intervención musicoterapéutica y la inteligencia emocional 1bdigital.unal.edu.co/62528/1/extraedad...

of 354 /354
Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 1 EFECTOS DE UNA INTERVENCIÓN MUSICOTERAPEUTICA PARA PROMOVER LA CONCIENCIA DE SÍ MISMO Y LA CALMA, COMO HABILIDADES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN UN GRUPO DE ADOLESCENTES CON EXTRAEDAD ESCOLAR QUE CURSAN GRADO SEXTO DE BACHILLERATO EN EL I.T.D. LAUREANO GOMEZ DE LA CIUDAD DE BOGOTA, COLOMBIA. Andrés Mauricio Paz Hernández Director: Álvaro Enrique Ramírez R. UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA FACULTAD DE ARTES MAESTRIA EN MUSICOTERAPIA BOGOTA, COLOMBIA Junio de 2015

Author: others

Post on 29-Jul-2020

3 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 1

    EFECTOS DE UNA INTERVENCIÓN MUSICOTERAPEUTICA PARA

    PROMOVER LA CONCIENCIA DE SÍ MISMO Y LA CALMA, COMO

    HABILIDADES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN UN GRUPO DE

    ADOLESCENTES CON EXTRAEDAD ESCOLAR QUE CURSAN GRADO

    SEXTO DE BACHILLERATO EN EL I.T.D. LAUREANO GOMEZ DE LA

    CIUDAD DE BOGOTA, COLOMBIA.

    Andrés Mauricio Paz Hernández

    Director:

    Álvaro Enrique Ramírez R.

    UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

    FACULTAD DE ARTES

    MAESTRIA EN MUSICOTERAPIA

    BOGOTA, COLOMBIA

    Junio de 2015

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 2

    EFECTOS DE UNA INTERVENCIÓN MUSICOTERAPEUTICA PARA

    PROMOVER LA CONCIENCIA DE SÍ MISMO Y LA CALMA, COMO

    HABILIDADES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN UN GRUPO DE

    ADOLESCENTES CON EXTRA-EDAD ESCOLAR QUE CURSAN GRADO

    SEXTO DE BACHILLERATO EN EL ITD LAUREANO GOMEZ DE LA CIUDAD

    DE BOGOTA

    Andrés Mauricio Paz Hernández

    TRABAJO DE GRADO.

    UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

    FACULTAD DE ARTES

    MAESTRIA EN MUSICOTERAPIA

    BOGOTA, COLOMBIA

    Junio de 2015

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 3

    Contenido

    Introducción ................................................................................................................................. 8  

    Justificación ............................................................................................................................... 10  

    Situación problemática .............................................................................................................. 12  

    Formulación del problema. .................................................................................................... 15  

    Preguntas de investigación. ................................................................................................... 15  

    Hipótesis. .............................................................................. ¡Error! Marcador no definido.  

    Objetivos. ............................................................................................................................... 15  

    Objetivo General. ............................................................................................................... 15  

    Objetivos Específicos. ....................................................................................................... 16  

    Marco teórico y conceptual ....................................................................................................... 17  

    La Inteligencia Emocional y la Terapia Musical. .................................................................. 17  

    Psicología de la Música y la Emoción Musical. .................................................................... 24  

    Las emociones. ...................................................................................................................... 26  

    Conciencia de sí mismo “el sí mismo” .................................................................................. 30  

    El Concepto del Yo relacionado con el “si mismo” .......................................................... 32  

    La conciencia y las emociones .......................................................................................... 33  

    La calma: “autorregulación emocional”. ............................................................................... 38  

    Fisiología Del Sistema Nervioso Autónomo ..................................................................... 39  

    Aspectos Evolutivos De La Autorregulación Emocional En La Infancia. ........................ 42  

    Ansiedad y Rendimiento Escolar en Adolescentes Escolares ............................................... 43  

    El Modelo de IE de Mayer y Salovey (1997) ........................................................................ 61  

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 4

    La facilitación o asimilación emocional ............................................................................ 62  

    La comprensión emocional ................................................................................................ 63  

    La regulación emocional ................................................................................................... 65  

    Actividades Lúdico Artísticas y Musicales. .......................................................................... 67  

    Metodología ............................................................................................................................... 71  

    Diseño. ................................................................................................................................... 71  

    Sujetos. .................................................................................................................................. 73  

    Procedimiento. ....................................................................................................................... 76  

    Metodología del tratamiento al grupo de experimentación y los dos grupos de control. .. 78  

    Instrumentos. ......................................................................................................................... 82  

    RESULTADOS ......................................................................................................................... 86  

    Análisis de Asistencia. ........................................................................................................... 94  

    Análisis de Deserción. ........................................................................................................... 94  

    Observaciones en los Grupos. ............................................................................................... 98  

    Observaciones en el Grupo Experimental GA. ................................................................. 99  

    Observaciones en el Grupo Control Dos GB. .................................................................. 101  

    Observaciones en el Grupo Control Uno GC. ................................................................ 102  

    Similitudes y diferencias entre los grupos GA, GC y GB. ............................................. 103  

    Analisis y Discusion de resultados .......................................................................................... 104  

    Conclusiones ............................................................................................................................ 110  

    Recomendaciones .................................................................................................................... 113  

    Bibliografía .............................................................................................................................. 115  

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 5

    ANEXOS ................................................................................................................................. 120  

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 6

    Índice de Tablas

    Tabla 1. Tasa de Extraedad del sector oficial según Nivel Académico (Oficina asesora del

    Planeación – Grupo de análisis y estadística, 2013) ................................................................ 13  

    Tabla 2. Estructura formal del diseño de cuatro grupos de Solomon ....................................... 72  

    Tabla 3. Estructura y diseño de cuatro grupos de Solomon en el ITD Laureano Gómez ........ 73  

    Tabla 4. Cronograma de actividades ........................................................................................ 77  

    Tabla 5. Tabla de Fases de cada sesión .................................................................................... 78  

    Tabla 6. Modelo de Intervención para el Grupo Experimental ................................................ 79  

    Tabla 7. Modelo de Intervención para los Grupos GB y GC .................................................... 81  

    Tabla 8. Definición de los Grupos según el Diseño de la Investigación ................................... 86  

    Tabla 9. Caracterización de la Población ................................................................................. 86  

    Tabla 10. Caracterización de la Población según la distribución en cada Grupo. .................. 88  

    Tabla 11. Medidas de centralidad y dispersión obtenidas con la CMAS-R .............................. 88  

    Tabla 12. Medidas de centralidad y dispersión obtenidas con la CMAS-R distribuidas por

    Grupos. ...................................................................................................................................... 90  

    Tabla 13. Prueba ANOVA ......................................................................................................... 91  

    Tabla 14. Prueba U de Mann-Whitney ...................................................................................... 92  

    Tabla 15. Prueba de Rangos con Signo de Wilcoxon ................................................................ 93  

    Tabla 16. Tabla comparativa de Resultados Cualitativos en GA, GB y GC ........................... 103  

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 7

    Índice de Figuras

    Figura 1. Tasa de Extraedad del Sector Oficial según Grado. Bogotá, D.C. Año 2013 ............ 14  

    Figura 2. Distribución de la población en los 4 grupos del Diseño experimental por porcentajes

    ................................................................................................................................................... 87  

    Figura 3. Gráfico de Torta de distribución de Puntuaciones en la Población total ................... 89  

    Figura 4. Gráfico de Barras de Puntuaciones T promedio en cada uno de los Grupos ............. 91  

    Figura 5. Gráfico de Torta con Motivos de Deserción referidos ............................................... 95  

    Figura 6. Análisis Gráfico de la Cobertura ............................................................................... 95  

    Figura 7. Gráfico de la Deserción vs Adherencia de los Estudiantes ........................................ 96  

    Figura 8. Distribución de Respuestas Frecuentes acerca del Cambio en los Niños. ................. 97  

    Figura 9. Distribución de Respuestas Frecuentes acerca del Cambio en los Padres. ................ 98  

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 8

    Introducción

    El presente proyecto, pretende determinar si existieron diferencias producto de intervenir

    con terapia musical, en el reconocimiento de habilidades de inteligencia emocional como la

    conciencia de sí mismo y la calma, para ello se abordaron el problema del fracaso escolar en

    contextos de exclusión escolar, qué efectos tuvo la musicoterapia en esta población escolar y

    las posibles alternativas pedagógicas musicoterapéuticas que podrían revertirlo. Debido a la

    alta tasa de extraedad escolar presente en el sector educativo distrital en los grados sexto y

    séptimo de bachillerato, se propuso realizar un tratamiento musicoterapéutico que investigue

    los efectos que la musicoterapia tendría al intentar promover, fortalecer y entrenar la

    conciencia de sí mismo como un estado cerebral y el autocontrol o la calma, como unidades

    propias de intervención en el fortalecimiento de la inteligencia emocional con un grupo de

    estudiantes en situación de extraedad escolar.

    Se intervino un grupo de estudiantes con edades que varían entre doce y quince años

    y, cursan grado sexto y séptimo de bachillerato en el colegio IED Laureano Gómez1 (Bogotá),

    localidad de Engativá y que fueron reportados con situación de extraedad escolar por el

    departamento de psicología y la rectoría del colegio.

    El presente trabajo está organizado para intervenir musicoterapéuticamente en el

    fortalecimiento de técnicas de autorregulación emocional y herramientas para la toma de

    consciencia de sí mismo. La llamada dupla o equipo terapéutico, estuvo conformada por un

    músico y un psicólogo haciendo alusión a la dupla humanista y artista “Nordoff and Robbins

    (1959-1976)”. Esta estratégica unión, desarrolló con planeación previa, una serie de

    1    Institución  Educativa  Distrital  “Técnico  Industrial  Laureano  Gómez”    Calle  90ª  No  95F  –  40  Bogotá,  Colombia.    Localidad  de  Engativá.  NIT  800098623-‐1  

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 9

    intervenciones cuyas observaciones fueron recolectadas con instrumentos como bitácoras,

    fotos, videos y diarios de campo mostrando semanalmente el estado de la práctica. En estos

    documentos de recolección de datos e información, se hizo un análisis breve y al final de cada

    tema se propuso un criterio y una serie de orientaciones que lo volvieron operativo. Para tratar

    el “sí mismo”, debe haber relación directa y proporcional con la “predicción” como un estado

    del cerebro (Llinás, 2003). Si queremos fortalecer la conciencia de sí mismo, debemos

    relacionar la predicción con algo que nos brinde la musicoterapia y, para pretender lograrlo,

    debemos incluir necesariamente como herramientas la improvisación musical terapéutica y la

    composición musical terapéutica (lírica musical).

    Lograr mantener la calma es una habilidad de inteligencia emocional (Goleman, 1995)

    y fue considerada y adoptada también para el desarrollo de este proyecto. La llamada

    Autorregulación Emocional o lograr el estado de Calma, es la capacidad de los individuos

    para modificar su conducta en virtud de las demandas de situaciones específicas (Universidad

    de Murcia, 2007). Dentro de los temas de inteligencia emocional, dicho concepto se establece

    en el discurso del entrenamiento para la calma en la adolescencia y ha cobrado relevancia en

    los últimos años por su probada influencia sobre diversas áreas del desarrollo del individuo,

    especialmente de su funcionamiento social.

    Para introducir la música y la musicoterapia en esta población se debe crear una

    consciencia del instrumento, de la música y de la terapia como tal. Se propone desde el uso de

    un setting musicoterapéutico fabricado por sus participantes utilizando materiales reciclados, a

    uno proporcionado por el musicoterapeuta con un setting musicoterapéutico convencional.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 10

    Una vez finalizadas las sesiones planeadas, se procedió a ordenar, graficar y analizar

    la información recolectada por medio de test psicométricos (pre y post), bitácoras semanales a

    manera de diarios de campo y material video-gráfico importantes para facilitar la captura de

    los hallazgos encontrados. El análisis de los mismos nos ayudó a determinar los efectos

    producidos por la música y su terapia.

    Justificación

    En la sociedad actual se considera que el éxito académico depende de la inteligencia y la

    fuerza de voluntad del estudiante. Como consecuencia, se ha construido y mantenido un

    modelo de educación que se concentra únicamente en el aprendizaje cognitivo, dejando de

    lado la capacidad y las habilidades emocionales de los educandos, por lo tanto el presente

    trabajo pretende demostrar como las actividades musicoterapéuticas, artísticas y lúdicas

    fomentarían las habilidades emocionales en pro del éxito escolar para su promoción a grados

    superiores. Goleman D. Focus Pag.240.

    Las personas no solamente operan en su medio con lo que podría denominarse

    inteligencia racional, sino también con la inteligencia emocional; es necesario entonces,

    proponer alternativas que promuevan y fortalezcan la conciencia y las emociones (Llinas,

    2003 p. 196) Según la doctora en arte, filosofía y creatividad, psicopedagoga y violinista

    María Carmen Reyes, “la música debe ocupar en el sistema educativo un papel destacado por

    sus beneficios en otras asignaturas como matemáticas, lenguas, conocimiento del medio,

    educación física, etc y en el desarrollo evolutivo de los alumnos” (Reyes & Huerta, 2011)

    dado que en su tésis doctoral ella puede encontrar que “El 99% de los alumnos-músicos de la

    muestra del estudio aprueba: el 37% con sobresaliente de nota media, el 42% con notable, el

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 11

    11% con bien y el 9%”, lo que expone es que resulta indispensable la música dentro del

    proceso de aprendizaje porque es un estímulo que enriquece los procesos sensoriales, motores

    y cognitivos (pensamiento, lenguaje, aprendizaje y memoria) además de fomentar la

    creatividad y, la federación de sociedades musicales de la comunidad valenciana (2012), lo

    reafirma, indicando que “la música debería ocupar en el sistema educativo un papel destacado

    por sus beneficios en otras asignaturas y en el desarrollo evolutivo de los alumnos” esto se

    hace eco a raíz de la tesis doctoral de la profesora María Carmen Reyes que así lo concluye.

    Respecto a la musicoterapia, el presidente de la FSMCV (Federación de Sociedades

    Musicales de la Comunidad Valenciana) Josep Francesc Almería, cree que la musicoterapia

    es un arma contra el fracaso escolar y asegura que acometer un proyecto educativo eficaz en el

    que la musicoterapia tenga una mayor presencia (FSMCV, 2012), combatirá la extraedad

    escolar y brindará al estudiante las posibilidades de promoverse y no sentirse desfasado

    escolarmente en grados superiores.

    Conociendo la importancia de la musicoterapia en el proceso de aprendizaje y

    entendiendo que en la actualidad, no existe ningún estudio científico en Colombia, ni en el

    distrito que haya intervenido la extraedad escolar con musicoterapia (Caballero-Coronado,

    2012), este proyecto propuso investigar por los efectos de una intervención con musicoterapia

    en un grupo de participantes en extraedad escolar, considerándose una propuesta inicial

    importante en la historia educativa Colombiana (Moya, s.f.), y también, al tiempo, comparar la

    intervención musicoterapéutica con intervenciones lúdico artísticas que apunten al mismo

    objetivo.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 12

    Las experiencias en general, de las personas y en particular de los adolescentes son

    claves para percibir, evaluar, comprender, expresar y autorregular diversos estados

    emocionales. De esta manera, es fundamental promover el crecimiento intelectual y

    emocional de los niños.

    La emoción está en la base de todas las teorías que tratan acerca de los fundamentos

    terapéuticos de la música. La música influye en la parte somática del ser humano para

    transformarse en emoción. El papel que ejercen las emociones en el aprendizaje es de vital

    importancia para que el desarrollo emocional permita un mejor proceso cognitivo (Cotto-

    Rivera, 2009).

    Las carencias existentes en el área de la educación y la salud emocional de los

    adolecentes de nuestra sociedad, justificaría la actualidad de esta terapia y su necesidad. Los

    niños y adolescentes necesitan de un soporte emocional y la música y el terapeuta podrían

    asumir este rol.

    Situación problemática

    La extraedad escolar es un problema que se refiere a los estudiantes que cursan o pretenden

    cursar un grado escolar de educación con dos o más grados de atraso con respecto del que les

    correspondería, considerando que en Colombia la edad de ingreso a la primaria es de cinco

    años. La preocupación por la extraedad está ligada a los estudios económicos del sistema

    educativo, como una variable de su rendimiento: el logro educativo merma, en la medida en

    que más alumnos estén por encima de su edad escolar y mayor sea el desfase.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 13

    Según la caracterización del sector educativo en el año 2013 en Bogotá (Oficina

    asesora del Planeación – Grupo de análisis y estadística, 2013), la tasa de extraedad más alta

    en el sector oficial según nivel, se presenta en la educación secundaria (bachillerato).

    Tabla 1. Tasa de Extraedad del sector oficial según Nivel Académico (Oficina asesora del

    Planeación – Grupo de análisis y estadística, 2013)

    Nivel Tasa extraedad % Extraedad % Matricula %

    preescolar 0,0% 26 56.142

    primaria 1,8 5.803 32.6007

    Secundaria 6,7 19.394 288.775

    Media 3,7 4.003 107.531

    Total 3,8 29.226 778.455

    Esta tasa, notablemente alta, es causa de preocupación de dicho informe, en donde se

    especifican como determinante de dicha problemática:

    (..) Haciendo uso de la Caracterización del Sector Educativo de 2013 (secretaria de educación,

    Bogotá Humana, Alcaldía mayor de Bogotá) concluye que en los niños con edades entre 12 y

    17 años se afecta negativamente su asistencia escolar, aumenta sus niveles de extra edad

    educativa y deteriora la percepción de su estado de salud. Para los menores Las pruebas

    empíricas contenidas en este artículo, predicen que los programas encaminados a aumentar la

    cobertura y calidad educativa maximizan, impulsan y facilitan la asistencia escolar,

    principalmente en niveles superiores de la básica secundaria. (Oficina asesora del Planeación –

    Grupo de análisis y estadística, 2013)

    En la figura 1, se observa un porcentaje elevado en la tasa de extraedad escolar para el

    grado sexto de bachillerato. La extraedad se asocia con bajo rendimiento. Si seguimos la

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 14

    analogía, un alumno que a los 14 o 15 años cursa el sexto de bachiller es como un trabajador

    que produce menos de lo que se espera de él, y eso cuesta. La extraedad es un problema y si se

    le mira en términos políticos y económicos, se puede evidenciar que el rendimiento del

    sistema es bajo y que su funcionamiento es deficiente, por ende, quienes han estado a cargo de

    éste tema, no lo han conducido de la forma adecuada. Secretaria de educación Universidad

    Pedagógica Nacional unidad UPN 042; Causas que originan la deserción escolar; Reyna María Gómez

    Morales. Ciudad del Carmen, Campeche México 2012.

    Figura 1. Tasa de Extraedad del Sector Oficial según Grado. Bogotá, D.C. Año 2013

    En ITD Laureano Gómez, piensa que la atención a estos alumnos se debe llevar a cabo

    a partir del programa de “si podemos” (2015) y la escuela de inteligencia emocional “pilos de

    corazón” propiedad intelectual de la caja de compensación familiar Cafam que junto con un

    programa musicoterapéutico, pretenderá establecer un plan de acción y promover a los

    afectados a niveles escolares de acuerdo a su edad, objetivo directo del Colegio ITD Laureano

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 15

    Gómez. La extraedad o cualquier otro asunto educativo, es la percepción de que existe una

    necesidad no cubierta o bien una demanda no atendida.

    El fenómeno de extraedad es un indicador del complejo problema del rezago escolar y

    se considera que no únicamente tiene que ver con la eficacia o eficiencia del sistema, sino que

    también es un asunto de equidad, dado que a los niños que la presentan se les excluye de la

    posibilidad de disfrutar oportunamente en igualdad de circunstancias con los demás niños, del

    derecho que tienen a la educación básica. (Criterios y orientaciones para atender a los alumnos de

    educación básica en situación de extraedad; estrategia integral para la mejora del logro educativo.

    Gobierno Federal SEP; Estados Unidos Mexicanos 2011; secretaria de educación publica).

    Formulación del problema.

    ¿Puede la musicoterapia fortalecer habilidades de inteligencia emocional como la conciencia

    de si mismo y la calma en niños de bachillerato en situación de extra edad de una institución

    educativa distrital?

    Preguntas de investigación.

    ¿Cómo influye la musicoterapia en promover la calma y la conciencia de sí mismo, cuando se

    interviene a adolescentes en situación de extraedad escolar?

    Objetivos.

    Objetivo General.

    Determinar cualitativamente si existen diferencias significativas en el reconocimiento de

    habilidades de inteligencia emocional como la toma de consciencia de sí mismo y la calma

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 16

    antes y después de intervenir con terapia musical, en un grupo de adolescentes en situación de

    extraedad escolar, comparados con otros grupos que recibieron simultáneamente un programa

    alternativo de actividades lúdico artísticas.

    Objetivos Específicos.

    Identificar cuantitativamente mediante la prueba CMAS R, el porcentaje de ansiedad

    presente entre los sujetos reportados con extraedad escolar y determinar subjetivamente, si

    ésta es la posible causa que no permite la toma de consciencia de si mismo y la calma como

    habilidades de IE faltantes y posiblemente causantes del fracaso escolar.

    Calcular el promedio de asistencia, deserción, impacto familiar y conceptos aprendidos

    sobre IE (calma y consciencia de si mismo) para ser variables tenidas en cuenta en aspectos

    que posiblemente afecten el resultado de la investigación; en modalidad de observación pre y

    post y por eventos registrados en diarios de campo, encuestas y material video-gráfico.

    Recomendar nuevas estrategias y actividades para intervención con grupos de

    adolescentes en situación de extraedad escolar, los cuales podrían nutrir la musicoterapia y

    llevarla a se exitosa en estadios de dificil abordaje.

    Promover al inicio del proceso musicoterapéutico, la construcción de un setting musical

    encomendado a ser realizado por los mismos participantes, haciendo uso de material reciclado

    y con el fin de establecer vinculo empático y consciente entre los usuarios y un instrumento

    musical.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 17

    Marco teórico y conceptual

    La persona que es consciente de sus estados de ánimo goza de una vida emocional mas

    desarrollada. Son personas cuya claridad emocional impregna todas las facetas de su

    personalidad; personas autónomas y seguras de sus propias fronteras; personas

    psicológicamente sanas que tienden a tener una visión positiva de la vida; personas

    que, cuando caen en un estado de animo negativo, no le dan vueltas obsesivamente y,

    en consecuencia, no tardan en salir de él. Goleman D. (Inteligencia Emocional 1993).

    Esta investigación intentará abordar el tema de inteligencia emocional de una forma más

    directa con dos temas específicos como lo son: la conciencia de sí mismo y la “calma”

    entendida por autorregulación emocional. El discurso que existe en los colegios Bogotanos en

    cuanto a cómo se debe integrar la formación en Inteligencia Emocional, tiene aceptación por

    su efectividad pero problemas por su enfoque y forma de intervención.

    ¿Existe algún tipo de fundamentación teórica que hable sobre la inteligencia emocional

    y la terapia musical? En los siguientes párrafos encontraremos algunos datos bibliográficos de

    gran interés que nos permitirán abordar este tema y tratar de resolverlo.

    La Inteligencia Emocional y la Terapia Musical.

    La Musicoterapia.

    Desde los tiempos más remotos se ha conocido que la música provoca un gran impacto

    emocional en las personas. No hay que olvidar que los vínculos entre la música y el hombre se

    establecieron en las primeras épocas de la humanidad, ya que tanto el ritmo como el sonido

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 18

    son parte intrínseca del ser humano. A partir del siglo XX la musicoterapia comienza a

    utilizarse en medicina preventiva y curativa, aunque cada vez más en el campo educativo.

    Etimológicamente, musicoterapia significa “terapia a través de la música” (Poch S. 1999; 39)

    la musicoterapia ha sido considerada como una forma terapéutica de comunicación no verbal,

    aplicada a la prevención, diagnóstico y tratamiento de posibles trastornos que pueden presentar

    las personas. La National Association for Music Therapy (NAMT) 2000; la define como el

    uso de la música en la consecución de objetivos terapéuticos: la restauración, el mantenimiento

    y el acrecentamiento de la salud tanto física como mental. Es también la aplicación científica

    de la música, dirigida por el terapeuta en un contexto terapéutico para provocar cambios en el

    comportamiento. Dichos cambios facilitan a la persona el tratamiento que debe recibir a fin de

    que pueda comprenderse mejor a sí misma y a su mundo para poder ajustarse mejor y más

    adecuadamente a la sociedad (Gutiérrez, Ibánez, & Prieto, 2012).

    ¿Porque es tan importante educar la inteligencia emocional a través de la musicoterapia?

    El concepto de inteligencia emocional lo componen dos términos: inteligencia y emoción. La

    inteligencia podría definirse como la capacidad general de adaptación a situaciones nuevas en

    virtud de las diversas posibilidades de información que nos llega desde el entorno. Goleman

    se refiere con emoción a un sentimiento y a los pensamientos, los estados biológicos, los

    estados psicológicos y el tipo de tendencias a la acción que lo caracterizan” (Goleman, 1995).

    Para David Goleman, las personas están compuestas por dos tipos de mentes, la mente

    racional, que piensa, y la mente emocional, que siente. La mente racional, más consciente,

    más pensativa, analiza las situaciones, nos permite estar más despiertos y ser más capaces de

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 19

    reflexionar. La mente emocional es más impulsiva, donde la mente racional no nos sirve. La

    mayor parte del tiempo estas dos se encuentra en continua colaboración, por lo que es

    necesario que exista un equilibrio entre la mente emocional y la mente racional.

    Kenneth Bruscia en su libro “musicoterapia: métodos y prácticas” la define como el uso

    de la música para impulsar la integración física, psicológica y emocional del individuo, y el

    tratamiento de la enfermedad o la discapacidad (Bruscia, 2013). Puede aplicarse a personas

    de todas las edades, en una diversidad de contextos terapéuticos. La musicoterapia brinda un

    enfoque viable y humanista que reconoce y desarrolla los recursos muchas veces inadvertidos

    del usuario. Los musicoterapeutas buscan ayudar al individuo a avanzar hacia un mejorado

    concepto de sí y, en sentido más amplio, buscan el desarrollo de cada ser humano hasta

    alcanzar su máximo potencial”. También cita a la Asociación de Musicoterapia de Nueva

    Zelanda en donde aparece “la música es una herramienta poderosa y útil para establecer

    comunicación con niños y adultos con el fin de apoyar el aprendizaje y reaprendizaje en áreas

    de necesidades intelectuales, físicas, sociales y emocionales. Esto incluye el uso de música

    con propósitos preventivos y rehabilitadores. La música así utilizada en diferentes contextos

    individuales o grupales es musicoterapia (Bruscia, 2013), “la musicoterapia es el uso

    planificado de música para apoyar necesidades determinadas, cuando existe una disfunción

    física, intelectual, social o emocional… la musicoterapia involucra al cuerpo, la mente y el

    espíritu. La musicoterapia es el puente para la comunicación” (Bruscia, 2013 p. 424)

    Desde la epistemología, la musicoterapia presenta cuatro métodos

    musicoterapéuticos

    Los Cuatro Métodos Musicoterapéuticos.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 20

    Existen cuatro métodos musicoterapéuticos los cuales son la experiencia de

    improvisación, la experiencia re-creativa, experiencias de composición y experiencias

    receptivas. Bruscia Kenneth E. cada uno de estos tipos de experiencia musical tiene sus

    características únicas y se define por su proceso especifico de participación. Cada tipo de

    experiencia involucra un conjunto diferente de comportamientos sensomotores, cada una

    requiere diferentes clases de habilidades perceptuales y cognitivas, evoca diferentes

    emociones y conlleva diferentes procesos interpersonales. A causa de esto, cada experiencia

    posee sus propias aplicaciones y su particular potencial terapéutico. Así, por ejemplo,

    escuchar música tiene aplicaciones y potenciales terapéuticos diferentes a los de la

    improvisación; de igual modo, improvisar música tiene aplicaciones y potenciales

    terapéuticos diferentes a los de ejecutar una obra compuesta.

    Se define método como un tipo particular de experiencias musicales utilizadas para la

    evaluación diagnóstica, tratamiento o evaluación final. Dadas las cuatro clases principales de

    experiencias musicales (improvisar, re-crear, componer y escuchar), estas se consideran los

    cuatro métodos principales de la musicoterapia; y dado que existen muchos modos diferentes

    de diseñar esas cuatro clases de experiencias, cada uno de estos métodos tiene diversas

    variaciones.

    La IMT (improvisación musical terapéutica) el usuario crea la música al cantar o tocar

    un instrumento, creando espontáneamente la melodía, el ritmo, la canción o la pieza

    instrumental. El cliente puede improvisar solo, en dúo, o en grupo que incluye al terapeuta,

    otros usuarios y en ocasiones a los familiares. Los objetivos de la experiencia musical son

    establecer un canal de comunicación no verbal, y un puente hacia la comunicación verbal.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 21

    Proveer un medio satisfactorio de autoexpresión y conformación de identidad, explorar

    aspectos del yo (sí mismo) en relación con los otros, desarrollar la habilidad para la intimidad

    interpersonal, desarrollar habilidades grupales, desarrollar la creatividad, la libertad expresiva,

    la espontaneidad y el sentido de la estructura del juego, también estimula y desarrolla los

    sentidos y desarrolla las capacidades perceptuales y cognitivas.

    A estos métodos se suman algunas de las 64 técnicas de Improvisación musical.

    Técnicas de empatía (de las 63 de improvisación musical terapéutica Kenneth Bruscia) como

    Imitar (hacer eco o reproducir una respuesta del usuario después de que la respuesta haya sido

    completada); incorporar (Utilizar un motivo o comportamiento musical del paciente como el

    tema para la improvisación y desarrollarlo); Paseo, el cual se trata de encajar el nivel de

    energía del paciente; Reflejar, encajar el estado de ánimo, actitud y sentimiento que muestra

    el usuario.

    Técnicas de intimidad como compartir instrumentos o utilizar un mismo instrumento,

    el soliloquio o expresando emociones hacia el compañero; Técnicas de facilitación como

    repetir, o reiterar el mismo patrón rítmico y de movimiento; modelar presentando algo para

    que los usuarios lo emulen, dejar espacios sobre la estructura de la improvisación para que el

    usuario se interponga; Extender o añadir algo al final para completar la improvisación.

    Igualmente se obtiene las técnicas de redirigir como la de introducir un cambio que el

    musicoterapeuta guio el cambio para un nuevo material rítmico y llevar la improvisación a una

    dirección diferente; e Intensificar o se aumentó la dinámica, el tempo, la tensión rítmica;

    calmar reduciendo o controlando la dinámica o el tempo y la tensión rítmica; intervenir se

    interrumpió desestabilizando o redirigiendo fijaciones o perseveraciones.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 22

    Se emplearon también, técnicas de procedimiento como: la de permitir que instruye

    al usuario sobre la improvisación; Retirarse como principal técnica y la cual fue, la de

    desempeñar un rol menos activo o de control y, permitir que el usuario dirija la experiencia;

    Y experimentar o proporcionar una estructura o idea para guiar la improvisación (modelo

    de Béla Bartók); conducir o se dirigió la improvisación por medio de gestos y señales

    Por último y en opinión del investigador, la más importante de todas las técnicas

    generales, como son las técnicas de exploración emocional: contener, o cuando el usuario

    improvisa, el terapeuta proporcionó un fondo rítmico que trata de resonar con sus emociones

    mientras lo contiene; doblar o expresar sentimientos que los participantes tuvieron dificultad

    de reconocer o de liberar por completo; para solucionar conflictos internos que promueven la

    calma grupal y por ende la individual; hacer transiciones haciendo que el usuario encuentre

    diversas maneras, dentro de una improvisación, para pasar de una cualidad de sentimiento a su

    opuesto; secuenciar o ayudar al usuario a poner cosas en un orden secuencias (secciones de

    una improvisación, acontecimientos de una historia o información auto bibliográfica); dividir

    o improvisar con el usuario los aspectos conflictivos del “sí mismo”; y por último, la técnica

    de anclar.

    Experiencias Re-creativas: en las experiencias de tipo re-creativo el usuario aprende o

    ejecuta música vocal o instrumental compuesta previamente, o reproduce cualquier forma

    musical que se presenta como modelo. También se incluyen actividades musicales

    estructuradas y juegos en los que el cliente adopta roles o comportamientos definidos. El

    término re-crear se usa aquí en lugar de interpretar, dado que este último suele implicar la

    presencia de audiencia que escucha la ejecución. Re-crear es un término mas amplio que

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 23

    incluye ofrecer, reproducir, ejecutar o interpretar una parte o toda una obra musical existente,

    ya sea con o sin audiencia. Los objetivos son desarrollar habilidades sensomotoras, estimular

    el comportamiento adaptativo y ordenado, mejorar la atención y la orientación de la realidad,

    desarrollar las habilidades de memoria, desarrollar habilidades para interpretar y comunicar

    ideas y sentimientos, aprender conductas congruentes de roles específicos en diversas

    situaciones interpersonales, y mejora las habilidades de interacción y grupales.

    Las experiencias de composición musical terapéutica: en las experiencias de

    composición, el terapeuta ayuda al cliente a escribir canciones, letras o piezas instrumentales o

    a crear algún tipo de producto musical como videos musicales o grabaciones de audio.

    Normalmente el terapeuta es responsable de los aspectos técnicos del proceso y diseña la

    participación del cliente según sus habilidades musicales. Los objetivos terapéuticos son

    desarrollar habilidades organizacionales y de planificación, desarrollar habilidades para la

    resolución creativa de problemas, fomentar la autorresponsabilidad, desarrollar la habilidad

    para documentar y comunicar las experiencias interiores, promover la exploración de temas

    terapéuticos a través de las letras y desarrollar la habilidad de integrar y sintetizar las partes en

    un todo.

    Las experiencias receptivas son para que el cliente escuche música y responda a la

    experiencia en forma silenciosa, en forma verbal o en alguna otra. La música utilizada puede

    ser improvisaciones en vivo o grabadas, ejecuciones o composiciones hechas por el cliente o

    el terapeuta, grabaciones comerciales en varios estilos. La experiencia de escuchar puede

    focalizarse en los aspectos físicos, emocionales, intelectuales, estéticos o espirituales de la

    música y las respuestas del cliente son diseñadas según el propósito terapéutico de la

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 24

    experiencia. Los objetivos que cumple esta experiencia de escuchar son: promover la

    receptividad, evocar reacciones corporales específicas, estimular o relajar a la persona,

    desarrollar las habilidades motoras y auditivas, evocar estados y experiencias afectivas,

    explorar las ideas y los pensamientos de los demás, estimular la memoria, la reminiscencia y

    la regresión, estimular la imaginación y la fantasía, conectar al escucha con una comunidad o

    grupo sociocultural y estimular las experiencias cumbre y espirituales.

    Psicología de la Música y la Emoción Musical.

    Para comprender la fuerza emocional que la música ejerce sobre las personas, tanto en

    edad adulta como durante la niñez y adolescencia, es conveniente aclarar el concepto de la

    disciplina que se ocupa de este campo de conocimiento: la psicología de la música.

    Si bien es cierto que la psicología es la ciencia que se ocupa del estudio de la conducta,

    hemos de considerar que la conducta humana es muy amplia y diversa. La psicología de la

    música es una de las especialidades de la psicología que se inicia a principios del siglo xx,

    desde entonces ha ido evolucionando en sus métodos y objeto de estudio. Podemos distinguir

    algunos de los campos de investigación, teniendo en cuenta que no son excluyentes: los que

    plantean unas bases psicofisiológicas y psicobiológicas, que consideran el efecto beneficioso

    de la música en una gran variedad de manifestaciones de la personalidad, la conducta y de los

    diversos trastornos.

    En el estudio del comportamiento musical se observa que el individuo comprende una

    dimensión biológica, otra psicológico-emocional y su inserción en un entorno o medio social.

    Por lo tanto ha de contemplar la influencia que representa la música en su totalidad para el

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 25

    cuerpo, la mente, la emoción y el espíritu, y como se relaciona este individuo con la naturaleza

    y el medio social.

    Nuestro cerebro es el órgano que analiza la percepción. Se desarrolló durante millones

    de años de evolución biológica, hasta llegar a reflejar y modelar los procesos perceptivos, para

    asi poder adaptarlos mejor.

    Lo que vemos y oímos, es una imagen visual o aural (auditiva), que depende de la

    habilidad de nuestro cerebro para procesar una cierta cantidad de información. La música es

    sonido, el sonido se representa como energía mecánica en un medio elástico de propagación y

    se transmite en forma de ondas que llegan a nuestro oído y de él al cerebro.

    La audición o acción de oír, podemos considerarla desde el enfoque psicofisiológico,

    como el resultado de una excitación producida por ondas sonoras sobre las terminaciones del

    nervio auditivo, que se transmite al centro auditivo del cerebro y da lugar a una sensación

    aural (o auditiva). La actividad sensorial de la música, estaría localizada predominantemente

    en la zona bulbar donde se encuentran el centro de las reacciones físicas (estadio de

    predominancia rítmica).

    El mensaje afectivo de la música lo localizamos en el diencéfalo, zona profunda del

    cerebro asiento de las emociones (Josefa Laracel Moreno, Universidad de Murcia, diciembre

    2003). La melodía afecta a la vida emocional afectiva y es el diencéfalo el que recibe los

    motivos y diseños melódicos, adquiriendo significación, despertando así todo un mundo

    interior de sentimientos y emociones. La actividad intelectual queda localizada en el nivel

    cortical. Es la música eminentemente armónica la que representa el mayor nivel de

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 26

    representaciones intelectuales, y siendo estas complejas, precisan de una actividad psíquica y

    mental más evolucionada y estructurada.

    Para abordar el tema emocional y sus dos indicadores (consciencia de sí mismo y

    autorregulación emocional “calma”) se necesitaría abordar el tema de “las emociones” desde

    un punto de vista neuro-científico. Este tipo de literatura nos brinda un panorama más abierto

    y más profundo sobre el tema.

    Las emociones.

    En el capítulo 8 p. 181; Llinas (Llinás, 2003) nos habla sobre cómo abordar en el tema

    de las emociones. “las emociones como un patrón de acción fijo (PAF)” Llinas introduce al

    tema con una cierta reverencia, donde el mismo lo dice: “para no caer en la esclavización de

    la realidad”. Nos aclara que las emociones son la razón de nuestro deseo de sobrevivir y de

    nuestra inspiración; de hecho, las propiedades del yo emocional constituyen lo que conocemos

    como Humanidad. Para abordar un tópico tan complejo, Llinas propone considerar las

    emociones como miembros de la categoría de “patrones de acción fija” o PAF cuya ejecución

    no es motora si no pre-motora. Así como el tono muscular sirve de plataforma básica para

    ejecutar movimientos, las emociones representan la plataforma pre-motora que impulsa o que

    frena la mayoría de nuestras acciones. Las emociones se caracterizan por su variedad a

    diferencia del tono muscular en donde el parámetro regular es el nivel de activación muscular.

    Llinás invita a reflexionar sobre la historia de la humanidad, en la tradición occidental

    judeocristiana en donde encontramos buenas caracterizaciones de los estados emocionales,

    según las cuales se describen como “pecados capitales” (orgullo, ira, ambición, lujuria,

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 27

    envidia, pereza y gula) y otros menos conocidos y menos emparentados con las emociones

    que son las “virtudes cardinales” (justicia, prudencia, templanza y fortaleza) y las

    “teologales” (fe, esperanza y caridad).

    Las emociones son propiedades del cerebro (Llinas R. 2003) se generan en el

    Dinencéfalo (sistema límbico) cuya actividad soporta y genera no solo nuestros sentimientos

    emocionales si no también un conjunto de posturas motoras, autonómicas y endocrinas, que

    probablemente evolucionaron para disponer a la acción y como maneras de señalización social

    (Velasco, Fernández de Molina, & Pérez, 1989). “Las sensaciones son eventos intrínsecos y

    las emociones son PAF globales sensoriales” (Llinás, 2003, p. 185); relaciona los estados

    emocionales y las acciones, involucrando de igual manera la motricidad. Explica que los

    estados emocionales son disipadores de la acción y de su contexto interno. El estado

    emocional “PAF pre-motor” no solo desencadena la acción como un PAF si no que además se

    expresa en forma de otros PAF motores como expresiones faciales (motivación). Plantea un

    ejemplo cotidiano: si inadvertidamente alguien toca un sartén muy caliente, retirara

    rápidamente la mano (PAF) no sin antes haber generado algún gesto (PAF motor) y una

    exclamación (PAF motor) sin embargo, así como sucede con los demás PAF, a menudo es

    posible suprimir la expresión emocional. “Los estados emocionales contextualizan el

    comportamiento motor; explica como ejemplo el “dolor” siendo este estado emocional

    generado por el cerebro y no un evento que ocurre en algún sitio particular del cuerpo”

    (Llinás, 2003, p. 186).

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 28

    Para la generación de estados emocionales, debemos estudiar de que se trata y cómo

    funciona el Hipotálamo. El hipotálamo es una estructura esencial para generar tanto

    emociones como actividades vegetativas y endocrinas. Los PAF que acompañan los estados

    emocionales requieren del sistema nervioso.

    Ante una amenaza el ave responde emprendiendo el vuelo, activando rápida y

    sincronizadamente los músculos del tórax lo cual es indispensable para desplegar fuera en las

    alas. Poco antes de esto, hay un enorme incremento en el flujo sanguíneo a los músculos

    pectorales. Sin este, los músculos no dispondrían de suficiente oxigeno como para sostener el

    incremento en la fuerza contráctil y el animal no podría contrarrestar la inercia y remontarse en

    el aire (Llinás, 2003, p. 189).

    El autor nos habla con el vuelo como un PAF motor que en el momento previo existe un

    aumento correspondiente de actividad del corazón y de la actividad respiratoria. El

    Hipotálamo se comporta como un interruptor maestro. El hipotálamo regula todos estos

    mecanismos sin los cuales no se daría el componente motor y cognoscitivo o sea el aspecto

    consciente y emocional de la respuesta. El hipotálamo suministra el vínculo fisiológico entre

    el estado emocional (miedo) y el PAF motor (volar).

    Con estos datos podemos apreciar la relación existente entre emociones y acciones, los

    PAF motores se acompañan de un componente emocional bien definido; este tema se

    relaciona con las Cualias.

    Puede existir una diferencia entre las emociones y las sensaciones y es de vital

    importancia investigar sobre que son las sensaciones siguiendo el mismo autor y libro para así

    resumir el capítulo 10 sobre la explicación que le da la medicina a los sentimientos.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 29

    En el capítulo 10 p. 235; nos habla sobre las “Cualias” desde el punto de vista neuronal.

    Empieza definiendo las cualias como la calidad de las entidades. Las cualias denotan el

    carácter subjetivo de la sensación; se refiere a cualquier experiencia subjetiva generada por el

    sistema nervioso, por ejemplo el dolor, el color, o el tono específico de una nota musical. La

    arquitectura funcional del cerebro es producto de la evolución así que, la evolución selecciona

    las funciones cerebrales más útiles para la supervivencia de las especies. Aclara que no es

    claro la íntima relación evolutiva funcional del cerebro y las cualias.

    La existencia misma del sistema nervioso central se origina en la experiencia sensorial,

    la cual, gracias a la predicción (“sí mismo”), permite el movimiento activo o la motricidad.

    La evolución de la percepción sensorial dio lugar a las Cualias, y estas deben ser primordiales

    para la organización global del sistema nervioso. Las cualias deben haber desempeñado un

    papel relevante en la evolución. La biología evolutiva nos dice que al madurar, algunas

    funciones del sistema nervioso migran de un sitio a otro dentro del cerebro, esta migración de

    funciones solo es posible si lo que migra es el conjunto total del complejo neuronal de dicha

    función. Se trata de un tipo de motricidad miogénica por que representa un movimiento

    engendrado meramente a partir de las propiedades intrínsecas de las células musculares.

    La relación que existe entre la migración de estas funciones y las cualias son durante la

    filogenia; el extremo anterior o polo cefálico (rostral) del animal se enriqueció con órganos

    sensoriales que migraron hacia él y no hacia los pies o la cola. ¿Por qué? Porque la dirección

    de la evolución eligió para el movimiento del animal es hacia delante. Es lógico que los

    órganos sensoriales migren hacia allí, se combinen y se aprovechen al máximo. Los órganos

    sensoriales florecieron en el polo cefálico a causa de la dirección frontal del movimiento. El

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 30

    autor lo dice en dos palabras que se relacionan directamente y en proporcionalidad: decisiones

    y supervivencia. Las Cualias primitivas migraron y se volvieron más complejas. Las

    experiencias sensoriales fueron fundamentales en el ensamble neuronal que dio lugar al

    desarrollo evolutivo del sistema nervioso central.

    Neuronalmente hablando, existe un carácter modular acerca de la experiencia sensorial.

    Si se anestesia la corteza somatosensorial o los núcleos talamicos (prueba de wada para ubicar

    el centro del habla durante la neurocirugía) y estimular la misma parte del usuario el paciente

    no sentirá estímulo. Para evocar sentimientos es necesaria la activación de patrones eléctricos

    específicos, globales y locales de modo temporalmente coherente.

    La razón evolutiva de las cualias es abordable dice el autor. Representan la base del

    funcionamiento cerebral. Las sensaciones son eventos geométricos desencadenados

    eléctricamente. La sensación es el conjunto de patrones de actividad eléctrica de las neuronas

    y de sus contrapartes moleculares.

    La neurobiología de las Cualias describe los eventos funcionales de ciertos circuitos

    neuronales y que se relacionan con la activación de algunas neuronas y el silencio de otras.

    Las Cualias o los Sentimientos es cuestión de la experiencia consciente “toma de consciencia

    de sí mismo”.

    Conciencia de sí mismo “el sí mismo”

    Según Llinas, R. (2003) en su libro “El Cerebro y el Mito del Yo”; la raíz de la

    cognición se encuentra en la resonancia, la coherencia y la simultaneidad de la actividad

    neuronal, generadas no por azar, sino por la actividad eléctrica oscilatoria. Más aún, tal

    actividad intrínseca conforma la entraña misma de la noción de algo llamado “nosotros

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 31

    mismos”. ¿Por qué debe predecir el cerebro? Los organismos vivientes con movimiento

    activo y dirigido necesitan cerebro. Pero ¿Cómo ha contribuido el sistema nervioso al éxito

    evolutivo animal? Es claro que el movimiento inteligente es requerido para sobrevivir, para

    procurar alimento y refugio, lo mismo que para evitar convertirse en el alimento de otros.

    El término “inteligente” implica, como mínimo, una estrategia rudimentaria que se base

    en reglas tácticas, relacionadas con las propiedades del entorno en el cual se mueve el animal.

    De lo contrario, además de no tener sentido, el movimiento resultaría peligroso (moverse hacia

    el precipicio). Es absolutamente indispensable que los animales anticipen el resultado de sus

    movimientos con base en los sentidos. Para sobrevivir, los cambios en el entorno inmediato

    deben poder evocar un movimiento (o la ausencia de este). “La predicción” de eventos futuros

    es vital para moverse eficientemente es, sin duda, la función cerebral fundamental y más

    común.

    “La predicción” aunque se localiza en el cerebro, no se lleva a cabo en un lugar especial.

    Las funciones anticipatorias deben congregarse bajo un único marco de referencia o modelo;

    de lo contrario, podrían estar localizadas en diversos órganos, pero no funcionarían de modo

    armónico. ¿Cómo se conglomeran estas funciones? ¿Dónde se almacena la función

    anticipatoria? Yo creo que la respuesta se encuentra en aquello que hemos dado en llamar el

    “sí mismo”.

    El “sí mismo” es la centralización de la predicción y no nace del dominio de la

    autoconciencia, pues esta solo se genera al darse cuenta de sí mismo. Según esto, el sí mismo

    puede existir sin conocimiento de la propia existencia. Aun en nosotros, los humanos, como

    individuos autoconscientes, la autoconsciencia no está siempre presente.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 32

    Siendo la predicción la función cerebral más importante y generalizada, cabe

    preguntarse cómo se fundamenta físicamente el hecho de haber evolucionado en un único

    órgano predictivo. Llinas propone imaginar las importantes disparidades temporales que

    ocurrirían si, para emitir juicios sobre la interacción entre los organismos y su mundo, hubiera

    más de un lugar de predicción. “no sería viable que la cabeza predijera una cosa y la cola

    otra” (Llinás, 2003). La predicción debe suministrar una ubicación y una conectividad

    funcionales sólidas: de cierta manera, debe ocupar un lugar central dentro de la mirada de

    estrategias que el cerebro ejecuta para su interacción con el mundo externo. Esta

    centralización de la predicción es la abstracción que llamamos “el sí mismo”.

    Hoy en día se habla de identidad y esto abarca contenidos muy amplios que tienen que

    ver con la construcción simbólica que hacen los seres humanos en relación con la definición

    de sí mismos, su individualización y diferenciación, su sentido de pertenencia a una raza, a

    una cultura, a un grupo, a una nacionalidad, a un género, etc. Estos procesos permiten hacer

    una categorización de sí mismo y de los otros; no solo implican la interiorización de unas

    representaciones, valores y significados que los otros nos asignan, sino la reelaboración

    subjetiva de estas caracterizaciones para hacer una valoración cognitivo/afectiva de sí mismo.

    Procesos de reconocimiento que empiezan muy temprano en la primera infancia, y que se

    reconstruyen y reelaboran a lo largo de la vida.

    Llinás nos habla sobre “el concepto del yo” que es directamente proporcional al “sí

    mismo” es por esta razón es pertinente nombrar su particular aporte.

    El Concepto del Yo relacionado con el “si mismo”

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 33

    La más grande incógnita a través de los tiempos ha sido el “yo”; se entiende que el yo

    no es algo tangible, es solo un estado mental y particular, una entidad abstracta a la cual

    llamamos el “yo” o el “sí mismo”. Llinás considera el caso de una lesión en el plexo braquial

    (la red nerviosa encargada de la inervación sensorial y motora del brazo). En este caso, miraré

    mi brazo (flácido e insensible) y diré “este no soy yo” porque no lo puedo sentir. Resulta que

    “soy yo o es parte de mí” depende si lo sentimos como tal. “Por alguna razón se desarrolla

    una extraña cosmología fisiológica en donde solo poseo lo que inervo o solo soy aquello que

    inervo” (Llinás, 2003). Esta es una regla que hemos desarrollado basados en el sistema-, se

    coloca todo en una sola entidad que llamamos “el sí mismo” la que además tiene una

    estructura espacial: parada en el núcleo vestibular y con su cabeza en el cerebro.

    De acuerdo con Llinás, se concibe el sí mismo como la función más importante del

    cerebro y que debe enfocarse en “la predicción”; ahora, en el siguiente aparte, se establece las

    diferencias entre la consciencia y la emoción empatando con la necesidad de observar

    detenidamente la “estrategia” lo cual el cerebro como un sistema acoge como camino para

    realizar tareas o resolver problemas de forma consciente.

    La conciencia y las emociones

    Respecto de los PAF y de los estados emocionales asociados con su liberación (Llinás,

    2003), nos asomamos a algo muy interesante y bien diferente. Aunque el sistema tálamo

    cortical puede activar la cognición y la conciencia, estas probablemente evolucionaron a partir

    de los estados emocionales que desencadenan los PAF. Las capacidades predictivas del

    sistema tálamo cortical son extraordinariamente ricas. Para que el sistema pueda tomar una

    decisión, una vez que efectúa una predicción, debe poder enfocarse hacia las soluciones más

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 34

    viables, hacia la reducción de elecciones. Lo que se hace respecto de alguna predicción define

    la estrategia y la ejecución de la solución define la táctica o los PAF. La estrategia consiste en

    reducir elecciones, el acercamiento al ámbito general de aproximación correcta. ¿Le gusta o

    no? ¿Atacará o se defenderá? En diferentes contextos, es lo que todos hacemos de una u otra

    forma antes de actuar (efectuar un movimiento). El punto importante es que el sistema debe

    optar por la estrategia general que implementará. Escoger una estrategia siempre implica

    eliminar otra; la organización del sistema exige darles prioridad a los estados emocionales

    momentáneos, escoger el más importante y entonces actuar sobre él. Llinás nos propone un

    ejemplo: dos personas se pelean y están a punto de matarse, pero inesperadamente surge algo

    tan gracioso que no pueden impedir reír a carcajadas. En un instante, esto desvanece toda la

    implementación estratégica que hubiera conducido a la guerra; ahora el operativo estratégico

    cambió por completo: ¡a reír! Escoger una respuesta o la otra, pero nunca ambas. Dada la

    complejidad de las decisiones y la rapidez con la cual el sistema nervioso debe implementar

    las estrategias globales, la única solución adecuada para lo anterior es aquella en la cual el

    animal este consciente de un estado emocional particular. ¿Por qué? Porque la conciencia tiene

    la gran capacidad de enfocar, razón por la cual es necesaria porque es la base de nuestra

    habilidad de escoger.

    Si las posibles elecciones se reducen al conjunto útil de aquellas que resulten más

    provechosas en una situación en particular, se cumple con el prerrequisito para que un

    comportamiento sea efectivo. Sería contraproducente reducir las alternativas con base en una

    sola solución, independientemente de su viabilidad potencial y solo en aras de ahorrar tiempo,

    y por esto la selección natural descartó tal estrategia. Otro ejemplo que cita en su libro es:

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 35

    ¿qué sucedería si el panel de control de un moderno jet de combate, en vez de los complejos

    instrumentos, tuviera una cara cuya expresión continuamente le indicara al piloto el estado de

    las cosas? En pleno fragor de la batalla, el piloto no puede estar mirando y evaluando cada

    instrumento, una cara que le sonríe y le dice: haga lo que tiene que hacer, no se preocupe por

    las condiciones del avión que todo está bien. En este caso, el piloto necesita un aparato que

    dirija su foco y escoja, y esto es la “Conciencia”. La cara transforma toda la información de

    entrada en un solo evento coherente, como es más fácil operar con base en un solo evento, este

    mecanismo resulta mucho más poderoso que el que evalúa continuamente conjuntos de

    variables en permanente cambio con control también en permanente cambio. Por esto no hay

    sino un solo sistema de “predicción” y por ende la “conciencia”. Un sistema con solo uno o

    dos posibles estados no requeriría de conciencia. Los sistemas hipercompletos se tornan pues

    absolutamente cruciales y son la parte medular de la velocidad de ejecución tanto desde el

    punto de vista perceptual como motor. Llinás se pregunta: ¿cómo combinar los PAF, las

    emociones y la conciencia en una sola orden? El sistema tálamo cortical, especialmente el

    sistema intralaminar inespecífico, proyecta muy densamente a los ganglios basales, por lo

    cual, como cabría esperar, no hay percepción que no se acompañe de una posible

    implementación motora.

    Según Daniel Goleman, existen niveles de consciencia; el primer nivel de conciencia es

    la atención, la cual da cuenta de procesos cognitivos como la “concentración enfocada en un

    punto, la atención selectiva y la conciencia ampliada, así como la manera de dirigir la atención

    hacia adentro para supervisar y realizar operaciones mentales” (Goleman, 1995).

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 36

    En términos prácticos, este primer nivel involucra atención sobre el cuerpo y sus

    sensaciones, así como los pensamientos que emergen.

    El segundo nivel de conciencia da cuenta de la disposición para simbolizar verbalmente,

    es decir, asignarle una etiqueta del léxico emocional, nombrar una experiencia. Esto lleva a

    objetivar y compartir con los demás lo que se experimenta emocionalmente. Dicha acción, en

    sí misma, constituye un primer nivel de regulación emocional. Se ha comprobado que la

    activación de la amígdala disminuye, en cuestión de milisegundos, cuando las personas ponen

    un nombre a su emoción.

    En este sentido, se busca favorecer la expresión de los sentimientos mediante el uso de

    términos emocionales puntuales (agradecido, triste, nostálgico, etc.).

    La toma de conciencia frente al mundo emocional deriva en un proceso de

    aceptación emocional que parte del no juicio a lo que sentimos. Culturalmente se han creado

    mitos frente a las emociones, llevando a los adolescentes a avergonzarse por lo que sienten y

    no expresarlo por temor a no ser aceptados. Es fundamental que el niño (a) aprenda a aceptar

    lo que siente nombrándolo abiertamente, y más aún, que nosotros como facilitadores

    practiquemos públicamente esta habilidad, siendo modelos y gestores de aprendizaje directo.

    Según Goleman D. en su libro “Inteligencia Emocional”; el conocimiento del “sí

    mismo”, es decir, la capacidad de reconocer un sentimiento en el mismo momento en que

    aparece, constituye la piedra angular de la inteligencia emocional (Goleman, 1995). La

    capacidad de seguir momento a momento nuestros sentimientos resulta crucial para la

    introspección psicológica y para la comprensión de uno mismo. Por otro lado, la incapacidad

    de percibir nuestros verdaderos sentimientos nos deja completamente a su merced.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 37

    Las personas que tienen una mayor certeza de sus emociones suelen dirigir mejor sus

    vidas, ya que tiene un conocimiento seguro de cuáles son sus sentimientos reales, por ejemplo,

    a la hora de decidir con quién casarse o que profesión elegir. La capacidad de controlar las

    emociones; la conciencia de uno mismo es una habilidad básica que nos permite controlar

    nuestros sentimientos y adecuarlos al momento. Analizar la capacidad de tranquilizarse a uno

    mismo, de desembarazarse de la ansiedad, de la tristeza, de la irritabilidad exagerada y de las

    consecuencias que acarrea su ausencia. Las personas que carecen de esta habilidad tienen que

    batallar constantemente con las tensiones desagradables mientras que, por el contrario, quienes

    destacan en el ejercicio de esta capacidad se recuperan mucho más rápidamente de los reveses

    y contratiempo de la vida.

    La capacidad de motivarse uno mismo; el control de la vida emocional y su

    subordinación a un objetivo resulta esencial para espolear y mantener la atención, la

    motivación y la creatividad. El autocontrol emocional, la capacidad de demorar la

    gratificación y sofocar la impulsividad, constituye un imponderable que subyace a todo logro.

    Y si somos capaces de sumergirnos en el estado de “flujo” estaremos más capacitados para

    lograr resultados sobresalientes en cualquier área de la vida. Las personas que tienen esta

    habilidad suelen ser más productivas y eficaces en todas las empresas que acometen.

    El reconocimiento de las emociones ajenas; la Empatía como otra capacidad que se

    asienta en la conciencia emocional de uno mismo, constituye la “habilidad popular”

    fundamental. Se examina las raíces de la empatía, el costo social de la falta de armonía

    emocional y las razones por las cuales la empatía puede ayudar a ser asertivos. Las personas

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 38

    empáticas suelen sintonizar con las señales sociales sutiles que indican que necesitan o que

    quieren los demás y esta capacidad las hace más aptas para el desempeño de las vocaciones.

    “Aunque tradicionalmente la emoción se había considerado como fundamentalmente

    oposicionista y su estudio se había centrado en su posible interferencia sobre aspectos diversos

    de la vida cotidiana, desde recientes perspectivas funcionalistas se argumenta que las

    emociones son respuestas adaptativas con funciones motivacionales y organizativas que

    ayudan a los individuos a la consecución de sus objetivos” (Balter & Tamis-LeMonda, 2006)

    citados por (Retana-Franco & Sánchez Aragón, 2010).

    En este sentido, por ejemplo el enfado, que tradicionalmente se había considerado como

    emoción poco adaptativa, actualmente se considera como una emoción necesaria para superar

    un obstáculo.

    Haciendo énfasis en el Concepto de Autorregulación Emocional, Naturaleza y

    Componentes (Alto, González, & Carranza, 2004). Se define la autorregulación emocional

    (calma) como la capacidad de los individuos de modificar su conducta en virtud de las

    demandas de las situaciones específicas.

    La calma: “autorregulación emocional”.

    Cosa por demás sabida es que el esperar no agrada, pero el que más se apresura no es el que

    más trecho avanza, que para hacer ciertas cosas se requiere tiempo y calma. “Charles

    Perrault”

    La regulación emocional es benéfica a nivel adaptativo por que supone ser capaz de

    ajustar el estado emocional. Fox (1994) citado por (Alto, González, & Carranza, 2004)

    enfatiza que la regulación emocional es una habilidad para modular el afecto al servicio del

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 39

    respeto a normas definidas social y culturalmente. Teniendo en cuenta esta función de

    adaptación al ambiente, la regulación supone el manejo de la emoción a favor de un mejor

    funcionamiento del individuo en una situación dada. Este aspecto de adaptación a una

    situación específica le concede un carácter flexible, lo que le hace diferenciarse del rígido

    concepto de control de emociones o impulsos; este último requiere energía y atención,

    disminuyendo la capacidad del individuo de implicarse en su ambiente, y cuya utilización de

    forma crónica se ha asociado a la aparición de problemas comportamentales y psicopatologías

    (Cole, Michel y Teti, 1994), citados por (Alto, González, & Carranza, 2004).

    Los mismos autores explican que esta capacidad de adaptación al ambiente incluyen procesos

    de afrontamiento de emociones tanto positivas (alegría, placer) como negativas (malestar,

    miedo, ira) superando posturas tradicionales negativas en el concepto de autorregulación

    (Kopp, 1999; Grolnick 1999). Se consideran aspectos de la autorregulación emocional lo que

    se refieren al inicio y mantenimiento de la respuesta emocional y no solo, la modulación y el

    cese de dicha respuesta, tal como se había considerado tradicionalmente (Grolnick 1999)

    tomado de (Alto, González, & Carranza, 2004).

    Fisiología Del Sistema Nervioso Autónomo

    El sistema nervioso autónomo (SNA) o vegetativo es un componente importante del

    sistema nervioso constituido por un complejo conjunto de neuronas y vías nerviosas que

    controlan la función de los diferentes sistemas viscerales del organismo

    Su función global consiste en mantener la situación de homeostasis “(propiedad de los

    organismos vivos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable

    compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía

    con el exterior (metabolismo)”. Se trata de una forma de equilibrio dinámico que se hace

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 40

    posible gracias a una red de sistemas de control realimentados que constituyen los -

    mecanismos de autorregulación- y efectuar las respuestas de adaptación de los seres vivos ante

    cambios del medioambiente externo e interno (Llinás, 2003).

    El SNA, a través de los tres componentes eferentes que lo integran simpático,

    parasimpático y entérico, inerva el músculo cardíaco, el músculo liso de todos los órganos y

    las glándulas exocrinas y endocrinas. Así, regula la respiración, la circulación, la digestión, el

    metabolismo, la secreción glandular, la temperatura corporal, la reproducción y, además,

    coordina todas estas funciones vitales para mantener la homeostasis. Este sistema, como su

    propio nombre indica (autónomo o vegetativo) no se encuentra sujeto al control voluntario o

    consciente.

    La estructura y funcionamiento básicos del SNA fueron definidos en los inicios de este

    siglo primordialmente por Gaskell (Gaskell, 1916) y Langley (Langley, 1921), quienes

    reconocieron sus dos divisiones principales: el sistema simpático y el parasimpático.

    Superando el concepto clásico de un sistema puramente eferente, en la actualidad se acepta

    que el SNA está integrado por vías aferentes viscerales, centros de integración, especialmente

    en el hipotálamo y el córtex cerebral, y vías eferentes viscerales simpáticas y parasimpáticas

    de forma que el SNA se extiende tanto en el sistema nervioso central como en el periférico

    (Heaton, Garrett, & Howard, 1988).

    En el sistema simpático, las neuronas preganglionares simpáticas tienen sus cuerpos en la

    columna intermedio-lateral de la médula espinal, de manera que el sistema simpático se ha

    denominado también división toracolumbar. Las funciones que este sistema tiene son: dilatar

    las pupilas, aumentar la fuerza y la frecuencia de los latidos del corazón, dilatar los bronquios,

    disminuir las contracciones estomacales, estimular las glándulas suprarrenales y desde el punto

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 41

    de vista psicológico nos prepara para la acción. El funcionamiento del sistema nervioso

    simpático está asociado con la psicopercepción de un estímulo de carácter emocional no

    neutro. Se activa las situaciones E (escape, estrés, ejercicio, emergencia). Los ganglios

    simpáticos paravertebrales forman una cadena bilateral paralela a la columna vertebral, entre la

    base del cráneo y el coxis; están situados alrededor de las ramas de la aorta abdominal, que

    forman el plexo abdominal o solar (Heaton, Garrett, & Howard, 1988).

    Los principales ganglios prevertebrales son el celíaco, mesentérico superior y aorticorrenal. En

    el sistema nervioso parasimpático las neuronas preganglionares tienen su soma en núcleos del

    tronco encefálico o en la columna lateral de la medula espinal sacra por lo que recibe la

    designación de división craneosacra. En la porción craneal las neuronas preganglionares se

    sitúan en los núcleos eferentes viscerales, de donde distribuyen sus fibras periféricamente por

    nervios craneales: Núcleo de Edinger-Westphal: nervio motor ocular común; Núcleo

    salivatorio superior y lagrimal: nervio facial; Núcleo salivatorio inferior: nervio glosofaríngeo;

    Núcleo dorsal del vago y núcleo ambiguo: nervio vago. Estas fibras se distribuyen hasta los

    ganglios terminales, cercanos a los órganos efectores, de donde surgen cortas fibras pos

    ganglionares que dan inervación a las vísceras de la cabeza y el cuello, la cavidad torácica y

    muchas de la cavidad abdominal (Humphrey & Lauer, 1962).

    El sistema nervioso parasimpático pertenece al sistema nervioso autónomo, que

    controla las funciones y actos involuntarios. Los nervios que lo integran nacen en el encéfalo,

    formando parte de los nervios craneales, motor ocular común, facial, glosofaríngeo y vago. Se

    encarga de la producción y restablecimiento de la energía corporal. La función principal del

    sistema nervioso parasimpático es la de provocar o mantener un estado corporal de descanso o

    relajación tras un esfuerzo o para realizar funciones importantes como es la digestión o el acto

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 42

    sexual. Actúa sobre el nivel de estrés del organismo disminuyéndolo. “Realiza funciones

    opuestamente complementarias con respecto al sistema nervioso simpático” (Navarro, 2002).

    La Homeostasis o las emociones y sentimientos (Dalmau, 2015), Es la fuerza

    organizada en forma de mecanismo bio-regulador con el que nacemos equipados para vivir.

    Como su nombre indica, su propósito esencial es el mantener la estabilidad e invariabilidad

    del medio interno del organismo, a pesar de los cambios extremos que puedan ocurrir en el

    exterior.

    El mecanismo principal por el cual este sistema regulador de la vida opera, es el tener

    un conocimiento completo y constante del estado del organismo y sus alrededores. Es a partir

    de esta inherente necesidad de conocer el proceso homeostático en curso, el que

    eventualmente se llegue a desarrollar en el individuo, el sentido de que hay un camino más

    fácil y menos riesgoso, la calma.

    Aspectos Evolutivos De La Autorregulación Emocional En La Infancia.

    En aspectos evolutivos de la autorregulación emocional en la infancia (Alto, González,

    & Carranza, 2004), las aproximaciones teóricas del estudio citado, dice de la autorregulación

    y explica que dentro de este campo, la regulación emocional en la infancia ha cobrado

    relevancia en los últimos años por su probada influencia sobre las diversas áreas del desarrollo

    del individuo, especialmente de su funcionamiento social. En el desarrollo de la

    autorregulación emocional en la infancia, se han identificado factores endógenos con especial

    énfasis sobre la maduración de las redes atencionales. Como factores exógenos, a los padres

    se les ha otorgado un papel importante como guías del desarrollo de la autorregulación

    emocional de sus hijos.

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 43

    Según la investigación, parece tener un origen temperamental. En conclusión nos dice

    que, la autorregulación emocional a una edad tan temprana como la infancia resulta relevante

    a la hora de explicar el ajuste social en etapas posteriores de manera que bajos niveles de

    autorregulación en la infancia se asocian a una peor competencia social, mientras que una

    óptima regulación emocional se relaciona con un adecuado funcionamiento social (Alto,

    González, & Carranza, 2004).

    Ansiedad y Rendimiento Escolar en Adolescentes Escolares

    Se habla de Ansiedad como un proceso individual y subjetivo (Bertoglia, 2005). La

    literatura nos entrega diversas definiciones de ansiedad dependiendo del marco teórico que

    provienen y de los aspectos que se desee enfatizar; sin embargo, prácticamente todas ellas

    hacen referencia, en una forma explícita o implícita, a un cierto sentimiento de temor

    provocado por la existencia de un estímulo que supuestamente nos va a afectar negativamente.

    Este aspecto alude indudablemente al carácter individual y subjetivo del proceso, puesto que

    cada persona experimentará su propio nivel de ansiedad, dependiendo de la intensidad con que

    interactúa con el estímulo ansiógeno. Tanto en aspectos referidos a la evaluación que la

    persona hace del estímulo, en términos de cuan amenazante lo percibe, como también en

    relación a la evaluación que hace de los recursos que posee para enfrentar la situación.

    Cuando el estudiante se percibe sin recursos para enfrentar la situación de examen, a pesar de

    que objetivamente pudiese tenerlos, se obstaculiza su posibilidad de manejar inteligentemente

    la información de que dispone, de tal modo de elaborar y/o decidir la respuesta adecuada al

    problema que enfrenta (Bertoglia, 2005).

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 44

    Una de las características de la persona ansiosa es su tendencia a sobredimensionar las

    consecuencias negativas que puedan derivarse de su posible fracaso. Sus preocupaciones

    tienden a manifestarse en términos definitivos, sin dejarse alternativas frente al problema.

    Expresiones tales como: “es mi última oportunidad” o “si me va mal en esta prueba, no tengo

    nada más que hacer” son maneras representativas de la forma exagerada en que percibe la

    situación. Más aún, habitualmente no llega a cuestionarse estas creencias sino que las acepta

    como una evidencia de la realidad. Es necesario analizar las reales dimensiones del fracaso

    que se experimenten, en otras palabras, el objetivo que se persigue es que el alumno pueda

    lograr una visión más ponderada de la situación, que le permita enfrentar la prueba no como

    una situación definitiva sino como lo que es realmente, una exigencia propia de una

    asignatura. No son pocas las ocasiones en que, al cuestionarlo al estudiante esta creencia,

    alcanza modificaciones cognitivas importantes que le permiten ver el problema de manera

    diferente, y evaluarlo por lo tanto, en términos más objetivos y reales.

    La unión nacional de investigadores de juventudes de Argentina, publica un artículo

    llamado “satisfacción a sí mismo, autorregulación emocional y prosocialidad en adolescentes”

    nos dice: la satisfacción a sí mismo permite que el adolescente se conduzca con mayor

    seguridad frente a los demás; por el contrario, la inseguridad personal genera conductas

    antisociales opuestas a la comunión social. “Teniendo en cuenta estas consecuencias de la

    satisfacción a sí mismo, en particular el sí mismo social que muestra la adaptación y

    valoración personal en las interacciones sociales y relacionales interpersonales (Moreno y

    Migone de Faletty, 1991) se observa que una mayor valoración de sí mismo social disminuye

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 45

    las respuestas agresivas, especialmente las respuestas de venganza, y predice positivamente en

    alguna medida las respuestas prosociales de perdón” (Rodríguez, Russian , & Moreno, 2011).

    En cuanto a la autorregulación emocional tomamos el control de los impulsos, que al ser

    una habilidad para resistir o posponer la consecución de un impulso, energía o tentación de

    actuar, genera aceptación y control de los impulsos surgidos en el sujeto, predisponiendo a una

    conducta más responsable y serena; por tal motivo, cuando esta habilidad no funciona puede

    llevar al sujeto a una pérdida de control de sí mismo, actuando de manera explosiva e

    impredecible y/o abusiva que el mayor control de impulsos disminuye las probabilidades de

    responder agresivamente a una situación agraviante o conflictiva; por tanto el sujeto que tiene

    mayor control sobre sus impulsos, tiende en menor medida a albergar en sí deseos de devolver

    el agravio, es decir, de vengarse, de guardar sentimientos de enojo o resentimiento, o de

    responder de manera hostil e impulsiva dañando al agresor (Moreno y Pereyra, 2000) citado

    por (Rodriguez, Russian , & Moreno, 2011).

    El estrés y la adolescencia promueven la creación de estrategias de afrontamiento y

    autorregulación en el contexto escolar (Gaeta & Martín, 2009). En cuanto al afrontamiento del

    estrés por parte de los adolescentes en el contexto escolar, examinando además el papel que en

    este marco puede desempeñar la autorregulación. La adolescencia puede ser una etapa

    especialmente estresante, ya que se ha sugerido que muchas conductas de riesgo responden a

    la incapacidad de los adolescentes para afrontar demandas y preocupaciones (Gaeta & Martín,

    2009).

    En cuanto al afrontamiento de los adolescentes en el contexto escolar como ya se ha

    señalado, en función de la percepción de sus propios recursos, así como de la situación. De

  • Intervención musicoterapéutica y la Inteligencia Emocional 46

    modo que, el contexto situacional del evento y la forma en la que este es apreciado son los

    determinantes más fuertes de elección del comportamiento de afrontamiento no es ajena a la

    que acontece en el ámbito escolar, ya que se relaciona con cuestiones como la obtención,

    análisis y organización de información; comunicación de ideas e informaciones;

    planificación, trabajo en equipo y resolución de problemas o búsqueda de consejo de otros.

    (Massone y Gonzáles, 2007) citados por (Gaeta & Martín, 2009).

    En contextos de logro, los jóvenes tratan de demostrar que son competentes y de evitar