profeta ezequiel

Download Profeta Ezequiel

Post on 16-Jan-2015

23.482 views

Category:

Spiritual

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • 1. El profeta Ezequiel y su libro Tema n 16

2. Contenidos

  • 1. La persona del profeta
  • 2. Composicin y problemas crticos del libro
  • 3. Estructura y estilo del libro
  • 4. Contenido doctrinal: 1) La gloria del Seor; 2) El pueblo rebelde; 3) La esperanza salvfica;.4) Concepcin mesinica.

3. El profeta Ezequiel El Libro de Ezequiel El personaje La poca histrica Problemas crticos Estructura y estilo Contenido doctrinal La gloria del Seor El pueblo rebelde La esperanza salvfica Mesianismo 4. La persona del profeta Ezequiel 5. El libro de Ezequiel aporta muy pocos da-tos sobre la persona y cualidades del profeta y sobre el lugar donde ejerci su ministerio. Slo se dice que era sacerdote e hijo del sa-cerdote Buz, y que estaba casado con una mujer a la que amaba con ternura (Ez 24,16); al morir ella, Ezequiel explica su soledad como smbolo de la desgracia que se cierne sobre Jerusaln. 6. En cambio, aporta muchos detalles cronolgicos de sus visiones y sus orculos: la visin de su voca-cin tiene lugar "a los treinta aos", el quinto de la deportacin de Jeconas; es decir, el ao 593. Al ao siguiente tiene la visin del Templo (Ez 8,1-11); y sigue fechando su actividad el ao sptimo (Ez 20,1), el noveno (Ez 24,1), el dcimo (Ez 29,1), el undcimo (Ez 26,1; 30,20; 31,1), el duodcimo (Ez 32,1; 33,21), el vigsimo quinto (Ez 40,1) y el vigsi-mo sptimo (Ez 29,17). 7. Es decir, segn los datos del libro, su acti-vidad se desarroll toda ella en el destierro des-de el ao 593 hasta el 572. A partir de entonces nada sabemos de su vida ni de la fecha de su muerte. Una tradicin muy tarda, recogida por San Atanasio, dice que muri a manos de un jefe del pueblo cuya conducta idoltrica recriminaba (cfr PG 25,160). 8. La personalidad de Ezequiel, su actividad y su libro sigue desconcertando a los comentaris-tas porque rompe los esquemas aplicables a los dems profetas y, a la vez, hay una gran cohe-rencia en todo el libro. Quiz sea sta la razn de que resulte un profeta enigmtico y probablemente no estudia-do en profundidad. Las primeras discrepancias sobre Ezequiel comienzan en 1924, cuando ya se haban aplicado los mtodos histrico-crticos al resto de los libros profticos. 9. Sobre el mbito de su ministerio, la opinin tradicional afirma que fue Babilonia: all recibi la llamada y all pronunci los orculos. Las dudas provienen de la primera parte del libro (Ez 1-25) que recoge una serie de orculos contra Jud y Jerusaln; en ellos Ezequiel refleja un amplio conocimiento de la situacin religiosa y de las intrigas polticas de la Ciudad Santa, mientras que nada dice del rey deportado, ni de los problemas de los deportados. 10. Ante estos datos se han propuesto dos hip-tesis: 1) que toda su actividad se desarrollara slo en Jerusaln y que un redactor posterior al des-tierro reelaborara los primeros 39 captulos, aa-diendo su propia aportacin: para hacerlo ms verosmil situ a Ezequiel predicando en Babilo-nia; 2) que su actividad se desarrollara parte en Palestina, parte en Babilonia. 11. A. Bertholet propuso una hiptesis que durante varios aos tuvo gran aceptacin: Ezequiel recibi su vocacin en Jerusaln (Ez 2,3-3,9) hacia el 593, y all comenz su predicacin hasta el asedio de la ciudad, durante el cual la abandon ostensiblemente (Cfr Ez 12,1-20), establecindose en una aldea de Jud. Pero fue deportado con los dems a Babilonia. Al poco tiempo de estar all recibi una nueva llamada (Ez 1,4-22) que le impuls a continuar su minis-terio entre los deportados. La hiptesis es sugerente pero carece de fundamento textual. Cfr Herntrich, V., Ezechielproble-me, Berlin 1933. 12. La mayora de los autores modernos sigue manteniendo que nicamente predic en Babilo-nia; antes de la deportacin definitiva, los ya exilados seguan teniendo los ojos fijos en Jeru-saln, y el profeta debe convencerles de que los pecados siguen siendo tan graves que el castigo ser completo; no cabe pensar en un retorno in-mediato (Ez 1-25); en cambio, tras la destruc-cin de Jerusaln, el objetivo del profeta ser fo-mentar la esperanza de salvacin y del retorno. 13. No han faltado hiptesis ms radicales, que han llegado a negar la existencia de Ezequiel durante el destierro: algunos, como James Smith en 1931, supo-nen que el libro pertenece a un profeta annimo del siglo VIII que predic en el Reino del Norte en la poca de Manass, porque los pecados que denuncia encajan bien en ese tiempo. Otros, en el extremo opuesto, como C.C. Torrey (Pseudo-Ezekiel and the Original Prophecy, New Ha-ven 1930), consideran el libro como un pseudoepgra-fo del siglo III, cuyo autor annimo recre los hechos sin ningn fundamento histrico. 14. Sobre la personalidad de Ezequiel varias teoras han pretendido explicarla como enfermiza. Klostermann supone que refleja la curacin de un enefermo hemipljico. K. Jaspers lo considera esquizofrnico. Ciertamente rea-liza acciones simblicas extraas (en Ez 2 come el rollo escri-to; bate palmas en Ez 6,11 y 21,9; baila en Ez 6,9, etc.; tiene xtasis y mltiples visiones; se queda mudo; utiliza alegoras e imgenes atrevidas; etc.). Pero su "anormalidad" es coherente digamos con su teo-loga; concretamente con su percepcin de la trascendencia y santidad divinas. Cfr Jaspers, J., Der prophet Ezechiel. Eine pathographichsche Studie, en "Homenaje a K. Schneider", 1974, pp. 77-85. 15. Puede decirse que es el ms mstico de los profetas. La personalidad de Ezequiel se explica por la complejidad de su misin: es profeta, y a la vez, sacerdote, pastor, "centinela" de su pueblo, arquitecto del nuevo Templo, y organizador de la nueva comunidad que se forja en el destierro generosa del Seor. El es el gran telogo del destierro y de la religin yahwista. 16. Como los profetas que le han precedido, transmite el juicio divino sobre Israel, conde-nando apasionadamente sus pecados, especial-mente la idolatra, la apostasa, la profanacin, etc. Pero como sacerdote, refleja su intimidad con el Templo y apela una y otra vez a la autori-dad de la Ley: est imbuido de la santidad del Seor y siente la oposicin entre los agrado y lo profano, lo puro y lo impuro; en este sentido tie-ne muchos puntos de contacto con el "Cdigo de Santidad" (Lev 17-27) y con la tradicin Sacer-dotal (cfr Ex 24-40; Lev 1-16). 17. Adems, es un poeta, dotado de una exce-lente imaginacin, con gran aprecio por los sm-bolos e imgenes literarias; utiliza la estructura de la lamentacin (qinah) con destreza y versati-lidad. Ezequiel, por otra parte, es considerado "centinela" de su pueblo: la crudeza de sus jui-cios hay que interpretarla como fruto de su con-vencimiento de la responsabilidad personal, de la esperanza de una edad nueva y de su fe en la gracia 18. poca histrica del profeta Ezequiel 19. 20. Primera etapa (593-587): antes de la cada de Jerusaln

  • El hatillo del deportado (12)
  • La historia de Israel (16)
  • Profetas, mentiras y magia (13)
  • La gloria del Seor abandona el Templo (8-11)
  • Quin tiene la culpa? (18 y 33)

21. Segunda etapa (587-571): tras la cada de Jerusaln

  • El profeta como centinela (33,1-9)
  • Los pastores de Israel (34)
  • Purificacin y novedad radical (36,16-38)
  • Los huesos calcinados (37,1-14)
  • Jos y Jud. El nuevo Israel (37,15-28)
  • Grandeza y lmites de una obsesin (40-48)

22. El libro de Ezequiel Problemas crticos 23. Sobre la autenticidad del libro ha prevalecido durante muchos siglos la opinin de que "ningn libro del AT se distingue tanto como el suyo por seales tan decisivas de unidad de autor y de integridad" (J.B. Gray). Es opinin comn que el texto hebreo ha llegado bastante deteriorado, pero est suficientemente demos-trado que la traduccin griega no supone otro original diferente; se limita a clarificar los pasos ms oscuros, no siempre con xito. 24. La hiptesis que han negado la autenticidad del libro derivan de las antes mencionadas sobre el lugar del ministerio de Ezequiel: As G. Hlscher (1924) su-pone que son del profeta slamente los poemas (una sexta parte del libro), mientras que un redactor poste-rior completara la parte en prosa. V. Herntrich (1932) y J.B. Herford se inclinan por un ministerio nico en Palestina; un redactor de la cautividad reelaborara ms tarde todo el material. 25. Los que admiten el doble ministerio (A. Bertho-let, Auvray, etc.) dudan sobre la asignacin de todos los orculos al profeta. Pero estas disensiones no han conseguido impo-nerse y hoy la mayora de los autores (L. Dennefeld, J. Ziegler, F. Spadafora, Zimerli, etc.), siguen mante-niendo "que los datos del libro de Ezequiel sobre el lu-gar y el tiempo de la actividad del profeta son exactos y, por tanto, se considera el libro como el resultado de la predicacin de Ezequiel que comenz su ministerio proftico en el destierro a partir del ao 593. 26. Cfr Eissfeld, O., Introduzzione all'Antico Testa-mento, vol. 3, Milan 1966, p.125.- Adems de la una-nimidad de los autores son muchos los indicios que apoyan la unidad de autor y su ministerio nico en Ba-bilonia: cuando hace descripciones de Jerusaln faltan detalles y viveza, que hubiera dado un testigo ocular; sorprende la falta de profecas contra Babilonia; mu-chas expresiones e ideas son babilnicas. Adems es claro el influjo de los textos de Jeremas, aun conser-vando cada uno su estilo. Jeremas ms conciso, Eze-quiel ms ampuloso y desarrollado. Basta comparar, por ejemplo, Ier 31,29 con Ez 18; Ier 23,1-6 con Ez 34, etc. 27. An admitida la unidad de autor, muchas partes del libro parecen ms bien redactadas por escrito que pronunciadas de viva voz. Es posible que el propio profeta revisara y completara sus orculos y visiones hasta llegar a ordenarlos con la estructura que hoy contienen. En efecto, la estructura es clara, siguiendo la

Recommended

View more >