apolonio de tiana

Download Apolonio de Tiana

Post on 12-Nov-2015

13 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Documentos

TRANSCRIPT

  • Apolonio de Tiana

    Apolonio de Tiana (Tiana, Capadocia, 3 a. C. feso, ca. 971 ) fue un filsofo,matemtico y mstico griego de la escuela pitagrica.

    Biografa

    Debi de nacer Apolonio en Tiana (ciudad de la Capadocia, actualmente llamada Kiz

    Hissar -Kemerhisar-, a 3 kms al sudoeste de Nigde), en los primeros aos de la era

    cristiana. Pretenda descender de los antiguos fundadores de Tiana; era un nio prodigio, y

    cuando, a la edad de catorce aos fue llevado a estudiar con Eutidemo, profesor de retrica

    en Tarso, sinti tal disgusto al ver la relajacin de costumbres de aquella ciudad, que

    consigui que su padre le permitiera trasladarse a un pueblo vecino.

    Siguiendo el ejemplo de la mstica de Pitgoras, cuyas doctrinas haba abrazado, slo se

    alimentaba de legumbres, se abstena del vino y de las mujeres, daba sus bienes a los pobres

    y viva en los templos. Su gnero de vida y su lenguaje sentencioso y oscuro hicieron tal

    impresin que no tard en verse rodeado de numerosos discpulos. Se dice que fue

    admirado por los brahmanes de la India, los magos de Persia y los sacerdotes de Egipto. En

    Hierpolis, en feso, en Esmirna, en Atenas, en Corinto y en otras grandes poblaciones de

    Grecia, Apolonio apareci como preceptor del gnero humano, visitando los templos,

    corrigiendo las costumbres, por ejemplo los sacrificios de animales para los dioses, y

    predicando la reforma de todos los abusos.

    Quiso ser admitido en los misterios de Eleusis, pero a cambio fue tratado como un mago y

    se le prohibi la entrada en ellos. Este interdicto no le fue levantado sino cuando ya estaba

    en los ltimos das de su vida. En Roma, a donde segn su expresin haba ido para ver

    "qu especie de animal era un tirano", conden el uso de los baos pblicos. Tambin se

    dice que hizo milagros. Al pasar delante de l el fretro de una doncella de una familia

    consular, se acerc a ella, pronunci algunas palabras msticas y la doncella se levant y se

  • fue caminando hacia la casa de sus padres. stos le ofrecieron una crecida suma, pero l la

    acept slo para drsela como dote a la doncella. Un da, encontr una multitud que

    aterrada miraba un eclipse de sol en medio de una fuerte tormenta. Apolonio mir al cielo y

    dijo en tono proftico: "Algo grande suceder y no suceder". Tres das despus cay un

    rayo en el palacio de Nern y derrib la copa que el Emperador se llevaba a los labios. El

    pueblo crey ver en aquel incidente el cumplimiento de la profeca de Apolonio.

    Vespasiano, que le haba conocido en Alejandra, le miraba como hombre divino y le peda

    consejo. Habiendo cantado un da Nern en un teatro en los juegos pblicos, Tigelino

    pregunt a Apolonio qu pensaba del Emperador: "Le hago mucho ms favor que t,

    respondi el filsofo; t le crees digno de cantar; yo de callarse". El rey de Babilonia le

    peda un medio de reinar con tranquilidad. Apolonio se limit a contestarle: "Ten muchos

    amigos y pocos confidentes". Luego habiendo sorprendido a un esclavo eunuco con la

    concubina de dicho rey, el prncipe pregunt a Apolonio cmo castigara al culpable.

    "Dejndole la vida"", contest el filsofo. Y como el rey se mostraba sorprendido, aadi:

    "Si vive, su amor ser el mayor de los suplicios".

    En el reinado de Domiciano, Apolonio fue acusado de magia, encerrado en un calabozo,

    despus de haberle hecho cortar el pelo y las barbas, y all cargado de grillos y cadenas.

    Desterrado despus por el mismo Emperador, muri al poco tiempo, lo cual no fue

    obstculo para que a su muerte se le erigieran estatuas y se le hicieran honores divinos.

    feso, Rodas y la isla de Creta pretenden poseer su tumba, y Tiana, que le dedic un

    templo, obtuvo en memoria suya el ttulo de ciudad sagrada, lo que le daba el derecho de

    elegir magistrados.

    Lampridio asegura que el emperador Alejandro Severo tena en su oratorio entre los

    retratos de Jess, Abraham y Orfeo, el de Apolonio; Vopisco, en su Vida de Aurelio, que

    hace de l grandes elogios, dice que debe honrrsele como ser superior.

    Hasta el siglo V, la reputacin de Apolonio se mantuvo viva aun entre los cristianos.

    Prueba de ello es que Len, ministro del rey de los visigodos, invit a Sidonio Apolinar,

    obispo de Auvernia, a que le tradujera la vida del filsofo escrita por Filstrato. El obispo

    escogi el ejemplar ms correcto y sobre l hizo su traduccin que remiti al ministro con

    una carta en que ensalza las virtudes del filsofo; diciendo que para ser perfecto slo le

    faltaba haber sido cristiano. Al parecer, el descrdito otorgado a l fue causado por sus

    mismos discpulos que, queriendo realzar el mrito de su maestro, le han presentado como

    un impostor atribuyndole milagros y profecas que le colocan a la altura de los

    embaucadores vulgares. La vida que posteriormente escribi Filstrato est tomada de otra

    debida a uno de los compaeros de Apolonio, llamado Damis.

    Jacques Bergier, en su libro Les Livres Maudits, dice: "El lector podra preguntarme de

    dnde he sacado la idea de que obras pertenecientes a civilizaciones muy antiguas se

    encuentren en la India. Esta idea no es nueva; fue introducida en Occidente por un

    personaje tan fantstico como Apolonio de Tiana... Apolonio de Tiana impresion mucho a

    sus contemporneos y a la posteridad. Se atribuyen a Apolonio poderes sobrenaturales, que

    l mismo niega con la mayor energa. Es indudable que viaj a la India. Muri a una edad

    muy avanzada, ms de cien aos... Lo cierto es que Apolonio de Tiana afirmaba que

  • existieron en su poca, o sea en el siglo I despus de J.C., en la India, libros extraordinarios

    y muy antiguos que contenan una sabidura procedente de edades extinguidas, de un

    pasado muy remoto. Al parecer, Apolonio de Tiana trajo de la India alguno de estos libros,

    y conviene observar que, gracias a l, encontramos en la literatura hermtica pasajes

    enteros de Upanishads y de la Bhagavad Gita... Damis habla, en lo que nos queda de sus

    notas, de reuniones secretas, de las que l era excluido, entre Apolonio y los sabios

    hindes... Tambin parece que stos recibieron a Apolonio como un igual, que le

    instruyeron y que le ensearon ms de lo que jams haban enseado a ningn occidental".

    Apolonio escribi tambin una biografa sobre Pitgoras, que se cree fue usada por

    Filstrato para cualificarle a Apolonio lo que este atribuy al Samio; aunque de sus escritos

    autnticos el nico que nos queda es la Apologa, conservada por Filstrato.

    Obtenido de http://es.wikipedia.org/wiki/Apolonio_de_Tiana

  • imprimir:

    http://rosacruzmoderna.tripod.com/sitebuildercontent/sitebuilderfiles/el_nuctemerum.pdf

  • Apolonio de Tiana

    Por Percy Pigott, F.R.C.

    En una de sus obras, Bulwer Lytton expuso que "Las almas mezquinas, que son la mayora en la tierra, merecen la esperanza y la agona de las almas nobles, que son las pocas que siempre sufren y aspiran".

    No es necesario aceptar completamente este punto de vista, pero es un sencillo hecho de la historia que los hombres han apedreado a sus profetas, quemado a sus santos y han despreciado la sabidura de sus sabios. Por su sabidura, Apolonio de Tiana, tambin fue despreciado. Y quin era Apolonio?...

    Tenemos un relato completo y digno de fe acerca de este gran mstico griego del siglo primero. La Emperatriz Julia Donna, esposa de Septimio Severo, (que guardaba un busto de Apolonio en su sanctum privado), le dio a Filstrato las memorias escritas por Damis, un devoto compaero de Apolonio en todos sus viajes. Filostrato fue comisionado para escribir la biografa que ha llegado hasta nosotros. Adems haba una historia acerca de Apolonio escrita por un admirador llamado Maximus; y un tratado que se ha perdido fue escrito por el sabio mismo; algunas de sus cartas se han conservado.

    Poco antes del nacimiento de Apolonio de Tiana en Capadocia, su madre tuvo la visin de un dios. Cuando ella le pregunt qu clase de hijo tendra, le respondi: Yo mismo.

    "Quin eres t?" replic ella.

    "Proteo, un dios de Egipto", fue la respuesta.

    Cuando se le aproxim el tiempo se le advirti que se fuera a una pradera. Ah naci su hijo. Los nativos contaron cmo, a la hora del nacimiento, un rayo que iba a caer en la tierra cambi su proceso y regres a las regiones de donde vena.

    En edad temprana, Apolonio fue llevado a Aegae para su educacin. Asisti a conferencias acerca de Platn y Epicuro, pero era ms atrado por la filosofa de Pitgoras, a quien estudi con gran ardor, adoptando la disciplina Pitagrica y siguindola rgidamente por todo el resto de su larga vida. Renunci a la dieta de carne, al vino y hasta a las sandalias, y usaba nicamente vestidos de lino.

    Se someti oportunamente a un perodo de silencio durante cinco aos. En una ocasin dentro de esos cinco aos, lleg a la ciudad de Aspendo en Panfilia, donde los habitantes estaban a punto de asesinar a un rico mercader que haba comprado todo el trigo para exportarlo mientras ellos se moran de hambre. Apolonio, con la dignidad de su semblante, por medio de seas y gestos obtuvo la

  • atencin de la muchedumbre, apacigu la furia y, equitativamente distribuy el trigo. Despus de terminar los cinco aos de silencio, nos dice Filostrato que "sus palabras (de Apolonio) tenan un sonido como la sentencia dictada por un rey".

    Si es verdad, como dice San Marcos en su evangelio, que siempre podemos distinguir un verdadero creyente (iniciado) porque puede extender sus manos sobre el enfermo y curarlo, Apolonio fue ciertamente un verdadero iniciado. En Aegae, haba un templo dedicado a Asclepius (Es