978 607-02-0749-5

of 118/118

Post on 06-Jul-2015

218 views

Category:

Education

20 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Un libro interesante

TRANSCRIPT

  • 1. La presente obra est bajo una licencia de:http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/deed.es_MXEsto es un resumen fcilmente legible del:texto legal (de la licencia completa)En los casos que sea usada la presenteobra, deben respetarse los trminos especificados en esta licencia.

2. Bibliotecologa, archivstica, documentacin:intradisciplina, interdisciplina otransdisciplinariedad 3. Coleccin:Teoras y MtodosUNIVERSIDAD NACIONAL AUTNOMA DE MxicoCentro Universitario de Investigaciones Bibliotecolgicas 4. Bibliotecologa, archivstica, documentacin:intradisciplina, interdisciplina otransdisciplinariedadCoordinadorMiguel ngel Rendn RojasColaboradoresSilvana Cruz DomnguezEvaristo Hernndez CarmonaMerizanda Ramrez AcevesAriel Snchez EspinozaUniversidad Nacional Autnoma de Mxico2011 5. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradiscipli-na,interdisciplina o transdisciplinariedad/ coord. Mi-guelngel Rendn Rojas ; colab. Silvana CruzDomnguez[et. al.]. Mxico : UNAM, Centro Univer-sitariode Investigaciones Bibliotecolgicas, 2011.xxvi, 86 p. (Teoras y Mtodos)ISBN: 978-607-02-0749-51. Teora de la Bibliotecologa 2. Teora Archivstica3. Teora de la Documentacin I. Rendn Rojas, Miguelngel, coord. II. Cruz Domnguez, Silvana, colab.III. Hernndez Carmona, Evaristo, colab. IV. RamrezAceves, Merizanda, colab. V. ser.Z665B534Diseo de portada: Mario Ocampo ChvezPrimera Edicin 2011DR UNIVERSIDAD NACIONAL AUTNOMA DE MXICOCiudad Universitaria, 04510, Mxico D.F.Impreso y hecho en MxicoISBN: 978-607-02-0749-5 6. ContenidoPresentacinEstela Morales Campos viiIntroduccinMiguel ngel Rendn Rojas xiACERCAMIENTO INICIAL: CIENCIA, EPISTEMOLOGA,INTERDISCIPLINA Y TRANSDISCIPLINAMiguel ngel Rendn Rojas 1LA BIBLIOTECOLOGA Y SU OBJETO DE ESTUDIO A PARTIRDE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIALEvaristo Hernndez Carmona 13LA ARCHIVSTICA: CIENCIA O TCNICA?Merizanda Ramrez Aceves 39ARCHIVSTICA: OBJETO DE ESTUDIO Y SUSTENTO TERICOSilvana Cruz Domnguez 51EL OBJETO DE ESTUDIO DE LA DOCUMENTACINAriel Snchez Espinoza 69A manera de conclusinMiguel ngel Rendn Rojas 81 7. PresentacinESTELA MORALES CAMPOSEncontrarnos ante la posibilidad de leer un libro que aborda laintradisciplina, la interdisciplina y la transdisciplina con el re-ferentede dos reas fundamentales en la sociedad de la infor-macin,la biblioteca y la archivologa, con sus correspondientesenfoques trados a nuestro pas de la Espaa actual, la archivstica y ladocumentacin, es realmente muy atractivo por la posibilidad de ex-perimentarun acercamiento terico a estas disciplinas.Hay que felicitar al mtodo que gener este anlisis y este libro: eltrabajo y la discusin de un seminario, integrado por el cuerpo aca-dmicode la licenciatura de las Ciencias de la Informacin Docu-mentalde la Facultad de Humanidades de la Universidad Autnomadel Estado de Mxico (UAEM) y coordinado por el doctor Miguelngel Rendn, investigador del Centro Universitario de Investigacio-nesBibliotecolgicas de la UNAM, durante su estancia sabtica de in-vestigacinen la UAEM.La reflexin sobre el ser de este grupo disciplinario es de aplaudir-se,dado el momento histrico de la educacin superior y de los siste-masde investigacin en nuestro pas, los cuales se ven presionadospor las reglas del mercado y por el resultado inmediato en la fuerza la-boralde produccin lo que a la vez reconoce que la ciencia es funda-mentalpara el desarrollo, as como destaca la urgencia de recuperaruna educacin basada en valores que faciliten la convivencia social yproponga la investigacin que tenga como referencia la tica del inves-tigadory la orientacin de los proyectos y la experimentacin.vii 8. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...Las preguntas que se hacen los autores, como premisas para desa-rrollaren cada uno de los captulos que encabezan son bsicas y nosayudan a problematizar estas disciplinas, a fin de tener un fundamen-toterico ms slido que nos d elementos para abordar los retosque plantean la globalizacin, las Tecnologas de la Informacin y laComunicacin (TIC) y la Sociedad de la Informacin.Esta obra conjuga la experiencia y la tradicin de investigacin delCentro Universitario de Investigaciones Bibliotecolgicas (CUIB) dela Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM) y la mirada jo-vende un programa docente que, a la vez, ya tiene historia dentro delas escuelas de bibliotecologa y disciplinas afines de nuestro pas: lalicenciatura en Ciencias de la Informacin Documental de la UAEM.El CUIB es una empresa cultural nica en su gnero en nuestropas, creada el 14 de diciembre de 1981 por la UNAM, cuya funcinprincipal es realizar investigacin en bibliotecologa, reas afines yderivadas de este eje principal, as como apoyar la formacin de re-cursoshumanos de alta calidad y difundir a travs de todos los me-diosaccesibles el conocimiento creado.Despus de casi 30 aos de desarrollo y fortalecimiento continuo,es muy importante refrescar y revisar una produccin intelectualmuy rica temticamente y de alta calidad que ha servido no slocomo vehculo de difusin y promocin del Centro, sino como fuen-tede consulta y de formacin para todo interesado de este conoci-mientoen lengua espaola.Este Centro es parte del Subsistema de Investigacin en Humanida-desy Ciencias Sociales y de una universidad pblica con un fuertecompromiso cientfico y social, en la que se privilegian la reflexin y elpensamiento crtico; procesos en los que la informacin y la lecturason fundamentales e insustituibles. Por ello, los especialistas en biblio-tecologa,informacin, archivologa, documentacin y otras reas afi-nes,estn convocados a aportar su conocimiento y su experiencia.La licenciatura en Ciencias de la Informacin Documental, crea-daen 1992 en la Facultad de Humanidades de la Universidad Aut-nomadel Estado de Mxico, tiene como objetivo formarprofesionales que pueden participar en todas las fases del ciclo dela informacin; su preocupacin principal es reorientar el funcio-viii 9. namiento de los servicios de informacin apoyados en las coleccio-nesde archivo, bibliotecas y otro tipo de documentos a partir deconocimientos, habilidades y actitudes que posibiliten la especiali-zacinque requieren estos servicios.Esta licenciatura juega un papel muy importante en la formacinde recursos humanos en el rea, en un esfuerzo por descentralizar laoferta educativa en nuestro pas y de satisfacer la creciente demandade calidad y especializacin de servicios en la Sociedad de la Informa-cin.A partir de los programas de modernizacin e innovacin queha emprendido la UAEM fue posible la estancia sabtica y de investiga-cinque enriqueci el trabajo docente y que, en este caso especfico,propici un espacio de discusin y reflexin. Por lo que, como pro-ductoacadmico, nos ofrece a los interesados en este tema una obracolectiva que ser de gran utilidad para buscar respuestas a proble-masde existencia y de identidad de las disciplinas que nos convocan.La conjuncin de grupos acadmicos de dos universidades pbli-cas,el trabajo conjunto que suma esfuerzos y que comparte conoci-mientos,es una experiencia muy exitosa en nuestras disciplinas porlos resultados obtenidos: la discusin crtica y plural y esta obra quehoy da se publica para que todos los interesados podamos tambinhacernos preguntas y que adems nos permitan construir una identi-dadconceptual de estas disciplinas, lo que nos permite tener basesms slidas para transmitir los principios ciudadanos de nuestro en-tornoy de la globalidad a usuarios de informacin, personales y vir-tuales,que conforman la sociedad actual, que ya forma parte de lasociedad de la informacin o que aspira a ser parte de ella.Muchas felicidades a los autores y a las dos instituciones queapoyaron este esfuerzo.ixPresentacin 10. IntroduccinMIGUEL NGEL RENDn ROJASDebido a la aparicin de nuevas disciplinas cientficas, talescomo la Ciencia de la Informacin y la Documentacin, queestudian los fenmenos informativos documentales, y al mis-motiempo la permanencia de disciplinas como la Bibliotecologa, laBiblioteconoma y la Archivstica que tienen ese mismo objeto de estu-dio,ha surgido un creciente inters sobre indagaciones epistemolgi-casque tratan de explicar la interrelacin, subordinacin oarmonizacin entre esas disciplinas cientficas. As, por ejemplo, pode-mosencontrar trabajos de diferentes aos, autores y latitudes que ver-sansobre esta temtica: Florence Ares, Louise Gagnon Arguin and L. Gagnon Arguin(1987) Larchiviste a lEcole de bibliotheconomie et des scien-cesde linformation (The archivist at the School of Librarians-hipand Information Science). Argus 16, no.1 (March). pp. 9-11.Vera Silvia Marao Beraquet (1981) The development andsignificance of the core curriculum in archives, library and in-formationstudies. Loughborough, Leicestershire: Loughbo-roughUniversity of Technology. Francis X. Blouin (1986) The relevance of archival theory andpractice for library education: an argument for a broader vision.Journal of Library Administration 7, no.2/3 (Summer/Fall). pp.155-166. J. Castillo Guevara; O. Leal Labrada (2006) Bibliotecologa:ciencia o tcnica? hacia un nuevo debate. Acimed 14(2). Dispo-nibleen: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol14_2_06/aci07206.htmMichael Cook and B. Delmas (1980) Professional training of ar-xi 11. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...chivists: problems of modernization and harmonization. Unes-coJournal of Information Science, Librarianship and ArchivesAdministration 2, no.3 (July-September) pp. 150-158.Michael Cook (1986) The Harmonization of Information Trai-ning.Information Development, SAGE Publications. Vol. 2, No.4. pp. 227-230. Carol Couture (1990) La formation en archivistique a lEcole debibliotheconomie et des sciences de linformation delUniversit de Montreal (Archival training at the School of Li-braryand Information Sciences of the University of Montreal).Archivaria. N. 29. pp. 88-103.Richard J. Cox and E. Rasmussen (1997) Reinventing the infor-mationprofessions and the argument for specialization in LISeducation: case studies in archives and information technology.Journal of Education for Library and Information Science. V.38. N. 4. pp. 255-67. J. A. G. Galindo, F. H. Snchez, C. M. lvarez and R. M. T. Snchez(1994) Una experiencia de formacin para postgraduados: elcurso avanzado de tcnicas bibliotecarias y archivsticas de laUniversidad de Mlaga (The experience of postgraduate trai-ning:an advanced course in library and archive techniques at theUniversity of Malaga). Proceedings of the 8th Andalucian Libra-riesAssembly, held at Huelva, Spain 12-14 May 1994. Huelva,Spain: Diputacion Provincial de Huelva and Asociacion Andaluzade Bibliotecarios. pp. 221-229 JamesW. Geary (1979) A fading relationship: library schools andpreappointment archival education since 1973. Journal of Edu-cationfor Librarianship. V. 20. N.1 (Summer). pp. 25-35.Anne Gilliland-Swetland and Virginia Walter (1997) When Do-mainsConverge: The Emerging Information Professional.Association of Library and Information Science EducatorsAnnual Meeting. Washington, D.C., Feb. 1997. Peter HavardWilliams (1976) Education for library, informationand archives studies. IFLA Journal. V. 2. N. 3. pp. 137-146.R. Hermans (1997) Two professions, one future: archivists andlibrarians. IFLA Journal. V. 23. N. 1. pp. 17-19. Ian M. Johnson (2005) In the middle of difficulty lies opportu-nity using a case study to identify Critical Success Factors con-xii 12. tributing to the initiation of international collaborativeprojects. Education for Information. V. 23. pp. 9-42. R.S. Martin (1994) The development of professional educationfor librarians and archivists in the United States: a comparativeessay. American Archivist. V. 57. N. 3. pp. 544-558. E. G. Mendoza and M. C. Santos (1994) La formacin prctica delmdulo profesional de nivel III de biblioteconoma, archivstica ydocumentacin: anlisis de una experiencia (Practical training tolevel three of the professional module in library, archive and do-cumentationwork: analysis of experience gained). Proceedings ofthe 8th Andalucian Libraries Assembly, held at Huelva, Spain12-14 May 1994. Huelva, Spain: Diputacion Provincial de Huelvaand Asociacion Andaluza de Bibliotecarios. pp. 205-220. H. Millonig (1995) Archiv, Bibliothek, Dokumentation Informa-tion.Eine Untersuchung angelsachsischer Ausbildungstrends(Archive, library, documentation information. An investigationinto Anglo-Saxon training trends). Bibliotheksdienst. V. 29. N. 2.pp. 219-231. Suzana P. M. Mueller (1984) Em busca de uma base comum paraa formaao profissional em biblioteconomia, ciencia da informa-aoe aquivologia: relato de um simposis promovido pela Unes-co.(In search of a common base for the formation ofprofessionals in librarianship, information science and archives:report on a symposium sponsored by Unesco) Revista de Biblio-teconimiade Brasilia. V. 12. N.2 (July/December) pp. 157-165.B. Nimz (1997) Addition, Integration, und Separation: Die Be-ziehungenzwischen der Archiv undder Bibliothekswissenschaft(Addition, integration, and separation: the relations between thearchive and library science). Archivar. V. 50. N. 2. pp. 325-34. Nancy E. Peace and Nancy Fisher Chudacoff (1979) Archivistsand librarians: a common mission, a common education. Ame-ricanArchivist. V. 42. N. 4 (October) pp. 456-462. J.M. Pemberton and C.R. Nugent (1995) Information studies.Emergent field, convergent curriculum. Journal of Educationfor Library and Information Science. V. 36. N. 2 (Spring) pp.126-38.xiiiPresentacin 13. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ... N. E. Prez Matos; M. C. Remigio Montero (2007) Archivologa,bibliografa, bibliotecologa y ciencias de la informacin: to-daspara una o una para todas?. Acimed V. 15. N. 2. Disponibleen: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol15_2_07/aci03207.htm A. Serrai (1993) Le incongruenze della scuola speciale per ar-chivistie bibliotecari (Discord at the special school for archivistsand librarians) Bibliotecario. N. 36-37 (April-September) pp.194-199. Anna Maria Tammaro (2003) Riconoscimento ed accreditamen-toin ambito internazionale dei titoli accademici per i professio-nistidellinformazione: la sfida attuale delle universit italiane.AIDA informazioni. Anno 21. aprile-giugno. Nmero 2. Disponi-bleen: http://eprints.rclis.org/archive/00011214/01/tammaro21(2).pdf Miriam Tees (1988) Harmonization of Education and TrainingProgrammes for Library, Information and Archival Personnel: AReport of the Colloquium Held in London, 9-15 August 1987.IFLA Journal. Vol. 14. N, 3. pp. 243-246. Robert M. Warner (1986) Librarians and archivists; organisatio-nalagenda for the future. Journal of Library Administration. V.7, no.2/3 (Summer/Fall). pp. 167-176Al mismo tiempo, los estudios sobre epistemologa de la ciencia,que profundizan en el fenmeno informativo-documental, son unacuestin que ltimamente ha despertado mucho inters entre losprofesionales de esa rea, principalmente por la importancia de la in-formacindentro de la sociedad contempornea, as como por el de-sarrolloacelerado de la tecnologa de la informacin y comunicacinque afecta los procesos de produccin, conservacin, transmisin,organizacin y difusin de la misma. Prueba de ello son las investiga-ciones,trabajos publicados y eventos que se han venido realizando,tanto a nivel nacional como internacional, que dirigen su atencin ala problemtica epistemolgica de la ciencia bibliotecolgica y de lainformacin.Como expresin concreta de ese inters podemos citar la realiza-cindel XIV Coloquio de Investigacin Bibliotecolgica en 1996,cuyo tema central vers sobre los Problemas tericos y epistemol-xiv 14. gicos de la bibliotecologa;1 en 1999 se celebr el Seminario Inter-nacionalsobre Teora y Epistemologa de la Ciencia Bibliotecolgicay de la Informacin;2 la tesis doctoral Anlisis conceptual e histri-code los paradigmas de la bibliografa, la bibliologa, la bibliote-cologa,la documentacin y la ciencia de la informacin deMorales Lpez;3; la investigacin realizada en el Centro de Investiga-cinde la Ciencia de la Informacin de la Escuela Interamericana deBibliotecologa de la Universidad de Antioquia, Medelln, Colombia:Las ciencias de la informacin: Identificacin y relaciones a cargo deNathalia Quintero Castro;4 la lnea de investigacin de Teora, Episte-mologae Interdisciplinaridad de Ciencia de Informacin en el Institu-toBrasileo de Informacin en Ciencia y Tecnologa en Brasil,51 Las ponencias de ese Coloquio se encuentran en Investigacin bibliotecolgi-ca:archivonoma, bibliotecologa e informacin. (1996) Vol. 10, n 20. (ene-ro-junio). Mxico: UNAM/CUIB.2 Problemas sobre teora y epistemologa de la ciencia bibliotecolgica y de lainformacin. Discusin y anlisis. (2000). Comp., introduccin y conclusionesMiguel ngel Rendn Rojas. Mxico: UNAM/CUIB. 79 p.3 Valentino Morales Lpez (2003) Anlisis conceptual e histrico de los paradig-masde la bibliografa, la bibliologa, la bibliotecologa, la documentacin y laciencia de la informacin. Tesis presentada para obtener el Grado de Doctor enBibliotecologa y Estudios de la Informacin. Mxico: Facultad de Filosofa y Le-trasy Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecolgicas de la UNAM.4 Natalia Quintero, et al. (2003) Objeto de estudio para una bibliotecologaorientada al contexto sociocultural colombiano: propuesta abierta al debate, enRevista Interamericana de Bibliotecologa. Vol. 26, no.2. Julio-Diciembre de2003. Separata. Medelln, Colombia: Universidad de Antioquia, Escuela Intera-mericanaxvde Bibliotecologa.5 M. N. Gonzlez de Gmez (2000) A metodologia da pesquisa no campo daCincia da Informao. Datagramazero; Revista Cincia da Informao. V. 1, n.6. pp. 1-5. Rio de Janeiro. M. N. Gonzlez de Gmez (1997) A globalizao e OsNovos Espaos da Informao. Revista Informare. V. 3, n. 2. pp. 8-22. Rio de Ja-neiro.,M. N. Gonzlez de Gmez (2000) O carter seletivo das aes de infor-mao.Revista Informare. V. 5, n. 2. pp. 7-31. Rio de Janeiro. M. N. Gonzlez deGmez (1999) O objeto de estudo da Cincia da Informao: paradoxos e desa-fios.Cincia da Informao. V. 19, n. 2. pp. 117-22. Braslia. M. N. Gonzlez deGmez (1999) Poltica e gesto da informao: novos rumos. Cincia da Infor-mao.V. 19. n. 2. pp. 3-5. Brasilia. 15. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...y los trabajos de Birger Hjrland.6Dentro de ese contexto de inquietudes y cuestionamientos teri-co-epistemolgicos se realiz en la licenciatura de Ciencias de laInformacin Documental de la Facultad de Humanidades de la Uni-versidadAutnoma del Estado de Mxico la investigacin Biblioteco-loga,Archivstica, Documentacin: Transdisciplinariedad, inter ointradisciplina.Este libro, que ahora ponemos a consideracin del lector, es el re-sultadode esa investigacin llevada a cabo por el cuerpo acadmicode la licenciatura, y coordinada por el autor de esta introduccin, du-rantemi estancia sabtica en la Facultad de Humanidades de la Uni-versidadAutnoma del Estado de Mxico.La idea de realizar dicha investigacin precisamente en esa institu-cinsurgi a partir de una inquietud acadmica y al mismo tiempode una cuestin prctica sobre la organizacin de la enseanza a ni-vellicenciatura y posiblemente en especializaciones y posgrados delas Ciencias de la Informacin Documental.La Facultad de Humanidades de la Universidad Autnoma delEstado de Mxico ofrece la licenciatura en Ciencias de la InformacinDocumental y se ha cuestionado, no slo el nombre, sino los funda-mentostericos epistemolgicos para sustentar dicha denomina-cin.Ante ese cuestionamiento ha surgido la duda de si laBibliotecologa, la Archivstica y la Documentacin son ciencias inde-pendientesy, por lo tanto, es muy complicado brindar una forma-cinintegral en cada una de ellas para que los egresados ostenten elttulo de licenciados en Ciencias de la Informacin Documental; o,por el contrario, dichas reas de conocimiento son disciplinas inter-nasde una ciencia general, por lo que el nombre de la licenciaturaque ostenta el plural de ciencias no es el adecuado, sino que debe-xvi6 Core concepts in Library and Information Science. Disponible en: http://www.db.dk/bh/Core%20Concepts%20in%20LIS/home.htm [Consultado en abril de2008]; Lifeboat for Knowledge Organization. Disponible en: http://www.db.dk/bh/Lifeboat_KO/home.htm [Consultado en abril de 2008]; EpistemologicalLifeboat. Disponible en: http://www.db.dk/jni/lifeboat/home.htm [Consultadoen abril de 2008] 16. ra ser en singular y por consiguiente la denominacin de la licencia-turadebe ser en Ciencia de la Informacin Documental.As pues, la pregunta que dirigi todo el proceso de nuestro estu-dioy a la cual queramos proporcionar una respuesta fue pensar siexiste una ciencia de la informacin documental o son varias lasciencias de la informacin documental?; en consecuencia, con la pre-guntaanterior surgieron otras interrogantes particulares tales comocul es el estatus cientfico de la Bibliotecologa, la Archivstica y laDocumentacin? son ciencias independientes en s mismas o sondisciplinas de una ciencia general? cul es la relacin que guardan laBibliotecologa, la Archivstica y la Documentacin en el sentido de siexiste intradisciplinariedad, o transdiciplinariedad; complementa-cin,inclusin, subordinacin?De esta manera el trabajo estuvo enfocado a tratar de fundamentarla existencia de una sola ciencia que estudie el fenmeno informati-vodocumental, o la necesidad de que existan varias ciencias para rea-lizaresa tarea cognoscitiva. Para ello se analizaron los objetos deestudio y cuerpo terico de la Bibliotecologa, la Archivstica y de laDocumentacin.Para realizar esta investigacin se estableci un seminario en elque participaron los miembros del cuerpo acadmico de tiempocompleto y medio tiempo de la Licenciatura de Ciencias de la Infor-macinDocumental de la Facultad de Humanidades de la Universi-dadAutnoma del Estado de Mxico. Los temas de las sesiones delseminario fueron: 1. Epistemologa General y caractersticas del co-nocimientocientfico; 2. Multi, intra y transdiciplina; 3. Principalesescuelas epistemolgicas como base para un anlisis de las cienciasde la informacin documental; 4. La Bibliotecologa, su objeto de es-tudio,aparato terico y caractersticas generales y especficas comorea de conocimiento; 5. La Archivstica, su objeto de estudio, apara-toterico y caractersticas generales y especficas como rea de cono-cimiento;6. La Documentacin, su objeto de estudio, aparatoterico y caractersticas generales y especficas como rea de conoci-miento;7. Cuestiones de inter, intra y transdisciplinariedad en el es-tudiodel fenmeno informativo documental; 8. Conclusiones.xviiInroduccin 17. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...Cada tema estuvo coordinado por uno o dos integrantes del semi-nario,quienes elaboraron un documento base para abrir la discusiny, despus del anlisis y observaciones vertidas en nuestras reunio-nes,redactaron el documento final sobre el tema. Estos ltimos tra-bajosson los que se ofrecen en este libro.Los participantes del seminario fueron: Doctor Miguel ngel Rendn Rojas (coordinador). Centro Uni-versitariode Investigaciones Bibliotecolgicas de la UniversidadNacional Autnoma de Mxico. Doctora Diana Birrichaga Gardia. Profesora de tiempo comple-to.Facultad de Humanidades, Universidad Autnoma del Estadode Mxico. Maestra Silvana Cruz Domnguez. Profesora de tiempo comple-to.Facultad de Humanidades, Universidad Autnoma del Estadode Mxico. Maestra Elvia Estrada Lara. Profesora de tiempo completo. Facul-tadde Humanidades, Universidad Autnoma del Estado de M-xico. Maestro Evaristo Hernndez Carmona. Profesor de medio tiem-po.Facultad de Humanidades, Universidad Autnoma del Esta-dode Mxico. Doctora Merizanda Ramrez Aceves. Profesora de tiempo com-pleto.Facultad de Humanidades, Universidad Autnoma delEstado de Mxico. Maestro Ariel Snchez Espinoza. Profesor de tiempo completo.Facultad de Humanidades, Universidad Autnoma del Estado deMxico.Los tres primeros temas: Epistemologa general y caractersticasdel conocimiento cientfico; multi, intra y transdiciplina; y las princi-palesescuelas epistemolgicas como base para un anlisis de lasciencias de la informacin documental se presentan en el primer ca-ptuloAcercamiento inicial: ciencia, epistemologa, interdisciplinay transdisciplina de nuestra autora. Se proporcionan algunas carac-tersticasdel conocimiento cientfico como que es un sistema de co-nocimientosverdaderos, justificados, posee un objeto de estudio,compuesto de un cuerpo terico que incluye conceptos, enunciadosxviii 18. generales, teoras; y cumple con una funcin epistemolgica que esexplicar, predecir y comprender la realidad. La verdad se concibecomo una correspondencia entre lo que se dice y lo que es; y la justi-ficacincomo la aplicacin de una metodologa que proporciona elfundamento de las conclusiones obtenidas.Con base en las anteriores caractersticas de la ciencia es posibleafirmar la cientificidad de las Ciencias Sociales y Humanas, las queno necesitan equipararse a las Ciencias Naturales en su quehacercientfico; es decir, no es necesario aplicar siempre un mtodo em-prico-experimental, matemtico, descubrir leyes y explicar la reali-dado tener un solo paradigma cientfico. Las Ciencias Sociales yHumanas tienen a su disposicin otros mtodos para investigar, sufuncin es comprender la realidad y, contrario a lo que pensabaKuhn que trazaba una igualdad entre paradigma y comunidad cien-tfica:un solo paradigma-una comunidad cientfica, en las CienciasSociales y Humanas, aunque se pueden encontrar varios paradig-masen una disciplina, existe una comunidad cientfica que se reco-nocea s misma como tal.Posteriormente se mencionan algunas ideas que se retoman de di-ferentesescuelas epistemolgicas y otras que se rechazan. Y final-mentese describen y analizan algunas relaciones que existen entrelas ciencias: subdisciplina, yuxtadisciplina, multidisciplina, interdis-ciplinay transdisciplina.En el segundo captulo La bibliotecologa y su objeto de estudioa partir de la segunda guerra mundial del maestro Evaristo Her-nndezse afirma que la bibliotecologa entra a la etapa de ciencianormal despus de la Segunda Guerra Mundial y el objeto de estu-diode la Bibliotecologa es una unidad integrado por bibliotecas, li-brosy documentos, la informacin de los registros bibliogrficosdocumentales y el desarrollo de la propia ciencia. A partir de ese ob-jetode estudio propone el concepto de Bibliotecologa como laciencia que utiliza el mtodo cientfico para descubrir las ordena-cionesgenerales que se refieren al estudio de las bibliotecas, susprocesos internos y externos y la relacin entre ellas, los usuarios ylos diferentes contextos socio-tecnolgicos, econmicos e histri-cos;tanto de la actualidad como retrospectivamente. Del libro y losxixInroduccin 19. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...diferentes soportes documentales contemporneos y su informa-cin,as como de la ciencia en s misma con relacin a su desarrolloterico, metodolgico e histrico; con el fin de identificar leyes;comprobacin de propiedades de la propia ciencia; reafirmacinde sus objetos de estudio y de las relaciones de la misma con otrasramas del conocimiento.El problema sobre la Archivstica es abordado en el tercer y cuartocaptulo con los trabajos La archivstica: ciencia o tcnica? de ladoctora Merizanda Ramrez as como de Archivstica: Objeto de estu-dioy sustento terico de la maestra Silvana Cruz. En ambos trabajosse discute el status cientfico de la Archivstica y se investiga cul es suobjeto de estudio. A travs de un anlisis de lo que ha sido la Archivs-ticahistricamente, su relacin con la Historia, la Administracin ypor ltimo con la Ciencia de la Informacin se identifican varios en-foquessobre el problema de la cientificidad de la Archivstica. Algu-nosconciben a esta disciplina como un rea del saber eminenteemprico y prctico; para otros es una ciencia consolidada y paraunos terceros es una ciencia en formacin. Las autoras de los textosque presentamos se identifican con esta tercera tendencia, identifi-candocomo objeto de estudio de la Archivstica los fondos docu-mentalesde los archivos y el mtodo propio que utiliza es eldenominado tratamiento documental. Un lugar central ocupan losprincipios de procedencia, respeto de los fondos y orden original.Es interesante contrastar este punto de vista, y la mayora de traba-josde estudiosos en Archivstica que presentan al archivo y sus fondoscomo objeto de estudio, lo que se afirma en las conclusiones de estetrabajo sobre el objeto de estudio de la archivstica es que la Archivsti-caestudia el proceso documental (flujo y ciclo social de la informa-cin)dentro del sistema informativo documental que tiene comoelementos el archivo, los fondos documentales, su organizacin, con-servaciny servicio a usuarios de archivos para la satisfaccin denecesidades de informacin, lo que deja al lector inserto en la tareade comparar, analizar as como tomar una posicin personal.xx 20. Tambin es importante sealar que a lo largo de nuestro trabajo seutiliza el trmino Archivstica por consenso y siguiendo la tradicinespaola. Se puede usar Archivologa o como en el caso de la EscuelaNacional de Biblioteconoma y Archivonoma de Mxico el trminoArchivonoma. El punto medular del anlisis se centra en el conceptoy no en el trmino. La terminacin logos no otorga automticamenteal trmino la caracterstica de ciencia, as como la Astrologa no es mscientfica que la Astronoma, ni la Economa se ha preocupado porcambiar su nombre por el de Ecologa, por cierto ya ocupado por otraciencia. Cuando analizamos y hablamos de Archivstica tenemos pre-senteal rea del conocimiento que es ciencia o pretende serlo y tienecomo fenmeno de estudio el campo informativo-documental delmundo de los archivos, su organizacin y funcionamiento; sus leyes,regularidades, principios, conceptos y teoras. Esto es, a la ciencia y noa la profesin, ni a los principios prcticos empricos y tcnicos. Nonos parece que el debate se deba centrar en el nombre, si es mejor lla-marlaArchivologa, Archivstica o incluso para algunos Gestin de Do-cumentos,sino en el concepto en s.Por ltimo, en el quinto captulo del maestro Ariel Snchez intitula-doEl objeto de estudio de la documentacin se analiza la historia dela Documentacin, el proceso documental, el objeto de estudio de laDocumentacin y se discute la relacin que sta guarda con las Cien-ciasde la Informacin Documental. Se concluye que ms que Cienciasde la Informacin Documental, se debe hablar de Ciencias de la Docu-mentacin,porque la parte central que todas las disciplinas documen-talescomparten es el proceso documental.Consideramos que la indagacin del estatus epistemolgico de laBibliotecologa, la Archivstica y la Documentacin posibilita un ma-yordesarrollo del campo de conocimiento sobre el mundo informa-tivodocumental, desde el punto de vista de su identidad yautonoma. Asimismo ese autoconocimiento paradigmtico propor-cionala posibilidad de una mejor planeacin, ya que para saber haciadnde se va, se tiene que saber de dnde se parte, lo que a su vezdar la posibilidad de formar profesionales aptos para participar enla construccin de la sociedad de la informacin en Mxico.xxiInroduccin 21. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...As pues, dejamos que el lector se adentre en el texto de este libro,deseando que su lectura contribuya a ampliar sus lmites de interpre-taciny comprensin, no solo con nuevas ideas, sino con dudas, in-terrogantes,inquietudes, malestar intelectual, que despierten sudaimon socrtico y lo muevan a la crtica, la reflexin y a la bsque-da,si no de la Verdad, s de caminos que creemos nos conduzcan averdades. Tal vez en algunos de ellos nos encontraremos.xxii 22. Acercamiento inicial: ciencia, epistemologa,interdisciplina y transdisciplinaMIGUEL NGEL RENDN ROJASCentro Universitario de Investigaciones BibliotecolgicasUniversidad Nacional Autnoma de MxicoLas principales ideas de los tres primeros temas: EpistemologaGeneral y caractersticas del conocimiento cientfico; multi, in-tray transdiciplina; y las principales escuelas epistemolgicascomo base para un anlisis de las ciencias de la informacin docu-mental,se pueden encontrar en algunos de mis trabajos (Rendn Ro-jas,2006; 2008).De manera general podemos decir que las caractersticas que distin-guena la ciencia como un sistema de conocimientos verdaderos queentiende la verdad, la definen como correspondencia entre lo que sedice y lo que es; esos conocimientos son justificados por el uso de unametodologa; tiene un objeto de estudio; est compuesta de un cuer-poterico que incluye conceptos, enunciados generales, teoras; ycumple con la funcin epistemolgica de explicar, predecir y com-prenderla realidad.Las Ciencias Sociales y Humanas poseen las caractersticas men-cionadas,por lo que consideramos ocioso una vez ms cuestionar sucientificidad a partir del uso de un mtodo nico y absoluto denomi-nadomtodo cientfico y que no es otro sino el preconizado por elpositivismo que tiene como base la existencia de un paradigma acep-tadopor todos los miembros de la comunidad cientfica.El problema de esa ambigedad en el carcter cientfico de lasCiencias Sociales y Humanas, incluso de su posible inferioridadfrente a las ciencias duras, exactas, es que siempre las han equipara-docon las Ciencias Naturales sin tomar en cuenta las particularida-desde cada una de ellas. Y como las Ciencias Naturales se desarrolla-1 23. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...ron de manera vertiginosa desde la revolucin cientfica de los siglosXV al XVII hasta nuestros das, la modernidad las valor sobremanerapor la capacidad que proporcionaron para manipular y transformarla realidad, fueron elevadas como prototipos de cientificidad y todolo que pretendiera presentarse como ciencia deba seguir su modelo.De ah el origen de la tentacin por parte de los cientficos sociales yde las Ciencias Humanas de querer usar el mtodo cientfico procla-madopor el positivismo (emprico, matemtico y lgico) como unacamisa de fuerza incmoda pero necesaria; o de la bsqueda de unparadigma nico para no quedar en la etapa precientfica como indi-caT. Kuhn.Sin embargo, no debemos olvidar que la particularidad de lasCiencias Sociales y Humanas est dada por su objeto/sujeto de estu-dio:la realidad humana. Al querer medir, encontrar leyes y verificar-lasdesde una visin positivista se destruye al sujeto como tal,convirtindolo en objeto. El sujeto posee unas variables tan extra-asy difciles de controlar, medir y experimentar como la imagina-cin,la voluntad, las intenciones, los deseos, los valores, lossentidos, los imaginarios colectivos o los imaginarios individuales,donde aplicar un mtodo creado para estudiar objetos resulta preca-rioo incompleto para abordar la subjetividad.Al mismo tiempo, es muy difcil que exista un paradigma nico yaceptado por todos los miembros de la comunidad cientfica en lasdisciplinas de las Ciencias Sociales y Humanas, en el sentido deKuhn. Sin embargo, el que no exista en las ciencia sociales no signifi-caque se encuentren en una etapa precientfica. La idea de un sloparadigma tiene su origen en el desarrollo de las Ciencias Naturales,no debemos olvidar que Kuhn antes de ser historiador de la cienciafue fsico y tuvo una formacin dentro de esa cosmovisin propia delos cientficos de las Ciencias Naturales. Tal vez por ello extrapol esaforma de entender la ciencia propio de las Ciencias Naturales a lasCiencias Sociales y Humanas.De cualquier forma es necesario tener conciencia de la propiaidentidad y de las peculiaridades de las Ciencias Sociales y Humanaspara no dejarse arrastrar por la visin monoplica que tratan de im-ponerlas Ciencias Naturales sobre lo que es la ciencia. Las primeras2 24. Acercamiento inicial: ciencia, epistemologa, interdisciplina y ...son ciencias aunque no apliquen el mtodo emprico-experimental,no descubran leyes y por consiguiente no expliquen ni predigan;adems de que no tengan un nico paradigma. Pero poseen una es-tructuraterica slida, coherente y debidamente fundamentada quesurge por la aplicacin de otras metodologas hermenutica, feno-menologa,tipos ideales, anlisis semitico, anlisis lgico, mtodocrtico, entre otros as como ayudan a comprender la realidad. Con-trarioa lo que pensaba Kuhn, aunque no existe un slo paradigma,existe una comunidad cientfica que se reconoce a smisma como tal.Slo pensemos en la diversidad de escuelas en Filosofa: Filosofaanaltica, Hermenutica, Marxismo, Fenomenologa, Teora Crtica,entre otras muchas, donde todos se reconocen como filsofos y sedistinguen de otros especialistas. Lo mismo se puede afirmar que su-cedeen el rea que estudia el fenmeno informativo-documental:existe la Documentacin, la Bibliotecologa, la Biblioteconoma, laCiencia de la Informacin, la Gestin del Conocimiento, etctera,pero en el momento de publicar, de organizar congresos, de invitarespecialistas, todos se reconocen como integrantes de una misma co-munidadcientfica.De la anterior afirmacin est claro que aceptamos la premisa po-sitivista,donde es necesario aplicar una metodologa para funda-mentarlos conocimientos que se obtienen; y al mismo tiemporechazamos que esa metodologa sea exclusiva para todas las cien-cias.Existen varios mtodos y de acuerdo a la naturaleza del objetoque se estudia, ser el mtodo que se utilice, por ser el que ms seadecue al fenmeno investigado.Nos encontramos muy cercanos al planteamiento de Feyerabendde defender la libertad y la creatividad del investigador frente a unametodologa coercitiva y tirnica; pero nos alejamos de la tentacinde borrar toda frontera entre la ciencia y la no-ciencia; y de desecharcomo innecesaria la aplicacin de un mtodo. Afirmamos que es esteltimo el que proporciona la posibilidad de la existencia de la comu-nidadcientfica porque permite la comunicacin de resultados justi-ficadospor ese mtodo. De lo contrario cada investigador seencontrara encerrado en los resultados obtenidos con su propio3 25. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...mtodo sin poder compartirlos, porque cada investigador tendrasus resultados con otros tantos mtodos.Con Kuhn estamos de acuerdo en que la ciencia es una actividad so-cialpero disentimos de la necesidad de la existencia de un paradigmanico para las Ciencias Sociales y Humanas, tampoco compartimos suconcepto de inconmensurabilidad y rompimientos paradigmticosporque no hay una secuencia de tradicin cientfica. Ms bien adopta-mosla posicin de Lakatos sobre Programas de Investigacin Cientfi-ca,donde el ncleo central de ese programa, formado por losconceptos, categoras, teoras, ideas que le dan identidad al Programade Investigacin, es el que posibilita la permanencia de una tradicincientfica y la aparicin, transformacin y desaparicin de diversas teo-rasa su alrededor que surgen a partir de l el cinturn protectorpermitiendo as la innovacin cientfica, de la misma forma es posiblecomprender la existencia de diversas escuelas y corrientes que, en elcaso de las Ciencias Sociales y Humanas, son esenciales, sin que porello se tenga la idea de una etapa precientfica.Por lo que respecta a la inter, intra y transdisciplina distinguimos,siguiendo a Gonzlez y Gonzlez (2004: 70) que las ciencias poseentres componentes: qu estudian su objeto de estudio; para qu se es-tudiasus intenciones y cmo se estudia sus procedimientos, esdecir la metodologa y el aparato terico.A partir de esa distincin podemos identificar:4A) La disciplinaCaracterizada por un objeto deestudio, intenciones yprocedimientosGonzlez y Gonzlez (2004) 26. Acercamiento inicial: ciencia, epistemologa, interdisciplina y ...Por ejemplo la Filosofa tiene como subdisciplinas a la Ontologa,la Epistemologa, la Lgica, la tica, la Esttica, entre otras. O la Fsicaincluye como subdisciplinas a la Mecnica, la ptica, la Termodin-mica,la Electrodinmica, la Fsica cuntica, por nombrar algunas.5B) La subdisciplinaEs una sectorizacin de una disciplina,tiende a la especializacin, usamtodos reduccionistas, es decir,los mtodos de la disciplina seaplican a una realidad especfica.Gonzlez y Gonzlez (2004)C) La yuxtadisciplinaDonde cada disciplina tiene un objeto deestudio, intenciones y procedimientosindependientes de las otras.Gonzlez y Gonzlez (2004) 27. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...De acuerdo con Sotolongo, la multidisciplina consiste en la siner-giainvestigativa de un conjunto de ciencias, en el esfuerzo indagato-rioconvergente de diferentes disciplinas hacia el abordaje de unmismo problema o situacin a dilucidar. Generalmente, tal proble-mao situacin ha sido investigado por una u otra disciplina como suobjeto de estudio y, en cierto momento, dicho objeto de estudio em-piezaa ser abordado multidisciplinariamente con el concurso con-vergente(a veces de los mtodos, a veces de los desarrollosconceptuales) de otras disciplinas (Sotolongo, 2006: 66).Es claro pues que la multidisciplina se presenta cuando existe unfenmeno que es estudiado por distintas disciplinas al mismo tiem-po(se comparte el objeto de estudio), pero cada una de las cuales lotoma como suyo por separado (se difiere en las intenciones y proce-dimientos).As por ejemplo un fenmeno como el ballet es estudia-dopor el arte, la esttica, la semitica, la antropologa, la ciencia de lacomunicacin, la medicina, la psicologa, la sociologa, la economa,la fsica, entre otras muchas. Cada una desde su perspectiva, digamospor separado; y el conocimiento multidisciplinario se obtiene cuan-docada una aporta lo que conoci de ese fenmeno. Esquemtica-mentelo podemos representar as:6D) La multidisciplinaLas disciplinas comparten el objeto deestudio, pero difieren en intenciones yprocedimientos.Gonzlez y Gonzlez (2004) 28. Acercamiento inicial: ciencia, epistemologa, interdisciplina y ...BALLET7SOCIOLOGAANTROPOLOGAARTEPSICOLOGAECONOMAMEDICINACIENCIA DE LACOMUNICACINSEMITICAESTTICAFSICAE) La interdisciplinaSegn Gonzlez, esta relacin aparececuando las disciplinas comparten elobjeto de estudio y las intenciones,pero difieren en los procedimientos.Gonzlez y Gonzlez (2004) 29. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...Por su parte, Sotolongo indica que la interdisciplina presupone lamultidisciplina, y la entiende como el esfuerzo indagatorio, tambinconvergente, entre un conjunto de disciplinas pero que tiene comofinalidad obtener conocimiento sobre un objeto de estudio nuevo,diferente a los objetos de estudio que pudieran estar delimitadospreviamente. Es por ello que la interdisciplina se presenta como unarelacin ms ambiciosa que la multidisciplina, ya que esta ltima en-cuentraun objeto de investigacin ms o menos delimitado discipli-nariamente,mientras que la primera tiene que delimitar en la mismainterdisciplina un objeto de estudio previamente no delimitado (So-tolongoCotina, 2006: 66).As pues, la interdisciplina es necesaria para la construccin de laestructura terica (conceptos, enunciados, teoras), ya que a causade la naturaleza compleja de un fenmeno que se desea estudiar senecesita la interrelacin y cooperacin de algunas teoras. Por ejem-plopara desarrollar la Ingeniera Gentica y la Inteligencia Artificial,no slo es indispensable la multidisciplina, sino la cooperacin entrevarias ciencias. En el caso de la Inteligencia Artificial se necesita de laciberntica, la lgica, la ciencia de la informacin, la computacin, lalingstica, la filosofa, la antropologa, entre otras ciencias. Ningunade ellas resuelve el problema en s, sino que se da una verdadera inte-raccinentre ellas.Por otro lado no se debe entender la interdisciplina como una ex-trapolacinde un modelo cientfico de una disciplina a otra, es decir,por ejemplo interpretar la realidad social con modelos biolgicos, ola Biologa con modelos mecanicistas. Tampoco es ocultar la falta deidentidad de una disciplina detrs de una sumatoria amorfa de variosconocimientos.El esquema que proponemos para representar la interdisciplina esel de la siguiente pgina:Donde D1, D2, D3, D4, D5 son disciplina 1, disciplina 2, disciplina3, disciplina 4 y disciplina 5, respectivamente, y F es el fenmeno quese estudia.8 30. Acercamiento inicial: ciencia, epistemologa, interdisciplina y ...D1D5 D29D4D3FD) La transdisciplinaEste tipo de relacin entre disciplinasaparece cuando todas comparten el objeto,las intenciones y los procedimientos delas diferentes disciplinas, hacindolospropios a travs de innovacin.Gonzlez y Gonzlez (2004) 31. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...Por su parte, Sotolongo indica que la transdisciplina es el esfuer-zoindagatorio que persigue obtener cuotas de saber anlogas so-brediferentes objetos de estudio disciplinarios, multidisciplinarios ointerdisciplinarios incluso aparentemente muy alejados y divergen-tesentre s articulndolas de manera que vayan conformando uncorpus de conocimientos que trasciende cualquiera de dichas disci-plinas,multidisciplinas e interdisciplinas. El enfoque de la Comple-jidad,la Biotica Global, el Holismo Ambientalista, entre otros, seofrecen como ejemplos de la transdisciplina (Sotolongo Cotina,2006: 66).CONCLUSIONESLa ciencia es un sistema de conocimientos verdaderos, justificados,posee un objeto de estudio, est compuesto de un cuerpo tericoque incluye conceptos, enunciados generales, teoras; y cumple conuna funcin epistemolgica que es explicar, predecir y comprenderla realidad.Las Ciencias Sociales y Humanas poseen las caractersticas men-cionadasaunque dadas por el objeto de estudio que investiga. Por loque ese objeto no necesita compararse con las Ciencias Naturales ensu deseo de alcanzar su cientificidad.Es necesario reconocer y aceptar ciertas ideas de diferentes escue-lasepistemolgicas pero sin absolutizarlas, as como rechazar las quenos conducen a perder de vista el objetivo final de la ciencia que esobtener un conocimiento verdadero y justificado.La especializacin y complejidad de las diferentes disciplinas hanprovocado la relacin entre ellas por lo que surge la multidisciplina,la interdisciplina y la transdisciplina, cada una de las cuales tiene suspropiedades distintivas.10 32. Acercamiento inicial: ciencia, epistemologa, interdisciplina y ...BibliografaGonzlez Gonzlez, Jorge. (2004) Esquemario epistemolgico de eva-luacin-planeacin educativa. EvaluacinPlaneacin de loscuerpos acadmicos y UVADIs (Unidades Acadmicas de Vincula-cinDocenciaInvestigacin CIEES Comits Interinstitucionalespara la Evaluacin de la Educacin Superior.Rendn Rojas, Miguel ngel. (2008) Ciencia bibliotecolgica y de lainformacin en el contexto de las ciencias sociales y humanas. Epis-temologa,metodologa e interdisciplina. Investigacin biblioteco-lgica:archivonoma, bibliotecologa e informacin. Vol. 22, n44. (enero-abril). UNAM/CUIB. pp. 65-76.Rendn Rojas, Miguel ngel. (2006) Metodologa e interdisciplina.Memoria del XXIII Coloquio de Investigacin Bibliotecolgica y dela Informacin: Problemas y mtodos de investigacin en bibliote-cologae informacin: una perspectiva interdisciplinaria. Filiber-toFelipe Martnez Arellano y Juan Jos Calva Gonzlez (comp.)Mxico: UNAM/CUIB. pp. 109-125.Sotolongo Codina, Pedro Luis; Delgado Daz, Carlos Jess. (2006) Lacomplejidad y el dilogo transdisciplinario de saberes. La revolu-cincontempornea del saber y la complejidad social. Hacia unasciencias sociales de nuevo tipo. Texto completo disponible en:http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/campus/soto/Capitulo%20IV.pdf.11 33. La Bibliotecologa y su objeto de estudio apartir de la Segunda Guerra MundialEVARISTO HERNNDEZ CARMONAFacultad de HumanidadesUniversidad Autnoma del Estado de MxicoLA BIBLIOTECOLOGA Y EL CONTEXTO HISTRICO EN LASEGUNDA GUERRA MUNDIALEs internacionalmente conocido que la Segunda Guerra Mun-dial(SGM) fue el conflicto blico ms impactante y desastrosoen el planeta pero tambin el ms prolfico para la ciencia enla historia de la humanidad. Durante este acontecimiento ms de 50millones de personas en Europa perdieron sus propiedades de for-matemporal o definitiva y las principales ciudades en ese territoriofueron destruidas en su totalidad, por los continuos bombardeos. Laporcin ms afectada fue Europa oriental en la que se encontrabauna buena parte de las plantas industriales en las que se fabricabaninsumos blicos y muchos de los productos necesarios para la vidacotidiana. La falta de vas de comunicacin, trenes y barcos, mqui-nas,sistemas de comunicacin y hombres provoc un retroceso im-portanteen la produccin agrcola la cual a su vez impactdesfavorablemente en la produccin de cereales y carne para la ali-mentacin.Tales acontecimientos y situacin fijaron la vida diaria dela poblacin en un contexto de escasez de alimentos y artculos ele-mentales;de hambre y fro. La situacin anterior fue diferente paraInglaterra y los pases neutrales Portugal, Espaa, Irlanda, Suiza ySuecia ya que el efecto destructivo no fue tan penetrante en esas na-13 34. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...ciones, las cuales incluso mantuvieron relaciones diplomticas y co-mercialestanto del lado del Eje como del de los Aliados.En el mbito industrial, por la situacin destructiva, se afect entreel 20% y el 40 % del total de la infraestructura existente en los pasesparticipantes en el conflicto. Mientras la situacin en Europa se mos-trabafatal al final de la guerra en Estados Unidos, en el periodo de1944 a 1946, la industria y la economa se triplicaron cubriendo msde la mitad del volumen de la produccin mundial (Benz, 14: 1983).Despus de la guerra, en el espacio poltico, las naciones europeasdisminuyeron su influencia en los territorios coloniales dependien-teslo que fue aprovechado por los mismos para acelerar su emanci-pacin,tal fue el caso de India y Birmania que lograron suindependencia en 1947 (Benz, 14: 1983). Y en el medio de las rela-cionesinternacionales, Europa se encontr entre una lucha de fuer-zasantagnicas protagonizada por las potencias rivales, EstadosUnidos e Inglaterra contra la Unin Sovitica. Las dos primeras conuna fehaciente tendencia de expansin de las relaciones capitalistasliberales, en tanto la tercera con la conviccin de la ampliacin delcomunismo sovitico y sobre todo de asegurar su influencia de for-maperdurable en los territorios de Europa oriental y central, de estamanera el territorio europeo de la posguerra se convirti en el cen-trode los planes contrapuestos de las potencias en turno.En el mbito tecnolgico, a pesar de las ruinas existentes al finaldel conflicto, el 80% de la maquinaria en las instalaciones industria-lesse encontraba en relativas condiciones de utilidad y su valor eramayor que al inicio de la guerra. Por las reformas e innovaciones tec-nolgicasrealizadas para el incremento de la produccin armamen-tistadurante el periodo blico, incluso, la destruccin de lasinstalaciones referidas result ser un factor favorable en el sentido defacilitar su rpida instrumentacin y acelerar la produccin tan nece-sariapara activar la economa y restablecer las condiciones sociales(Benz, 12- 20: 1983).Mientras todo lo anterior suceda, a la par se gestaban grandes in-ventosy procesos sociales, como el perfeccionamiento de las mqui-nasde oficina autnomas y los aparatos de tabulacin de tarjetasperforadas que se utilizaban en sistemas administrativos y de infor-14 35. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...macin de empresas financieras, comerciales y gubernamentales. Enel contexto estatal se crearon instituciones que controlaban la admi-nistracinde la guerra a lo largo del proceso; luego fueron las deposguerra, dedicadas a reestructurar sistemas y servicios de toda n-dole,ahora en un ambiente ms liberal y moderno. Poco a poco seconstruyeron las vinculadas a los procesos econmicos, de produc-ciny financiamiento y las relacionadas con la situacin social y edu-cativa,tanto en el mbito nacional como internacional, tal es el casode la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU) fundada el 24 deoctubre de 1945, la Unesco, instituida el 16 de noviembre del mismoao, y la Organizacin Panamericana de la Salud (OPS), dependientede la Organizacin Mundial de la Salud (OMS), creada el 7 de abril de1948.Las tecnologas de informacin y comunicacin de la posguerrael peridico, el telgrafo, el telfono, la radio domstica, las radiosporttiles y el radar y lamisma informacin van a ocupar un espaciosobresaliente en las esferas econmicas, sociales y polticas ya quesurge la apremiante necesidad de contabilizar todo para su instru-mentaciny/o innovacin, adems de difundir los acontecimientos.En el mbito cientfico hubo avances sobresalientes tanto en la in-vestigacincomo en la formacin de especialistas vinculados a lasciencias sociales as como a la ciencia y la tecnologa, influenciados porprincipios democrticos y educativos que van a propiciar el desarrollode nuevas entidades, como es el caso de las bibliotecas especializadas,que surgen por la demanda de una mayor disposicin de fuentes deinformacin por parte de distintos investigadores especializados ennuevas reas de estudio y la gran cantidad de publicaciones que ya cir-culabany requeran de su sistematizacin. En esta perspectiva urgen alos responsables de dicho centros documentales a planear, organizar,controlar, clasificar y disponer de la informacin de los documentosen catlogos para su consulta. Adems, se establecen sistemas coope-rativospara el intercambio de publicaciones. Otro efecto de la guerraen este rubro es la reafirmacin de principios de igualdad, como suce-dicon las bibliotecas pblicas. Hay que mencionar que desde el sigloXIX en Estados Unidos ya se hablaba de stas y ya las haban creadopor lo que parecera un tema nuevo; no obstante, el efecto de la gue-15 36. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...rra promovi un desarrollo ms democrtico y amplio de las mismascon la sociedad, reafirmando su servicio a la educacin popular. Soninstituciones democrticas de enseanza; complementan la labor dela escuela promoviendo el gusto por la lectura en nios, jvenes yadultos. Se definen como gratuitas, financiadas por el presupuesto decada pas y contribuyen a que todos los miembros de la comunidad,sin importar su oficio, religin, clase social o raza, tengan acceso al sa-ber[Unesco, 1995-2008).Sin terminar de manera definitiva la guerra se prolong de una for-mapoco visible pero eficaz, la famosa Guerra fra, al manifestar las po-tenciasen turno sus intenciones de dominio ideolgico, poltico yeconmico en la regin europea. Desde esta perspectiva, de la persis-tenciablica y la continuidad en las investigaciones cientficas, particu-larmenteen lo que se refiere al mbito blico y a las tecnologas decomunicacin, esenciales para la continuidad de sus acciones de pre-dominioantagnico, surge un invento que permite modificar sustan-cialmentela forma de intercambiar y transmitir datos: el transistor, elcorazn de la computadora. Creado en 1940 por los estadounidenses,particularmente por la American Telephone and Telegraph (ATT), fa-cilitargenerar diversas y novedosas aplicaciones para el tratamientode la informacin de manera automatizada, lo que propiciar que esteinvento sea considerado como estratgico. Su proceso de fabricacintiene como inicio 1940 cuando la ATT otorg licencias a distintas em-presas,principalmente estadounidenses, para su produccin, desa-rrolloy aplicacin (Chandler, 2002: 213-221).A lo largo de una dcada, de 1940 a 1950, treinta empresas fabrica-ronel transistor y al final del periodo haba empresas concesionariasen todo el mundo; El principio de la globalizacin o simplementeconcesiones de un invento? El nmero de compaas aument a cienen los diez aos siguientes, 1950-1960, pero lo ms sobresaliente detodo esto es que a las compaas a las que se les otorg licencia paraproducir transistores, como Texas Instrument (TI), General Electric(GE), Internacional Business Machiness (IBM), Phillips y Siemens Halske diversificaron la manufactura produciendo computadoras osus componentes, al mismo tiempo, el trabajo de investigacin vin-culadoa electricidad y tecnologas derivadas de la microelectrnica y16 37. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...los semiconductores condujo a avanzar en el siguiente invento msrevolucionario de la humanidad, el chip, lo que a su vez tendra in-fluenciadirecta en la generacin de dispositivos electrnicos paramanipular, transferir e intercambiar informacin (Chandler, 2002:213-235), materia prima que desde tiempos inmemoriales han trata-dotanto las bibliotecas como aquellas entidades vinculadas con elEstado, como los archivos y en general los sistemas de administra-cin.En este panorama tambin se produjeron una serie de inventosy procesos correlacionados con la computadora. Dos de ellos sobre-salientesson los programas de computadora o software y los proce-sosde almacenamiento y recuperacin de la informacin porasociacin. Los documentos y la informacin se recuperan o identifi-canunos con otros a travs de la agrupacin de ideas, ms que por laidentificacin alfabtica o numrica como se vena haciendo. En estesentido Vannevar Bush, considerado como el creador de lo que hoyconocemos como el hipertexto refiere que:Cuando se almacenan datos de cualquier clase, se hace en orden alfa-bticoo numrico, y la informacin se puede localizar (si ello resultaposible) siguindole la pista a travs de clases y subclases. La informa-cinse encuentra en un nico sitio, a menos que se utilicen duplica-dosde ella, y se debe disponer de ciertas reglas para localizarla, unasreglas que resultan incomodas y engorrosas. Y una vez que se encuen-trauno de los elementos, se debe emerger del sistema y tomar unanueva ruta.La mente humana no funciona de esa manera. La mente opera por me-diode la asociacin. Cuando un elemento se encuentra a su alcance,salta instantneamente al siguiente que viene sugerido por la asocia-cinde pensamientos segn una intrincada red de senderos de infor-macinque portan las clulas del cerebro. Por supuesto, tambintiene otras caractersticas; los senderos de informacin que no se tran-sitanhabitualmente tienden a disolverse: los elementos no son com-pletamentepermanentes. La memoria, en definitiva, es transitoria. Y,sin embargo, la velocidad de la accin, lo intrincado de los senderos yel nivel de detalle de las imgenes mentales nos maravillan mucho msreverencialmente que cualquier otra cosa de la naturaleza.El ser humano no puede albergar la esperanza de replicar este procesomental de manera artificial, pero s debe ser capaz de aprender de el e,incluso, mejorarlo en algunos detalles menores, puesto que los archi-17 38. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...vos confeccionados por el ser humano tienen un carcter relativamen-tepermanente [Bush, 1945: 4).Hasta este momento por los efectos blicos, econmicos y socialesse haban creado tres inventos revolucionarios que provocaran se-cuelastrascendentales en la humanidad y que de los mismos segui-mossobrellevando sus consecuencias da a da, tales herramientasson: el chip, la computadora y los programas o software necesariospara manipular la informacin en el contexto de las dos invencionesanteriores. Con estas herramientas las bibliotecas, as como la cienciaque las estudia, van a participar activamente por el vnculo tan estre-choexistente entre ambas, ya que las computadoras tienen comofuncin el procesamiento de la informacin y las diferentes unidadesdocumentales tienen el conjunto documental y la informacin quenecesita ser procesada y aprovechada en diversos mbitos.Por otra parte, en este devenir de posguerra y acontecimientos dediferente ndole surgen y/o se afianzan nuevas ciencias y disciplinasque coadyuvan al desarrollo de los fines de las potencias mundiales yde la ciencia y la tecnologa, ahora inseparables. Tal es el caso de latermodinmica, derivada de la fsica y que se corresponde con el es-tudiode las relaciones entre el calor y las diferentes formas de ener-ga;la fisin nuclear vinculada a la fsica, la qumica y la divisin delncleo de un tomo; la aeronutica concerniente con el estudio cien-tficode la navegacin area; la biotecnologa vinculada con el uso declulas vivas para la obtencin y mejora de diferentes productos; lainformtica, disciplina que estudia el tratamiento automtico de lainformacin utilizando dispositivos electrnicos y sistemas computa-cionales;y la bibliotecologa, relacionada con el estudio de tres asun-tos:a) el libro, las publicaciones peridicas, los mapas, los documen-toscreados en otros formatos diferentes del papel como los discosde acetato, las grabaciones sonoras las microformas, el CD-ROM, etc-tera;b) la informacin principalmente datos bibliogrficos y docu-mentalesy, c) las bibliotecas y los procesos aparejados a ellas, socia-les,econmicos, tecnolgicos e histricos (Nitecki, 1993: 12, 16, 17).Cabe aclarar que la bibliotecologa resurge despus de la SegundaGuerra Mundial como una ciencia, afianzando y justificando su nue-18 39. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...vo estatus por el contexto emergente y por la conformacin de sus ci-mientosa lo largo de la historia de la humanidad.Un resultado trascendente vinculado al del desarrollo de la cienciamisma es la forma en que sta se va a producir despus de la guerra, yque ser a travs de procesos integrados en los que participan agrupa-cionesde cientficos para desarrollar una investigacin y sus derivacio-nes,a esta forma de hacer ciencia Derek J. De Solla Price la denominola gran ciencia y tiene como fin obtener resultados en un tiempo re-lativamentecorto, es decir la ciencia tuvo una aceleracin por la parti-cipacinconjunta:La ciencia de hoy desborda tan ampliamente la anterior, que resultaevidente que hemos entrado en una nueva era que lo ha barrido todo,a excepcin de las tradiciones cientficas bsicas. Las instalacionescientficas actuales (1961) son tan gigantescas que han sido con razncomparadas con las pirmides de Egipto y las grandes catedrales de laEuropa medieval [...] La enormidad de la ciencia actual, nueva, brillan-tey todopoderosa, es tan manifiesta que para describirla se ha acua-doel expresivo trmino de Gran Ciencia (De Solla Price, 34: 1973).Esta forma de crear ciencia se encuentra estrechamente relacionadaa la informacin, su transferencia e intercambio; a la generacin depublicaciones generales y especializadas, ahora en el nuevo contextocientfico-tecnolgico; a la descripcin y disponibilidad inmediata delas publicaciones, y por consiguiente, a las bibliotecas y las diferentesunidades documentales y sus sistemas de administracin, es decir suplaneacin, organizacin, direccin y control. Tal situacin provocuna tercera explosin de informacin y documentacin. Recordemos,la primera tuvo sus inicios con el surgimiento y desarrollo de la im-prenta,desde el siglo XV hasta el XVII. La segunda, que podemos esta-blecerdesde los fines del siglo XVII hasta principios del XX, con laaparicin de los nuevos materiales para crear modernos dispositivosde almacenamiento de informacin y que facilitaron la generacin dedocumentos diferentes de los impresos en papel; y la tercera, a partirde la segunda mitad del siglo XX y hasta ahora, siglo XXI, con la apari-cindel chip, la computadora, el tratamiento de la informacin, la do-cumentacin,y la nueva forma de hacer ciencia. Como se puedeapreciar, la Segunda Guerra Mundial y todos sus procesos, buenos y19 40. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...malos, fijaron las bases para la sociedad actual y que Daniel Bell vis-lumbry denomin como sociedad postindustrial, en la que la biblio-tecologase configura como ciencia normal.BIBLIOTECOLOGA: CONCEPTO Y OBJETO DE ESTUDIOParecer ocioso regresar al anlisis del concepto de bibliotecologa,sobre todo cuando ste se encuentra perfectamente definido en di-versasobras de consulta y es expresado de diferente manera y conalusin a distintos elementos que comprenderan su objeto de estu-dio.Tambin, porque investigadores de diferentes naciones han diri-gidosus esfuerzos en clarificar la esencia y sentido de la materia, tal ycomo lo han hecho Javier Brown Csar, Natalia Quintero, SalvadorGorbea Portal y Emilio Setin Quezada, as como Valentino Morales,Jorge del Castillo Guevara y Miguel ngel Rendn Rojas, Emilia Cu-rras,Enrique Molina Campos, Jos Lpez Yepes, Eugene Garfiel, Jes-seH. Shera, Michael H. Harris, Joseph Nitecki, et. al. [Morales: 2005,23] No obstante, la divergencia acentuada a lo largo del tiempo justi-ficaatender el estudio del concepto y su esencia, con ello proponeruna redefinicin integradora e innovadora adems de reafirmar elobjeto de estudio de la bibliotecologa.Por otra parte, recordemos a Aristteles y a Popper as como lo re-lacionadoal esencialismo, a las nociones, sobre todo lo que refierena la correcta enunciacin de las cosas, es decir, a la bsqueda de laesencia de los conceptos universales ya que a partir de ellos y de laesencia podemos deducir sus propiedades especificas porque deellos dependen las cualidades o atributos necesarios y suficientespara que algo sea una cosa del tipo o clase a la que pertenece, o seaque de ellos depende su esencia (Prez, 1998: 26). Tambin hay quereconocer que la propia esencia de un objeto en un momento deter-minadono permite identificar otros atributos que no se pueden deri-varde la esencia misma por lo que habr de tomarse en cuenta lapercepcin que se tiene del objeto y someterla al escrutinio lgico,comparativo e inductivo para alcanzar una sola expresin lo queconstituir su definicin (Prez, 1998: 26).20 41. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...A lo anterior es conveniente sumar y retomar la idea de biblioteco-logacomo ciencia, por tres razones: diferentes especialistas la refie-reny la consideran automticamente como tal, pero no muestran orelatan las bases de la misma; otros, en cambio, dudan de su sustentocientfico y hasta estos momentos creen fielmente que an la materiano ha evolucionado integralmente a una ciencia, su objeto de estudioes impreciso y falta consolidar su sustento terico o extraterico, porsealar dos de las cinco fundamentaciones de una disciplina (Rendn,2005:45). Diramos con reflexiones de Kuhn que todava no es acepta-dapor una comunidad cientfica. A pesar de lo anterior ya existen estu-diosde la evolucin de la materia y podemos argumentar que laBibliotecologa se ha configurado en una ciencia normal ya que a par-tirde la segunda mitad del siglo XX (particularmente despus de la Se-gundaGuerra Mundial) diversos especialistas, como el caso de C.Williamson, Douglas Waples, Joseph Z. Nitecki, Guy Garrinson, D. E.Shaffer o Robert Stivals, adems de los aludidos en prrafos anterioreshan contribuido con sus estudios a su fortalecimiento y por lo tanto asu evolucin.La tercera razn se vincula por las tendencias de otros investigado-resque mezclan ideas y disciplinas, consecuencia del desarrollo de laMagna Ciencia en la poca contempornea, como el caso de la comu-nicacin,el periodismo y la informtica, las cuales segn ellos, for-manparte o se relacionan con la bibliotecologa; si se relacionanpero no es la esencia de la bibliotecologa la comunicacin ni la infor-mtica,situacin que hace ms complejo identificar el significado, elobjeto de estudio y el alcance de la disciplina sobre todo por la in-fluenciadel contexto socio-tecnolgico cambiante en el mundo queha repercutido en la conceptualizacin desde la dcada de los cin-cuentay hasta ahora.Cabe aclarar que se toma como punto de referencia temporal parasustentar esta presentacin el final de la Segunda Guerra Mundial,ya que a partir de la misma los estudios tericos y conceptuales de labibliotecologa se hacen ms intensos, precisos, mejor sustentados ydiversas disciplinas contribuyen a su desarrollo; tambin, porque seconsidera que es un momento en el que la innovacin y la acumula-cinde las ideas, as como la ciencia y la tecnologa generadas por el21 42. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...incesante pensamiento de dominio y superioridad entre los partici-pantesdel conflicto blico ms destructivo y prolfico del siglo XX,confluyen y se suman a los nuevos. Tal situacin contribuye al aportede los elementos que influyen en el cambio de estado de la bibliote-cologade preciencia a la de ciencia normal.Para encontrar la nocin de la bibliotecologa y por consiguientesu esencia y objeto de estudio se eligieron cuatro conceptos de auto-resreconocidos que escriben en publicaciones de consulta especiali-zadasobre la ciencia en cuestin, como el caso de Jos Martnez deSousa, Luis Garca Ejarque, Emilio Setin Quezada y Daniel Motola,Valentino Morales, Jse Lpez Yepes y Hortensia Garca Valenzuela.En los conceptos de los autores y obras de consulta anteriores escomn encontrar la palabra ciencia y esto recuerda a Thomas SamuelKuhn cuando se refiere al significado de ciencia normal, segn lo ex-presaen su obra estructura de las revoluciones cientficas y sobretodo cuando se refiere a que la misma:[...] significa investigacin basada firmemente en una o ms realizacio-nescientficas pasadas, realizaciones que alguna comunidad cientficareconoce durante cierto tiempo. En la actualidad, esas realizaciones sonrelatadas, aunque raramente en su forma original, por los libros de tex-tocientficos, tanto elementales como avanzados (Kuhn, 2001: 33).En el mismo sentido aludimos a Nitecki, uno de los pensadoresms crticos y analticos del siglo XX, que construye los cimientos filo-sficosde la bibliotecologa y particularmente de la metabiblioteco-loga,l relata lo siguiente:[...] First, no ideas are created or understood in isolation from a seriesof related other ideas; no ideas are unrelated. This is shown by thisbooks constant references to various past contributions to the deve-lopmentof library science (Nitecki, 1993: 11).Con lo anterior, y relacionndolo a la idea del significado de bi-bliotecologa,podemos inferir que el concepto de la materia ha cam-biadoen cinco dcadas, que cuando se crearon las nociones stasfueron sustentadas firmemente en un tiempo por una comunidadcientfica y fueron expresadas tanto en textos bsicos como especiali-zados,tal y como se muestran todava en algunos de ellos.22 43. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...Ahora nos hemos referido a la bibliotecologa como disciplina; noobstante, en el transcurso de la exposicin trataremos de justificarlacomo la ciencia de los libros y las bibliotecas, si es que eso procede,por una parte, y por otra, sustentar la categora de ciencia y su objetode estudio desde una perspectiva: evolutiva, estructural y sistemticaayudndonos de los conceptos elegidos.Expuesto lo anterior comencemos con lo que expresa Martnez deSousa. Se refiere a la bibliotecologa como Ciencia que estudia los as-pectosbibliolgicos y documentalgicos de las bibliotecas. Asimis-mo,hace alusin a la materia como ciencia bibliotecaria y mencionala denominacin que comparten igualitariamente el DiccionarioEnciclopdico Salvat y la Nueva Enciclopedia Larousse Ciencia queestudia las bibliotecas en todos sus aspectos (2004: 115). Por otraparte, el mismo autor rescata tres formas para referirse a la ciencia bi-bliotecaria,la alemana: bibliothekwissenschaft; la inglesa: libra-rianshipy la estadounidense: library science, cuyo sentido es elmismo.Segn la expresin de Martnez de Sousa se atienden dos tenden-ciasde la biblioteca, la bibliolgica y la documentalgica. La primera,se aboca al estudio del libro, sus tcnicas de impresin, su conteni-do,ordenamiento, uso, utilidad e influencia en la sociedad. En tantola segunda se refiere al documento, su forma, partes que lo compo-nen,sistemas de impresin, caractersticas para su identificacin, ori-ginalidad,contenido, instrumentos de escritura y tintas. Por loanterior, en voz del autor aludido podemos inferir que la biblioteco-logaes la ciencia que estudia a la biblioteca, los libros y los docu-mentos;y para completar el ejercicio rescatamos la expresin entodos sus aspectos, pero para precisar diremos que los tres temassobresalientes: bibliotecas, libros y documentos son estudiados des-decuatro contextos que son los inherentes a la ciencia en estudio ylos ms estrechamente relacionados con ella: sociedad, historia, cul-turay desarrollo tecnolgico.Con relacin a lo social, el libro y los documentos, en primer lugar,y las bibliotecas en segundo plano resultado sta de una extensa,histrica y continua produccin editorial que da lugar a su instru-mentaciny a configurarse en el lugar por excelencia de preserva-23 44. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...cin y difusin de los libros, han tenido un papel trascendental conla sociedad al constituirse los primeros en la herramienta de acopiode informacin y conocimientos que pueden transmitirse de unapersona a otra, de una regin a otra, de un momento a otro y que hanpervivido a lo largo del tiempo. Al respecto explica el historiador y bi-bligrafoErnesto de la Torre Villar:[] el libro es el medio ms eficaz de transmisin del pensamiento,del saber, como toda obra del hombre posee su peculiar historia. Tie-nesu origen insertado en las principales culturas del mundo y tiene sudesarrollo, seguro, vertiginoso y efectivo en los siglos de ms ampliaexpansin cultural, de ms vasto desarrollo del mundo occidental(1990: 13).Y la segunda, la biblioteca, al conformarse en un centro de recursosde informacin primero pasivo y simple, y luego dinmico y complejocon el transcurso del tiempo. Con sus acciones participa en el desarro-llode la sociedad al facilitar informacin y conocimiento a sus inte-grantes.Ario Garza apoya el sustento anterior al definir la funcin dela biblioteca: sirve para conservar el conocimiento, difundirlo entrelos componentes de una misma generacin, y transmitirlo a las si-guientes.Para ello, la biblioteca selecciona, adquiere, organiza, alma-cena,promueve, interpreta, presta, reproduce, controla, inclusodescarta materiales bibliogrficos, manuscritos, microformas y audio-visuales(1984: 17).Respecto a lo histrico-cultural, los tres elementos de la bibliote-cologatienen su desarrollo en un mundo vinculado a dos tramasrectoras: el socioeconmico y la tradicin cientfico-tecnolgica.Mientras en ciertas regiones a lo largo de la historia la evolucin delos dos mbitos mencionados es relativamente progresiva, con susintermitencias, en otros, es totalmente discontinuo. Recordemoslos grandes imperios; El Renacimiento; la era de los descubrimien-tosy la economa mundial. El Continente Americano y las altas cul-turasen esta porcin del planeta; la invasin europea a AmricaLatina; El Siglo de las Luces y la expansin europea. La Primera Re-volucinIndustrial y el surgimiento del nacionalismo. La SegundaRevolucin Industrial y los grandes imperios coloniales. La PrimeraGuerra Mundial; la Revolucin Mexicana y la Rusa, y el auge del to-24 45. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...talitarismo. La Segunda Guerra Mundial; la Guerra Fra. La evolu-cindel continente americano. La crisis de los modelos totalitariosy la sociedad postindustrial.En el mbito tecnolgico se unen a los elementos de la Biblioteco-logados agentes trascendentales: los materiales escriptoreos o debase para la escritura: arcilla, madera, metal papiro, huesos, seda,pergamino, papel, plstico y otros, y las herramientas, mquinas, quejunto con los materiales propician la evolucin de los soportes docu-mentales:punzn, pluma, imprenta, mquina de escribir, computa-doraque al igual que en lo cultural el progreso va a ser gradual paraunos y variable para otros lo cual influye en el perfeccionamientotanto del libro como de la biblioteca. En esta perspectiva AlejandroZenker nos dice sobre el libro y la tecnologa:[] ha vivido constantes transformaciones gracias a los avances tecno-lgicos.Cada transformacin ayud a que el libro adquiriese mayor di-fusiny popularidad, y lo que se dej atrs se volvi objeto de culto.Siempre los inicios fueron imperfectos. As, la incorporacin del coloren la impresin tuvo que evolucionar hasta llegar a los niveles actualesde sofisticacin y la resolucin de las impresoras fue aumentando gra-dualmente.La tecnologa no es esttica, y lo que presenta como inno-vacinen un momento adolece generalmente de imperfecciones quese van limitando con el tiempo (2001: 18).Con base en el concepto de Martnez de Sousa podemos disearun primer modelo de la bibliotecologa como ciencia y sus reas deestudio (disciplinas) ms estrechamente relacionadas, adems delcontexto en el que se desenvuelven (ver esquema de la pgina si-guiente).Estudiemos ahora lo que precisa Garca Ejarque. l se refiere a la Bi-bliotecologacomo la disciplina que se ocupa del conjunto de cono-cimientosrelativos al libro y la biblioteca, por lo que comprende aotras cinco disciplinas subsidiarias: la bibliologa, la bibliotecnia, labibliografa, la biblioteconoma y la bibliotecografa (2000: 52-53).En la primera parte de su concepto el autor se refiere a la materiacomo a una disciplina que tiene como campo de accin dos asuntos:el libro y la biblioteca. Es conveniente aclarar lo relacionado a discipli-naya que existen estudiosos que la refieren de diferente forma y por lo25 46. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...Etapa Bibliolgica (Bibliologa): estudio del libro, sus tcnicasde impresin, su contenido, ordenamiento, uso, utilidade influencia en la sociedad..Etapa: Documentalgica (Documentaloga): estudio del documento, su forma, partes que locomponen, sistemas de impresin, caractersticas para su identificacin, originalidad,contenido, instrumentos de escritura y tintas.Objetos de estudio: Bibliotecas - Libros y DocumentosContextos: Social, Histrico, Cultural y Desarrollo Tecnolgicombitos de EstudioBibliotecologatanto se cree que esta nocin es ms amplia que el de ciencia. Es decir,si la disciplina es ms amplia que la ciencia, entonces la ciencia es msespecfica que la disciplina y ello se debe a la aplicacin de mtodos ytcnicas que en suma tienen la funcin de generar conocimientos uni-versales.Por otra parte Mario Bunge nos explica:[] Una ciencia es una disciplina que utiliza el mtodo cientfico conla finalidad de hallar estructuras generales (leyes).Las disciplinas que no pueden utilizar el mtodo cientfico por ejem-plo,por limitarse a la consecucin de datos no son ciencias, auquepuedan suministrar a la ciencia material en bruto; tal es el caso de lageografa. Ni tampoco son ciencias las doctrinas y prcticas que, comoel psicoanlisis, se niegan a utilizar el mtodo cientfico (2000:14).No obstante lo expuesto, diremos que la ciencia es el conjuntomayor de conocimientos que cumplen la funcin de comprendersu objeto de estudio y del cual emanan conjuntos menores estre-chamenteafines y denominados disciplinas, as, un ejemplo con-cretoes el de la biologa como una de las ciencias naturales y tres26 47. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...disciplinas relacionadas con la ciencia de la vida son la Botnica, laEcologa y la Zoologa.Por lo anterior y por lo expresado en la definicin de Garca Ejar-quenosotros entenderemos su expresin como sinnimo de cien-cia,as diramos que la bibliotecologa es una ciencia que utiliza elmtodo cientfico para descubrir las ordenaciones generales que serefieren al estudio del libro y la biblioteca.En la segunda parte del concepto se mencionan las disciplinas au-xiliares(subsidiarias dice l) de la bibliotecologa: la bibliologa, la bi-bliotcnia,la bibliografa, la biblioteconoma y la bibliotecografa. Dela primera ya hemos mencionado en prrafos anteriores cual es sufin. Por su parte la bibliotcnia es un segmento de la bibliologa; com-prendeel proceso tcnico de realizacin del libro: composicin,compaginacin, impresin y encuadernacin.La bibliografa, en su sentido ms directo, se refiere a [...]escribirlibros con la mano, es decir es el arte de los copistas, segn nos re-fiereJos Lpez Yepez en su Diccionario enciclopdico de las Cien-ciasde la Documentacin (2004: 149-150]. En la misma obra elautor realiza un estudio bien fundamentado de la pluralidad de sig-nificadosde la palabra y lleva al lector al entendimiento del significa-dode bibliografa y sus transformaciones a lo largo del tiempo. Deentre todas las definiciones expresadas en la obra antes referida so-bresalede la Louis-Noelle Malcls por su precisin y alcance:[...] la Bibliografa ocupa un sector de la Bibliologa o Ciencia del libroy se propone buscar, identificar, describir y clasificar los documentosimpresos, con el fin de constituir los repertorios adecuados para facili-tarel trabajo intelectual (2004: 150).Respecto a la biblioteconoma, que en igual circunstancia se lenombra como bibliothconomie en francs o library economy en in-gls,se refiere al conjunto de conocimientos tericos y tcnicos rela-tivosa la conservacin, organizacin y administracin de unabiblioteca. En esta acepcin encontramos un nuevo elemento disci-plinariodistinto de los inherentes a la materia, nos referimos a la ad-ministracinaplicada a una biblioteca. Lo anterior representa lanecesidad de planear, organizar y controlar lo relacionado con la27 48. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...misma; nos da indicios de que las funciones ya no son tan simples, secomplicaron, ya sea por la cantidad de materiales documentales y sudiversidad o por las necesidades de los usuarios. La biblioteca dejade ser un ente aislado y simple para configurarse en un sistema cadavez ms complejo e interactivo con la sociedad que requiere de nue-vosmtodos y tcnicas para su organizacin.La administracin como ahora la conocemos es el resultado de lasuma de contribuciones de diversos pioneros relacionados con dife-rentesciencias y disciplinas: filosofa, economa, estadstica, que en-treotras a lo largo del tiempo fueron conformando su teora y campode actividades. Por lo tanto, no es extrao encontrar relacin con lasbibliotecas y con sus actividades, sobre todo cuando existe la necesi-dadde descentralizar en la organizacin o coordinar mejor la mismay distinguir funciones, personas y cosas, as como tener el control deacciones y costos.Bibliotecografa se refiere al conocimiento de las caractersticas bi-bliogrficasdel libro, incluida la rareza, el valor y la historia indivi-dualde los ejemplares. Tambin se alude a la disciplina descriptivaque tiene por objeto el estudio de la historia estadstica y composi-cinbibliogrfica de las bibliotecas.De acuerdo con el anlisis del concepto de Garca Ejarque, pode-mosintegrar una estructura que muestre los elementos participati-vosde la bibliotecologa y sus contextos de accin, la cual seconfigurara como semuestra en el esquema de la pgina siguiente.Ahora revisemos el concepto que se muestra en el documentoEnciclopedia de la Bibliotecologa en Cuba, que rene ideas intere-santesy valiosas de comentar y que presentan Emilio Setin Quezaday Daniel Motola, al respecto se dice:Se parte del criterio de que la bibliotecologa es la Ciencia social par-ticularque estudia el desarrollo del fenmeno bibliotecario, enten-dindosecomo tal al conjunto de elementos que permiten conformar,facilitar, y promover el uso de las colecciones de bibliotecas reales ovirtuales, integradas por documentos de cualquier ndole que regis-trenlos conocimientos y la actividad creadora de la humanidad, y quepor su carcter e intencin sean susceptibles de difusin o hayan sidodifundidos. Se ocupa, por supuesto, de los espacios dnde se realizan28 49. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...Elementos y su interrelacinDisciplinasEtapa Bibliolgica (Bibliologa)- Subetapa bibliotcnica (Bibliotcnia)- Subetapa bibliogrfica (Bibliografa)Etapa Biblioteconmica (Biblioteconoma)Etapa Bibliotecogrfica (Bibliotecografa)Objetos de estudio: Libros y BibliotecasContextos: Social, Histrico, Cultural,Tecnolgico, Administrativo yMatemtico (Estadstica)mbitos de EstudioBibliotecologa29Disciplinas:Relacionadas con el libro Bibliologa Bibliotcnia Bibliografa ibliotecografa Matemticas EstadsticaRelacionadas con la biblioteca Biblioteconoma Historia Administracin Matemticas Estadstica 50. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...esos procesos y de sus recursos humanos, materiales, financieros ytecnolgicos, pero abarca tambin el estudio de su legislacin, de la li-teraturaprofesional, de la formacin de los bibliotecarios, de sus aso-ciaciones,de la tecnologa especfica o aplicada en las bibliotecasdesde el punto de vista de su utilizacin, de las investigaciones sobreel sector y de su propia estructura y desarrollo terico, histrico y me-todolgico,a partir del anlisis y esclarecimiento de las propiedades,leyes, y regularidades especificas del fenmeno bibliotecario, de suselementos y de los procesos que tienen lugar en l, y de sus interrela-cionescon el entorno econmico, poltico, histrico, social y cultural.Analiza las relaciones de la disciplina con otras ramas del conocimien-to(Setin: [2000?]).Como se puede apreciar en la definicin existen tres componen-tesvertebrales que son los objetos de estudio de la bibliotecologa:la biblioteca, que origina el fenmeno bibliotecario; los libros y do-cumentos,que dan pauta a la conformacin de las colecciones, rea-leso virtuales, por supuesto ambos elementos estn interrelaciona-dosentre ellos mismos y la sociedad. El tercer objeto es la cienciaen s misma.En el caso de la biblioteca su estudio se dirige en dos sentidos, unointerno y otro externo. El primero, relacionado con los procesos tcni-cos,tecnolgicos, materiales, financieros, administrativos, documen-talesy de recursos humanos. Desde este punto de vista podemosseguir analizando y se pueden determinar ms elementos, pero quedaclaro que su estudio es hacia adentro, endgeno. En el segundo caso,el estudio es exgeno, se relaciona con la legislacin; la literatura; laformacin de bibliotecarios; el vnculo con especialistas; la relacincon las asociaciones y con la investigacin sobre las bibliotecas.Respecto a los libros y documentos se alude a lo tradicional y lomoderno, es decir colecciones en formatos de papel y virtuales, porlo que se puede inferir que la ciencia realiza tanto estudios retrospec-tivoscomo actuales de los objetos referidos.Con relacin a la ciencia en s misma, el estudio se dirige hacia sudesarrollo terico, metodolgico e histrico; con el fin de identificarleyes, la comprobacin de propiedades de la propia ciencia, la reafir-macinde sus objetos de estudio y de las relaciones de la misma conotras ramas del conocimiento. Por ltimo, los tres objetos de estudio30 51. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...aludidos se interrelacionan con el entorno econmico, poltico, his-trico,social y cultural.De acuerdo con el anlisis de la nocin podemos configurar unaestructura que muestra los elementos participativos de la biblioteco-logay sus contextos, y de ello inferir las disciplinas relacionadas conla ciencia:Elementos y su interrelacinDisciplinasEstudio retrospectivo Estudio Interno (Endgeno)Estudio actual Estudio externo (Exgeno)Objetos de estudio: Libros y Documentos- Bibliotecas - Ciencia mismaContextos: Social, Histrico, Cultural,Econmico y Polticombitos de EstudioBibliotecologa31Disciplinas:Relacionadas con la biblioteca Biblioteconoma Historia Administracin EstadsticaRelacionadas con el libro y los documentos Bibliologa Bibliografa 52. Bibliotecologa, archivstica, documentacin: intradisciplina ...Comentemos el caso de Valentino Morales y Jse Lpez Yepes. Elprimero, antes de referirse a la ciencia hace la aclaracin de por quescoge el trmino bibliotecologa y no otro, y alude que la biblioteco-logaes [...]el trmino con el cual se le reconoce un carcter discipli-nariopor parte de la sociedad y se contina usando, a pesar de laimportancia adquirida por el trmino ciencia de la informacin. Porotra parte menciona que la materia objeto de estudio de la bibliote-cologason las bibliotecas y todo lo relacionado a ellas (2005: 16).Jos Lpez Yepes, en el Diccionario Enciclopdico de Ciencias dela Documentacin, refiere que el trmino ms usado en Espaa parareferirse a la disciplina que se ocupa de la biblioteca es el de Bibliote-conomay comenta que E. Molina propuso el trmino de Biblioteco-logaen lugar del mencionado en principio para definir la ciencia dela biblioteca:La propuesta se basa en la relacin semntica de la terminacin -no-mos(noma) con normas, usos, prcticas de aprendizaje y de ejecu-cin;y de -logos (loga) con el conocimiento cientfico y con la teora ysus desarrollos tcnicos. Basndose en este razonamiento consideraque el trmino Biblioteconoma es ms adecuado para referirse al pe-riodoprecientfico de la disciplina, y el trmino Bibliotecologa para elperiodo cientfico o actual (Lpez: 2004, 224).La aclaracin del concepto bibliotecologa y biblioteconoma esmuy pertinente, se correlaciona con los conceptos antes estudiadosreafirmando el estatus de la bibliotecologa como la ciencia de las bi-bliotecasy la biblioteconoma como una disciplina derivada de la pri-mera.Desde la perspectiva anterior, para la bibliotecologa habrasolo un objeto de estudio, las bibliotecas.Por ltimo, Hortensia Garca Valenzuela, en su artculo Una aporta-cinterica a la evolucin del concepto, trmino y definicin de bi-blioteconomarefiere un concepto de Bibliotecologa y al respectomenciona que sta es el [...]conjunto sistemtico de conocimientosrelativos al libro y a la biblioteca. Con ella participan las ciencias dellibro, las ciencias de la biblioteca y las ciencias auxiliares. Para el pri-merconjunto menciona a la bibliologa, la bibliotecnia y la bibliogra-fa;para el segundo, la biblioteconoma y la bibliotecografa; y para eltercer grupo refiere a la paleografa, la diplomtica, la filologa y lame-32 53. La Bibliotecologa y su objeto de estudio a partir de la Segunda Guerra ...todologa histrica. Con relacin a lo expuesto es pertinente hacer va-riasaclaraciones. Primero. La metodologa histrica, ms que unaciencia auxiliar, se refiere al uso de un mtodo vin