malaquías profeta

Download Malaquías profeta

Post on 30-Jun-2015

288 views

Category:

Spiritual

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

El profeta Malaquías habla, en el Antiguo Testamento, del precursor, de seguir la Ley de Dios y de respetar el matrimonio, entre otras cosas.

TRANSCRIPT

  • 1. MalaquasPROFETA DEL ANTIGUO TESTAMENTOREBECA REYNAUD

2. En el taller del orfebre 3. Malaquas 3,1-5 Ved que envo mi mensajero a preparar el camino delante de M() Quin se sostendr en pie cuando aparezca? Porque escomo fuego de fundidor, como leja de lavanderos. 3 Se pondra fundir y a purificar la plata; purificar a los hijos de Lev, losacrisolar como oro y plata: as podrn ofrecer al Seor unaoblacin en justicia. Entonces ser grata al Seor la oblacin deJud y de Jerusaln como en los das de antao Estar cercano a vosotros para administrar justicia y ser testigopresto contra los hechiceros y los adlteros, contra los que juranen falso y contra los que explotan al jornalero 4. Una ancdota Haba un grupo de mujeres reunidas en suestudio bblico semanal, y mientras lean ellibro de Malaquas encontraron un versculoque dice: "Y l se sentar como fundidor ypurificador de plata (3.3), este verso lesintrig. Una de ellas se ofreci a investigar elproceso de la purificacin de la plata. Esasemana la dama llam a un orfebre e hizouna cita para ver su trabajo. 5. Mientras observaba al orfebre sostener una pieza de plata sobre el fuegodejndolo calentar intensamente, l le explicaba que para refinar la plata,deba ser sostenida en medio del fuego donde las llamas arden con msfuerza, para as sacar las impurezas. En ese momento ella imagin a Diossostenindonos en un lugar as de caliente. Entonces record una vez mas elversculo "Y l se sentar como fundidor y purificador de plata". Le preguntal platero si era cierto que l deba permanecer sentado frente al fuegodurante todo el tiempo que la plata era refinada. El hombre respondi-"S.No slo debo estar aqu sentado sosteniendo la plata, tambin debomantener mis ojos fijamente en ella durante el tiempo que est en el fuego,si la plata fuese dejada un instante ms de lo necesario, sera destruida. 6. La mujer se mantuvo en silencio por un momento yluego pregunt: -Cmo sabe cuando ya esta completamente refinada? l sonri y le respondi: "Ah, muy simple -- Cuando puedo ver mi imagenreflejada en ella." Si hoy sientes el calor del fuego, recuerda que Diostiene sus ojos puestos en ti y continuar observndote,hasta que vea su imagen en ti. Ref. Malaquas 3,3. 7. Los evangelios sinpticos (cf. Mc 1,2), y Jess mismo (Mt11,7-15; Lc 7, 24-30), mantienen la identificacin delmensajero que precede al Seor con Elas, y ven sucumplimiento en la figura de Juan Bautista. Con esaidentificacin, Jesucristo pasa a ser el Seor que vienea su Templo. En la tradicin de la Iglesia, la ambigedad se viotambin como una manera de indicar la doble venidadel Seor: en la humildad de la carne, y en la gloria delfin. En la fiesta de la Presentacin de Jess en el Templo, selee el texto de 3,1-4 como Primera lectura. LEER lo que dice San Cirilo de Jerusaln en pie de pg.1308, del tomo deLibros profticos de la Universidadde Navarra. 8. El libro de Malaquas ocupa el ltimo lugar en lalista de los Doce Profetas Menores. Sabemos pocosobre su autor, excepto lo que se afirma en su libro.Su nombre, Malaquas (Malaki), aparece en elprimer versculo, pero no es seguro que se trate delnombre propio del autor. Los LXX lo haninterpretado como nombre comn traducindolopor mensajero, significado del trmino hebreomalak. El libro tiene un neto carcter homiltico ypastoral, afrontando temas particulares, como elculto o el cumplimiento de los preceptos de la ley.Precisamente estos temas son los que danconsistencia a todo el conjunto. 9. ISAIAS JEREMIAS 2 ISAIAS3 ISAIASAbdas760740720700680660640620600580560540520500480460440420400380360340ISRAELJeroboamIIDOMINIO ASIRIOJUDAOzasJoatnAjazEzequasManassAmnJosasJoacazYoyaquimSedecasEXILIOBABILONIAZorobabelDOMINIO PERSABARUC Habacuc Nahm622 reforma religiosa de Josas612 Cae Nnive 538 Edicto de Ciro520-515 Reconstruccin del templo605: 1 deportacin aBabilonia598 2 deportacin a Babilonia.Saqueo del templo587: Destruccin del templo.3a deportacin a Babilonia.Saqueo de edomitasAmsOseasMiqueas734 Guerrasirio-efraimita722 Cae Samariaen manos asiriasReforma religiosa de EzequasEZEQUIELSofonasAgeoZacarasMalaquasZacaras331 Alejandro Magno 10. CONTEXTO HISTRICO-SOCIAL Aunque el orden de colocacin no sea un elementodeterminante para fijar el tiempo de redaccin de losescritos bblicos, el hecho de que el libro de Malaquasocupe el ltimo lugar en el canon induce a pensar que setrata realmente del ms reciente de los libros profticos. Lostemas afrontados sitan el libro en un perodocomprendido entre el 515 a.C. (ao de la reconstruccin deltemplo de Jerusaln) y el 400 aproximadamente, ao de lareforma de Esdras y Nehemas. El libro es de la poca posterior al destierro de Babilonia. 11. Se observa, en efecto, que el templo ha sido reconstruido y ejerce susfunciones (1, 8; 3, 1), aunque no de modo establecido por lasprescripciones de la ley, pues el profeta reprocha la indolencia en lasofertas de los sacrificios hasta el punto de preferir que se cierren laspuertas del templo para evitar su profanacin (1, 6-10), seala lamezquindad y fraudulencia en la entrega de los diezmos (3, 6-10) y ladesidia, en general, en el cumplimiento de los deberes de la alianza (2,8; 3, 14, etc.). Esta situacin iba acompaada con la puesta en dudadel amor del Seor por su pueblo (1, 2). 12. El autor del libro, de hecho, aborda una cuestin quealcanzar su ms precisa reglamentacin con lareforma de Esdras y Nehemas, la de los matrimoniosmixtos entre hebreos y poblaciones locales idlatras (2,10-12); por otra parte, reprocha a sus contemporneosla prctica del divorcio (2, 13-16), tema menospresente en los primeros aos de la vuelta del exilio. Se puede afirmar, sin embargo, con toda probabilidadque nos encontramos ante los orculos de un profetaannimo de la mitad del siglo V a.C., que exhorta suscontemporneos a mantener la fidelidad a loscompromisos de la alianza. 13. Estructura literaria: El libro tiene un esquema deseis partes y un eplogo: Dios ama a Israel; 1, 1-5 Recriminacin a los sacerdotes y al pueblo por los sacrificios mezquinos: 1,6-14; y otras faltas de los sacerdotes: 2, 1-9 Condena de los matrimonios con mujeres extranjeras: 2, 10-12; y denunciade los divorcios: 2, 13-16 El da del Seor: 2, 17-3, 5 Las ofrendas para el templo: 3, 6-12 Dios premia a los justos: 3, 13-21 Eplogo: la fidelidad a la ley y el regreso de Elas: 3, 22-24. 14. Fidelidad matrimonial: An hacis otra cosa: cubrs de lgrimas, dellantos y sollozos el altar del Seor porque yano vuelve su rostro a la oblacin ni la aceptacon agrado de vuestras manos. Y todavadecs: Por qu?. Pues porque el Seor estestigo entre ti y la esposa de tu juventud, a laque has sido infiel, siendo ella tu compaera,la esposa comprometida por tu alianza (2,13-14). 15. Contenido del libro Dios ama a Israel (1, 2-5). La primera dificultad nace de la confrontacinentre las promesas de Dios a Israel y la situacin en la que se encontrabael pueblo despus del regreso del exilio. El profeta afirma que lapredileccin de Dios por Israel es firme. Los sacrificios no agradables a Dios (1, 6-14). El motivo era la desatencin ydesconsideracin con las que se realizaba el culto, fruto de la inercia yllevado por intereses personales. En este contexto se encuentra unaafirmacin que entonces debera resultar difcil de comprender, pues hablade un sacrificio agradable a Dios con modalidades diferentes, casiopuestas, a los sacrificios . Condena de los matrimonios con mujeres extranjeras (2, 10-12). 16. La cuestin del divorcio (2, 12-16). Aunque la ley deMoiss permita, en ciertas condiciones, el repudio deuna mujer (Dt 24, 1-4), ya en tiempos de Malaquas elrepudio estaba mal considerado. El profeta hace dehecho una encendida defensa de la alianza matrimonial. El da del Seor (2, 17-3, 5). La intervencin deMalaquas en esta cuarta disputa est motivada por laacusacin que se le dirige a Dios de que acta coninjusticia porque premia a quien acta mal (2, 17). Seanuncia un da del juicio en que sern purificados elculto y los sacerdotes, y se har justicia a los oprimidos. 17. Las ddivas para el templo (3, 6-12). Algunos retenanparte de los diezmos y primicias. El premio de los justos en el da del Seor (3, 13-21).Algunos acusaban descaradamente a Dios de ser injusto.Otros, temerosos de Dios, no tienen la arrogancia delos primeros; a estos, Dios les promete que les consolarcomo un padre consuela a su hijo. Eplogo (3, 22-24). La conclusin del libro contiene unaexhortacin a observar fielmente la ley de Moiss (v. 22)e identifica al mensajero (3, 1) que preceder lamanifestacin del Seor con Elas. 18. FORMACIN DEL LIBRO Y ESTILOLITERARIO Algunas observaciones hacen suponerque el libro fue escrito algunos aosdespus de la reconstruccin del Templo(515 a.C) y antes de la reforma de Esdras-Nehemas, lapso de tiempo en que la vidareligiosa postexlica haba decado. Elautor habra querido poner remedio a unasituacin ya consolidada que juzgabainsostenible. 19. MENSAJE TEOLGICO El profeta basa sus consideraciones en el hecho de que Dios esPadre de su pueblo, por lo que merece toda veneracin yrespeto. Las expresiones utilizadas por Malaquas para describir los efectosdel da del Seor son violentas y formuladas de modo absoluto.En realidad, deja siempre espacio para la esperanza en unatransformacin profunda, tambin de los pecadores msencallecidos, aunque sea necesaria una adecuada purificacin (3,3-4). Siempre es posible una conversin de los corazones, quetendr como resultado restablecer el antiguo pacto de amistad (3,18.22). 20. ENSEANZA El libro afronta problemas particulares el culto, repudio, diezmos,cumplimiento de los preceptos de la Ley, etc. desde perspectivas msgenerales. Son precisamente estas cuestiones generales las que danconsistencia al mensaje. El punto de partida es la vigencia de la Alianza que el Seor hizo con lospatriarcas. El libro aborda tambin la cuestin de la retribucin. Malaquas anuncia la venida del Seor a su Templo precedida de unmensajero, el profeta Elas. Pasaje importante para la tradicin patrstica ms antigua es el anuncio deMal