos relatara Agustn

    de Tagaste en su niez, ciertamente con comentarios no muy favorales y que olvida que es imposible

    no poder aprender algo de cualquier otro, siempre y cuando estemos conscientes de esa finitud que

    implica nuestra condicin.

    En tanto centrado en la comunicacin, este libro de Alejandro Byrd es muy directo y claro en su

    lenguaje y en sus conceptos, sin embargo, su narrativa no es nica y aade un componente que lo

    vuelve ms provocativo an. Podr seguro llevarse ideas e iniciar reflexiones quien se quede con una

    lectura textual de l, pero, y esta es la parte ms rica de ello, la contribucin al dilogo y al

    pensamiento ser ms alta an de quien se deje llevar por sus elementos. No es casual el utilizar

    poesa, cartones y hasta recursos audiovisuales, no tiene que ver con un propsito meramente

    ilustrativo y para facilitar la comprensin.

    RAZN Y PALABRA Primera Revista Electrnica en Amrica Latina Especializada en Comunicacin

    www.razonypalabra.org.mx

    Qu es, para qu sirve y cmo aplicar el aprendizaje basado en comunicacin (abc)?

    Dr. Alejandro Byrd Orozco

  • 4

    4

    En realidad hay un doble propsito que al final es personalsimo y multidimensional y tiene que ver

    con la funcin que desempea la educacin, pero sobre todo un maestro, particularmente en cuanto

    elemento existencial. Deca Kierkegaard que el mtodo socrtico de la irona era valioso no por lo

    que era como tal, sino por lo que no deca y lo que provocaba en el interlocutor; a eso denomin el

    dans la comunicacin indirecta. No decir las cosas como tales, no hacer el trabajo del discpulo,

    anteponer una mscara a lo que se dice, utilizar recursos que motiven y lleven a descubrir verdades:

    Un verdadero educador no dice jams lo que piensa, sino siempre y nicamente lo que piensa de

    algo en cuanto a su utilidad para quien pretende educar. Esta tctica de disimulo no necesariamente

    debe hacerse manifiesta (Nietzsche, en Hadot, 2006, p. 84). Declarada abiertamente esa

    responsabilidad slo ma por el atrevimiento de desenmascarar por anticipado al autor, me parece

    que ese es uno de los grandes aciertos de este libro, pues su finalidad y hasta su utilidad no est en

    lo que dice, sino en la forma en que lo hace y en lo que puede hacer despertar lo mismo a maestros

    que a discpulos. Cada quien debe hallar su verdad.

    Informo por anticipado, no encontrar el lector en este texto un desfile de erudicin vaca, una

    coleccin de citas, una discusin tcnica academicista, o un deseo irrefrenable, aunque

    elegantemente oculto, de instalarse como experto en la materia, sino una con