semanario impreso 438

Click here to load reader

Post on 22-Jul-2016

227 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • Guillotina

    Mircoles 3 de JUNio de 2015 Xalapa, VeracrUz

    Director: Manuel rosete chvez subDirector: lvaro belin anDraDe

    www.formato7.com ao X 5 pesosNMero 438

    @Formato7oficialFormato Siete /

    en veracruz la democracia no se practica, se compra

    MANUEL VSQUEZ

    Entre Lneas... / Jos Ortiz

    Foto multas, despus de las elecciones

    Va Libre... / Raymundo Jimnez

    reverdece el cisne

    Consenso / Manuel Rosete

    saldo de las campaas

    Hora Libre / lvaro Belin

    los despidos de Flavino, un respiro para Sefiplan

    los primeros en violarlas

    Editorial

    Cuando el periodismo ha privilegiado lo grfi-co, lo adjetivo, lo circunstancial y lo poltica y econmicamente correcto, a diez aos de iniciada su andadura Formato siete ha mantenido, an a costa de su propia supervivencia, la ruta enco-mendada en su lema: un peridico para leer.

    Nos centramos en el texto que reflexiona en la realidad, en lo fundamental, en lo sustantivo, en el sealamiento crtico cuando lo demanda el contexto, en el reconocimiento de lo bien hecho si as ocurre (cada vez menos, por desgracia), en el respeto al lector que busca el anlisis y la infor-macin de lo que ocurre en Veracruz y en el pas, sin ocultamientos mendaces ni compromisos mal habidos.

    Lo que se encuentra en el sustrato de este se-manario, pequea embarcacin que ha sabido sor-tear con relativo xito innumerables tempestades polticas, es una alianza con el lector inteligente y crtico. A l nos debemos y en cada tiraje busca-mos refrendar ese compromiso.

    No nos espanta el alejamiento del pblico de las publicaciones impresas. Junto con este esfuer-zo semanal, que halla el disfrute de cientos de lectores, hemos inaugurado un portal que, a poco ms de un ao (apenas 14 meses), ha sabido co-locarse en la preferencia de miles de cibernautas: formato7.com.

    Hoy refrendamos nuestros pendones, pluma en ristre.

    Formato Siete, una dcada

    10 a

    os

    No evaluarn a maestros: fracasa la reforma

    Hoy, Dcima irreverente: Fallo Figueroa, en Tierra Luna

    * Se qued corto el Sistema Nacional Anticorrupcin* Su instauracin no es garanta de nada: CIDE e IMCO

    Mxico, entre los ms corruptosNORMA TRUJILLO BEZ

    FERNANDO ANGUIANO

    No evaluarn a maestros: fracasa la reforma

  • Mircoles 3 de junio de 20152 /

    ConsensoManuel Rosete Chvez

    saldo de las campaas

    Contados son los candidatos a diputados federales, de todos los partidos po-lticos pero especialmente del PRI, que a lo largo de sus campaas han reci-bido el apoyo sincero, comprometido, para trasladarlo a las urnas el prximo domingo siete. El 99 por ciento fueron vctimas del rechazo social, del hartazgo ciudadano ante tanta poltica barata que no ayuda en nada a procurarnos un mejor nivel de vida.

    Los que mandaron a organizar reuniones de acarreados, comprados, esos si fue-ron aplaudidos y vitoreados aunque nadie les garantiza que los asistentes a esas reuniones de simulacin tengan credencial de elector del distrito del abanderado, o que vayan a sufragar por ellos, eso todava no se decide porque est en el mercado econmico electoral en manos de los llamados operadores polticos que tienen las maletas repletas de billetes para invertirlos en votos a la hora de la eleccin, o sea, la maana del prximo domingo, pero adems, como es costumbre, ellos entregarn los mil o dos mil pesos por voto, sacan copia de la credencial de elector del clien-te para amedrentarlo y no saben si ms adelante est un operador adversario que pregunta cunto te dieron por el voto y les dobla la cantidad, junto con la voluntad poltica.

    En fin, son gajes del oficio de los operadores y nosotros seguimos con el tema del saldo de las campaas.

    Lo que s sabemos es que durante los recorridos de a pie que se aventaron los abanderados tricolores y los verdes, que en esta como en las anteriores van de alia-dos que ms que otra cosa es complicidad, no fueron bien recibidos, raras fueron las puertas de las casas donde tocaron y les abrieron, y corran con suerte al identificar-se, mocos!, el portazo en la jeta.

    Las calles lucan desiertas cuando se adverta la presencia de una lacra de estas y de los mercados fueron corridos a tomatazos, como aqu en Xalapa donde un proyectil de esos se estrell en la cara de la candidata lo que la oblig a huir del sitio, literalmente.

    Y, bueno, como dice el refrn, sabio por ser popular, cada quien cosecha lo que siembra, o el otro: el que siembra vientos cosecha tempestades.

    Lo que pasa es que los flamantes candidatos tricolores y verdes son ampliamente conocidos por los ciudadanos, pero no por buenas gentes, no, por sus acciones corrup-tas y criminales al frente de las instituciones en las que han estado y de las que salieron inmensamente ricos; a la gente no se le engaa tan fcilmente, los rechazaron porque son las mismas caras que nos hemos recetado a lo largo de estos diez aos de fidelato, son los sealados por autoridades federales como corruptos, como autores de millonarios desfalcos a las arcas p-blicas; entonces, cmo quieren que la gente los reciba con aplausos, les haga un molito y les contrate mariachis. No, se trata de sujetos no de dudosa reputacin, no, de comprobada re-putacin como ccaros, como corruptos, como malosos miembros de la delincuencia organiza-da, del cartel de El To Rojo que quieren que les demos impunidad.

    En fin, que todava faltan das para la elec-cin, este mircoles a las 24 horas se termi-

    nan las jornadas en busca del voto popular, todo un fracaso, y de ah el silencio a esperar que los operadores hagan su chamba, la que realmente hace ganar a priistas y panistas, comprando votos, y esos, los que vayan pagados, sern los pocos que llenarn las urnas que, segn analistas sesudos, serios, picudos, registrarn un abs-tencionismo histrico calculado en un SETENTA POR CIENTO!

    Por eso, a estas alturas del partido no podemos aventurar resultados, hay quienes, del PRI y sus aplaudidores, aseguran que sern 17 o 18 los triunfos cuando menos, otros ms serenos auguran 12 para el tricolor y, los ms escpticos, priistas de viejo cuo incluso, hablan de solo seis o siete triunfos. Ni para entrar a una quiniela.

    Lo cierto es que este proceso, con el que se inaugur la reforma electoral pro-puesta por el presidente Enrique Pea Nieto, con muchos candados al dispendio y modalidades que han sido bien recibidas por el ciudadano comn, ser un proceso atpico, no porque las elecciones intermedias tengan la caracterstica del abstencio-nismo, no, es en el caso Veracruz por el hartazgo que hay contra todo lo que tenga que ver con Fidel Herrera Beltrn y sus muchachos, es por el deseo generalizado y que ltimamente se est enfocando entre los miembros de la vieja clase poltica, de poner como objetivo echar para siempre a los fidelianos para empezar a reconstruir el estado y, el tiempo que nos quede de vida, procurar heredar a nuestros hijos y nietos un mejor lugar, porque este ya est demasiado inseguro, rezagado desde hace diez aos en su desarrollo en todos los renglones de la administracin pblica, en-deudados por quien sabe cuntos miles de millones de pesos, en la vil ruina.

    Esperemos que la gente salga a sufragar este domingo siete, que no se quede en sus casitas a ver el futbol, que para eso lo programaron ese da para que no vayan a votar, que lo hagan con plena conciencia de que deben cruzar la foto del que consideren es el mejor o el menos peor, pero no dejen de hacerlo para que tengan derecho a reclamar a futuro y para que no usen ese voto de abstencin para sumarlo a los del PRI-PVEM. Voto, s, pero til, por favor.

  • Mircoles 3 de junio de 2015 / 3

    Editorial

    Director

    Manuel rosete chvez

    Subdirectorlvaro belin andrade

    Colaboradoresrafael Prez crdenas, norma trujillo bez,

    raymundo Jimnez, Jos ortiz Medina, Gernimo rosete Pozos, Manuel vsquez,

    lobolpez, Gonzalo lpez barradas, luis barria, hctor alejandro Quintanar,

    tere G. Quintero, Guadalupe Gmez buere

    Edicinvctor Manuel vlez len

    AdministracinMartha b. Jimnez Morales

    Oficinasbeatrz ortega hernndez

    Asesor Jurdicolic. rafael santorum vzquez

    20 de Noviembre Oriente No. 513. Colonia Modelo. C.P. 91040.

    Xalapa, Ver. Telfonos: (228) 817 14 32 y

    (228) 820 39 30 www.formato7.com

    e-mail: [email protected]: ROCM500407BLO

    Los primeros en violarlas

    Cifras y datos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacin (TEPJF) dan cuenta de una triste realidad en la vida poltica del pas: ninguno de los diez partidos polticos con registro en el INE cumpli con las disposiciones legales, constitucionales y reglamentarias en el proceso electoral que tendr su culminacin el prximo domingo 7 de junio.

    Y se es, precisamente, el drama que enfrentamos. Quienes son los primeros llamados a respetar y, con esa autoridad moral que da la

    congruencia, hacer respetar las leyes, son los primeros que pasan por encima de ellas con tal de llegar al poder.

    No importan los mtodos, ni el camino que se tome. Lo nico relevante al final de la contienda es hacerse del poder y del dinero que da el tener poder.

    Tal como est documentado, el rgano del PJF encargado de las cuestiones electora-les ha recibido poco ms de 14 mil 500 quejas.

    Toda una marca si se compara con las quejas recibidas en el proceso electoral de 2009, cuando recibi poco ms de mil 500 asuntos. Estamos frente a un aumento de ms de 800 por ciento.

    El que ningn partido haya cumplido cabalmente con toda la normativa constitucio-nal, legal, reglamentaria, estatutaria y convencional que rige al actual proceso electoral, refleja la realidad marcada por el incumplimiento de las leyes por quienes deberan no slo cumplirlas sino hacerlas cumplir a todos los ciudadanos.

    Si hoy existe un desprecio por la legalidad de parte de los ciudadanos se debe, y no es pretexto, a que quienes disean las leyes y las aprueban en el Congreso y en cada uno de los estados son los primeros en violarlas.

  • Mircoles 3 de junio de 20154 /

    * Se qued corto el Sistema Nacional Anticorrupcin* Su instauracin no es garanta de nada: CIDE e IMCO

    Mxico, entre los ms corruptos

    Con base en un estudio del Cen-tro de Investigacin y Docencia Econmicas A.C. (CIDE) y el Instituto Mexicano para la Competiti-vidad A.C. (IMCO) se puede afirmar que el Sistema Nacional Anticorrupcin su mera instauracin no es garanta de nada, si no atiende el ngulo econmico, poltico, administrativo, judicial y pro-gramtico, pues las leyes reglamenta-rias comenzarn a discutirse hasta 2016, cuando el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa tenga competen-cia para ejercer funciones de sanciona-dor en casos graves de responsabilidad, an cuando la recin promulgada refor-ma del presidente Enrique Pea Nieto se public el mes pasado.

    En el libro Anatoma de la corrupcin en Mxico de Mara Amparo Casar, rea-lizado entre el Centro de Investigacin y Docencia Econmicas A.C. (CIDE) y el Instituto Mexicano para la Competitivi-dad A.C. (IMCO) definen a la corrupcin como el abuso del poder pblico para beneficio privado, la consideran como un lastre por los enormes costos econ-micos, polticos y sociales que ocasiona en los pases que la padecen con mayor agu-deza, pues llega hasta 5% menos inversin en pases con mayor corrupcin, prdida de 5% de las ventas anuales de empresas, prdida de 480 mil millones de empleos al ao por la piratera y entre el 9 y 10% del Producto Interno Bruto.

    Los costos polticos son una insa-tisfaccin con la democracia, pues de

    acuerdo con la opinin de los encues-tados en Mxico slo 37% opina que apoya a la democracia, pero en Amrica Latina desciende al 27%; genera crisis de representacin, pues el 91% no con-fa en partidos polticos, 83% descon-fa en legisladores y 80% no confa en instituciones del sistema judicial (desde policas hasta jueces); y entre los costos sociales est la disminucin del bienestar en 14% del ingreso promedio anual de los hogares destinado a pagos extraofi-ciales y existe una correlacin positiva entre corrupcin y niveles de violencia.

    En su libro, Casar sostiene que la situacin de Mxico en los ndices de corrupcin, entre 2008 y 2014, Mxico cay 31 posiciones, conforme al ndi-ce de Percepcin de la Corrupcin de Transparencia Internacional, el 88% de

    los mexicanos pensamos que la corrup-cin es un problema frecuente o muy frecuente y la mitad de la poblacin considera que la corrupcin ha aumen-tado mucho en los ltimos dos aos, de acuerdo con el Barmetro Global de la Corrupcin 2013 de Transparencia In-ternacional; y como ejemplo de la pre-ocupacin est que, entre 1996 y 2014, el nmero de notas sobre corrupcin en la prensa tuvo un crecimiento de ms de cinco mil por ciento, pas de 502 a 29 mil 505 notas en 18 aos.

    De lo que s hemos sido testigos en las ltimas dos dcadas, agrega, es del incre-mento en la exhibicin de los escndalos de corrupcin en las modalidades privada

    y pblica y, dentro de esta ltima, en las tres ramas y los tres rdenes de gobierno, as como en las empresas paraestatales y en los rganos autnomos. Gobiernos y funcionarios de todos los colores partida-rios y de todos los niveles jerrquicos han estado inmiscuidos en denuncias pblicas que involucran el uso y abuso del poder para beneficio privado. Estas denuncias incluyen, entre otros, desfalcos al erario, sobornos, pagos irregulares, conflictos de inters, desvo de recursos, trfico de in-fluencias, licitaciones amaadas o facturas con sobreprecio.

    Los niveles de percepcin de la co-rrupcin en Mxico son alarmantes y los pocos o muchos intentos para reducirlos han sido un fracaso. En el 2014 Mxico obtuvo una calificacin de 35 puntos de 100 posibles y el lugar nmero 103 de 175 pases, segn Transparencia Interna-cional. Mxico es percibido como el pas ms corrupto de la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmi-cos (OCDE).

    De 1995 a 2014, dice, Mxico incre-ment en 4 puntos su IPC; si esta ten-dencia se mantuviera y an cuando el resto de los pases permanecieran est-ticos, a Mxico le tomara aproximada-mente 40 aos dejar el ltimo lugar de entre los de la OCDE. De manera pa-radjica Mxico est dentro de las pri-meras 20 economas del mundo y dentro de los 20 pases con servidores pblicos ms corruptos.

    norma trujillo bez

  • Mircoles 3 de junio de 2015 / 5

    Y explica: La corrupcin es sin duda alguna un fenmeno multifactorial. La literatura ha explorado causales de tipo histrico, religioso, etnolingstico y de dotacin de recursos naturales. Tambin se ha tratado de correlacionar con el ni-vel de desarrollo econmico, la apertura comercial, el grado de intervencin del estado en la economa o el tipo de sis-tema legal adoptado. Adicionalmente, la causalidad es indeterminada y subsisten las interrogantes sobre si, por ejemplo, menor corrupcin conduce a mayores grados de desarrollo o, por el contrario, los mayores grados de desarrollo produ-cen menor corrupcin.

    Citando documentos, la especialista del CIDE dice que la Encuesta Nacio-nal de Calidad e Impacto Gubernamen-tal (2013) la coloca en tercer lugar con 48.5% de las menciones, slo despus de la inseguridad y el desempleo y antes que la pobreza. La Gran Encuesta 2014 de Consulta Mitofsky lo ubica en quinto lugar, despus de la inseguridad, la crisis, el desempleo y la pobreza. El peridico Reforma califica a la corrupcin como el tercer problema reportado por los ciu-dadanos pero el primero por los lderes con un 63% de menciones.

    Al referirse a la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental de INEGI, en 2013, seala que en Veracruz las menciones sobre la corrupcin estn por debajo de la media nacional, pues en el DF se mencion con el 95.3%, el pro-medio en el pas fue de 85.3% y Vera-cruz lo mencion el 84%, en tanto que el ltimo lugar fue Quertaro con el 65%.

    En el caso de Mxico los niveles de percepcin de corrupcin en las insti-tuciones consideradas como los pilares de una democracia representativa -par-tidos polticos y Poder Legislativo- son extraordinariamente elevados y esto tor-na ms complicada la gobernabilidad, pues resta legitimidad a las decisiones de gobierno. Desgraciadamente lo mismo ocurre con las instituciones encargadas de prevenir, castigar y corregir o reparar los actos de corrupcin, particularmente los cometidos por servidores pblicos. El circuito formado por las instituciones dedicadas a la seguridad y procuracin de justicia son de las que mayormente desconfa la poblacin.

    Tal y como queda asentado en el In-forme sobre la calidad de la ciudadana en Mxico (IFEColmex, 2014) los ciuda-danos son escpticos del aparato de jus-ticia nacional al que ven como una red al servicio de la corrupcin y el cliente-lismo. En Mxico esta es la percepcin de la corrupcin en instituciones de go-bierno: Partidos polticos 91%, Poder

    Legislativo 83%, ejrcito 42%, polica 90%, Poder Judicial 80% y servidores pblicos 87%.

    Sin embargo, explica, hay una diso-nancia entre la supuesta honestidad del ciudadano y los actos de corrupcin que confiesa cometer. Por ejemplo, el 61% de los encuestados acepta haber sobornado a la polica y el 55% a algn integrante del Poder Judicial. Igualmente, la mayora de los mexicanos acepta haber adquirido uno u otro tipo de producto pirata o hacerse de un servicio de manera ilegal.

    El Banco Mundial (2013) ha estima-do que los sobornos pagados tanto en los pases en desarrollo como en los de-sarrollados alcanzaron en 2001-2002 la cantidad de un trilln de dlares o 3% del PIB mundial. Esta cifra no incluye desvo de fondos pblicos o robo de ac-tivos pblicos.

    El Banco de Mxico calcula que la corrupcin en el pas representa cerca del 9% del PIB, que traducido a nme-ros, de acuerdo a datos del INEG, al-canzara 347 mil millones de pesos que equivaldran a aproximadamente el 2% del PIB (2013) y provoca que el 80% de la recaudacin de impuestos fede-rales caiga en perjuicio de las arcas p-blicas. Segn la Auditora Superior de la Federacin la falta de sanciones a los actos corruptos cost a Mxico 86 mil millones de dlares, que se atribuyen a desvos, subejercicios y despilfarros de recursos pblicos, as como pagos inde-bidos en el gobierno.

    Por otra parte, agrega, segn Transpa-rencia Mexicana en 2007 un pago extra-oficial o mordida cost a los hogares mexicanos un promedio de 138 pesos, mientras que en 2010 se elev a cerca de 165. En el agregado, segn esta misma fuente, en 2007 el costo para acceder o facilitar trmites y servicios pblicos fue de alrededor de 27 mil millones de pesos

    y en 2010, se destinaron ms de 32 mil millones de pesos a las mordidas.

    La conclusin es ineludible: la co-rrupcin puede ser rentable para sus beneficiarios en el corto plazo pero en el agregado sus costos son mayores que sus beneficios. El ltimo reporte de Pea-ce and Corruption (2015) explica que existe una relacin estadsticamente sig-nificativa entre la paz y la corrupcin, en particular demuestra que una vez que un pas alcanza un cierto nivel de corrup-cin hay un punto de inflexin (tipping point) en el que un pequeo aumento en la corrupcin lleva a una disminucin sensible en la paz: la corrupcin se vuelve tan endmica que la probabilidad de la violencia se incrementa. Y Mxico se encuentra entre los 64 pases que es-tn cerca de ese punto de inflexin.

    En su texto record que los esfuerzos institucionales para combatir la corrupcin en Mxico han sido tibios y poco efectivos. En 1982 se estableci, durante el gobierno de Miguel de la Madrid, la Secretara de la Contralora General de la Federacin (Se-cogef); que en 1994, bajo la administracin de Ernesto Zedillo, adopt el nombre de Secretara de la Contralora y Desarrollo Administrativo (Secodam); para convertir-se en 2003, durante el gobierno de Vicente Fox, en la Secretara de la Funcin Pblica (SFP).

    En los tres casos se trata de organis-mos dependientes del titular del Poder Ejecutivo. Se ha avanzado tambin en la formacin de rganos de control ex-terno o interorgnico como la Auditora Superior de la Federacin (ASF) de la Cmara de Diputados del Congreso de la Unin (1999), el Instituto Federal de Ac-ceso a la Informacin (IFAI), en 2002, y la Fiscala Especial para el Combate a la Corrupcin en el Servicio Pblico Fede-ral de la PGR. En el plano legislativo se introdujeron dos leyes relevantes: la Ley

    Federal de Responsabilidades de los Ser-vidores Pblicos, de 2002, y la Ley Fede-ral de Anticorrupcin en Contrataciones Pblicas, de 2012.

    La aprobacin y puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupcin significa un avance en el arreglo institu-cional de combate a la corrupcin, pero su mera instauracin no es garanta de nada. La fase de implementacin reque-rir no slo del diseo de una poltica de estado sino de la voluntad poltica para adoptarla y mantenerla y de la creacin de capacidades institucionales basadas en un sistema profesional de carrera que incluya ministerios pblicos y juzgadores especializados en delitos de corrupcin.

    Adicionalmente, sostiene que urge definir los rubros de la taxonoma de los delitos que comprende el concepto de corrupcin. Hasta el momento, el Cdi-go Penal tipifica 14 conductas, pero su definicin no es clara. Lo mismo ocu-rre con la Ley de Responsabilidades de los Servidores Pblicos que identifica 24 faltas administrativas relacionadas con la corrupcin.

    La impunidad, entendida como, inexistencia, de hecho o de derecho, de responsabilidad penal por parte de los autores de violaciones, as como de res-ponsabilidad civil, administrativa o dis-ciplinaria, porque escapan a toda inves-tigacin con miras a su inculpacin, de-tencin, procesamiento y, en caso de ser reconocidos culpables, condena a penas apropiadas, incluso a la indemnizacin del dao causado a sus vctimas; es una realidad tan omnipresente como la co-rrupcin y las instituciones en combatir-la han sido incapaces, pues tomando en cuenta el presupuesto destinado al IFAI, a la ASF, la SFP y la Unidad Especiali-zada en Investigacin de Delitos Come-tidos por Servidores Pblicos y contra la Administracin de Justicia de la PGR, registramos que entre 2004 y 2015 hubo un aumento de 97%, pero la ASF, de 444 denuncias presentadas en 15 aos slo hubo 7 consignaciones. Esto equivale a 1.6%.

    Entre 2000 y 2013, periodo en el que Mxico tuvo 63 gobernadores sealados de corrupcin, fueron exhibidos 71 ca-sos de corrupcin por parte de 41 go-bernadores. De stos slo 16 casos fue-ron investigados y slo 4 gobernadores fueron procesados y encontrados culpa-bles. Para dar una perspectiva compara-da vaya el dato para los Estados Unidos de Amrica del Norte, 9 gobernadores fueron investigados, 9 fueron procesa-dos y los 9 detenidos.

    As que habremos de continuar vi-viendo en un Mxico de corruptos.

  • Mircoles 3 de junio de 20156 /

    Gonzalo C. Lpez

    Qu est pasando?

    Se acab, se fue, y slo dej el recuerdo uno de los meses ms brutales en la historia de Veracruz y del pas. Mayo, ha sido el consentido ya que con l se celebra

    el da 10 donde festejamos a nuestra madre; tambin el da del trabajo y el da del maestro y los albailes cele-bran el Da de la cruz.

    Fue el mes ms violento porque dej un record ne-gro y dramtico. A nivel nacional ms de sesenta per-sonas murieron en enfrentamientos; 150 perecieron en actos, podra decirse, aislados, no masivos pero que se ligaron a las actividades del crimen organizado. Ms de 100 desaparecidos en todo el territorio nacional.

    El da 6 fue asesinado a balazos, en Coatzacoalcos, el abogado Genaro Bermejo Orozco. Ese mismo da, en Boca del Ro, fue secuestrada la jovencita Columba Cam-pillo; su cuerpo sin vida se localiz, dos das despus, el 18 de mayo, en un lote baldo. Por esos dos asesinatos la gen-te sali a las calles para realizar marchas de protestas du-rante las cuales cuestionaron el gobierno de Javier Duarte a quien le gritaron que toleraba el asentamiento del crimen y dndole impunidad a los delincuentes.

    El da 11, el gobernador en un discurso prometi y justific que en Veracruz se combate el delito y se hace justicia a las vctimas. Pero el reclamo de los diferentes sectores fue que se destituyeran al secretario de Segu-ridad Pblica, Arturo Bermdez y al procurador ngel Bravo. Como respuesta fue el silencio.

    La ola de violencia continu. El mismo da 11, agentes de la llamada Fuerza Civil detuvieron con vio-lencia, en la ciudad de Coatzacoalcos, a cinco jvenes que hasta el da de hoy estn en calidad de desapareci-dos. Los familiares acusaron directamente a los poli-cas acreditados de Bermdez Zurita y ste respondi que los jvenes desaparecen porque forman parte de grupos criminales, los cuales tienen ajustes de cuentas entre s.

    El da 20, dos polticos fueron ejecutados por la delincuencia organizada: Luis Manuel Lara Muoz, exdirigente municipal del PRI en Tierra Blanca y

    exlder regional de los productores caeros afiliados a la CNC. Otro, un militante panista que haba sido presidente municipal de Cuitlahuac, Ambrosio Bor-bonio Anne. Le metieron ocho balazos mientras ce-naba con su madre en una taquera, en la va pblica. Estos casos generaron revuelo en los medios y en la opinin pblica.

    La madrugada del da 31, una reportera de la ciudad de Minatitln fue secuestrada en la terminal de auto-buses en Acayucan por varios sujetos; la llevaron a un motel; la violaron y la dejaron, toda maltrecha, haba ido a esta ciudad surea a cubrir un evento poltico. En la ciudad de Orizaba, a las 17:30 horas del sbado 30 varios individuos intentaron secuestrar al empresario Manuel Galn; no pudieron porque la esposa impact la camioneta de su propiedad en contra del vehculo de los secuestradores. stos huyeron y no pudieron co-meter el delito.

    Las cifras van de lado, a veces sin que se repare en ellas porque pasan a formar parte de lo cotidiano. La prensa diariamente describe sobre cadveres que se localizan en ros, pozos, pantanos, fosas clandestinas, caaverales, carreteras, lotes baldos, en las orillas de los caminos y barbechos de milpas.

    Mayo sangriento a nivel nacionalLos acontecimientos que ms nos estremecieron

    sucedieron en Guerrero, Michoacn y Jalisco. Recor-damos que en Jalisco se vivi una jornada de violencia pues en varias ciudades se dieron balaceras que dejaron a quince personas muertas incluyendo a siete militares que viajaban en un helicptero que fue derribado.

    En la poblacin de Chilapa, Guerrero, entre los das 9 y 15, dos grupos criminales se disputaron la zona, ocasionando 30 personas desaparecidas. Tambin en Tlacotepec, del mismo estado ocurri un enfrenta-miento a balazos donde hubo cinco muertos y ocho personas resultaron heridas.

    El da 22, otro enfrentamiento entre policas fe-derales, militares y bandas del Crtel de Jalisco Nueva Generacin dejaron a 43 personas muertas en la pobla-cin de Tanhuato, Michoacan.

    El 25, en el municipio de Acua, Coahuila, la natu-raleza cobr su cuota mortal con un tornado que dej a 13 personas muertas, 300 heridos y una estela de des-truccin donde 800 viviendas fueron arrasadas.

    Revisando en los archivos, encontramos que un centenar de cuerpos sin vida fueron localizados en el territorio estatal. Es decir, ms de tres cadveres por da se encontraron y todos con los mismos trazos de muerte que incluy la tortura previa y en algunos, la mutilacin. El mes de mayo fue, entonces, violento y mortfero para Veracruz y para Mxico. Veremos qu nos trae junio. Por lo pronto varios colegas celebrarn el Da dela libertad de prensa. Ojal recuerden a los 12 compaeros asesinados y secuestrados.

    [email protected]

    Mayo, negro y mortfero

  • Mircoles 3 de junio de 2015 / 7

    Raymundo Jimnez

    Va LIBRe

    Por qu en lugar de ir a apoyar a uno de los cuatro candidatos que el Partido Verde Ecologista de Mxico postul en alianza con el PRI en Veracruz Cirilo Vzquez Parissi, en el distrito de Cosoleacaque; Ca-rolina Gudio, en Boca del Ro; Miguel ngel Sedas, en Huatusco, y Edgar Spinoso, en Martnez de la Torre, el joven gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, uno de los principales estrategas electorales del PVEM, de-cidi acompaar al abanderado priista por Tuxpan, Alberto Silva Ramos, en su precierre regional de campaa realizado este domingo 31 de mayo en la cabecera municipal de Tepetzintla?

    El espaldarazo a Silva desat especulaciones futuristas y atiz el fuego amigo en contra del tuxpeo, pues en su discurso Velasco Coello considerado el alter ego del presidente Enrique Pea Nieto y uno de los aspirantes a la candidatura presidencial en la sucesin del 2018 pronostic que el triunfo de Beto Silva el prximo 7 de junio ser contundente y slo es el principio de un proyecto que est respaldado con trabajo y resultados.

    Este, en apariencia, habra sido el motivo por el que el mandatario chiapaneco habra aceptado la invitacin de Silva, pues de acuerdo a la mayora de las encuestas contratadas por la cpula del PRI en Veracruz, el tuxpeo aventajara casi tres a uno al candidato del PAN, Roberto Cortez, su ms cercano contrincante. El 5 de abril pasado, precisamente, al acompaar al ex vocero del gobierno duartista en el arranque de su campaa en la congregacin de Chapopote, municipio de lamo de donde es nativo el abanderado de Accin Nacional, el senador priista Hctor Yu-nes dijo que en las democracias modernas se gana y se pierde por un voto, pero pronostic que Beto Silva ganar por un chingo.

    Por ello, el mandatario chiapaneco ponder que Silva no nicamente sabe ganar elecciones, sino que sabe trabajar y dar resultados, como cuando gobern Tuxpan, que lo hizo muy bien. Velasco Coello dijo que me consta que mi amigo Beto Silva busca y sabe trabajar en unidad, porque la unin de las personas facilita el trabajo y que se les den resultados.

    La presencia del gobernador de Chiapas el primero de extraccin verde eco-logista que gobierna una entidad federativa en Mxico evidentemente levant bastante polvo y alborot el gallinero priista en Veracruz, ya que adems estuvo acompaado por uno de sus mejores amigos: Javier Herrera Borunda, el hijo del ex gobernador Fidel Herrera Beltrn, quien va amarrado en la segunda posicin de la lista plurinominal de candidatos del PVEM, razn por la que el gero Velasco reco-noci pblicamente el trabajo de su partido que impulsa la renovacin generacional para ganar las elecciones el prximo domingo.

    En su libro Los Juniors del Poder, el periodista Francisco Cruz Jimnez, en su primer captulo (Un tipo de cuidado, el Pea chiapaneco) refiere que Velasco Coello es un hombre difcil de definir ya que milita en el PVEM, comulga con el PRI, se entiende con Nueva Alianza, lleg a la gubernatura de Chiapas protegido por la casta dominante del PRD y es descendiente de priistas de abolengo. Enar-bola la bandera de la renovacin generacional, aunque form su gabinete como un representante de la era pridinosurica

    Cruz Jimnez da un dato interesante: () La carrera del nuevo ecologista tam-bin sobrino del ex comisionado para la paz, ex secretario de Estado y ex regente Manuel Camacho Sols empieza a documentarse en el 2001, cuando el abuelo (Ma-nuel Velasco Surez, priista que gobern el estado de 1970 a 1976), antes de morir en diciembre de ese ao, solicit una audiencia especial y lo llev a conocer al astuto Pablo Salazar Medigucha, gobernador de Chiapas; lo que se trat en ese encuentro sigue rodeado de un halo de misterio, aunque los resultados dicen mucho: Salazar puso en marcha una inexplicable campaa que dio al junior Velasco un repentino impulso de altos vuelos.

    A partir de entonces, Velasco escal posiciones de manera vertiginosa durante el gobierno de Salazar Mendigucha y luego se encumbr en el de Juan Sabines Gue-rrero. Primero fue lder estatal del PVEM en 2001 y luego el diputado ms joven en la historia del Congreso de Chiapas. En 2003 salt a la diputacin federal, donde lleg a ser el coordinador del grupo legislativo del Verde.

    Segn el autor, Velasco Coello tiene otras cualidades: es un redituable expe-rimento de la liga PRI-PVEM y mantiene una cercana amistad con el presidente Pea, con lo cual garantizara la continuidad del modelo econmico-poltico que no ha dejado de beneficiar a unas cuantas familias y su alianza con un sector de los poderes mediticos; en concreto con el magnate Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca los canales 13, 7 y 40, Grupo Elektra, Banco Azteca, Seguros Az-teca, Afore Azteca, Advance America, Grupo Iusacell, Italika, Punto Casa de Bolsa, Azteca Internet y Blockbuster Mxico.

    Para llegar a la gubernatura, en 2012, Velasco tuvo que hacer amarres tambin con otros juniors, como el hijo del ex gobernador Fidel Herrera. Al respecto, el escritor consigna: Si bien Javier Herrera Borunda lleg a instalarse en el Palacio de Gobierno chiapaneco sin un cargo oficial, el hecho concreto fue que Velasco Coello no slo devolva favores sino que tambin daba muestra de cmo se ha preservado la juniorcracia en su estado, cual si fuera religin.

    Cul habr sido el pacto de Tuxpan? En la sucesin estatal de 2016 o a ms tardar en la de 2018 lo sabremos.

    Reverdece el cisne

  • Mircoles 3 de junio de 20158 /

    Centro de Ciencias de la Tierra de la UV,15 aos de estudiar fenmenos naturales*Especialistas desarrollan investigaciones de sismos, erupciones volcnicas, cambio climtico, ciclones y dems

    A tres lustros de su creacin, el Centro de Ciencias de la Tierra (CCT) de la Universidad Vera-cruzana (UV) es considerado un refe-rente a nivel nacional, dado su nivel y capacidad de estudio sobre fenmenos naturales y antrpicos que pueden llegar a generar un importante impacto en di-versas regiones del estado de Veracruz.

    En el CCT, un grupo de especialistas diariamente se concentran en el desarrollo de investigaciones de sismos, erupciones volcnicas, deslizamientos superficiales de tierra, ciclones, fluctuaciones climticas, fenmenos meteorolgicos y su relacin con la agricultura, disponibilidad del agua en cantidad y calidad, cuencas y la seguri-dad de los veracruzanos, entre otras.

    Bajo la coordinacin de Juan Cer-vantes Prez, expertos en vulcanologa, geologa, geografa, sismologa, ciencias sociales y estadstica, trabajan en dichas lneas de investigacin, as como en el manejo integral de cuencas, bioclimato-loga y contaminacin.

    Geologa y vulcanologaEl CCT desarrolla las lneas de inves-

    tigacin Geologa y Vulcanologa, enca-bezadas por Katrin Sieron, vulcanloga egresada de la UNAM.

    La geologa estudia la composicin y estructura interna de la Tierra y los procesos a travs de los cuales ha ido evolucionando a lo largo del tiempo geolgico, por lo que constituye la base fundamental para entender el carcter de varios tipos de peligros naturales.

    El CCT busca generar conocimientos que permitan una mejor comprensin de los fenmenos de la litosfera en el sector oriental del pas, y que a su vez aporten elementos que puedan ser utilizados en el bienestar y proteccin de la poblacin.

    En Veracruz existe vulcanismo activo en las zonas centro y sur. El conocimien-to detallado de los volcanes respecto a su historia eruptiva, estilos de erupcin, dis-tribucin espacial y caracterizacin de las fuentes de magma, entre otras, provee informacin necesaria para estimar el peli-gro asociado a la actividad volcnica.

    El CCT apoyar al entendimiento de los mecanismos que controlan dichos fe-nmenos a lo largo de Cinturn Volcnico Transmexicano y proveer informacin valiosa para la comunidad cientfica.

    En la actualidad, el Centro de Cien-cias de la Tierra no slo recibe seal de las ocho estaciones existentes en el esta-do, sino que adems capta informacin de otras entidades como Hidalgo, Ta-maulipas, Puebla, Oaxaca y Chiapas.

    observatorio del agua El Observatorio del Agua para el Es-

    tado de Veracruz Agua, Bosques, Cuen-cas y Costas se centra en la construccin de conocimientos, formacin de recursos

    humanos y transferencia de saberes, en un laboratorio para el diseo y aplicacin de metodologas interdisciplinarias en el marco de la gestin y manejo integrado de cuencas, cuyos objetos de estudio son con-cebidos como sistemas complejos.

    Mara del Socorro Menchaca Dvila ha desarrollado proyectos que se ubican en la microcuenca del ro Pixquiac y atienden problemticas relativas a los efectos del factor antrpico en los servicios ambienta-les de bosques y cuencas hidrolgicas.

    Sus actividades tambin se basan en la medicin del ndice de escasez del agua; percepcin local relacionada con el seguimiento y evaluacin de polticas pblicas, tales como disponibilidad del agua en cuanto a calidad y cantidad, cul-tura del agua; valor econmico del recur-so hdrico y pago por servicios ambien-tales, entre otras.

    ingeniera de riesgos naturalesLa finalidad de la ingeniera de ries-

    gos naturales es contar con evaluaciones probabilistas de riesgo ante amenazas naturales, considerando las caractersti-cas de vulnerabilidad de la regin, rea urbana o las estructuras por analizar.

    Las amenazas naturales estudiadas por esta rea, encabezada por Gilbert Torres Morales son principalmente sis-mos, inundaciones, huracanes, adems de deslizamientos y derrumbes (pro-vocados por sismos y lluvia intensa). Tambin se analiza la vulnerabilidad de todo tipo de estructuras u obras de ingeniera.

    La identificacin de las amenazas que pueden afectar una regin, municipio o rea urbana, constituye uno de los pri-meros pasos en el anlisis de riesgos.

    El manejo de esta informacin por me-dio de capas en los Sistemas de Informacin Geogrfica (SIG) permite la automatizacin de los procesos de clculo de riesgo, as como una visualizacin ambiciosa y comunicacin simple y gil de resultados.

    bioclimatologa y contaminacin atmosfricaLa bioclimatologa se encarga de es-

    tudiar las relaciones entre los seres vivos y el clima, en una relacin bidireccional, esto es, las afectaciones del clima sobre los seres vivos y viceversa.

    Por ello, el objetivo es realizar inves-tigaciones sobre el efecto del clima y sus elementos en los seres vivos (humanos, vegetacin y animales) a nivel local y regional, que permitan formar recursos humanos especializados en el rea.

    GeohidrologaLa hidrologa subterrnea o geohi-

    drologa tiene como objetivo el cono-cimiento y la evaluacin de los recursos hdricos existentes en el subsuelo, la posibilidad de su captacin y su explo-tacin en un contexto de gestin soste-nible. Esto incluye el anlisis del movi-miento del agua, el conocimiento de sus propiedades y composicin qumica, el estudio de su origen dentro del ciclo hi-drolgico, y la consideracin de sus usos potenciales.

    Estacin de monitoreo en el Cofre de Perote. Investigadores en el glaciar Jamapa en el Pico de Orizaba.

    Trabajo de campo en el volcn Pico de Orizaba.

  • Mircoles 3 de junio de 2015 / 9

    Jos Ortiz Medina

    entRe... Lneas

    Foto multas, despus de las elecciones

    Quizs usted no lo sepa, pero una de las sorpresitas que nos tienen prepa-radas las autoridades para cuando concluya el proceso electoral es la imple-mentacin del sistema de foto-multas para los usuarios de vehculos auto-motores en el estado.

    Como lo lee. Si se fija bien, en Xalapa se estn instalando algunas cmaras en algunos puntos estratgicos de la ciudad. Pero no son para incrementar la vigilancia ni brindar mayor seguridad a la poblacin que sufre los estragos de la delincuencia. Para nada.

    Se trata de cmaras que registrarn la velocidad a la que transiten todos los ve-hculos, as como sus movimientos y maniobras, para obtener evidencia grfica de infracciones a los reglamentos de trnsito y vialidad, y mediante el reconocimiento de las placas, enviar a domicilio la multa correspondiente.

    Este sistema ya opera en ciudades como Guadalajara y Puebla. Y dicen los que saben que le significa un muy considerable ingreso a los gobiernos estatales res-pectivos, ya que las multas llegan a ser por varios miles de pesos y ah s, no hay mordida que valga.

    Ser el principio del fin de los tamarindos?

    amrico recorre congregacionesEl alcalde de Xalapa, Amrico Ziga Martnez, recorri una vez ms las comu-

    nidades de Chiltoyac, 6 de Enero y El Tronconal, donde reafirm su compromiso para atender la peticin de obras que hace una semana le hicieron los vecinos en un bloqueo que fue rpidamente desactivado.

    En esa ocasin, Ziga Martnez, ante la sorpresa de los inconformes, lleg al lugar a bordo de una motocicleta que le permiti un fcil traslado y estableci com-promisos concretos.

    Esta vez, el alcalde xalapeo regres a las comunidades rurales del municipio para dar seguimiento a su compromiso de atender los problemas que le plantearon los vecinos.

    Apunt que, de momento, por cuestiones de veda electoral, no puede ni anunciar obras o acciones, slo reafirmar compromisos, aunque dijo tendrn atencin a sus demandas.

    hitazo de too nemiEntre todo por lo que ha pasado Juan Antonio Nemi Dib en los ltimos

    meses, acaba de anotarse un tremendo triunfo que habra de serle reconocido sin cortapisas.

    El Juzgado Segundo del Distrito X con sede en Xalapa, anul el juicio iniciado por la empresa arrendadora de equipo mdico Finamed en contra de la Secretara de Salud del estado.

    En 2012, siendo Nemi secretario de Salud, orden suspender los pagos a esta empresa, pues cobraba una millonada por servicios que ni siquiera prestaba, lo que tuvo como consecuencia el inicio de un juicio mercantil en el que Finamed reclama-ba ms de mil millones de pesos al gobierno estatal.

    El tiempo, y la justicia, le dieron la razn a Nemi Dib, que al menos en este tema, demostr que estaba en lo correcto.

    Por cierto, la propiedad de Finamed se asocia con la familia de un ex gobernador que anda desaforado haciendo campaa en Veracruz para intentar imponer a una amiguita suya como diputada federal.

    Ser sta una premonicin?

    contra todos los pronsticos, dgar avanza

    Lleg el ltimo da de unas campaas electorales diferentes y aqu en el estado hay un distrito que acapara la atencin en funcin de la fuerza popular que lleg a alcanzar la coalicin PVEM-PRI.

    Es el caso del distrito VII donde el candidato Edgar Spinoso Carrera contra todos los pronsticos y con un arduo trabajo de campaa con propuestas, se logr posicionar en el primer lugar de las preferencias electorales en los nueve municipios que integran el distrito de Martnez de la Torre, dejando atrs a su contendiente blanquiazul.

    Ahora queda por conocer el resultado de la eleccin, donde la ciudadana, en su mayora, decidir a su futuro legislador federal.

    Lo cierto es que hay una expectativa creciente por saber cunta cantidad de votacin logra captar cada candidato en funcin de su distrito, y ah, no hay que descartar a Spinoso Carrera como uno de los abanderados mejor posicionados a nivel estatal. Ya se ver.

    A pesar de las multas millonarias que le ha impuesto el Instituto Nacional Elec-toral por sus reiteradas violaciones a la ley, en el Partido Verde insisten en jugar en el filo de la navaja para darle la vuelta a la norma.

    Y es que aun cuando las campaas concluyen oficialmente a la medianoche del 4 de junio, el partido del tucn con garras de rata se las arregla para permanecer en los medios un da ms.

    El pretexto? Que el 5 de junio se celebra el Da Mundial del Medio Ambiente. Y en el PVEM estn taaaaaaaaaan preocupados por el entorno natural, con eso de que son dizque ecologistas, que no dudaron en adherirse a otra campaa, sta de-nominada Un apagn para darle luz a la Tierra, que, oh coincidencia!, se llevar a cabo dos das antes de las elecciones federales, fuera del periodo permitido para hacer proselitismo.

    Son un costal de maas. Y lo peor es que pueden llegar a marcar diferencia en la prxima Legislatura federal.

    Denuncian irregularidades

    de alcalde de san rafaelEste mircoles, en una cntrica cafetera de la capital veracruzana, el sndico

    nico y el regidor de San Rafael, Len Stivalet Ramrez y Juan Antonio Deln Huer-ta, respectivamente, se presentarn ante los medios informativos para hablar sobre presuntas irregulares en las que habra incurrido el alcalde de dicho lugar, Hctor Lagunes Reyes, surgido del Partido de la Revolucin Democrtica.

    ayudemos a lalo

    Este domingo 7 de junio se presentar la obra de teatro El Artista, con la participacin de Marcos Iigo Flores Rivers, bajo la direccin de Fernando Flurens. Lo interesante del asunto es que todo lo recaudado ser para solventar los gastos del trasplante de mdula que requiere Lalo, joven xalapeo que desde hace tres aos enfrenta la batalla contra el cncer.

  • Mircoles 3 de junio de 201510/

    lvaro Belin Andrade

    HoRa LIBRe

    Los despidos de Flavino, un respiro para Sefiplan

    El famoso proceso de reordena-miento administrativo ordenado por Flavino Ros Alvarado en la Secretara de Educacin de Veracruz (SEV) ha resultado un extrao respiro a las alicadas finanzas del gobierno esta-tal, cuyos operadores han contado con ms de dos o tres meses para retener el salario de miles de trabajadores del sec-tor educativo.

    Aunque pareciera un extraordinario movimiento para limpiar la nmina de la SEV, con mucho la ms grande de la estructura gubernamental, y con ello acercarse a los objetivos y propsitos de la Reforma Educativa propuesta por el presidente Enrique Pea Nieto y apro-bada por el Congreso de la Unin y los congresos locales, lo cierto es que miles de vidas han debido tropezar con la falta de pago de varias quincenas, sin que na-die les explique de qu se trata.

    Es al menos paradjico que, mientras decenas de dirigentes de los sindicatos magisteriales, particularmente el SNTE en sus secciones 32 y 56, siguen disfru-tando de sus pinges honorarios que les permite el contar con dos y hasta seis o ms plazas de tiempo completo, miles de trabajadores han debido esperar con la angustia de no poder llevar nada a sus fa-milias mientras los tortuosos adminis-tradores de la SEV aclaran si se dedican o no a las labores para los que fueron contratados.

    En escueto comunicado se seala que la SEV cumple con [el] reordenamien-to administrativo, con el objetivo de que slo los docentes que cubran el horario de trabajo asignado perciban su salario, informaron autoridades de la dependen-cia, quienes sealaron que esta iniciativa responde a la Reforma Educativa.

    Lo cierto es que esta instruccin gi-rada por el Ejecutivo estatal, es decir, el gobernador Javier Duarte de Ochoa, y el titular de la SEV, valga repetir: Flavi-no Ros Alvarado, supuestamente para ordenar y hacer ms eficientes los recursos, todo con base en la ley, ha obligado a miles de trabajadores de la educacin a sufragar con recursos de sus familias viajes extraordinarios a las sedes regionales de la SEV, aunque en la mayo-ra de los casos a la misma sede en Xala-pa, para comprobar que s trabajan, que s acuden puntualmente a sus lugares de labor y que lo que hacen es indispen-

    sable para que se mueva ese enorme y torpe animal llamado sistema educativo veracruzano.

    Aunque la SEV ha dicho que se cubrirn los salarios del personal que desempee de manera adecuada sus funciones (nada ms faltara que no lo hicieran), con el reordenamiento admi-nistrativo han ocurrido dos cosas: 1. Se ha logrado un plazo considerablemente largo para que la Sefiplan pueda atender otro tipo de compromisos financieros, sin necesidad de endeudamientos con la banca privada, y 2. La SEV tendr manga ancha para, en las hiptesis que est manejando, pueda echar a cientos de empleados que auxilian en planteles y oficinas, con el nimo de adelgazar el gasto administrativo.

    Hace tiempo que el terrorismo apli-cado por las autoridades educativas, que son ciegas a los actos de corrupcin de sus funcionarios, ha permitido el despi-do de cientos de trabajadores y emplea-dos. No solo ha ordenado la disminu-cin de los salarios al sector que no est protegido por las mafias magisteriales, y la cancelacin de apoyos como viticos, vehculos y combustibles para el cumpli-miento de sus labores; tambin ha afec-tado a varias dependencias cuyos em-pleados no realizan actividades docen-tes, a las que ha abandonado a su suerte.

    Desde su entrada a la titularidad de la SEV, Flavino Ros Alvarado se reuni con todos su personal directivo para or-denar una propuesta meticulosa sobre todo aquel personal del que se deba prescindir a raz del anuncio del famo-so declogo de austeridad hecho por el gobernador Javier Duarte de Ochoa en marzo pasado.

    Despidos de personal, la forma de ahorrar de DuarteEl declogo duartista de austeridad

    no ha tocado a los grandes funcionarios. Los gastos gubernamentales han per-manecido como si todava se vivieran tiempos de bonanza y los rganos de control no solo no han apretado tuercas para evitarlos, sino que han sido omisos para investigar y castigar an aquellos que han sido denunciados por organi-zaciones y medios de comunicacin. El caso ms pattico es el que hemos do-cumentado en este espacio para el caso del Colegio de Estudios Cientficos y

    Tecnolgicos (Cecytev), donde toda la familia del director general goza de ex-traordinarias plazas educativas sin hacer maldita la cosa.

    La forma de recuperar parte del gas-to corriente ha sido la disminucin de los salarios y el despido de cientos de trabajadores, no solo en el sector edu-cativo sino en toda la estructura guber-namental.

    Para ello se anticip el propio Go-bierno del Estado. En febrero, un mes antes de anunciar su famosa reingenie-ra, Javier Duarte envi al Congreso lo-cal una iniciativa de reforma de la Ley Estatal del Servicio Civil de Veracruz, que de inmediato fue aprobada por los diputados. Uno de los cambios fue para eliminar el pago de salarios cados por ms de un ao durante juicios de laudos laborales.

    Las reformas fueron publicadas en el nmero 083 de la Gaceta Oficial del Es-tado el 27 de febrero; el artculo 43 sea-la que si durante el juicio no se prueba la legalidad del cese del empleado, el traba-jador tendr derecho a la reinstalacin, o tres meses de indemnizacin, y en am-bos casos solo tendr derecho a salarios vencidos por el periodo de doce meses.

    Desde la Secretara del Trabajo, Pre-visin Social y Productividad, su titular Gabriel Deantes Ramos, sealado infini-dad de veces de enriquecerse inexplica-blemente a su paso por la SEV y Sefi-plan, ha salido con el discurso de que el ajuste que implement el gobierno del estado al gasto corriente no implica el despido de trabajadores. Para probarlo, el exvendedor de telfonos celulares, c-nica y torpemente se fue a las estadsticas del INEGI sobre empleo en la entidad y asegur que es una de las que tiene me-nor desempleo, incluso, por debajo de la media nacional. Menudo cochambre intelectual, como si dichas estadsticas se refiriesen al empleo burocrtico.

    No hay despidos, hemos sido muy puntual (sic) que el recorte se ha hecho en gastos no prioritarios, pero no en despido de trabajadores, dijo. Deantes Ramos no ve pero vigila. Dijo que su dependencia est a cargo de vigilar que se respeten los derechos laborales y que en caso de que se rescinda un contrato se liquide conforme a derecho.

    La realidad es que s se est despi-diendo a cientos de empleados pblicos,

    a muchos de los cuales se coacciona para que presenten su renuncia y as evitar el pago de liquidaciones.

    Lo que est ocurriendo en la SEV, donde se habla de legalidad en el des-pido de empleados aduciendo argumen-tos tomados prestados de la Reforma Educativa, es un caso escandaloso. No hay nada de legal en el hecho de man-tener sin pagos a miles de empleados so pretexto de que deben acudir a la SEV a demostrar que s trabajan y s son tiles, cuando en todo caso es la dependencia la que debera tomar decisiones contun-dentes porque se supone que conoce el intrngulis de las sucesivas contratacio-nes.

    Flavino Ros Alvarado, pasivo hasta la complicidad con los actos de corrup-cin que se hacen en sus narices, se vuel-ve un inquisidor soberbio que disfruta las largas y demoradas filas que sus em-pleados deben hacer para demostrar que s devengan sus quincenas, mientras que con los dirigentes magisteriales ha sido permisivo para que cientos de privilegia-dos con ominosas comisiones sindicales sigan cobrando.

    La gran ventaja es que a quienes ha estado despidiendo, muchos de ellos in-cluidos en la lista negra por los nuevos funcionarios que ha llevado a la SEV porque quieren meter a sus huestes, no estn organizados ni son protegidos si-quiera por los sindicatos que gobiernan la educacin en Veracruz.

    Vaya fiasco!

    sev y salud: robo en despobladoAunque el antecedente habra que

    buscarlo en el gobierno de Fidel Herrera Beltrn, lo cierto es que el que encabeza Javier Duarte de Ochoa ya no sabe el di-nero de quin utilizar para mantener el mnimo equilibrio financiero que impida un dramtico desenlace de su gobierno.

    Que el gobierno federal llame a cuentas al estatal para que reintegre los montos destinados a conceptos que no estaban etiquetados suena a decisiones fraudulentas detectadas, para las que la autoridad federal tiene los instrumentos jurdicos necesarios para obligar a repa-rar montos y procedimientos, so pena de encarcelar a los responsables.

    Sin embargo, muy poco pueden ha-cer los ms de 10 mil burcratas que, aun cuando han sido objeto de reten-

  • Mircoles 3 de junio de 2015 /11

    cin de una parte de sus salarios para el pago de crditos comerciales, hoy sufren la dolorosa realidad de que pueden per-der los bienes adquiridos, adems de ser incorporados al Bur de Crdito (la lis-ta negra de los incumplidos), pese a que el gobierno estatal puntualmente les ha descontado en sus cheques los montos comprometidos.

    Y todo parece indicar que ha sido un fraude organizado. No solo estn invo-lucrados el titular de la Secretara de Sa-lud, Fernando Bentez Obeso, y el Ofi-cial Mayor de la Secretara de Educacin de Veracruz, Vicente Bentez Gonzlez, sino tambin los correspondientes lde-res sindicales, esos znganos que viven de las cuotas de los empleados pero que son incapaces de mover un dedo para su defensa.

    Ambas dependencias descuentan a los trabajadores pero no entregan los montos a la empresa financiera Inter-mercado. Y esto ocurre desde hace un ao. Derivado de ello, alguien se est quedando con dinero de los trabajado-res, a quienes est arrojando al bur de crdito. Y ese alguien pertenece a la or-ganizacin que dirige Javier Duarte de Ochoa.

    intermercado hace nacional el escndalo

    Este martes, el director general de Intermercado, Carlos Gidi Blanchet, no solo ha recurrido a exponer a la opinin pblica una carta dirigida al gobernador Javier Duarte en un medio estatal, ante la reiterada negativa de las autoridades a recibirlos; tambin lo ha hecho en el pe-ridico Reforma, de la Ciudad de Mxi-co, con lo que Veracruz vuelve a tomar notoriedad en el pas y no precisamente por las cosas bien hechas.

    En el escrito, el hijo del exrector de la Universidad Veracruzana Emilio Gidi Villarreal seala al titular de la SS, al Ofi-cial Mayor de la SEV y a los sindicatos como responsables de perjudicar a miles de burcratas al desviar de manera ilegal sus pagos y utilizarlos para otros fines, y los acusa de suspender arbitrariamente y sin previo aviso el cobro va nmina que se haba pactado con las dependen-cias y trabajadores, afectando el plazo y condiciones establecidas para dichos prstamos.

    Las acciones emprendidas por el se-cretario de Salud, y el Oficial Mayor de la Secretara de Educacin de Veracruz, adems de lesionar innecesariamente a una industria que genera empleos y par-ticipa activamente en la vida econmica del estado, han dejado a diez mil colabo-radores sin acceso a crditos y con his-

    toriales negativos. La capacidad de pago de los trabajadores siempre ha estado soportada en los beneficios derivados de los pactos colectivos, y siempre se cont con la anuencia explcita de la mencio-nada dependencia de gobierno, seala Intermercado, a travs de Carlos Gidi, quien solicita la intervencin de Duarte de Ochoa para que ordene el pago inme-diato de todas las retenciones que las Se-cretaras han realizado a sus trabajadores para pagar los adeudos contrados que han sido ilegalmente desviados por las dependencias citadas.

    Y es que no son crditos negociados para la compra de utensilios de cocina o para adquirir ropa deportiva. Segn ex-plica el empresario, las cantidades pres-tadas oscilan entre los 5 y los 150 mil pesos, pero adems el problema se mul-tiplica porque si no se paga con opor-tunidad se acumulan intereses morato-rios; por si fuera poco, todos quienes incurren en moratoria son reportados al bur de crdito, dejando en situacin difcil a trabajadores a quienes se les re-tuvieron esas cantidades.

    La ventaja, la suerte enorme del go-bierno estatal es que los trabajadores afectados no han reaccionado organiza-damente para exigir que se les resarza el dao, y los sindicatos han sido convenci-dos (con prebendas a cambio) de que ni se metan a defender a sus agremiados en este conflicto.

    el nepotismo de amrico zigaQue su llegada a la alcalda de Xalapa

    se hubiera postergado tres aos por el mpetu ambicioso de Elizabeth Morales, quien se impuso pese a que el hijo del profesor Guillermo Hctor Ziga Mar-tnez estaba prcticamente registrado como el candidato priista para el perio-do 2011-2013, a muchos les pareci una paradoja: primero, que haba sido una in-justicia que a ltima hora se le cambiara por la candidatura a la diputacin local, y segundo, que tres aos ms de madu-rez poltica le servira a l para un mejor desempeo en la Presidencia Municipal, y a los xalapeos, para no tener a un edil joven e inexperto.

    A la luz de su desempeo en casi dos aos al frente de la alcalda, se ha comprobado que esos tres aos le sir-vieron para amacizar, para adquirir ms luces en la administracin pblica y para obtener habilidades en el tejido poltico, pero tambin para sospechar que habra sido conveniente un periodo ms largo antes de acceder al gobierno de la capital veracruzana.

    Y es que Amrico Ziga Martnez es un pan. Ya he sealado en este espa-

    cio cmo ha dejado hacer y dejado pasar a sus subalternos, la mayora impuestos por polticos amigos de la familia, por negociaciones con grupos sociales y em-presariales, o simplemente por ser sus cuates de la infancia, de la universidad o de francachelas. Muchos de los que fue-ron llamados a formar parte de su equi-po de gobierno mostraron rpidamente el diente, protagonizaron escndalos, in-currieron en actos de corrupcin o vio-lentaron la va pblica, y se han ido lue-go de causarle un dao en su incipiente prestigio poltico.

    Pero varios siguen ah, generando malestar entre sus compaeros de traba-jo por haber ingresado al servicio civil sin tener merecimientos para ello, ms all de ser familiares o cnyuges de pri-mas o de primos o amigos de la familia. Y eso es grave, porque la ley es muy clara respecto al nepotismo, un delito de ser-vidores pblicos que, para su fortuna, no tiene aplicacin en Veracruz, donde en todas las oficinas vemos incrustados en las nminas a esposos o esposa de los funcionarios, hijos, primos, cuados y lo que a usted se le ocurra.

    Lo anterior viene a colacin por una versin que se ha filtrado y que, reco-nozco, solo la cuchara sabe qu hay en el fondo de la olla. Siempre hay empleados pecaminosos que magnifican lo malo o que inventan historias. Ya sabr Amri-co si en este caso la versin es cierta o simplemente se trata de afectar su ima-gen: Si este es el caso ser el primero en retractarme pblicamente.

    La cosa es que Amrico, dicen las malas lenguas, tiene una prima hermana, maestra en una comarca coatepecana, de nombre Ilama Zayra Ziga Ledesma , quien completa su dieta en la nmina municipal y que ha logrado algo mara-villoso para su marido, Jos Antonio Bautista Garca: colocarlo en la Comi-sin Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS).

    Aunque no tiene estudios, si bien ostenta documentos de la Universidad Popular Autnoma de Veracruz, funda-da por su fallecido to poltico, lo grave es que Jos Antonio pocas veces se apa-rece por la oficina en que le pagan sus quincenas, el rea de Cultura del Agua (famosa por el affaire de Ivn Vicen-te Alarcn Cerda, aficionado al futbol, quien se fue al Mundial de Brasil sin ha-ber cumplido el periodo estipulado para disfrutar vacaciones). Ah, sealan, Jos Antonio, primo poltico del alcalde, hace labores de auditor, presionando a los usuarios del agua, pero la mayor parte de su tiempo transcurre en tareas familiares y como conductor del auto de su esposa.

    Mal hara Amrico en permitir estas irregularidades si quien me las ha comu-nicado dice la verdad.

    Xalapa, presa de la devastacinLa zona donde se ubica la ciudad de

    Xalapa era conocida como bosque de niebla. Esta caracterstica se la da la humedad, producto de la condensacin de los vientos clidos de la costa al en-contrarse con el aire fro que baja de las montaas. Esa humedad, que es cada vez menor, al igual que las lluvias, es la razn de que nuestra ciudad haya tenido una vegetacin envidiada por muchas otras urbes. Pero ese verdor se decolora da a da, a una velocidad tal que pronto ser historia. La depredacin avanza im-placable sin dejar espacios naturales que amortigen el impacto de un urbanismo que aqu pierde su lgica.

    Las irregularidades del terreno de Xalapa y sus alrededores no son obs-tculo cuando el motor es la ganancia. Con una destreza tcnica digna de mejo-res propsitos, las compaas construc-toras destructoras?, a la manera de un rastrillo gigante, arrasan con maquinaria pesada toda la vegetacin que se encuen-tra en las reas que ellas determinan de-ben cambiar su destino. As acaban con rboles y plantas que son el refugio de incontables especies de insectos, aves y mamferos. As, hermosas caadas, pe-queos riachuelos, lomas pobladas de flora y fauna silvestres, son devastadas perdindose para siempre el remanso que seran para el clima, la vida, la vista y el alma.

    Un caso especial, por sus dimensio-nes, se presenta en la zona sur de Xa-lapa, donde los afanes civilizatorios de un consorcio constructor llamado Casas Carpn lo han llevado a devastar cien-tos de hectreas. Sera conveniente que nuestras autoridades ambientales, tanto las federales como las estatales, tan ce-losas de nuestro patrimonio natural, se dieran una vuelta un poco ms adelante de la Central de Abastos, en el camino de terracera que lleva a la planta de tra-tamiento de aguas residuales. Lo que po-drn observar es espeluznante: miles de rboles, vastas extensiones de follaje y de plantas tpicas de la selva media han sido arrasadas. Donde antes hubo una exten-sin frondosa, ahora se sufre un desierto de tierra rojiza.

    Comentarios: [email protected] | Twitter: @HoraLibre | http://formato7.com/author/abelin/

  • Mircoles 3 de junio de 201512/

  • Mircoles 3 de junio de 2015 /13

    Luis Barria

    eL jazz Bajo La manga

    Yo no canto por cantar... / Tere Aranda

    cero bolita

    Nac en un pueblo bien pequeito que se llama Hueyapan de Ocampo, est en la zona de Los Tuxtlas, un pueblo muy mgico que ms que pueblo es un ranchito.

    Desde muy chiquita escuch cantar a mi mam, a mis tos (sus hermanos); a mi abuela no la escuch pero dicen que tocaba la mandolina, mi abuelo tocaba la gui-tarra, en mi familia todos tenan otro tipo de activida-des pero eran muy musicales.

    Siempre escuch msica y la msica me transporta-ba, desde muy pequeita. En casa de mi abuela mater-na escuchaba a Serrat y Javier Sols que me impresiona-ba, me maravillaba tanto que recuerdo una ancdota de esa poca: yo estaba empecinada en cantar una cancin que se llama Cuatro cirios, cuya letra dice: Cuatro cirios encendidos / hacen guardia a un atad, / en l se en-cuentra tendido / el cadver mi amor.

    Yo an no entenda la metfora, yo s pensaba que lo que deca este hombre que la mujer estaba ah ten-dida y lo encontraba muy profundo, a mi corta edad deca la mujer ah tendida y l amndola.

    A los tres aos estaba vida de aprender y mi mam me empez a ensear a leer y escribir. En la escuela, antes de primer ao, estaba el cero bolita (as le llama-ban) yo siempre bailaba y cantaba y un da la maestra Ana, que era la que me daba clases en cero bolita, visit a mi mam (crean que la nia ya estaba dormida en el cuarto de all atrs, pero la nia no estaba dormida) y le dijo:

    -Carmen (as se llama mi mam), Tere me tiene muy preocupada, insiste en cantar y lo que quiere cantar es una cancin de Javier Sols que habla de un atad don-de est el cuerpo tendido y no s qu, yo quiero que t me ayudes porque, mira, Tere tiene muchas aptitudes para la danza, puede ser una gran bailarina pero can-tante, jams.

    Yo me qued perpleja escuchando eso y un tiempito segu insistiendo en cantar, mi mam lo platic con sus hermanas y una de ellas me dijo:

    -Quieres cantar?, aprndete esta cancin.Y me ensearon El toro y la luna pero nunca lle-

    gu a cantar en la escuela, un poco influenciada por esa frase tan contundente que escuch una nia de cinco aos, me olvid de cantar hasta que entr a la secunda-ria, eso s, en la primaria bail mucho.

    Mi padre es maestro y lo mandaron a trabajar a un pueblo que se llama El Caf, yo creo que mis paps pensaron que el rancho me iba a perjudicar y me lleva-ron a vivir con mi abuela paterna a Villa Azueta (ahora es Jos Azueta), ah fui una nia muy solitaria porque ramos mi abuela, mi ta, que era grande, una nieta de mi abuelo, tambin grande, y yo que tena siete aos.

    En el pueblo haba un cine que estaba cerca de la casa de mi abuela y los fines de semana empezaban a anunciar las pelculas que iban a pasar con esas bocinas tipo campana, yo tena muchas fantasas y, cuando es-cuchaba la msica que ponan, me imaginaba cantando.

    Ah segu escuchando a Serrat, ponan mucho La mujer que yo quiero y yo me imaginaba que era esa mujer. Hacan una mezcolanza, ponan a un grupo co-lombiano que se llamaba Los Corraleros del Majagual, cantaban cumbia, Los Carpenters y a todos los cantan-tes de los 60 habidos y por haber; Anglica Mara, Al-berto Vzquez, Csar Costa, Enrique Guzmn, todos ellos.

    Mi abuela promovi en m el amor por la poesa, leda y declamada, entonces yo declamaba, actuaba y bailaba pero no cantaba.

    Era la artista de la escuela primaria, pasaba un bai-lable en el que yo sala, ponan otro para que me cam-biara y despus yo declamaba y ponan otro para que me cambiara porque vena una dramatizacin en la que yo sala.

    En la secundaria empec a cantar abajo de un puen-te que haba antes de llegar a la escuela, cantaba con mis compaeras y me decan:

    -Parece que ests viviendo lo que ests cantando, cmo es posible si tienes 12 aos? (porque entr a la secundaria a los 10 aos), eres una chamaca, cmo can-tas eso con tanta pasin, con tanta emocin.

    Yo siempre viva lo que cantaba y mientras ms dra-mtica era la cancin, mejor, ms la viva.

    campana de paloCuando iba a salir de la secundaria tena muy claro

    lo que quera ser y hacer, yo quera ser artista, quera dedicarme a todo lo que tiene que ver con el arte; can-tar, bailar, actuar, declamar pero mi pap no me dej porque tena la idea de que las artistas eran putas:

    -T vas a ser maestra.Yo ya saba que aqu haba una Normal y haba es-

    cuchado por ah con algunas personas que Xalapa era un centro cultural, un lugar donde se mova la msica, el teatro, el arte y yo le dije a mi pap:

    -Quiero irme a Xalapa.-No, a Xalapa no porque est muy lejos, te vas a

    Tuxtepec, ah se abri el ao pasado un Centro Regio-nal de Educacin Normal

    Y, mira, de nada, algo, pues me fui a Tuxtepec y ah fui muy feliz, esa Normal fue maravillosa, tuve maestros extraordinarios que me hicieron amar el ma-gisterio, sobre todo una maestra que an recuerdo el olor de su perfume, sus uas pintadas, el sonido de sus suecos (estamos hablando del 73), su forma de hablar y de moverse, su ropa, todo lo tengo muy claro en mi mente, ella me hizo interesarme en la psicologa y ah empec a amar la enseanza y, para mi fortuna y buena suerte, tambin llevbamos danza, canto y actuacin porque el maestro tena que ser un todo.

    Fui muy feliz, actu en el club de teatro, cant en la rondalla, declam (fui campeona de declamacin, na-die me ganaba), form parte del ballet folklrico (era como la primera bailarina, yo era la que hacia los solos), aprend a medio tocar la guitarra, fui lder estudiantil y empec a cantar acompandome yo sola o acom-paada por unos compaeros que tocaban la guitarra mucho mejor que yo.

    En esa poca cant muchas canciones de protes-ta: lo que cantaba scar Chvez, Amparo Ochoa, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Jos de Molina. Tambin declamaba poesas de protesta, estaba muy comprometida con el movimiento.

    Promovidos por la Normal, un grupo de norma-listas viajbamos la sierra para que conociramos esos lugares a los que bamos a ir, nos llevaban a las comuni-dades rurales donde no haba nada, dormamos en las

  • Mircoles 3 de junio de 201514/

    escuelas y nos babamos en el ro, estuviera el agua como estuviera, y nos mandaban a comer a las casas de los nios que estudiaban ah; no he comido, por ejem-plo, unos frijoles ms ricos y una salsa ms rica que los que com en una casa de una de esas comunidades, sentada en una piedra en el piso y la seora cocinando en una fogatita en el piso, me dieron de comer en una lata, te lo juro, porque vivan en una pobreza extrema, y ntrale, porque ah es a donde vas a llegar.

    As me forj como maestra y me siento muy con-tenta y muy orgullosa de eso, amo la educacin y amo mi pasado como maestra en esas comunidades.

    Les llevbamos campaas de higiene y les ense-bamos cmo hacer una comida mejor aprovechando los recursos que hay en la comunidad y ya la noche, despus de hacer todo eso, les cantbamos, les actu-bamos y les bailbamos.

    El movimiento del 68 (yo tena ocho aos para ese entonces) estaba fresco todava entre los estudiantes y en Oaxaca la situacin social no era tan plcida, haba mu-chsimos problemas en las comunidades y nosotros nos alimentbamos de todo eso y llevbamos ese mensaje so-cial a las comunidades, declambamos cosas de protesta, hacamos dramatizaciones de las cuestiones sociales que estaban pasando en ese entonces, le decamos el patrn te oprime, abusa de ti y t tienes que sacar la casta y or-ganizarte, entre todos podemos; era una poca en la que creamos que podamos cambiar el mundo.

    Luchamos mucho, el ltimo ao en el que yo par-ticip en una huelga mi pap me sac de las greas porque no quera que su hija estuviera ah. Desapare-cieron muchos compaeros [se le enrojecen los ojos, lucha por contener el llanto, se detiene un momento y, como puede, contina con la voz entrecortada], yo no s qu hubiera pasado si hubiera seguido pero aqu es-toy, me duele, me duele esa poca en la que no supimos dnde quedaron muchos pero me siento contenta de haber vivido todo eso porque me form de una manera tan fuerte, con tanta conviccin que lo que fui siendo con el paso de los aos... tengo mis errores, tengo mis cosas no buenas pero en m siempre han estado como baluarte la honradez, la congruencia, la honestidad y todo eso lo aprend en esos aos, finalmente mi pap le atin porque fui muy feliz, creo que ha sido la poca ms feliz de mi vida.

    Cuando termin la Normal me fui a trabajar con mi pap a una comunidad rural, l era el director de la escuela y yo entr a trabajar como maestra.

    nace una estrellaUna de mis hermanas estaba estudiando Turismo

    en Veracruz y una vez que fui, en el bar del hotel donde estaba haciendo su servicio social, estaba un tro con teclado, bajo y batera; en lo que esperaba a mi herma-na me met al bar a tomarme un refresco (todava no tomaba nada) y que me paro y que les digo que quera.

    Me acompaaron y cant chorro de canciones, ob-viamente no iba a cantar mis hermosas canciones de protesta porque no las conocan pero yo ya conoca muchas canciones de msica pop, las cant y me ofre-cieron trabajo:

    -Por qu no cantas con nosotros?-Porque yo no vivo aqu y adems no soy cantante.-Cmo que no eres cantante?-No, no soy cantante, yo soy maestra.

    -Ah, pero cantas bonito.Me hice amiga del tecladista y un da me dijo:-Voy a meter unas canciones a Valores Juveniles Ba-

    card y quiero que t cantes una de ellas.-Pero ya te dije que yo no soy cantante.-Pues t la cantas.Me dio la cancin, me la aprend, eso fue en agosto,

    en septiembre vine a Xalapa a concursar en declama-cin y en canto dentro de unos Juegos Magisteriales de donde iban a sacar a la persona que iba a representar a Veracruz en Tamaulipas, en los Juegos Nacionales del Magisterio. Particip en canto y en declamacin, gan los dos concursos y tuve derecho de ir a representar a Veracruz tanto en canto como en declamacin, eleg declamacin porque yo no era cantante.

    En Tamaulipas no gan porque no hubo premia-cin de primeros lugares, sacaron los tres mejores de-clamadores y entre ellos estuve yo.

    Entr a otro concurso para sacar a la Reina del Ma-gisterio, las concursantes tenan que mostrar alguna habilidad y hablar de su estado, yo tena muy claro lo que iba a hacer, declamar pero llego temprano al lugar donde iba a ser el evento y empiezo, solita, a cantar un tema que le escuch a Mara Medina. Uno de los jue-ces me escuch y cuando se llev a cabo el concurso habl de mi estado y cuando iba declamar me dijo que cantara y cant.

    ramos maestras de todos los estados de la Rep-blica, yo ni por aqu [se pasa el ndice por la frente] que fuese a ganar porque siempre fui muy flaquita, dijeran en mi rancho, plachi, nada por delante y nada por de-trs, y las sonorenses, chihuahuenses, sinaloenses eran unas chavas altas y hermosas. Para mi sorpresa, las fina-listas fuimos Chihuahua, Sinaloa, Guerrero y Veracruz y yo gan, me nombraron Reina del Magisterio tal vez porque les gust cmo cantaba o porque me expres muy bien porque, de lo otro, todo mundo me superaba.

    uno est tan solo en su dolor, / uno est tan ciego en su penar...

    Ah conoc al hombre con el que me cas y el canto tuvo que esperar de nuevo, ya solamente le cantaba a mis hijos cuando los arrullaba y les cantaba lo mismo Barbara Streisand, Mercedes Sosa, Atahualpa Yupan-qui y todas esas canciones que eran parte de mi histo-ria. Pas seis aos casada, el matrimonio no funcion, me separ y decid venir a Xalapa y traerme a mis hijos porque a m me pudo mucho, aunque mi abuela fue alguien muy importante en mi vida pero yo siempre quise estar con mis paps, crecer con ellos, lo aoraba mucho entonces, por eso dije, aunque estemos solos y me cueste lo que me cueste, yo con mis hijos.

    La razn por la cual me separ es muy triste, muy difcil, es un tema muy comn a muchas mujeres, no me apena ni tengo ningn problema en decirlo, lo he platicado mucho en reuniones con mujeres porque creo que las mujeres como yo que fuimos violentadas en nuestros matrimonios debemos de compartirlo porque deben de saber las mujeres que no pueden zafarse de esa situacin que uno debe buscar ayuda para no man-tener esa situacin tanto tiempo, yo no busqu ayuda y dur seis aos esa situacin, uno se paraliza, no pue-des hacer nada porque ah estn metidas un montn de cosas psicolgicas: me trata as porque a lo mejor no valgo, me trata as porque no soy capaz de, me trata as

    porque no soy digna de l, porque no merezco tal, son cuestiones psicolgicas muy fuertes con las que viv, despus de mi separacin, muchos aos y te quedan marcas, por eso lo he compartido con muchas mujeres como una manera de hacerles sentir que s se puede.

    Yo no canto por cantar, ni por tener buena voz...

    All estaba trabajando como maestra de educacin especial, renunci y me vine y, afortunadamente, aqu rpidamente me integr al magisterio pero en aquellos aos, te estoy hablando del 86, no nos pagaban de in-mediato, tardaban tres, cuatro, cinco meses y a veces hasta medio ao.

    Yo no tena dinero, iba a la escuela y mis paps me ayudaban pero yo no quera eso, tambin fue una poca de mucho aprendizaje, vivamos en un departamentito, yo no tena ni licuadora ni una parrilla elctrica.

    Un da mi hermana me invit a tomarme un t (por-que era para lo nico que tena, era estudiante) a Paco's (un lugar que estaba en Ignacio de la Llave), y en la pltica le dije:

    -No me pagan, qu hago?, me hace falta dinero.-Pues canta.-Pero yo no soy cantante (otra vez lo mismo).-Pero cantas bien, yo he hecho un recorrido por las

    peas, he visto chavas que cantan y t cantas muy bien.Movida por la necesidad dije: si tanto dicen que

    canto bien pues me voy a aventar, en ese momento me par, pregunt por el dueo y le dije:

    -Oye, yo canto y me gustara trabajar aqu si hay chance.

    -Y qu cantas?-Pues de todo.-A ver, canta algo.Estaba tocando la guitarra un chavo de apellido Ba-

    ruch, fui con l y le ped que me acompaara. Termino de cantar y me dice Paco:

    -Cantas bonito, empiezas maana.-Maana?-S, maana, a las ocho de la noche, te voy a pagar

    tanto.Con eso coma todos los das porque cantaba dos

    noches a la semana. Ah empec a cantar de manera profesional pero segu con mi resistencia de llamar-me cantante y no por otra cosa sino por el decreto de aquella maestra: Tere puede llegar a ser una gran bailarina pero cantante jams.

    All conoc a una seora que me dijo que cantaba a muy bonito y que poda cantar en otro lugar, me recomend, fui a audicionar y me qued. Era Los Vi-trales (estaba en vila Camacho, casi frente al Diario de Xalapa), yo abra la variedad, empezaba como las siete u ocho de la noche acompaada por un tro que se llamaba Jazz Tres, yo deca por qu se llamar as?, qu es el jazz? (risas), eran Mauricio Cullar, pianis-ta, Marco Aurelio Varillas, baterista y no me acuerdo cmo se llamaba el bajista, ah empec a cantar cosas que canta Eugenia Len, Tania Libertad, algunas cosas que cantaba Yuri, fue una mezcolanza entre baladas y lo que en aquel entonces se llamaba Canto Nuevo.

    Despus, Marco Aurelio propuso formar un gru-po, lo formamos y le puso Grupo Azores, empezaban tocando ellos un poco de jazz y despus empezaba a cantar, con ellos es que empec a escuchar el jazz

  • Mircoles 3 de junio de 2015 /15

    pero solo con ellos, no escuchaba a ningn otro autor o cantante.

    Marco Aurelio y yo nos hicimos pareja, fue una re-lacin muy bonita, mis hijos hicieron bonito clic con l, estuvimos 13 aos juntos pero se desgast el amor y terminamos de la mejor manera posible.

    bolerosCuando estaba en Paco's, en TV Ms haba un progra-

    ma en el que iba un restaurante, llevaba a su comida y, si haba variedad, se presentaba. Una vez invitaron a Paco's y yo cant con el chavo de la guitarra, estaban planeando hacer un programa con Memo Salamanca y me invitaron. Yo llegu con el pianista de DC3 (un grupo en el que to-caba Marco Aurelio), Miguel ngel Delgado, me da ver-genza pero lo tengo que decir porque adems lo supo mi Memo adorado, en paz descanse, que me quiso tanto pero yo deca quin es el seor Salamanca?, y si no se sabe las canciones que voy a cantar?, hazme el favor (risas), para las pulgas de Memo pero entr y qu te digo, Memo y yo nos quisimos mucho, l explor en mi voz rangos que yo nunca pens que poda alcanzar, tanto bajos como altos, ms bajos que altos porque siempre me deca:

    -T no necesitas pitar porque eres una intrprete, t y yo hubiramos hecho maravillas en los 40, eres una intrprete dramtica.

    Memo fue mi primer mentor y le agradezco tanto, sac de m cosas muy lindas, me dio todo para cantar mejor, para conocer autores, boleros tan hermosos y me enamor del bolero, cant mucho bolero y me en-canta haberlo cantado tanto

    El programa se llam Siempre boleros y ms, dur como cuatro o cinco aos y doy gracias a Dios por esa etapa de mi vida.

    Uno busca lleno de esperanzas...Una vez estbamos grabando en un restaurante que

    se llamaba 1-2-3 y el dueo nos ofreci una comida, cuando estbamos ah coment que quera poner un espectculo de tango en el restaurante pero no encon-traba quin lo pusiera y me ofrec a montarlo.

    Me puse escuchar tango, me puse aprender a bailar tango, me dieron todas las facilidades en el restaurante,

    hice audiciones de bailarines de tango. Me encontr un maestro de baile de tango y el dueo del 1-2-3 me reco-mend con unos msicos que eventualmente iban a tocar ah, eran el maestro Mauricio Mazurik, Richard Ziwi, po-lacos los dos, y otros maestros, todos de la sinfnica.

    Cuando eleg los tangos que se iban a cantar y a bailar el maestro Ziwi hizo las transcripciones y las aco-mod a mi tono. Eran tres violines, piano, contrabajo y acorden.

    El da 3 de mayo del 93 o el 94, hizo su debut el espectculo La noche es tango y fue un xito y todas las noches que se present eran llenos, la gente lo dis-frutaba mucho.

    aunque no quieras t / ni quiera yo / lo quiere Dios...

    En el 2001 ya se haba terminado el programa de TV Ms y llega el Festival Agustn Lara, que vena con el Concurso Internacional de la Cancin Romntica Larista, era un concurso tipo OTI. No s cuntas can-ciones concursaron, se eligieron 10 y Memo me reco-mend a la produccin para que estuviera dentro de las audiciones para seleccionar a los 10 intrpretes de las canciones finalistas.

    La audicin en la casa de ensayos del Orquesta Uni-versitaria de Msica Popular dirigida entonces por Ro-dolfo Popo Snchez. Cant un tango, Nostalgias, me acompa el maestro Leo Corona, me eligieron dentro de los 10 intrpretes y as se cumpli mi primer sueo como cantante, el ser acompaada por una gran or-questa, la Orquesta de Msica Popular de la Universi-dad Veracruzana dirigida por Popo Snchez y se cum-pli mi segundo sueo, el ser dirigida por l porque yo lo vea en la tele cuando haca la OTI y cuando haca Para gente grande.

    Se dio el concurso y, gracias a Dios, la cancin que yo interpret sali ganadora, el autor es Miguel ngel Delgado Caldern (el mismo que me acompa cuan-do fui a la audicin de TV Ms) y Memo me dijo:

    -Caray hija, te nombraron, por unanimidad, la me-jor intrprete, qu orgulloso me siento de ti.

    -Usted es parte de eso, por mucho puedo decirle que usted me ense a cantar, a sentir, a expresar.

    La cancin que ocup el segundo lugar la interpret Messe y la cancin que ocup el tercer lugar la inter-pret una cantante que quiero mucho, ah la conoc, mi hermana Gloria del Carmen.

    cuando yo cant / ni en sueos lo podra imaginar...

    Despus de eso segu con mi trabajo de maestra, no cantaba ms que eventualmente tango en el 1-2-3 y em-pec a apoyar a Rodolfo en sus contratos, en relaciones pblicas, nunca me asum como su representante pero prcticamente eso era (y soy) porque yo mova todo y me encantaba.

    Cuando se inaugur el Museo del Transporte vino Armando Manzanero con Ana Cirr. Armando y Ro-dolfo son amigos desde hace muchos aos, unas se-manas antes fuimos a Autores y Compositores a las oficinas del maestro Manzanero para ir haciendo lo ne-cesario para llevar a cabo el concierto, Rodolfo todava era director de la orquesta y tena que hacer algunas adaptaciones y arreglos. Me present con el maestro y l me pregunt:

    -Tambin es cantante?Y, al unsono, Rodolfo dijo si y yo dije no (risas)-Cmo?, a ver, quin tiene la razn?Y otra vez al unsono, -Yo.-Mira, dijo Rodolfo, s es cantante y tambin es

    maestra, canta muy bien pero prefiere no llamarse can-tante pero ha hecho esto y esto y esto.

    Entonces me dijo:-Me gustara que cantaras conmigo ahora que voy a

    presentarme en el Museo del Transporte.-Gracias, me siento muy honradaY le digo a Rodolfo qu va a ser, lo dijo por ama-

    bilidad, total que pas, vinieron, yo hice la conduccin del evento y estaba viendo las cosas de la conduccin y la organizacin y no ensayamos nada y a la hora del evento el calzn se me desenroll y se me enroll por-que me anunciaron y cant Como yo te am, con el maestro Armando Manzanero, temblndome hasta la ms mnima clula de mi cuerpo. No qued satisfecha de esa interpretacin porque me aventaron al chinga-dazo pero me siento contenta porque, a pesar de no ser cantante, cant con Armando.

    sentir que es un soplo la vida...Gracias a mi relacin con Rodolfo grab mi disco,

    gracias a l me anim a presentarlo en el Teatro del Estado, lo he presentado tres veces ah con lleno total.

    Para la presentacin en el teatro me traje a un ban-doneonista argentino, despus se regres a Argentina y empez a trabajar conmigo Gabriel Fernndez, el bandoneonista que en este momento es el ms cotiza-do del pas, acompaa a Manzanero, Eugenia Len, a todos los que quieran cantar tango, pero primero me acompa a m, l grab en mi disco.

    Me he presentado en otros lugares del estado y del pas con La noche es tango, a la par, he hecho este tra-bajo de representacin y organizacin de todo lo que tiene que ver con la carrera de Rodolfo.

    Le he producido dos discos, uno fue una recopila-cin de dos discos que grab anteriormente y el otro, En magnfico Estado, es un disco del que me siento muy orgullosa, lo present en el Lunario.

  • Mircoles 3 de junio de 201516/

    Manuel Vsquez

    No hay cabaret

    Ttere Vivo

    el Jardn de las esculturas

    presentaDaniel Berman

    y Luca PrudencioComale

    Desde el 27 de mayo y durante el mes de junio

    Av. Murillo Vidal s/n Entrada gratis

    cartelerael gora

    de la ciudadpresenta el ciclo

    El cine nacional en tu ciudad

    Del 2 al 7 de junio18 y 20 horas

    Bajos del Palacio de Gobierno

    Parque JurezCartelera en: http://

    cartelerahola.com/evento/cine-mexicano-xalapa-2-7-

    junio-2015

    Cine

    Teatro del Estado

    Lisandra

    En una moral contempornea en la que priva el engao, el tejido de las relaciones sufre, pues aunque esto no es nuevo en el imaginario permea en las relaciones de las sociedades actuales; el trabajo escnico que presenta este grupo se remite al cabaret parisino del siglo XIX, en un contexto quizs contempo-rneo, tomando el tema del amor y la fidelidad o la lealtad como elemento sustantivo, presentando la vida de varios personajes que intervienen en la obra a partir de traiciones y la deshonestidad na-tural que son la mdula de la condicin humana y queda aqu deve-lada, marcando directamente el conflicto que mueve toda la trama, tema que sin dudarlo deja una clara reflexin sobre las relaciones que se generan en ambientes donde los valores son maniqueos y superficiales, en una sociedad que nos sirve de ejemplo pues se van ganando ciertas libertades, pero en realidad se siguen juzgando, sin importar el tiempo transcurrido.

    La propuesta escnica es profunda y desinhibida, en ella aparecen desnudos y un lenguaje abierto y franco que a muchas conciencias buenas puede resultar altisonante, por eso se recomienda que acu-dan a presenciar esta obra personas mayores de 18 aos.

    El teatro con propuesta tiene representantes de primer nivel y por ello la universidad mantiene un apoyo permanente y una especie de patrocinio que implica el acceso a foros, la suficiente promocin y propaganda, asesora en el montaje y la coordinacin de los equipos de produccin con otras agrupaciones independientes que siguen apor-tando su talante, igual que esta obra que se suma. No hay cabaret se presenta en el Teatro del Estado. Viernes 6 y sbado 5 de junio con un costo de 120 pesos.

    La agrupacin Ttere Vivo, dirigida por el actor y director Joel Vences, realiza una temporada ms en el Centro Recreativo Xa-lapeo, del 11 al 27 de junio, a las 20:30 horas. Lisandra es la obra (apta para todo pblico) que ofrece Ttere Vivo

    en sta ocasin, una historia basada en leyendas xalapeas y mezclada con la imaginera creativa de Joel Vences (autor de los libretos del grupo Ttere Vivo). La magia se mezcla con lo que cuenta la gente y el conflicto se basa en una amistad prohibi-da entre un nio gitano y una muchacha de familia catlica; la relacin es mal vis-ta por la gente mayor, quienes sin querer desencadenan una sorprendente serie de acontecimientos que resultan en tragedia.

    El narrador de Lisandra es una grgola, de sas que custodian la torre de la catedral de Xalapa, que ahuyenta los malos espritus y mandada a construir por algn obispo que el tiempo ya olvid; al principio menciona qu acontecimientos importantes ha visto, por ejemplo al gran Francisco I. Madero hablando a la multitud desde un balcn del Hotel Mxico, el pequeo Lpez de Santa Anna corriendo por la calle Revolucin, al-gunas intervenciones extranjeras y muchas manifestaciones, pero de las historias que ms recuerda es Lisandra, por eso rompe su centenario silencio y habla.

    Las leyendas en que se basa el montaje de Lisandra son: La historia de la capilla que no exista y la otra es Los portales msticos del Cerro de Macuiltpetl.

    La primera habla de una capilla derribada por el enojo del pueblo, por una mala accin que acomete un cura recin llegado a Xalapa para administrar los cultos de esa capilla.

    La segunda leyenda trata sobre la reputacin mgica y cere-monial que pesa sobre el Cerro del Ma-cuiltpetl, desde el Xalapa prehispnico. Cuenta la leyenda que en algn lugar del cerro se abren una vez al ao, en el Da de San Juan, durante el mes de junio, cuevas en las que la gente entra y sale en cuestin de minutos, pero en reali-dad han pasado aos.

    La obra es apta para todo pblico,