mor­n introducci³n al pensamiento complejo edgar morin

Download Mor­n introducci³n al pensamiento complejo   edgar morin

Post on 13-Jun-2015

4.990 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1. Introduccin al pensamiento complejo.Edgar Morin El presente texto es una compilacin de ensayos y presentaciones del pensador frances Edgar Morin realizadas entre 1976 y 1988, los aos durante los cuales su mtodo comienza a cobrar como estructura articulada de conceptos. Es una introduccin ideal a la obra de este hombre cuya desmesurada curiosidad intelectual y pasin tica evocan aquel apelativo de genio numeroso que Ernesto Sbato dedicara a Leonardo. El dilogo estimulador del pensamiento que Morin propone a todos los que, ya sea desde la ctedra o los mbitos ms diversos de la prctica social, desde las ciencias duras o blandas, desde el campo de la literatura o la religin, se interesen en desarrollar un metodo complejo de pensar la experiencia humana, recuperando el asombro ante el milagro doble del conocimiento y del misterio, que asoma detrs de toda filosofa, de toda ciencia, de toda religin, y que ana a la empresa humana en su aventura abierta hacia el descubrimiento de nosotros mismos, nuestros lmites y nuestras posibilidades. Vivimos un momento en el que cada vez ms y, hasta cierto punto, gracias a estudiosos como Edgar Morin, entendemos que el estudio de cualquier aspecto de la experiencia humana ha de ser, por necesidad, multifactico. En que vemos cada vez ms que la mente humana, si bien no existe sin cerebro, tampoco existe sin tradiciones familiares, sociales, genricas, tnicas, raciales, que slo hay mentes encarnadas en cuerpos y culturas, y que el mundo fsico es siempre el mundo entendido por seres biolgicos y culturales. Al mismo tiempo, cuanto ms entendemos todo ello, ms se nos propone reducir nuestra experiencia a sectores limitados del saber y ms sucumbimos a la tentacin del pensamiento reduccionista, cuando no a una seudocomplejidad de los discursos entendida como neutralidad tica. Cuando nos asomamos a entender el mundo fsico, biolgico, cultural en el que nos encontramos, es a nosotros mismos a quienes descubrimos y es con nosotros mismos con quienes contamos. El mundo se mover en una direccin tica, slo si queremos ir en esa direccin. Es nuestra responsabilidad y

2. nuestro destino el que est en juego. El pensamiento complejo es una aventura, pero tambin un desafo.Se reproducen algunos extractos de ste libro que en su edicin castellana ha sido publicado en Espaa en 1995 por la editorial Gedisa. Introduccin.La necesidad del pensamiento complejo. La complejidad. El paradigma de la complejidad.La complejidad y la accin.IntroduccinLegtimamente, le pedimos al pensamiento que disipe las brumas y lasoscuridades, que ponga orden y claridad en lo real, que revele las leyes que logobiernan. El trmino complejidad no puede ms que expresar nuestraturbacin, nuestra confusin, nuestra incapacidad para definir de manera simple,para nombrar de manera clara, para poner orden en nuestras ideas.Al mismo tiempo, el conocimiento cientfico fue concebido durante muchotiempo, y an lo es a menudo, como teniendo por misin la de disipar laaparente complejidad de los fenmenos, a fin de revelar el orden simple al queobedecen.Pero si los modos simplificadores del conocimiento mutilan, ms de lo queexpresan, aquellas realidades o fenmenos de lo que intentan dar cuenta, si sehace evidente que producen ms ceguera que elucidacin, surge entonces unproblema: cmo encarar a la complejidad de un modo no-simplificador? Detodos modos este problema no puede imponerse de inmediato. Debe probar sulegitimidad, porque la palabra complejidad no tiene tras de s una herencianoble, ya sea filosfica, cientfica, o epistemolgica.Por el contrario, sufre una pesada tara semntica, porque lleva en su senoconfusin, incertidumbre, desorden. Su definicin primera no puede aportarninguna claridad: es complejo aquello que no puede resumirse en una palabramaestra, aquello que no puede retrotraerse a una ley, aquello que no puedereducirse a una idea simple. Dicho de otro modo, lo complejo no puede 3. resumirse en el trmino complejidad, retrotraerse a una ley de complejidad,reducirse a la idea de complejidad. La complejidad no sera algo definible demanera simple para tomar el lugar de la simplicidad. La complejidad es unapalabra problema y no una palabra solucin.La necesidad del pensamiento complejo no sabr ser justificada en un prlogo.Tal necesidad no puede ms que imponerse progresivamente a lo largo de uncamino en el cual aparecern, ante todo, los lmites, las insuficiencias y lascarencias del pensamiento simplificante, es decir, las condiciones en las cualesno podemos eludir el desafo de lo complejo. Ser necesario, entonces,preguntarse si hay complejidades diferentes y si se puede ligar a esascomplejidades en un complejo de complejidades. Ser necesario, finalmente, versi hay un modo de pensar, o un mtodo, capaz de estar a la altura del desafo dela complejidad. No se trata de retomar la ambicin del pensamiento simple decontrolar y dominar lo real. Se trata de ejercitarse en un pensamiento capaz detratar, de dialogar, de negociar, con lo real.Habr que disipar dos ilusiones que alejan a los espritus del problema delpensamiento complejo.La primera es crear que la complejidad conduce a la eliminacin de lasimplicidad. Por cierto que la complejidad aparece all donde el pensamientosimplificador falla, pero integra en s misma todo aquello que pone orden,claridad, distincin, precisin en el conocimiento. Mientras que el pensamientosimplificador desintregra la complejidad de lo real, el pensamiento complejointegra lo ms posible los modos simplificadores de pensar, pero rechaza lasconsecuencias mutilantes, reduccionistas, unidimensionales y finalmentecegadoras de una simplificacin que se toma por reflejo de aquello que hubierede real en la realidad.La segunda ilusin es la de confundir complejidad con completud. Ciertamente,la ambicin del pensamiento complejo es rendir cuenta de las articulacionesentre dominios disciplinarios quebrados por el pensamiento disgregador (uno delos principales aspectos del pensamiento simplificador); ste asla lo que separa,y oculta todo lo que religa, interacta interfiere. En este sentido el pensamientocomplejo aspira al conocimiento multidimensional. Pero sabe, desde elcomienzo, que el conocimiento complejo es imposible: uno de los axiomas de lacomplejidad es la imposibilidad, incluso terica, de una omniciencia. Hace suyala frase de Adorno la totalidad es la no-verdad. Implica el reconocimiento deun principio de incompletud y de incertidumbre. Pero implica tambin, porprincipio, el reconocimiento de los lazos entre las entidades que nuestropensamiento debe necesariamente distinguir, pero no aislar, entre s. Pascalhaba planteado, correctamente, que todas las cosas son causadas y causantes,ayudadas y ayudantes, mediatas e inmediatas, y que todas (subsisten) por unlazo natural a insensible que liga a las ms alejadas y a las ms diferentes. Ases que el pensamiento complejo est animado por una tensin permanente entrela aspiracin a un saber no parcelado, no dividido, no reduccionista, y elreconocimiento de lo inacabado e incompleto de todo conocimiento.Esa tensin ha animado toda mi vida. 4. Nunca pude, a lo largo de toda mi vida, resignarme al saber parcelarizado, nunca pude aislar un objeto del estudio de su contexto, de sus antecedentes, de su devenir. He aspirado siempre a un pensamiento multidimensional. Nunca he podido eliminar la contradiccin interior. Siempre he sentido que las verdades profundas, antagonistas las unas de las otras, eran para m complementarias, sin dejar de ser antagonistas. Nunca he querido reducir a la fuerza la incertidumbre y la ambigedad. Desde mis primeros libros he afrontado a la complejidad, que se transform en el denominador comn de tantos trabajos diversos que a muchos le parecieron dispersos. Pero la palabra complejidad no vena a mi mente, hizo falta que lo hiciera, a fines de los aos 1960, vehiculizada por la Teora de la Informacin, la Ciberntica, la Teora de Sistemas, el concepto de auto-organizacin, para que emergiera bajo mi pluma o, mejor dicho, en mi mquina de escribir. Se liber entonces de su sentido banal (complicacin, confusin), para reunir en s orden, desorden y organizacin y, en el seno de la organizacin, lo uno y lo diverso; esas nociones han trabajado las unas con las otras, de manera a la vez complementaria y antagonista; se han puesto en interaccin y en constelacin. El concepto de complejidad se ha formado, agrandado, extendido sus ramificaciones, pasado de la periferia al centro de mi meta, devino un macro- concepto, lugar crucial de interrogantes, ligado en s mismo, de all en ms, al nudo gordiano del problema de las relaciones entre lo emprico, lo lgico, y lo racional. Ese proceso coincide con la gestacin de El Mtodo, que comienza en 1970; la organizacin compleja, y hasta hiper-compleja, est claramente en el corazn organizador de mi libro El Paradigma Perdido (1973). El problema lgico de la complejidad es objeto de un artculo publicado en 1974 (Ms alla de la complicacin, la complejidad, incluido en la primera edicin de Ciencia con Conciencia). El Mtodo es y ser, de hecho, el mtodo de la complejidad. Este libro, constituido por una coleccin de textos diversos, es una introduccin a la problemtica de la complejidad. Si la complejidad no es la clave del mundo, sino un desafo a afrontar, el pensamiento complejo no es aqul que evita o suprime el desafo, sino aqul que ayuda a revelarlo e incluso, tal vez, a superarlo. La necesidad del pensamiento complejoQu es la complejidad? A primera vista la complejidad es un tejido (complexus: lo queest tejido en conjunto) de constituyentes heterogneos inseparablemente asociados:presenta la paradoja de lo uno y lo mltiple. Al mirar con ms atencin, la complejidades, efectivamente, el tejido de eventos, acciones, interacciones, retroacciones,determinaciones, azares, que constituyen nuestro mundo fenomnico. As es que lacomplejidad se presenta con los rasgos inquietantes de lo enredado, de lo inextrincable, 5. del desorden, la ambigedad, la