síntesis homo ludens de johan huizinga

Download Síntesis Homo Ludens de Johan Huizinga

Post on 22-Jun-2015

11.252 views

Category:

Education

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1. SNTESIS Homo Ludens de Johan Huizinga por David Alcntara

2. __________________________________ Homo Ludens __________________________________ ______________________________________ ______________________________________2 Datos sobre la versin del libro de anlisis Editorial: Alianza, S.A., Madrid Traduccin: Eugenio Imaz Edicin: Tercera, 2012 Pginas: 339 ISBN: 978-84-206-0853-2 Datos sobre detalles de la redaccin Las pginas citadas, todas, estn indicadas con el smbolo y entre parntesis. En aquellos casos que se usa doble se hace referencia a todas aquellas pginas que se comprenden entre ambos nmeros de pgina inmediatamente sealados, con ellos incluidos. Las frases que se encuentren entre los smbolos se refieren a una interpre- tacin, no literal, sobre ciertas ideas que se encuentran en su pgina correspon- diente. Las frases que se encuentren escritas en cursiva pueden referirse a dos cosas: si se trata una o dos palabras entonces son consideradas importantes y por ello son des-tacadas, pero si es una frase o un prrafo, o ms prrafos, entonces es una reescritura literal de aquello que se encuentra en la pgina correspondiente. Aquellas frases continuadas por tres puntos () expresan una conexin indirecta entre las ideas que se proponen, esto es, una forma de expresar que ambas escrituras forman parte de la cita que les acompaa pero que, a su vez, poseen contenido intermedio en el libro original que no se consider necesario citar. Las pginas citadas debajo de los ttulos corresponden a la extensin del captulo en el libro original. Segn regla APA de citacin, la abreviacin Ibid (bidem) hace referencia a la ltima cita utilizada. 3. _________________________________ Johan Huizinga __________________________________ ______________________________________ ______________________________________3 1. Esencia y significacin del juego como fenmeno cultural ( 13-53) El juego sin duda es ms viejo que la cultura misma, ya que los animales juegan desde antes que sta existiera. Ellos poseen sus propias reglas y, a pesar de ello, parecen disfrutar mucho su activi- dad. Algunos, incluso, organizan verdaderas exhibiciones frente a los espectadores. Por lo tanto el juego no es algo determinado por algo exclusivamente fisiolgico. Todo juego significa algo, ya que incluso para los animales representa algo que va ms all del instinto inmediato de conserva- cin natural (14). Segn los fisilogos, y bilogos en general, el juego est relacionado con la utilidad, esto es, con al- gn beneficio que es externo a la actividad misma, tales como la descarga de energa excedente, re- lajamiento tras la tensin, preparacin para las faenas de la vida o compensacin satisfactoria, me- diante la creacin de una vida ficticia, como medio de tratar de alcanzar aquello que, seguramente, jams ser real ( 15-16). Pero cuando uno juega parece perder la cabeza. Cuando uno juega lo primordial es la broma del juego, y esto no tiene relacin ni con utilidad ni con razn, ni tampoco con etapas culturales, sino slo con el acto mismo de jugar; en s mismo. Si lo pensamos bien, a ni- vel abstracto, metafsico, todo se puede negar: la belleza, el derecho, la verdad, el espritu o la bon- dad; pero el juego no es posible negarlo (17). Adems el juego involucra una ruptura de la causa- lidad meramente mecnica en el actuar, de modo que trasciende lo estructural y se eleva a lo espiri- tual. El juego es algo absolutamente irracional. Dejando de lado la causalidad mecnica que los cientficos puedan demostrar sobre la actitud del jugar, nosotros nos centraremos en un anlisis primordial que involucrar el acto en toda su signifi- cacin, con su verdadero sentido como funcin social y cultural. Queremos saber qu es lo que sien- te quien est jugando. Si logramos extender ste mtodo de anlisis, nos daremos cuenta que las grandes ocupaciones primordiales de la convivencia humana estn ya impregnadas de juego (19). Por ejemplo el lenguaje: jugando es la forma mediante la cual, con acto creador, el hombre levanta los objetos del reino material al espiritual, y logra fundamentar su existencia. Luego, de manera ms elaborada, nace el culto y el mito y con ellos el inicio de la cultura como tal y sus conceptos de de- recho y orden, ganancia, arte y ciencia. Por esto es que el objetivo de ste trabajo es demostrar que el juego autntico es fundamento y factor de la cultura en su totalidad. Mas all de lo sensato y lo necio, o de lo cmico y lo aburrido, o de lo bueno y lo malo, o de lo ver- dadero y lo falso, que son atributos que nacen con la racionalidad, nos encontramos con que el jue- go puede ser tanto serio, es el caso de jugadores de ajedrez y ftbol, como ldico, que es el caso de algunos nios. Su relacin es con lo esttico, esto es, lo armnico y lo rtmico, o lo bello, pero pese a ello est por sobre todo supuesto lgico (23). Deberemos entonces plasmarnos en el juego mis- mo y analizar las caractersticas que en l se dan. Pero nos limitaremos al anlisis de los juegos de ndole social, aquellos ms desarrollados que s podrn resistir nuestro anlisis. Todo juego es, antes que nada, una actividad libre (24). No se nos puede obligar ha jugar si no es parte de nuestra voluntad. El nio y el animal, por ejemplo, juegan por gusto y no por otro motivo. No es una tarea ni moral ni laboral, es mero ocio, y e all su segunda caracterstica: de modo que se practica en tiempo de ocio no forma parte del mundo corriente. Es ms, el juego es un escaparse hacia una realidad con tendencia propia, distinta a la usual. Y es por ello que cualquier juego puede absorber por completo, en cualquier momento, al jugador (25). Se camina como filo de navaja entre medio de lo serio y de la broma, pero siempre lejos del mundo normal de las necesidades bs- sicas. Pero si bien no forma parte del mundo corriente, s es un acompaamiento fundamental para 4. __________________________________ Homo Ludens __________________________________ ______________________________________ ______________________________________4 ste. Su tercera caracterstica entonces es que se juega dentro de lmites de espacio y tiempo que agotan su propio sentido, curso y significacin en s mismos (27). El juego en un momento co- mienza, y en otro se acaba. Se termin el juego. Pero al acabar atesora recuerdos en nuestro espritu y esto gatilla nuestra cuarta caracterstica: todo juego, en tanto se transmite tras generaciones, se transforma en factor de creacin de cultura. Todo juego que se jug por unos puede volver ha ser jugado por otros. Pero el juego no es azaroso, no se juega de forma desordenada. El juego necesita de un orden absoluto; crea orden; es orden; nos presenta una perfeccin que no puede ser estropea- da (28). sta ltima caracterstica est muy relacionada con su factor esttico, ya que no se puede romper con su armona y ritmo propio, de modo que, de ocurrir aquello, se estropeara su ltima propiedad esencial: el juego se desenvuelve en la tensin, el azar y la incertidumbre (29). Nadie sabe qu puede pasar al siguiente momento. Todo se desenvuelve segn las capacidades fsicas y espirituales de cada uno. De modo sinttico todo los factores anteriores nos llevan a la constitucin de la ms importante ca- racterstica de todo juego: posee reglas; est reglamentado. Dentro de un mundo particular de juego todo funciona de cierta manera y no de otra. Si no hay reglas no hay juego (30). Pero as como surgen las reglas surge junto con ello dos tipos de personas que pueden romper con su continuidad. Uno es el aguafiestas (spielverderber) quien de lleno declara no estar interesado en seguir el orden reglamentado del juego. Es un escptico total. Pero distinto es el tramposo, ya que ste declara s estar interesado en regirse por las reglas pero, pese a ello, las rompe en el camino. El mundo mgico del juego puede funcionar con un tramposo, hipcrita o falsario, pero no con un aguafiestas. La op- cin que queda para el aguafiestas es crear su propio reglamenta y montar su propio juego. Otro factor importante del juego es el misterio. Lo que ocurre dentro es secreto, independiente de lo que pasa all afuera. Somos otra cosa, hacemos otras cosas. Esto es posible por la idea representada del disfraz. Cuando nos podemos el disfraz somos otros (32). Resumiendo, podemos decir, por tanto, que el juego, en su aspecto formal, es una accin libre eje- cutada como s y sentida como situada fuera de la vida corriente, pero que, a pesar de todo, pue- de absorber por completo al jugador, sin que haya en ella ningn inters material ni se obtenga en ella provecho alguno, que se ejecuta dentro de un determinado tiempo y determinado espacio, que se desarrolla en un orden sometido a reglas y que da origen a asociaciones que propenden a rode- arse de misterio o a disfrazarse para destacarse del mundo habitual El juego es una lucha por algo o una representacin por algo (33); entendiendo representacin como la presentacin de algo que ya est dado. Lo ms interesante, tal vez, es que se puede vivir sta forma de juego como si fuera la verdad abso- luta pero, al mismo tiempo, sin jams perder la nocin de la realidad; aunque s afectndola drsti- camente, iluminando el da a da en funcin de lo vivido en el particular encuentro. Ejemplo de esto es la cultura China, quienes cantan y danzan para conservar el orden del mundo en marcha (como el cambio de las estaciones), y los Hindes, quienes crean el arte cultural como representa- cin de un acto csmico deseado que, se dice, tiene el poder de forzar a los dioses a una nueva pro- duccin del mismo ( 34-35). El juego no es mera imitacin sino participacin representativa que crea cultura. En un inicio, indica Frobenius, el hombre gener conciencia del orden del mundo y lo plasm en juegos de culto, pero ms adelante dichos juegos pasaron ha formar parte de su propia cultura sacra, de modo que su accin se constituye en una doble intencin: representacin tanto de orden csmico como de conductas culturales ( 36-37). Frente a esto, justificar la accin de lo