panorama biblico visual 02

Author: jairo-calderon-makarios

Post on 19-Jul-2015

359 views

Category:

Documents


17 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

PANORAMA VISUALIZADO DE LA BIBLIA

Por David L. Dawson Usado con permiso

A menos que se indique lo contrario, todas las citas bblicas estn tomadas del la versin Reina Valera 1960.

1982 por ETS Ministry Derechos reservados traducciones incluidas

Los derechos del Panorama Visualizado de la Biblia se otorgaron con el curso Equipping the Saints que se tradujo como Perfeccionando a los Santos.

5500 Sayle St. Greenville, TX 75401, EE.UU. Trabajo artstico: Rocky Hails

Traduccin: Lilia Schfler

2

DEDICATORIACuando nac, Dios me dio a mis padres, Marshall y Mamie Dawson. Al casarme con mi esposa Mary, me dio una segunda pareja de padres, Roy y Elsa Seedoff. A ellos dedico este estudio por su amor, cuidado, dedicacin y estmulo.

3

CONTENIDOINTRODUCCIN Y RECONOCIMIENTO

1

SNTESIS DEL ANTIGUO TESTAMENTO Gnesis a Malaquas SNTESIS DEL NUEVO TESTAMENTO Mateo a Apocalipsis LA PROMESA A ADN LA PROMESA A ABRAHAM Primera parte LA PROMESA A ABRAHAM Segunda parte LA PROMESA A DAVID Primera parte LA PROMESA A DAVID Segunda parte LA PROMESA DE UN NUEVO PACTO EL CUMPLIMIENTO DE LA PROMESA LA PROMESA INCLUYE A TODAS LAS NACIONES Primera parte LA PROMESA INCLUYE A TODAS LAS NACIONES Segunda parte LA PROMESA A TRAVS DE LA PROFECA LA PROMESA EN ACCIN

2

3 4

5

6

7

8 9 10

11

12 13

4

PANORAMA VISUALIZADO DE LA BIBLIA

Este estudio explica en 13 captulos el mapa anexo de 20 hojas que deben unirse con objeto de lograr un documento completo que le permitir apreciar los 66 libros de la Biblia de un solo vistazo y descubrir cul es su mensaje central comenzando en Gnesis y terminando en Apocalipsis. Primero se da un resumen cronolgico de las promesas de Dios y cmo se cumplieron en forma total con la venida de Jesucristo. Despus se amplifica la informacin que aparece en el mapa. Para formarlo, tome las primeras 2 pginas (Gnesis 1:1 Creacin), y pguelas con cinta transparente a la tercera y cuarta (Creacin del Hombre y Cada) por la parte posterior y por la orilla, para que no se sobrepongan; contine de esta manera hasta terminar. Antes de empezar a unirlas, dblelas por la mitad con el dibujo hacia fuera. Algunas personas han optado por iluminar sus dibujos para hacerlos ms atractivos. Al acabar, forme un acorden para que quede en forma de libro. (Ver ilustracin) La lnea que sigue la promesa de Dios debe pintarse de color rojo hasta llegar a la crucifixin de Cristo. A partir de la tumba abierta, de amarillo o dorado.

INTRODUCCIN Y RECONOCIMIENTO Estoy convencido de que todos los cristianos deben adquirir una compresin slida del mensaje central de la Biblia. Desafortunadamente, solo un pequeo porcentaje la ha ledo desde Gnesis hasta Apocalipsis. Aun aquellos que lo han hecho, encuentran casi imposible colocar en secuencia lgica los eventos que contiene. Otros piensan que es una coleccin de diferentes narraciones sin relacin entre s. Durante 18 aos, me dediqu afanosamente a su estudio. Conoca sus historias y por mucho tiempo prediqu acerca de ellas, pero me incomodaba no ser capaz de ordenarlas

5

cronolgicamente y visualizar la conexin que tenan. Hace nueve aos decid resolver mi problema. Le varios libros que me fueron de mucha utilidad, y de cada uno de ellos aprend algo diferente que me ayud a armar las piezas del rompecabezas bblico en forma apropiada. De este estudio naci este Panorama Visualizado que uso para ensear a otros creyentes a manejar su Biblia correctamente mediante el curso Perfeccionando a los Santos. Por este conducto, deseo extender mi gratitud a los autores de las siguientes obras: Atlas de Oro de la Biblia Bosquejo de la Historia del Antiguo Testamento Panorama de la Biblia Viaje a Travs del Antiguo y Nuevo Testamentos Opciones Escatolgicas Contemporneos Significado del Milenio Samuel Terrien Charles Pfieffer Alfred T. Eade Ralph G. Braun Millard J. Ericsson Robert G. Clouse

Finalmente pude entender el orden de los eventos bblicos ms importantes y visualizar con claridad y ordenadamente el mensaje central de la Escritura. Recuerdo que pens lo siguiente: As que se es el tema de la Biblia! Qu hermoso hubiera sido que alguien me lo enseara desde el da en que me entregu a Cristo! Cunto se hubiera enriquecido mi estudio! Estimado hermano, si usted est en la misma situacin, le recomiendo este panorama, creado con la idea de ayudar a los laicos a conocer el plan de Dios y la revelacin que ha hecho de s mismo en su Palabra. Me he tomado la libertad de incluir en el mapa algunas fechas importantes para indicar el tiempo histrico probable en que sucedieron los eventos. Pero como los eruditos en la materia difieren en este aspecto, deben considerarse aproximadas. Mi agradecimiento a las siguientes personas: Angela Ang y Dr. Lauw Kei, quienes trabajaron conmigo en el borrador del mapa. Rocky Hails por la elaboracin de las ilustraciones. Alejandro Shfler por la colocacin de los ttulos, adaptacin de los dibujos y revisin de la traduccin de la versin en espaol. Lilia Shfler por su excelente traduccin, mecanografa, computacin y edicin. Hill Shell, Harold Bullock, Flowy Elmore y Alejandro Shfler por sus valiosas sugerencias en el aspecto teolgico. Finalmente a Mary, mi amada esposa y amiga, quien corrigi los muchos borradores y manuscritos de la versin en ingls. Sin su ayuda, me hubiera sido imposible realizar este trabajo.

David L. Dawson

6

CAPTULO 1 SNTESIS DEL ANTIGUO TESTAMENTO GNESIS A MALAQUAS Muchas personas saben que la Biblia es la Palabra de Dios y que es una serie de bellas narraciones. Pero la manera en que estn presentadas no es muy clara, y se les dificulta entender su significado y como stas forman un todo. En realidad, es la revelacin que el creador hace de s mismo y relata la historia ms extraordinaria que el mundo jams haya conocido. Explica la creacin del hombre y su rebelin contra su hacedor; habla del amor infinito del Ser Supremo y la provisin que hizo de su Hijo Jesucristo como nico camino para restablecer la comunin con la humanidad. Est compuesta de 66 libros que se dividen en dos secciones principales: Antiguo y Nuevo Testamento. Estos fueron escritos por cerca de cuarenta autores de las ms diversas clases sociales y oficios, en un perodo de 1,500 aos (1400 a.C. a 100 d.C.) Juntos, integran una maravillosa biblioteca (de donde proviene la palabra Biblia) que habla de la misericordia de Dios y de su plan para salvar al hombre de la muerte eterna. El Antiguo Testamento consta de 39 libros clasificados en cuatro divisiones: La ley Historia Poesa Profeca 5 libros 12 libros 5 libros 17 libros

CUADRO SINPTICO LEY HISTORIA Josu Jueces Rut 1 Samuel 2 Samuel 1 Reyes 2 Reyes 1 Crnicas 2 Crnicas Esdras Nehemas Ester POESA PROFETAS MAYORES Isaas Jeremas Lamentaciones Ezequiel Daniel MENORES Oseas Joel Ams Abdas Jons Miqueas Nahum Habacuc

Gnesis xodo Levtico Nmeros Deuteronomio

Job Salmos Proverbios Eclesiasts Cantares

7

Sofonas Hageo Zacaras Malaquas La Escritura comienza describiendo la creacin que hizo Dios del universo: la luz, el firmamento, la tierra, el mar, el sol, la luna, y todos los seres vivos.

CUADRO DE LA CREACIN Primer da Segundo da Tercer da Creacin de la luz; separ la luz de las tinieblas. A la primera llam da y a la segunda noche. Gnesis 1:2-5. Separacin del agua que se encontraba en la tierra de la que estaba en la expansin de los cielos. Gnesis 1:6-8. Formacin de la vida vegetal con sus propias semillas para proveer vegetacin en la tierra que estaba emergiendo a medida que las aguas se unan para formar lagos, ros y mares. Gnesis 1:9-13. Cre el sol, la luna y las estrellas para dividir el da de la noche y proveer fuentes de luz para ambos. Gnesis 1:1419. Form la vida marina y las aves para que vivieran en el agua y en el aire. Gnesis 1:20-23. Cre los animales terrestres y al hombre, que fue hecho a la imagen de Dios para que tuviera dominio sobre todo lo creado. Gnesis 1:24-31. Dios descans al terminar la creacin, e instituy el reposo. Gnesis 2:1-3.

Cuarto da

Quinto da Sexto da

Sptimo da

La promesa de la creacin fue el hombre, a quien Dios llam Adn y de quien form a Eva. Los hizo a su imagen para que tuvieran comunin con l. La mujer se dej engaar por Satans y junto con su marido desobedeci la nica prohibicin que se les haba hecho. Debido a ello, fueron arrojados del jardn de Edn y, apartados del Seor muriendo espiritualmente, pero permaneciendo fsicamente vivos. Jehov no los abandon en su pecado, sino que castig y maldijo a Satans por haber provocado su alejamiento. Al hombre le prometi que algn da volvera a reanudarlo y que abrira un camino para que pudieran reconciliarse. La Palabra de Dios no es un libro de historia mundial, sino que desarrolla la promesa hecha a Adn y cmo la cumpli; registra todos los eventos que se relacionan con ella. Si usted sabe algo de historia, puede incluir los principales eventos de ella en el mapa anexo, lo cual le permitir entender la manera en que el Seor ha obrado en el devenir de la humanidad. Despus de que fueron arrojados, tuvieron dos hijos, Can y Abel. Por envidia, el primero mat a su hermano. Posteriormente Adn y Eva engendraron a su tercer hijo, a quien nombraron Set, para que a travs de su descendencia continuara la promesa. Pasaron varios siglos. La gente se multiplic pero se hicieron cada vez ms corruptos. Hubo algunos que fueron buenos, como Enoc, quien camin con Dios; pero la mayora eran malvados. Por lo tanto, l decidi destruir la humanidad mediante un gran diluvio. Pero debido a

8

la promesa que haba hecho a Adn y Eva, preserv a No, para no faltar a su palabra. Este hombre amaba y obedeca al Seor. Por lo tanto, se le advirti que se avecinaba el diluvio; que construyera un arca y que metiera parejas de toda clase de animales para protegerlas especies. Lo dems desaparecera. La raza humana volvi a crecer a travs de Sem, Cam y Jafet, los hijos de No. Pero sus corazones volvieron a rebelarse contra el Altsimo. Un nieto de Cam llamado Nimrod, organiz la primera religin falsa. Trat de construir una torre para llegar al cielo. Este proyecto disgust al Seor, por lo que confundi el lenguaje de los participantes, e impidi que continuaran la obra, de tal modo que tuvieron que dividirse y esparcirse por toda la faz de la tierra de acuerdo a sus dialectos. De los hijos de Cam vienen las razas rabes, palestinas (de Canan) y del norte de frica. La promesa continu a travs de Sem. Sus vstagos vinieron a ser los hebreos, quienes formaron la nacin de Israel, el pueblo escogido. Abraham fue descendiente de Sem. Dios le orden que saliera de su tierra y obedeci. Tomando a su esposa Sara, partieron con todas sus posesiones. Se les prometi que seran una gran nacin y de bendicin para todo el mundo y que su descendencia sera como las estrellas del cielo. Este patriarca tuvo dos hijos, Ismael (hijo de una esclava de Sara) e Isaac, a travs de quien se continu la promesa. ste se cas con Rebeca y tuvieron dos hijos, Esa y Jacob. El mayor fue engaado por su hermano quien lo despoj de su primogenitura y de la bendicin que por derecho le corresponda. Jacob tuvo doce hijos, quienes dieron origen al mismo nmero de tribus. Su preferido era Jos, que fue vendido a unos traficantes de esclavos por envidia de sus hermanos. Fue llevado a Egipto donde fue subastado. Por su integridad y obediencia, Jos lleg a ser primer ministro de esa nacin y gracias a ello, pudo traer a toda su familia para evitar que murieran de hambre. Pero cuando muri, su pueblo fue sojuzgado por 400 aos. A pesar de esta situacin, continuaron multiplicndose hasta llegar a ser dos o tres millones de personas; clamaron a Dios y l envi un hombre llamado Moiss para librarlos. ste los gui hasta el Mar Rojo donde milagrosamente se dividi para que pasaran por lo seco. Los ejrcitos enemigos los persiguieron, pero murieron ahogados cuando el mar volvi a juntarse. En el Monte Sina, se les dieron los Diez Mandamientos. Al llegar a Cades Barnea, su fe decay y se negaron a continuar el viaje hasta la tierra prometida. Por eso se les destin a vagar por el desierto durante cuarenta aos hasta que muriera esa generacin, incluso Moiss. Antes de que muriera, Dios hizo que este lder comprometiera al pueblo en un pacto que les daba derecho a disfrutar esa tierra a cambio de que fueran obedientes. Josu fue elegido para que sucediera a Moiss y llevara a la gente a su destino de acuerdo al juramento hecho con Abraham. La ciudad de Jeric fue tomada y despus dominaron gran parte de Canan. A su muerte, no haba nadie que lo sustituyera y el pueblo qued abandonado en total confusin, por lo que fue inevitable que cayeran en pecado y se hicieron merecedores del castigo divino segn el pacto mosaico. La Biblia se refiere a este perodo as: cada uno haca lo que bien le pareca. Cuando clamaban a Dios pidiendo ser liberados, l enviaba un juez o lder militar para que los auxiliara, pero estaban en desacuerdo con ese sistema y pidieron un rey al igual que las otras naciones. As que el profeta Samuel ungi a Sal como primer monarca de Israel. Gobern durante cuarenta aos y control la mayora de la regin, pero fue rebelde. El Seor escogi a David, hijo de Isa para sucederlo en el trono ste fue un pastor humilde descendiente directo de Abraham. Dios le confirm la promesa de que algn da uno de sus sucesores reinara sobre Israel para siempre. Se le llam el varn conforme al corazn de Jehov, pues verdaderamente lo am y obedeci. Conquist muchas tierras y con l la nacin alcanz gran podero. En sus ltimos aos cometi adulterio con Betsab, pero se arrepinti de corazn y fue perdonado. Continu reinando hasta el fin de sus das, sin embargo, su pecado tuvo graves consecuencias. Sus propios hijos iniciaron una sangrienta revolucin.

9

A su muerte, ascendi Salomn al trono y con l Israel alcanz su poca de oro. Domin sobre toda la tierra prometida y por primera vez en mucho tiempo, hubo paz. Construy el hermoso templo de Jerusaln con que su padre haba soado. Mientras fue joven, sigui a Dios, y fue grandemente bendecido con sabidura e incalculables riquezas. Gobern piadosamente pero tuvo setecientas esposas y trescientas concubinas que lo hicieron desviarse de su fe, de tal manera que el reino se dividi a su muerte. Cuando muri, su hijo Roboam asumi el trono. Sin embargo, el trato que daba al pueblo era sumamente despiadado y Jeroboam hijo de Nabot, se rebel contra l junto con diez de las doce tribus. Esta nacin se llam Israel y tuvo 19 reyes. Jud y Benjamn permanecieron fieles al hijo de Salomn. Como ninguno de los dos gobern correctamente, los dos reinos se precipitaron en el pecado e idolatra ocasionando que algn tiempo despus fueran llevados al cautiverio. La promesa que Dios haba hecho a Adn en el principio fue confirmada a Abraham y a David. Continu a travs de Jud (formado por las tribus de Jud y Benjamn), donde rein Roboam teniendo a Jerusaln por ciudad capital. Tuvieron 19 reyes y una reina. Ocho fueron buenos porque eliminaron la adoracin a los dolos y el Seor los bendijo permitiendo que sobrevivieran hasta el ao 586 a.C. en que Nabucodonosor rey de Babilonia destruy Jerusaln y el templo, llevando cautivos a sus moradores, tal como haban advertido los profetas en repetidas ocasiones. Ciro rey de Persia conquist Babilonia en 539 a.C. y permiti a los hebreos regresar a su patria. Se les empez a llamar judos porque procedan de Jud. En el primer viaje, Zorobabel trajo a Jerusaln cerca de 50,000 personas para reconstruir el templo. En 457 a.C. Esdras se les uni con un grupo para restaurar la vida religiosa y en 444 a.C. Nehemas lleg para construir los muros de la ciudad. Lo lograron hacer en 52 das. Despus, reanudaron el culto a Jehov, pero haban perdido el derecho a poseer su tierra, ocupada en aquel entonces por una potencia extranjera. Malaquas escribi el ltimo libro del Antiguo Testamento. Predijo la venida de un mensajero de Dios parecido a Elas que preparara el camino del Mesas. Pero por 400 aos no se escucharon palabras del Altsimo. Mientras tanto, el mundo fue gobernado por griegos y romanos, que sucesivamente dominaron el medio oriente. A pesar de ello, los judos mantuvieron en forma admirable su identidad nacional y el culto de adoracin a Jehov.

10

CAPTULO 2 SNTESIS DEL NUEVO TESTAMENTO MATEO A APOCALIPSIS Cuando el Seor decidi que ya era tiempo de dar cumplimiento total a la tan largamente esperada promesa, sucedieron eventos extraordinarios. El Nuevo Testamento registra el maravilloso relato de cmo llev a cabo su plan en forma real e histrica. Contiene 27 libros que se agrupan en cuatro secciones: Evangelios Historia Epstolas Profeca 4 libros 1 libro 21 libros 1 libro

CUADRO SINPTICO NUEVO TESTAMENTO (27 libros) EVANGELIOS HISTORIA EPSTOLASDE PABLO Romanos 1 Corintios 2 Corintios Glatas Efesios Filipenses Colosenses 1 Tesalonicenses 2 Tesalonicenses 1 Timoteo 2 Timoteo Tito Filemn GENERALES Hebreos Santiago 1 Pedro 2 Pedro 1 Juan 2 Juan 3 Juan

PROFECA

Mateo Marcos Lucas Juan

Hechos

Apocalipsis

11

Judas

Juan el Bautista El Antiguo Testamento termina con las palabras de Malaquas acerca de un hombre que vendra a preparar al pueblo para la venida de su Mesas. Despus de 400 aos de silencio, el Seor volvi a revelarse y envi al ngel Gabriel a Zacaras, un sacerdote que se encontraba ofreciendo incienso en el lugar santsimo. Se le dijo que su esposa Elisabet tendra un hijo al cual le llamaran Juan. Su misin era cumplir la profeca mencionada y tena que llamar al pueblo para que se arrepintiera y bautizara de modo que sus pecados fueran perdonados y recibieran al enviado de Dios. HECHOS SOBRESALIENTES DE LA VIDA DE JESUCRISTO Seis meses despus, el mismo ngel se le apareci a Mara para anunciarle que tendra un hijo al cual llamara Jess. Ella era una joven virgen y que viva en Galilea y estaba comprometida con un carpintero llamado Jos. Su respuesta fue: Hgase conmigo conforme a tu palabra. Entonces el mensajero se le apareci a Jos y le dijo que no temiera tomarla por mujer. Cuando estaba a punto de dar a luz, tuvieron que viajar hasta Beln y empadronarse. Jess naci en un establo porque no haba posadas disponibles en la ciudad. Las huestes angelicales proclamaron su nacimiento a unos pastores que de inmediato fueron a adorarle. Siguiendo las costumbres judas, al cumplir ocho das, fue llevado al templo para ser circuncidado y presentado al Seor. Fue en esta ocasin que Ana y Simen lo conocieron y declararon que era el ungido de Jehov. Algn tiempo despus, unos magos del oriente vinieron para adorarle, y vindose amenazado, el rey Herodes trat de matarlo. Mara y Jos fueron advertidos por un ngel de los planes del monarca y huyeron a Egipto. No fue sino hasta que muri Herodes, que pudieron regresar a su patria. Su juventud La Biblia habla muy poco acerca de la niez del Seor, pero tenemos el relato del viaje que hizo a Jerusaln con su familia cuando tena doce aos para celebrar la Pascua. Al regresar, sus padres se dieron cuenta que se haba quedado en el templo discutiendo la ley con los sacerdotes. Los lderes religiosos se maravillaron de su conocimiento bblico. Al encontrarlo lo reprendieron por haberse quedado atrs sin avisar y por haberles causado gran preocupacin, a lo que Jess contest: En los negocios de mi Padre me es necesario estar. Despus de este incidente, regresaron a Nazaret y el evangelio segn San Lucas nos dice que creca en sabidura (mentalmente), estatura (fsicamente), en gracia para con Dios (espiritualmente) y para con los hombres (socialmente). Su bautismo y tentacin A los 30 aos de edad, Jess fue al ro Jordn para ser bautizado por Juan el Bautista. Este es el nico pasaje en las Escrituras en que encontramos a las tres personas de la trinidad juntas. Despus fue guiado por el Espritu al desierto para ser tentado por el diablo, pero ste fue derrotado en cada uno de sus intentos por el poder de la Palabra de Dios. A cada uno, Jess responda: Como est escrito El autor del libro de los Hebreos nos dice:

12

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo segn nuestra semejanza, pero sin pecado. Hebreos 4:15 INICIO DE SU MINISTERIO El Seor comenz a ministrar regresando con Juan a Betbara donde ste proclam: He aqu el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Despus llam a sus primeros seguidores: Juan, Andrs y Pedro. En Betsaida reclut a Felipe y Natanael. De all fueron a Can lugar en que realiz su primer milagro, transformando el agua en vino. Pasaron a Capernaum, ciudad que se convirti en el centro de su ministerio. De Capernaum a Jerusaln Al llegar el da de la pascua, fueron a celebrarla en Jerusaln. En esa ocasin sac a los cambistas y comerciantes del templo. Le pidieron que ofreciera una seal de la autoridad con que lo haca, a lo que contesto: Derribad este templo y en tres das lo reedificar. Tambin en este viaje conoci a Nicodemo y le explic todo lo referente al nacimiento espiritual. De Jerusaln a Capernaum Cuando se dirigan al norte, pasaron por el ro Jordn donde los seguidores de Juan se sintieron amenazados por la extraordinaria popularidad que estaba alcanzando. El Bautista les respondi: Es necesario que l crezca y que yo menge. Siguiendo su camino, conoci a la mujer samaritana, quien crey en l y fue a contar a otros en su ciudad que haba encontrado al Mesas. Por consecuencia, muchos se convirtieron. Su siguiente encuentro en el mismo viaje fue con un oficial del rey quien le pidi que sanara a su hijo moribundo. El nio fue sanado y prosigui su camino. Una vez en Nazaret, fue al templo, donde se le pidi que hiciera la acostumbrada lectura de las Escrituras. Escogi el pasaje de Isaas 61:1-2 y al terminar se identific como el tan largamente esperado Mesas. Los judos se llenaron de ira y trataron de matarlo. De Capernaum a Galilea y de regreso Jess nuevamente sali para Capernaum y llam a Pedro, Andrs, Santiago y Juan a ser pescadores de hombres de tiempo completo. Llegando a su destino, ech fuera demonios por primera ocasin y san a la suegra de Pedro. De ah partieron hacia Galilea y predic desde la barca de ste y cur a un leproso, lo cual caus mucha controversia entre los lderes religiosos. A pesar de la oposicin, sigui restableciendo enfermos. En Capernaum fue donde bajaron a un paraltico por el techo de una casa para que fuera tocado por el Seor. No solo fue curado fsicamente, sino que sus pecados tambin fueron personados. Esto hizo que los fariseos se enfurecieran aun ms, pues tambin haba llamado al publicano Mateo para que le siguiera. Este evento dio trmino a su primer ao de ministerio pblico. SU SEGUNDO AO DE MINISTERIO Se increment el antagonismo de los legalistas religiosos porque restableci la mano seca de un hombre y permiti que sus discpulos recogieran trigo en el da de reposo. Empezaron a maquinar la forma en que podran darle muerte. Jess se retir a un monte. En el trayecto, ech fuera un demonio de un hombre que lo declar Hijo de Dios. En ese lugar pronunci su famoso Sermn de la Montaa. El entrenamiento de los doce

13

A partir de entonces, el nfasis de su ministerio se centr en los doce discpulos. Los entrenaba mientras continuaba sirviendo a las masas. Regres a Capernaum donde san al esclavo de un centurin. En Nan resucit al hijo de una viuda y estando en ese lugar ayud a la mujer adltera quien lav sus pies con lgrimas. Su viaje por Galilea Algunas mujeres lo acompaaron en este itinerario. Jess fue acusado de exorcizar a la gente por el poder de Belceb. Por otro lado, declar que su familia no estaba formada de su madre o hermanos en la carne, sino de todos aquellos que hicieran la voluntad del Padre. En esa ocasin tambin ense muchas verdades por medio de parbolas tomando ejemplos fsicos para ensear verdades espirituales. Su propsito era ocultar el significado de su doctrina a quienes lo rechazaban, pero revelarla a sus seguidores. Partieron por barco hacia Genesaret y durante el trayecto calm la tempestad. Al llegar al otro lado, san a un luntico, pero la gente se espant tanto que le pidieron que se fuera de all. Capernaum Cuando regres a esa ciudad, Mateo haba preparado un gran banquete con sus amigos, los publicanos y pecadores. Debido a que asisti a la fiesta, fue acremente criticado, a lo que contest con la parbola de los odres nuevos. En esa ciudad cur a la mujer que toc su manto, resucit a la hija de Jairo, dio vista a dos ciegos y san a otro posedo por los demonios. Nuevamente fue acusado de actuar en nombre de Satans. Exalt el nombre de Juan el Bautista diciendo que era el mayor de los profetas y el cumplimiento de la profeca de Malaquas en cuanto a Elas que haba de venir. De Nazaret a Jerusaln y de regreso Saliendo de ah, san a un cojo de nacimiento. Predic acerca del juicio venidero y de su resurreccin, pero su familia y la gente lo rechazaron, pues no podan creer que era el verdadero Hijo de Dios. Tercer viaje a Galilea Durante este viaje, ense a sus discpulos que los campos ya estaban blancos para la siega y los envi de dos en dos a predicar su evangelio. Al regresar, reportaron sus logros y le informaron de la muerte de Juan el Bautista. El Seor quiso retirarse por un tiempo, pero tuvo gran compasin de los necesitados y se qued predicando. Aliment a 5,000 hombres con dos peces y cinco panes, luego envi a sus discpulos a que fueran al otro lado del mar, pues quera orar a solas en la montaa. Ya entrada la noche, los alcanz caminando sobre el agua e invit a Pedro a que hiciera lo mismo; ste lo logr mientras mantuvo la mirada en el Maestro, pero despus dud y por poco se ahoga. Al da siguiente, llegaron a la planicie de Genesaret donde san a muchos enfermos antes de volver a Capernaum. TERCER AO DE MINISTERIO Empez a ensear acerca del pan de vida y que todo aquel que quisiera seguirle deba comer su cuerpo. Muchos no entendan y se volvieron atrs muy ofendidos. Tambin predijo que uno de los doce lo iba a traicionar. Los fariseos lo acusaron de permitir que sus discpulos tomaran los alimentos sin lavarse las manos, quebrantando la ley. El maestro contest que el corazn contaminado es el que corrompe al hombre y no sus manos. Parti a Tiro y Sidn para descansar un poco pero se encontr con la mujer sirofenicia que le rog por su hija. Luego se dirigi a Decpolis donde restaur a un sordomudo y a muchos

14

otros. Aliment a 4,000 personas y al llegar a Magdala, los lderes religiosos le pidieron una seal, pero l respondi que solo les dara la de Jons. Despus se fue a Betsaida donde dio la vista a un ciego, y sus familiares le dijeron que no se escondiera ms. A esto contest que su hora todava no haba llegado. El viaje a Jerusaln Fue para celebrar la fiesta de los tabernculos y fue objeto de muchas especulaciones. Predijo su ascensin y la venida del Espritu Santo en Pentecosts, e invit a todos a tomar del agua viva que poda ofrecerles. Contrariados por sus declaraciones, los fariseos trataron de tentarle trayendo a una mujer sorprendida en adulterio y preguntndole qu castigo mereca. El Seor respondi: El que de vosotros est sin pecado, sea el primero en arrojar la primera piedra". Nuevamente habl de su muerte y resurreccin y confront a los lderes religiosos que se vanagloriaban de ser descendientes de Abraham. Les dijo: Antes que Abraham fuese, YO SOY". Posteriormente san a otro ciego y predic la parbola del pastor de cien ovejas que estaba dispuesto a dar su vida por una sola de ellas. Los legalistas trataron de apedrearlo por atribuirse el ttulo de Hijo de Dios. Yendo a Perea, al otro lado del ro Jordn, muchos creyeron en l, dando as fin a su tercer ao de ministerio terrenal. Cesrea a Capernaum De Perea parti hacia Cesrea de Filipos. Durante el trayecto, Pedro declar: "T eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente". El Seor les dijo a sus discpulos que su muerte estaba cercana, pero que resucitara y vendra otra vez. Tomando a Pedro, Jacobo y Juan, subi al monte Hermn. Ah se transfigur delante de ellos y les dijo que se senta muy triste porque pronto morira. Despus de este evento, sigui dando salud a los necesitados y echando fuera demonios. Luego regres a Capernaum. Capernaum Ah surgi la controversia sobre el pago de tributos al gobierno. Jess mand a Pedro a sacar un pez del mar donde encontr las dos dracmas que adeudaban por causa de los impuestos. Tambin ense acerca de: La humildad Que el que no estaba con l, era contra l Las ocasiones de caer Que su propsito era buscar lo que se haba perdido La reconciliacin entre hermanos El perdn ilimitado La parbola del rey perdonador

Fue la ltima vez que Jess estuvo en Capernaum, pues de ah pas a Jerusaln donde fue crucificado por los judos y el gobierno romano. Perea En el trayecto a Jerusaln, se detuvo a sanar y ensear a las multitudes. Conoci a tres personas que ofrecan cierto potencial para seguirlo, pero fallaron porque tenan prioridades muy diferentes a las que el Seor esperaba de ellos. Tambin envi a los setenta a predicar despus de un entrenamiento especial y mientras esperaba que regresaran, sigui ministrando. Es muy poco lo que sabemos acerca de estos seguidores del Seor, pero s podemos estar seguros de que no los envi sin darles instrucciones

15

precisas. Fue aqu donde pronunci la parbola del buen samaritano y de donde parti para Betania.

Betania En este punto encontramos dificultades para seguir los pasos del maestro. Solo sabemos que visit a Mara, Marta y Lzaro. San a un endemoniado sordo y ciego, pero los fariseos nuevamente lo acusaron de usar el nombre de Beelzeb para hacerlo. l los reprendi duramente y mencion cul es el pecado imperdonable y cmo puede un espritu malo salir de una casa y volver a ocuparla junto con otros. Tambin les refiri el juicio que espera a los malvados y conden a todos aquellos que estaban en su contra. Sabiendo que su tiempo estaba cerca, empez a enfatizar la importancia de estar preparados para encontrarse con Dios usando las siguientes parbolas: El joven rico Los obreros malvados La higuera estril La oveja perdida La moneda perdida El hijo prdigo El mayordomo infiel El rico y Lzaro La recompensa de los siervos El juez injusto El fariseo y el publicano

Enseguida san a diez leprosos y los mand a cumplir el ritual del lavamiento en el templo. Ense acerca del sufrimiento, la condicin del mundo en los ltimos das, el Armagedn, el divorcio y los tres tipos de eunucos. Viajando por la regin de Betania, se enter de la enfermedad y muerte de Lzaro. Decidi visitar a las hermanas del difunto y con ellas se dirigi al sepulcro, de done lo levant de los muertos. Conoci y habl con un joven rico y despus prometi a sus discpulos que reinaran con l. Tambin pronunci la parbola de la via y predijo una vez ms su muerte y resurreccin. En esta coyuntura, la madre de Jacobo y Juan se acerc a pedirle que sentara a sus hijos a su derecha e izquierda cuando estuviera en su reino. Jeric, Betania y Betfag De Betania fue a Jeric donde san a un ciego. All conoci a Zaqueo, ense la parbola de las 10 minas y dio la vista a Bartimeo. Despus regres a Betania donde fue ungido por Mara con un frasco de perfume, lo cual fue criticado por Judas, el que le iba a entregar. Enseguida sali para Betfag donde dio inicio la ltima semana de su vida. LA LTIMA SEMANA DE SU VIDA Domingo Jess envi a dos de sus discpulos a buscar una asna con su pollino para entrar en Jerusaln montado en l. La gente lo proclam diciendo: "Hosanna al hijo de David! Bendito el que viene en el nombre del Seor! Hosanna en las alturas!" Al entrar en la ciudad, los fariseos los intimidaron para que guardaran silencio, a lo que el maestro contest que si ellos callaran, las piedras hablaran, pero lament la situacin de aquella ciudad y predijo su destruccin.

16

Lunes Maldijo a la higuera estril y por segunda vez purific el templo de los negociantes malvados. San ms enfermos y recibi la adoracin de los nios. Martes y mircoles Los legalistas incrdulos lo retaron a que demostrara la procedencia de su autoridad y dio una serie de enseanzas acerca de: Los dos hijos que cambiaron de parecer Los labradores malvados El invitado a la boda Los talentos Los tres mayordomos

Predic el sermn del monte de los Olivos en el cual declar las cosas que sucedern en los ltimos tiempos. Los lderes religiosos nuevamente buscaron ocasin para hacerlo caer y tuvieron una gran controversia acerca del dinero del tributo, la resurreccin y el gran mandamiento. Jess predijo su muerte otra vez, acus a sus opositores por sus transgresiones, exalt la ofrenda de la viuda y se lament nuevamente por lo que sucedera a Jerusaln. Jueves Pedro y Juan fueron enviados a preparar el aposento alto donde celebraran la pascua. Despus llegaron el maestro y los dems. Les lav los pies y les anunci la traicin de Judas. En este lugar instituy lo que ahora conocemos como la santa cena y advirti a Pedro que sera zarandeado por Satans y que lo negara tres veces. Este mismo da les dio sus instrucciones finales segn aparecen en Juan captulos 14 al 16. Habl de la casa de su Padre, su segunda venida y el ministerio del Espritu Santo. Ense que deban ser como rboles que llevaran mucho fruto. Luego sali hacia el huerto de Getseman para orar, Judas lleg hasta all y lo traicion con un beso. Fue arrestado, abandonado por los once discpulos y llevado a juicio ante Ans, Caifs, el Sanedrn, Pilato, Herodes, de nuevo a Pilato, a la corte romana y finalmente al calvario para ser crucificado. Viernes Fue el da que muri en la cruz. A travs de este acto, la cabeza de la serpiente (Satans) fue aplastada, y el taln de Cristo (la simiente de la mujer) herido. La humanidad ahora tena un medio para alcanzar la salvacin y reconciliarse con Dios. Esa misma tarde lo bajaron y lo sepultaron. Al tercer da resucit como haba predicho. Apariciones despus de su resucitado La Biblia habla de diez ocasiones en que Jesucristo apareci a la gente en los cuarenta das que siguieron: A Mara en el huerto A las mujeres regresando de la tumba vaca A dos discpulos en el camino a Emas A Pedro en Jerusaln A diez discpulos en el aposento alto A los once en el mismo lugar A siete en el mar de Galilea

17

-

A los once ms 500 creyentes en un monte A los once y Santiago el hermano de Jess A los once en el monte de los Olivos cuando ascendi a los cielos y fue recibido por su Padre

LA IGLESIA DE JESUCRISTO Los Hechos de los apstoles Es un libro histrico que relata el nacimiento de la iglesia cristiana mediante la venida del Espritu Santo prometido por el Seor. l dijo que habitara el Espritu Santo en todos los creyentes una vez que regresara al cielo. En esos primeros das, Dios orden con toda claridad que el evangelio se predicara a todos los pueblos; tanto judos como gentiles y que estos ltimos no fueran obligados a cumplir las restricciones del judasmo. Con la conversin del apstol Pablo, la Palabra de Dios comenz a extenderse por Asia Menor y Europa. Las epstolas Son las cartas escritas a las congregaciones jvenes de cristianos que estaban siendo fundadas por los esfuerzos de los misioneros. Trece de los veintiuna fueron escritas por Pablo. Las otras por Juan, Pedro, el apstol Santiago y Judas. Estos escritos establecieron las principales doctrinas de la iglesia cristiana y las reglas de conducta para los creyentes. A travs de ellas, se especificaron las enseanzas divinas para separarlas de las perversiones herticas que comenzaron a brotar inmediatamente despus de la muerte de Cristo. El Apocalipsis Es una larga misiva del apstol Juan; pero es algo ms que una epstola ordinaria, ya que es de naturaleza proftica. Nos permite dar un vistazo al fin de los tiempos incluyendo el regreso de Jesucristo. Es importante notar que los eruditos y telogos difieren grandemente en cuanto a la interpretacin de la escatologa (eventos de los ltimos das). Sin embargo, todos estn de acuerdo en que el libro de Apocalipsis incluye lo siguiente: Siete cartas a igual nmero de iglesias Un tiempo de tribulacin La segunda venida de Cristo en forma personal y visible El milenio El juicio del gran trono blanco Cielo nuevo y tierra nueva (el estado eterno de las cosas)

18

CAPTULO 3 LA PROMESA A ADN Las Sagradas Escrituras primordialmente son el relato histrico de la promesa divina dada al hombre para restaurar la comunin con l sin importar su rebelin. Para entenderlas, es necesario que primero analicemos la que le hizo a Adn y cmo se cumpli a travs de la historia. Hemos hecho un esfuerzo honesto para seguirla fielmente con el objeto de que el creyente laico pueda comprender mejor su mensaje fundamental. Este estudio, junto con el mapa que incluimos, puede ayudar a cualquier persona a descubrir el orden cronolgico de las narraciones bblicas y comprobar la forma en que el Seor hace sus compromisos. En el primer captulo de este estudio, recorrimos los eventos de la creacin. En ste, vamos a ampliar algunos de los ms importantes, ya que son el fundamento del resto de la Biblia. Si los comprendemos, tendremos una visin clara de todo lo que sigue desde Gnesis 4 hasta Apocalipsis 22. Hemos visto que fue Dios quien cre los cielos y la tierra as como todo lo que en ellos hay. En Gnesis 1, se nos dice que en cada da, el Seor hizo algo diferente. Adn fue la corona de la creacin y hecho a la semejanza del Altsimo con voluntad, intelecto y emociones. Fue puesto en el jardn del Edn para que tuviera autoridad sobre lo creado. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y seoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Gnesis 1:28 Sabemos que lo form de los elementos de la misma tierra, pero con el parecido divino. No fue sino hasta que l sopl en su nariz aliento de vida, que se convirti en alma viviente. Le dio instrucciones especficas para que no comiera de un rbol llamado del conocimiento del bien y del mal porque morira: mas del rbol de la ciencia del bien y del mal no comers; porque el da que de l comieres, ciertamente morirs. Gnesis 2:17 El Seor hizo que todos los animales desfilaran frente a Adn para que les pusiera nombre. Pero l no tena quien lo acompaara, as que Dios hizo que cayera en un profundo sueo y cre a la mujer de una de sus costillas. La idea era que fuera ayuda idnea para el varn, lo cual no es aceptado por el Movimiento de la Liberacin Femenina de nuestro siglo. Sin embargo, ese es el papel que el creador les ha asignado. Adn la llam Eva. Es interesante notar que las facultades volitivas, intelectuales y emotivas del ser humano empezaron a funcionar de inmediato. En la exposicin ms detallada que se hace en Gnesis captulo 2, aprendemos que en ese paraso, tenan comunin perfecta con su creador. La cada En Gnesis 3, se presenta Satans en forma de serpiente y se dice que era ms astuto y mentiroso que cualquier otro animal. Un da se apareci a Eva, quien se hallaba cerca del rbol del conocimiento del bien y del mal. Por la seguridad con que ella contest, creemos que Adn le haba advertido previamente de la prohibicin.

19

Pero la serpiente era astuta, ms que todos los animales del campo que Jehov Dios haba hecho, la cual dijo a la mujer: Con que Dios os ha dicho: No comis de todo rbol del huerto? Y la mujer respondi a la serpiente: Del fruto de los rboles del huerto podemos comer; pero del fruto del rbol que est en medio del huerto dijo Dios: No comeris de l, ni le tocaris, para que no muris. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriris, sino que sabe Dios que el da que comis de l, sern abiertos vuestros ojos, y seris como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el rbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y rbol codiciable para alcanzar la sabidura; y tom de su fruto y comi; y dio tambin a su marido, el cual comi as como ella. Gnesis 3:1-6 Puesto que esta nica restriccin permita el uso de su libre albedro, el diablo trat de hacerla desobedecer al Seor para someterla a l. Esto interrumpi la comunicacin que haba existido entre ellos y la divinidad hasta ese momento. El engao de Satans Primero puso en duda la palabra de Dios: Con que Dios os ha dicho? Siempre lo hace y si usted tambin duda, entonces es seguro que Satans se halla cerca. Eva respondi claramente: Dios ha dicho que no lo comamos o toquemos para que no muramos. Despus neg el dicho de Dios. No moriris Esta es la primera mentira registrada en la historia. La Biblia no miente, pero s incluye algunas que fueron dichas tanto por pecadores como por santos. Continu dicindole que sus ojos se abriran y sera como Dios, sabiendo el bien y el mal. Termin convencindola de que comiera del fruto prohibido. Entonces ella vio: - que el rbol era bueno para comer - que era agradable a los ojos - que era codiciable para alcanzar la sabidura y tom de su fruto, comi y dio tambin a su marido. El razonamiento de la serpiente debe haber sido algo as: El plan de Dios es prohibitivo, Las prohibiciones son malas, Entonces, el plan de Dios es malo. En el momento que desobedecieron, murieron espiritualmente. El pecado entr en el mundo y desapareci la comunin de las criaturas con el nico Dios santo. En este relato encontramos las cuatro etapas del pecado: Vio Codici Tom Escondi El pecado entra por los ojos Debe pararse antes que llegue al corazn Si no se evita, se comete la transgresin Terminamos alejndonos y escondindonos del Seor

La nica defensa que tuvo la mujer fue decir: La serpiente me enga, y com. Es importante notar que puesto que haba una sola prohibicin, Adn y Eva solo podan haber pecado por ella. La maldicin

20

Debido a su atrevimiento, Dios maldijo a Satans y a la tierra. Pero a Eva y a Adn solo los castig, pues deseaba restaurarlos en el futuro.

Satans.

Sera maldito entre todos los animales creados: su cabeza sera aplastada por la simiente de la mujer. Dara a luz sus hijos con sufrimiento y dolor. Dios hizo hincapi en que Adn gobernara sobre ella. La tierra producira espinas por su causa y tendra que suplir sus necesidades con el sudor de su frente.

La mujer.

El hombre.

LA PROMESA A ADN Y pondr enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; l te herir en la cabeza, y t lo herirs en el calcaar. Gnesis 3:15 (Versin Biblia de las Amricas) Cuando Dios maldijo a Satans, indirectamente prometi a los humanos que un da dara a la mujer una simiente (Jesucristo) que sera enemigo del engaador y que lo aplastara y lo herira en la cabeza. A su vez, ste se vengara lastimando el taln de Cristo, pero sin impedir que l abriera un camino para que el hombre fuera restaurado a la comunin con su creador. Si este pacto no hubiera existido, la Biblia haba terminado all, pero el resto de las Escrituras relatan cmo se cumpli la promesa hecha al primer hombre y su mujer. Jess fue descendiente de Eva; muri en la cruz como nuestro sustituto, ocupando nuestro lugar para pagar por nuestros pecados y rebeliones. Por su sacrificio, reanud la comunicacin con Dios. Al resucitar, la cabeza del diablo fue aplastada. Isaas nos recuerda: Mas l herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre l, y por su llaga fuimos nosotros curados. Isaas 53:5 Obviamente, esta promesa est relacionada con la simiente de la mujer y es seguida, ampliada y explicada en el resto del Antiguo Testamento. Es esta sagrada secuencia la que hace que los libros de la Biblia formen una unidad asombrosa. El rbol de la vida Debido a su estado pecaminoso, Adn y Eva fueron echados del jardn: Y dijo Jehov Dios: He aqu el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome tambin del rbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Gnesis 3:22

21

Si hubieran tomado de este fruto en el estado en que se encontraban, hubieran vivido para siempre sin la esperanza de reconciliacin. As que los lanz del Edn como un acto de amor y misericordia y puso un querubn con una espada de fuego para evitar que se acercaran. Antes de echarlos, el Seor les hizo delantales de pieles de animales para cubrir su desnudez. Esto era smbolo de lo que hara con la ley del Antiguo Testamento, que de acuerdo a los escritores de Levtico y Hebreos, requera el derramamiento de sangre para obtener el perdn de los pecados, hasta que pudiera efectuar su redencin final. Can y Abel En el captulo cuatro, vemos que Adn y Eva tuvieron dos hijos llamados Can y Abel. Siendo jvenes, presentaron ofrendas a Dios. El primero, que era agricultor, trajo frutos de la tierra que haba sido maldecida y por su actitud fue rechazado. Abel que era pastor, ofreci un animal sacrificado y fue aceptado. Can se enoj tanto, que mat a su hermano perdiendo as el derecho a que sus descendientes continuaran con la lnea de la promesa. Dios dio a Adn y Eva un tercer hijo llamado Set y en el captulo cinco vemos la lista de su progenie entre quienes se menciona a: Ens, Cainn, Mahalaleel, Enoc, Matusaln, Lamec, No y Sem, de quien descendi Abram (Abraham); figura importante en el plan redentor del Seor. Multiplicacin de la raza humana Pasaron varios siglos y la gente se multiplic en gran manera. En Gnesis 6, se nos da una idea de lo que les esperaba. Los hombres anhelaban ver la simiente prometida, pero seguan en sus caminos perdidos, en constante rebelda contra el Seor quien se arrepinti de haberlos creado. Y vio Jehov que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazn de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepinti Jehov de haber hecho hombre en la tierra, y le doli en su corazn. Y dijo Jehov: Raer de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Gnesis 6:5-7 El diluvio La Biblia registra que No hall gracia delante del Seor. Slo l y Enoc, el que camin con Dios, resaltan por su obediencia en toda la historia primitiva. Estas son las generaciones de No: No, varn justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios camin No. Y engendr No tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet. Y se corrompi la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y mir Dios la tierra, y he aqu que estaba corrompida; porque toda carne haba corrompido su camino sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a No: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra est llena de violencia a causa de ellos; y he aqu que yo los destruir con la tierra. Gnesis 6:9-13 No y sus hijos trabajaron 120 aos en construir un arca. Tena 150 metros de largo, 25 de ancho y 15 de altura. Antes que la lluvia empezara a caer y a derramarse de los abismos de la tierra por cuarenta das con sus noches, la llenaron con parejas de animales y provisiones. Todo el mundo qued bajo el agua y muri toda forma de vida, excepto quienes se hallaban dentro de la embarcacin. 150 das despus, atracaron en lo alto del monte Ararat donde tal vez se encuentre todava. Pasaron otros cinco meses antes de que las aguas bajaran del nivel y sus ocupantes pudieran abandonarla. El tiempo total que pasaron en ella fue de ms de un ao.

22

Se nos dice que entraron cuando No tena 600 aos de edad y en el da 27 de su cumpleaos 601 la abandonaron. Inmediatamente despus, el patriarca present un sacrificio al Seor y en esa ocasin Dios le prometi que nunca volvera a destruir a la humanidad por medio del agua. El arco iris sell esa promesa. Los hijos de No fueron Sem, Cam y Jafet Todos descendemos de los hijos de No, quienes repoblaron el mundo y dieron origen a todas las razas y naciones. La torre de Babel Cus, hijo de Cam, tuvo un hijo llamado Nimrod que fue el responsable de organizar la primera religin falsa en las llanuras de Sinar, adonde haba llevado al pueblo para que elevaran una gran torre con el objeto de llegar al cielo, y apartarlos de Dios y su verdad revelada. Su propsito fue estorbado por el Seor, quien confundi las lenguas de las gentes y los esparci por toda la tierra. Los descendientes de Cam son los rabes, palestinos y africanos. Los de Jafet poblaron Asia Menor y Europa. Pero fue a travs de Sem que Dios sigui su promesa, pues entre sus descendientes estaba Abraham, quien dio origen al pueblo judo.

23

CAPTULO 4 LA PROMESA A ABRAHAM PRIMERA PARTE Abram (2000 a.C.) Fue descendiente de Sem, y a travs de l se continu la promesa original. Miles de aos haban pasado desde Adn y Eva, pero no fue sino hasta que naci Abram que Dios decidi dar el siguiente paso para la redencin del hombre por medio de otro pacto. El Seor se le apareci personalmente cuando viva en Ur de los caldeos y le orden que saliera de ese lugar pecaminoso con su esposa y posesiones y se fuera a otro que l le mostrara donde hara de l una nacin numerosa. Sin embargo, Sara era estril Factores importantes concernientes a esta promesa Es una extensin de la promesa hecha a Adn en Gnesis 3:15, y se refiere a la misma simiente que restaurara la comunin entre el hombre y Dios. Est relacionada con el futuro de Israel, el pueblo escogido que el Seor iba a crear a travs de Abram. Es necesario estudiarla para comprender la escatologa bblica (estudio de los eventos de los ltimos tiempos). Lo que sigue en los testamentos muestra cmo se cumpli, pero si no se entiende correctamente, es muy difcil captar la relevancia de la historia antiguo testamentario. Es importante porque es la piedra angular sobre la que se ha de edificar la Biblia. Cuando construan el arco en San Lus, una estructura de acero inoxidable de sesenta y cuatro pisos de alto que se levanta cerca del Ro Mississippi en San Lus, Missouri EE.UU., empezaron levantando dos torres separadas con la idea de colocar encima de ellas una piedra que las uniera. Pero atinadamente alguien dedujo que si el fundamento se mova aunque fuera un dieciseisavo de pulgada, la parte ms alta se alejara ocho pies. El trabajo se detuvo y se revisaron los clculos. Se encontr que eran correctos y finalmente la piedra angular uni las columnas como se haba planeado. As de precisos deben ser nuestros cimientos para que podamos entender la coordinacin que hay entre los hechos de las Escrituras, pues siguen el plan diseado por el Altsimo. La promesa a Adn se repite en la de Abram (a quien Dios cambi el nombre por el de Abraham que quiere decir padre de muchas naciones). Se explica y ampla en el relato escritural. Y no se llamar ms tu nombre Abram, sino que ser tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Gnesis 17:5 La promesa a Abraham Hay varios elementos que requieren estudio para ver cmo concuerdan entre s las promesas posteriores. Los tres que trataremos en este momento son: La tierra La simiente La bendicin Deuteronomio 30:1-8 2 Samuel 7:12-16 Jeremas 31:31-34

24

Primero, es indispensable que entendamos que fue una promesa literal, eterna e incondicional, y que se aplica al pueblo de Israel. Literal Eterna Incondicional Hecha con la nacin de Israel As como lo dice Nunca terminar Sin requisitos Abraham y su descendencia

No obstante, los gentiles somos afectados por ella debido a lo que dice en Glatas: Para que en Cristo Jess la bendicin de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibisemos la promesa del Espritu. Glatas 3:14 Ahora bien, hecha esta introduccin, estamos listos para entender la promesa por s sola: Pero Jehov haba dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostrar. Y har de ti una nacin grande, y te bendecir, y engrandecer tu nombre, y sers bendicin. Bendecir a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldecir; y sern benditas en ti todas las familias de la tierra. Gnesis 12:1-3 Y har de ti una nacin grande Si Abraham iba a ser una gran nacin, debera poseer un territorio propio. Asimismo necesitaba tener muchos descendientes que formaran un pueblo. Y te bendecir, y engrandecer tu nombre Al ir estudiando la vida de Abraham, veremos que Dios le bendijo espiritualmente con inmensa riqueza y posesiones materiales (Gnesis 13:2). Fue conocido como el amigo de Dios. Su nombre se engrandeci porque tres de las religiones ms importantes se iniciaron con l (judasmo, cristianismo e islamismo). Y sern benditas en ti todas las familias de la tierra De su simiente saldra un redentor que salvara a todos los pueblos de sus pecados y eliminara la separacin de Dios. Pero tena dos problemas. En primer lugar, no posea ni un pedazo de tierra, ya que el Seor le haba ordenado salir de su casa en Ur de los Caldeos e irse a Canan. En segundo lugar, no tena hijos porque su esposa Sara era estril Tierra Este elemento fue el primero que Dios arregl. Debido a su obediencia, le dio la tierra de Canan cuando pasaba por ella. Y apareci Jehov a Abram, y le dijo: A tu descendencia dar esta tierra. Y edific all un altar a Jehov, quien le haba aparecido. Gnesis 12:7 En Gnesis 13, despus que Lot y Abraham se separaron, el Seor se le apareci y le dijo:

25

Y Jehov dijo a Abram, despus que Lot se apart de l: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde ests hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la dar a ti y a tu descendencia para siempre. Gnesis 13:14-15 Se la otorg como herencia eterna, para que le perteneciera a l y los suyos. Aqu vemos en forma clara que Dios le estaba ofreciendo que poseera bienes races. Qu hizo Abraham para merecerla? Nada! Tena Dios el derecho de hacer esto? S, l es el dueo de todo! Bien, con el primer problema resuelto, podemos pasar al que se relaciona con sus herederos. Sara era incapaz de tener familia y ya era anciana. Simiente Este aspecto lo soluciona el Seor a continuacin: Y har tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, tambin tu descendencia ser contada. Gnesis 13:16 Dios le dijo que su progenie sera tan numerosa como el polvo de la tierra. Abraham esper durante aos, pero nada sucedi. Sara permaneca sin tener hijos, por lo que el Altsimo volvi a hablar con l diciendo: Despus de estas cosas vino la palabra de Jehov a Abram en visin, diciendo: No temas, Abram: yo soy tu escudo, y tu galardn ser sobremanera grande. Y respondi Abram: Seor Jehov, qu me dars, siendo as que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasco Eliezer? Dijo tambin Abram: Mira que no me has dado prole, y he aqu que ser mi heredero un esclavo nacido en mi casa. Luego vino a l palabra de Jehov, diciendo: No te heredar ste, sino un hijo tuyo ser el que te heredar. Y lo llev fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: As ser tu descendencia. Y crey a Jehov, y le fue contado por justicia. Gnesis 15:1-6 En el versculo 1, se le dice que Dios sera su escudo. Esto quiere decir que lo protegera. l no viva en una ciudad amurallada como muchos otros, sino al aire libre, as que necesitaba del cuidado divino. En esto estaba el Seor, cuando el patriarca decidi que necesitaba su ayuda. Sara segua sin tener hijos, y ya haban pasado varios aos; slo tena esclavos y segn sus costumbres, el jefe de ellos sera heredero de todo lo que posea si mora sin dejar sucesores. En el versculo 4 el Altsimo vuelve a confirmar la promesa concerniente a su descendencia: Eliezer no ser tu heredero, sino uno que salga de tus entraas es el que te heredar. Despus aadi que saliera al campo y contara las estrellas. Al hacerlo, se dio cuenta que haba millones y millones de ellas en los cielos. Dios le dijo: Abraham, as ser el nmero

26

de tus hijos. Ahora bien, el versculo 6 es sorprendente. Dice que l crey y le fue contado por justicia. Esto quiere decir que este hombre pecador fue hecho justo ante los ojos del juez justo. La justicia de Abraham La palabra justicia es un trmino que se usa en la contabilidad. Debido a la pecaminosidad del hombre, Abraham estaba incluido en la columna del dficit en el libro mayor de Dios, pero habiendo credo en la promesa, fue listado en la columna del haber. De igual manera, todos somos salvados por la misma fe. Creer de esta forma quiere decir que estamos completamente convencidos, persuadidos, confiando en La forma en que lo hizo Abraham fue absoluta y no relativa. Hay una historia que cuenta que un hombre caminaba en una cuerda tendida sobre las cataratas del Nigara. Al cruzar de un lado al otro, pregunt a uno de los ms entusiastas observadores: Crees que puedo empujar una carretilla con un hombre encima de ella, y llegar al otro lado? El hombre dijo: S, creo que puedes hacerlo. Entonces el malabarista le pidi que se subiera a la carretilla. El otro contest que aunque crea, no confiaba tanto en l. Esto es a lo que yo llamo creencia relativa, pero no fue as con Abraham. Su confianza en Dios era total. La nica manera en que uno puede pasar al lado del haber en el libro mayor del Seor es por fe y somos hechos justos nicamente por ella. La mayora de la gente trata de justificarse haciendo buenas obras y llevando una vida modelo. No pueden creer que sean insuficientes para justificarse ante el Altsimo. Esto no significa que l no toma en cuenta lo bueno que hacemos, sino que debido a que todos somos pecadores, nuestras acciones nunca alcanzarn la medida de justicia establecida por el santo Dios y lo que se requiere para ser salvos. Es como si cien personas se dispusieran a nadar desde California hasta Hawai. Algunos avanzarn algunos metros, otros tal vez kilmetros, pero ninguno podr llegar al otro lado. Es una meta demasiado difcil para un humano. Lo mismo sucede con la salvacin. Puesto que no podemos justificarnos por nuestros mritos, esto solo se consigue por creer en lo que Dios dice en su Palabra. Al hacerlo, nos declara justos gracias al sacrificio de Cristo en la cruz. Pablo nos recuerda que: Porque qu dice la Escritura? Y CREY ABRAHAM A DIOS, Y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA. Ahora bien, al que trabaja, el salario no se le cuenta como favor, sino como deuda: mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impo, su fe se le cuenta por justicia. Como tambin David habla de la bendicin que viene sobre el hombre a quien Dios atribuye justicia aparte de las obras: BIENAVENTURADOS AQUELLOS CUYAS INIQUIDADES HAN SIDO PERDONADAS, Y CUYOS PECADOS HAN SIDO CUBIERTOS. BIENAVENTURADO EL HOMBRE CUYO PECADO EL SEOR NO TOMAR EN CUENTA. Romanos 4:3-8 (Versin Biblia de las Amricas) Abramos nuestras Biblias y leamos Gnesis 15:7-18. Y le dijo: Yo soy Jehov, que te saqu de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra. Y l respondi: Seor Jehov, en qu conocer que la he de heredar? Y le dijo: Treme una becerra de tres aos, y una cabra de tres aos, y un carnero de tres aos, una trtola tambin, y un palomino.

27

Y tom l todo esto, y los parti por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de la otra; mas no parti las aves. Y descendan aves de rapia sobre los cuerpos muertos, y Abram las ahuyentaba. Mas a la cada del sol sobrecogi el sueo a Abram, y he aqu que el temor de una grande oscuridad cay sobre l. Entonces Jehov dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morar en tierra ajena, y ser esclava all, y ser oprimida cuatrocientos aos. Mas tambin a la nacin a la cual servirn, juzgar yo; y despus de esto saldrn con gran riqueza. Y t vendrs a tus padres en paz, y sers sepultado en buena vejez. Y en la cuarta generacin volvern ac; porque an no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aqu. Y sucedi que puesto el sol, y ya oscurecido, se vea un horno humeando, y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos. En aquel da hizo Jehov un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia dar esta tierra, desde el ro de Egipto hasta el ro grande, el ro Eufrates. Gnesis 15:7-18 En el versculo 8 Abram pidi a Dios una confirmacin de que realmente heredara la tierra. En el nueve, Dios le dijo que tomara una becerra, una cabra, un carnero, una trtola y un palomino. Que partiera por la mitad a las bestias de cuatro patas y las colocara una frente a otra en el suelo. En el verso 12, el Seor provoca un profundo sueo en Abram al ponerse el sol. En el 13 dice: Entonces Jehov dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morar en tierra ajena, y ser esclava all, y ser oprimida cuatrocientos aos. Dentro de los planes del Altsimo se encontraba el hecho de que su pueblo escogido pasara cuatrocientos aos de esclavitud en Egipto. En el versculo 17 dice que Jehov se mova entre los animales divididos en forma de llama de fuego. Esta era la manera en la que se confirmaban los pactos en la poca de los patriarcas. Ambos contratantes deban caminar entre las bestias sacrificadas. Si alguno lo rompa, su sangre tambin deba ser derramada. Por lo tanto, Jehov estaba aceptando un pacto incondicional, independientemente de lo que el otro hiciera. En el versculo 18 Dios ampla el territorio otorgado en la promesa que le haba dado anteriormente, hasta cubrir desde el ro de Egipto hasta el Eufrates. En esos tiempos, Canan comprenda nicamente la franja entre el Mediterrneo y el Jordn, y de Dan a Beerseba; 295 kms. De largo por 40 de ancho (85 kms. en su parte ms amplia). Esta tierra pertenecera a Abraham y a su descendencia para siempre. El error de Sara

28

Impaciente porque continuaba siendo estril, Sara tom la iniciativa de proponer a su marido un plan para que pudieran tener hijos a travs de su esclava Agar. Dios no necesitaba esta ayuda; ella se tom atribuciones que no le correspondan, tratando de apresurar el cumplimiento de la promesa. De esta unin naci Ismael. Por fin tena un hijo, pero esto no estaba en los planes divinos. Sin embargo, para cumplir su compromiso, el Seor decidi hacer de Israel una nacin importante y lo hizo padre de todos los pueblos rabes; muchos de los cuales estn actualmente en abierta oposicin tanto contra el judasmo como contra el cristianismo. Respondi Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dar a luz un hijo, y llamars su nombre Isaac; y confirmar mi pacto con l como pacto perpetuo para sus descendientes despus de l. Gnesis 17:19 Dios le dijo claramente que Sara tendra un hijo en su vejez, y que Isaac sera el heredero de la promesa, no Ismael. En Gnesis 21 nos dice: Y Sara concibi y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le haba dicho. Gnesis 21:2

29

CAPTULO 5 LA PROMESA A ABRAHAM SEGUNDA PARTE Jehov cumpli cabalmente lo que haba dicho al patriarca Abraham y en su momento, hizo que la estril Sara concibiera y diera a luz al descendiente que seguira con el propsito divino. Isaac Cuando creci Isaac, Abraham arregl el matrimonio de su hijo con Rebeca. De su unin nacieron dos hijos. Esa y Jacob Aunque el primero era el mayor, Jacob lo enga y logr comprar su primogenitura por un plato de lentejas, perdiendo con ella el privilegio de que la promesa se cumpliera a travs de l y la bendicin que por derecho le corresponda. Jacob tuvo que huir de la ira de su hermano y una noche se enfrent directamente con el ngel de Jehov y luch con l hasta que lo toc en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyunt el muslo de Jacob (Gnesis 32:25). Esto ocasion una transformacin drstica en su vida. Dios cambi su nombre a Israel; tuvo doce hijos de quienes salieron el mismo nmero de tribus. Jos Uno de los hijos predilectos fue Jos. Era odiado por sus hermanos porque haba soado que todos se humillaran ante l; as que lo vendieron a unos traficantes de esclavos egipcios y fue subastado y vendido a un hombre importante. Esta fue la forma que Dios us para que su pueblo llegara a establecerse en ese pas donde haba predicho que permaneceran por 400 aos. Por sus convicciones, integridad y obediencia, Jos alcanz el puesto de primer ministro. Gracias a ello, pudo evitar que su familia muriera de hambre y que viniera a vivir con l. Cuando Jacob y sus hijos se unieron a Jos en Egipto, Dios les dijo que estara con ellos y los traera de regreso a la tierra que haba dado a Abraham. En Gnesis 50:24 leemos que al final de su vida, Jos les volvi a recordar a los israelitas esta promesa. Y Jos dijo a sus hermanos: Yo voy a morir; mas Dios ciertamente os visitar, y os har subir de esta tierra a la tierra que jur a Abraham, a Isaac y a Jacob. Gnesis 50:24 A estas alturas, los descendientes de Abraham todava no eran dueos de la tierra que se le haba ofrecido. Al contrario, se encontraban ms lejos de ella que nunca. Cuando muri, los gobernantes egipcios sometieron y esclavizaron a los israelitas, pero el Seor permiti que se multiplicaran grandemente y se convirtieran en una gran nacin. Por ese entonces, el pueblo clam y el Altsimo los escuch. Y oy Dios el gemido de ellos, y se acord de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. xodo 2:24. Moiss y el xodo Despus de 400 aos de opresin, Dios apareci a un hombre llamado Moiss, judo de

30

nacimiento pero criado por la hija de Faran, y le record del pacto que haba hecho con Abraham, Isaac y Jacob:

Y os meter en la tierra por la cual alc mi mano jurando que la dara a Abraham, a Isaac y a Jacob; yo os la dar por heredad. YO JEHOV. xodo 6:8 Siguiendo las instrucciones divinas, se present ante Faran y le dijo que por su conducto Dios le ordenaba que dejara en libertad a su pueblo. El corazn del gobernante se endureci y al principio no quiso obedecer, pero despus de diez espantosas plagas enviadas por el Seor, permiti que salieran al mando de su indiscutible caudillo. Eran aproximadamente de dos a tres millones de personas. Dios realiz un milagro portentoso para preservarlos: atravesaron el mar Rojo por tierra seca, y el ejrcito egipcio que vena persiguindolos muri ahogado. El pacto mosaico Llegaron al monte Sina donde se les dieron los Diez Mandamientos y la ley. El Seor hizo que Moiss los comprometiera en este pacto, por medio del cual les dara la tierra que flua leche y miel a cambio de que fueran obedientes. Se acataban los dichos del Seor, les bendecira. Si no, seran maldecidos. De ah, fueron a Cades-barnea, donde enviaron a doce espas para que exploraran la tierra prometida. Debido al informe pesimista que trajeron, el pueblo se rebel y rehus seguir adelante porque tenan miedo. Jehov los castig diciendo que nadie mayor de 20 aos entrara en Canan (excepto Josu y Caleb), pero los hijos s. Por eso es que anduvieron vagando por 40 aos en el desierto hasta que muri toda esa generacin. Durante ese peregrinaje, el Seor les dio instrucciones para que establecieran el sacerdocio y el tabernculo. En Deuteronomio 9:1-5, les dijo: Este da vas a pasar el Jordn e irs y poseers las naciones e hizo un pacto con los hijos de Israel. La promesa que se le haba hecho a Abraham concerniente a la tierra estipulada que su posesin era incondicional y eterna; pero el pacto mosaico requera absoluta obediencia. Es algo parecido a la salvacin; aunque es un regalo, las bendiciones de la vida cristiana se reciben por seguir los mandamientos divinos. Deuteronomio 28 lo explica as: BENDICIONES Si oyeres atentamente mis mandamientos: Versculo 1 2 7 9 Te pondr sobre todas las naciones. Las bendiciones sern sobre tus ciudades, tus campos, tu vientre y tus ganados Tus enemigos sern derrotados. Sers confirmado como pueblo santo.

MALDICIONES Si no oyeres atentamente mis mandamientos: Versculo 16 18 22 25 62 63 Maldecir tus ciudades y tus campos. Maldecir el fruto de tu vientre y el nmero de tus ganados. Te herir con enfermedades. Te entregar derrotado a tus enemigos. Sern pocos en nmero y no como las estrellas del cielo. Sern arrancados de la tierra que van a entrar a poseer.

31

64

Sern esparcidos por toda la tierra.

Y se resume en el siguiente versculo: Estas son las palabras del pacto que Jehov mand a Moiss que celebrase con los hijos de Israel en la tierra de Moab, adems del pacto que concert con ellos en Horeb. Deuteronomio 29:1 Entonces fino a formar parte de la promesa hecha a Abraham. Dios no cambi la incondicionalidad de poseer la tierra, pero para disfrutar de las bendiciones de ella, necesitaban ser obedientes. (El pacto del monte Horeb se relacionaba con los Diez Mandamientos.) Una vez ms, se les recuerda en Deuteronomio 30:1-8 que las bendiciones o maldiciones dependeran de las decisiones que tomaran. Estaban a punto de entrar en ciudades y naciones malvadas, llenas de idolatra y rebelin. Dios quera que permanecieran fieles a l y que fueran un testimonio verdadero. Si hacan esto, la proteccin divina estara sobre ellos. Josu (1400 a.C.) Josu fue el sucesor escogido para hacer entrar al pueblo en la tierra prometida. Moiss no pudo hacerlo por causa de su pecado. No obstante, se le permiti subir a la cumbre Pisga del monte Nebo y mirarla desde lejos. Ah muri y el Seor lo sepult. Hasta aqu llegan los primeros cinco libros de la Biblia que son llamados La Ley. El resto del Antiguo Testamento relata la historia del pueblo de Israel en su recin adquirido territorio; cmo entraron en l, lo perdan y volvan a tomar dependiendo de su obediencia o desobediencia. Las conquistas de Josu Primero dirigi a los israelitas a travs del Jordn pasando por tierra seca. Al llegar hasta las murallas de Jeric, el pueblo march alrededor de ellas siete veces y se derrumbaron milagrosamente. Pasaron a Hai, donde fueron derrotados debido al pecado de Acn y tuvieron que idear un nuevo plan para tomar la ciudad. Gaban hizo alianza con Israel pensando que sera mejor ser esclavo que pelear contra ellos. El rey de Jerusaln se ali con los reyes de Hebrn, Jarmut, Laquis y Egln para pelear contra Gaban. Este pueblo pidi auxilio a Josu, quien avanz con gran poder desde Gilgal y tom por sorpresa al enemigo derrotndolos con facilidad. Cuando huan llenos de terror, fueron perseguidos y exterminados (en esta batalla el sol se detuvo por un da.) A partir de esto, empezaron una conquista sistemtica de la parte sur de la regin. Tomaron Libna, Laquis, Egln, Hebrn y Debir. De ah acometieron el Neguev hasta el oasis de Cades-barnea y despus conquistaron Gaza, cerca de la costa. Los gobernantes de la parte norte de Canan formaron una alianza. Los reyes de Madn, Simrn y Acsaf, y las tribus que habitaban en las colinas en ambos lados del mar de Galilea, se juntaron al pie del Monte Hermn, cerca de las aguas de Merom. Josu march contra ellos y los atac sorpresivamente derrotndolos y quemando Azor hasta sus cimientos. Domin una buena porcin de la tierra, pero a su muerte todava no haba sido conquistada totalmente. El pueblo qued abandonado en total confusin. El tiempo de los jueces (1390-1050 a.C.) A la muerte de este caudillo, Israel qued sin direccin. La Biblia relata que cada uno haca lo que bien le pareca. Su modo de vivir estaba cambiando de ser nmadas a ser pastores, agricultores y artesanos. Sus jefes eran rebeldes y fue inevitable que comenzaran a ser mal influenciados por la religin de los cananeos y su adoracin a Baal. Muy pronto se dieron al pecado.

32

Debido a que la posesin de la tierra estaba basada en la obediencia, empezaron a perder parte de ella y a ser invadidos por otras tribus nmadas madianitas, filisteos y otras que venan de Asia Menor y que queran edificar sus ciudades a lo largo del Mar Mediterrneo. En este tiempo, Dios envi jueces o lderes militares para librarlos de sus enemigos y ayudarles a recuperar sus tierras. Los ms famosos fueron Dbora y Barac, quienes tomaron las planicies de Jezreel para que las tribus de Zabuln, Isacar y Neptal no quedaran aisladas de sus hermanos del sur. Esto les permiti controlar los pasos importantes a las montaas de Taanac y Megido. Una noche, Geden, con un ejrcito de 300 hombres, atac sorpresivamente y derrot a los madianitas obligndolos a regresar a Transjordania. Sansn fue un guerrero hijo de Manoa, hombre de Zora, que pele contra los filisteos durante aos hasta que fue traicionado por una mujer llamada Dalila. El libro de los Jueces comprende ms de 300 aos en que se dan varios ciclos de apostasa, arrepentimiento y liberacin. Es considerado como uno de los ms negros en la historia de Israel. El descontento se extendi y el pueblo llam a Samuel para pedirle que les diera rey. Hasta este momento, haban sido gobernados solamente por Dios, pero ahora quera un monarca como todas las naciones que les rodeaban. El Seor orden al profeta que atendiera su peticin. Sal (1050 a.C.) Samuel ungi como rey a Sal, hijo de Cis de Gabaa, quien gobern por cuarenta aos. Pas la mayor parte del tiempo tratando de sacar a los filisteos de la regin central de las montaas de Canan. Comenz bien su reinado, pero termin mal porque se rebel contra Dios debido a su orgullo e impaciencia. Por ello, Samuel fue comisionado para decirle que el Seor lo iba a destituir de su cargo.

33

CAPTULO 6 LA PROMESA A DAVID PRIMERA PARTE David es ungido rey (1010 a.C.) Dios quit a Sal del trono para poner a David, hijo de Isa. Hechos 13:22 nos dice que el Seor lo llam el varn conforme a mi corazn. Aunque fue un pastor de condicin humilde, era descendiente directo de Abraham. El Seor le confirm la promesa que haba dado a Adn, Abraham, Isaac y Jacob y la ampli dicindole que su simiente reinara sobre Israel para siempre. Posesin de la tierra Bajo el liderazgo de este monarca, los hijos de Israel tomaron toda la tierra prometida. Prosperaron grandemente y David se hizo rico gracias a la bendicin divina. Vivi en un palacio esplndido y le preocupaba que el Seor no tuviera sino un tabernculo hecho de pieles y tela. Deseaba hacer su templo y en 2 Samuel 7, leemos que Dios envi al profeta Natn para prometerle que establecera su casa para siempre, pero que no le tocaba a l construir su santuario. Y cuando tus das sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantar despus de ti a uno de tu linaje, el cual proceder de tus entraas, y afirmar su reino. l edificar casa a mi nombre, y yo afirmar para siempre el trono de su reino. Yo le ser a l padre, y l me ser a m hijo. Y si l hiciere mal, yo le castigar con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; Pero mi misericordia no se apartar de l como la apart de Sal, al cual quit de delante de ti. Y ser afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono ser estable eternamente. 2 Samuel 7:12-16 Versculo 12 13 14 16 Yo establecer despus de ti a uno de tu linaje, el cual proceder de tus entraas y afirmar su reino. Yo afirmar para siempre el trono de su reino. Yo le ser a l padre, y l me ser a m hijo. Y ser afirmada tu casa y tu reino para siempre.

En resumen, se le asegur que le dara: Casa Trono Reino Una dinasta, una familia de monarcas. Un lugar donde reinara, un trono para gobernar. La esfera sobre la cual regira.

34

No se le garantiz un reinado no interrumpido, sino el derecho a tenerlo para siempre y que su casa sera afirmada. A su hijo Salomn le toc construir el santuario. Jesucristo sera el cumplimiento final de esta promesa, pues un da futuro, regresara a sentarse en el trono de David para gobernar. En el Salmo 89, David se refiere a esta oferta de la siguiente manera: Versculo 3 4 29 34 35 36 Hice pacto con David mi escogido. Para siempre confirmar tu descendencia y edificar tu trono. Pondr tu descendencia para siempre y tu trono como los das de los cielos. No olvidar mi pacto. Y no mentir a David. Tu descendencia ser para siempre.

Cuando muri David, Dios dio el trono a Salomn su hijo, pero su pecado provoc la divisin del reino. Sin embargo, el trono de David ser ocupado otra vez por un rey eterno, nuestro Seor Jesucristo. La persona que cumpliera la promesa deba ser de la descendencia de David. Libro de la genealoga de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. Mateo 1:1 Tendra que nacer de una virgen. Porque un nio nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamar su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Prncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrn lmite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponindolo y confirmndolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehov de los ejrcitos har esto. Isaas 9:6-7 Restaurar la casa de David y se sentar en su trono. Este ser grande, y ser llamado Hijo del Altsimo; y el Seor Dios le dar el trono de David su padre; y reinar sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendr fin. Lucas 1:32-33 Jess vino a la tierra cerca de mil aos despus, en una poca en que la dinasta de David haba decado. Vino a restaurar la nacin y a sentarse en su trono, pero los lderes religiosos y muchos otros judos lo rechazaron como rey. Debido a ello, Jess vendr otra vez a reinar gloriosamente. Jerusaln, Jerusaln, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! Cuntas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! He aqu vuestra casa os es dejada desierta. Mateo 23:37-38 En este pasaje vemos que el Hijo de Dios quera juntar a los judos que haban sido dispersados debido a su desobediencia y restaurar la casa desolada de David, pero como lo desecharon, les dijo que lo veran nuevamente cuando regresara.

-

35

SEGUNDO ADVENIMIENTO DE JESUCRISTO Anuncio El pueblo se encontraba en el exilio y el profeta Zacaras predijo la segunda venida de Cristo: Zacaras 14:4-9 Versculo 4 5 9 Y se afirmar sus pies en aquel da sobre el monte de los Olivos, que est en frente de Jerusaln al oriente; y el monte de los Olivos se partir. Y vendr Jehov mi Dios, y con l todos los santos. Y Jehov ser rey sobre toda la tierra. En aquel da Jehov ser uno, y uno su nombre.

El profeta Ams lo dijo de la siguiente manera: En aquel da yo levantar el tabernculo cado de David, y cerrar sus portillos y levantar sus ruinas, y lo edificar como en el tiempo pasado. Ams 9:11 Por su parte, Jeremas en el captulo 23:3-8 de su profeca menciona lo siguiente: Versculo 3 5 8 Y yo mismo recoger el remanente de mis ovejas de todas las tierras adonde las ech. Levantar a David renuevo justo, y reinar como Rey, el cual ser dichoso, y har juicio y justicia en la tierra. Vive Jehov que hizo subir y trajo la descendencia de la casa de Israel de tierra del norte, y de todas las tierras adonde ya los haba echado; y habitarn en su tierra.

Implicaciones de la promesa El pasaje habla literalmente de que la nacin de Israel va a ser preservada. La simiente de David regresar a la tierra de Palestina en una fecha futura. Jess ser quien gobierne sobre el trono de David. Cristo tendr un reino terrenal.

36

CAPTULO 7 LA PROMESA A DAVID SEGUNDA PARTE David pas guerreando la mayor parte de su vida. Tuvo xito en reconquistar toda la tierra que Josu haba dominado. Control todo el territorio comprendido entre la frtil vertiente del ro Eufrates hasta el Canal de Suez: la superficie total que Dios haba prometido a Abraham. Debido a su adulterio con Betsab, empezaron a suceder una serie de eventos que destruyeron a su familia. Su hijo Amnn viol a su media hermana Tamar; Absaln, enojado por esto, lo mat, y algunos aos despus se proclam rey de Israel. El padre tuvo que huir de l para salvar su vida. Ms adelante, Joab, general de su ejrcito, dirigi una batalla contra el rebelde y ste fue muerto. Salomn (970 a.C.) Salomn hered el trono; dividi la tierra en 12 distritos, gobern sabiamente e Israel alcanz su poca de oro. Fue un administrador talentoso y experto en comercio. Hizo buen uso de lo logrado por su padre y mand construir fortalezas; edific el magnfico templo para adorar a Dios, as como oficinas de gobierno y un esplndido palacio. Se hizo famoso en todo el mundo por su extraordinaria sabidura, que haba pedido a Dios en oracin. Sin embargo, su amor al poder y a la riqueza dej a la nacin en bancarrota. Sus 700 esposas y 300 concubinas desviaron su corazn. Al final de su vida, el pueblo estaba convulsionado por diferentes problemas. El reino divido (930 a.C.) Despus de su muerte, sobrevino una divisin porque su hijo Roboam rehusaba escuchar al pueblo. Las diez tribus del norte se separaron y siguieron a Jeroboam. Jeroboam (930 a.C.) Primer rey de la nacin del norte Israel cuya capital fue Samaria. Durante casi todo su mandato estuvo en guerra hasta que en el ao 721 a.C. fue derrotado por el rey asirio Sargn II. Roboam (930 a.C.) La promesa que Dios haba hecho a Adn en el principio fue confirmada a sus descendientes. Continu con Jud, el reino del sur compuesto de dos tribus que permanecieron fieles al nieto de David. Roboam conserv a Jerusaln como capital. Constantemente guerreaban contra Israel, Egipto, Asiria y Babilonia.

37

Israel, el reino del norte, tuvo diecinueve reyes (todos ellos malvados) en su corta historia que solo dur 210 aos. En 721 a.C., el rey asirio Sargn II los invadi y conquist. La poblacin fue esparcida a lo largo de toda Asiria. La mayora se mezcl con sus conquistadores haciendo matrimonios mixtos y su rastro se perdi en la historia. A continuacin, se expone una lista de los reyes que gobernaron en Israel. Las fechas son aproximadas. Nombre Jeroboam Nadab Baasa Ela Zimri Omri Acab Ocozas Rein (a.C.) 931-910 910-909 909-886 886-885 885 885-874 874-853 853-825 Aos 22 2 24 2 7 das 12 22 2 Carcter Referencia 2 Crnicas 1 Reyes 11:26-14:20 9:29-13:20 15:15-28 15:27-16:7 16:1-6 16:6-14 16:9-20 16:15-28 16:28-22:40 18:1-34 22:40 y 2 R. 1:18 2 Reyes 3:1-9:25 9:1-10:36 13:1-9 13:10-14:16 14:23-29 14:29-15:12 15:10-15 15:14-22 15:22-26 15:27-31 15:30-17:6

Malo

Joram Jeh Joacaz Joz Jeroboam II Zacaras Salud Mname Pekaa Peka Oseas

852-841 841-814 814-798 798-782 782-753 753-752 752 752-742 742-740 740-731 731-722

12 28 17 16 41 6 meses 1 mes 10 2 20 9

22:7-12

25:17-24

28:5-8

38

Jud tuvo diecinueve reyes y una reina, ocho buenos. El reino perdur cerca de 344 aos, hasta que Nabucodonosor rey de Babilonia los apres en 586 a.C. Todos fueron obligados a marchar 1,609 kms. Hacia el exilio. Nombre Roboam Abdas Asa Josafat Rein (a.C.) 931-913 913-911 911-870 873-848 Aos 17 3 41 25 Carcter Malo Bueno Referencia 1 Reyes 11:42-14:31 14:31-15:8 15:8-24 22:41-50

2 Crnicas 9:31-12:16 13:1-22 14:1-16:24 17:1-20:37

Joram Ocozas Atala Jos Amasas Uzas Jotam Acaz Exequias Manass Amn Josas Joacaz Joacim Joaqun Sedequas

853-841 841 841-835 835-796 796-767 792-740 750-732 735-716 716-697 697-643 643-641 641-609 609 609-598 598-597 597-586

8 1 6 40 29 52 16 16 29 55 2 31 3 meses 11 3 meses 11

Malo Bueno Malo Bueno Malo Bueno Malo

2 Reyes 8:16-24 8:24-9:29 11:1-20 12:1-21 14:1-20 15:1-7 15:32-38 16:1-20 18:1-21 21:1-18 21:19-26 22:1-23:30 23:31-33 23:34-24:5 24:6-16 24:17-25:30

21:1-20 22:1-9 22:1-23:21 22:10-24:27 25:1-28 16:1-23 27:1-29 28:1-28 29:1-32:33 33:1-20 33:21-25 34:1-35:27 36:1-4 36:5-7 36:8-10 36:11-21

Desobediencia y exilio Es interesante observar que durante ese perodo, Dios los sigui tratando igual que a sus antepasados a quienes haba dicho: Si me obedecen y guardan mis mandamientos los bendecir y prosperarn, pero si se rebelan sern esparcidos y sus enemigos poseern su territorio. Tanto Israel como Jud fallaron y descuidaron su compromiso, por lo que su heredad les fue quitada. Profetas Por aquellos aos Dios mand sus voceros para que anunciaran su juicio inminente y advirtieran al pueblo que permanecieran fieles a l. Su mensaje principal era: Vulvanse a Dios, o les sobrevendr lo que fue profetizado en el pacto con Moiss. Van a ser maldecidos, aplastados por sus enemigos, arrancados de su tierra y esparcidos por todo el mundo. La mayor parte de las profecas cayeron en odos sordos. Algunos fueron enviados a las diez tribus de Israel en el norte, y otros a las de Jud en el sur; otros ms, a ambos reinos. Hablaron antes del exilio, durante o despus; la Biblia los distingue como profetas mayores y menores. Tambin fueron enviados para que anunciaran la venida de Jesucristo, el tan esperado Mesas. Con gran detalle explicaron todos los aspectos de su vida, ministerio, muerte, resurreccin y segunda venida. En aquellos das, estas profecas se consideraban como si fueran un solo evento, pero ahora sabemos que se referan a dos pocas distintas.

39

Perodo de restauracin (539 a.C.) Despus de que Jud pas 70 aos de esclavitud, Ciro el persa subi al poder y permiti que aproximadamente 50,000 judos exiliados en Babilonia regresaran a Jerusaln con Zorobabel (536 a.C.) para encargarse de la reconstruccin del templo. En 457 a.C., el sacerdote Esdras trajo una pequea compaa de 1,754 lo cual caus su avivamiento. En 444 a.C., Nehemas dirigi el ltimo grupo y en 52 das construy las murallas de la ciudad que haban sido derribadas. Al fin haban regresado a su patria, pero sta estaba bajo el poder extranjero. Por 2,500 aos Israel ha permanecido en las mismas condiciones, excepto por un corto perodo de independencia bajo el gobierno de los macabeos. La profeca de Malaquas (400 a.C.) El Antiguo Testamento termina con el libro de Malaquas, quien profetiza que vendra un predecesor parecido a Elas a preparar el camino para la venida del Mesas. Siguieron 400 aos de silencio durante los cuales no se registr ninguna revelacin divina en las Escrituras. En 331 a.C., Alejandro el Grande domin el Medio Oriente y en 166 a.C. Judas Macabeo dirigi una serie de levantamientos para recuperar su tierra. En 63 a.C., los romanos conquistaron todo el mundo conocido.

40

CAPTULO 8 LA PROMESA DE UN NUEVO PACTO El escritor sagrado establece: Bendecir a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldecir; y sern benditas en ti todas las familias de la tierra. Gnesis 12:3 Para que los judos pudieran disfrutar plenamente de las promesas acerca de la tierra prometida y de que David gobernara sobre todas las naciones, Israel necesitaba un cambio radical. La nica solucin era que se efectuara un nuevo pacto. EL NUEVO PACTO Tiene que ver con la parte que se refiere a las bendiciones a todas las naciones. Hasta ahora hemos visto que slo la simiente de Abraham las haba recibido, pero el plan de Dios era que todos los hombres fueran partcipes de ellas. Cuando Jud pasaba por un perodo de gran afliccin antes de la cautividad babilnica, el Seor dijo al profeta Jeremas que iba a hacer un nuevo pacto con su pueblo. La ley sera escrita en sus corazones He aqu que vienen das, dice Jehov, en los cuales har nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Jud. No como el pacto que hice con sus padres el da que tom su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehov. Pero este es el pacto que har con la casa de Israel despus de aquellos das, dice Jehov: Dar mi ley en su mente, y la escribir en su corazn; y yo ser a ellos por Dios, y ellos me sern por pueblo. Y no ensear ms ninguno a su prjimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehov, porque todos me conocern, desde el ms pequeo de ellos hasta el ms grande, dice Jehov; porque perdonar la maldad de ellos, y no me acordar ms de su pecado. Jeremas 31:31-34 Promesas importantes que deben observarse en este pasaje: Har un nuevo pacto con las casas de Jud e Israel (la simiente de David). Pondr mi ley en sus mentes y la escribir en sus corazones.

Hasta este punto, la ley de Dios haba sido externa e impresa en tablas de piedra, pero ahora se iba a efectuar un cambio. La iba a escribir dentro de ellos, en sus corazones. Ser su Dios y ellos sern mi pueblo. Todos me conocern, desde el ms pequeo hasta el ms grande. Perdonar sus iniquidades y nunca ms me acordar de sus pecados.

Los judos necesitaban urgentemente este cambio porque haban sido incapaces de plegarse a las condiciones de obediencia total que la ley exiga a cambio de las bendiciones

41

divinas y la posesin de la tierra. Las diez tribus del norte ya la haban perdido y eran esclavos. Jud estaba a punto de ser castigada igualmente. A estas alturas, lo nico que los mandamientos divinos podan hacer era convencerles de sus pecados y llevarlos al arrepentimiento, pero era indispensable que tuvieran un nuevo corazn delante de Dios, y que su Espritu les ayudara a vivir conforme a sus preceptos. En el futuro, Dios cumplir sus promesas con la segunda venida de Cristo. Entonces preparar a la nacin juda para que viva bajo el dominio de su Hijo. Un nuevo corazn Y yo os tomar de las naciones, y os recoger de todas las tierras, y os traer a vuestro pas. Esparcir sobre vosotros agua limpia, y seris limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros dolos os limpiar. Os dar corazn nuevo, y pondr espritu nuevo dentro de vosotros; y quitar de vuestra carne el corazn de piedra y os dar un corazn de carne. Y pondr dentro de vosotros mi Espritu, y har que andis en mis estatutos y guardis mis preceptos y los pongis por obra. Habitaris en la tierra que d a vuestros padres, y vosotros me seris por pueblo, y yo ser a vosotros por Dios. Y os guardar de todas vuestras inmundicias; y llamar al trigo y lo multiplicar, y no os dar hambre. Multiplicar asimismo el fruto de los rboles, y el fruto de los campos, para que nunca ms recibis oprobio de hambre entre las naciones. Y os acordaris de vuestros malos caminos, y de vuestras obras que no fueron buenas; y os avergonzaris de vosotros mismos por vuestras iniquidades y por vuestras abominaciones. No lo hago por vosotros, dice Jehov el Seor, sabedlo bien; avergonzaos y cubros de confusin por vuestras iniquidades, casa de Israel. Ezequiel 36:24-32 Aspectos importantes de esta promesa: Y un espritu nuevo pondr dentro de ellos. Quitar el corazn de piedra de su cuerpo. Les dar un corazn de carne. Habitaris en la tierra que di a vuestros padres. Multiplicar el fruto de los rboles y el producto del campo para que no recibis ms el oprobio del hambre.

Ezequiel escribi la promesa del nuevo pacto cuando Jud estaba a punto de entrar en cautiverio o cuando ya estaba en Babilonia. La nacin estaba sufriendo las consecuencias de aos de desobediencia. Qu