profeta jonÁs

Download PROFETA JONÁS

Post on 19-Jul-2015

462 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

sta es la historia de un hombre que tuvo miedo a la misericordia y, para no enfrentarse cara a cara con ella, huy, huy, huy huy de s mismo y huy de sus ms vivas responsabilidades histricas. Haba sido llamado a anunciar a todos los pueblos la paz y ternura de Dios, pero l hubiera preferido anunciar la ira y la venganza. sta es la historia de una huida infructuosa, porque el hombre con misin no puede esconderse del Dios que le enva. Esta es la historia de un hombre que se dej traspasar por la Luz de la Misericordia. Esta es la historia de la Misericordia que jams cesar de llamar a las puertas de todo hombre. Esta es la Historia de Dios mismo, Misericordia encarnada en nuestra humana miseria.

EDAD: Adolescentes MATERIAL: Biblia, documentos, bolgrafos, pelcula El inolvidable Will Hunting

ESTRUCTURADINMICA DE INICIO: Anexo 1 LECTURA DEL PROFETA JONS: Se lee en voz alta el texto de Jons, y vamos comentando cada captulo. A continuacin vienen unas pequeas pautas a seguir para comentar la historia de Jons (Anexo 2). -Una vez finalizados los captulos 1-2: Dinmica Anexo 3

-Una vez finalizados los captulos 3-4: Dinmica Anexo 4, 5, 6 Una vez ledo y trabajado el profeta Jons trabajar: -Pelcula El inolvidable Will Hunting Podemos ver esta pelcula y hacer un paralelo de la vida de Jons con la del protagonista de esta pelcula. Cules son sus miedos? Por qu no quera sentirse querido? Cul es el papel del psiclogo?Cual era su misin?... -Todos somos necesarios: Anexo 7 -Nuestra Misin: Anexo 8 -Podemos trabajar la cancin Quiero ser ocupa de tu corazn del Sueo de Morfeo, para ver que Dios lo nico que quiere es habitar en nuestro corazn, tal y como somos. No es un Dios justiciero. -Misericordia: Anexo 9 Una pequea oracin de reconciliacin, que puede ir acompaada del Salmo 50 y algn canto apropiado.

DESCRIBE SIN PENSAR MUCHO(Anexo 1)

las tres primeras caractersticas que se te ocurran para definir a Dios.

alguna vez que te has sentido perdonado.

alguna vez que hayas pensado la frase olvido pero no perdono.

alguna vez que hayas pensado de alguien: ste no merece ser perdonado.

Buscad en la Biblia JONAS y leedlo despacio.

PARA ENTENDER A JONS:(Anexo 2) El deber de un profetaEn este ltimo tiempo el Seor ha estado poniendo en mi corazn la carga de hacer un llamado a la iglesia. Hay tres cosas porque creo firmemente que debo hablar esta palabra. Primero, porque creo que el corazn de Dios late por esta palabra. Segundo, porque, aunque antes no ramos pueblo, hoy somos pueblo de Dios. Y tercero, porque Dios nos ha enviado a hacer la obra. Nosotros tenemos el testimonio de Dios, tenemos sus promesas, tenemos su gracia, tenemos a Cristo mismo. Pero hay un mundo que se pierde, un mundo que se est yendo al precipicio. La iglesia se est levantando, est viendo cada vez ms a Cristo, un nuevo hombre se est levantando! Es el momento en que ese nuevo hombre tambin vaya y busque a los perdidos.

JONS: El profeta que huyeEl Seor Jess hizo mencin de Jons; en l mostr una seal clara para Israel. Jons es el representante oficial de lo ciego y legalista que era Israel. Es la figura de un pueblo que tuvo el testimonio en su mano, pero se guard todo para s mismo. Jons es sorprendente. Al estudiarlo, nos vamos a dar cuenta de lo parecido que es a nosotros. Vino palabra de Jehov a Jons hijo de Amitai, diciendo: Levntate y ve a Nnive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de m. El primer detalle que encontramos es que es palabra de Dios. No es un sentir de Jons. No es la iglesia que tiene el sentir de salir al mundo. Es el corazn de Dios que est moviendo a la iglesia. Jons se levant, pero no para hacer la voluntad de Dios, sino para huir de su presencia. Nnive era una ciudad grande en extremo. Los ninivitas eran los peores enemigos de Israel. Era como enviar hoy a un norteamericano a evangelizar a Al-Qaeda: Anda all a los musulmanes, a Al-Qaeda, y trata de ubicar a Bin Laden, y llvale el mensaje de Jesucristo. En su ceguera, Jons habr dicho: Nnive! Y si se convierten? No, no, no! Yo no puedo ir a Nnive. Y se encontr adems con una sorpresa: un barco dispuesto para Tarsis! Un barco as no se hallaba cualquier da. Se demoraban seis u ocho meses en preparar una carga. Pero ese da, el barco estaba ah! Y no slo el barco, sino tambin el dinero para pagar el barco. Que terrible es que tengamos los recursos y estemos invirtindolos en otra cosa que no es la voluntad de Dios! Qu terrible es que tengamos las posibilidades y estemos huyendo cada vez que Dios nos llama! Jons pudo haber sentido en su corazn: A lo mejor Dios se arrepinti. Puso un barco, puso dinero. Tiene a Ams para ir a Nnive.

El pero de DiosEn el versculo 4 podemos notar algo: Pero... Qu benditos son los peros de Dios. Cuando yo estoy cambiando su voluntad, cuando me estoy desviando, l dice: Pero... Dios tena algo preparado para Jons. Cuando l quiere algo contigo, t no vas a ganar. Gracias, Seor! Gname, Seor! Mi carne quiere huir... Gname t; dale un pero a mi vida! Pero Jehov hizo levantar un gran viento en el mar, y hubo en el mar una tempestad tan grande que se pens que se partira la nave. Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios; y echaron en el mar los enseres que haba en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jons haba bajado al interior de la nave, y se haba echado a dormir (1:4-5). El hombre del testimonio durmiendo, mientras el mundo se parte, mientras todo est mal! Nosotros decimos: Qu bueno que la sociedad est ms corrupta, porque viene el Seor! cuidado! Hay hombres y mujeres que sufren, hay familias enteras destruidas! Quin ir? O vamos a dormir, como Jons, mientras otros perecen? Quin les llevar esta palabra del misterio de su voluntad? Acaso no ramos iguales a ellos? Oh, bendito Seor, que no se me quite nunca el olor de la majada, de saber de dnde me sacaste, no

para amargarme, sino para decir: Slo por tu gracia, slo por tu misericordia estoy en pie! Nosotros, que en otro tiempo no ramos pueblo, ahora somos pueblo de Dios! Los que han estado en el mar, saben cun difcil es que un marinero llegue a tener miedo. Pero cuando Dios se propone algo, levanta el mar, levanta el viento; hace lo que tiene que hacer. l no va a perder, l no va a dejar las cosas as! As que los marineros empezaron a orar. All haba hombres de todas las naciones clamando a sus dioses, pero el nico que tena al Dios verdadero, estaba durmiendo. Se parece a m, no? Yo tengo ese problema: Oye, bonito lo que habl el hermano tal o cual. Qu te pareci lo de este hermano?. Pero todava lo guardo slo para m, mientras todo el mundo est diciendo: Alguien que nos hable! Cuando la gente en TV busca a los brujos, no lo hacen por moda, sino porque no han conocido la luz del evangelio! Oh, aydanos, Seor!. El mundo no juega; el mundo mata, destruye, consume. Mas Jesucristo es vida, y vida eterna. Entonces le dijeron ellos: Declranos ahora por qu nos ha venido este mal. Qu oficio tienes, y de dnde vienes? Cul es tu tierra, y de qu pueblo eres? Y l les respondi: Soy hebreo, y temo a Jehov, Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra (v. 8-9). Ms peligroso que un ateo es un religioso, un hombre que canta y habla dentro de un templo, pero vive de otra forma en su casa. Soy hebreo! Sabes lo que significa la palabra hebreo? Errante! Sabes lo que significa Jons? Paloma mensajera! Qu irona, una paloma que huye, que se esconde, que duerme mientras tiene que entregar el mensaje! Y, cuando le preguntan, saca a relucir los ttulos: Momentito, que soy hebreo! Tienes el testimonio y lo guardas? Tienes el testimonio y te callas? Tienes el testimonio y te duermes? Y le dijeron: Qu haremos contigo para que el mar se nos aquiete? Porque el mar se iba embraveciendo ms y ms (v. 10-11). Cunto se parece a m Jons! Cuando yo estoy fuera de la voluntad de Dios, la angustia viene, el mar se empieza a embravecer ms. Y clamo: Lbrame, Seor! Mas, l me dice: No te voy a librar, te quiero llevar a mi voluntad. Yo levant el mar, y levant el viento, para que vuelvas a la voluntad ma. Bendito el Seor! Y aquellos hombres trabajaron para hacer volver la nave a tierra; mas no pudieron, porque el mar se iba embraveciendo ms y ms contra ellos (v. 12-13). Cuntas veces hemos querido traer a algn hermano a la orilla, quitando de sobre l la mano de Dios. Pero el mar se pone ms bravo. Sabes lo que debes hacer? Djalo! Djalo; que, si es de Dios, si tiene el testimonio de Dios, no va a morir. Se va a perder todo, pero Cristo va a quedar en pie! As que, si ests pasando alguna situacin, piensa un momento: Seor, por qu se levant el mar? Es por causa ma? T me ests llevando un poco ms adentro? Estoy yo siendo un obstculo para tu voluntad? Cuando un hombre huye de la voluntad de Dios todo a su alrededor va mal. No slo tiene problemas l: su casa, sus hijos, su trabajo, todo. Entonces clamaron a Jehov y dijeron: Te rogamos ahora, Jehov, que no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, ni pongas sobre nosotros la sangre inocente (v. 14). Es como la oracin de Jess. Hermanos, por la sangre inocente de Jess, nosotros tuvimos vida; por la muerte de Jess, todos nosotros que adorbamos a otros dioses, tuvimos vida eterna. S, el Padre ech a Uno al mar, a la sepultura, para que t y yo tuvisemos vida! Aleluya! Bendita muerte que me trajo vida! Bendita angustia que me trajo gozo! No les ser dada otra seal que la del profeta Jons, dice el Seor. Y tomaron a Jons, y lo echaron al mar; y el mar se aquiet de su furor. Y temieron aquellos hombres a Jehov con gran temor... Se convirtieron todos! La nave que era idlatra, vino a encontrar a Dios. ...y ofrecieron sacrificios a Jehov, e hicieron votos.

Experimentando la muertePero Jehov... Otro pero. No ha terminado. Ests en el agua? Dios te va a tomar y te llevar mucho ms adentro todava. Dios tena preparado un gran pez que se llev a Jons tres das. Es impresionante la soberbia, la dureza de Jons, q