semanario impreso 432

Click here to load reader

Post on 21-Jul-2016

224 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • Marea Roja / Rasputn

    Carolina Gudio: De mendiga a millonaria

    Guillotina

    MirColes 22 De abril De 2015 Xalapa, VeraCruz

    Director: Manuel rosete chvez subDirector: lvaro belin anDraDe

    www.formato7.com ao Viii 5 pesosNMero 432

    @Formato7oficialFormato Siete /

    MANUEL VSQUEZ

    segn la onu, veracruz es el estado ms peligroso para el ejercicio periodstico

    Nio verde Lobolpez

    Mendicidad forzada,

    la compasin como negocio

    RAFAEL PREZ CRDENAS

    Va Libre... / Raymundo Jimnez

    bailan a Valverde

    Consenso / Manuel Rosete

    Flavino, en defensa de los patitos

    Hora Libre / lvaro Belin

    la debacle de la educacin

    Deslindarse de corruptos, lo ms rentable

    Editorial

    NORMA TRUJILLO BEZ

    El jazz bajo la manga

    Inicia la FILU 2015

    LUIS BARRIA

    Now's The Time: Arturo Caraza

    Mxico en alta impunidad; Muchos crmenes

    sin castigo

    Mxico en alta impunidad; Muchos crmenes

    sin castigo

    Mendicidad forzada,

    la compasin como negocio Now's The Time: Arturo Caraza

    Hctor Yunes, candidatodel suegro

    del GobernadorJOS ORTIZ MEDINA

    Hctor Yunes, candidatodel suegro

    del Gobernador

  • Mircoles 22 de abril de 20152 /

    ConsensoManuel Rosete Chvez

    Flavino, en defensa de los patitos

    La primera vez que observamos el fenmeno fue durante el gobierno de Mi-guel Alemn Velasco. Varios de sus colaboradores, que no haban pasado por las aulas universitarias ni por fuera, aparecieron con ttulos profesionales, de maestra y hasta de doctorado, todos expedidos por una universidad de San Luis Potos que ofreca sus cursos en lnea, es decir, por Internet.

    Contar con un ttulo profesional es indispensable para ocupar ciertos cargos pblicos, a menos que el gobernante en turno sea un alcahuete y pida una dispensa al Congreso para que uno de sus burros amigos se haga cargo de una importante responsabilidad, pero lo ms sencillo, lo ms simple, lo ms recomendable es com-prar un ttulo y listo.

    Todo esto viene a cuento porque el seor Pedro Montalvo Gmez, amigo del gobernador Javier Duarte de Ochoa, y quien se jacta de haberle financiado su cam-paa cuando fue candidato a diputado federal por el distrito de Crdoba, razn por la cual ha ocupado varios cargos que le han permitido enriquecerse del saqueo y la corrupcin, ha sido cuestionado por no contar con estudios profesionales para ocu-par el cargo de director del Instituto de Espacios Educativos de la SEV, donde puso a su cuado a pedir moches a todos los empresarios de la construccin a cambio de darles obra, moches que van del 20 al 40 por ciento.

    Al exalcalde de Omealca, exdiputado plurinominal (se la regal el gber) lo calificaron en su momento como un feroz tigre para el dinero ajeno y eso fue cuando se desempe como titular de la Comisin del Agua del Estado de Veracruz (CAEV). Tanto, que por mucho opac a sus antecesores en el cargo y eso que tambin hicieron de las suyas con el presupuesto y los ingresos propios del organismo.

    Hasta antes de que se le empezaran a conocer sus trcalas, nadie se expli-caba por qu le haban conferido ese importante cargo, porque perfil no tena; al principio se deca ingeniero hasta que se demostr que no era ni siquiera titulado en algo; honestidad tampoco demostr cuando fue alcalde de Omealca; de inteligente, menos dio muestras; cuando fue Diputado Federal no present iniciativas, nunca subi a la tribuna, slo cobr y cobr y viaj y viaj a costillas de los contribuyentes.

    Pero este es un ejemplo ms de que en la actual administracin, como en la pasada, la de la fidelidad, se premia a los corruptos, a los que demuestran eficiencia para los negocios al amparo del poder, los que no se tientan el alma para saquear las arcas pblicas, como es el caso de Pedro Montalvo y de otros muchos ms acusados incluso por autoridades federales como la Auditora Superior de la Federacin, a quienes se les suspende momentneamente y luego los rehabilitan en otros cargos donde hay ms lana para saquear que en la dependencia anterior.

    Al seor Montalvo Gmez se le acusa de no tener el perfil necesario para ocupar la direccin del Instituto de Espacios Educativos, adems de someter a los constructores al pago de moches a cambio de obra pblica, lo que siempre ha hecho usando los servicios de su cuado. Cabe mencionar que su antecesora, la seora Xchitl Tress, sorprendi a todos cuando al hacer contacto con los empresarios de la construccin veracruzanos comenz a repartir obra de un am-plio programa de rehabilitacin de recintos escolares y lo hizo con toda hones-tidad y transparencia, sin que mediara de por medio una ddiva ni nada; adems de guapa y muy bien presentada, Xchitl result ser una honrada funcionaria, lo que hoy no hay en el gabinete, pero la echaron, a lo mejor por eso, por tener el defecto de la honradez.

    Como decimos lneas arriba, en el lugar de la guapsima Xchitl entr el corrupto transa Montalvo Gmez (a m pnganme donde hay) y de inmediato puso, en la an-tesala de su privado a su cuado, con quien tambin oper en la CAEV de la misma forma, a pedir el moche antes de entrevistarse con el jefe.

    Pero si hay lnea para defender y mantener en el cargo a este strapa, el mismo secretario de Educacin lo demuestra, tal como lo narra en su columna

    Al pie de la letra, del pasado viernes, el columnista Raymundo Jimnez Garca, quien dice: Entrevistado este jueves acerca del caso de Pedro Montalvo G-mez, quien desde diciembre de 2014 se desempea como director del Instituto de Espacios Educativos, el titular de la Secretara de Educacin de Veracruz (SEV), Flavino Ros Alvarado, la hizo de abogado del diablo al asegurar que el ex diputado federal priista por Zongolica s rene el perfil acadmico para ser director de rea.

    Ros Alvarado invit a los reporteros a acceder a la pgina electrnica de la Di-reccin de Profesiones de la SEP y verificar que su subalterno s cuenta con cdula profesional.

    Es posible que, entonces, Montalvo haya cursado y terminado alguna carrera profesional en los ltimos cinco aos, ya que al menos en la pgina oficial de la LX Legislatura, de la que form parte de 2006 a 2009, an apareca en su currculum que tena escolaridad trunca ya que slo haba cursado hasta el cuarto semestre de Ingeniera Industrial Mecnica.

    Pero si eso fuera cierto, por qu la Contralora General del estado no ha res-pondido ni sacado de su error al presidente de la Asociacin de Constructores del Estado de Veracruz A. C. (ACEVAC), Rafael Nez Landa, quien recientemente dirigi al contralor Ricardo Garca Guzmn un oficio solicitndole a nombre de sus agremiados que se destituya al director de Espacios Educativos por incumplir con el requisito de ley que exige acreditar ttulo profesional para ejercer dicho cargo pblico?

    Los miembros de la pandilla fideliana se tapan con la misma cobija, y como son egresados de la misma universidad patito, pues se defienden entre ellos, o de dnde es el doctorado del secretario de Educacin, Flavino Ros Alvarado?

    Puros pinches ttulos falsos, todos son patitos.

  • Mircoles 22 de abril de 2015 / 3

    Editorial

    Director

    Manuel rosete chvez

    Subdirectorlvaro belin andrade

    Colaboradoresrafael Prez crdenas, norma trujillo bez,

    raymundo Jimnez, Jos ortiz Medina, Gernimo rosete Pozos, Manuel vsquez,

    lobolpez, Gonzalo lpez barradas, luis barria, hctor alejandro Quintanar,

    tere G. Quintero, Guadalupe Gmez buere

    Edicinvctor Manuel vlez len

    AdministracinMartha b. Jimnez Morales

    Oficinasbeatrz ortega hernndez

    Asesor Jurdicolic. rafael santorum vzquez

    20 de Noviembre Oriente No. 513. Colonia Modelo. C.P. 91040.

    Xalapa, Ver. Telfonos: (228) 817 14 32 y

    (228) 820 39 30 www.formato7.com

    e-mail: [email protected]: ROCM500407BLO

    Deslindarse de corruptos, lo ms rentable

    Muchas de las promesas que hoy escuchamos de los candidatos que estn en campaa rumbo a los comicios del 7 de junio van en la direccin de comportarse honestamente frente a los electores una vez obtenida la mayora de votos que les permita llegar a una diputacin.

    Hoy, la mercadotecnia poltica recomienda comprometerse con el ciudadano para dife-renciarse del poltico tradicional en el hecho de no lucrar con el cargo pblico para el cual se busca el voto. Dicen los asesores de imagen que eso vende!

    Sin embargo, se trata de un espejismo poltico debido a que el desprestigio por el que atraviesa la clase poltica del pas nos ha llevado a los ciudadanos a pensar que quien se des-linda de los corruptos es verdaderamente el que tiene ms cualidades para gobernar.

    Y es que las experiencias de corrupcin e impunidad inundan la esfera de lo pblico por lo que pensar en alguien honesto y probo se convierte en lo ms importante para el elector.

    Y dnde quedan las propuestas, dnde estn las ideas y el sustento poltico que dan for-ma a una candidatura? Eso ya qued atrs. En las circunstancias actuales eso ya no importa para el ciudadano, cuando en realidad es lo ms importante en un proceso democrtico.

    Estamos ms distrados en los escndalos de corrupcin protagonizados por los acto-res polticos que lo verdaderamente sustancial e importante pas a un segundo plano.

    Pensamos que cuando los candidatos nos ofrecen ser honestos es porque realmente lo van a ser. La gran verdad es que durante aos ha sido lo contrario y quienes hoy prometen rectitud, en el pasado se han comportado de manera opuesta a lo que ofrecieron. Por qu ahora s han de cumplir?

    Estamos tan faltos de propuestas y de ideas que le den sentido a la actividad poltica de los candidatos (sin ideas, la poltica es slo pragmatismo) que las propias autoridades electorales del INE han tenido que organizar foros para debatir las plataformas de los 10 partidos polticos que habrn de contender dentro de 48 das en una de las elecciones ms compli-cadas para el pas.

  • Mircoles 22 de abril de 20154 /

    norma trujillo bez

    Mxico en alta impunidad;Muchos crmenes sin castigo* El 46% de los internos, sin sentencia* Es necesario contar con ms jueces* Las crceles veracruzanas son mazmorras medievales

    De acuerdo con el ndice Global de Impunidad 2015 de la Uni-versidad de las Amricas y el Diagnstico Nacional de Supervisin Penitenciaria de la Comisin Nacional de Derechos Humanos, el Estado de Veracruz es uno de los principales con-tribuyentes para que Mxico ocupe el lugar 58 de 193 Estados miembros de la ONU -junto con Colombia, Turqua, Filipinas y la Federacin Rusa- del ndice ms alto en permitir que el crimen que-de sin castigo por tres causas: una falta de respeto a los derechos humanos, unas instituciones de acceso a la justicia de-ficientes y las que existen no funcionen correctamente.

    El ndice Global de Impunidad 2015 es un esfuerzo acadmico internacio-nal de la Universidad de Las Amricas y otras escuelas de educacin superior, en donde se trata de medir esta vertiente del crimen sin castigo, en su vertiente funcional y estructural del estado, pues no basta tener leyes protectoras de los derechos humanos si estas no se apli-can.

    De 59 pases miembros de la ONU que contaban con informacin estads-tica para determinar su posicin en la escala mundial, resultaron tres catego-ras: bajo, medio y alto; las mediciones de impunidad baja porque tienen una combinacin adecuada de capacidad es-tructural de sus instituciones en seguri-dad y justicia y que respetan los derechos humanos, fueron: Croacia, Eslovenia, Repblica Checa, Montenegro, Bulgaria, Malta, Polonia, Lituania, Andorra, Ale-mania, Bosnia-Herzegovina, Estonia, Portugal, Serbia, Noruega, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Pases Bajos y Austria.

    En contraste, los cinco pases con ms alto ndice de impunidad son Mxi-co, Filipinas, Colombia, Turqua y la Fe-deracin Rusa; el estudio determina que la impunidad est asociada a la desigual-

    dad, al desarrollo humano y la corrup-cin; sin embargo, la riqueza econmica de los pases no es un factor determi-nante de la impunidad, en cambio la des-igualdad s lo es; y en los pases en donde hay un nivel alto de desarrollo humano cuentan con bajos niveles de impunidad.

    resultados para Mxico

    Mxico ocupa el lugar 58 de 193 Es-tados miembros de las Naciones Unidas en materia de impunidad, este penlti-mo lugar de 59 pases que cuentan con informacin estadstica para el clculo del ndice Global de Impunidad, aun-que cabe decir que Mxico y once pases ms (Austria, Barbados, Bulgaria, Chile, Finlandia, Japn, Pases Bajos, Polonia, Portugal, Repblica Checa y Serbia) es-tn a la vanguardia en la generacin de informacin estadstica en materia de seguridad y justicia.

    De acuerdo con el ndice, Mxico tie-ne dos dimensiones prioritarias que debe atender: la funcionalidad de su sistema de seguridad y la estructura de su siste-ma de justicia. Para la primera, el ndice permite evidenciar la necesidad de opti-

    mizar y ejercer una adecuada ejecucin de los procesos de averiguacin de la mayor parte de las personas que tienen algn contacto formal con los cuerpos de seguridad.

    Hacen falta ms jueces

    Y recomienda: En Mxico no se ne-cesita invertir cada vez ms recursos para aumentar el nmero de policas, sino en los procesos que garanticen la efectivi-

    dad de sus acciones, la ejecucin de esta accin contribuira a liberar la carga de la estructura judicial; al mismo tiempo, el ndice revela la necesidad que tiene Mxico de contar con ms jueces den-tro del sistema de justicia, pues impac-tara inmediatamente sobre los juicios, ya que al aumentar el nmero de stos, se podra reducir el nmero de personas encarceladas esperando sentencia y con ello tambin reducir la sobrepoblacin de las crceles.

    El documento estima una propor-cin, promedio de los pases, de 17 jue-ces por cada 100 mil habitantes, Mxico cuenta con slo cuatro jueces por cada 100 mil habitantes, cifra cuatro veces ms pequea del promedio global; en cambio, Croacia es el pas con el ndice ms bajo de impunidad, cuenta con 45 jueces por cada 100 mil habitantes.

    Sobre la funcionalidad del sistema de justicia mexicano, el ndice permiti evidenciar su deficiencia al tener casi la mitad de su poblacin detenida sin sen-tencia (46%); presentar poca correspon-dencia entre la cantidad de personas en-carceladas por homicidios respecto a los casos denunciados con este delito; as como el hecho de contar con un nme-ro reducido de jueces frente a la cantidad de casos que llegan a tribunales, lo que conlleva a una reduccin de la atencin

  • Mircoles 22 de abril de 2015 / 5

    de un proceso penitenciario en cada uno de ellos.

    Al referirse a la estructura de los sis-temas de seguridad, el ndice retrata per-fectamente los esfuerzos gubernamenta-les de crecimiento del cuerpo policiaco, en Mxico hay 355 policas por cada 100 mil habitantes, cifra que se encuentra muy pegado al promedio de la propor-cin de policas que es de 332 por cada 100 mil habitantes.

    Las variables seleccionadas para me-dir la problemtica de los derechos hu-manos tienen un impacto de 33% en el peso de la calificacin de Mxico. Sin embargo, medir y comparar a Mxico en trminos de derechos humanos no redu-ce el ndice de impunidad para este pas, puesto que sigue estando en los ltimos lugares internacionales en el resto de otras variables estudiadas. El problema de la impunidad en Mxico es funcional y estructural.

    Los indicadores potenciales del ndi-ce Global de Impunidad fueron: policas y jueces por cada 100 mil habitantes; la relacin entre personal en reclusorios y capacidad de total de los penales; re-clusos y capacidad total de los penales; personal en reclusorios entre total de re-clusos; personas en contacto formal con la polica entre total de denuncias, frente a los tribunales entre nmero de policas; procesados entre personas en contacto formal con la polica; condenados entre personas frente a tribunales y nmero de jueces; porcentaje de encarcelados sin sentencia; encarcelados por homicidio entre homicidios totales; desaparecidos, ejecuciones extrajudiciales y tortura en-tre otros.

    Entre sus conclusiones destaca que Mxico y Colombia tienen un compor-tamiento similar en cuanto a indicado-res de mayor impunidad en relacin a la estructura y el funcionamiento de los sistemas de seguridad y de justicia, pues desde la dcada de 1970, el incremen-to de la corporativizacin del crimen organizado, vinculado al fenmeno del narcotrfico, esto afecta la capacidad del Estado para procurar seguridad y justicia; adems de la generacin de un clima constante de corrupcin de las au-toridades que, en ocasiones, actan en complicidad con los criminales.

    Con respecto a la estructura del sis-tema de seguridad, Mxico y Colombia, agrega, ocupan una posicin similar en relacin al nmero de policas por cada 100 mil habitantes (355 y 347 respectiva-mente). En cuanto a sus sistemas peni-tenciarios, en ambos pases tampoco se registraron diferencias significativas en trminos del personal penitenciario por

    la capacidad penitenciaria, en personal penitenciario entre reclusos en las crce-les y en la variable que indica la relacin entre reclusos en crceles entre capaci-dad carcelaria.

    Todos estos indicadores se posicio-nan por debajo de la media, evidencian-do deficiencias sustanciales en el funcio-namiento del sistema de seguridad, des-de que la persona es detenida hasta que es recluida en una prisin para aguardar un juicio, el hacinamiento en las crceles, la tortura y la falta de conocimiento de los procesos judiciales por parte de los inculpados caracterizan el sistema peni-tenciario de ambos pases.

    Mxico y Colombia tambin obser-varon un comportamiento parecido en el funcionamiento del sistema de justi-cia, ya que reportan cifras similares en cuanto a las personas con contactos for-males en los tribunales. De igual forma, se encontraron cifras similares al consi-derar la variable que mide la cantidad de personas encarceladas entre el nmero de personas condenadas por un delito grave, an cuando en Colombia se regis-tra un porcentaje significativamente ma-yor de jueces por cada 100 mil habitantes que en Mxico (10 y 4 respectivamente); las diferencias significativas entre ambos es en cuanto al porcentaje de personas detenidas sin sentencia (47 y 33 respec-tivamente), mismo que en los dos pases supera el porcentaje global.

    Esto se explica porque tanto en Mxico como en Colombia predomina el modelo de prisin preventiva; es decir, el encarcelamiento de los inculpados du-rante el proceso. En el caso de Mxico,

    desde 2008 se empez a impulsar una reforma penal que busca limitar la me-dida de aseguramiento para los delitos menores.

    las crceles veracruzanas, mazmorras medievales

    De acuerdo con el Diagnstico Nacio-nal de Supervisin Penitenciaria (DNSP) 2013, de la CNDH en cuatro centros de reinsercin social (no los ms alejados y tenebrosos como los de Huayacocotla y Huatusco, por mencionar algunos) se obtuvo la siguiente informacin: el Cen-tro de Reinsercin Social La Toma, en Amatln, tiene una capacidad para alojar a 2 mil 328 internos, tienen una calificacin de 7.85; Pacho Viejo, con capacidad para alojar a 876 internos; y el de Acayucan, con capacidad para alojar a 496 internos.

    Los aspectos que evaluaron fueron los aspectos que garantizan la integri-dad fsica y moral del interno, deficiente separacin entre hombres y mujeres en el rea escolar e inexistente en servicio mdico, deficiencias en los servicios para mantener la salud de los internos (sin unidad odontolgica, insuficiente personal mdico, falta de medicamentos y material de curacin).

    Adems de las deficiencias en la su-pervisin del funcionamiento del Centro por parte del titular (inexistente registro de la supervisin), inexistente preven-cin y deficiencias en la atencin de incidentes violentos, deficiencias en la prevencin y en la atencin de la tortura y/o maltrato (inexistente registro de los casos y procedimiento para su atencin),

    deficiencia en el procedimiento para la remisin de quejas de violacin a los de-rechos humanos de los internos ante la instancia competente.

    Otros ms son los aspectos que ga-rantizan una estancia digna, deficiencias relacionadas con la existencia y capaci-dad de las instalaciones para el funcio-namiento del Centro en el rea femenil (inexistentes locutorios, cocina, talleres, aulas, visita ntima y rea de sancionadas, as como insuficiente rea de ingreso, proteccin y rea mdica); deficiencias en las condiciones materiales e higiene de las instalaciones para alojar a los in-ternos (dormitorios, sancionados y suje-tos a proteccin).

    Tambin reportan deficiencias en el consumo y calidad de los alimentos, condiciones de gobernabilidad, falta de manual de procedimientos para in-greso, traslado de internos, motn, uso de la fuerza, solicitar audiencia con las autoridades, presentar quejas, Conse-jo Tcnico Interdisciplinario; as como deficiencias en la difusin de la norma-tividad a los internos, insuficiente per-sonal de seguridad y custodia, as como personal femenino, deficiencias durante el proceso de imposicin de sanciones disciplinarias (no se notifican por escri-to, deficiencias en la ubicacin en el rea de sancionados despus de la determina-cin, la sancin contempla la suspensin de la visita familiar e ntima, suspensin de la comunicacin telefnica, con su abogado, y falta de aviso por parte del rea de trabajo social a los familiares del interno que se encuentra sancionado), entre otras carencias.

  • Mircoles 22 de abril de 20156 /

    Gonzalo C. Lpez

    Qu Est pasando?

    Reforma Poltica: nadie sabe qu es ni a qu le tira

    All por 1977, en San Luis Potos por el mes de octubre, el que fuera sempiterno lder de la CTM y brazo derecho del PRI, Fidel Velzquez se avent ese canillazo: Le llaman Reforma pero na-die sabe qu es ni a qu le tira.

    Usted, ya le dio el golpe a la reforma poltica, ya la entendi, la ha comprendido, sabe qu es lo que se quiere y qu lo que se busca, cul es la idea, el propsi-to a qu le tiran con esto?

    stas son respuestas que debe dar un especialista, un tcnico.

    Los polticos andan en un mundo desconocido, el miedo a perder posiciones y mermar intereses perso-nales y de grupos, los polticos se han lanzado a ex-plicar.

    Y los que quieren alcanzar un lugar, tambin lo han hecho.

    Los primeros, para no dejarse; los segundos para ver qu alcanzan.

    Por eso nos han confundido con la reforma pol-tica. La han devaluado. Desgastado. La han puesto a flotar, como dira algn economista.

    Una cosa es clara en esta reforma poltica: que es necesario cambiar, modificar, actualizar las cosas, por-que el sistema poltico ya no da ms de s, se corre el riesgo de que reviente y con l todos.

    Para ilustrar a los candidatos y autoridades elec-torales, he aqu un resumen de la reforma poltica-electoral agrupada en seis ejes temticos:

    1.-En el rgimen de gobierno, la novedad es la fi-gura de gobierno de coalicin, por el que podr optar el presidente en cualquier momento de su gestin, des-pus de haber firmado un convenio con los partidos polticos y obtenido la aprobacin del Senado (art. 89, fraccin XVII). Tambin se refuerza la participacin de ambas Cmaras en la ratificacin de gabinete, donde la Cmara de Diputados tendr la facultad exclusiva de ratificar al Secretario de Hacienda y sus empleados ma-yores, salvo que se opte por un gobierno de coalicin

    (art. 74, III) y el Senado, de ratificar a los empleados superiores de Relaciones Exteriores, de integrar la lista de candidatos a Fiscal General de la Repblica y enviar-la al Presidente, quien, a su vez, formar, de entre los propuestos, una terna que presentar al Senado, el que nombrar al Procurador y podr hacer observaciones a su remocin, que puede hacer el Presidente (art. 76, II y XIII, art. 102, Apartado A, fracciones II y III).

    Otro cambio importante es la introduccin de la reeleccin legislativa: Los senadores podrn ser electos hasta por dos y los diputados federales hasta por cua-tro periodos consecutivos. Sin embargo, debern ser postulados por el mismo partido, a menos que hayan renunciado a su militancia antes de la mitad de su man-dato (art. 59).

    Las entidades federativas debern regular la reelec-cin de los presidentes municipales, regidores y sndi-cos, quienes podrn ser reelectos por un periodo con-secutivo, siempre y cuando el periodo de su mandato no sea mayor a tres aos. Tambin debern permitir la reeleccin de los diputados de las legislaturas locales y de la Asamblea Legislativa del DF por hasta cuatro pe-riodos consecutivos. Igual que a nivel federal, su pos-tulacin deber ser por el mismo partido, a menos que haya renunciado a su militancia antes de la mitad del mandato (art. 115, fraccin I). La reforma se aplicar a los diputados y senadores electos en 2018. En cuanto a los cargos de nivel local, no ser aplicable para los funcionarios que se encuentren en funciones a la entra-da en vigor de la reforma (artculos Dcimo Primero, Dcimo Tercero y Dcimo Cuarto transitorios).

    La reforma adelanta tambin la jornada electoral para el primer domingo de junio (art. Segundo Tran-sitorio, fraccin II, inciso a) y cambia la fecha de toma de protesta del Presidente electo para el 1 de octubre (art. 83). Ese ltimo cambio operar hasta la eleccin de 2024 (dcimo quinto transitorio).

    2.-Autoridades electorales, modifica de manera sustancial la estructura y la distribucin de la facultad

    de organizacin electoral. En primer lugar, la refor-ma desaparece al IFE y en su lugar crea al Instituto Nacional Electoral (INE). La funcin bsica del INE ser la de organizar las elecciones federales, sin embargo, se le otorgan tambin facultades en al mbito local. En princi-pio, ser una autoridad supervisora y que d linea-mientos para el desarrollo de los procesos locales (41, base V, apartado B, inciso a) y b)). Adicional-mente, podr organizar las

    elecciones de los dirigentes de los partidos polticos, a peticin de los mismos (art. 41, base V, apartado B), tendr a su cargo la verificacin del requisito necesario para realizar las consultas populares, as como la orga-nizacin, desarrollo, cmputo y declaracin de resulta-dos de las mismas (art. art. 35, fraccin VIII, numeral ocho) y la tarea de fiscalizacin de finanzas de los parti-dos tanto en el mbito federal, como local (art. 41, base V, apartado B).

    las facultades del ine Un elemento importante que introduce la reforma

    es la modificacin de las facultades del INE respecto de los procedimientos sancionadores. A partir de aho-ra, el INE queda encargado de investigar las infraccio-nes por presuntas violaciones a la normativa relativa al acceso a los medios de comunicacin y de propaganda, para integrar el expediente y someterlo al conocimien-to y resolucin del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacin. El INE podr imponer, entre otras medidas cautelares, la orden de suspender o cancelar de manera inmediata las transmisiones en radio y tele-visin, de conformidad con lo que disponga la ley (art. 41, base III, apartado D).

    El Consejo General del INE tendr nuevas faculta-des y podr, en los supuestos previstos por la ley, y por el voto de al menos ocho consejeros:

    asumir directamente la realizacin de las activida-des propias de la funcin electoral que corresponden a los rganos electorales locales;

    delegar en los rganos electorales locales las atri-buciones relacionadas con la organizacin electoral, sin perjuicio de reasumir su ejercicio directo en cualquier momento;

    atraer a su conocimiento cualquier asunto de la competencia de los rganos electorales locales, por su trascendencia o para sentar un criterio de interpreta-cin (art. 41, base V, Apartado C).

    Se incrementa el nmero de consejeros electora-les a 11 y cambia el procedimiento de nombramiento del Consejo General. El nuevo procedimiento prev una evaluacin a cargo de un comit tcnico, aunque el nombramiento ser por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cmara de Di-putados (art. 41, base V, apartado A).

    La reforma crea un Servicio Profesional Electoral Nacional, que ser regulado por el INE. La regulacin del Servicio Profesional, que abarcar las reglas de se-leccin, ingreso, capacitacin, profesionalizacin, pro-mocin, evaluacin, rotacin, permanencia y disciplina de los servidores pblicos de los rganos ejecutivos y tcnicos tanto del INE, como de los organismos p-blicos locales, ser desarrollada por la legislacin se-cundaria y por los reglamentos que apruebe el Consejo General del INE (41, base V, apartado D).

    La reforma mantiene la existencia de los institu-

  • Mircoles 22 de abril de 2015 / 7

    tos electorales locales, aunque con importantes cam-bios en sus facultades, integracin y nombramiento. A partir de la reforma, todos los consejos generales de los institutos locales se integrarn por seis consejeros y un Consejero Presidente. Su designacin y remocin correr a cargo del Consejo General del INE, aunque todava no est previsto un procedimiento en particu-lar (41, base V, apartado C). En cuanto a sus facultades, realizarn los escrutinios y cmputos, declaracin de validez y otorgamiento de constancias a los candidatos ganadores, realizaran los procedimientos de consultas populares en el mbito local; tambin sern encarga-dos de administrar el acceso a las prerrogativas de los candidatos y partidos polticos, realizar las tareas de educacin cvica, preparacin de la jornada electoral, impresin de documentos y la produccin de materia-les electorales y, finalmente, de resultados preliminares; encuestas o sondeos de opinin; observacin electoral, y conteos rpidos; algunas de esas facultades las desa-rrollarn conforme a los lineamientos establecidos por el INE (art. 41, base V, apartado C).

    En cuanto al TEPJF, la reforma mantiene todas sus facultades, aadiendo una nueva: la de resolver los asuntos que el INE someta a su conocimiento para la imposicin de sanciones por violaciones relacionadas con la propaganda poltica, electoral y gubernamental, realizacin de actos anticipados de campaa y acceso a los medios de comunicacin (art. 41, base III, apartado D y art. 99, base IX).

    La reforma no afecta de manera directa la situacin de los tribunales locales, pero, en un afn de homo-geneizar su integracin, establece que se conformen por un nmero impar de magistrados, electos por las dos terceras partes de los miembros del Senado de la Repblica, previa convocatoria que para tal efecto se emita (art. 116, norma IV, inciso c, 5o). De acuerdo al rgimen transitorio, el Senado deber nombrar a los magistrados locales con antelacin al inicio del siguien-te proceso electoral local posterior a la entrada en vigor de la reforma (dcimo transitorio).

    3.-El rgimen de partidos tambin sufre algunos cambios importantes. Con la reforma, el requisito para mantener el registro se eleva a rango constitucional y ahora se requiere el 3% de la votacin vlida emitida en cualquiera de las elecciones que se celebren para la renovacin del Poder Ejecutivo o de las Cmaras del Congreso de la Unin (art. 41, base I). Este porcentaje tambin est relacionado con el acceso a las prerrogati-vas, la cantidad de votos necesarios para acceder a estas se eleva an ms con el cambio en la base sobre la cual se calcula: anteriormente era el 2% de la votacin na-cional emitida (art. 101 inciso b) del COFIPE), mien-tras que la reforma lo establece en el 3% de la votacin vlida emitida (art. 41, base I). Asimismo, acorde a la reforma, todo partido poltico que alcance al menos el 3% del total de la votacin vlida emitida para las listas regionales de las circunscripciones plurinomina-les, tendr derecho a que le sean atribuidos diputados segn el principio de representacin proporcional (art. 54, base II).

    La reforma de 2014 plantea cambios importantes y ordena la creacin de una Ley General de Partidos Po-lticos que establezca un sistema uniforme de coalicio-nes para los procesos electorales federales y locales. El cambio ms importante es la introduccin de las coali-

    ciones flexibles y la modificacin en la defi-nicin de la coalicin parcial. Las coalicio-nes flexibles sern para postular al menos el 25% de las candidaturas en un mismo proceso electoral federal o local, bajo una misma plataforma electoral. Por coalicin parcial se entender la que establezcan los partidos polticos para postular al menos el 50% de las candidaturas en un mismo pro-ceso electoral federal o local, tambin bajo una misma plataforma (art. Segundo transi-torio, fraccin I, inciso f).

    Hasta la fecha, la obligacin de acatar la cuota de gnero obedeca a un mandato legal de garantizar que ningn gnero tu-viera ms de 60% de candidaturas en las elecciones legislativas. Con la reforma 2014 ese mandato pas al orden constitucional, imponiendo a los partidos polticos la obli-gacin de garantizar la paridad de gnero, es decir, que se integren las listas con el 50% de hombres y 50% de mujeres en la postulacin de candidaturas a legislado-res federales y locales (art. 41, base I).

    4.-En el tema de fiscalizacin, las nuevas reglas que establece la reforma en el artculo 41 constitucional y en el Segundo transitorio parecen indicar que el nuevo procedi-miento de fiscalizacin de gastos de campaa se estar de-sarrollando en paralelo a las campaas electorales. El art. 41, base V, apartado B, penltimo prrafo, establece que el Instituto Nacional Electoral (INE) estar encargado de realizar la fiscalizacin y vigilancia durante la campaa, del origen y destino de todos los recursos de los partidos y candidatos. El artculo Segundo transitorio estipula que la nueva ley electoral que deber expedir el Congreso es-tablecer un sistema de fiscalizacin durante la campaa electoral, que incluir los lineamientos de contabilidad ho-mognea para los partidos y candidatos, la cual deber ser pblica y de acceso por medios electrnicos. Adems, los partidos podrn optar por realizar todos los pagos relati-vos a sus actividades y campaas electorales por conducto del INE.

    Otra de las novedades de la reforma son dos causa-les de nulidad relacionadas con los aspectos financieros de los procesos electorales. La Constitucin establece que ser causal de nulidad de la eleccin el rebase del tope de gasto de campaa en un 5% del monto total autorizado, o el haber recibido o utilizado recursos de procedencia ilcita o recursos pblicos en las campaas (art. 41, base VI).

    Adems, se determina que dichas violaciones ten-drn que acreditarse de manera objetiva y ser determi-nantes para el resultado electoral. La misma Constitu-cin seala que se considerarn determinantes cuando la diferencia entre los candidatos en el primer y segun-do lugar sea menor al 5%. Finalmente, en caso de de-clararse la nulidad de una eleccin, se convocar a una eleccin extraordinaria, en la que no podr participar la persona sancionada.

    5 y 6.-El modelo de comunicacin poltica sufre al-gunos cambios puntuales. Se introduce una nueva cau-sal de nulidad por compra de cobertura informativa en radio y televisin (art. 41, Base VI). El mismo artculo seala que dichas violaciones tendrn que acreditarse de manera objetiva y ser determinantes para el resulta-do electoral. La Constitucin seala que se considera-

    rn determinantes cuando la diferencia entre los can-didatos en el primer y segundo lugar sea menos al 5%.

    La reforma modifica la restriccin a la propagan-da negativa, que queda formulada en nuevos trminos: En la propaganda poltica o electoral que difundan los partidos y candidatos debern abstenerse de expre-siones que calumnien a las personas (art. 41, base III, apartado C), y obliga al Congreso a emitir una ley que regule la propaganda gubernamental (art. Tercero tran-sitorio).

    A partir de la reforma 2014, la Constitucin es-tablece ciertas reglas bsicas respecto de las consultas populares, que podrn ser convocadas por el Presiden-te de la Repblica, el 33% de los integrantes del Senado o de la Cmara de Diputados (aunque en esos casos se requiere la aprobacin de ambas Cmaras), o el 2% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores. La organizacin de las consultas estar a cargo del INE y se debern llevar a cabo el mismo da de la jorna-da electoral federal. Sus resultados sern vinculatorios cuando la participacin ciudadana sea mayor al 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores (art. 35, fraccin VIII).

    Es importante sealar que la misma Constitucin establece temas que no pueden ser objeto de consulta: los derechos humanos; los principios democrticos; la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad nacional y la organizacin, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada. La Suprema Corte de Justicia de la Nacin ser la encargada de determinar si un tema en particular puede ser sometido a consulta popular (art. 35, fraccin VII). Hasta aqu.

    A qu estn obligados, pues, los responsables de la conduccin del pas y los estados?

    Es a realizar el intento conscientes, como estn, de ya no se puede estirar ms la cobija de nuestro proce-so democrtico con base en cifras de millones de vo-tos porque se llega a la incongruencia de que tenemos un sistema pluripartidista pero a nuestro estilo: el PRI ha recuperado el poder y aunque sea mayoritario, hay otras corrientes que tambin tienen su peso.

    Esto ya no aguanta mucho tiempo ms as. Hay que prever antes de que explote. Buscar una

    solucin o, al menos, intentarlo. Estamos en ese camino. Los resultados se vern en

    junio [email protected]

  • Mircoles 22 de abril de 20158 /

    Bailan a ValverdeRaymundo Jimnez

    Va LIBRE

    Hace ms de tres meses, el lunes 5 de enero de este ao, el presidente Enrique Pea Nieto encabez en la residencia oficial de Los Pinos el acto Hacia la Clave nica de Identidad. Tu acta de nacimiento donde te encuentres, en el que firm un convenio con los go-bernadores de las 31 entidades federativas y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal para que cada mexicano, a travs de inter-net, pudiera acceder en cualquier parte de Mxico y el extranjero a la consulta y la impresin de actas de nacimiento en todos los Registros Civiles del pas.

    Acompaado del Jefe de Gobierno ca-pitalino y de los 31 mandatarios estatales, entre ellos el gobernador Javier Duarte, de Veracruz, Pea Nieto subray que la mo-dernizacin de los Registros Civiles haba permitido hasta ese momento la digitaliza-cin del 92 por ciento de las actas de nacimiento en todo el pas. En ese mismo acto, el Presidente instruy al secretario de Gobernacin, Miguel ngel Osorio Chong, para acelerar la interconexin de datos de los Registros Civiles de las entidades fe-derativas con la red consular.

    En el estado de Veracruz este programa le habra sido encomendado a Hugo Palmer Caracas, subdirector de Coordinacin, Capacitacin y Evaluacin de Oficia-las y Servicios del Registro Civil. Sin embargo, en la dependencia a cargo de Rafael Valverde Elas corren versiones de que este prepotente sujeto estara entorpeciendo sospechosamente su desarrollo, ya que aducen que el pretexto no puede ser la falta de internet porque en la mayora de las cabeceras municipales s hay conectividad. Lo que se especula es que este funcionario traera presuntamente entre manos, en supuesta complicidad con otros personajes, meter un programa que costara varios millones de pesos al gobierno del estado, soslayando el programa que de forma gratuita enva la Federacin a travs del RENAPO y que tiene 7 millones 643 mil 194 actas de nacimiento capturadas (aparecen como poblacin total), segn se pue-de checar en la direccin electrnica https://renapo.gob.mx/swb/swb/RENAPO/ServiciosRCcasa. Tambin se puede verificar el programa nacional en el telfono sin costo 01800-911-11-11.

    Segn la denuncia que hicieron llegar a esta columna, Palmer Caracas estara en-gaando y haciendo quedar mal al director general del Registro Civil, quien durante 14 aos lo ha sostenido como subdirector pese a que ha defraudado su confianza. Anteriormente, de 1988 a 2001, Valverde lo tuvo como encargado del rea Jurdica, Asentamientos Extemporneos y Programas Especiales en la Oficiala del Registro Civil en el puerto de Veracruz.

    Y es que nos refieren que en junio del ao pasado este individuo falsific un documento para hacer un sospechoso cambio en la Oficiala del Registro Civil de Tlalixcoyan.

    En efecto, segn algunas notas periodsticas, el 3 de junio de 2014 se aperso-n en la Oficiala del Registro Civil de Tlalixcoyan el Lic. Jos Armando Pinto Hernndez, Oficial del Registro Civil del puerto de Alvarado, y Alfredo Morales Flores, ex Oficial del Registro Civil de Paso de Ovejas, mismo que meses atrs haba sido separado del cargo por la ex alcaldesa alvaradea Sara Luz Herrera y por el diputado local de ese distrito a causa de una denuncia por supuestos malos manejos que haban hecho en su contra.

    Tras identificarse con la Oficial del Registro Civil de Tlalixcoyan y mostrarle el supuesto oficio firmado por Valverde, sta le avis al alcalde Carlos Alberto Triana, del PAN, quien de inmediato rechaz esa designacin ya que previamente l le haba solicitado al gobernador Javier Duarte y al secretario de Gobierno, Erick Lagos, que no se removiera a la funcionaria porque estaba trabajando bien.

    Al presentarse en la Presidencia Municipal para realizar el cambio de Oficial del Registro Civil, el edil panista les pidi el nombramiento escrito e inmediatamente se comunic con Valverde para pedirle que desistiera de dicha accin. Pero, oh, sorpresa!, al comunicarse con el director general, ste le dijo que desconoca dicho oficio, que l nunca lo haba firmado y que tal vez se trataba de un error. Al enterarse de esto, el alcalde les pidi a las dos personas que se retiraran de inmediato o los denunciara por falsificacin de documentos.

    Como resultado de lo anterior se investig quin haba falsificado dicho docu-mento, descubrindose que haba sido Hugo Palmer, quien acept que lo haba he-cho porque el Lic. Valverde no estaba y se necesitaba hacer el cambio porque segn esa instruccin habra recibido de la Secretara de Gobierno.

    A raz de esta situacin comenzaron a destaparse otras situaciones, en las que se implicaba a Palmer Caracas en presuntos negocios con algunos oficia-les del Registro Civil, vendindoles supuestamente las plazas y cobrndoles cuotas de proteccin para que no los removieran a pesar de las denuncias recibidas en su contra por malos manejos. Entre las Oficialas sealadas de presunto pago de cuotas se mencionaban las de Soledad de Doblado, rsulo Galvn, Tierra Blanca, Alvarado, Cosamaloapan, ngel R. Cabada, Lerdo de Tejada, Acayucan y Cotaxtla, aunque se lleg a comentar que eran ms de 50.

    Al subdirector del Registro Civil del estado lo vincularon como cmplice de Jorge Calleja Hernndez, a la sazn director general de Organizaciones y Partidos Polticos dependiente de la Subsecretara de Gobierno, ya que supuestamente l le filtraba la documentacin que Palmer quera hacerle llegar al secretario Erick Lagos como si fuera una instruccin de su jefe Valverde, o viceversa, Calleja le haca llegar a Palmer oficios como si fueran una instruccin del titular de la SEGOB hacia el Lic. Valverde.

    Pero Calleja ya no est en Palacio de Gobierno, desde hace un par de meses se fue con su amigo Lagos Hernndez a hacer talacha electoral en el distrito de Acayu-can. Quin proteger ahora a Palmer? Por fin se lo sacudir Valverde? O qu le sabe a su jefe que tal parece que no puede prescindir de l a pesar de sus deslealtades e ineptitud manifiestas?

  • Mircoles 22 de abril de 2015 / 9

    * Hctor, el candidato de Tony Macas

    Jos Ortz Medina

    EntRE... LnEas

    Siguen las broncas en el IVAI. De acuerdo con la Agencia Comunica Networ-ks, consejeros del Instituto Veracruzano de Acceso a la Informacin (IVAI) gastan de forma excesiva recursos pblicos para viajar en avin y hospedarse en lujosos hoteles, adems, utilizan el cargo para ofertar a ayuntamientos asesora en materia de transparencia y vender diseo y actualizacin de pginas web a los sujetos obligados.

    Toda esta operacin comercial que podra ser tipificada como un delito por trfico de influencias, se realiza a travs de la pgina www.webxalapa.com que administra Jorge Ceballos Ortiz, actual responsable de la Unidad de Sistemas Infor-mticos del IVAI, mismo que recibe instrucciones directas del consejero Fernando Aguilera de Hombre pero con el conocimiento y la complicidad del consejero pre-sidente, Jos Luis Bueno Bello.

    Varios ayuntamientos pagan a web Xalapa.com significativas cantida-des de dinero por sus portales de transparencia, los cuales tienen la apro-bacin de los consejeros del IVAI para quedar exentos de cualquier obser-vacin o posible incumplimiento a la Ley de Transparencia y Acceso a la Informacin.

    A pesar de estar de acuerdo en estas negociaciones, la disputa por obte-ner ms recursos del presupuesto del IVAI, llev a los consejeros Yolli Garca lvarez y Fernando Aguilera de Hombre a iniciar una lucha en contra de su presidente Jos Luis Bueno Bello, quien ahora se niega a autorizarles ms dine-ro para viajes en avin, hospedaje en hoteles de lujo y viticos para asistentes personales.

    La ex magistrada de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judi-cial de la Federacin y actual consejera del IVAI, Yolli Garca lvarez, enfrenta acusaciones por utilizar los recursos pblicos y humanos de ese organismo para uso personal, ya que viaja por todo el pas para asistir a reuniones y cursos de capacitacin.

    Documentos del mismo Instituto Veracruzano de Acceso a la Informacin com-prueban que en lo que va del ao 2015, la consejera Yolli Garca ha realizado por lo menos 10 viajes a lugares como Tijuana, Tlaxcala, Yucatn, Morelos, Tabasco y la Ciudad de Mxico; en cada viaje, la funcionaria exige ser acompaada por tres asistentes que al igual que ella se transportan en avin y se hospedan en hoteles de cinco estrellas.

    El consejero Fernando Aguilera de Hombre quien ahora aspira a ser presidente del IVAI, tambin ha tenido estos privilegios, pues integr su propio programa de cursos de capacitacin para recorrer con presupuesto pblico el estado y algunas ciudades tursticas del pas.

    De acuerdo con declaraciones hechas por Jorge Martn Bauelos Gmez, ex asistente de la Secretara Ejecutiva del IVAI, Aguilera de Hombre es una persona que se conduce bajo la impunidad y proteccin del mismo sistema, es un funcionario que abusa de su cargo para hacer todo tipo de actos ile-gales.

    Fernando Aguilera lleva ocho aos viviendo de las finanzas del Instituto Veracruzano de Acceso a la Informacin y disfrutar otros cuatro aos ms de salario, bonos, prestaciones y viticos. En 2007 ingres al IVAI como secretario tcnico, en 2008 fue ascendido a secretario general, en 2011 obtuvo el cargo de secretario de acuerdos y en 2013 fue electo consejero, puesto que desempear hasta el ao 2019.

    El presidente del IVAI, Jos Luis Bueno Bello, con seis aos de trabajo en esa institucin, no escapa a las acusaciones de nepotismo, trfico de influencias y co-rrupcin. Ha sido sealado por la ex jefa de la Unidad de Acceso a la Informacin Pblica de ese rgano por su complicidad con la ex diputada local del PRI, Karime Aguilera Guzmn, quien colocaba personal en esa institucin y despus les exiga la entrega del 50 por ciento de sus salarios.

    A Bueno Bello tambin se le acusa de haber apoyado con recursos del IVAI la campaa de Karime Aguilera, quien pretendi -sin xito- ganar en 2013 la presidencia municipal de La Antigua, en 2014. El presidente del IVAI respald el despido masivo de personal que exigi a su llegada la con-sejera Yolli Garca.

    El Instituto Veracruzano de Acceso a la Informacin ejerce un presupuesto de 39 millones de pesos, el cual en su mayora se utiliza para sueldos, compensaciones, ayuda para pasajes, despensa, gratificaciones, prima vacacional, estmulos y viticos extraordinarios de los tres consejeros y algunos jefes de rea.

    capital moral de anil, devaluado;candidata mejor ya no firma nada

    Y parece que alguien le recomend a la candidata priista por el PRI-PVEM en el

    distrito de Veracruz urbano, Anil Ingram, que ya no firme nada durante sus jorna-das de campaa poltica.

    Durante el debate de los candidatos a la diputacin federal por el referido distrito organizado por una estacin de radio del puerto jarocho, la priista fue conminada por los abanderados de los dems partidos a firmar un compromiso en el que se comprometa a bajarse el sueldo a 40 mil pesos si es que llegase a San Lzaro, a lo que Anil (quien legalmente ya se llama as, luego de tramitar un cambio de nombre ante el Registro Civil) simplemente se neg.

    Y es que tras la tremenda balconeada de la semana pasada, en la que medios na-cionales e internacionales exhibieron cmo con la mano en la cintura Anil Ingram incumpli con su promesa, firmada ante notario pblico, de permanecer en su curul en el Congreso del Estado los tres aos para los que fue electa en 2013, pues ya mejor se cur en salud y no firm nada.

    Porque si gana, ya mero se va a bajar el sueldo. Y de todas formas, no cumple lo que promete.

    Desvo millonario

    en Prevencin Nos comentan que en algunas dependencias del gobierno estatal varios mandos

    medios y operativos estn a punto de salir huyendo.Y es que ante la amenaza de que habr detenciones tras las denuncias de la Au-

    ditora Superior de la Federacin por las millonarias irregularidades detectadas en la administracin estatal, muchos burcratas ya no quieren firmar ninguna clase de documento, no sea que los vayan a empinar para que paguen por lo que otros se embolsaron.

    Por ejemplo, en la Direccin General de Prevencin y Readaptacin Social, hay millonarias sumas bailando, por la adquisicin de equipo e infraestructura que jams lleg a la dependencia, desde mobiliario de oficina hasta sofisticados instrumentos para investigacin.

    Nadie quiere cargar con muertos que no son suyos. Pero entonces, quin va a dar la cara?

    hctor Yunes, el candidatodel suegro del Gobernador

    Un reportero le pregunt al suegro del gobernador Javier Duarte de

    Ochoa, Tony Macas, oiga, quin es su candidato a gobernador?, a lo que el millonario empresario (cuya riqueza ha aumentado en este sexenio, quin sabe por qu ser), respondi de bote pronto: Hctor Yunes Landa. Sin comentarios

    * Anil, una candidata muy devaluada* Millonario desvo en Prevencin Social

  • Mircoles 22 de abril de 201510/

    lvaro Belin Andrade

    HoRa LIBRE

    La debacle de la educacin en Veracruz

    Que su trayectoria acadmica la haya solventado en institucio-nes educativas privadas podra explicar el desdn del gobernador Javier Duarte de Ochoa hacia la educacin p-blica, pero no justificarlo.

    En los ms de cuatro aos de su gestin, Duarte ha mostrado a los vera-cruzanos cmo pueden tirarse, campe-chanamente, todos los intentos seeros por convertir a la educacin pblica en un poderoso instrumento de desarrollo para la entidad.

    A la imposicin en los puestos direc-tivos del sector educativo de personajes sin experiencia, con dudosa formacin acadmica, vinculados ms a actividades proselitistas del PRI y con una ansiedad por escalar rpidamente en sus fortunas personales, debera sealarse el despla-zamiento de profesionistas probos y ca-pacitados y a la cancelacin de proyectos que buscaban elevar la calidad educativa.

    Ya hemos visto cmo se ha postra-do a la Universidad Veracruzana no solo mediante el escamoteo de mayores recursos para su fortalecimiento como formadora de cuadros profesionales in-dispensables para la entidad, sino inclu-so mediante la retencin de los que son enviados y etiquetados por el gobierno federal.

    adis a la calidad educativa

    Varias son las seales que alertan sobre el resbaloso tobogn en que se desliza irremediablemente la calidad de la educacin pblica en Veracruz. Repa-semos algunos:

    1. Desvo escandaloso de recursos federales orientados al sistema educativo estatal, para ser utilizados en otros con-ceptos, sealadamente los bolsillos de

    los funcionarios pblicos e, incluso, para construir carreras polticas e impulsar campaas electorales.

    2. Abandono de la infraestructura educativa, que muestra por todos los rumbos de la entidad un creciente dete-rioro en los inmuebles destinados a edu-cacin, muchos de los cuales presentan daos que podran poner en grave riesgo la seguridad de alumnos y profesores.

    Si a esta circunstancia que merma la productividad en los procesos edu-cativos tanto en zonas urbanas como rurales, le agregamos la inexistencia de proyectos constructivos para nuevos planteles (muchos de los cuales deben funcionar en espacios improvisados e inadecuados), podemos calcular el cre-ciente dficit que heredar (junto con el gobierno precedente) a los gobiernos por venir, que ser difcil de cerrar en las prximas dos dcadas.

    3. Nula dotacin de materiales didcti-cos, nuevas tecnologas y conectividad (en algunos casos, incluso acceso a servicios bsicos como agua potable y electricidad) a las escuelas de todos los niveles educati-vos, lo que est colocando a Veracruz en un decreciente nivel competitivo, lo que ya genera que los empleos mejor remunera-dos creados en nuestro territorio sean ocu-pados por tcnicos y profesionistas forma-dos en otras latitudes, fenmeno que se profundizar en las prximas dcadas.

    Gracias a ello, pese a las expectativas de grandes inversiones en sectores es-tratgicos, como las industrias petrolera, petroqumica, de energa, portuaria y de telecomunicaciones, la mayora de los veracruzanos tendrn que conformarse con emplearse en el sector de los servi-cios para atender la mano de obra cali-ficada proveniente de otros rumbos del pas e, incluso, del extranjero.

    Las denuncias documentadas por la Auditoria Superior de la Federacin (ASF) sobre el desvo de enormes su-mas de recursos federales destinados a la dotacin de equipos de cmputo para estudiantes, permiten explicar que los esfuerzos para la adquisicin de habi-lidades digitales en los nios y jvenes veracruzanos no estn rindiendo frutos, lo que est profundizando la brecha tec-nolgica frente a los de otras entidades.

    4. Sumisin y contubernio con las dirigencias magisteriales tradicionales, que han convertido a la abultada n-mina del sector educativo en un oasis de corrupcin, desvo de recursos, pago de favores polticos y enriqueci-miento desenfrenado de funcionarios, lo que lleva consigo que se hayan di-namitado los aspectos positivos de la reforma educativa peista que, en Ve-racruz, solo ocupa lugar de honor en el discurso poltico.

    5. Improvisacin de funcionarios edu-cativos, lo que ha transformado a la Secre-tara de Educacin de Veracruz (SEV) en una estructura paralela del Partido Revo-lucionario Institucional (PRI). De esa ma-nera, buena parte del presupuesto a edu-cacin se ha convertido en la caja grande de donde se ceban los dirigentes priistas para el financiamiento de sus actividades proselitistas, la manutencin onerosa de sus dirigentes y activistas en las nminas oficiales, la cooptacin de fuertes contin-gentes del magisterio a favor del partido y la utilizacin de los recursos materiales (computadoras, inclusive) para la compra masiva de votos.

    la dictadura de los improvisados

    En el presente sexenio, la SEV ha sido, a no dudarlo, la muestra ms vulgar

    de la corrupcin, la improvisacin y la desvergenza.

    No hace falta sino observar la mano inexperta que la tuvo en los primeros cuatro aos, Adolfo Mota Hernndez, hoy un titubeante candidato priista a la diputacin federal por un distrito (Xala-pa Rural) al que no pertenece.

    Durante su desaseada gestin, flo-recieron los ms oscuros negocios con dineros pblicos, mientras l volteaba a otro lado, interesado ms en salir co-rriendo al Congreso federal e, iluso y desmesurado, soar en concursar por la candidatura al gobierno de dos aos en los comicios del ao entrante.

    Por eso no le import que desde el gobierno del estado le impusieran fun-cionarios inoperantes, ignorantes y pig-norantes; una redada de bandoleros que han sentado sus reales en dependencias como Cecytev, Cobaev, Tebaev, Espa-cios Educativos y dems.

    Flavino Ros Alvarado, su actual titular quien, segn algunos colum-nistas como Manuel Rosete Chvez, se ufana de un doctorado expedido por una universidad patito de San Luis Potos, ha evitado romper los privi-legios de sus poderosos subalternos y, en cambio, ha puesto a sufrir a miles de profesores mediante la retencin de sus salarios hasta en tanto no justifi-quen sus cargas acadmicas, cuando toda la informacin al respecto obra en su poder y poco ha hecho por dis-minuir las plazas con que gozosamente se han prodigado dirigentes y comisio-nados magisteriales.

    Nada espera el veracruzano tanto como que termine este gobierno que ha dilapidado hasta los recursos con que no cuenta, en un afn por mantenerse co-nectado a la abundante fuente de rique-

  • Mircoles 22 de abril de 2015 /11

    zas personales que representa el erario. Mientras eso sucede, han pasado cuatro aos de insistente golpeteo a la educa-cin pblica, que ha quedado en una situacin que difcilmente podremos re-mediar en dos dcadas.

    Quede como testimonio lo que ocu-rre en el Colegio de Estudios Cientfi-cos y Tecnolgicos (Cecytev), expuesto en esta columna la semana pasada, una investigacin sobre la corrupcin, el ne-potismo y dems linduras de su director Fernando Arteaga Aponte. Una inves-tigacin, por cierto, que tuvo eco en el espacio virtual del periodista Luis Velz-quez Rivera (Blog Expediente), quien no tuvo la gentileza ni la honradez de citar la fuente.

    corrupcin e impunidad nos ahogan

    No era necesario que el rgano de Fiscalizacin Superior (Orfis) realizara una encuesta para saber la percepcin ciudadana sobre la corrupcin que cam-pea en los gobiernos locales.

    Las constantes denuncias tanto en los medios de comunicacin que no cuentan con candados para decir la verdad, como en las redes sociales apuntan justamente a establecer una lnea de conducta que afec-ta gravemente el desarrollo de la entidad, tanto en el gobierno estatal como en los gobiernos municipales.

    Y no es que Enrique Bentez Pon-ce, director de Promocin, Difusin y Contralora Social del Orfis, descubriera el hilo negro en una charla que, sobre participacin ciudadana, sostuvo con estudiantes de la UV en la USBI de Ix-taczoquitln, donde reconoci que en la actualidad la sociedad tiene un mal con-cepto de los servidores pblicos.

    En cada rincn del estado, incluso en los ms remotos y marginados, y en cada oficina pblica, los veracruzanos nos to-pamos cotidianamente con actos de co-rrupcin que no son perseguidos y, en ocasiones, son abiertamente solapados por los rganos de control de los pode-res ejecutivo y legislativo, los que se han convertido en verdaderas maquinarias de complicidad y latrocinio compartido, entre ellos, el mismo Orfis.

    El problema que no atac el funcio-nario, cuya buena intencin se qued en un mero acto de constriccin, fue que de nada servir la participacin ciudadana si los actos denunciados por grupos o in-dividuos solo son tomados como alerta para echarle tierra al excremento.

    Segn Bentez Ponce, derivado de un ejercicio realizado recientemente me-diante encuesta, el 66 por ciento de la

    poblacin opina que los gobiernos lo-cales (municipales) en el estado no han tenido resultados en materia de empleo, 59 por ciento reconoci que no se sien-te satisfecho en materia de educacin, mientras que 58 por ciento se siente in-satisfecho con la aplicacin del recurso pblico y su transparencia.

    Y este ltimo punto, que debiera te-ner su correlato en la investigacin pun-tual por parte de ese rgano de control, es el que est poniendo en verdadero jaque al gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

    la corrupcin la estn premiando

    Mientras hubo dinero para tapar los hoyos que eran descubiertos, se contaba con la complicidad de los medios predi-lectos del rgimen para evitar que fueran divulgados y haba condescendencia de los dirigentes y diputados de oposicin que han sido comprados vergonzosa-mente, los escndalos se mantuvieron en un segundo plano, eran manejables y fcilmente remitidos a la desmemoria.

    Hoy, sin embargo, las cosas se han complicado. La Contralora General del Estado y la Secretara de Finanzas y Pla-neacin (Sefiplan) estn debiendo usar todos los plazos otorgados por la ley para, por ejemplo, justificar los presun-tos quebrantos financieros denunciados por la Auditoria Superior de la Federa-cin (ASF) en el ejercicio presupuestal de 2013.

    En ejercicios similares, con pareci-dos sealamientos, como ha ocurrido para las cuentas pblicas de 2011 y 2012, las observaciones fueron solventadas mediante la rpida obtencin de docu-mentos probatorios del gasto en recur-sos federales o, en el peor de los casos, el regreso a la Federacin de aquellos recursos que ni por dnde podran ser justificados.

    En el momento actual, sin embargo, dos factores operan en contra: 1. No hay dinero en las cuentas bancarias del gobierno estatal, y 2. Cruzamos por un periodo electoral en que los actores pol-ticos, aunque reciban apoyos, buscan ca-pitalizar los errores del gobierno priista para ganar los comicios federales, llevar al mayor nmero de diputados al Con-greso de la Unin o simplemente ganar el mayor nmero de sufragios. Muchos dirigentes comprados, incluso, deben asegurar el nmero suficiente de estos ltimos para no perder el registro de sus partidos.

    Lo que escucharon los estudiantes de la Facultad de Contadura y Administra-

    cin de la UV que asistieron a la charla, encabezados por la vicerrectora Beatriz Rodrguez Villafuerte, fue una manera de echar un poco de humo sobre las acu-saciones que han menudeado en contra de funcionarios estatales, mediante la descalificacin de las administraciones municipales que por supuesto tienen riesgo de encontrar su taln de Aquiles en las revisiones que la ASF realice sobre la cuenta pblica de 2014 (y en adelante).

    En efecto, que la mayora de los alcal-des est echando en saco roto sus planes de desarrollo y sean demasiado permisi-vos en el uso discrecional de los recursos propios, estatales y federales, debe ser un punto de preocupacin, siempre que la observacin de cmo se aplican los re-cursos pblicos tambin se fiscalice, in-cluso con mayor rigor, en las dependen-cias del Ejecutivo estatal.

    Bentez Ponce reconoci ante los es-tudiantes que la impunidad es uno de los principales problemas a los cuales nos enfrentamos en Mxico, un problema que adems da origen tambin a la co-rrupcin.

    El problema es que el funcionario del Orfis, si bien seala la benevolencia de la denuncia formal contra actos de co-rrupcin, no puso en tela de juicio las dificultades que los ciudadanos enfren-tamos, primero, para reconocer los me-canismos de denuncia y los rganos que deben recibirla y atenderla, y segunda, la inexistencia de normas que obliguen a dichos rganos a investigar las denun-cias so pena de hacerse acreedores de severas reconvenciones.

    Debemos generar una conciencia social en torno a la denuncia formal, no slo poner en redes sociales nuestras quejas o inconformidades, pues pode-mos caer en difamacin; es importante conocer los mecanismos de denuncia y presentar las pruebas correspondientes para que se aplique la ley, dijo Bentez.

    Tal vez por eso se atrevi a pedir a los veracruzanos participar activamente en las decisiones municipales, coadyuvar a la creacin de gobiernos abiertos que ponderen la transparencia, el acceso a la informacin y la rendicin de cuentas, a travs de algunos ejes rectores como gobiernos centrados en la ciudadana, presupuestos abiertos y participativos, informacin accesible para el desarrollo y empoderamiento de la participacin ciudadana, y gobernanza de los recursos naturales.

    las denuncias desodas

    Es posible que la poltica de comu-nicacin social impuesta desde el primer

    da de este gobierno, primero a travs de la deleznable Gina Domnguez Co-lo, hoy cara dirigente de la Fundacin Colosio; luego, con el desparpajo del hoy candidato a la diputacin federal por Tuxpan, Alberto Silva Ramos, y en la actualidad, por un experto en merca-dotecnia, el joven maravilla Juan Octa-vio Pavn Gonzlez, de fracasado paso por RTV, no signifique otra cosa que la soberbia con que ha gobernado Javier Duarte de Ochoa.

    No de otra manera puede expli-carse que, durante su mandato, la pren-sa no haya operado, segn los clsicos, como el espejo del poder, el medio de interlocucin entre sociedad y gobierno, el elemento crtico que permite dome-ar los abusos o atemperar los excesos, y no solo para comunicar con embeleso las escasas acciones de gobierno. Su rela-cin ha sido de obligada convivencia, en un trato de desdn y de ignorancia.

    Lo digo a propsito de la inaccin de su gobierno para atender graves denun-cias contra uno de sus funcionarios me-nores, Fernando Arteaga Aponte, direc-tor de Cecytev, quien abona al profundo descrdito estatal y nacional del sector educativo veracruzano, por documenta-das denuncias hechas tanto por la Au-ditoria Superior de la Federacin como por organizaciones no gubernamentales como Mexicanos Primero, que encabeza el empresario Claudio X. Gonzlez.

    La entrada a la titularidad de la SEV del abogado Flavino Ros Alvarado, de amplio reconocimiento como poltico y profesional del derecho, que le ha lle-vado a realizar un papel destacado en el Congreso local, haca abrigar esperanzas de una reingeniera y un mayor control en el manejo de los abundantes recur-sos estatales y federales que recibe la de-pendencia, con mucho la que ms pre-supuesto maneja, por arriba del sector Salud y cualquiera que se le ocurra.

    Sin embargo, salvo despedir a dece-nas de empleados y funcionarios meno-res (sin tocar, en apariencia, a los comi-sionados sindicales), el doctor en Dere-cho ha hecho mutis sobre los innumera-bles desfalcos que se realizan en nombre (y a costa) de la educacin.

    Preocupado por consolidar un equi-po poltico, ha dejado por desgracia a quienes hacen dao a Veracruz, con co-rruptelas que son fcilmente identifica-bles desde su puesto y, en cambio, po-dra poner en riesgo proyectos como el del Instituto Consorcio Clavijero, donde ha llevado como director a quien estu-viera al frente del Instituto Tecnolgi-co Superior de Coatzacoalcos (Itesco), Ricardo Orozco Alor, cuyos primeras

  • Mircoles 22 de abril de 201512/

    acciones cuando fungi como asesor del minatitleco en la SEV fue poner en conflicto a todo el sistema tecnolgico, con el aparente propsito de tirar al ex-perimentado Francisco Rangel Cceres, apenas nombrado como director gene-ral de Educacin Tecnolgica en junio de 2014.

    una pauprrima jornada electoral

    La jornada electoral en Veracruz est dejando mucho que desear. Los candi-datos y partidos polticos oscilan entre el ditirambo y el espectculo insubstan-cial, entre la visita populista a mercados y los ridculos videos en que muestran su fracasada faceta de bailadores, entre reuniones pegajosas donde se codean con debilitados lderes sociales y las visi-tas domiciliarias donde tratan de vender su imagen.

    La desgracia es que ni los candidatos saben qu pueden ofrecer dada la espe-cialidad de su ansiada chamba de tres aos, ni los ciudadanos conocen bien a bien de qu les pueden servir quienes as-piran a llegar a la Cmara de Diputados y, una vez ah, ni se vuelven a parar en sus distritos.

    Los primeros parece que hicieran una investigacin sobre la realidad que viven sus hipotticos electores y hasta se alarman por las condiciones econmicas y sociales que viven sus desconocidos paisanos.

    Tal es el caso del candidato pluri-nominal del Partido Verde-PRI, Javier Herrera Borunda, el desalmado hijo de Fidel Herrera Beltrn, quien en un spot habla de la larga espera de una mujer para recibir atencin mdica en una cl-nica pueblerina, cuando todos sabemos los millonarios desvos hechos por su padre de los recursos federales que le fueron confiados para el sector Salud. Para colmo, hay quienes le inflan el ego con el sambenito de que puede ser can-didato a gobernador en 2016.

    Tambin est el ejemplo del desan-gelado candidato a la diputacin por Cosamaloapan, Antonio Tarek Abdal, extesorero de Sefiplan, sealado de ser-virse a manos llenas del erario, quien no tiene mejor oferta que su desafortunado video en que se promueve con una ver-sin abominable de la cancin Happy, de Farrell William que, por otra parte, le ha hecho famoso en el pas, aunque no de manera positiva.

    Los electores, por su parte, se des-granan con peticiones que los ayudantes de los pretendidos padres conscriptos anotan en libretas que pronto dejarn

    en una olvidada gaveta, cuando muchas de ellas solo puede resolverlas su alcalde. No digo que su gobernador, porque el de Veracruz no resuelve nada.

    Como para preocuparse de la nula presencia de la mayora de los partidos polticos, las nicas polmicas y las ni-cas grandes batallas mediticas las prota-gonizan el PRI y el PAN, con el agrega-do del PVEM, mientras que los siete res-tantes se mantienen como observadores.

    El PRI hace tiempo que divulga ver-siones para pitorrearse o para desacre-ditar a sus oponentes panistas, mientras que los del PAN han sacado de la chis-tera temas que ya estaban en la palestra pblica, como la inutilidad del actual go-bierno estatal priista para generar pro-greso y desarrollo, y la participacin del gobierno anterior y el presente en una orga de corrupcin que la Auditoria Su-perior de la Federacin (ASF) solo es ca-paz de divulgar, sin tomar medidas drs-ticas como meter al bote a los ladrones.

    El PRD se ha quedado pasmado y acribillado por dos fuegos: el de la en-trega de sus ideales a cambio de volumi-nosas sumas de dinero entregadas por el gobierno estatal, y el del temor de que Morena le quite la primaca como el ms votado entre los partidos de la izquierda. Morena, por su parte, sigue el esquema centralista impuesto por Andrs Ma-nuel Lpez Obrador, quien quiere con-trolar absolutamente todo movimiento que realicen sus candidatos, dejndoles la carga de conseguir recursos para sus campaas.

    El Partido del Trabajo (PT) cada vez naufraga ms en la soledad de su intrin-cado ideario poltico que, por una parte, busca adherirse a Morena (aunque estos le reclamen sus intentos porque Lpez Obrador les reconozca paternidad aun-que sea como hijos putativos) y sus alian-zas con el PRD, lo que est a punto de llevarle a la prdida de su registro como partido poltico nacional. Y lo mismo ocurre con Movimiento Ciudadano, el partido de Dante Delgado. Con el regis-tro de Morena, tanto el PT como el MC se convirtieron en los hijos bastardos de Lpez Obrador, quien se aprovech de ellos y ahora los desprecia.

    Ante todo ese escenario, donde dos nuevos partidos (Humanista y Encuen-tro Social) tendrn debut y despedida, las cosas para ciudadanos que en su ma-yora desconfan del proceso poltico se ponen peligrosas, porque a quien ms le conviene que este coctel aleje a los vo-tantes de las urnas es al PRI, prctica-mente el nico que cuenta con el deno-minado voto duro, ese numeroso sector social que ha nacido y vivido votando

    por l, casi sin pensarlo.Para buenas noticias, si es que la ten-

    dencia se mantiene, dir que segn la primera encuesta de Consulta Mitofsky, cuatro partidos dejaran de cobrar las ju-gosas prerrogativas del Instituto Nacio-nal Electoral (INE), luego de no alcan-zar el 3 por ciento establecido por la ley.

    Movimiento Ciudadano tendra que fortalecer su marcha porque si hoy fue-ran los comicios solo obtendra el 2.5 por ciento de la preferencia efectiva. Los que muy difcilmente lo lograrn, aun-que le metan todos los kilos, son el PT (1.8%), Encuentro Social (1.2%) y Hu-manista (0.5%).

    As las cosas, la lucha por la suprema-ca en la eleccin del prximo 6 de junio se est dando entre el PRI y el PAN. Y ya sabemos que en San Lzaro son her-manitos y compinches.

    Mxico, medalla de plata en impunidad

    Aunque hemos perdido la de oro ante Filipinas, ciertamente el segundo lugar mundial en impunidad constituye un logro histrico y preocupante.

    No es algo de lo que los mexicanos tengamos conciencia solo a partir de un ranking mundial, pero el ndice Global de Impunidad (IGI), presentado ayer en el DF por Luis Ernesto Derbez, rector de la Universidad de las Amricas-Pue-bla, confirma la percepcin que tene-mos todos, sobre todo a raz del forta-lecimiento de las bandas criminales y su combate por parte del Estado mexicano.

    Es un segundo lugar, digamos, ganado a pulso. El ndice considera solo a 59 pa-ses que cuentan con informacin estadsti-ca suficiente y, entre ellos, los cinco pases con los ndices ms altos de impunidad son, en ese orden, Filipinas, Mxico, Tur-qua, Colombia y la Federacin de Rusia.

    De algo, sin embargo, nos sirve que Mxico, junto con once pases ms (Aus-tria, Barbados, Bulgaria, Chile, Finlan-dia, Japn, Pases Bajos, Polonia, Portu-gal, Repblica Checa y Serbia) est a la vanguardia en la generacin de informa-cin estadstica en materia de seguridad y justicia. Al menos, para percatarnos de la grave realidad que presenta un sector que junto con educacin y salud de-biera ser fortalecido presupuestalmente, aunque tambin en materia de vigilancia para su operacin conforme a derecho.

    Fallan sistemas de seguridad y de justicia

    Segn el reporte presentado por el exsecretario de Economa y de Relacio-

    nes Exteriores durante el mandato del presidente Vicente Fox, Mxico ocupa el lugar 58 de 193 Estados miembros de las Naciones Unidas en materia de im-punidad (habr que recordar que solo 59 fueron incluidos en el IGI).

    Y apunta: Mxico tiene dos dimen-siones prioritarias que debe atender: la funcionalidad de su sistema de seguridad y la estructura de su sistema de justicia.

    Sobre la primera, el IGI pone en evidencia la necesidad de optimizar y ejercer una adecuada ejecucin de los procesos de averiguacin de la mayor parte de las personas que tienen algn contacto formal con los cuerpos de seguridad. En Mxico no se necesita invertir cada vez ms recursos para au-mentar el nmero de policas, sino en los procesos que garanticen la efectivi-dad de sus acciones.

    Adems, revela la necesidad que tiene Mxico de contar con ms jueces den-tro del sistema de justicia, accin que impactara inmediatamente sobre los juicios, ya que al aumentar su cantidad se podra reducir el nmero de personas encarceladas esperando sentencia y con ello tambin reducir la sobrepoblacin de las crceles.

    Para ponerlo en contexto, el IGI es-tima una proporcin promedio de los pases de 17 jueces por cada 100 mil habitantes, mientras que Mxico cuenta con solo 4 jueces por cada 100 mil ha-bitantes, cifra muy menor al promedio global. Croacia, pas con el ndice ms bajo de impunidad, cuenta con 45 jueces por cada 100 mil habitantes.

    Sobre la segunda dimensin, la fun-cionalidad de nuestro sistema de justicia, el IGI permiti evidenciar su deficien-cia al tener casi la mitad de su poblacin detenida sin sentencia (46%); presentar poca correspondencia entre la cantidad de personas encarceladas por homici-dios respecto a los casos denunciados con este delito; as como el hecho de contar con un nmero reducido de jue-ces frente a la cantidad de casos que lle-gan a tribunales, lo que conlleva a una reduccin de la atencin de un proceso penitenciario en cada uno de ellos.

    El documento presentado por la UDLAP seala que est comprobado estadsticamente que la impunidad est ntimamente relacionada con fenme-nos humanos que preocupan al mundo y que estn en el corazn de los mexica-nos, como desarrollo humano, desigual-dad y corrupcin.

    comentarios: [email protected] | twitter: @horalibre | http://formato7.com/author/abelin/

  • Mircoles 22 de abril de 2015 /13

    Luis Barria

    EL jazz Bajo La manga

    Now's The Time / Arturo Caraza

    arturo caraza, joven saxofonista xalapeo, inici sus estudios en la Facultad de Msica. ah estuvo durante un lustro pero las influencias de su padre

    y de su vecino Guillermo cuevas ya lo haban contaminado de msica popular y de jazz.

    intro

    Mi nombre es Arturo Caraza Orozco, soy ori-ginario de Xalapa. Mi formacin musical co-mienza alrededor de los ocho aos cuando tomo clases de piano en el CIDI (Centro de Informa-cin y Documentacin Infantil), una escuela del DIF que se encontraba en Xalapeos Ilustres donde haba talleres de danza, ingls, pintura, msica y haba una biblioteca. Mi mam daba clases de danza ah entonces bamos a hacer la tarea y entr a piano una temporada muy corta, como un semestre.

    Luego entro a la Secundaria Tcnica 3 donde estaba mi hermano, dos aos ms grande que yo. l pertene-ca a la banda de guerra pero tambin haba una peque-a banda de msica y ah entr a trompeta con el maes-tro Wulfrano Alcntara. Ah estuve un ao como per-cusionista porque no haba saxofn (los instrumentos ya estaban ocupados); al siguiente ao me comienzan a prestar el saxofn y empiezo a tocarlo. Tocbamos los lunes en los Honores a la Bandera. A travs de mi hermano conozco a muchos amigos que empezaban a tocar, entre ellos a Alejandro Bustos.

    El maestro enseaba todos los instrumentos a un nivel bastante bsico para que pudiramos tocar el Himno Nacional y otras piezas en algunos eventos de la escuela. Me estaba gustando bastante, decido tomar clases particulares y el maestro Wulfrano me reco-mienda al maestro Daniel Morn, con quien empiezo a tomar clases una vez a la semana y empezamos a ver sonido y tcnica. As transcurren los otros dos aos de la secundaria.

    Mi hermano tambin toc en la Orquesta Juvenil de la SEC, conocemos ms gente y nos empezamos a juntar a tocar. Despus, ya con la preparacin del maestro, mi hermano, mi pap y mi mam pensamos que podra presentar examen para entrar a la Facultad de Msica; me preparo, presento el examen, ese ao tambin presenta Alejandro, y entramos a la Facultad de Msica, ah comienzo mi formacin con el maestro Franco Bonzagni. Ese ao tambin entro a la Prepa Jurez, iba a la prepa en la maana y a la Facultad en la tarde. Con el maestro Franco Bonzagni empiezo a ver tcnica clsica del saxofn pero l tambin era saxofo-nista del Orbis Tertius y, poco a poco, empezamos a ver diferentes tcnicas de sonido y dems.

    la edad de las cuevas

    Yo ya vena con un gusto bastante particular por el jazz. Recuerdo que cuando yo tena como siete aos salamos a jugar con los hijos de Guillermo Cuevas,

    que era amigo de mi pap. A veces se juntaban a plati-car y escuchar msica y es cuando empiezo a escuchar algo diferente y me empieza a gustar. Memo tena una tienda de discos y mi pap la frecuentaba, y Memo, de vez en cuando, nos regalaba discos, a mi hermano de metales y a m de saxofones, a veces iba a la casa y pla-ticbamos de saxofonistas. Con los compaeros de la banda tambin escuchbamos y platicbamos de msi-cos, ah empez a introducirse un poco el jazz.

    Mi familia siempre ha sido muy musical, mi pap es arquitecto y fue fundador de Los Joao, un grupo que surgi de la Facultad de Arquitectura; despus estuvo en el Tlen Huicani y sigue tocando, ahora en un grupo de la SEV. Mi mam daba clases de danza. Siempre es-tuve cerca de la msica y fue muy importante porque gracias a eso decid estudiar msica. Estudi cinco aos en la Facultad de Msica, termin el quinto semestre pero ya no me estaba gustando tanto lo que tocaba ah, no era la forma de ensear, era ms bien el repertorio en que estaba basado.

    stars Fell on indiana

    Cuando estoy terminando la prepa entro a un pro-grama de intercambio con los Rotarios y me toca Esta-dos Unidos, me voy a Fort Wayne, Indiana, para hacer el ltimo ao de la prepa y puedo entrar a la big band. Los maestros de la big band me empiezan a ensear cosas que obviamente no saba, de improvisacin, de fraseo y dems.

    Termino ese ao, que es una de las experiencias muy buenas que he tenido, y regreso a Xalapa, a la Facultad, pero ya haba decidido que tena que salir a estudiar. Al regresar me entero que haba una persona que acababa de regresar de Estados Unidos y que tena una iniciati-

    va personal de crear una big band, dgar Dorantes; voy a presentarme, platicamos y me dice: eres bienvenido. Ya estaba lleno el cupo de la big band pero como tam-bin era un taller, permita la inclusin de ms gente; ah estaba Alejandro Bustos que en ese momento toca-ba sax alto igual que yo, entonces ya estaba ocupada la plaza pero me comenta que se quera comprar un tenor y que, cuando se lo comprara, yo podra ocupar el lugar del alto. Muy poco tiempo despus, unas dos semanas, compra el tenor y es as como entro tocar alto de forma regular con la big band.

    La figura de dgar fue muy importante porque em-pez a abrir una brecha en la facultad; le dieron una clase de arreglo, entramos con l y empezamos a ver un tipo de arreglo ms enfocado a grupos de ensamble en estilo de jazz, nos pona tareas como hacer un blues. Durante ese periodo le pido clases particulares, acepta y me empieza a introducir a un mundo que yo no cono-ca, con l hice mi primera transcripcin de Cannonball Adderley, Stars Fell on Alabama.

    si yo consigo una beca / mi Dios querido...

    Termina un ao muy bueno en el que empiezo a reconectarme con Xalapa, con la msica, con nuevos msicos y ese verano se lleva a cabo uno de los semi-narios Jazz Fest al que vienen Marco Pignataro, Luis Marn y Eddie Gmez por parte del Conservatorio de Msica de Puerto Rico. Un amigo, Nemesio Villegas, me haba comentado de esa escuela y me haba dicho que nos furamos para all, lo consider y empec a investigar. El trmite dur bastante tiempo, hice un vi-deo, lo envi y me mandaron la carta de aceptacin, pero tena que dar el siguiente paso que eran los tr-mites de visa y econmicos, porque tambin te pedan

  • Mircoles 22 de abril de 201514/

    una carta de solvencia econmica, yo tena el apoyo de mis paps pero no era suficiente para pagar todos los gastos de la escuela.

    Eso me tom otro periodo, no tena los recursos para irme y empec a buscarlos a travs de diferen-tes dependencias. Viendo qu poda hacer me enter de que haba una beca de excelencia que otorgaba el Gobierno del Estado de Veracruz y empec a ver la manera de conseguirla, despus de muchos meses me la dan y es as como consigo irme.

    borinquen, la tierra del edn

    Despus de todo esto me voy a Puerto Rico con otro compaero que se llama Yaury Hernndez, bate-rista xalapeo. Salimos juntos y empezamos esa aven-tura. All conocimos a otros mexicanos que tambin acababan de llegar: Samuel Martnez, pianista; Andr Alfonso, que estaba estudiando percusin en ese mo-mento; Tonatiuh Vzquez, otro saxofonista que es de Tlaxcala pero estudi en Xalapa.

    Nos hicimos muy amigos, juntos empezamos a tra-mitar todo, tombamos casi las mismas clases y eso fue algo muy importante porque marc nuestros estudios en Puerto Rico; ms all de las clases que me parecan muy buenas y con muy buenos maestros, esa conviven-cia nos complementaba porque venamos de diferentes partes y tenamos diferentes visiones musicales.

    Algo muy importante para m es que haba figuras a las que uno poda acercarse: Eddie Gmez, un con-trabajista muy bueno y muy famoso dentro del jazz; David Snchez, un saxofonista tambin muy bueno, y Luis "Perico" Ortiz, un trompetista y arreglista que yo no conoca. Eran los artistas en residencia.

    Creo que el ao ms importante fue el primero. Co-noc a Marco Pignataro que fue mi maestro de saxofn y fue una gua muy importante, su manera de ver la msica me ayud a entrar a un mundo que para m era muy difcil porque cuando estaba en la Facultad de M-sica todo era ledo, todo eran partituras, conciertos y yo no entenda mucho cmo se mova la armona, qu se tocaba aqu, qu se tocaba all y l, por haber estudiado tambin en un Conservatorio Clsico, supo cmo irme llevando, y me ayud a ser ordenado, a estudiar cosas que me iban a servir. A veces uno estudia cosas que no toca y toca cosas que no estudia.

    For once in our lifes

    El maestro Marco Pignataro era director del apar-tado de Puerto Rico de la AIJE, un grupo que se de-dicaba a hacer todo lo que tena que ver con el jazz: conferencias, publicacin tanto de revistas como de libros de partituras, equipamiento de instrumentos, amplificaciones y dems, eso fue muy importan-te porque fue la primera vez que Samuel Martnez, Luis Herrera, tambin pianista, algunos otros y yo fuimos a Nueva York para esa convencin, fue in-creble porque ah estaban muchas leyendas del jazz que jams haba pensado conocer: Roy Haynes, Phill Woods, los hermanos Clayton, Jimmy Heath. Hacan clnicas y daban conciertos, fue una semana de estar todo el da, de las 10:00 de la maana a las 11:00 o 12:00 de la noche, escuchando, viendo, probando instrumentos.

    Al ao siguiente la convencin fue en Toronto, Canad, y tambin decidimos ir. En ese segundo ao llegaron a la escuela dos amigos que tambin son muy importantes para m, Lalo Rojas, un saxo-fonista costarricence muy bueno, y Felipe Fournier, un percusionista-vibrafonista, y vivamos en el mis-mo apartamento. Posteriormente empiezan a llegar otros mexicanos como Guillermo Barrn, Vladimir Coronel, Rubn Coca, un baterista de Puebla tam-bin muy bueno, entonces se hace una bonita fami-lia de estudiantes. Con ellos nos vamos a Toronto y continuamos con lo mismo; las clnicas, los concier-tos y todo eso.

    all the things We are

    ramos personas de diferentes pases y de di-ferentes edades, creo que uno de los ms jvenes era Vladimir [Coronel], que tena como 22 aos, y los mayores eran como de 37-38 aos y no haba ningn tipo de problema, fue algo muy padre por-que vimos que los tiempos ya estaban cambiando, estbamos saliendo de nuestros pases para aprender algo que no pudimos obtener en donde vivamos y pensbamos que tenamos que regresar, cada quien a su tierra, para poder aportar y preparar a ms gente para que pudiera irse.

    Todos tenamos algo en comn con respecto al jazz y a la msica de cada uno, Samuel Martnez con su pro-yecto huasteco, Tonatiuh pensando en hacer inclusio-nes de pueblos indgenas, cada uno tena una vertiente y era muy bueno porque cada quien estudiaba y escu-chaba cosas diferentes y luego nos lo compartamos. Yo creo que el 70% de la msica que conozco, la co-noc en estos momentos gracias a la variedad que ellos me ofrecieron.

    sin Marco terico

    En tercero y cuarto ao, Marco Pignataro ya no fue mi maestro, se fue porque lo nombraron director ad-ministrativo del Global Institute, un departamento de Berklee que est dedicado a tener los mejores estudian-tes de ese sector y hacer giras, presentaciones, concien-cia en la gente y divulgacin de jazz.

    Tuve otro maestro que tambin fue muy importan-te, Ricardo Pons, un flautista-saxofonista que me cam-bi la manera de pensar y logr un equilibrio porque su manera de ver la msica era muy diferente a la que yo haba tenido, me ayud a abrir los odos mucho ms, sus clases eran sper prcticas, no haba mucha teora y estaba basado en piezas, veamos la aplicacin de conceptos en un blues especfico, un rhythm changes o cualquier standard.

    los hijos de snchez

    David Snchez nos daba dos clases al semestre pero su manera de ensear me abri otra puerta que no ha-ba visto, la de la tradicin. l nos haca que estudi-ramos la letra, si uno no se sabe la letra, no se sabe la cancin. Creaba el contexto y le amalgamaba todo lo dems, nos explicaba de dnde salieron los standards y toda la tradicin, con esto cambian muchas cosas en la manera de ver la msica.

    Otra cosa que me sirvi mucho es el desarrollo del ritmo, del pulso, nos explicaba que para l eso es ms importante que la armona misma y nos deca que te-namos que desarrollar la subdivisin y dems concep-tos rtmicos; eso me ayud mucho porque en la escuela clsica yo no haba desarrollado el ritmo. Nos deca que se puede decir que la msica tiene swing, que tiene gro-ove, que tiene todo esto pero al final es la misma cosa, solamente cambia el nombre segn el lugar en que se est tocando pero en realidad se habla de que la msica te haga moverte, que provoque alguna reaccin en tu cuerpo.

    Otra cosa es que cuando uno se aprenda un solo y lo tocaba deca por qu siempre tocas lo mismo?, qu vas a tocar en la otra vuelta y en la otra y en la otra?, debes aprender a variar todo.

    Watz for eddie

    Eddie Gmez es una persona que siempre veo, y ver, con muchsimo respeto porque yo ya saba quin era Bill Evans y siempre se le relaciona con l pero cuando lo conozco veo que es una persona sper senci-lla. Curiosamente, cuando vino a Mxico no pude acer-carme a l, haba tanta gente que siempre fue imposible y estando all me doy cuenta de que podas encontrr-telo en el pasillo de la escuela o tomando un caf en la cafetera y podas preguntarle cosas, se sentaba contigo y te platicaba, eso era lo ms increble para m, deca por qu no le pregunta nadie nada. Siempre fue muy amable con nosotros, nos explicaba cosas, conceptos y fue muy bueno conocer muchas vivencias de alguien que estuvo ah porque uno cree que son como super-hroes y, bueno, hasta cierto punto lo son pero ellos se hicieron, no nacieron de las palabras, estuvieron tocan-do, tocando. l nos deca: con Bill Evans tocbamos tres o