Pobreza infantil en las Ciudades de la Argentina

Download Pobreza infantil en las Ciudades de la Argentina

Post on 12-Apr-2017

400 views

Category:

News & Politics

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>barmetro de la deuda social de la infancia | 32 | barmetro de la deuda social de la infancia</p><p>Los autores de la presente publicacin ceden sus derechos a la Universidad, en forma no exclusiva, para que in-corpore la versin digital de los mismos al Repositorio Institucional de la Universidad Catlica Argentina como as tambin a otras bases de datos que considere de relevancia acadmica. Asimismo, la Universidad Catlica Argentina autoriza a Coca Cola de Argentina y al Banco Industrial a la difusin de los mismos. </p><p>DATOS EDITORIALES: Lo publicado en esta obra es responsabilidad de los autores y no compromete la opi-nin de la Pontificia Universidad Catlica Argentina, Coca Cola de Argentina y al Banco Industrial. </p><p> 2015, Derechos reservados por Fundacin Universidad Catlica Argentina.</p><p>Tun, I.; Poy, S.; Coll, A.Pobreza infantil en las ciudades de la Argentina 2010-2014: Diferentes mediciones de la pobreza infantil y una propuesta multidimensional desde un enfoque de derechos / Ianina Tun; Santiago Poy; Agustina Coll. - 1a edicin especial - Ciudad Autnoma de Buenos Aires: Educa, 2015.20 p.; 27 x 21 cm.ISBN 978-987-620-298-51. Pobreza multidimensional. 2. Infancia. 3. Derechos Humanos. 4. Argentina urbana. CDD 304.6</p><p>Socio PrinciPal de eSte BoletnBanco Industrial</p><p>SocioS del Barmetro de la deuda Social de la infancia:Banco IndustrialCoca-Cola de Argentina</p><p>colaBoradoreSMara Ins Canepa (Asistente)Natalia Ramil (Prensa) </p><p>foto de tapa: Francisco Gilgesdiseo: Santiago Ascaso</p><p>oBServatorio de la deuda Social argentina </p><p>directora general Alicia Casermeiro de Peresoncoordinador acadmicoAgustn Salviacoordinadora del eStudioIanina Tun</p><p>autoreS Ianina Tun Investigadora Responsable del Barmetro de la Deuda Social de la Infancia.Santiago PoyBecario Conicet ODSA-UCA.Agustina CollBecaria de investigacin ODSA-UCA.</p><p>la pobreza infantil y los derechos sociales</p><p>por lo general se realizaban estimaciones a nivel de los hogares y del total de la poblacin. En la actua-lidad, el Estado argentino no estima ni publica la incidencia de la pobreza. Sin duda ello reviste una particular gravedad cuando se conoce que la misma produce marcas de difcil reversin en la niez y adolescencia. Asimismo, es relevante sealar que existe una amplia normativa vigente en la Argen-tina a partir de la cual se reconoce un conjunto de indicadores de privaciones sociales que vulneran derechos de los nios, las nias y adolescentes en la Argentina urbana. </p><p>Esta nueva publicacin del Barmetro de la Deuda Social de la Infancia ofrece diferentes medidas de pobreza aplicadas a la poblacin de nios, nias y adolescentes que residen en la Argentina urbana. En particular, es de inters presentar una propuesta de pobreza multidimensional desde un enfoque de de-rechos que permita una aproximacin a las mltiples privaciones sociales que experimenta la poblacin infantil en el espacio de siete (7) dimensiones de de-rechos: 1) alimentacin, 2) saneamiento, 3) vivienda, 4) salud, 5) informacin, 6) estimulacin temprana (0 a 4 aos), y 7) educacin (5 a 17 aos). </p><p>La introduccin del lenguaje de los derechos huma-nos modifica los parmetros desde donde se evalan y definen las carencias sociales en la niez y adoles-cencia, pasando de una cuestin moral a una respon-sabilidad legal que exige a los gobiernos e interpela a las familias y a las sociedades. Por otra parte, el enfoque de derechos permite definir mejor el espa-cio de las privaciones, legitimando su exigibilidad y aportando elementos para una mejor definicin del destino de los recursos pblicos y de las responsabili-dades o corresponsabilidades de los Estados, la socie-dad, la familia y el mercado. Asimismo, es evidente que avanzar en una mejor definicin del espacio de las privaciones, y en particular de las carencias en la infancia, contribuye a orientar programas sociales, polticas y recursos pblicos. </p><p>Existen suficientes evidencias acerca del impacto estructural y muchas veces irreversible de la pobreza sobre el desarrollo humano y social de la infancia. Amplio es adems el consenso en torno a que las ml-tiples carencias materiales, sociales y emocionales ex-perimentadas en los primeros aos de vida provocan consecuencias en el desarrollo fsico y cognitivo de los nios/as, probablemente limitando su capacidad de apropiarse de los recursos necesarios para un mejor aprovechamiento de las estructuras de oportunidades vigentes en las sociedades y propiciando procesos de reproduccin intergeneracional de la pobreza. </p><p>La poblacin infantil y adolescente experimenta la pobreza en una proporcin mayor que la poblacin en general y que la poblacin adulta. Con relativa in-dependencia del mtodo de medicin de la pobreza que utilicemos esta desventaja relativa es recurrente. </p><p>Las Metas del Milenio (ONU, 2000) permiten reconocer la vigencia que tienen las medidas mone-tarias de la pobreza en el mundo, en tanto en las mis-mas el parmetro es monetario. Tambin, algunas de las polticas pblicas que se desarrollan en la regin orientadas a erradicar la pobreza tienen como pa-rmetro de focalizacin los ingresos de los hogares, y evidentemente muchas de ellas se constituyen en una poltica de transferencia de ingresos. </p><p>No obstante, cabe reconocer controversias en torno a la definicin de la pobreza y las formas de medirla. Estas polmicas tambin se encuentran en el campo especfico de los estudios sobre pobreza in-fantil, y cobran especial relevancia. Efectivamente, en los ltimos aos se han desarrollado propuestas de medicin de la pobreza alternativas y directas que procuran considerar diferentes aspectos del desarro-llo humano y social de la infancia desde un enfoque de derechos (CDESC, 2001; DWP, 2003; CHIP, 2004; ONU, 2004; CEPAL/UNICEF, 2012; CEPAL, 2013). </p><p>En el caso argentino, las mediciones oficiales de la pobreza se han basado histricamente en el m-todo indirecto de lnea de pobreza por ingresos, y </p></li><li><p>barmetro de la deuda social de la infancia | 54 | barmetro de la deuda social de la infancia</p><p>La Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) es una encuesta de hogares, multipropsito, que releva datos de hogares y personas en grandes centros urbanos de la Argentina. A partir del 2006 dicha encuesta incorpora un mdulo especfico que busca medir el grado de cumplimiento de los derechos del nio y el desarrollo humano y social de la niez y adolescencia. Dicho mdulo es realizado al adulto padre, madre o tutor/a del nio o nia de 0 a 17 aos de edad residente en el hogar. El presente informe se apoya en los datos generados a partir de las muestras 2010, 2011, 2012, 2013, 2014. que alcanz una cobertura total de 5700 hogares en 950 puntos muestra de la Argentina. La muestra es representativa de los siguientes Conglomerados urbanos: rea Metropolitana del Conurbano Bonaerense, Gran Crdoba, Gran Rosario, Gran Mendoza y San Rafael, Gran Salta, Gran Tucumn y Tafi Viejo, Mar del Plata, Gran Paran, Gran San Juan, Gran Resistencia, Neuqun-Plottier , Zrate, Goya, La Rioja, Comodoro Rivadavia, Ushuaia y Rio Grande.</p><p>la encUesta</p><p>mayor vUlnerabilidad a la pobreza en la infancia</p><p>A continuacin se presentan diferentes mediciones de la pobreza a nivel de la infancia. Por un lado, los en-foques econmicos clsicos que buscan aproximarse a la definicin y medicin de este problema lo hacen cen-tralmente con referencia al acceso por parte de perso-nas, hogares o comunidades a determinados recursos econmicos que permiten la satisfaccin de necesida-des bsicas de subsistencia. Siguiendo este enfoque, se estima la pobreza a travs del mtodo de ingreso, y se calcula la proporcin de la infancia por debajo de la lneas de pobreza (LP)1y la lnea de indigencia (LI)2. </p><p>1 Se considera pobre a aquel nio/a en hogares cuyos ingresos no superen el umbral del ingreso monetario necesario para adquirir en el mercado el valor de una canasta de bienes y servicios bsicos (CBT: Canasta Bsica Total). Nios/as en hogares cuya CBT-mensual por adulto equivalente se evalu en: $590 en 2010, $738 en 2011, $940 en 2012, $1.283 en 2013 y $1.780.- en 2014.2 Se considera indigente a aquel nio/a en hogares cuyos ingresos no permite adquirir el valor de la Canasta Bsica Alimentaria (CBA). La misma incorpora una serie de productos requeridos para la cobertura de un umbral mnimo de necesidades alimenticias (energticas y proteicas). Nios/as en hogares cuya CBA-mensual por adulto equi-</p><p>Por otro lado, se estima la pobreza a travs de un m-todo directo tambin ampliamente difundido como el de Necesidades Bsicas Insatisfechas (NBI)3. </p><p>Es conocido que la niez y la adolescencia se con-centran ms densamente en los sectores sociales ms pobres, incluso, que es mayor la proporcin de nios/as en condiciones de pobreza que la de hogares y po-blacin de jvenes, adultos y adultos mayores. Ello ocurre bsicamente como consecuencia de las mayo-res tasas de natalidad que registran los hogares ms pobres, el tamao mayor de los mismos y la superior proporcin de adultos inactivos dedicados al cuidado de nios/as y otros miembros del hogar. Con relativa independencia del mtodo de medicin de la pobreza los nios, las nias y adolescentes son claramente la poblacin ms vulnerable a la pobreza. </p><p>valente se evalu en: $284 en 2010, $355 en 2011, $451 en 2012, $617 en 2013 y $851.- en 2014.3 Porcentaje de nios/as que presenta al menos una de las siguientes privaciones:3 o ms personas por cuarto habitable, habita en una vivienda de tipo inconveniente (pieza de inquilinato, vivienda precaria), hogares sin ningn tipo de retrete, hogares con algn nio/a en edad escolar (6 a 17 aos) que no asiste a la escuela, y hogares con 4 o ms personas por miembro ocupado y adems cuyo jefe/a tuviera como mximo hasta primaria completa.</p><p>Los nios/as y adolescentes en 2014 registran 1,4 ve-ces ms chance de ser pobres por ingresos que los jve-nes, 1,8 veces respecto los adultos, y 5,2 veces respecto de los adultos mayores (figura 1). Estas brechas clara-mente regresivas para los nios/as son de 1,5 veces, 2,4 veces y 7,3 veces respectivamente cuando se trata de la propensin a la indigencia (figura 2). La situacin no es muy diferente cuando se trata de las brechas respecto de la pobreza por NBI. Los nios/as registran 1,5 ve-ces ms chance de pertenecer a hogares con NBI que los jvenes, 2,1 veces ms que los adultos y 3,6 veces ms que los adultos mayores (figura 3). Estas brechas se han mantenido estables entre 2010 y 2014. </p><p>La pobreza econmica ha seguido una evolucin en ascenso entre 2011 y 2014 a nivel de la infancia, mien-tras que la situacin de indigencia econmica sigui una tendencia ms estable y por debajo de los dos dgitos. La pobreza de tipo estructural sigui una tendencia estable y en descenso entre 2010 y 2013, y en ltimo perodo in-teranual se revirti la tendencia en un sentido negativo. </p><p>En resumen, en 2014, es estima que 40% de los chi-cos/as viven en hogares con ingresos insuficientes para acceder a una canasta bsica de alimentos, bienes y ser-vicios (9,5% en hogares con ingresos que no alcanzan para adquirir una canasta bsica alimentaria)4, y 28,7% en con hogares con Necesidades Bsicas Insatisfechas. </p><p>A estas medidas tradicionales de medicin de la po-breza se suma, seguidamente, una propuesta de medi-cin multidimensional con umbrales de derechos. </p><p>pobreza infantil mUltidimensional: Umbrales de derechos e indicadores</p><p>La propuesta de medicin de la pobreza infantil reali-zada por CEPAL y UNICEF (2012), parte de la siguiente definicin conceptual (UNICEF, 2005: 18): Los nios y nias que viven en la pobreza [son los que] sufren una privacin de los recursos materiales, espirituales y emocionales necesarios para sobrevivir, desarrollarse y </p><p>4 Tomando como fuente externa la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec del cuarto trimestre del 2014, la pobreza en la infancia y adolescencia es estima en 31% y la indigencia en 8%. Para mayor informacin sobre los motivos de las diferencias entre las estimaciones realizadas a partir de la EDSA y la EPH ver Salvia et al (2015:210).</p><p>Linea de pobreza por ingresos (LP) segn grupos de edad</p><p>En porcentaje de nios, nias y adolescentes de 5 a 17 aos. Aos 2010-2014</p><p>Figura 1</p><p>JOVENES (18 A 29 AOS)</p><p>ADULTOS (30 A 59 AOS)</p><p>MAYORES (60 AOS Y MS)</p><p>INFANCIA (0 A 17 AOS)</p><p>FUENTE: EDSA-BICENTENARIO (2010-2016).OBSERVATORIO DE LA DEUDA SOCIAL ARGENTINA (ODSA-UCA). AOS 2010-2014.</p><p>0</p><p>10</p><p>20</p><p>30</p><p>40</p><p>50</p><p>2010 2011 2012 2013 2014</p><p>Linea de indigencia por ingresos (LI) segn grupos de edadEn porcentaje de personas de cada grupo de edad. Total de Aglomerados Urbanos, 2010-2014.</p><p>Figura 2</p><p>JOVENES (18 A 29 AOS)</p><p>ADULTOS (30 A 59 AOS)</p><p>MAYORES (60 AOS Y MS)</p><p>INFANCIA (0 A 17 AOS)</p><p>FUENTE: EDSA-BICENTENARIO (2010-2016).OBSERVATORIO DE LA DEUDA SOCIAL ARGENTINA (ODSA-UCA). AOS 2010-2014.</p><p>0</p><p>5</p><p>10</p><p>15</p><p>20</p><p>25</p><p>30</p><p>2010 2011 2012 2013 2014</p><p>Necesidades Bsicas Insatisfechas segn grupos de edad</p><p>En porcentaje de personas de cada grupo de edad. Total de Aglomerados Urbanos, 2010-2014.</p><p>Figura 3</p><p>JOVENES (18 A 29 AOS)</p><p>ADULTOS (30 A 59 AOS)</p><p>MAYORES (60 AOS Y MS)</p><p>INFANCIA (0 A 17 AOS)</p><p>FUENTE: EDSA-BICENTENARIO (2010-2016).OBSERVATORIO DE LA DEUDA SOCIAL ARGENTINA (ODSA-UCA). AOS 2010-2014.</p><p>0</p><p>10</p><p>20</p><p>30</p><p>40</p><p>50</p><p>2010 2011 2012 2013 2014</p></li><li><p>barmetro de la deuda social de la infancia | 76 | barmetro de la deuda social de la infancia</p><p>prosperar, lo que les impide disfrutar sus derechos, al-canzar su pleno potencial o participar como miembros plenos y en pie de igualdad en la sociedad.</p><p>De esta definicin se valora el enfoque de derechos y la perspectiva multidimensional. La perspectiva de derechos ofrece un marco socialmente legitimado para formular los parmetros generales, funcionamientos especficos y umbrales mnimos necesarios para eva-luar el desarrollo humano de una sociedad, a la vez que es legtimamente exigible su garanta a los Estados (PNUD, 2000; Nussbaum, 2002; Pogge, 2005).</p><p>La comunidad internacional reconoce el imperativo del desarrollo humano y social en numerosos instru-mentos normativos. En el caso particular de la infan-cia, el Estado argentino adopt la Convencin sobre los Derechos del Nio (ONU, 1989); asumi compromisos frente a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ONU, 2000); y sancion numerosas leyes de proteccin de derechos que se constituyen en un conjunto amplio de parmetros a partir de los cuales definir dimensiones e indicadores de necesidades, capacidades y funciona-mientos para el desarrollo humano de la infancia.</p><p>Justamente, el Estado argentino avanz de modo relevante en la creacin de jurisprudencia en el campo de los derechos sociales y en particular en los derechos de las nias, nios y adolescentes. Durante la primera dcada del siglo XXI se sancionaron la Ley 26.061 de Proteccin Integral de los Derechos de las Nias, Nios y Adolescentes, la Ley 26.206 de Educacin Nacional, </p><p>la Ley 26.233 sobre Centros de Desarrollo Infantil y la Ley 26.390 de Prohibicin del Trabajo Infantil y Protec-cin del Trabajo Adolescente. Estos notables avances en el reconocimiento del nio/a como sujetos de derecho fueron acompaados por la creacin de la Secretara Nacional de Niez, Adolescencia y Familia (SENNAF); el Consejo Federal de Niez, A...</p></li></ul>