mashiaj combinado

Click here to load reader

Post on 29-Dec-2015

121 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

'tiL

5NDICEPrefacio a la Versin Inglesa 11Introduccin ... ..13Otros Perodos de la Historia Juda13Este Perodo del Mashaj 14Una Etapa Posterior15Debemos Prepararnos16Abrir Nuestros Ojos 18Asequible a Todos19Prlogo 20Captulo 1: Por Qu Mashaj?23 Observancia Plena de la Tor26Libertad de Presiones y Perturbacin27 Redencin, el Objetivo Final28 Una Morada Para Di-s 28 Cmo Alcanzar el Objetivo29Captulo 2: Exilio y Redencin 31 Exilio en Jerusaln 33Como un Sueo 33La Verdad Ser Develada 34 Redencin y Nacimiento35La Vida del Embrin35Comenzaremos a Ver36 Las Nuevas de Galut y Gueul37Una Gueul Madura 38

6LA ERA MESINICACaptulo 3: Anticipando la Redencin 41 El Mashaj Vendr Hoy43 Una Prueba de Fe44 Creer versus Esperar44 Exigir la Redencin45 Cuando la Mente est Ocupada en Otra Cosa .47Sin Clculos47Ms All del Intelecto 48Captulo 4: Cundo Llegar el Mashaj?51 El Camino Hacia el Mashaj 53Los Das del Mashaj54 Seis Das Seis Mil Aos54 Las Pisadas del Mashaj 56Seales57 Calculando el Tiempo58La Prohibicin Ha Sido Derogada59En los Mundos Superiores 61 Apresurar al Mashaj62 Depende de Nosotros 63Captulo 5: Es Merecedora esta Generacin? ... .65 La Oscuridad Previa al Alba67Como Plantando una Semilla67 La Misin est Llegando a su Trmino68 Una Generacin Enteramente Justa 69Separar el Bien del Mal70Seales Inspiradoras 71 Los Dolores de Parto del Mashaj 72El Fro Aumenta Antes del Amanecer 72Los Dolores del Nacimiento73 Combatiendo la Oscuridad75 Por Qu Nosotros? 75Sobre los Hombros de los Grandes 76

Indice7Una Generacin de Autosacrificio 77Perdidos y Descarriados77La Virtud del Desposedo79Captulo 6: El Proceso de la Gueul81 Proceso o Revelacin?83Redencin Hoy 85Natural y Sobrenatural 86 Preparndonos Para la Redencin 87El Mundo Est Maduro Para el Mashaj . . .88 Las Transgresiones No Causarn Demora89Arrepentimiento y Redencin89El Mashaj Inspirar 90 Un Momento de Inspiracin 90Captulo 7: Quin es el Mashaj? 95 Un Rey Humano97No Una Era Abstracta98 El Secreto de la Creacin 99 El Mashaj en Cada Generacin100El Tzad\ de la Generacin102 El Carcter del Mashaj 103Rey y Profeta 105 Oler y Juzgar 106Alcanzar la Esencia107Un Cuadro Completo107 Un Rey Montado en un Asno108Un Hombre con Muchas Virtudes109 El Alma del Mashaj 109Una Chispa del Mashaj 111 El Mashaj a la Entrada de Roma111Si Fuera por El, Vendra Hoy 112 Los Sufrimientos del Mashaj 113Fortalecer al Mashaj114

10LA ERA MESINICA Doble Consuelo173Todo es Bueno174Bondad Oculta175Captulo 11: El Tercer Templo177 La Reunin de los Exilios yla Construccin del Templo179La Norma de Maimnides 180Un Posible Compromiso180 Quin Construir el Templo?181Sin Contradiccin 181Arriba y Abajo 182 El Tercer Templo Eterno183 Ventajas Sin Desventajas183 Verdad Absoluta184Captulo 12: Dos Redenciones 185Dominar y Transformar188La Necesidad de Sintetizar188 La Divisin del Ro en Egipto 188Doce versus Siete189Estallido de la Represa189 Un Doble Canto 190 Entonces y Ahora 191

11*t"diPREFACIO A LA VERSIN INGLESAEl Lubavitcher Rebe [Shlit], Rab Menajem Mendel Schneerson, encabez recientemente una campaa para intensificar el estudio de la Tor, en especial en lo que concierne a la Gueul (Redencin), a fin de acelerar la venida del Mashaj (Mesas) y preperar al pueblo judo para este momento. El Rebe enfatiz que debemos tomar conciencia de que la Redencin es inminente, y crear un entorno adecuado para estos grandiosos das.Como resultado, la organizacin Tzeir Agudat Jabad de Israel ha difundido el tema de la Redencin, promocionan- do una comprensin adecuada del concepto de Mashaj. Con este fin ha informado a los medios, organizado conferencias, seminarios y encuentros, as como publicado y distribuido panfletos, tales como el titulado El Tiempo de Vuestra Redencin Ha Llegado, conteniendo ensayos del Lubavitcher Rebe e importantes figuras rabnicas de todas las pocas en cuanto a la importancia de esperar al Mashaj y acelerar su llegada.Anlogamente, Sijat HaShava, un folleto semanal en hebreo editado por Rab Menajem Mendel Brod, ha incorporado numerosos artculos y ensayos esclarecedores acerca de la gueul, que en su totalidad comprenden un tesoro de informacin clara y sucinta. Este material, ampliado y con la cita de sus fuentes, se public en 1992 bajo el nombre de Iemot HaMashaj, volvindose un bestseller de inmediato. En 1993, Targum Press tradujo esta obra al ingls, bajo el nombre The Days of Moshiach, bajo la supervisin de Uri

12LAERAMESINICAKaploun.Estamos convencidos de que esta obra incrementar el inters en el tema de Mashaj y la redencin, acercndonos ms a ese momento maravilloso, y tan largamente esperado, de la revelacin del Mashaj.Que nos redima pronto y seamos llevados de inmediato, con orgullo, a nuestra tierra.Rab Yosef Yitzchak Aronov Director Ejecutivo Tzeir Agudat Jabad Filial Israel20 de Menajem Av, 5753

13INTRODUCCINGueul (Redencin) y Mashaj se convirtieron en los ltimos tiempos en los principales tpicos de conversacin. Las afirmaciones explcitas del Lubavitcher Rebe, que la llegada del Mashaj es inminente y que todos debemos preparamos para la redenin, despertaron gran inters y la gente est ansiosa por saber todo lo posible acerca del tema.Muchos judos consideraron durante largo tiempo la llegada del Mashaj como una simple creencia y nada ms. No obstante, en la actualidad, advierten que es un tema central del judaismo, y que est por ocurrir. El anuncio de que el Mashaj est en camino no se puede tomar con ligereza.OTROS PERODOS DE LA HISTORIA JUDAA diferencia de la expectativa generada por falsos mesas, que fueron, en el mejor de los casos, invenciones de la imaginacin y, en el peor, embaucadores intencionales, en varios perodos histricos se vio una genuina expectativa por el Mashaj, sentimiento alentado por los Grandes Sabios de esos tiempos. Esta esperanza surgi de los clculos sobre la fecha de la llegada del Mashaj basados en nuestras fuentes, o a causa de las terribles persecuciones que se atribuyeron a los dolores de parto del Mashaj. Desgraciadamente, estas grandes expectativas no se materializaron, por ms auspicioso que haya sido el momento. De hecho, una respuesta diferente a las oportunidades de la

14LA ERA MESINICAhora podran haber provocado la redencin.La mira puesta sobre el Mashaj en el presente no involucra clculos ni el deseo de interpretar sucesos como seales del Mashaj. Antes bien, toda nuestra realidad anuncia la vspera de la redencin. Al estudiar las descripciones del preludio de la redencin, no se puede sino advertir un preciso reflejo de nuestra poca.Cualquier persona inteligente se da cuenta de que estamos siendo testigos de fenmenos sin precedentes. El Holocausto, el regreso de millones de personas a una Eretz Israel frescamente reverdecida y libre del dominio extranjero, son pruebas de que no se puede separar estos destacados hitos de su evidente impulso redentor. Lo entendamos o no, estamos hablando, indudablemente, de acontecimientos de una magnitud sin parangn desde que el pueblo judo parti al exilio, acontecimientos que encuadran en la concepcin de nuestros sabios de ikyet dimeslii- j (los talones mesinicos), la era inmediatamente anterior a la llegada del Mashaj.ESTE PERODO DEL MASHAJLas ltimas dcadas tambin fueron excepcionales en la historia juda, con sus conmociones morales, religiosas y sociales del tipo que se vincula con la era premesinica: el abandono de las pautas religiosas, la socavacin de la autoridad paterna, el colapso de sistemas de valores, la degeneracin moral, el predominio del materialismo, la elevada inflacin. En las palabras de la bien conocida Mislin (Sot 9:15; vase Sanhedrn 97a y numerosos Midrashm): Con la aparicin de las pisadas del Mashaj, se incrementar la insolencia y los precios aumentarn; ...el

Introduccin15gobierno se tornar hertico y nadie lo censurar; la sabidura de los eruditos se degenerar, los que temen al pecado sern despreciados, y faltar la verdad; los jvenes avergonzarn a los viejos, los mayores estarn de pie ante los menores, el hijo denigrar a su padre, la hija se alzar contra su madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos de un hombre sern miembros de su familia.... As, todos los Grandes de Israel consideraron las ltimas dcadas como ikvet, dimeshij. Es evidente que la redencin se ha vuelto no slo un deseo ferviente sino la progresin natural del mundo.UNA ETAPA POSTERIOREn 5750-5751 (1990-1991) ingresamos en la segunda mitad del sexto milenio desde la Creacin, que es el tiempo de la redencin. Todos hemos presenciado cambios inesperados en el orden mundial, sin que queden dudas de que algo extraordinario est sucediendo y de que slo estamos viendo la punta del iceberg. No se puede argumentar que los acontecimientos que se despliegan ante nosotros son simples sucesos fortuitos, ya que evidentemente son parte de un diseo de redencin.Si alguien nos hubiera predicho antes del ao 5750 (1990) que en dos aos el bloque comunista se desplomara, la Unin Sovitica se disgregara, 400.000 judos emigraran a Israel, el mundo se unira en una por dems peculiar coalicin para restaurar la justicia y expulsar a los iraques de Kuwait, que armamento nuclear por valor de miles de millones de dlares sera destruido, miles de tanques seran transformados en tractores, y que los lderes de las superpotencias se reuniran y reduciran radicalmente sus presupuestos militares, cmo habramos reaccionado?

16LA ERA MESINICANo obstante, todo esto ha sucedido de modo muy tranquilo y simple. Nos ha resultado tan natural que hasta hemos olvidado lo sorprendente que es. Pero si pensamos acerca de ello, es evidente que el mundo ha ingresado a una nueva poca, sentando los cimientos para la llegada del Mashaj, y para la concrecin de las profecas bblicas relativas a la configuracin del mundo en esos das.Pero, por qu han tenido lugar estas conmociones en todo el mundo pero no en el seno del pueblo judo? Acerca del versculo El desierto y la regin rida se alborozarn... (Isaas 35:1), el Midrash comenta que el Santo, bendit