teatro en los siglos xvii y xviii

of 23 /23
Teatro en los siglos XVII y XVIII Jesús Menéndez Peláez Universidad de Oviedo Carla Menéndez Fernández Universidad Pontificia de Salamanca Parece lógico pensar que la llamada «universidad literaria» de Oviedo fomentase la actividad dramática en determinados momentos académicos, políticos y religiosos ya desde sus orígenes en los siglos XVII y XVIII. Desde el Renacimiento se venía desarrollando en las Universidades y Colegios de los Jesuitas un tipo de teatro escolar, cuyas huellas hemos encontrado también en el Colegio de San Matías de Oviedo. Nuestra universidad parece haber vivido un fenómeno análogo. Sin embargo, lejos estamos de poder encontrar en la Universidad de Oviedo un taller dramático auxiliar de los «Studia Humanitatis» como tuvieron otras universidades españolas: Salamanca, Alcalá de Henares o Valencia. Esta función la desarrollaron los jesuitas en su Colegio de San Matías de la Congregación de los jesuitas. Por eso dividimos nuestro trabajo en dos apartados referidos, respectivamente a las noticias sobre teatro escolar escenificado por el Colegio de San Matías y noticias sobre teatro escenificado al socaire de la propia universidad. I. Noticias de teatro escolar en el Colegio de san Matías El colegio de los jesuitas de Oviedo, bajo la advocación de San Matías 1 , fue también uno de los núcleos de la actividad dramática de Asturias a lo largo del Siglo de Oro. Se trataba de un teatro escolar con una doble finalidad litúrgica y académica 2 . Aunque la mayor parte de la documentación que atesoraba el Colegio de San Matías fue destruida, sí conservamos

Author: ryan-ramsey

Post on 18-Jan-2016

217 views

Category:

Documents


1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Teatro en los siglos XVII y XVIIIJess Menndez PelezUniversidad de OviedoCarla Menndez FernndezUniversidad Pontificia de SalamancaParece lgico pensar que la llamada universidad literaria de Oviedo fomentase la actividad dramtica en determinados momentos acadmicos, polticos y religiosos ya desde sus orgenes en los siglos XVII y XVIII. Desde el Renacimiento se vena desarrollando en las Universidades y Colegios de los Jesuitas un tipo de teatro escolar, cuyas huellas hemos encontrado tambin en el Colegio de San Matas de Oviedo. Nuestra universidad parece haber vivido un fenmeno anlogo. Sin embargo, lejos estamos de poder encontrar en la Universidad de Oviedo un taller dramtico auxiliar de los Studia Humanitatis como tuvieron otras universidades espaolas: Salamanca, Alcal de Henares o Valencia. Esta funcin la desarrollaron los jesuitas en su Colegio de San Matas de la Congregacin de los jesuitas. Por eso dividimos nuestro trabajo en dos apartados referidos, respectivamente a las noticias sobre teatro escolar escenificado por el Colegio de San Matas y noticias sobre teatro escenificado al socaire de la propia universidad.I. Noticias de teatro escolar en el Colegio de san MatasEl colegio de los jesuitas de Oviedo, bajo la advocacin de San Matas1, fue tambin uno de los ncleos de la actividad dramtica de Asturias a lo largo del Siglo de Oro. Se trataba de un teatro escolar con una doble finalidad litrgica y acadmica2.Aunque la mayor parte de la documentacin que atesoraba el Colegio de San Matas fue destruida, s conservamos noticias indirectas de la funcin que el teatro tena como auxiliar didctico en la enseanza de la Retrica y el Latn, as como la participacin litrgica que en determinados momentos tuvo el teatro jesutico en Oviedo. As, por ejemplo, para la fiesta del Corpus de 1588 los teatinos de Oviedo3 deseaban hacer un auto para la procesin de la Octava:Tratse de los autos que se han de hacer para el da del Corpus y si se ha de hacer el de la iglesia o el que quieren hacer los teatinos en la plaza al pasar la procesin [...] Sobre ello votaron y sali votado que se les diga a los teatinos si quieren hacerlo en la Octava lo hagan4.A finales del siglo XVI, durante el siglo XVII y parte del XVIII se puede asegurar que en el Colegio de San Matas fue costumbre representar dilogos, glogas y tragedias cuyos argumentos, segn la costumbre del teatro jesutico, solan sacarse de las Sagradas Escrituras. En las Actas de la Catedral se encuentra otra referencia a esta praxis dramtica. Corresponde al 20 de julio de 1580. El Colegio de San Matas quiere hacer ciertas representaciones en latn y romance, pero no tiene msica. Por ello el Rector del Colegio se dirige al cabildo pidiendo le den la msica y lo ms que tuvieren necesidad para ello. Sus mercedes lo tuvieron por bien y se lo mandaron5.Los primeros historiadores de este colegio tambin testifican la fecundidad teatral desarrollada en el Colegio de San Matas. As, por ejemplo, el P. Guzmn, en su Historia del Colegio de Oviedo, al referirse a las enseanzas de este colegio, escribe:Es tambin maravilloso el fruto que se ha hecho en los nios de escuela, con una que ay en este colegio, tan completa y llena de nios como de abejas una colmena, do se labran tambin paneles de cera y miel de letras y virtud. Es cosa de gran consuelo verlos juntos, quietos y modestos ocupados en su labor; verlos leer y escribir, contar, orlos cantar; verlos representar sus devotas comedias e ingeniosas invenciones6.Anlogos testimonios cuenta el P. Lus de Valdivia en la Historia de San Matas de Oviedo. Las Cartas Anuales (Litterae Annuae) que cada colegio haba de enviar a Roma ratifican esta costumbre. Es el caso de la Carta correspondiente al ao 1595:Las declamaciones, los dilogos, las tragedias y comedias que se representan, respaldan el honor y la autoridad de nuestros estudios7.Esta costumbre se continuar a lo largo del siglo XVII como lo testifica la Carta de 1604:Podra dice el cronista describir los debates, certmenes y representaciones que con gran esplendor celebran nuestros estudiantes en Oviedo, pero temo que resultase aburrido para los adultos8.Todava en los albores del siglo XVIII tenemos constancia de representaciones teatrales a cargo de los estudiantes del Colegio de San Matas. Manuel de Medrano recoge, pormenorizada y detallada, una representacin con motivo de las fiestas que se organizan para celebrar la traslacin de una antiqusima imagen de Nuestra Seora a la capilla del Rey Casto; dado el inters que puede tener el texto para la historia en Asturias transcribo ntegramente este testimonio:Yaze en la parte oriental de la plaza el sumptuoso Colegio de San Matas de los Reverendsimos Padres Jesuitas, cuya devocin, atendiendo todas las circunstancias deste gran da, previno un obsequio a las Pallas Asturianas, que siendo el ms propio para el culto, fue tambin un discreto estmulo, que encendi el ya conmovido y universal agradecimiento. Delante de la puerta principal de la fachada y de la iglesia se levanta un atrio como de treinta pies de largo y veinte de ancho, a quien da mucha hermosura todo el plano de la plaza, que sirve de prtico al sumptuoso templo. Aqu erigieron los Padres Jesuitas un altar debajo de un rico dosel de tela verde, bordado en oro, donde se fabric un tronco para la milagrosa imagen, y en la gradera muchas luces y ramilletes de hermossimas flores. Todo el circuito del atrio estaba rodeado de bancos, ocupando las primeras lneas unos de terciopelo carmes para el Cabildo y la Ciudad. Tan bien dispuesto que, a pesar de los continuos embates de la muchedumbre, pudieron tomar desahogadamente sus asientos unos y otros nobilsimos capitulares, luego que la sancta imagen de Mara SS. ocup el trono de su altar. Desde las primeras lneas hasta lo ltimo de los escalones del atrio, ava otras dos rdenes de bancos para la nobleza y personas de distincin, todo tan bien ordenado que esta vez s que la prudencia puede poner el orden aun entre la multitud.Despus que la msica huvo saludado con dulcsimos motetes a la triunfante Reina de los Cielos, y el preste, asistido de ministros eclesisticos, turibulado el altar y dicho la oracin, se dej ver en el plano del atrio un muchacho de entre quinze y diez y seis aos; pero que en medio de su tierna edad representaba bien con el semblante y los efectos que ayudaba mucho la propiedad del trage a Mauregato, que, olvidando las elevadas obligaciones de su Ley y de su sangre, firmaba aquel infame contracto que, haziendo tributarias la honestidad y la honra, pas a vileza nuestros infortunios. Dexose ver luego otro joven, que con mexor empleo y tambin instruido explic vivsimamente los ilustres sentimientos que a vista del tamao ultrage hirieron el magnnimo corazn de Don Alfonso el Casto, y los generosos designios de borrar tan negro pacto con la sangre de los africanos, no tanto fiado en sus generosos alientos, quanto en la justicia de tan noble causa y en los dominantes auspicios de Mara SS. que reverenciaba con toda el alma. Prosigui el festejo abreviando a lo conceptuoso de los versos los varios lanzes que abraza tan dilatado asumpto hasta coronarle felizmente con dar mil rendidas y afectuossimas gracias a la celestial Protectora, cuyos auxilios no slo convirtieron en triunfo esta ignominia, sino que estendieron la gloria y el nombre de su rendido siervo Alfonso desde el uno al otro mar, poniendo ya su piedad los fundamentos a la grandeza del imperio espaol.Durara como media hora la representacin, que tuvo a todo el nobilsimo concurso devotamente suspenso y muy gozoso al contemplar la propiedad del asumpto, la puntualidad de las noticias, lo bien seguido de la historia y el primoroso artificio de la narracin, pero no hizo novedad el primor considerando ser la accin de los eruditsimos Padres Jesuitas, cuyas plumas slo saben correr sino sobre las pautas de los aciertos y tienen un no s que de grandes aun en los asumptos que son ms divertimiento que trabajo. Fenecido el coloquio bolvi la msica a repetir el suave estruendo de instrumentos y de voces, y los capitulares a tomar en sus ombros la Santa Imagen que por el mismo camino y entre aplausos y alternadas armonas de suspiros y aclamaciones bolvi a la iglesia de San Salvador y desde ella se coloc en el sumptuossimo trono de la nueva capilla, donde est siendo el imn dulcsimo de los corazones asturianos y toda la firmeza de su salud y de sus dichas9.Del texto transcrito se deduce que la obra representada haca alusin a Mauregato, hijo bastardo de Alfonso I, quien usurpa el trono de la monarqua asturiana al hijo de Fruela I; la leyenda aunque sin base histrica alguna atribuye a Mauregato haber firmado con los rabes el tributo de las cien doncellas para asegurarse la paz. Este parece haber sido el tema de aquella representacin del teatro jesutico de San Matas, ya que se dice que Mauregato firmaba aquel infame contracto que haciendo tributarias la honestidad y la honra pas a vileza nuestros infortunios. Un acontecimiento que hiri el magnnimo corazn de Alfonso el Casto, a cuya capilla se lleva la imagen de Nuestra Seora.Se trata, pues, de una representacin que busca en la historia legendaria de nuestras crnicas un tema para ser llevado al teatro. Aunque pueda ser insignificante, es, sin embargo, un adelanto de la vena por donde Jovellanos intentar canalizar la creacin de un teatro asturiano con su Pelayo. Es, asimismo, el presagio de lo que defendern, en pleno siglo XX, como veremos, eruditos asturianos como Joaqun Alonso Bonet o Constantino Cabal: buscar en nuestras crnicas y romances la temtica para la creacin de un teatro regional.El teatro representado en el Colegio de san Matas de Oviedo, regido por los jesuitas, podemos considerarlo como la primera orientacin del teatro escolar y universitario que se tiene en Asturias a travs de los datos hoy conocidos10.II. Noticias de teatro en la Universidad de OviedoII.1. Proclamacin de Santa EulaliaLa primera noticia sobre representaciones dramticas en la Universidad de Oviedo la hemos datado en el ao 1639, y tiene como teln de fondo la fiesta con que Oviedo celebr la proclamacin de Santa Eulalia como patrona del Principado11. Como era normal en aquellos casos, el festejo tena una dimensin sacro-profana: cultos religiosos, luminarias, juegos de la sortija, corridas de toros y representaciones dramticas. Segn Canella, una compaa de farsantes represent comedias de Montalvn y Caldern fuera y dentro de la Iglesia Catedral12. Como no hubo tiempo para componer una comedia hagiogrfica en honor de la Santa, se improvisaron dos loas. En una de ellas, compuesta por un P. Jesuita, la Fama, personaje alegrico de la composicin, se dirige a Iglesia, Principado, Ciudad y Universidad, para que se sumen al regocijo en honor de la Santa Patrona. El personaje que representa a la Universidad responde:Los que en la fuente Castaliabeben cristales deshechosconsagren versos a Eulalia,cristalinos, claros, tersos.Premiar delgadas plumas y ser su nombre eterno:pues nunca podr el olvidohacer agravios groseros. La Universidad convocaba as un certamen potico. Estas composiciones se escriban en latn, castellano y bable (como el poema de Antn de Marirreguera). Nuevos certmenes poticos tendrn lugar a lo largo del siglo XVII con amplia representacin de la Universidad: En 1665 para celebrar las exequias de Felipe IV; en 1667 para solemnizar la institucin de la Cofrada de Santa Eulalia13. Para las representaciones en honor de la Patrona en el ao 1676 la ciudad pretende utilizar el patio de la Universidad. En esta ocasin la peticin no fue atendida, debido a que el claustro estaba de luto. II.2. Representaciones en honor de Campomanes y JovellanosLa segunda motivacin por la que la Universidad se erige en protagonista de la actividad dramtica en Oviedo tiene lugar con ocasin de celebrar los xitos polticos de dos ilustres asturianos, hijos del alma mater: Campomanes y Jovellanos. Al serle concedida a Campomanes la gran cruz de Carlos II, la Universidad prepara pblicos regocijos para el mes de febrero de 1790. La actividad teatral gira en tomo a dos obras: un drama alegrico (Triunfo del Mrito, escrito por Don Alonso de Aragn, con msica de Don Lus Blanco, cannigo de la Catedral) y una comedia (Alberto I de Alemania).Segn la idiosincrasia del siglo de las luces, hubo dos tipos de funciones. Los das 4 y 5 las representaciones estuvieron destinadas a los ilustrados, mientras que para el pueblo las representaciones se realizaron los das 6 y 7. Las dos obras iban precedidas en la representacin de una introduccin (monlogo) de carcter alegrico en la que la Sabidura ensalza a Campomanes. De ella entresacamos los siguientes versos:Por l trabaja el labrador seguro y de su afn el merecido precio libre recoge; libre el negociantesurca el golfo por l, y largo premiotrae al sudor del msero artesanodesde uno y otro polo contrapuesto.Por l la alma virtud fue respetada;temda la justicia, y por l fueron el vicio y el error precipitados con la gnorancia al tenebroso Averno.Quin como l, con mano poderosa, la inocencia ampar? Quin tan severo persigui la calumnia, asegurando de la verdad los sacrosantos fueros? Ni quin mejor del Trono y del Estado, fij el honor, sostuvo los derechos? S, nobles asturianos, esta gloriatambin os debe Espaa, y si otro tiempocuando sala del Alarve yugosu culto y libertad debi al esfuerzo de vuestros Padres, hoy contesta y librede otro funesto y duro cautiverio, de su poder y su menguada gloriallama restaurador a un hijo vuestro14. Un acto semejante tiene lugar tambin en la Universidad con motivo del nombramiento de Jovellanos como Ministro de Gracia y Justicia. Los pblicos regocijos que prepar el Claustro fueron publicados por la propia Universidad donde se describen con toda minuciosidad15. Con este mismo motivo se celebraron festejos en otras localidades de la regin, en donde tambin estuvo presente la actividad teatral, por ejemplo, en Cangas del Narcea16. El 13 de noviembre de 1797 se da la noticia con el tradicional repique de campanas, mientras la msica recorre todas las calles pblicas: por la noche del mismo da se ilumin la Universidad, tanto exterior como interiormente. Todos los graduados iluminaron sus casas... Sin embargo, los verdaderos festejos tuvieron que retrasarse por los muchos trabajos que llevaban consigo los preparativos. Al pintor ovetense, Francisco Hevia, se le encarg un retrato del ilustre gijons. Los actores, que eran los propios alumnos, tuvieron que realizar muchos ensayos para la representacin. El 12 de mayo est ya todo dispuesto y comienza el festejo. Observamos tres tipos de escenificaciones. La primera es una representacin alegrica en la que los personajes eran el retrato de Jovellanos, distintas abstracciones (Fama, Gloria) y divinidades mitolgicas (Minerva). Tambin se nos describe el escenario: Por la noche, en uno de los lienzos del hermoso patio de la Universidad se coloc una perspectiva de treinta y seis pies de alto con treinta de ancho, pintura de iluminacin. Constaba el primer cuerpo de un gran zcalo, sin pedestal, seis columnas lisas, su entablamiento de arquitrabe, friso, cornisa y tmpano de orden jnico, que formaba un arco triunfal, por cuya puerta abierta se vean las pinturas de que inmediatamente se hablar. Componase el segundo cuerpo de un tico con su cornisa voluntaria, sobre la que remataban la obra dos grandes coronas, de laurel una, y la otra de flores ceidas de cintas y festones que colgaban por los vuelos de los lados. Ocupaba la parte principal de este segundo cuerpo una espaciosa lpida que miraba a la puerta mayor de la Universidad, y en la que, an desde el Colegio de S. Gregario, sito en frente con una ancha calle intermedia, se lea la siguiente inscripcin que manifiesta el justo motivo del arco triunfal erigido y el objeto a que principalmente era dedicado: A LA FELICIDAD DE LA PATRIA EN LA ELEVACION DE SU AMADO HIJO JOVELLANOS. Guardando los macizos de las dos columnas parejas del centro, bajaban las pilastras del tico, y a plomo de las cuatro columnas restantes, se vean sobre sus pedestales cuatro figuras de cinco pies y medio, significativas de la Justicia, y la Paz, de la Providencia y Buena Fe; en seal de las que caracterizan al Excmo. S. Jovellanos y de un pedestal a otro se ofreca a cada lado una balustrada, y encima una urna despidiendo aromas ... Por la gran puerta dicha ya distancia de ocho pies se vea a Minerva que, bajando sobre una nube con su Egida, coronaba de olivo al Excmo. Seor Jovellanos ... En el fondo ya distancia de seis pies se vea al lado derecho el templo de la Gloria, de donde procedan rfagas de luz, y al izquierdo la Fama ... En lo inferior se miraban precipitados entre humo negro y denso los vicios y desgracias, distinguindose particularmente la Envidia, el Error, la Soberbia y Pereza ... En el espacio de tres horas que dur la iluminacin, alternaron de media en media, conciertos de msica y cnticos alusivos a la celebridad con una multitud de fuegos artificiales, causando al pblico la mayor diversin por la perspectiva agradable que formaban entre s en una noche obscura y tranquila. La segunda representacin tendr lugar el da 13 tambin en el patio de la Universidad: A un lado de la tribuna y en el pavimento del patio se pusieron bancos para las personas brindadas, y al otro para el claustro y alumnos de la escuela, observndose el mejor orden en medio del inmenso concurso ... Por la noche se represent un drama en msica, intitulado el Premio de la Sabidura. Compuso la msica el organista mayor de la Catedral D. Jos Ferrer, cuyo gusto e inteligencia acreditan todas sus obras, impresas algunas, en Londres; repitiose tres noches, alternando con otras tres representaciones de Camacho el Rico, comedia pastoral por el Seor Melndez Valds, que, aunque ejecutada por cursantes, que acaso todos por la primera vez se presentaron. Entonces sobre la escena, imprimi en los espectadores los sentimientos de que abunda. El maestro de Capilla Don Juan Pez compuso los coros en msica ... D. ngel Vallejo, cursante en Cnones, recit en las tres noches de Drama y Comedia, la introduccin, y tanto l como los dems jvenes que representaron, desempearon con general aplauso y complacencia sus respectivos papeles. En todas las noches se concluy Drama y Comedia disparando fuegos artificiales ... La tercera representacin se realizar el da 19. Se trataba de una escenificacin literario-musical de carcter alegrico, cuyos actores eran ocho nios que hacan el papel, de dos en dos, de las Ciencias, la Agricultura, las Artes y el Comercio. Tambin se nos conserva la descripcin de aquella representacin con todo detalle: En el centro del patio se construyeron un octgono de treinta y cuatro pies de dimetro y cuatro y medio de alto, cerrado con una valla de tres pies de alto, con capiteles en los ngulos y sin ms entrada que la que facilitaba una escalera frente a la puerta principal. Elevbase en el centro del octgono una estatua de seis pies de altura sobre un plinto de uno. La estatua representaba al Excmo. Sr. Jovellanos ... En los cuatro ngulos obtusos del octgono, correspondientes a cuatro rectos del patio se levantaron cuatro pirmides de trece pies de altura, sostenidas cada una de tres bolas bronceadas y sus pedestales, en cuyos frentes se vean los mismos geroglficos de las Ciencias, Agricultura, Artes y Comercio que distinguan los nios. Venido el Claustro ascendieron los nios a colocarse de dos en dos junto a sus pirmides respectivas. Principise la orquesta y cantaron las letras17. Haba tambin otra presencia muy singular de la Universidad en la actividad teatral de Oviedo. Nos referimos a las constantes contiendas entre la polaina y la sotana, denominaciones que servan para designar respectivamente a los mozos del pueblo y a los estudiantes. Eran frecuentes los altercados entre unos y otros no slo en el patio y cazuela del teatro sino tambin en las grandes fiestas y romeras. Con este breve muestrario que acabamos de sealar nos podemos hacer una idea de lo que signific la Universidad en la vida teatral de Oviedo. Hay que pensar que habra otras representaciones con una finalidad didctica en momentos claves de la vida acadmica: comienzo del curso (18 de octubre, fiesta de San Lucas) o en la obtencin del grado de doctor, acontecimiento que nos ha legado como testimonio literario los famosos vejmenes o gallos en las que el graduado ms reciente se diriga al candidato, dejndole en ridculo, al poner de manifiesto sus defectos fsicos o morales o sus lances amorosos. Canella nos transmiti, aunque expurgados de algunas frases libres, un pequeo muestrario18. Sirvan estas noticias para colaborar, en este nmero con que La Ratonera, revista asturiana de teatro quiere unirse al IV Centenario de la fundacin del alma mater que es la Universidad de Oviedo.

Msica del siglo XIXEn el siglo XIX y sobre salen fundamentalmente dos movimientos estticos terminantemente opuestos: el Romanticismo y el Impresionismo. El primero basado en el principio Rousseauniano "siento luego existo" mientras que el segundo, separndose del vetusto clasicismo y el deslumbrante Romanticismo, no buscaba la razn ni la sensacin, buscaba la crtica al pasado por la crtica misma.Las postrimeras del ClasicismoEl Romanticismo los hijos de la RevolucinCategora principal: Compositores del siglo XIXLa nueva sonataLos grandes cambios producidos por la Revolucin indgena y las revoluciones burguesas ya no seran compatibles con las delicadez y mesura del clasicismo. El mundo haba cambiado, el Hombre tena derechos inalienables, Francia tena un calendario nuevo, en 1803 Inglaterra y Francia daran inicio a las Guerras Napolenicas de la Tercera Coalicin, Richard Trevithick diseara una locomotora en 1804 y prontamente se veran sus efectos musicales: en 1804 Beethoven compondra su Sonata para piano n 21, Waldstein, caracterizada por fuertes modulaciones a tonalidades distantes bajo el tratamiento de enarmonizacin del sptimo grado.Los contrastes dinmicos que caracterizaron la Sinfona no. 94, La Sorpresa, de Haydn seran explotados sistemticamente en la obra de los compositores romnticos, que pondran cada vez ms hincapi en la escritura de las dinmicas como parte fundamental del trabajo compositivo.Nuevos caminos de la instrumentacinEl estreno de la Novena Sinfona de Beethoven en 1824, marca definitivamente un nuevo camino en la composicin. Se haba dado una tendencia, desde finales del clasicismo a aumentar el tamao de la orquesta, hacer orquestaciones cada vez ms grandes.En 1788 la Sinfona de los Juguetes (atribuida a Haydn, aunque hoy se supone de Leopold Mozart)[citarequerida], a modo de experimento y particularidad, incluye diversos instrumentos de percusin.El contrabajo, que haba comenzado a aparecer en las orquestas del barroco duplicando, a veces, la parte del violonchelo cobrara una dimensin propia a comienzos del siglo. Las Sinfonas No. 6 "Le Matin", No. 7 "Le midi", No. 8 "Le Soir", No. 31 "Horn Signal", y No. 45 "Farewell" de Haydn tendran pasajes solistas del Contrabajo, aunque tambin duplicaran la parte del Violonchelo. Beethoven rompera con el miedo a separar las partes y funciones del violonchelo y el contrabajo, funciones que iran separndose cada vez ms en el correr del siglo.El virtuosismo solista como expresin del IndividualismoSi bien el concepto de Individualismo como forma filosfica fue introducido por los Saint-Simonianos para describir las causas de la derrota de la Revolucin francesa, el trmino ya era usado peyorativamente en Francia por los reaccionarios de la Escuela de Teocracia Francesa, como Joseph de Maistre. Mientras los Saint-Simonianos utilizaban el trmino como sinnimo del egosmo por parte de la clase dominante y su tendencia a acaparar capitales gracias al aprovechamiento del caos (para Saint-Simon el orden conduce al progreso), por otra parte, los tericos del absolutismo y la teocracia lo utilizaban como sinnimo del laissez faire propio del Liberalismo. En cierta forma los principios del Individualismo que atemorizaba a la Iglesia haban surgido en el siglo XVII cuando Descartes plantea dudar del universo sensible, de la sociedad que lo rodea y de dios. En ese entonces es que llega al concepto Cogito ergo sum ("Pienso luego existo"), que da inicio al liberalismo, al Racionalismo y a la creencia de que lo nico seguro es la existencia del yo, el individuo.As como el Racionalismo centra su atencin en el individuo, el hombre del Barroco comenzara a centrar la atencin en el solista que devendra en desarrollo de la tcnica instrumental y dos nuevos conceptos nuevos que naceran en el Romanticismo: La especializacin y el intrprete. y asi concluimos esta idea del individualismoNacionalismo e ImperialismoUna de las tendencias del pensamiento del siglo XIX es a poner ms empeo en estos trminos: patria, nacin, raza, racismo, unificacin. Posteriormente se relacionaban con trminos como superioridad, independencia, dios, estado... guerra. Esa bsqueda, primero inocente, de adentrarse en el estudio de la cultura y la identidad, de buscar las races del actuar y sentir de los habitantes de determinada regin devendra en la creencia, en las potencias centrales, de que "nuestra" nacin es superior, pertenece a determinada raza que adora al dios verdadero y, por esa razn, posee la manifestacin artstica pura, culta y refinada; y esa manifestacin artstica debe ser exportada a las colonias para "iluminarlas" o para impedir que ellos nos "oscurezcan". Lo que comenz siendo la bsqueda de Anton Reicha por incluir sus races checas en su msica de carcter romntico temprano, termin siendo el antisemitismo manifiesto de Wagner. Lo que comenz siendo la unificacin Alemana termin siendo la Primera Guerra MundialLa sociedad modulanteEl siglo XIX fue un siglo de grandes cambios, grandes crisis econmicas, cada vez ms fuertes y pujantes. Los nuevos movimientos obreros, los socialismos posteriormente llamados utpicos, advertan, desde sus comienzos, que el capitalismo no tendra muchos aos de vida, crean que iba a fracasar tempranamente y una sociedad nueva aparecera, guiada por la razn y la ciencia, sin clases sociales ni propiedad privada, el orden conducira al progreso, una nueva era de la paz vendra por una gran guerra, Fourier delirara profetizando que las ballenas sern sustituidas por antiballenas que ayudarn a tirar de los barcos,1 Julio Verne creara una literatura basada en la especulacin cientfica haciendo especulaciones no menos disparatadas. La ciencia avanzaba cada da: teora de la Evolucin, teora de nmeros, fotografa, telfono, anestesia... un mundo cambiante solo se podra traducir en arte cambiante, tonalidades cambiantes, prstamos armnicos.La belleza armnica no se basara ms en la simpleza del clasicismo. Las caractersticas del desarrollo de la sonata beethoveniana seran las caractersticas de la msica posterior a l. Claude Debussy llegara a decir que Csar Franck era una mquina moduladora.2El Impresionismo musical es un movimiento musical surgido al finales del siglo XIX y principios del XX sobre todo en la msica francesa, con la necesidad de los compositores de probar nuevas combinaciones de instrumentos para conseguir una mayor riqueza tmbrica. En el Impresionismo musical se da mucha importancia a los timbres, con los que se consiguen diferentes efectos. Tambin se caracteriza porque los tiempos no son lineales sino que se ejecutan en sucesin de impresiones. Se relaciona de esta manera con el Impresionismo pictrico, que consegua las imgenes mediante pequeas pinceladas de color. Dos de los principales compositores de este movimiento son Claude Debussy y Maurice Ravel.

La palabra "folklor" fue creada por el arquelogo ingls William John Thoms el 22 de Agosto de 1846. Etimolgicamente deriva de "folk" (pueblo, gente, raza) y de "lore" (saber, ciencia) y se designa con ella el "saber popular". La fecha coincide, en Argentina, con el nacimiento de Juan Bautista Ambrosetti (1865-1917), reconocido como el "padre de la ciencia folklrica".El romanticismo del siglo XIX reaccionaba contra el intelectualismo de pocas anteriores y permita as surgir el estudio sistemtico y metdico de las manifestaciones culturales del pueblo, es decir, del folklore. As William John Thoms crea el vocablo folklore, que vio la luz el 22 de agosto de 1846. La primera revista de corte cientfico dedicada al folklore, fue Folklore Record, publicada entre 1878 y 1882 por la Folklore Society de Londres, institucin surgida hacia fines de ese siglo. El Primer Congreso Internacional de Folklore se realiz en la ciudad de Buenos Aires en 1960. A dicho evento, presidido por el argentino Augusto Ral Cortazar, asistieron representantes de 30 pases que instauraron el 22 de agosto como Da del Folklore. El emblema que representa a los folkloristas argentinos - elegido por el Primer Congreso Nacional del Folklore en 1948 - es el rbol, porque el folklore tambin hunde sus races en la tradicin, sus ramas representan el pensamiento, el sentido y la imaginacin por un lado y la obra de las manos, es decir la creatividad artesanal por el otro. Las escasas hojas representan la juventud primaveral de la ciencia. Las palomas, la unin de lo material con lo espiritual en la amplitud del folklore. El tronco y ramas estn envueltas con una banda que dice: Qu y cmo el pueblo piensa, siente, imagina y obra. Este emblema fue ideado por Rafael Jijena Snchez.(Fuente: El Folclore en la Educacin, de Rosita Barrera. Edic. Colihue, 366 pg. Bs. As., 1988)

Danza folclricaOrigen

La Danzantes de Morris dance en afueras de la Catedral de Wells, Wells, Inglaterra. Bailado por la gente comn y no exclusivamente por la aristocracia; Se realiza espontneamente y no existe un rgano rector que tiene la ltima palabra sobre lo que es "la danza" o la autorizacin para ensearlo. Esto tambin significa que nadie tiene la ltima palabra sobre la definicin de bailes folclricos o la edad mnima para tales danzas.Gran parte de los bailes modernos se origin a partir de bailes folclricos. Los trminos "tnicos" y "tradicionales" se utilizan cuando es necesario hacer hincapi en el seno cultural de la danza. En este sentido, casi todas las danzas son de origen tnico:la polca, cruzan fronteras tnicas e incluso cruzan la frontera entre el "folclor" y "baile de saln", las diferencias tnicas son a menudo bastante considerables a mencionar, por ejemplo, la polca checa vs polca alemana.Tipos de danza

Son varios tipos de danza folclrica, incluidos el baile del pas Ingls, danza folclrica internacional, danza irlandesa, danza Maypole, la danza Morris, baile Nordic Polca, Baile de bastones, baile de plaza y danza con espada, a si como tambin las danzas prehispnicas las cuales explican e interpretan la adoracin a Dioses o creencias de tribus indgenas . Algunos bailes coreografiados como la contradanza, danzas folclricas israeles, la danza del pas escocs, y baile moderno occidental, se llaman danzas folclricas, aunque esto no es cierto en el sentido ms estricto. La mayora de los bailes y danzas de baile se originaron a partir de danzas folclricas, con el perfeccionamiento gradual en los ltimos aos.Las personas familiarizadas con la danza folklrica a menudo pueden determinar de qu pas es una danza, incluso si no han visto ese baile antes. Algunos pases tienen caractersticas exclusivas de danza, aunque los pases vecinos a veces tienen caractersticas similares. Por ejemplo, la danza schuhplattling alemn y austriaco se compone de bofetadas en el cuerpo y los zapatos en un patrn fijo, una caracterstica que pocos pases tienen. Las danzas evolucionaron a veces mucho antes de las fronteras polticas actuales, por lo que algunos bailes son compartidos por varios pases. Por ejemplo, los serbios, blgaros y croatas comparten el mismo o similar baile, e incluso a veces utilizan el mismo nombre y la msica.El trmino de la danza ha recibido alguna popularidad en universidades y centros comunitarios en los Estados Unidos y otros pases.Por ejemplo la danza folclrica mexicana ha desarrollado a lo largo de cinco siglos, en la era precolombina, una influencia de danzas de origen espaol o francs, gracias a los acontecimientos ocurridos en esa poca. La fusin de estas influencias con la cultura indgena ha creado ms de 300 estilos de baile dentro de las treinta y dos entidades federativas mexicanas.1 Igualmente las danzas folclricas sudamericanas pueden ser de origen indgena, mestizo o criollo; ligadas a festividades religiosas (catlicas o indgenas) o acontecimientos comunales (siembra, riego o cosechas).Orquesta Sinfnica Nacional

Jos de Js. RaveloLos Antecedentes de la Orquesta Sinfnica Nacional se remontan a principios de siglo 20, especificamente a noviembre de 1904. Es en dicho ao que se funda el Octeto del Casino de la Juventud bajo la direccin del Maestro Jos de Jess Ravelo. Meses despus, el octeto se convierte en una pequea orquesta conservando su nombre original.Jos de Jess Ravelo (Chuch) naci en Santo Domingo en 1876. Aunque estudi con Juan Francisco Pereyra, fue sobre todo un autodidacta con vastsima cultura musical. Fue director de la Banda Pacificador (1894-1910), primer profesor de canto coral en nuestras escuelas, director del Liceo Musical (luego Conservatorio Nacional) desde su fundacin en 1904. Falleci en 1951.En junio de 1932, el "Octeto" del Casino de la Juventud se convierte en la Sociedad de Conciertos bajo el patrocinio del Ateneo Dominicano. En este mismo ao se funda la Orquesta Sinfnica de Santo Domingo.En 1941, con la llegada al pas del msico espaol Enrique Casals Chap se crea el clima propicio para la transformacin de la Orquesta Sinfnica de Santo Domingo en Orquesta Sinfnica Nacional. Engrosan la recin creada orquesta msicos de la Orquesta de la Sociedad de Conciertos, de la Banda de Msica del Ejrcito y de la Banda Municipal.

Integrantes de la OSN en 1941Enrique Casals Chap, nacido en Madrid (Espaa) en 1909, fu Director musical del Teatro Escuela de Arte de Madrid, y vino a la Repblica Dominicana junto a otros espaoles en los tiempos de la guerra civil espaola. Sali del pas en 1945.Al momento de su fundacin, la Orquesta Sinfnica Nacional estuvo integrada por profesores dominicanos y tres espaoles. A travs del tiempo, la orquesta se ha nutrido de msicos de la mas diversas nacionalidades, alcanzando actualmente uno de sus mas altos niveles artsticos.

El maestro Manuel Sim fue un msico de grandes logros en toda su carrera, siendo un gran estudioso de la msica. Su labor durante 21 aos al frente de la Orquesta Sinfnica Nacional fue sumamente exitosa. Tambien fue director del Conservatorio Nacional de Msica.Naci en Los Cacaos (San Francisco de Macors) en 1916. De temprana inclinacin al arte musical, aprendi a tocar trompeta y saxofn soprano, llegando a formar parte de la Banda Municipal en San Francisco de Macors y luego de la del Ejrcito Nacional. Estudio con el maestro Cern y luego con Casals Chap, siendo uno de los miembros fundadores de la Orquesta Sinfnica Nacional. Director interino de esta orquesta en 1952 y director residente de la misma desde 1959. Obtuvo ttulo de profesor de composicin en Uruguay (Conservatorio Kolisher). Falleci en 1988.Julio De Windt, violinista y abogado nacido en San Pedro de Macors, form parte durante muchos aos de los primeros violines de la orquesta y ha participado, como instrumentista, en diferentes festivales en los Estados Unidos. Ocup durante varios aos el cargo de profesor de violn del Conservatorio Nacional de Msica donde fund la Orquesta de Cmara de dicha institucin. Ha recibido entrenamiento de direccin orquestal con los maestros Igor Markevitch, Enrique Garcia Asensio y Hans Swarowsky. Ha dirigido varias orquestas de los Estados Unidos y Latino Amrica. En 1995 fue nombrado director titular de la Orquesta Sinfnica Nacional, grupo que con antelacin haba dirigido como director invitado y director asociado; en la actualidad es Director Emrito.En los ltimos aos, la Orquesta Sinfnica Nacional ha trabajado con los maestros dominicanos Carlos Piantini (Director Titular 2002-2006), Dante Cucurrullo (Director Asistentes desde 2002) y Jos Antonio Molina (Director Principal Invitado desde 2007). Desde 2007 el maestro ecuatoriano lvaro Manzano es el Director Titular de la orquesta.teatro dominicano comenz luego de la Independencia Nacional Durante el perodo de la colonia espaola, en la isla no existi ninguna actividad teatral, a excepcin de algunas representaciones hechas en el siglo XV. De ella se conserva un entrems de Cristbal de Llerena. De ah hasta el siglo XIX, no se volvieron a hacer representaciones teatrales en el pas.

El teatro dominicano aparece en los ltimos aos de la dominacin haitiana. Las primeras obras teatrales estaban ligadas a la actividad de los patriotas que luchaban por la independencia. Para la actividad teatral se fund la sociedad llamada "La Filantrpica".

Esta sociedad represent 3 obras teatrales de carcter patritico. Los autores eran los mismos miembros de la sociedad secreta La Trinitaria fundada por Duarte. Con ellas se quera dar conciencia al pueblo de la necesidad de la independencia.

Pero los crticos dicen que estas tres representaciones de los trinitarios no tenan mucho valor artstico. Aunque no se puede decir que ste fuera un verdadero teatro dominicano, fue el primer intento en ese campo hecho por dominicanos. El verdadero teatroDurante el perodo de la colonia espaola, en la isla no existi ninguna actividad teatral, a excepcin de algunas representaciones hechas en el siglo XV. De ella se conserva un entrems de Cristbal de Llerena. De ah hasta el siglo XIX, no se volvieron a hacer representaciones teatrales en el pas.

El teatro dominicano aparece en los ltimos aos de la dominacin haitiana. Las primeras obras teatrales estaban ligadas a la actividad de los patriotas que luchaban por la independencia. Para la actividad teatral se fund la sociedad llamada "La Filantrpica".

Esta sociedad represent 3 obras teatrales de carcter patritico. Los autores eran los mismos miembros de la sociedad secreta La Trinitaria fundada por Duarte. Con ellas se quera dar conciencia al pueblo de la necesidad de la independencia.

Pero los crticos dicen que estas tres representaciones de los trinitarios no tenan mucho valor artstico. Aunque no se puede decir que ste fuera un verdadero teatro dominicano, fue el primer intento en ese campo hecho por dominicanos. El verdadero teatro

El verdadero teatro dominicano comienza despus de la independencia. Segn el escritor Marcio Veloz Maggiolo se registran dos grandes pocas. Entre 1920 y 1945 las obras que se presentan son principalmente extranjeras y con actores extranjeros. En 1946 comienza la segunda gran poca del teatro dominicano y se prolonga hasta nuestros das.

Primera poca. Nuestro primer autor de teatro fue Flix Mara del Monte (1819-1899). Era poeta y orador destacado. Sus primeras obras fueron presentadas en el Teatro La Repblica. Su primera obra fue "Duverg", en honor al patriota Antonio Duverg, asesinado por Pedro Santana. La obra estaba destinada a condenar este crimen.

Fliz Mara del Monte fue un autor de mucho xito y present varias obras en verso: "El Mendigo de la Catedral de Len", "El Premio de los Pichones". La ltima obra de Del Monte "Ozema o La Virgen Indiana", una zarzuela. Otros autores de esta poca fueron:

Javier Angulo Guridi (1816-1884), poeta y periodista. Naci en Cuba, pero hijo de familia dominicana que emigr all. Guridi tiene mucho xito con su obra (drama) Iguaniona. En esta obra deja ver su odio hacia la dominacin espaola.

Otro autor muy importante y que represent en el Teatro La Repblica, fue Arturo Pellerano Castro, quien tambin fue poeta destacado. Escribi el drama en versos "Fuerzas Contrarias", que trata sobre el descubrimiento de Amrica. Ulises Heureaux (Hijo)- Era hijo del dictador Ulises Heureaux. Estudi en Francia. Es el ms destacado escritor teatral de la primera poca. Escribi muchas obras que se representaron con xito. Por ejemplo: "El Grito de 1844", (drama patritico). "El Jefe", "La Fuga de Clarita", "La Muerte de Anacaona" y otros ms.

Rafael Damirn, escribi "Una Fiesta en el Castine" y "Los Yanquis en Santo Domingo". Recibi la cooperacin de Arturo Logroo. El ltimo autor teatral de la primera poca fue Bienvenido Gimbernard. Escribi obras cmicas.

Segunda poca. En 1944, en la Era de Trujillo, se funda el Teatro Escuela de Arte Nacional (TEAN), de ah salieron los principales dramaturgos actuales y sirvi para crear un nuevo inters por el teatro. Los principales autores de esta poca, son: Franklin Domnguez, es una de las principales figuras del teatro dominicano en esta nueva poca. Estudi teatro en los Estados Unidos, y obtuvo premios por obras suyas en 1952 y 1957.

En honor a los hroes de Constanza, Maimn y Estero Hondo, Domnguez escribi "Espigas Maduras". Hctor Inchustegui Cabral, poeta, en honor de esos mismos hroes, antitrujillistas, escribi "Prometes". Franklin Domnguez es el que ms obras teatrales ha escrito de todos los que surgieron en el TEAN.

Otras de sus obras son: xodo, El Vuelo de la Paloma, Hombres y Relojes, El ltimo instante, Bailemos ese tango y otras. El destacado poeta Hctor Inchustegui Cabral escribi otras tres obras de inspiracin griega: Prometeo, Filoctetes e Hiplito. Estas tres obras retratan la fuerte represin y el terror de la Era de Trujillo. Y esa misma inclinacin tiene su guin de cine "La Silla".

Otros autores teatrales de la poca contempornea fueron Manuel Rueda que escribi "La Trinitaria Blanca" y "Entre Alambradas". Rueda era tambin msico, pianista y poeta; Mximo Avils Blonda, quien estren la obra "La Otra Estrella en el Cielo", tambin era poeta y autor; Ivn Garca, ms entregado al trabajo teatral escribi: "La Fbula de los Cinco Caminantes".

El Teatro hoy. Todos los aos, con patrocinio de empresas privadas, varias compaas y directores teatrales se unen para presentar la temporada de teatro del ao, que constituye el perodo ms certero de trabajo para los profesionales de este arte. En la misma se presentan obras criollas, extranjeras, y clsicas de gran calidad.

Educando te invita a desarrollar actividades con tus maestros/as y estudiantes relacionadas al Da Nacional del Teatro para que los incentives en esta expresin artstica.

El verdadero teatro dominicano comienza despus de la independencia. Segn el escritor Marcio Veloz Maggiolo se registran dos grandes pocas. Entre 1920 y 1945 las obras que se presentan son principalmente extranjeras y con actores extranjeros. En 1946 comienza la segunda gran poca del teatro dominicano y se prolonga hasta nuestros das.

Primera poca. Nuestro primer autor de teatro fue Flix Mara del Monte (1819-1899). Era poeta y orador destacado. Sus primeras obras fueron presentadas en el Teatro La Repblica. Su primera obra fue "Duverg", en honor al patriota Antonio Duverg, asesinado por Pedro Santana. La obra estaba destinada a condenar este crimen.

Fliz Mara del Monte fue un autor de mucho xito y present varias obras en verso: "El Mendigo de la Catedral de Len", "El Premio de los Pichones". La ltima obra de Del Monte "Ozema o La Virgen Indiana", una zarzuela. Otros autores de esta poca fueron:

Javier Angulo Guridi (1816-1884), poeta y periodista. Naci en Cuba, pero hijo de familia dominicana que emigr all. Guridi tiene mucho xito con su obra (drama) Iguaniona. En esta obra deja ver su odio hacia la dominacin espaola.

Otro autor muy importante y que represent en el Teatro La Repblica, fue Arturo Pellerano Castro, quien tambin fue poeta destacado. Escribi el drama en versos "Fuerzas Contrarias", que trata sobre el descubrimiento de Amrica. Ulises Heureaux (Hijo)- Era hijo del dictador Ulises Heureaux. Estudi en Francia. Es el ms destacado escritor teatral de la primera poca. Escribi muchas obras que se representaron con xito. Por ejemplo: "El Grito de 1844", (drama patritico). "El Jefe", "La Fuga de Clarita", "La Muerte de Anacaona" y otros ms.

Rafael Damirn, escribi "Una Fiesta en el Castine" y "Los Yanquis en Santo Domingo". Recibi la cooperacin de Arturo Logroo. El ltimo autor teatral de la primera poca fue Bienvenido Gimbernard. Escribi obras cmicas.

Segunda poca. En 1944, en la Era de Trujillo, se funda el Teatro Escuela de Arte Nacional (TEAN), de ah salieron los principales dramaturgos actuales y sirvi para crear un nuevo inters por el teatro. Los principales autores de esta poca, son: Franklin Domnguez, es una de las principales figuras del teatro dominicano en esta nueva poca. Estudi teatro en los Estados Unidos, y obtuvo premios por obras suyas en 1952 y 1957.

En honor a los hroes de Constanza, Maimn y Estero Hondo, Domnguez escribi "Espigas Maduras". Hctor Inchustegui Cabral, poeta, en honor de esos mismos hroes, antitrujillistas, escribi "Prometes". Franklin Domnguez es el que ms obras teatrales ha escrito de todos los que surgieron en el TEAN.

Otras de sus obras son: xodo, El Vuelo de la Paloma, Hombres y Relojes, El ltimo instante, Bailemos ese tango y otras. El destacado poeta Hctor Inchustegui Cabral escribi otras tres obras de inspiracin griega: Prometeo, Filoctetes e Hiplito. Estas tres obras retratan la fuerte represin y el terror de la Era de Trujillo. Y esa misma inclinacin tiene su guin de cine "La Silla".

Otros autores teatrales de la poca contempornea fueron Manuel Rueda que escribi "La Trinitaria Blanca" y "Entre Alambradas". Rueda era tambin msico, pianista y poeta; Mximo Avils Blonda, quien estren la obra "La Otra Estrella en el Cielo", tambin era poeta y autor; Ivn Garca, ms entregado al trabajo teatral escribi: "La Fbula de los Cinco Caminantes".

El Teatro hoy. Todos los aos, con patrocinio de empresas privadas, varias compaas y directores teatrales se unen para presentar la temporada de teatro del ao, que constituye el perodo ms certero de trabajo para los profesionales de este arte. En la misma se presentan obras criollas, extranjeras, y clsicas de gran calidad.

Educando te invita a desarrollar actividades con tus maestros/as y estudiantes relacionadas al Da Nacional del Teatro para que los incentives en esta expresin artstica.