profeta amos

Download Profeta Amos

Post on 08-Jul-2015

166 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

El Profeta Ams y su libro

Tema n 81. Autenticidad del libro de Ams 2. Ambiente social 3. Personalidad del profeta 4. Estructura y estilo del libro 5. Doctrina: a) la majestad divina; b) la justicia; c) Los pecados del pueblo; d) el da de Yahwh 6. Actualidad del mensaje de Ams.

El profeta Ams

Ambiente socialLa persona

Autenticidad

Estructura y estiloActualidad de su mensaje

El libro de AmsLa Majestad divina Pecados del pueblo

La justicia El da de Yahwh

Autenticidad del libro de Ams

En el canon bblico el libro de Ams es el tercero en el cdice de Profetas Menores. Sin embargo, recoge las palabras del primer profeta, cuya predicacin se puso por escrito.

Los orculos y las visiones las proclam Ams en el siglo VIII, en Betel, Gilgal, y Samara, probablemente en un corto espacio de tiempo.

La autenticidad del libro de Ams no ha sido puesta en duda seriamente; su estilo directo y claro es seal de no haber sufrido elaboraciones tardas de importancia.nicamente han suscitado dudas el orculo contra Jud (2,4-5); las doxologas (4,13; 5,8-9; 9,5-6) y el orculo de salvacin con que termina el libro (9,1115). Pero los argumentos aducidos no son plenamente convincentes, porque no explican por qu fueron aadidos ni la novedad que aportan.

La crtica histrica s ha planteado la posibilidad de diversas manos antes de la redaccin final. En los ltimos aos el Prof William J. Doorly (Prophet of Justice: Understanding the Book of Amos, Phila-delphia, 1989) ha propuesto la hiptesis de tres redactores:el primero, contemporneo de Ams, recogera los orculos del profeta con muy pocos retoques; el segundo, de la poca de Josas, aplicara los orculos a la sociedad del reino de Jud; finalmente, el tercero y definitivo, postexlico, introducira pequeos retoques con objetivos espiritualistas.

Del orculo contra Jud reconoce que el estilo vago y general supone un autor distinto de Ams, pero las ideas de ley y de supremaca de Jerusalem/Sin son del profeta. Por tanto, la sustancia del orculo es de Am6s, aunque la redaccin o relectura sea de un autor deuteronomista. Algunos autores consideran que los orculos contra Tiro y Edom, por su estructura corta, son tambin deuteronomistas. Acerca de las doxologas hay un mayor acuerdo en considerarlas partes de un himno independiente.

Ahora bien, este himno que pudo tener su origen en un canto a Baal, probablemente ya exista en tiempos del profeta, purificado y dirigido al Seor las cualidades y el dominio sobre la naturaleza que los cananeos atribuan a Baal, los israelitas las aplican a Yahweh. Por tanto, aunque la paternidad del himno no sea de Ams, fue l y no un autor posterior quien acomod a su libro las partes del cntico que le interesaron.

El eplogo que haba sido rechazado por muchsimos autores, vuelve a ser tenido como autntico por un nmero cada da mayor de exegetas contemporneos.No pareca que un orculo de bendicin encajara en un libro obstinadamente pesimista. Sin embargo los vv.-11.13-15 bien pudo pronunciarlos Ams, pues en ellos no se menciona la expiacin, la conversin, el retorno a un pas lejano, ni un personaje mesinico, temas tpicos de los orculos benficos tardos.

En cambio se recogen ideas propias del entorno de Ams (y hasta cananeas), segn las cuales a una poca de desgracia sigue otra de bonanza (recurdese la doctrina de los ciclos naturales de Canan). Por otra parte, la misin de Ams, como la del resto de los profetas, consiste en anunciar la salvacin. E1 tono severo del profeta de Tcoa hace ms patente la misericordia divina.

Ambiente social

Cronologa de los reyes del Reino del Norte

Jeroboam NadabBas El

933-911 911-910910-887 887

Jeh JoacazJos Jerobon II

841-814 814-798805-789 789-748

ZimrTibn Omr Ajab

887887-882 877-875 875-853

ZacarasSaln Menajn Pecajas

747747 746-737 737-736

OcozasJorn

852-852852-841

PcajOseas

736-732731-722

Ams predica en un momento de prosperidad durante el cual los israelitas sintieron ms que nunca el orgullo nacional. Por los datos iniciales del libro, Ams ejerci su actividad probablemente poco despus de la victoria de Jeroboam II sobre los arameos de Damasco, hacia el final de su reinado (760-750) (cfr. 2Reg 14,23- 28).

En estos aos el reino del Norte alcanz su mximo podero; la poblacin fue la ms numerosa; floreci el comercio y la industria textil y del tinte. No hubo guerras ni amenazas, porque an no haba aparecido el usurpador asirio Teglatpalasar III. Israel, en suma, vive en su mejor momento como reino. El propio Ams se refiere con frecuencia a las construcciones suntuosas (Am 3,15; 5,11; 6,4-6). Pero esa prosperidad ocultaba una enorme descomposicin social con diferencias escandalosas entre ricos y pobres, corrupcin de jueces y magistrados, explotacin de los desheredados, etc.

Y sobre todo, la degradacin religiosa: los santuarios eran frecuentados, pero no haba piedad profunda; algunos llegaron a aceptar cultos paganos de fertilidad y prostitucin sagrada; otros, la mayora, se limitaban a actos externos de culto.Por otra parte, las ideas religiosas corran peligro de deteriorarse, al considerar los beneficios antiguos no como acicate de mayor entrega, sino como fuente de aburguesamiento: el pueblo esperaba el da de Yahweh, es decir, una intervencin prodigiosa de Dios en favor de Israel, pero lo entendan en sentido material y poltico, con los ojos puestos en una etapa de mayor

Personalidad del profeta Ams

Los datos biogrficos son escasos.No se conocen las fechas de su nacimiento ni de su muerte, y faltan muchos detalles de su vida privada. Aunque desarrolla su actividad en el Norte, era originario del Sur, de Tecoa, una ciudad pequea, pero importante, situada a unos l7 Kms al sur de Jerusaln (Am 1,1).

Es una zona montaosa, poco propicia para la agricultura; sus habitantes se dedicaban primordialmente a la cra de ganado. Tambin Ams era pastor (Am 1,1; 7,14) y cultivador de sicomoros (Am 7,14). Los autores antiguos explican que los sicomoros producen un fruto muy dulce y apreciado, pero requieren que se les haga pequeas incisiones: Si no se pinchan los higos del sicmoro se quedan raquticos, muy amargos y slo sirven para alimento de los animales

No significa, sin embargo, que fuera extremadamente pobre porque posiblemente los ganados y los campos eran de su propiedad; ni tampoco conviene exagerar que su ascendencia campesina tuviera que reflejarse en un carcter rudo o en un estilo tosco.San Jernimo llega a tildarle de imperitus sermone. Ms bien se constata que su origen rural influye en su amor por la naturaleza

Hay en el libro 55 trminos agrcolas: conoce las costumbres de las langostas (7,1). o de los animales salvajes (3,4), los efectos de la sequa (4,7-8), las artes de la caza (3,5). Pero adems, no le son ajenas las costumbres urbanas: cmo influyen los acontecimientos de la ciudad en todo el pueblo (3,6-9); el lujo que suele abundar (3,9-12); las casas climatizadas para invierno y verano (3,15); los grandes banquetes (6,4-6).

Por otra parte, conoce bien las antiguas tradiciones y los fundamentos de la fe del pueblo: la fraternidad de Edom e Israel (1,11; cfr Gen 25,1924); la salida de Egipto, los cuarenta aos en el desierto y la posesin de la tierra (2,10; 3,2); la destruccin de Sodoma y Gomorra (4,11); el talento musical y potico de David (4,5); el culto del desierto (5,25).

Y menciona un gran nmero de ciudades que fueron escenario de acontecimientos importantes durante el reinado de Salomn o antes de l.

Hay que aadir tambin que era un hombre versado en cuestiones jurdicas y en tcnicas sapienciales: las denuncias de 2,6-8 aluden a diversos preceptos del Cdigo de la Alianza (Ex 22,25; 23,6).

Los orculos contra las naciones muestran bien a las claras los recursos sapienciales de exposicin (por tres crmenes... y un cuarto: Am 1,3.6.9.13...); tambin las visiones reflejan la sabidura del narrador (Am 7-9).

Ams, por tanto, es un hombre rural pero es un sabio de su tiempo, versado en la cultura religiosa de su pueblo.

A este hombre laico, que no tiene ninguna relacin con los ministros oficiales del Templo, ni con los grupos de profetas carismticos, Dios le enva a profetizar a Israel. Es una llamada imperiosa que no puede rehusar: Si ha rugido el len, quin no temer? Si el Seor Dios ha hablado, quin no profetizar? [Cfr el conocido incidente de Bethel: Am 7,10-17].

Amasas, sacerdote de Betel, santuario real, haca las veces de portavoz del rey.

Sacando de contexto las palabras de Ams, le acusa de ir contra el rey y le llama despectivamente visionario (7,12). Es evidente que Ams no estaba al servicio del Templo ni del rey; al contrario su conciencia de portavoz de Dios le sita por encima de las instituciones y pronuncia un severo orculo contra el sacerdote (v. 17): ntese que el profeta se reserva la ltima palabra.

Am 7,14: No soy profeta ni hijo de profetas. Este versculo es uno de los ms estudiados de Ams, porque niega su condicin de profeta y a continuacin confiesa que Dios le ha enviado a profetizar.Ya los Setenta traducen en pasado Yo no era profeta, y lo mismo har despus san Jernimo. Pero el sentido es claro: no quiere ser confundido con los profetas funcionarios y conformistas que se avienen a los caprichos del rey, ni con los grupos de los profetas, que realizaban gestos y entraban en xtasis para mostrar que les invada el Espritu del Seor. Su misin es bien diferente, pues slo pretende transmitir la palabra de Dios, con fidelidad y con viveza (Cfr. L. Monloubou, Prophtes. Amos, en DBS VIII 1972, p. 718).

Estructura y estilo del libro de Ams

Divisin del libro de AmosTtulo y exordio (1,1-2) 1. Juicio de las naciones vecinas, de Jud e Israel (1,3-2,16) 2. Reproches y amenazas a Israel (3,1-6,14) 3.