teologa sistemtica tomo 3

Download teologa sistemtica tomo 3

Post on 23-Jun-2015

1.959 views

Category:

Spiritual

10 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li> 1. TEOLOGA SISTEMTICA por OMO J. Oliver Buswell, Jr. CONTENIDOP REFACIOCaptulo ILA PERSONA DE CRISTO: SU DIVINIDAD Y SU HUMANIDADSecciones IIVI.RESUMEN DE LA DOCTRINA DE LA DEIDAD DE CRISTOII.E L MODO DE LA ENCARNACIN A. Juan 10:3039 B. Filipenses 2:111 1.La manifestacin del amor (vv. 15) 2.Divinidad preexistente (v. 6) a.La naturaleza divina b.Su preexistencia, otros pasajes c.Warfield y Filipenses 2:6 3.La autohumillacin (vv. 6b8) a.Botn b.El despojo 4.La exaltacin correspondiente C. Hebreos 2:918 1.La exaltacin 2.La autoperfeccin 3.Hijos 4.De uno son todos 5.l propsito y el modo D. Problemas sicolgicos 1.Desarrollo de la niez 2.Sicologa adulta 3.Ilustraciones</li></ul><p> 2. III.EVIDENCIA DE LA RESURRECCIN A. Datos observables hoy 1.El libro cristiano 2.El movimiento cristiano 3.El da del culto cristiano 4.La experiencia cristiana B. Evidencias del mundo antiguo 1.El Diatessaron de Taciano 2.Los evangelios 3.Fuentes escritas 4.Evidencias del ministerio de Pablo 5.El juicio romano de Pablo 6.El da de PentecostsIV. EL NACIMIENTO VIRGINAL DE CRISTO A. Lugar del nacimiento virginal en el sistema de doctrina B. Testimonio de la Escritura 1.Mitos paganos 2.Discrepancias aducidas 3.Isaas 7:14 C. Una consideracin negativaCaptulo II LA PERSONA DE CRISTO: SU DIVINIDAD Y SU HUMANIDADSecciones VVIIV. H ISTORIA DE LA DOCTRINA DE LA ENCARNACINA.El docetismoB.El ebionismoC.El arrianismoD.El apolinarismoE.NestorianismoF. EutiquianismoG.El punto de vista ortodoxoH.Terminologa moderna1. Definiciones2. La confusin de la tricotoma3. Las dos voluntades4. Las dos naturalezasa. Las dos naturalezas segn Hodgeb. Los cuatro grandes adverbios calcedoniosVI. LA IMPECABILIDAD DE CRISTOA.Impecable en su nacimientoB.Impecabilidad de carcter y conductaC.Inmaculado para la expiacinD.Impecable sometido a tentacin1. Declaracin general y sus limitaciones 3. 2. La tentacin en el desiertoa. La narracin de Marcosb. Convierte piedras en panc. El pinculo del templod. Los reinos de este mundo3. Es posible que Jess pecara?E. La prueba en GetsemanF. La prueba en la cruzVII.CONTINUIDAD DE LAS DOS NATU RALEZAS Captulo IIILA DOCTRINA DE LA EXPIACINSecciones IIVI. DECLARACIONES DE LOS CREDOSII.D OCTRINA BBLICA, DECLARACIN GENERAL A.Terminologa B.El lugar de la doctrina C.Una generalizacin preliminar 1. El perdn 2. Mi testimonio en 1924III. REPASO GENERAL DE TEOLOGA EXEGTICA A.B. B. Warfield B.A.A. Hodge C.Charles Hodge D.T.J. Crawford E. Resumen 1. La ofrenda por el pecado 2. Rescate 3. Pago de una deuda 4. SalvadorIV.HISTORIA DE LA DOCTRINA DE LA EXPIACIN A.Teora patrstica del rescate B.Anselmo de Canterbury 1. Necesidad ontolgica de la expiacin a. El carcter santo de Dios b. Puntos de vista contrarios 2. La infinita degradacin del pecado 3. Otras fases del parecer de Anselmo a. El nmero de los ngeles cados b. El Hijo no es un tercero c. La ofrenda de hombre representando al hombre d. Salvacin de otras criaturas morales? e. Supererogacin C.Doctrina catlicoromana: Indulgencias D.El parecer de la influencia moral 4. E.El punto de vista gubernamentalF. Otras posiciones sobrenaturalistas ajenas a la sustitucin1. Puntos de vista msticos2. Punto de vista de Augusto Hopkins Strong3. Puntos de vista recientes de la identificacin4. Punto de vista de Waldenstrm Captulo IV LA DOCTRINA DE LA EXPIACIN Secciones VVIV. RESUMEN DE LA DOCTRINA BBLICAA.El portador de pecado, el ofendidoB.Una transaccin de una vez por todasC.La obediencia activa de CristoD.Inferencias de la santidad de DiosE.La impotencia del pecador, Romanos 7:78:4F. El principio representativo, ilustracionesG.El pacto de gracia1. Declaraciones de los credos2. Historia de la teologa del pacto3. La cuestin de los dos pactos4. Importancia del concepto del pactoH.El hecho de la expiacinI.La gloria de la cruzVI. INFERENCIAS DIRECTAS DE LA EXPIACINA.Perdn hacia los dems1. Aplicacin bblica2. Una doctrina prcticaB.Una vida santa Captulo V LA APLICACIN DE LA EXPIACINSeccin II.LA EXPIACIN HACE EFECTIVO EL DECRETO DE ELECCIN A. El orden de los decretos de Dios B. Los cinco puntos del calvinismo 1.Los cinco puntos de la refutacin 2.Respuesta a los refutantes a.Incapacidad total b.Eleccin incondicional c.Expiacin particular d.Gracia irresistible e.Perseverancia de los santos C. Eleccin, resumen general 1.Eleccin a funciones especficas 2.La eleccin a la vida eterna 5. 3. La eleccin a una vida santa4. Una palabra de precaucin5. Reprobacina. Doble predestinacinb. Plan asimtrico Captulo VILA APLICACIN DE LA EXPIACIN Secciones IIIVII.V OCACIN A. Conviccin 1.La palabra y el testigo 2.El Logos eterno 3.La luz de la naturaleza 4.La revelacin primitiva 5.Suficiencia y universalidad a.Los no evangelizados b.La salvacin de los que mueren en la infancia y los incapacitados 6.Relacin con otros puntos doctrinales 7.El mvil de las misiones B. Iluminacin C. Vocacin, llamamiento eficazIII.REGENERACIN A. El uso de la palabra B. Los credos C. El uso particular de Calvino D. El punto de vista de Agustn E.El uso bblicoIV. FE A. La fe, un acto de creer 1.Fe cognoscitiva 2.La fe salvadora, un acto de entrega total 3.La fe salvadora, un don de Dios 4.El proceso observable B. Fe como la sustancia de la creencia C. Fe como fidelidad Captulo VII LA APLICACIN DE LA EXPIACIN Secciones VVIIIV. J USTIFICACINA. DefinicinB. Relacin con la santificacinC. La justificacin en Romanos y otras Escrituras1. Romanos tres2. Romanos cuatro 6. 3. Romanos cinco 4. Aplicacin D. Justificacin en la Epstola de Santiago E. Imposibilidad de la justificacin por las obras de la ley 1. La enseanza del Antiguo Testamento 2. En qu sentido fue Pablo irreprensible? F. Imputacin positiva de la justiciaVI. SANTIFICACIN A. Declaraciones de los credos B. Significado y uso de la palabra C. Santificacin de los regenerados 1. Una obra del Espritu Santo 2. La vida santa 3. Contra el perfeccionismo a. El mandamiento a la perfeccin b. El proceso temporal c. La cuestin del perfeccionismo en 1 Juan 4. Lleno del Espritu a. Bautismo del Espritu Santo; no es lo mismo que lleno del Espritu b. Crecimiento y crisis 5. El sello y el ungimiento del EsprituVII. LA PLENITUD DE LA MADUREZ FILIALVIII. APROPIACIN POR FECaptulo VIIILA IGLESIA Y LOS SACRAMENTOS Secciones IVIII. SIGNIFICADO DE LA PALABRA IGLESIAII. LA IGLESIA INVISIBLEIII. LA UNIN MSTICA A. La Iglesia, la esposa de Cristo 1. Los trminos para amor 2. Consumacin de la metfora B. La Iglesia, el cuerpo de Cristo 1. La unin mstica del cuerpo 2. La pureza de los miembros del cuerpo de Cristo 3. Dependencia mutua de los miembros del cuerpo 4. Los dones de los miembros de la Iglesia C. Importancia de la doctrina de la IglesiaIV. LOS SACRAMENTOS A. Los medios de gracia B. Definicin 1. Ordenanzas sagradas instituidas por Cristo 2. Eficacia de los sacramentos a. Los sacramentos como sellos 7. b.La gracia aplicada por los sacramentosc.Alimentarse de Cristo, doctrinas errneasd.Juan 6:2271e.La eficacia viene completamente del mandamiento de Cristof.La eficacia no radica en la iglesiag.El carcter de los administradoresh.Otras Escrituras sobre la eficaciaC. Pureza de la mesa de la comuninD. El nmero de los sacramentos1.Los siete sacramentos del romanismo2.El lavamiento de pies3.Los sacrificios del Antiguo TestamentoV.BAUTISMOA. Una cuestin polmicaB. El significado de la palabra1.La palabra en el Antiguo Testamento2.La palabra en el Nuevo Testamento3.El sacramento del bautismo en el Nuevo TestamentoC. Significado del sacramento de bautismo1.Por la muerte del Seor2.No representa la sepultura del Seor3.No representa la resurreccin de Cristo4.El bautismo cristiano no es el bautismo de Juan Bautista5.El bautismo cristiano, limpieza del pecadoD. Resumen de la forma de bautismoE.Quin debe recibir el bautismo cristiano?1.El bautismo de creyentes2.Escasez de instruccionesF.El bautismo de infantes implcito1.Anlisis de Colosenses 2:11,122.El significado de circuncisin3.Practicado desde el principio4.En la iglesia primitivaG. El pacto familiar1.Bendiciones para los padres cristianos2.Bendiciones para los hijosVI.LA S ANTA CENAA. Declaraciones de los credosB. No controvertibleC. La base bblica1.El Evangelio de Juan2.Los sinpticos, con Juan y PabloD. Cronologa de los ltimos tres dasE.La institucin en detalle 8. 1. El pan2. La copaF. La forma de la ceremonia1. Lectura de la Escritura2. Accin de gracias3. La distribucin del pan4. Gracias antes de la copa5. La copa6. El uso de las palabras de Cristo7. Los elementos mismosG. La tica de la Santa Cena1. La reprimenda de Pablo, rencillas2. Glotonera3. Dignidad de la institucinPREFACIO4. Ms admoniciones ticasVII.CONCLUSIN El intento de presentar el vasto tema del plan de salvacin que Dios ofrece gratuitamente al mundo a travs de Cristo me llena de un gran sentimiento de insuficiencia. Se trata de las cosas ms profundas que conocemos. Lo ms alto, lo ms santo y lo ms esencial tocante a nuestra salvacin. Es mi ms ferviente oracin que esta obra pueda ser de ayuda a pastores, misioneros y laicos en posiciones de liderazgo, en su dedicacin a la proclamacin del evangelio por todo el mundo y en obediencia a la Gran Comisin de nuestro Seor. En esta obra se emplean preferentemente las citas bblicas de la versin Reina Valera 1960. Se insta al lector, sin embargo, a verificar las que crea conveniente buscndolas en el texto original. En este libro se destacan los asuntos siguientes: (1) Detalles del estudio de la persona y la naturaleza de Cristo en su encarnacin, esto es, en su trnsito terrenal. (2) Presentacin de la expiacin sustitutiva, con nfasis en el hecho de que Cristo no es una tercera parte sino que, como Mediador, Dios y Hombre a la vez, es aquel contra el cual se ha dirigido todo pecado humano. Captulo ISECCIONES IIV El nico Redentor de los elegidos de Dios es el Seor Jesucristo, quien siendo el Hijo Eterno de Dios se hizo hombre; y as era, y permanece para siempre, Dios y hombre en dos naturalezas distintas y una sola persona. Esta es la respuesta a la pregunta nmero 21 del Catecismo Menor de Westminster: 1 Quin es el Redentor de los elegidos de Dios? Esto es esencial al sistema doctrinal cristiano: Que Jesucristo, la persona histrica que vivi en Palestina a principios de nuestra era, no es otro que el Eterno Hijo de Dios, igual y consubstancial con Dios el Padre y Dios el Espritu Santo. Su personalidad inmaterial, ego o esencia personal, es eterna, sin principio ni fin. Es tan verdaderamente Dios como el Padre es Dios y el Espritu Santo es Dios. Y en la encarnacin lleg a ser tan verdaderamente hombre como lo somos nosotros los hombres. 1 Catecismo Menor, ed. Ezequiel Lango Umalla (Mxico: El Faro, 1984), p. 53. 9. I. RESUMEN DE LA DOCTRINA DE LA DEIDADDE CRISTOEn la discusin de la doctrina de la Trinidad en la primera parte de esta obra, captulo 3, Doctrinade la Trinidad, fue necesario presentar la doctrina de la divinidad de Cristo. El estudiante debe repasarla materia presentada all antes de seguir en el estudio de la soteriologa (o doctrina de la salvacin).Presentamos all pasajes mostrando que en el Nuevo Testamento Jess es llamado Dios sinlimitacin ni reserva. Adems se mostr que hay pasajes en el Nuevo Testamento que aplican al Jesshistrico textos del Antiguo Testamento que se refieren directamente a Dios por el nombre sagrado deJehov. He mostrado que el ttulo Hijo de Dios, aplicado a Jess (ver especialmente Jn. 5:18 y10:36), indica inequvocamente que Jess era considerado como igual a Dios. Presentamos las tresocasiones narradas en que Dios el Padre habl desde el cielo reconociendo a Jess como su Hijodivino. Se mostr que los pasajes indicando subordinacin, tales como Juan 14:28, indican unasubordinacin econmica y no esencial, y son completamente consecuentes con los pasajes que indicanla igualdad esencial de Jess como la Segunda Persona de la Trinidad.Se estudi la palabra engendrado aplicada a Jess bajo cuatro diferentes encabezamientos, y lapalabra traducida unignito fue examinada. Se discuti en esta relacin el nacimiento virginal deCristo, un milagro obrado por la Tercera Persona de la Trinidad, por el cual la Segunda Persona de laTrinidad, el Eterno Hijo de Dios, tom para s mismo una verdadera naturaleza humana, de tal maneraque se hizo hombre sin dejar de ser Dios. Se mostr que las Escrituras presumen constantemente queeste engendramiento por el Espritu Santo y nacimiento de la virgen Mara no fue el origen de su Ser.Se indic que ni la palabra engendrar ni la palabra traducida unignito en ningn caso indicanun engendramiento literal u origen de la personalidad de Jess, siendo estas palabras completamenteconsecuentes con su eterna igualdad y consustancialidad con el Padre y el Espritu. En cuanto a lapalabra unignito se refiere a la relacin eterna de Jess con el Padre, se mostr que la palabra indicaque era el nico de su genero y no tiene nada que ver con la idea de engendrar. Por eso se sugiri queEspritu se basa en las palabras (en griego) character tes hupostaseos la imagen misma de sula doctrina de la generacin eterna no tiene fundamento bblico.Se mostr que cuando se dice que nuestro Seor es el mismo en substancia con el Padre y elsustancia (Hb. 1:3); y que su divinidad es eterna y completamente igual a la divinidad del Padre y delEspritu se vio justificado por la declaracin de que en l habita corporalmente toda la plenitud de ladeidad (Cl. 2:9).Despus de presentar la doctrina de la divinidad de Cristo, se present la doctrina de lapersonalidad y la divinidad del Espritu Santo, como as mismo las relaciones de las tres Personas en laDeidad trina.El propsito de repasar e insistir de nuevo en la divinidad de Jesucristo a esta altura es el de mostrar II. EL MODO DE LA ENCARNACINno tanto las relaciones de las personas divinas en la Deidad trina, como mostrar la relacin entre ladivinidad de Cristo y su existencia como hombre en la carne.A algunos les parece una barrera insuperable a la fe razonable que el eterno Hijo de Dios llegara aser hombre, literal e histricamente, sin dejar de ser Dios. Los unitarios y arrianos, junto con lossabelianos y otros, han declarado que la encarnacin de la Deidad perfecta es imposible y han tratadode justificar los datos autnticos del evangelio en cuanto al Jess histrico en otros trminos diferentesa los de la Trinidad bblica. 10. Los msticos, irracionalistas, existencialistas (seguidores de Soren Kierkegaard), por otro lado, aldeclarar que la doctrina de la encarnacin se contradice, ensean que es necesario que uno niegue larazn, en el sentido de rechazar la ley de los contrarios y dar lo que llaman el salto de la fe.Sostienen que aun cuando la encarnacin es una contradiccin, sin embargo, es la verdad. El cristianismo histrico contrariamente, aunque reconoce la encarnacin como un misterio, no laA. Juan 10:3039considera de ninguna manera una doctrina que implique contradiccin. En verdad, los relatos bblicosnunca presentan la encarnacin como siquiera aparentemente contradictoria ni paradjica.El problema de la encarnacin se presenta grficamente en la discusin de Cristo con susadver...</p>

Recommended

View more >