versiÓn - senado.gob.mx

of 47 /47
1 México, Distrito Federal, a 5 de noviembre de 2015 VERSIÓN VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA REUNIÓN DE TRABAJO DE LA COMISIÓN DE RECURSOS HIDRÁULICOS DEL SENADO DE LA REPÚBLICA, EN LA QUE COMPARECIÓ EL TITULAR DE LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA, ROBERTO RAMÍREZ DE LA PARRA. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Buenos días, bienvenidos a esta reunión de trabajo de la Comisión de Recursos Hidráulicos. Licenciado Roberto Ramírez de la Parra, titular de la Comisión Nacional del Agua, sea usted bienvenido al Senado de la República. Saludo a mis compañeros senadores: la senadora Guadalupe Garza Galván; al senador Francisco Búrquez y al senador Humberto Mayans. Licenciado Roberto Ramírez, es usted muy bienvenido, siéntase en confianza. Está con gente que la aprecia y que le respeta por el trabajo que hace esta importante institución y yo, para hacerme práctico en razón de ahorrar tiempo, le cedo a usted la palabra y adelante. MAESTRO ROBERTO RAMÍREZ DE LA PARRA: Buenos días, agradezco mucho al presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, al senador Irízar, que por su conducto me hayan hecho esta invitación para poder venir aquí a visitarlos al Senado de la República. Para mí es un honor, es un privilegio venir a esta Cámara de Senadores a platicar con ustedes de las cosas más importantes de lo que estamos haciendo en la Comisión Nacional del Agua, lo que estamos trabajando. Le agradezco a la senadora Garza, al senador Búrquez, al senador Mayans, que me acompañen esta mañana precisamente para platicar de estos temas. La Comisión Nacional del Agua, antes que nada es una institución, y así ha sido la instrucción del señor presidente de la República, que lo que busca es sumar. Sabemos que tenemos una responsabilidad con la ciudadanía, con la población en un tema sumamente importante, como lo es el tema del agua. No hay ninguna actividad, no hay ninguna persona que no sienta como un tema primordial para su desarrollo humano, la necesidad del tema del agua. Entonces de ahí que para nosotros sea una gran responsabilidad el que podamos llevar este tema precisamente en beneficio de la población al más alto nivel. Al final del camino, el que me hayan invitado para mí es muy importante para tratar de transmitir el trabajo que venimos haciendo en el gobierno de la República a través de la Comisión Nacional del Agua. Yo quisiera empezar con un tema que sucedió hace algunos cuantos días y que me parece que es un tema que movió a México, lo voy a decir de esa manera. Hace algunos días, como ustedes saben, tuvimos la

Author: others

Post on 04-Oct-2021

4 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

VERSIÓN
VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA REUNIÓN DE TRABAJO DE LA COMISIÓN DE RECURSOS
HIDRÁULICOS DEL SENADO DE LA REPÚBLICA, EN LA QUE COMPARECIÓ EL TITULAR DE
LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA, ROBERTO RAMÍREZ DE LA PARRA.
SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Buenos días, bienvenidos a esta reunión de trabajo de la Comisión de Recursos Hidráulicos. Licenciado Roberto Ramírez de la Parra, titular de la Comisión Nacional del Agua, sea usted bienvenido al Senado de la República. Saludo a mis compañeros senadores: la senadora Guadalupe Garza Galván; al senador Francisco Búrquez y al senador Humberto Mayans. Licenciado Roberto Ramírez, es usted muy bienvenido, siéntase en confianza. Está con gente que la aprecia y que le respeta por el trabajo que hace esta importante institución y yo, para hacerme práctico en razón de ahorrar tiempo, le cedo a usted la palabra y adelante. MAESTRO ROBERTO RAMÍREZ DE LA PARRA: Buenos días, agradezco mucho al presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, al senador Irízar, que por su conducto me hayan hecho esta invitación para poder venir aquí a visitarlos al Senado de la República. Para mí es un honor, es un privilegio venir a esta Cámara de Senadores a platicar con ustedes de las cosas más importantes de lo que estamos haciendo en la Comisión Nacional del Agua, lo que estamos trabajando. Le agradezco a la senadora Garza, al senador Búrquez, al senador Mayans, que me acompañen esta mañana precisamente para platicar de estos temas. La Comisión Nacional del Agua, antes que nada es una institución, y así ha sido la instrucción del señor presidente de la República, que lo que busca es sumar. Sabemos que tenemos una responsabilidad con la ciudadanía, con la población en un tema sumamente importante, como lo es el tema del agua. No hay ninguna actividad, no hay ninguna persona que no sienta como un tema primordial para su desarrollo humano, la necesidad del tema del agua. Entonces de ahí que para nosotros sea una gran responsabilidad el que podamos llevar este tema precisamente en beneficio de la población al más alto nivel. Al final del camino, el que me hayan invitado para mí es muy importante para tratar de transmitir el trabajo que venimos haciendo en el gobierno de la República a través de la Comisión Nacional del Agua. Yo quisiera empezar con un tema que sucedió hace algunos cuantos días y que me parece que es un tema que movió a México, lo voy a decir de esa manera. Hace algunos días, como ustedes saben, tuvimos la
2
llegada de un ciclón, del huracán “Patricia”, un ciclón que cuando nació lo veíamos como una tormenta tropical que no sabíamos en el momento en que se convirtió en tormenta tropical, la intensidad que iba a tener al final del camino. Es decir, al principio, en las primeras horas de su formación fueron horas lentas –hay que decirlo así–, cuando fue tormenta tropical; y sin embargo de una mañana a una tarde hubo una intensificación sumamente importante del huracán. Amanecimos un jueves a las 4 de la mañana, convertida la tormenta tropical en un huracán categoría número 1; y para las 2 de la tarde, que fue el siguiente reporte, el huracán ya era de categoría número 4; y cuando llegó la noche, hacia las 10 de la noche, ya teníamos un huracán número 5, que pintaba todavía para seguirse intensificando y para que la velocidad de sus vientos fueran sumamente intensos y además fue creciendo en su tamaño, conforme el tiempo fue avanzando. Hay que decir que cuando se empezó a formar tenía muchas nubes dispersas a su alrededor y conforme fue intensificándose fue haciéndose mucho más concéntrico pero al mismo tiempo, mucho más grande. Tenía un ojo, cuando teníamos este huracán categoría 5, de aproximadamente 30 kilómetros de diámetro; este es un ojo muy grande para un huracán y eso es lo que más daño hace al final del camino, un ojo tan grande. Y conforme fueron pasando las horas y amanecimos al día viernes, resultó que este huracán después de haber anochecido con una velocidad en los vientos de 280 kilómetros por hora, amanecimos con un huracán de 325 kilómetros por hora. Mi esperanza era que conforme se fuera acercando a la costa, fuera disminuyendo su velocidad, entonces yo esperaba que hacia el mediodía el reporte fuera hacia la disminución y de ninguna otra manera. Y entonces llegamos al reporte de las 10 de la mañana y el huracán seguía siendo con 325 kilómetros por hora, y además hay que decir que tenía una característica muy importante: normalmente la velocidad de los vientos de un huracán se miden a través de los satélites, es de acuerdo a las características que éste tiene, es como se mide la velocidad que pueden tener los vientos de un huracán. O a través de que ingrese un avión caza huracanes al ojo del huracán y entonces pueda medir la velocidad real de los vientos de un huracán. Hay que decir que con la intensificación tan rápido que este huracán tuvo se decidió por parte de los Estados Unidos el empezar a enviar aviones caza huracanes muy seguido. O sea, es decir, una cosa que no se presentaba normalmente. Normalmente en un huracán hay un vuelo, un caza huracanes, y en este caso en particular el día jueves tuvimos tres vuelos de aviones caza huracanes durante el día precisamente por la intensificación tan rápido del mismo y porque se veía como un huracán sumamente agresivo por el tamaño y por la intensidad de los vientos que traía. En este caso en particular, además teníamos que esa intensificación no era a través de la medida de un satélite sino a través de la medida de un avión caza huracanes que se metió al ojo del huracán.
3
Y hay que decir que cuando se metió el último avión caza huracanes hacia la mañana del día viernes y midió estos 325 kilómetros por hora, normalmente los aviones caza huracanes hacen un ocho cuando ingresan al huracán, es decir, pasan por el ojo del huracán, van hacia arriba y vuelven a hacer en diagonal para volver a pasar por el centro del huracán, por el ojo del huracán por segunda vez para volver a medir la intensidad de los vientos. Hay que decir que el último avión caza huracanes ya no pasó por segunda vez al ojo del huracán. O sea, ya no se atrevió a volver a ingresar derivado de la intensidad de los vientos que llegó a medir dentro del ojo del huracán y prefirió hacerlo en forma paralela sin ingresar al ojo del huracán precisamente por lo riesgoso que podía ser el volver a ingresar al ojo del huracán. En aquel momento es que nosotros dentro del Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua decidimos alertar a la Coordinación Nacional de Protección Civil dependiente de la Secretaría de Gobernación, el propio Secretario de Gobernación, y por supuesto al señor Presidente de la República de cómo veíamos un fenómeno que se veía sumamente complicado. Y además hay que decir que los reportes que se nos enviaron, que es un tema muy importante. La parte meteorológica a nivel mundial es un tema que no se maneja por país; es un tema que se maneja a nivel regional primero y luego se hacen estudios a nivel internacional. Cuando se tiene un fenómeno de esta naturaleza, los diagnósticos de lo que va sucediendo y los pronósticos de lo que puede suceder no los hace el Servicio Meteorológico Nacional solamente, sino que se van haciendo por el Centro Nacional de Huracanes en los Estados Unidos, que es el centro regional que le corresponde a México desde el punto de vista meteorológico a través de la Organización Meteorológica Mundial. Pero todos los centros meteorológicos internacionales o inclusive las instituciones académicas que tienen modelos matemáticos para poder correr los pronósticos de un huracán, los corren cuando existe un huracán de esta naturaleza. Es decir, lo que nosotros damos como un pronóstico es un consenso entre todos los modelos del mundo que corren para México lo que puede suceder. En este caso en particular, hay que decir que había un consenso de los modelos de todos los modelos a nivel internacional, incluida la Organización Meteorológica Mundial, que determinaba dos cosas muy importantes: Una, que era un huracán evidentemente de categoría cinco, pero que iba a ingresar al territorio nacional. No había un solo modelo que determinara que no ingresaría al territorio nacional, lo cual eso nos ponía en una alerta mayor al tener un consenso entre todos los modelos de que no había ninguna posibilidad de que el huracán se pudiera desviar. Ese es un punto muy importante. Y el segundo muy importante, es que cuando anocheció el jueves, el diagnóstico de esta unión de los modelos internacionales era que era extremadamente peligroso. Y cuando amanecimos para el día viernes el pronóstico era extremadamente peligroso y potencialmente catastrófico.
4
Es decir, amanecimos con un calificativo que nunca habíamos visto en nuestro país que se hiciera a través de los organismos internacionales que determinan los pronósticos para un fenómeno hidrometeorológico, como es un ciclón, y en este caso un huracán, como lo fue Patricia. Y de ahí que hayamos alertado desde el día jueves en la noche, en la tarde, al Sistema nacional de Protección Civil, al Secretario de Gobernación y por supuesto al señor Presidente de la República, quien convocara a reunión de gabinete la noche de ese mismo jueves, precisamente para poder discutir la situación del Huracán “Patricia” y las medidas que había que tomar. Y esto lo toco como tema sumamente importante porque la instrucción del señor presidente en ese momento fue pedirle al Sistema nacional de Protección Civil, a través de la Secretaría de Gobernación, que por favor alertara a la población, pero la cuestión más importante es que dio la instrucción a nuestras fuerzas armadas, al secretario de la Defensa Nacional, a la Secretaría de Marina, y también por supuesto a la Policía Federal, para que por favor se trasladaran a las zonas de la costa principalmente, en donde se esperaba que ingresara este huracán y alertar a la población. Entonces, hay que decir que nuestras fuerzas armadas lo que hicieron fu tocar casa por casa para pedirle a la gente que se resguardara y siguiera las instrucciones de Protección Civil, derivado de la magnitud de este fenómeno. Y toco todo este tema porque me parece que al final del camino la lección que nos deja un fenómeno de esta naturaleza, es que tenemos que ser preventivos y que es la primera vez en nuestro país en donde tuvimos un protocolo de actuación de todas las autoridades y de todos los niveles del gobierno, pero lo más importante es que tuvimos una reacción de la población, que al ver el alertamiento que se hizo, reaccionó y se resguardó. Hay que decir que si hoy ante un huracán categoría número 5, que ingresó a nuestro país a 280 kilómetros por hora en os vientos que traía, no tuvimos la pérdida de vidas humanas, es sin lugar a dudas por la actuación de la población. Hay que decir que antes que nada hay que agradecer a la población el que haya reaccionado y que haya atendido este alertamiento por la parte del Sistema Nacional de Protección Civil, precisamente para resguardarse y poderlo hacer. Y hay que decir que esta es la lección, porque lo que tenemos que aprender de este huracán y de esto que sucedió, es que tenemos que tener un protocolo de actuación con la población en el sentido de que ellos tienen que saber que ante este tipo de fenómenos hidrometeorológicos tienen que tomar medidas para su protección, tanto de su integridad como en su vida personal. Entonces, de ahí que sea muy importante que la lección después de este huracán sea precisamente el tema de la prevención y que la población sepa que los alertamientos que se dan son precisamente para cuidar la integridad y la vida de la gente al final del camino.
5
Estamos muy acostumbrados a que de los temblores tenemos un protocolo de actuación, sabemos dónde salir, cuál es el simulacro, qué hay que hacer, inclusive lo entrenamos año con año, todas las oficinas hacemos lo mismo, ya tenemos una forma de actuar y la población ya tiene una conciencia de lo que tiene que hacer. Me parece que ahora los fenómenos hidrometeorológicos que estamos teniendo en nuestro país a través del tema del cambio climático, porque hay que decirlo, un fenómeno de esta naturaleza nunca se ha presentado no solamente en nuestro país sino ene l continente americano y no hay estadística que se tenga registro, que haya habido un huracán en el mundo, en la historia, desde que tiene registro –vuelvo a repetir— que haya llegado a una velocidad de 325 kilómetros en sus vientos. Entonces, eso quiere decir que algo está sucediendo en el planeta, que algo está cambiando para que podamos tener este tipo de fenómenos tan intensos y de ahí que la población tenga que hacer conciencia de que tenemos que reaccionar ante este tipo de situaciones. Yo, es lo que quisiera empezar a abrir y empezar a platicar con ustedes porque me parece que en el tema de la Comisión Nacional del Agua, el tema más importante es la prevención, es el tema de alertar a la población para cuidar la integridad y la vida de las personas, que esa tiene que ser nuestra función primordial. Y lo que quiero transmitirles es que en eso estamos trabajando en la Comisión como un tema prioritario. El segundo tema prioritario que quiero tocar con ustedes es: en nuestro país existe una carencia importante en el tema del suministro de agua potable y en el tema del drenaje. Y esa carencia está considerada por el Coneval como uno de los puntos que se toman en cuenta para poder considerar que la gente es pobre o está en pobreza extrema. De ahí que nosotros en la Comisión Nacional del Agua hayamos también fijado como una prioridad el combate a la pobreza en el tema del agua. Hay que decir que la población que hoy no tiene agua en nuestro país, se encuentran las comunidades más alejadas, en los lugares más distantes y más difíciles de llegar y el que podamos trasladar o transportar el agua hacia esos lugares se convierte en un tema sumamente complejo, no solamente por un costo de la infraestructura que llevaría, o que correspondería llevar a esas comunidades el agua, sino el segundo punto importante es que después de que se construya esta infraestructura que pongamos, que la podríamos hacer, la operación de la misma precisamente por estar en zonas montañosas y en zonas altas, sería un tema sumamente complicado en el costo de su operación y entonces lo haría completamente inviable. Y entonces nos hemos abocado a trabajar con instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto de Ingeniería de la UNAM; con el Instituto de Tecnología del Agua, precisamente para buscar alternativas de solución y poder llevar agua a esas poblaciones que hoy no la tienen y se encuentran alejadas. Y lo que hemos buscado es que las alternativas que nos dan, es la captación de agua de lluvia que en aquellas poblaciones en donde nos llueve mucho, hay que decir que nuestro país, es un país desde ese punto de vista,
6
con ciertas ventajas para poder utilizar este tipo de tecnologías, este tipo de esquemas, para poder llevar el agua a las poblaciones más alejadas. Y entonces la segunda prioridad que hemos fijado en la Comisión Nacional del Agua y que también así lo instruyó el señor Presidente de la República, es el combate a la pobreza, a través de llevar el agua a aquellas poblaciones que hoy no la tienen y que se encuentran más alejadas, y lo vamos a hacer a través de la captación de agua de lluvia con un nuevo programa que le hemos denominado Pro Captar, y que iniciamos a partir del mes de octubre pasado, hace un mes, precisamente para llevar agua a un millón y medio de personas en los próximos dos años, precisamente para poder abastecer a la gente que hoy no tiene un solo litro de agua y que se tiene que trasladar en promedio 6 kilómetros para poder acceder al agua. Eso es lo que estamos trabajando en la Comisión Nacional del Agua. Lo que hoy quiero transmitirles es que nuestra prioridad es la población y que lo vemos desde dos puntos de vista prioritarios: Uno. La prevención. Y, dos. El acceso al agua por parte de la tente, que son los dos temas más importantes. Las dos cosas que quiero transmitirles, que nosotros vemos como las más importantes, quiero decirles que la Comisión Nacional del Agua, como lo dije al principio, está para sumar. Yo agradezco esta invitación al Senado porque el tema de trabajar juntos es un tema sumamente importante. El tema del agua no es un tema sencillo, no es un tema fácil, y tenemos que trabajar juntos precisamente para que podamos ayudar a la población a poder tener un mejor acceso a este vital líquido. Entonces yo les agradezco la invitación y estoy a sus órdenes, senador Irízar, para cualquier cuestión que quieran tocar con la Comisión Nacional del Agua, y para eso está aquí el equipo de trabajo. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Muchas gracias señor Director. La verdad que sería muy omiso no reconocer el trabajo que hizo la Conagua ante este fenómeno reciente, donde imperó la suma de esfuerzos, la coordinación efectiva y el enorme espíritu de solidaridad de todos los mexicanos y que debe de ser un ejemplo, porque no podemos decir que no se va a presentar otro fenómeno de esta naturaleza. Lo más seguro es que sí se presenten otros fenómenos de esta naturaleza y que se requiere la misma voluntad, la misma disposición y la misma actitud para poder enfrentarlos y mitigar el menor de los efectos. Yo le ofrezco honestamente el más alto reconocimiento por la tarea que hicieron. Vamos a iniciar la fase de preguntas que puedan tener los senadores. Yo quisiera preguntarles quién tiene interés de preguntar:
7
Tiene la palabra el senador Humberto Mayans. SENADOR HUMBERTO DOMINGO MAYANS CANABAL: Muchas gracias, señor presidente. Señor director, maestro Roberto Ramírez de la Parra, bienvenido al Senado. Es un honor tenerlo aquí en la Comisión de Recursos Hidráulicos. Esperemos que esta no sea la primera ocasión, sino muchas más durante los próximos tres años de la presente Legislatura. Es un tema muy importante y pensamos que nos vamos a estar reuniendo continuamente, ya sea aquí o en sus oficinas, con usted o con sus funcionarios; seguramente tendremos una comunicación amplia, como lo ha señalado el senador Aarón Irízar. Damos también la bienvenida al maestro Juan Manuel Caballero González, quien es coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional, que es cada vez más importante en nuestras vidas cotidianas; así que también estaremos en comunicación con usted. Muy bienvenido al Senado de la República. Yo tengo dos preocupaciones, señor director, si usted me permite. Una de ellas es la situación del aprovechamiento de los recursos hidráulicos del sur-sureste del país. Como usted sabe, el señor presidente Peña Nieto, por primera vez un presidente después de muchos años, se ha preocupado por el rescate del sur-sureste y de la frontera sur; y se han instrumentado una serie de programas de infraestructura de todo tipo: carreteras, ferrocarril, el Istmo de Tehuantepec, las zonas económicas especiales, en fin, varios programas que se están llevando a cabo por parte del gobierno federal con la intención de rescatar el sur-sureste, que presenta un desarrollo totalmente rezagado del centro y del norte industrial del país. Y que corre el riesgo de que el país se parta en dos Méxicos: uno próspero, desarrollado, avanzado, generador de empleos, moderno; y otro totalmente rezagado, empobrecido y con grandes problemas sociales, como lo hemos visto en este sur-sureste. Son nueve estados y ahí está Guerrero, Oaxaca, Chiapas, entre otros. Pero los recursos energéticos del sur-sureste son muy importantes, ahí están fundamentalmente los recursos energéticos del país: petróleo, petróleo ligero, no solamente en los litorales del Golfo, sino en tierra firme; recursos forestales, gas, agua. Ahí están las reservas fundamentales de agua del país. Solamente señor director, usted lo sabe bien, lo comento para recordarlo a la mesa, la Cuenca Grijalva- Usumacinta representa la séptima reserva mundial de agua, la séptima reserva mundial de agua. Por el puerto de frontera en Tabasco se desalojan, escurren de la Cuenca Grijalva-Usumacinta, con todos sus afluentes, 135 mil millones de metros cúbicos de agua dulce que se tiran al mar y que no aprovechamos. Y un país como el nuestro, que presenta grandes problemas en el centro y en el norte de desertificación, no puede darse el lujo de no plantearse con toda seriedad y responsabilidad, el uso efectivo de esa gran riqueza que significa todo el oro y toda el agua del mundo, y todo el oro del mundo, por la importancia que tiene el
8
agua, en donde vemos que hay otras regiones del globo donde incluso se pueden presentar guerras por el control del agua. Entonces, este es uno de los recursos fundamentales, después del petróleo energético, con el cual cuenta el sur-sureste; y no lo estamos atendiendo, señor director, y corresponde precisamente a la Conagua plantearse el gran desafío de utilizar esta enorme riqueza que tiene el país en el sur-sureste, del agua dulce de esta Cuenca tan importante. Hay otras también, como la del Papaloapan, en Veracruz, o del Río Coatzacoalcos; pero esta es la más importante y la fundamental. Entonces, incluso es tal el nivel de riqueza que podríamos dotar de agua a otras regiones del país, si llevamos petróleo a la frontera norte, podríamos llevar agua al centro y al norte del país, como ya se ha planteado por varios técnicos y científicos en el país, en fin. Pero el tema es que no lo estamos usando. Si usted revisa las informaciones, no las estamos usando para uso eficiente y sano del agua para consumo humano; no lo estamos usando para riego. De los 85 distritos, si mis datos son correctos, que hay en el país de riego, hay un total de 3.26 millones de hectáreas que contemplan estos 86 distritos. En el sur-sureste solamente tenemos seis distritos con 52 mil hectáreas, y en Tabasco tenemos de 500 mil hectáreas, por ejemplo, que es mi estado, dedicadas a la agricultura, el 11 por ciento tienen riego. Y de ese 11 por ciento fueron construidas hace 30 años o 40 años cuando se construyeron las grandes presas y funciona el 4 o el cinco por ciento de esa infraestructura hidroagrícola. Cuando pensamos rescatar el sur-sureste y cuando pensamos en construir estas grandes infraestructuras, porque no hay desarrollo económico si no hay infraestructura física moderna y competitiva, además de educación y desarrollo científico y tecnológico e innovación. Uno de los temas para desarrollar el sur-sureste es tomar en cuenta esta riqueza y construir los sistemas de riego que tanto requiere el sur-sureste para tener una agricultura y un campo fuerte, fortalecido, moderno, que sirva para producir los alimentos que tanto está demandando el país. No nos lo hemos planteado, señor Director. Es importantísimo que consideremos dentro del plan integral que el señor Presidente está impulsando en el sur-sureste, el rescate de esta gran riqueza, el manejo correcto y adecuado del agua para producir riqueza. Este es uno de los temas centrales, lo hemos planteado en otros foros, pero corresponde a la Conagua precisamente su manejo. Además de que están sufriendo graves niveles de contaminación estas cuencas, y que requeriría seguramente una coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente para preservar esta riqueza; pero eso ya sería otro tema.
9
Mi pregunta es: ¿Hay algún planteamiento en este sentido de rescate para ello? ¿Tiene la Conagua planteado algún programa específico para este manejo de estas cuencas tan importantes? Y segunda pregunta, señor –termino muy pronto porque sé que hay un gran interés en participar de los señores senadores–. El cambio climático al que usted aludió ahora con su descripción de este último huracán. El cambio climático es una realidad. Comentábamos previamente al inicio formal de la sesión del riesgo que tiene también el estado de Veracruz, pero fundamentalmente Tabasco, porque es una planicie con regiones por debajo del nivel del mar. Con el incremento del nivel del mar producido por los deshielos de los polos y el calentamiento no solamente se ha afectado, como usted sabe, por grandes huracanes, 2007, 2008, 2009, 2010 grandes inundaciones; solamente la de 2007 afectó el 62 por ciento del territorio tabasqueño. Las precipitaciones de 2007 fueron el doble de las históricas; el doble de 1999 que había sido el registro más importante. Llovió casi dos mil milímetros en tres días, inundando el 62 por ciento del territorio y con datos de Cepal y Cenapred, que fueron los que evaluaron los daños, en ese año solamente hubo daños en infraestructura escolar, en hospitales, en fin, carreteras, puentes, de 35 mil millones. Si sumamos los daños de los cuatro años de inundaciones, llegan a más de 50 mil millones de pesos de daños en infraestructura solamente en Tabasco. El 35 por ciento del territorio, según hemos platicado y comentábamos con usted y con el senador Aarón Irízar, con datos de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, está amenazado por el crecimiento del mar del territorio de la planicie tabasqueña. Todo lo que se haga en Tabasco en términos de infraestructura carretera, de desarrollar urbanos, de nuevos fraccionamientos, nuevos centros de población, tendrá que contemplar esta situación de aquí en adelante. No se puede construir nada, nada, si no contemplamos esta problemática. Es más, tenemos que plantear un problema, y usted habla de prevención, junto con el gobierno del estado. Yo estoy seguro que el gobernador Núñez estaría dispuesto a una reunión de fondo, él conoce el tema, el problema. Se ha platicado y pronto, a través del senador Aarón Irízar tendremos una reunión con él, porque esto es un foco rojo. Es un foco rojo para el país, es un foco rojo para la región, porque estas amenazas que están calculadas, según la Universidad de Harvard, nos decía el senador Aarón Irízar, a 20 años. Es decir, para el día de mañana. Y si no tomamos medidas de fondo realmente preventivas y que nos ahorren dinero además de estar haciendo una serie de obras de infraestructura, que es según tirar el dinero para lo que va a venir, yo creo que es responsabilidad del gobierno federal y del gobierno del estado enfrentar este gran reto.
10
También desde ahí le preguntaría si hay alguna prevención, alguna medida, alguna política que ya esté instrumentando para estas zonas bajas del país, para estas costas que están siendo amenazadas de manera real por el cambio climático que, como usted dice, ya es una realidad, ya eso no está a discusión. Entonces, tenemos que irnos no solamente a la prevención de los eventos que se presentan, como los huracanes o los ciclones, año con año, sino de tomar medidas mucho más de fondo, como esta que le estoy planteando. Por sus respuestas, señor director, muchas gracias. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Muchas gracias. Le vamos a ceder la voz al senador Francisco Búrquez y en este ciclo de dos preguntas, le pediremos al señor director que dé las respuestas a los distintos planteamientos. Adelante senador. SENADOR FRANCISCO BÚRQUEZ: Gracias. Director, quisiera preguntarle ¿cómo ve y cómo viene el presupuesto referente a Conagua? Sabemos que este presupuesto se está discutiendo en la Cámara de Diputados, pero por la índole de nuestra comisión también tenemos un gran interés y podemos hacer conciencia, sabemos que hay una reducción del 20 por ciento en la inversión, sabemos que hay ajustes, bajaron los ingresos del petróleo. Pero sabemos que hay inversiones muy importantes en el tema de agua, del cual nosotros quisiéramos saber cuál es la situación que se percibe, que se espera en este presupuesto para poder nosotros también poner nuestro granito de arena. Ya lo decía el senador Mayans y a mí como presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano nos preocupa sobremanera saber que hay al menos 20 grandes zonas urbanas en las costas de México que son sumamente vulnerables, que es mucho más barato, como lo decía el senador, prevenir independientemente de los daños en vidas y en propiedades, pues el costo, como lo vimos en Acapulco, de prevenir contra el costo de corregir ya después que pasa la tormenta, pues infinitamente menor. En ese sentido sabemos que hay que lidiar con problemas del pasado, asentamientos irregulares, irresponsables, que se permitieron en zonas de riesgo y pues ante esa situación y ante muchas otras prioridades que tiene el país en el tema del agua, nos interesa mucho poder colaborar para que dentro de las prioridades en las discusiones que se están dando en la Cámara de Diputados, el tema del agua pudiera estar en una prioridad alta. Y yo quisiera concretamente saber cómo ve las perspectivas de inversión pata el presupuesto de CONAGUA, respecto a los años anteriores. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Tiene la palabra, señor director.
11
MAESTRO ROBERTO RAMÍREZ DE LA PARRA: Senador Mayans, primero. Cuando empezó este sexenio una de las grandes preguntas que nos hicimos y que todo mundo discutía, si tenemos tanta agua en el sureste, ¿por qué no le damos al centro o al norte? Entonces una de las cosas cuando llegamos a la Comisión Nacional del Agua es, ¿hay algún estudio que nos diga si esto es primero viable o no, si esto es posible o no? Y lo había. Entonces, decidimos hacer un estudio para poder determinar si técnicamente primero era viable esta alternativa o no y el estudio salió positivo, efectivamente sí es posible técnicamente llevar agua del sureste al norte. Nada más que para poder llevar agua que realmente nos ayude para poder abastecer la parte centro y la parte norte del nuestro país, de la parte sureste, tendremos que hacer una infraestructura primero de un tubo de mucho diámetro o varios tubos que realmente nos ayudaran a poder transportar el agua de un lugar al otro en lo que realmente pueda ayudar. Y el costo entonces es lo que hace inviable. O sea, ya no es un tema técnico, sino es un tema de costeabilidad, o sea, poder traer el agua al centro o al norte del país significaría que el metro cúbico de agua que le tendremos que dar a la población sería impagable. Se convierte en un esquema que es muy difícil de poder llevar a cabo, no sólo por la obra de infraestructura inicial de lo que cuesta el tubo; a lo mejor ese es un tema que puede uno contemplar dentro de sus inversiones y llevarlo a cabo; el tema es el bombeo. Nosotros somos un país que nuestra orografía no nos ayuda mucho para este tipo de cuestiones de infraestructura, tenemos muchísimas montañas. Entonces hay que subir y bajar, subir y bajar y eso se tiene que bombear y eso tiene un costo sumamente alto. Entonces el costo, que si bien es cierto es muy alto el poder construir la infraestructura, no es el punto tan relevante como la operación diaria de lo que significaría transportar el agua del sureste al centro o al norte del país. Lo que nosotros tenemos que hacer es un poquito lo que hemos tratado de hacer en estos últimos dos años, que es administrar mejor el agua. Yo le puedo decir que este ciclo agrícola que acaba de terminar en septiembre, que inició en octubre del año pasado, muy probablemente es el mejor ciclo agrícola de los últimos 18 años en nuestro país. El ciclo agrícola que comenzó ahora en el mes de octubre esperamos que sea por lo menos igual al que acaba de concluir.
12
Sí ha llovido bien, hay que decirlo, tenemos agua suficiente, eso es cierto. Pero lo más importantes es hay que saberla administrar. Cuando hay la abundancia es cuando hay que ser un mejor administrador. Entonces de ahí que nosotros lo que estamos haciendo es planear de la siguiente manera: Primer decidimos que si tenemos agua tenemos que prever cuando no la haya. Entonces por lo menos tenemos que tener el agua suficiente para los próximos dos años, en todo el país, para poder suministrar agua a la población. Esa es la primera medida que hicimos y la forma. ¿Y qué estamos considerando?: Que no va a llover una sola gota de agua. O sea, nuestro esquema es: hoy tengo agua para abastecer a la población los siguientes dos años, pero la estoy administrando como si no fuera a tener una sola gota de agua durante ese periodo. Que me alcance por lo menos para eso sin que llueva absolutamente nada, que sabemos que eso es imposible. Pero aun así lo estamos contemplando de esa manera. Eso lo empezamos a hacer desde hace dos años. Y a partir de este ciclo agrícola que acaba de comenzar, nos sentamos con la Secretaría de Agricultura, con los principales distritos de riego de este país, porque también hay que decirlo, lo que necesitamos es la participación de los usuarios, con la Asociación Nacional de Usuarios de Riego, que tiene la mayor parte de agremiados en la parte de agricultura, la parte del campo. Y planeamos el siguiente ciclo agrícola y previmos el agua para los siguientes dos ciclos agrícolas. O sea, por primera vez, la Comisión Nacional del Agua y la Secretaría de Agricultura se sentaron y dijeron: “cuánta agua tenemos. Con esa agua, qué vamos a sembrar”. Entendiendo qué vamos a sembrar, de qué nos conviene desde el punto de vista de rentabilidad; uno sí, pero también desde el punto de vista de suficiencia alimentaria para nuestro país. Tenemos que empezar a trabajar ahorita que tenemos agua, en un tema de suficiencia alimentaria para nuestro país, tenemos que producir lo que necesitamos. Porque hay que decirlo: uno de los grandes temas, cuando se sentó el Subsecretario de Agricultura conmigo, hace unos meses, me decía: “es que nosotros, por ejemplo, en el tema del maíz, tuvimos una sobreproducción en el ciclo agrícola pasado y tuvimos que subsidiar a los agricultores por esa sobre producción de maíz”. No nos puede pasar en el siguiente ciclo agrícola. Yo no puedo obligar a un agricultor a que siembre determinada cosa en su tierra. Al final de cuentas es su tierra y él puede elegir y sembrar en su tierra lo que él considere que es más rentable para él.
13
Pero nosotros tenemos que tomar ciertas medidas que nos ayuden a que se siembre lo que realmente necesitamos y lo que realmente nos dé rentabilidad. Y esto tiene que ser a través, primero, del Permiso Único de Siembra, que otorga la Secretaría de Agricultura, que por primera vez lo estamos haciendo juntos. Y, segundo, a través de los subsidios que otorgamos, tanto la Secretaría de Agricultura, como la Comisión Nacional del Agua, en la parte de tecnificación de riego, por ejemplo, en el caso de nosotros. Yo te propongo qué es lo que hay que sembrar en el territorio que te toca sembrar. Quieres que yo le entre a la tecnificación. Quieres que yo le entre al subsidio de la semilla. Quieres que yo le entre a la serie de subsidios que otorga la Secretaría de Agricultura, ¿sí?, hay que sembrar esto. ¿No quieres? No hay subsidios. Tenemos que ayudarle a nuestro país a la suficiencia alimentaria y a poder administrar de una mejor manera el agua. Entonces es un poquito lo que estamos tratando de hacer para salir adelante y poder abastecer a la población de agua, y administrar el agua por lo menos. Y el reto hacia el año que entra no tienen que ser dos años, sino tres, tenemos que empezar a aumentar los periodos precisamente para que sepamos qué vamos a hacer y cómo lo vamos a manejar. Una de las cosas que estamos haciendo es la modernización del Servicio Meteorológico Nacional. Tenemos que mejorar nuestra infraestructura en la parte del Servicio Meteorológico Nacional, con el único objetivo de tener un mejor pronóstico y en esa medida poder saber cuánto nos va a llover y poder planear de una mejor manera cómo administramos el agua. Entonces, uno de los retos que tenemos en este momento, que estamos llevando a cabo, es precisamente la modernización del Servicio Meteorológico Nacional, que yo le llamo la creación de un nuevo centro de inteligencia del clima. O sea, ya tenemos que tener una infraestructura de inteligencia atrás, por decirlo así, que nos ayude a planear de una mejor manera y eso lo tenemos que hacer a través del pronóstico del clima. Y no es el pronóstico del día de mañana o de los siguientes diez días, es el pronóstico de los siguientes meses, tenemos que ir un poco más hacia adelante y tenemos que ir viendo cómo se van comportando los patrones del clima. Hoy tenemos claramente el fenómeno del niño, que al rato lo va a tocar el capitán caballero. Entonces ya sabemos cómo se comporta normalmente un fenómeno del niño, porque históricamente han existido varios, no es que sea la primera vez; tenemos que empezar a ver todo ese tipo de situaciones y planear precisamente qué es lo que va sucediendo mes con mes, precisamente para administrar de una mejor manera el agua.
14
Y toqué el tema del campo en particular, porque el 76 por ciento del agua que se consume en nuestro país, va al campo. Me parece que ahí es donde está el tema más importante. Sin lugar a dudas, la parte del sureste ha sido una de las prioridades del gobierno del presidente Peña y en el tema del agua no ha sido la excepción. Quiero que sepa que ha llovido igual que las inundaciones que había en Tabasco ¿eh?, y hoy Tabasco no se ha inundado, y no se ha inundado por dos razones: una, porque se ha empezado a construir la infraestructura necesaria para poder llevar las aguas de una mejor manera, para poderlas conducir de una mejor manera. Y dos, que me parece la más importante de todas, es que el sistema presario de la parte sureste del país es principalmente un sistema de hidroeléctricas, de generación de energía, como usted lo comentaba hace un momento, senador. Entonces, la prioridad de la Comisión Federal de Electricidad siempre había sido la generación de energía. Si la presa se llena o no se llena, para ellos no es un tema; ellos necesitan generar cierta cantidad de energía y entonces lo que les preocupa es cuánto tiene que tener por lo menos las presas para poder generar energía. Oye, si sobrepasamos eso y no tenemos capacidad para poder almacenar agua, la cantidad de agua que llueve en el sureste, ese no es un tema para ellos o no era un tema para ellos. Entonces, una de las cosas que planteamos cuando empezó esta Administración fue precisamente ese, sentarnos con la Comisión Federal de Electricidad y decirle: “nos tenemos que poner de acuerdo. Tú no puedes ir por tu lado y nosotros por el nuestro, porque lo que estamos haciendo es afectando a la población”; y nuestra prioridad tiene que ser la población. Tenemos un comité técnico de operación de obras hidráulicas, que sesiona todos los martes, todos los martes. Y además lo que hicimos fue incluir no solamente a la Comisión Federal de Electricidad, sino a entes externos técnicos que nos ayuden a tomar mejores decisiones, como la Universidad Nacional Autónoma de México o el Instituto Politécnico Nacional. Entonces, todos los martes tenemos representantes, evidentemente la Comisión Nacional del Agua, de la Comisión Federal de Electricidad; pero también de la UNAM y también del Instituto Politécnico Nacional, técnicos que nos ayudan a tomar decisiones de cómo tenemos que administrar nuestras presas en este país; principalmente en la parte sureste. Si la desfogo, si no la desfogo y todo, con base en un pronóstico del clima. Lo primero que se hace en la reunión es el Servicio Meteorológico Nacional y dice: “el pronóstico para la siguiente semana es el siguiente: va a llover tanto, en tales zonas de la República Mexicana, tanto de promedio”; y después se dice: “vamos a discutir presa por presa, qué almacenamiento tenemos, cuánto va a llover y entonces cuánto le ingresaría a esas cuencas”, precisamente para poder saber cuánta agua necesitamos almacenar; y de esa forma ir tomando las decisiones precisamente para que no volamos a tener un percance de esa naturaleza.
15
No estamos exentos de que suceda, porque la naturaleza no tiene palabra, hay que decirlo, pero si usted se ha dado cuenta, lo que hemos tratado de hacer es mitigar de la mayor manera el que esto no nos vuelva a pasar. Es lo que estamos tratando de buscar día a día en conjunto con la Comisión Federal de Electricidad, en conjunto con este Comité Técnico que es multidisciplinario para tomar las mejores decisiones técnicas. No se toman otro tipo de decisiones más que esas, ¿no? Y hay que decir que la Comisión Federal de Electricidad se ha sumado muy bien a este tema. Ellos entendieron muy bien que sí, que la generación de energía es una prioridad, pero que la mayor prioridad está en la seguridad de las personas. Sí estamos trabajando en la modernización de los sistemas de riego del sureste. Voy a tocar un tema, y aquí el senador Irízar que me conoce y los que han tenido la oportunidad de platicar conmigo me parece que se han dado cuenta, yo digo las cosas como son. La verdad es que eso no hay que ocultarlo. Una de mis grandes sorpresas a partir de que el señor Presidente me dio al responsabilidad de ser Director General de la Comisión Nacional del Agua fue el tema de la realización del presupuesto. Sobre todo considerando que venía un presupuesto base cero. Uno piensa que el presupuesto se convierte en un tema de recorte, de que viene menos dinero, y la realidad para la Comisión Nacional del Agua es que el presupuesto en la realidad lo que me aportó a mí es el poder saber en qué estoy gastando y cuál es el costo beneficio de lo que estoy haciendo. Quiero decirle que los subsidios que otorgaba la Comisión Nacional del Agua eran de carácter inercial, se lo digo como es. ¿Por qué le asignas –se lo voy a decir en orden alfabético– 10 pesos a Aguascalientes? ¿En qué los va a gastar? O sea, dime, esos 10 pesos desglósamelos. ¿En qué obra de infraestructura? ¿Qué vamos a hacer con ese dinero? Una. Dos. Okey, ya me dijiste que vamos a hacer eso. ¿A cuánta población vamos a beneficiar haciendo eso? O sea, ¿cuál es la repercusión de ese gasto hacia los que están del otro lado, que son a los que tenemos que beneficiar, por los que tenemos que trabajar? Cuando empecé a discutir este tema con mis áreas me empezaron a decir: No, bueno, es que es lo que le presupuestamos el año pasado. “Sí lo tienes, pero dime en qué lo vas a gastar”. “Sí, sí se lo estás poniendo, ¿qué vamos a hacer con él?”. “Mira, vamos a esperar a que venga el gobierno del estado, nos presente sus anexos de los programas federalizados y a ver qué nos propone”. “Oye, pero ya vienen en el presupuesto los 10 pesos; ya están ahí los 10 pesos. ¿En qué los vamos a gastar?”.
16
Lo que empezamos a hacer a partir de ahora es empezar a presupuestar desde el primer día de hacia qué vamos a dirigir cada peso. Una. Dos. ¿A quién vamos a beneficiar? O sea, si hacemos eso, ¿hacia dónde vamos a ir? ¿Qué le vamos a dar a la población con eso? Y punto número tres y más importante. Todos los programas aterrizados que tiene la Comisión Nacional del Agua requieren una contraparte, y esa contraparte que se requiere la tienen con el Estado o el municipio y no todos la tienen. Yo no puedo hacer nada, porque así están establecidas las reglas de los programas de la Comisión Nacional de Agua. Muchas veces nosotros llegamos a agosto y muchos de los estados nos dicen que no se pueden gastar la totalidad del recurso que tienen asignado precisamente porque no tienen contraparte. Lo que tenemos que empezar a hacer es a fijar prioridades contemplando también ese tipo de situaciones, pero también qué es lo que debemos de hacer con ese dinero que al final de cuentas nos regrese de cuál es la mayor prioridad para nuestro país. Y entonces lo que empezamos a hacer también es cambiar las reglas de operación para buscar beneficiar a la población al final del camino y establecer que en aquellos lugares donde haya pobreza extrema no haya contraparte. Si esos lugares no tienen agua, no puedo esperar a que la ponga alguien que no tiene dinero, porque entonces nunca le voy a dar agua a esa población. Empezamos a planear y a cambiar las reglas para que en todas esas poblaciones en donde hay pobreza y no hay recursos haya 100-0 por parte de los programas federalizados de la Comisión Nacional del Agua por parte del Gobierno de la República, y precisamente a planear de una mejor manera el gasto del recurso. Lo que estamos haciendo es precisamente eso. Dentro de los distritos de riego, por ejemplo, lo que estamos haciendo ahora en la parte del sureste es el de Jesús Diego en Chiapas, por ejemplo, es un distrito completamente nuevo que estamos tecnificando. Y otra de las cosas que acordamos con la Secretaría de Agricultura es: a nosotros nos toca hacer lo que nosotros le llamamos “las obras de cabeza”, los canales grandes, digámoslo así, es lo que nos toca a nosotros. Y la parte de la parcela, lo que va adentro del distrito de riego, le corresponde a la Secretaría de Agricultura. Ellos hacen lo suyo y nosotros lo nuestro. Entonces, lo que estamos haciendo a partir de ahorita es qué vamos a modernizar juntos, para que acabemos el distrito de riego completito, desde las obras de cabeza, pero también en las parcelas y entonces podamos tener un distrito de riesgo sumamente eficiente en todos los aspectos.
17
Porque si lo tengo muy bien en los canales y al momento que llego a la parte de la parcela se pierde el agua, se desperdicia el agua, pues de nada me serviría hacer grandes canales, Entonces, lo que estamos haciendo es trabajando también juntos para poder decidir y entrarle juntos a los distritos de riego que hay necesidad de tecnificar, para que se tecnifiquen completitos, obras de cabeza y también la parte de la parcela. Pero sí estamos trabajando en la parte sureste en esa situación y lo que estamos haciendo es analizando caso por caso en este momento, de cómo asignamos el recurso hacia el mayor beneficio, que es lo que tenemos que buscar de la población. Ese es el objetivo en este momento en el cual estamos trabajando. El tema del cambio climático. Nosotros estamos convencidos de que el principal efecto del cambio climático está en el agua. O sea, ¿dónde podemos ver reflejado si el cambio climático está o no está sucediendo? Y nosotros estamos convencidos que el principal ejemplo de donde se puede percibir que algo está sucediendo, es en el tema del agua. Yo le voy a dar algunos ejemplos de los últimos seis meses, de cosas completamente anormales, que no sucedían en nuestro país, no me voy a meter a ningún otro lado, de cosas que nos han sucedido en el tema del agua en nuestro país. Tuvimos un huracán que ingresó, bueno, un ciclón, una tormenta tropical que ingresó a Baja California Sur en el mes de junio. Nunca antes en la historia de nuestro país habíamos tenido un ciclón, primero, que ingresara a territorio nacional en el mes de junio, que no es normal, si llegan a ingresar pero es una cosa que no es normal, pero a Baja California Sura nunca. Entonces, por primera vez tuvimos un fenómeno meteorológico en Baja California Sur en el mes de junio, cosa que es completamente anormal. Tuvimos a principios de septiembre los dos días lluviosos juntos desde que se tiene registro de mayor lluvia en la historia de nuestro país en la ciudad de México. Nunca había llovido tanto en la ciudad de México como dos días a principios de septiembre juntos, nunca había sucedido, no desde que se tiene registro. Y luego tuvimos, se pronosticaron en la parte del Atlántico siete ciclones y tuvimos que cambiar el pronóstico a 8, porque se nos apareció un ciclón un mes antes, en abril, un mes antes de empezar la temporada. Completamente anormal que tengamos un ciclón un mes antes; una semana todavía, unos días, pero un mes antes que se presente un ciclón, completamente fuera de temporada, no es normal. Y luego tuvimos un ciclón como “Patricia”, que llegó a 325 kilómetros por hora. Nunca se había tenido registro en la historia del mundo un huracán que tuviera la intensidad de vientos de 325 kilómetros por hora.
18
Algo tiene que estar pasando que se están presentando fenómenos o situaciones que cada vez acrecentan más los extremos de las situaciones que estamos viviendo. Tuvimos en mazo más lluvias que en toda la historia este año. Entonces, eso quiere decir que algo está cambiando los patrones y que tenemos que empezar a tomar decisiones. El señor presidente hace un año acudió a la Organización de las Naciones Unidas y puso en la mesa la propuesta de crear un panel intergubernamental de agua, así como hay uno del cambio climático, uno del agua y la razón es muy sencilla: los países tenemos que empezar a tomar decisiones para mitigar los efectos del cambio climático en el tema del agua. Tenemos que empezar a trabajar hacia el interior para que eso suceda y nosotros estamos convencidos de que la mejor manera es a través de expertos internacionales que empiecen a medir y a dar recomendaciones a los países como nosotros, que empiezan a sentirse los efectos del cambio climático y entonces empezar a estudiar qué es lo que puede suceder para que empecemos a tomar decisiones de qué debemos de hacer precisamente en el tema de cambio climático en materia de agua. En los próximos días, para la próxima COP 21 que se celebra hacia finales del mes de noviembre, tenemos el proyecto, y así lo estamos trabajando con la Organización de las Naciones Unidas y con el Banco Mundial, de que se pueda crear este panel intergubernamental de agua que se propuso hace un año en la Organización de las Naciones Unidas y de hecho va a haber un consejo de presidentes, que van a empezar a presentar las medidas que van a tomar como país, entre ellos México. Y hay que decir que se está proponiendo que además México sea el líder de este Panel Intergubernamental, que el señor Presidente Peña sea el líder de este Panel Intergubernamental, precisamente de cuáles son las primeras medidas que empezamos a tomar ya como países. Y el Banco Mundial está dispuesto a aportar los recursos necesarios precisamente para los estudios que sean oportunos realizar, para empezar a revisar cuáles pueden ser los efectos del cambio climático en materia de agua y cuáles deben ser las recomendaciones que deben de empezar a tomar los países para poder mitigar estos efectos, principalmente en países como México, en donde se está viendo reflejado de forma muy importante el tema del cambio climático en la parte de agua. Y en esa reunión que se está planeando, como les decía, hacia finales del mes de noviembre de este mes, en la COP 21 va a estar presente, como les decía, un Consejo de Presidentes, pero también el Secretario General de las Naciones Unidas y el Presidente del Banco Mundial, precisamente para impulsar este tema que sin lugar a dudas, nos tiene que avocar como país y como países en el mundo a ver cuáles van a ser realmente los efectos que se pueden sentir y qué es lo que tendríamos que hacer para poderlo mitigar. Yo quiero decirle que una de las cosas que empezamos a trabajar, porque aparte ver las recomendaciones, porque me senté con el Banco Mundial y decía: “tú qué crees que debemos de empezar a hacer en México; qué medidas debemos empezar a tomar”.
19
Me dijo: “tú tienes que empezar a dirigir tus programas federalizados, no solamente en la parte de infraestructura para llegar a cobertura total en los servicios de abastecimiento de agua potable. Tienes que empezar a trabajar y mitigar los efectos del cambio climático”. Entonces tienen que empezar a dirigir recursos de tus programas federalizados, también al tema de la mitigación del cambio climático. Entonces una de las cosas que estamos empezando también a presupuestar es el realizar, por ejemplo, presas que nosotros le llamamos “rompe picos”, o de “control de avenidas”, precisamente que no sirven para abastecer a la población de agua, pero sí para poder controlar el agua en nuestro país, y que es lo que tenemos que empezar a trabajar precisamente para poder invertir en cuestiones que nos ayuden a mitigar estos efectos del cambio climático, o en la modernización de nuestras presas, o en la elevación, a lo mejor inclusive de algunas presas, que nos tiene que llevar precisamente a eso. Espero con esto haberle respondido su pregunta, senador. Y si no, con todo gusto estoy a sus órdenes. Senador Búrquez:
En el tema del presupuesto que viene, ya lo mencionaba yo ahorita, en el caso de la Comisión Nacional del Agua, el presupuesto que se presentó al Congreso de la Unión es de un poco arriba de los 42 mil 300 millones de pesos. El presupuesto 2015 de la Comisión Nacional del Agua al final fue de 43 mil y cachito de millones de pesos. Es decir, la diferencia entre el presupuesto presentado al presupuesto que nosotros tenemos el día de hoy es muy similar. No hay un tema importante, por llamarle así, de recorte; al revés. Lo que nosotros tenemos en la parte de inversión, exactamente el mismo presupuesto. No tenemos ni un solo peso en la parte de inversión. El señor Presidente determinó que el agua era una prioridad para nuestro país y entonces decidió que no hubiera un solo peso menos para el tema del agua en la parte de inversión. Y en la parte de los subsidios, inclusive en la parte del agua potable, el presupuesto viene arriba de lo que tenemos en el año 2015. Lo que nosotros vamos a tratar de hacer es cambiar un poquito nuestras reglas de los programas federalizados y en lugar de tener varios programas federalizados lo que vamos a hacer es tener uno solo, que nos haga tener una gran bolsa para poder administrar mejor el recurso y entonces poderlo dirigir de una mejor manera, a diferencia de cómo lo teníamos antes, que teníamos una etiqueta muy clara de qué correspondía a la parte urbana, una etiqueta de qué correspondía a la parte rural.
20
Ahora vamos a tener una sola bolsa que nos ayude a dirigir mejor el recurso de dónde es más necesario que invirtamos precisamente para llevar agua a la población y para mitigar los efectos, y para proteger la seguridad de las personas, que es lo que tenemos que buscar. Si usted me pregunta: “¿cómo ves el presupuesto 2016 para la Comisión Nacional del Agua?” Me parece que es de los mejores presupuestos que hemos tenido porque tiene dos grandes características. Seguimos teniendo el mismo recurso para poder invertir, pero dos: estamos dirigiendo mejor el recurso. Me parece que antes no estábamos planeando como lo estamos haciendo ahora, precisamente para tratar de dirigir de una mejor manera el recurso y ser mucho más eficientes. Es un primer paso, es la primera vez. No va a ser tan sencillo que de un día para otro hayamos hecho un cambio trascendental y que lo hayamos logrado como nosotros lo estamos pensando. Nos vamos a llevar un poco más de tiempo, pero ya empezamos a trabajar, ya dimos el primer paso de empezar por lo menos a pensar qué es lo que vamos a hacer con cada peso y a quién vamos a beneficiar con eso, que esa tiene que ser la prioridad para la Comisión Nacional del Agua. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Muchas gracias, señor director. Han solicitado el uso de la voz la senadora Silvia Guadalupe Garza; el senador Fernando Mayans y el senador Ernesto Gándara. Tiene el uso de la voz la senadora Silvia Guadalupe. SENADORA SILVIA GUADALUPE GARZA GALVÁN: Gracias, presidente. Primero que nada, bienvenido al Senado, maestro Roberto Ramírez de la Parra. Bienvenido todo su equipo, al maestro Juan Manuel Caballero González, nos da mucho gusto tenerlo aquí, hay muchísimas cosas que nos tiene que contar. Y también saludo a mi paisano, el licenciado Oscar Pimentel, muchas gracias maestro de la Parra por escoger coahuilenses destacados que estén trabajando con usted en su equipo, para nosotros es un honor, créame. Y hay muchísimas cosas que le quisiera preguntar, pero no se preocupe, lo voy a hacer por escrito; de hecho ya tienen ustedes unas solicitudes de información que solicité, porque este tema indudablemente es de suma importancia para los mexicanos. Podríamos empezar con su opinión, esa sí apúntela, maestro, su opinión de la ley nueva de Aguas Nacionales, quiero saber su opinión, que está en primera lectura en Cámara de Diputados. Otra de las cosas que me gustaría saber es el estado que guarda la salud de nuestros ríos: hay monitoreos, con qué frecuencia, qué se han encontrado, etcétera.
21
Esta se la mandaré a usted por escrito, ya la tiene usted ahí como una solicitud de información, porque me gustaría saber las concesiones otorgadas para extraer agua subterránea, qué volúmenes, a quién, etcétera. La pregunta obligada también, que esto ya lo tratamos, ya usted tuvo a bien explicarme las cuestiones de las obras hidráulicas que están haciendo en Texcoco; el tema de las plantas tratadoras de agua. Y por ejemplo, me gustaría saber, esta sí es para ahora, maestro, es la situación de la veda y qué vamos a hacer con aquellas personas que no pudieron registrar sus pozos y que son pozos ganaderos, y que por la razón que usted quiera: porque no se enteraron, porque no pudieron; qué es lo que vamos a hacer, porque el interés ahí está donde sí quieren registrar sus pozos, sin embargo la Comisión no les recibe su papelería. Otra de las cosas es, sé que el Servicio Meteorológico Nacional depende de ustedes y me gustaría saber, en el caso de los fenómenos como los tornados, que por cierto azotó uno a nuestra ciudad Acuña, el día 25 de mayo, y que tuvo una duración en sí de seis segundos, sin embargo fue impactante el daño que hizo en la ciudad. Me gustaría saber hasta dónde el Servicio Meteorológico Nacional nos puede alertar si eso no se puede detectar, porque también coincido con usted, maestro de la Parra, en la cuestión de que tenemos que apostarle a la prevención, eso es muy, muy importante. Y algo que me da muchísimo gusto escuchar es estar hablando precisamente de los fenómenos del cambio climático. Creo que, y siempre lo he dicho desde que llegué al Senado de la República, he estado comentando y comentando y diciendo que no es una palabra de moda, que es un fenómeno que está presente, que es el reto más importante y más grande que tiene la humanidad de cómo lo vamos a resolver y no hay otra más que hacerlo juntos. Y no hay otra más que empezar a descarbonizar la economía, y no hay otra más que bajarle a las emisiones de CO2. Y también aprovecho para preguntarle si ustedes tienen un programa de reducción de emisiones, ya que su misma operación por supuesto es de alto impacto. Preguntarle si ustedes generan algo de energía o todo lo consumen a través de la CFE. Lo demás se lo haré llegar por escrito, maestro de la Parra. Pero también no quiero dejar el micrófono sin antes reconocerle el gran trabajo que usted hizo frente a esta alerta, frente a esta emergencia que tuvimos los mexicanos. El fenómeno más grande que se ha presentado en México en su historia. Por supuesto que usted lo platica de forma muy sencilla, pero yo quiero decirles a todos los mexicanos que el maestro de la Parra estuvo al frente, a la cabeza de todo el sistema y que pesaron en usted grandes decisiones como: si evacuar, no evacuar.
22
Y que le felicito a usted a todo su equipo, y que afortunadamente el impacto de Patricia se fue por otro lado, pero sí todo el estrés que se llevaron en la cuestión de si impactaba Vallarta o Guadalajara, o por donde impactara los daños que iba a hacer. Cuando vi la fotografía que presentan de Catrina y Patricia le comenté a usted que parecía hijita, o sea, que Catrina era una hijita de Patricia porque este huracán era enorme. Así es que le felicito maestro de la Parra por su buen desempeño y por el acierto que tuvo el Presidente de nombrarlo a usted como titular de la Comisión Nacional del Agua. Es cuanto, presidente. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Tiene el uso de la voz el senador Fernando Mayans. SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Bienvenido, maestro Roberto Ramírez de la Parra al Senado de la República. Igual al maestro Juan Manuel Caballero González; bienvenido, maestro. Bueno, pues ya hemos tenido algunas charlas, maestro, sobre el tema y sobre la dependencia que usted dirige. La verdad, pues sí vale la pena la felicitación por la labor que se hizo con este huracán Patricia. Por otro lado, le quiero entregar, ¿se acuerda que estábamos platicando la vez anterior que se había aprobado en dos ocasiones por el Congreso de la Unión un punto de acuerdo donde pedíamos información a la Conagua diversa? Lamentablemente, señor Director, media cuartilla de información donde realmente no dice nada. Senadora Silvia, si usted va a hacer las preguntas para que luego le contesten, no le vaya a pasar lo mismo que a mí. Digo, con todo respeto, mire, le hago entrega de una copia. Además no viene ni firmada por el Director de la Conagua sino lo firma un asesor, cuando es una información del Poder Ejecutivo al Poder Legislativo que debería de ser firmada por el director de la Conagua. Ahí tiene usted lo que llegó después de tres meses; esto fue en julio. Esa es la información sobre el punto de acuerdo donde viene una relación –aquí tengo copia del punto de acuerdo– de diversas obras que luego al no tener información por eso se transgiversa la misma y luego hay malos entendidos o no le entiende uno o piensa uno mal. Porque mire, aquí le enseño el punto de acuerdo que fue aprobado por el Congreso de la Unión en la Comisión permanente, donde viene un listado de obras que estamos hablando de que en promedio más de 78 obras en donde en media cuartilla a mí me están contestando y no dice nada. Usted lo tiene en sus manos y lo podrá ver. Lo demás es parte del trámite burocrático.
23
Ojalá tomara en cuenta esto para que en el futuro no siga sucediendo, ¿no? Por otro lado, también comentar aquí que se hizo una proposición con punto de acuerdo también donde se creaba la comisión especial para darle seguimiento al plan, el PROTAB de Tabasco. Esto fue en el 2013. Y aquí para mi compañero y amigo, el senador Irízar, de septiembre del 2013 al día de hoy esto no ha procedido aquí en la Comisión. Entonces, vale la pena darle seguimiento a estas cosas para que estemos más informados y ya el senador Humberto Mayans dio un panorama bastante amplio del estado de Tabasco, nada más puntualizando que con la tragedia que vivimos en el 2007, pues para salir del agua, se lo comentaba, fueron 7 mil millones nada más para salir del agua. Nos dimos el lujo, como país, de gastar esto, nada más para salir del agua. Y esto fue un poco más de 31 mil millones de pesos, equivalente a más de 3 mil 100 millones de dólares que representa el .45 por ciento del Producto Interno Bruto nacional. De esa información que a usted le acabo de entregar, de la respuesta de la Conagua, pues nos hablan de acciones del 85 por ciento de avance físico, que faltan 16 acciones que dependen de la disponibilidad presupuestal, tomando en cuenta que la Conagua al estado de Tabasco había aplicado mil 100 millones de pesos autorizados del Presupuesto de Egresos de la Federación, que sólo se liberaron 850 millones de pesos por el recorte que hubo en el 2015 y si vemos cómo está el presupuesto ahora, le habían asignado 50 mil 536.3 millones de pesos en 2015 y Hacienda recortó 6 mil 400, quedando en 44 mil 163. Y ahora para el 2016 traemos mil 765 millones menos, 42 mil 397. ¿Será suficiente esto? Porque le vamos recortando a un tema fundamental. Usted hablaba de que es muy costoso y lo entiendo así, llevar el agua o utilizar el 38 por ciento que tenemos del agua dulce los tabasqueños, a otros lados, sí, pues es costoso, la geografía de nuestro país, el bombeo, el gasto de energía eléctrica, las tuberías, pero bueno, se me vino aquí presente que la NASA está buscando agua hasta en Marte y nosotros aquí, es un derecho humano, es una prioridad el agua y yo creo que nos ería un costo sino sería una inversión, cueste lo que cueste, porque no sé si usted tiene detectado, y lo platicábamos, señor director, ¿cuántos pueblos de este país, principalmente en Oaxaca., en Guerrero, que no tienen agua potable, no conocen el agua potable. No hay agua, incluso va a colación el que tienen que ingerir estos refrescos embotellados, porque es lo que tienen a la disponibilidad y todavía el congreso se da el lujo de seguirle subiendo el impuesto, porque engordan. Pues no están gordos –les decía— están hinchados, porque están desnutridos. La desnutrición provoca eso. Así también con el tema de Tabasco, nos platicaba su antecesor, David Korenfeld, del proyecto del Usumacinta, que era una presa, luego que se iban a hacer 5 presas, que nada más eran de control de aguas, luego que era para generación de energía y al día de hoy no tenemos información precisa y concisa qué es el tema este de la presa del Usumacinta.
24
Si usted nos lo podría explicar, si se puede en este momento algo. Si no, confío en usted directamente que por escrito pues sí nos lo podría hacer llegar. Tenemos un detalle que también ya lo he estado comentando desde hace años y creo que usted me entendió muy bien: El problema de los ríos Grijalva y El Carrizal, el dragado. Le daba yo el ejemplo aquí para el pueblo de México, de los inodoros. Cuando un inodoro se tapa, pues en lugar de ponerle ladrillos hacia arriba, pues lo vamos destapando. Y lo que pasa con los ríos es lo mismo. En lugar de destapar el río, de irlo dragando, pues le vamos haciendo bordos hacia arriba. Entonces su antecesor, David Korenfeld, se había comprometido públicamente de que los ríos Grijalva y el Río Carrizal se tenían que dragar, igual la zona de Tres Brazos, donde también llega el río Usumacinta y desemboca al mar, que también, ya ve en la inundación del 2007, decían que era un efecto de la luna, cuando sabemos que están azolvadas la boca de tres brazos, que son estos tres importantísimos ríos del estado de Tabasco. Ahí nada más tenemos que se vierten 125 mil millones de metros cúbicos de agua al año. Y entonces pues no creemos que sea la luna, sino es la falta de mantenimiento a este dragado, aunado a que ya ve que ya el transporte fluvial se terminó a raíz de que el río Grijalva, en época de estiaje, tiene de profundidad medio metro; medio metro en muchas áreas del río Grijalva. Al rato nos va a pasar como aquí en la Ciudad de México, el Río Viaducto. Pues en lugar de que corra agua y barcos, pues ahora pasan todos los autos. Entonces es una alerta de que tenemos que cuidar nuestros ríos y yo le pido, de la manera más atenta en nombre de mis representados, de que se pudiera tomar la palabra de su antecesor y por supuesto el compromiso de usted del dragado permanente, constante, de los ríos Grijalva, el río Carrizal y por supuesto la desembocadura también del Usumacinta, que juntos se llaman Tres Brazos, y es en el puerto de Frontera, que va al mar. Así también creo que, y es un grito desesperante de la población de Nacajuca, Tabasco, que le llamamos hoy La Chontalpa, en donde con lo que se hizo con la compuerta del Macayo y la desviación hacia el mar, esto ha inundado este municipio, que es muy importante, en el estado de Tabasco. Antes tenían tres meses de lluvia, de inundaciones; la gente ahora tiene 8 meses de inundaciones. El ganado, la siembra, todo esto se ha perdido. Entonces es muy importante que se concluya con el programa del PROTAB para poder rescatar a un municipio que está en el agua la mayor parte del tiempo.
25
A mí me gustaría también, me sumo a la pregunta de la senadora, sobre la Ley de Aguas Nacionales, ¿qué opinión tiene usted al respecto? Si le ve inicios de privatización o acciones a través de las APP. Cuál es el estatus que usted le está dando en Cámara de Diputados, el seguimiento, independientemente posterior llegaría aquí al Senado como una Minuta. La tendríamos qué revisar. Y bueno, si quiere en otro espacio, porque estamos muy preocupados con el tema del aeropuerto de la Ciudad de México, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y las afectaciones al Lago de Texcoco y toda esta infraestructura, multimillonaria, que se está asignando que pareciera que nada más existe la Ciudad de México, el Estado de México, Puebla, Hidalgo, donde se está haciendo el 80 por ciento de la obra pública de este país. Y también coincide con que ahí está metida la empresa esta, OHL; ¿entonces OHL tiene que ver con el proyecto de Conagua?, porque en el resto del país los proyectos que se asignan tienen reducciones presupuestales, son transexenales porque van lentos totalmente, no avanzan. En cambio uno ve lo que están haciendo, ya ven que va a haber un teleférico de Ecatepec a Toluca para transporte, no turístico; el ferrocarril de Observatorio a Toluca; las carreteras y todas las autopistas que están haciendo en el Estado de México y el resto del país en el olvido, en el abandono y obviamente esto sepultado por el silencio. Entonces hay que romper ese silencio y decirlo. Es una megaobra la del Aeropuerto de la Ciudad de México, el nuevo aeropuerto que se pretende y entonces ahí sería qué presupuesto se tiene para este año para el aeropuerto, cuáles son los efectos ecológicos, sociales, ambientales que se pueden dar con ello. Y por sus respuestas, muchas gracias. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Muchas gracias. Tiene el uso de la voz el senador Ernesto Gándara. SENADOR ERNESTO GÁNDARA CAMOU: Muchas gracias, compañero, senador presidente. Bienvenido, una vez más, a nombre de todos, igual me sumo señor director, y a su equipo de trabajo. Y lo que vemos claramente en sus participaciones, no solamente en esta ocasión, sino en otra que tuvimos recientemente, es que usted y su equipo traen la camiseta muy puesta, de la Comisión Nacional del Agua y desde luego de su responsabilidad, saben de qué están hablando. Y naturalmente nos da gusto recibirlo, platicar con usted, intercambiar puntos de vista y reflexiones. La pasada ocasión que tuvimos el gusto de tenerlo con nosotros, le preguntaba un servidor sobre la visión de la Comisión Nacional del Agua sobre el tema de las lluvias, el tema de la administración, cómo nos veíamos en ese concierto en las distintas regiones del país; cómo se pronostica de alguna manera cómo vienen las cosas.
26
Y en su respuesta nos presentaba un panorama, sin dejar de preocuparnos por el tema administrativo, positivo. El tema es, y todos lo sabemos, en un tema tan importante como son los recursos naturales y particularmente la administración del agua, de nuestros suelos y desde luego del subsuelo; es que es muy variado y tenemos épocas, como dicen por ahí, de vacas gordas y de vacas flacas. Ahora estamos en un buen momento, sin embargo este es un tema que se tiene que ver siempre en la inmediatez, a mediano plazo, pero desde luego también en proyección hacia el futuro. Y en ese sentido, tanto México como cualquier país responsable en esta materia, tiene que prever, tiene que planear, tiene que generar proyectos alternativos como son naturalmente el tema inmediato, que es rehabilitación y tratamiento de nuestras aguas en todas sus variantes; como es afortunadamente con el avance de la tecnología, nuevas alternativas de captación de agua, inclusive de transformación de agua, como es el tema de la desalación, como es el tema de los pozos a gran profundidad, como es el tema de la reactivación de las cuencas. Platicábamos en la anterior ocasión que es inclusive curioso, que en estados bellos y abundantes en agua históricamente, como nuestros amigos de Tabasco; se estuviera hablando de sequía. Y curiosamente en estados desérticos que siempre hemos tenido muchas veces, la mayor parte de las veces hemos tenido problemas de agua, como es el caso de nuestro estado, del estado del senador Búrquez y de un servidor, hemos tenido problemas muy serios de insuficiencia de agua e inclusive independientemente, como bien lo dijo usted, señor Director, que hay que tomar decisiones técnicas, esto genera controversias, esto genera diferencias, esto implica buscar conciliaciones y consensos y acuerdos, y ahí es muy importante el tema de escuchar, el tema humano, el tema naturalmente de las necesidades que implican todo lo que lleva el recurso de agua en las diversas regiones. En el estado de Sonora hemos tenido diferencias. Inclusive entre regiones hemos tenido problemas que se han convertido desafortunadamente a veces hasta en políticos, y hemos tenido división en algunos casos que no ayuda en nada. Naturalmente todos estamos de acuerdo en que hay que generar consensos, pero también tenemos que irnos a lo importante hacia el futuro. Y en el caso del estado de Sonora, independientemente de las infraestructuras que se han logrado en proyectos pequeños, medianos y grandes, ninguno de ellos no importante, está el tema de la desalación. Y ahí mi pregunta en concreto es: ¿Cuál es la perspectiva en estos tres años, cuál es la planeación y cuál es la intención de la Comisión Nacional del Agua en el país sobre este tema de la desalación? ¿Es un tema importante, es un tema prioritario, es un tema que puede esperar? Naturalmente nosotros consideramos que no. Es algo que hay que aprovechar también, porque tenemos una amplitud muy fuerte en el tema de nuestras costas, de nuestros mares que hay que aprovechar.
27
Hay experiencias en otras partes del mundo que en algunos casos al principio no resultaron, después sí, y hay un tema fundamental que es afortunadamente el avance de la tecnología, y no me refiero nada más al tema de la desalación sino al todo, que afortunadamente como va avanzando la tecnología van bajando costos. Y si en algún tiempo el tema de la desalación del agua, no el pretexto, quizás inclusive el fundamento fue: No es momento para hacerlo porque es muy costoso. Creemos por lo que hemos visto que ya hoy en día hay alternativas mucho más viables para efectos de, independientemente que quizás en este momento en el estado de Sonora no tenemos el problema como lo teníamos hace 10 años, tarde o temprano podría volver y más en el entendido de quela población sigue creciendo, naturalmente. Y en ese sentido, al igual que en el tema de energía, al igual que el tema del petróleo, al igual que el tema del gas, si nos quedamos estacionados en la buena posibilidad de que llueva o en la mala de que no llueva, la verdad es que no estaríamos viendo una perspectiva verdaderamente importante respecto a los próximos años. Mi pregunta en concreto es: ¿Cuál es la visión en este momento? ¿Cuál es la situación en este momento respecto a los proyectos, a la generación, a la programación, al fomento y en todo caso si ya hay recursos para algunos proyectos en este sentido? E inclusive la estimulación de participación del sector privado en el tema de desalación. Y le pediría –si no tiene inconveniente– si nos pudiera agregar algunas experiencias en otras partes del mundo que a su punto de vista están funcionando, o bien que no han sido viables. Muchas gracias por su atención y reitero mi felicitación y el gusto de ver a un equipo que así como ha trabajado, así como sabe contestar, así como sabe comunicar, así –como bien lo comentaba nuestra compañera senadora Silvia Garza– con gran honestidad y congruencia han trabajando en momentos difíciles de crisis, como lo fue particularmente un tema tan importante como es el haber afrontado todo, todos los niveles de gobierno y la sociedad en general el tema del huracán Patricia. Felicidades y muchas gracias por su respuesta, de antemano. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Vamos a dar oportunidad de que se haga una última pregunta por la senadora Silvia Garza y posteriormente le daremos el uso de la voz al señor Director para dar oportunidad de que el Coordinador General del Servicio Meteorológico Nacional nos platique, nos informe sobre el trabajo que viene haciendo en el país. Tiene el uso de la voz la senadora Silvia Garza. SENADORA SILVIA GARZA GALVÁN: Gracias, presidente.
28
Maestro de la Parra, no es en sí una pregunta, pero me gustaría solicitarle de la manera más respetuosa, sé que al momento de que se reúnen en el gabinete o en algo, que llevara una postura que a mí me inquieta: la cuestión de que es necesario poner como número uno la planificación industrial nacional y lo voy a decir por qué me inquieta. En mi estado, Coahuila, donde no rebasamos la media nacional en cuestiones de precipitación, al norte del estado se otorgaron concesiones de cinco o seis pozos a la Constellation Brands. La Constellation Brands es una cervecería que está generando empleos, por supuesto, que se está llevando también, consumiendo nuestros recursos naturales, que a mí me gustaría que va dentro de las preguntas que le estoy haciendo por escrito, cuántos metros cúbicos están extrayendo y cuánto están pagando. Porque esa cerveza, una sola gota no se consume en México, toda es de consumo para Estados Unidos. Entonces, en esa misma región, maestro de la Parra, están las reservas de Coahuila en el gas shale. En esa misma región, maestro de la Parra, está nuestra zona nogalera. Tenemos ganado mayor y tenemos ganado menor y también agricultura. Entonces, por eso le decía que no es en sí una pregunta sino que entienda usted mi preocupación que si en tabasco si algo les sobra es el aguan, pues entonces una planificación industrial sería de que si requieren tanta agua estas compañías, pues Tabasco sería ideal para estar ahí, como ideal es Coahuila para estar generando energía solar, poner plantas que den empleo y estoy a favor del empleo, pero tenemos que revisar a qué costo. Por eso le pido que en la manera en que a usted le concierna o externar esta preocupación mía o esta opinión, pueda usted decírselo por favor al presidente, de estar muy puntual en la cuestión de la planificación industrial nacional, si me hace el favor. Gracias. Es cuanto presidente. SENADOR AARÓN IRÍZAR LÓPEZ: Adelante director. MAESTRO ROBERTO RAMÍREZ DE LA PARRA: Senadora garza, agradezco sus palabras, también del senador Mayans, del senador Gándara, yo lo que quiero transmitirles es me parece que la felicitación tiene que ser para la población que al final de cuentas reaccionó. Lo más importante es que hayamos logrado que la gente hiciera conciencia y que al final del camino tomara la decisión correcta de resguardarse. Me parece que al final del camino el triunfo, si podemos llamarlo de esa manera a esto que sucedió con “Patricia”, tiene que ser al final del camino de la población, que además lo que logremos es que sea una cultura, que no sea un evento, sino que sea una cultura como la que hemos logrado generar, por ejemplo, en el caso de los temblores.
29
Ese sería, me parece, el ideal de lo que tenemos que buscar a través de los fenómenos hidrometeorológicos. El tema de la Ley General de Aguas, que tanto usted como el senador Mayans tocaron, miren: cuando se presentó en el congreso en la parte de la Cámara de Diputados el proyecto de la Ley General de Aguas, por tres diputados de tres partidos diferentes, se había hecho una labor de