2 agosto 2015 18 tiempo ordinario juan 6, 24-35 josé antonio pagola presentación: b.areskurrinaga...

Click here to load reader

Post on 24-Jan-2016

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 2 agosto 201518 Tiempo OrdinarioJuan 6, 24-35Jos Antonio PagolaPresentacin: B.Areskurrinaga HCEuskaraz: D. AmundarainMsica: Adagio Concierto n 12

  • La gente necesita a Jess y lo busca. Hay algo en l que los atrae, pero todava no saben exactamente por qu lo buscan ni para qu. Segn el evangelista, muchos lo hacen porque el da anterior les ha distribuido pan para saciar su hambre.

  • Jess comienza a conversar con ellos. Hay cosas que conviene aclarar desde el principio. El pan material es muy importante. l mismo les ha enseado a pedir a Dios el pan de cada da para todos.

  • Pero el ser humano necesita algo ms. Jess quiere ofrecerles un alimento que puede saciar para siempre su hambre de vida.

  • La gente intuye que Jess les est abriendo un horizonte nuevo, pero no saben qu hacer, ni por dnde empezar. El evangelista resume sus interrogantes con estas palabras: y qu obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?.

  • Hay en ellos un deseo sincero de acertar. Quieren trabajar en lo que Dios quiere, pero, acostumbrados a pensarlo todo desde la Ley, preguntan a Jess qu obras, prcticas y observancias nuevas tienen que tener en cuenta.

  • La respuesta de Jess toca el corazn del cristianismo: la obra (en singular!) que Dios quiere es sta: que creis en el que l ha enviado.

  • Dios slo quiere que crean en Jesucristo pues es el gran regalo que l ha enviado al mundo. sta es la nueva exigencia. En esto han de trabajar. Lo dems es secundario.

  • Despus de veinte siglos de cristianismo, no necesitamos descubrir de nuevo que toda la fuerza y la originalidad de la Iglesia est en creer en Jesucristo y seguirlo? No necesitamos pasar de la actitud de adeptos de una religin de "creencias" y de "prcticas" a vivir como discpulos de Jess?

  • La fe cristiana no consiste primordialmente en ir cumpliendo correctamente un cdigo de prcticas y observancias nuevas, superiores a las del antiguo testamento. No.La identidad cristiana est en aprender a vivir un estilo de vida que nace de la relacin viva y confiada en Jess el Cristo.Nos vamos haciendo cristianos en la medida en que aprendemos a pensar, sentir, amar, trabajar, sufrir y vivir como Jess.

  • Ser cristiano exige hoy una experiencia de Jess y una identificacin con su proyecto que no se requera hace unos aos para ser un buen practicante.

  • Para subsistir en medio de la sociedad laica, las comunidades cristianas necesitan cuidar ms que nunca la adhesin y el contacto vital con Jess el Cristo.

  • EL CORAZN DEL CRISTIANISMOLa gente necesita a Jess y lo busca. Hay algo en l que los atrae, pero todava no saben exactamente por qu lo buscan ni para qu. Segn el evangelista, muchos lo hacen porque el da anterior les ha distribuido pan para saciar su hambre.Jess comienza a conversar con ellos. Hay cosas que conviene aclarar desde el principio. El pan material es muy importante. l mismo les ha enseado a pedir a Dios el pan de cada da para todos. Pero el ser humano necesita algo ms. Jess quiere ofrecerles un alimento que puede saciar para siempre su hambre de vida.La gente intuye que Jess les est abriendo un horizonte nuevo, pero no saben qu hacer, ni por dnde empezar. El evangelista resume sus interrogantes con estas palabras: y qu obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?. Hay en ellos un deseo sincero de acertar. Quieren trabajar en lo que Dios quiere, pero, acostumbrados a pensarlo todo desde la Ley, preguntan a Jess qu obras, prcticas y observancias nuevas tienen que tener en cuenta. La respuesta de Jess toca el corazn del cristianismo: la obra (en singular!) que Dios quiere es sta: que creis en el que l ha enviado. Dios slo quiere que crean en Jesucristo pues es el gran regalo que l ha enviado al mundo. sta es la nueva exigencia. En esto han de trabajar. Lo dems es secundario.Despus de veinte siglos de cristianismo, no necesitamos descubrir de nuevo que toda la fuerza y la originalidad de la Iglesia est en creer en Jesucristo y seguirlo? No necesitamos pasar de la actitud de adeptos de una religin de "creencias" y de "prcticas" a vivir como discpulos de Jess?La fe cristiana no consiste primordialmente en ir cumpliendo correctamente un cdigo de prcticas y observancias nuevas, superiores a las del antiguo testamento. No. La identidad cristiana est en aprender a vivir un estilo de vida que nace de la relacin viva y confiada en Jess el Cristo. Nos vamos haciendo cristianos en la medida en que aprendemos a pensar, sentir, amar, trabajar, sufrir y vivir como Jess.Ser cristiano exige hoy una experiencia de Jess y una identificacin con su proyecto que no se requera hace unos aos para ser un buen practicante. Para subsistir en medio de la sociedad laica, las comunidades cristianas necesitan cuidar ms que nunca la adhesin y el contacto vital con Jess el Cristo. Jos Antonio Pagola