cruzando fronteras

of 8/8
EDITORIAL ENTREVISTA SOCIÓLOGO Edwin Levy FOTOREPORTAJE GASTRONOMÍA SIN FRONTERAS EDICIÓN No. 1 AÑO No. 1 TESTIMONIOS MIGRATORIOS QUITO 3 DE FEBRERO DEL 2012 CRUZANDO FRONTERAS

Post on 10-Mar-2016

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

TESTIMONIOS MIGRATORIOS

TRANSCRIPT

  • EDITORIAL

    ENTREVISTASOCILOGOEdwin Levy

    FOTOREPORTAJE

    GASTRONOMA SIN FRONTERAS

    EDICIN No. 1 AO No. 1

    TESTIMONIOSMIGRATORIOS

    QUITO 3 DE FEBRERO DEL 2012

    CRUZANDO FRONTERAS

  • Editorial

    INTEGRANTESMa. Fernanda EscobarMa. Daniela LozanoDenisse Reinoso.

    PROFESORAlfonso Espn

    EditorMa. Fernanda EscobarMa. Daniela LozanoDenisse Reinoso.

    Los lugares se llevan, los lugares estn en uno.

    (Jorge Luis Borges)

    Mi patria es el mundo real en el cual nuestros corazones permanecern a pe-sar de mi fsica ausencia es el pensa-miento de algunos de los migrantes que dejan sus tierra por la bsqueda de algo mejor. El fenmeno de la migracin se ha generado a travs de los aos, esta problemtica se ha convertido en parte de nuestra cultura, y de nuestro diario vivir, no es sorprendente saber que algn familiar, amigo o conocido a tomado la decisin de ir en busca de un futuro econmico mejor atravesando fronte-ras y dejando atrs su patria y su vida.Todo el aparato meditico del servicio del capitalismo nos vende un estilo de vida lleno de lujos y comodidades ma-teriales. Vemos una pelcula gringa y queremos vivir en una casa as, quere-mos vestirte as, quieres ser as y el problema no somos nosotros ni una baja autoestima, simplemente dichas pelcu-las estn diseadas para vender el esti-lo de vida americano como el paraso para toda la humanidad. El feriado ban-cario y la dolarizacin son el origen de la migracin ecuatoriana, y Hollywood es el origen del sueo americano.

    SECCIONES2 EDITORIAL

    3 ENTREVISTA4 FOTOREPORTAJE

    6 TESTIMONIOS7 GASTRONOMIA

    8 LA MIGRACIN

  • 3Hace pocas semanas viaje por el Aus-tro ecuatoriano, regin que concentra las ms altas tasas de migracin en todo el pas. Sobresalan las grandes casas de 3 o ms pisos, con columnas dora-das y vidrios azules cuya funcin, ms all de lo arquitectnicamente barrocas que puedan verse, es el ostentar rique-za. Son casas construidas con remesas de los migrantes de Espaa y de Esta-dos Unidos. Son casas con tres garajes pero sin va de acceso. Son casas va-cas, pues los dueos pocas veces viven aqu. Son casas donde la abuelita cra cuyes. Son los palacios de la migracin. En el Austro existen pueblitos llenos de estas casotas pero vacos de gente, solo

    Entrevista

    SECCIONESEDITORIAL

    ENTREVISTA

    FOTOREPORTAJE

    TESTIMONIOS

    GASTRONOMIA

    LA MIGRACIN

    Socilogo Edwin Levy

    Factores que infl uyen en la migracin ecuatoriana en busca del mal llamado sueo americano.

    se ven ancianos y nios, los jvenes y adultos en su mayora han migrado.Nuestro pas a fi nes de la ltima dca-da del siglo pasado vivi el llamado feriado bancario, mucha gente perdi sus ahorros o los vio luego signifi ca-tivamente reducidos con la llamada dolarizacin a inicios de este siglo. Aparte de las prdidas directas en los bolsillos de los ecuatorianos estos pro-cesos tambin crearon una crisis econ-mica (alza en tasas de desempleo, ma-yor infl acin, menor inversin, etc.) que arrojo a muchos ecuatorianos a la po-breza y a muchos otros los arrojo fuera del pas. Si bien la migracin siempre ha existido, como fenmeno signifi cativo para nuestro pas tiene su inicio en este periodo. La migracin pone en duda los supuestos benefi cios de la globaliza-cin. Se habla de un mundo ms integra-do ms conectado pero se ve un mundo con ms barreras con ms fronteras.

  • 4Durante la ltima dcada el Ecuador ha atravesado una grave crisis econ-mica, la misma que fue acentuada por el fenmeno de la dolarizacin, que provoc que el sucre se devaluara a niveles nunca antes presentados, pro-vocando su desaparicin y que el pas adoptar como moneda vlida al dlar.

    Este medida afect directamente a la clase ms desposeda de la socie-dad, provocando el crecimiento de los niveles de pobreza e indigencia en el pas., disminuyendo a niveles mnimos su poder adquisitivo, pre-sentndose adems una serie de fen-menos econmicos que contrajeron la economa a nivel nacional, incre-mentando el desempleo en el pas, ocasionando que el ingreso familiar no pueda cubrir ni la canasta bsica.

    Bajo este panorama desalentador, gran parte de los ecuatorianos al no tener un ingreso fi jo que les permita satis-facer sus necesidades bsicas, optaron por ofertar su fuerza laboral en el ex-tranjero, puesto que en ciertos pases

    Fotoreportaje

  • 5se alcanzaban niveles de remune-racin sensiblemente ms elevados que los que se podra obtener en el Ecuador, por esta causa varios pa-ses de Europa y los EEUU, comen-zaron a captar personal para realizar trabajos pesados, pero que represen-taban una esperanza para quienes atravesaban problemas econmicos, por lo tanto pese a representar mu-chos esfuerzos e inclusive ingresar como ilegales a otros pases, se en-deudaron para viajar y arriesgaron lo poco que tenan con la finalidad de alcanzar mejores ingresos econmi-cos que les permita cubrir las nece-sidades bsicas de su familia, pero sobre todo con el afn de obtener una remuneracin ms digna, para mejo-rar su nivel de vida y el de sus hijos.

    De este hecho ha dado como re-sultado que muchos de nuestros compatriotas sean explotados y tratados de manera infrahumana, sufriendo abusos pero sobre todo afrontar la soledad y la separa-

    cin de su familia, esposos e hijos.Este fenmeno denominado migra-cin, ha provocado que se desintegre el ncleo familiar, que es la base de toda sociedad, ya que nios y adolescentes estn al cuidado de sus abuelos, tos y otros familiares, quienes no les pue-den brindar el cario, afecto y sobre la educacin y gua que necesitan, mu-chos de ellos entregndose a las dro-gas, el alcohol o integrndose a pan-dillas o refugindose en otros vicios.

    Pese a que la migracin ha aportando ingresos considerables a la economa del pas, por el ingreso de divisas, mejorando la calidad de vida de mu-chos ecuatorianos, esta ha provoca-do un fenmeno social que requiere de la intervencin de la iglesia, con la finalidad de inculcar en los nios y jvenes valores de tica y mo-ral, que en la sociedad actual se es-tn desvaneciendo, justamente por la falta de guas y el ejemplo que debe impartirse en el ncleo familiar.

  • 6Testimonios

    EL VIAJEEl trayecto es largo y en algunos casos trans-curren varias semanas antes de llegar a su destino. En ese camino encuentran todo tipo de peligros y amenazas: coyotes que los abandonan en Mxico; encuentros con los cuerpos policiales mexicanos que los sobor-nan; largas caminatas por lugares desiertos sin comer ni beber; vehculos que los transportan a oscuras y tan apretados al punto de que sus msculos pierden su sensibilidad; y varios in-tentos de cruzar la frontera estadounidense. Son semanas de hambre, sed, incertidumbre, ansiedad, soledad y cansancio. Estos relatos son un verdadero testimonio de la fortaleza interna, valenta, determinacin y perseve-rancia de los migrantes. Lo que los impulsa son unos deseos poderosos de escapar de la pobreza, la violencia y la inestabilidad econ-mica y social que ven en sus vidas, superarse y ayudar a sus familias. Lo que los fortalece es su fe en Dios. En sus relatos escuchamos cmo varios de estos migrantes se vuelven a Dios en los momentos ms duros y peligrosos.

    No slo son los migrantes quienes sufren. Tambin sufren sus familiares que quedan atrs, quienes muchas veces se ven forzados a soportar una agonizante espera de semanas antes de escuchar si su ser querido lleg con bien a su destino. En las palabras de una ma-dre: El ltimo en irse fue un varoncito, un cipote de unos 14. El ltimo en irse estuvo como dos meses para entrar all. No poda en-trar. Para una madre es duro que sus hijos se le vayan. Mire que ya lo hacamos perdido, porque no sabamos nada de l. Hasta los que estaban ayudndole all, lloraban por l, por-

    que se haba perdido. Pensbamos que se haba ahogado en el Ro Bravo...

    Como los mismos migrantes de estas entrevistas reconocen, el viaje hacia el Norte se ha tornado an ms pe-ligroso y ms caro desde que se deto-n el fenmeno migratorio salvadore-o. A pesar de los peligros y del costo econmico, salvadoreos continan emprendiendo este viaje, dndonos un testimonio poderoso de la falta de alter-nativas en El Salvador para sus vidas.

    AL BORDE DEL SUICIDIOCarmen lleg a Estados Unidos des-de Mxico en 1998 y all ha criado a sus tres hijos, dos de los cuales tie-nen la ciudadana estadounidense.

    En abril de 2008, fue detenida por no presentarse ante los tribunales por un presunto delito menor. La lleva-ron a la crcel, donde fue interroga-da por un agente de inmigracin, que le dijo que la expulsaran del pas. Carmen pas 24 das en la crcel. El juez que vio su causa recomend que fuera puesta en libertad, pero las auto-ridades de inmigracin la mantuvieron detenida por motivos de inmigracin.Tras casi tres semanas en esa situacin y sin indicios de cundo podra regresar con su familia, Carmen trat de suici-darse. . Ms adelante la dejaron en li-bertad, pero su caso an est pendiente.

  • 7Javier Endara quiteo que vive en Espaa desde el ao 2012, trabaja en el restaurante Alboroque de la capital espaola, que tiene una estre-lla Micheln y la designacin de Mejor Restaurante 2008, otorgada por la Gua Gourmetour. Endara ha conseguido que esos sa-bores tpicamente ecuatorianos en-cuentren su espacio en la alta gastro-noma madrilea. Quera demostrar que en Ecuador se prepara un cevi-che igual o ms competitivo que el que promocionan otros pases y creo que lo he conseguido tras un arduo proceso creativo, en el que ha parti-cipado todo el equipo de Alboroque, comenta JavierEn este lugar donde no se admite el uso de corbata, ni se fuma, ni es posible escuchar el sonido de un te-

    lfono celular; cuesta imaginarse a este Chef Rockero sobre el escena-rio interpretando canciones de heavy metal junto a la banda espaola Wild.Esto es un claro ejemplo de cmo la gastronoma trasciende fronteras y se llegan a saborear platos autcto-nos de nuestro pas.

    Gastronomia sin fronteras

  • 8Los migrantes son presas fcil de la influencia que se genera en el exte-rior es por ello que como en el caso de la alimentacin ya no prefieren los alimentos de su comunidad, por ejemplo sopas de toda variedad, tos-tado, mote, aguas aromticas, los yuyus y los granos, prefiriendo ma-yormente consumir productos elabo-rados o comer papas fritas ,jamn, ensaladas; etc. En la medicina ya no acuden a donde los tayta yachaks , o ya no conocen sobre las hiervas me-dicinales como su padre o su abuelito las conoca. En relacin a la msica ya no le gusta escuchar la msica tpica, segn ellos ,en especial los jvenes es un desvalor escuchar esa msica y ,deambulan en sus vehcu-los con un volumen alto para que los

    dems lo identifiquen como recin llegados o como a alguien que tie-ne poder econmico. En relacin a la vestimenta ya no quieren usar los vestidos de su pueblo indgena, van cambiando por ropa america-na. Ya no quieren hablar la lengua kichwa, muchas veces incluso sa-biendo la lengua, manifiestan no saber, o dicen que solo entiende pero no habla, queriendo ocul-tar su verdadera identidad; pero en este caso ocurre un fenmeno muy raro, cuando estos jvenes se renen entre ellos, beben licor, y al estar en un estado etlico em-piezan a conversar y cantar en ki-chwa como una muestra de que el recuerdo de su identidad est vivo.

    Migracin

    LA MIGRACIN Y SUS EFECTOS CULTURALES