La crisis del estado-nación y la teoría de la soberanía en Hegel

Download La crisis del estado-nación y la teoría de la soberanía en Hegel

Post on 06-Jan-2017

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

<ul><li><p>La crisis del estado-nacin y la teora de la soberana en Hegel </p><p>Resumen El fenmeno de la globalizacin pone en crisis la teona de la soberana nacional, porque el Estad-Nacin, configurado por la modernidad no con- sigue ya controlar y proteger su territorio y, menos an, garantizar la legiti- macin de sus decisiones y poder, con el fin de fomentar un proyecto pol- tico. La soberana moderna ha sido elaborada a partir del Estado-Nacin, cerrado sobre s mismo en su territorio, volcado hacia las guerras de expan- sin contra otros Estados. E1 predominio de la soberana interna oculta la dimensin inter-estatal, mientras que la soberana postmoderna se construye a partir del Imperio Mundial, que ignora los Estado nacionales. Se verifica un traspaso del poder hacia la soberana externa en detrimento de la garanta nacional. En efecto, tanto el primer como el segundo modo de soberana se hunden en los extremos del silogismo, es decir, no entienden la soberana interna y externa como una forma de mediacin. A mi parecer Hegel pro- pone una adecuada "tensin mediadora" entre los dos momentos de la sobe- rana. Palabras clave: soberana moderna y postmoderna, soberana interna y externa, Estado-Nacin, teora hegeliana </p><p>Abstract The phenomenon of globalization has brought the theory of the modern sovereignty into crisis, as the Nation-State, forged by modernity, is no longer able to control and protect its territory, and even less able to guarantee its people the legitimacy of its decisions, in the fostering of a political project. Modern sovereignty has developed from the initial starting point of the Nation-State, enclosed within itself in its own territory, and through wars of expansion against other States. The predominance of internal sovereignty eclipses the inter-state dimension, while post-modern sovereignty is cons- tructed on the basis of a World Empire that ignores Nation-States. We are witnessing a displacement of power towards external sovereignty to the detriment of a national affirmation. Now, both the first and the second models of sovereignty are floundering in the extremes of the syllogism. In other words, internal and external sovereignty are not understood as a form of mediation. Hegel, in our opinion, puts forward the right "mediating ten- sion" between the two moments of sovereignty theory. Key-words: Modern sovereignty and postmodern, sovereignty internal and external, State-nacion, Hegelian theory </p><p>1. Introduccin El fenmeno de la globalizacin pone en crisis la teora de la sobera- </p><p>na moderna, porque el Estado-Nacin, erigido a partir de la autonoma </p></li><li><p>Recerca Revista de pensament i analisi </p><p>soberana, no consigue ya controlar y proteger su territorio y tampoco garantizar junto al pueblo la legitimacin de sus decisiones y poder, para as desarrollar un proyecto poltico. Los elementos clsicos que han for- mado el Estado-Nacin son el territorio, el pueblo y la soberana. En efecto, la soberana constituye el elemento clave, pues es desde ella desde donde se decide la ocupacin del territorio y se certifica la iden- tidad de un pueblo como nacin soberana. El territorio es la extensin geogrfica necesaria que localiza el Estado en un determinado espacio fsico. No existe Estado sin territorio. El territorio establece la delirnita- cin de la accin soberana del Estado. El principio de impenetrabilidad afirma que el Estado tiene el monopolio en la ocupacin de determina- do espacio. </p><p>El pueblo representa el conjunto de ciudadanos del Estado. Todos los que integran el Estado, por su vinculacin jurdica permanente, adquieren la condicin de ciudadanos. La coincidencia del concepto de pueblo con la perspectiva poltica nacional identifica el Estado con la nacin - una comunidad de base histrico-cultural - que integra todos los individuos que nacen en un contexto cultural formado por tradiciones y costumbres, generalmente con una lengua comn, con una forma comn de vida, empujado por las mismas aspiraciones de futuro y los mismo ideales colectivos (Dallari, 1998:74-95). </p><p>Por fin, la soberan fa representa una unidad, indivisible, inalienable e imprescriptible. La idea de unidad no admite en un mismo Estado la con- vivencia de dos soberanas distintas. Un Estado-Nacin es indivisible por- que se aplica a la universalidad de los hechos que marcan el Estado, sien- do inadmisible la existencia de varias partes separadas en la misma sobe- rana. Es inalienable porque su renuncia representa la desaparicin del pueblo, nacin o del propio Estado. Es incluso imprescriptible porque no tienen un tiempo de duracin, es decir, todo el poder soberano aspira a existir permanentemente y solo desaparece cuando est coaccionado por una voluntad superior. </p><p>La formacin del Estado desde estos tres elementos - territorio, pueblo y soberana - presupone un concepto de espacio y tiempo tpicamente modernos. Con el fenmeno de la sociedad en red,' asistimos al adveni- miento de un espacio de flujos y a un tiempo virtual postmoderno (Castells, 1999" Negri / Hart, 2000). Tal aspecto seala cambios profun- dos en la constitucin del Estado moderno, es decir, una nueva configu- racin de la soberana. </p><p>Antonio Negri y Michael Hardt exponen, en su libro Imperio, la tesis de que hoy hay una nueva soberana ejercida por un Imperio que se dis- </p></li><li><p>Agemir Bravaresco La crisis del Estado-nacin y la teora de . . . </p><p>tingue del concepto de imperia1isrno.j Segn los autores, el imperialismo es un fantasma del pasado. Hoy se asiste al dominio del sistema del Imperio, es decir, la configuracin adaptada al modelo poltico de los EE.UU., hegemnico a partir de 1991, despus de la cada del Muro de Berln. La diferencia fundamental entre el imperialismo y el Imperio ha de ser entendida en el paso de la soberana moderna hacia la soberana postmoderna. </p><p>a) La soberana moderna: el fenmeno del imperialismo es una din- mica tpica del Estado-Nacin, cuyo poder centralizado le permite ejer- cer el monopolio de la fuerza sobre un determinado territorio y su poblacin. El imperialismo prolonga el poder nacional para otras reas del planeta, las cuales tambin son marcadas por fronteras claramente delimitadas. La dominacin imperialista representa generalmente una violencia que destruye los smbolos locales (cambio de bandera, por ejemplo) y conlleva a la supresin de la soberana, hasta tal punto que el Estado conquistado pasa a funcionar como una extensin del Estado conquistador. </p><p>b) La soberanapostmoderna tiene fronteras flexibles, que se acercan a la forma de dominacin tpica del Imperio Romano, un fenmeno de la Antigedad. Una de las caractersticas del Estado-Nacin era la delimita- cin de su territorio, mientras que para el fenmeno del Imperio esta con- dicin no existe ms, porque su dominio y el rea de su influencia es "urbi et orbis". El Estado nacional se desplegaba del interior hacia el exterior, utilizando generalmente el conflicto armado y la guerra. Esta era la carac- terstica fundamental de la soberana moderna. </p><p>Los EE.UU. encarnan el actual Imperio mundial y representan la sobe- rana postmoderna. "Es evidente la supremaca militar de los Estados Unidos sobre los dems, principalmente despus que la Unin Sovitica ha dejado de existir, poniendo fin a la rivalidad imperialista. El proceso de descolonizacin, iniciado con el fin de la Segunda Guerra Mundial, ha puesto en marcha una transformacin de la dinmica imperialista, antes incluso que el desaparecimiento de la nica potencia capaz de rivalizar con los EE.UU. " (Singer, 2000:11), </p><p>Al final, desde el punto de vista de Michael Hardt "el Imperio es ilimi- tado en el sentido espacial, no hay fronteras para su dominio; no hay nada de externo a su poder. El Imperio domina la totalidad; es ilimitado en el </p><p>5 Antonio Negri (ex-profesor de ciencia poltica en la Universidad de Paris) y Michael Hardt (profesor de literatura en la Universidade Duke, Estados Unidos) son dos militantes comunistas que han escri- to el libro Empire (Imperio) con ms de 500 pginas, publicado en los EUA por la editora de la Universidad de Harvard (Harvard University Press, 512 pp.). </p></li><li><p>Recerca Revista de pensament i anglisi </p><p>sentido temporal, una vez que su dominio es proclamado como necesario y eterno, y no como algo temporal y transitorio. Por fin, el Imperio es ili- mitado en un sentido social, pues busca controlar toda experiencia social; el objeto del Imperio es la propia forma de vida". Aade an el autor: "en el Imperio, ningn Estado-Nacin puede funcionar como centro del poder", porque despus del desmoronamiento del bloque sovitico, ya nada ha impedido a los Estado Unidos ejercer, en nombre incluso de la ONU, el papel de polica de la Tierra, lo que impide hoy el desarrollo de proyectos imperialistas de expansin territorial. </p><p>La nueva soberana del Imperio constituye, a diferencia del Imperio Romano, el comienzo de una nueva dinmica de dominacin. " El nuevo orden mundial, producto de una nueva forma de soberana, basada en el podero econmico, en el monopolio y la ampliacin de la velocidad de la informacin a nivel global, se constituye en la pieza clave de este domi- no." Nos encontramos por tanto frente a dos configuraciones de sobera- na: la moderna y la posmoderna. La moderna se asentaba sobre el mode- lo del imperialismo expansionista de dominacin territorial y se opone a la soberana posmoderna, elaborada por el modelo de Imperio con fron- teras flexibles y que domina la cultura y el mercado a travs de los flujos de informaciones y del tiempo virtual. </p><p>En mi opinin, ninguno de los dos modelos presenta una solucin ade- cuada a la cuestin de la soberana, es decir, a la capacidad de decidir de modo autnomo tanto a nivel interno como externo. El quid de la cues- tin est en cmo garantizar la insercin soberana de todos los Estado en la nueva soberana global, de tal modo que todos ellos puedan auto-afir- marse interna y externamente. </p><p>Por eso, la cuestin remite a la originalidad de la teora de la sobera- na hegeliana. Como hemos sealado, la soberana moderna ha sido ela- borada a partir del Estado-Nacin, cerrado sobre si mismo en su territorio, y volcado hacia guerras de expansin contra otros Estados. Hay un pre- dominio de la soberana interna, lo que provoca un estrechamiento de la dimensin inter-estatal. Por su parte, la soberana posmoderna se constru- ye a partir del Imperio Mundial, que desconoce los Estados nacionales. Se observa, por tanto, un desplazamiento del poder hacia la soberana exter- na en detrimento de la afirmacin nacional. Sin embargo, tanto el prime- ro como el segundo modelo de soberana caen en los extremos del silo- gismo, pues no articulan la soberana interna y externa en una relacin de mediacin. Hegel, a mi parecer, propone una justa mediacin entre los dos momentos de la teora sobre la soberana. Para aclarar eso, estudiare- mos primero la formacin de la soberana moderna y, a continuacin, la </p></li><li><p>Agemir Bravaresco iu crisis del Ertado-naczBn y la teora de . . . </p><p>crisis de esa configuracin general, principalmente ante los desafos de la globalizacin, tomando como punto de referencia el anlisis de Habermas. Finalmente, pasaremos a describir la teora de la soberana en Hegel como una propuesta de actualizacin de su pensamiento, con el fin de encon- trar una salida al problema de la soberana dentro del escenario mundial actual. </p><p>2. La soberana moderna La soberana es sinnimo de independencia en el sentido de no ser </p><p>sumisa a alguna fuerza externa. Es decir, la soberana como expresin de poder jurdico ms alto - el Estado - tiene el poder de decisin en las manos y decide sobre la eficacia de cualquier norma jurdica. </p><p>El concepto poltico-jurdico de soberana indica el poder de mando y de decisin dentro de una sociedad poltica. La soberana representa la racionalizacin jurdica del poder, en el sentido de la transformacin de la fuerza en poder legtimo, del poder de hecho en poder de derecho. Sus formas de caracterizacin son diferentes, porque son distintas las formas de organizacin del poder que se identifican en su propia historia. Pero en todas ellas es posible siempre identificar una autoridad suprema, aun- que tal autoridad sea ejercida siguiendo modelos bastante diferentes (Bobbio et.al. 1999). </p><p>El trmino soberana, en su acepcin moderna, aparece a finales del siglo XVI, junto con el de Estado. ~ s t e trmino indica el poder estatal, en cuanto sujeto nico y exclusivo de la poltica. Tal concepto poltico per- mite al Estado moderno oponerse -a la organizacin medieval del poder, representado por el papado y por el imperio. El Estado realza la sobera- na con la finalidad de concentrar el poder en una nica instancia y, de ese modo, mantener el monopolio de la fuerza en un determinado terri- torio, sobre un pueblo y favorecer la mxima unidad y cohesin poltica. </p><p>La soberana se encuentra relacionada con la realidad primordial y esencial de la poltica: la paz y la guerra. En el periodo Moderno, era fun- cin del soberano custodiar la paz dentro de las fronteras territoriales del Estado, as como centrar todas las fuerzas en torno a la defensa y el ata- que contra el enemigo extranjero. Es el soberano el nico que puede inter- venir y decidir de modo definitivo, dentro y fuera de su territorio. De ah proceden dos niveles de la soberana: el interno y el externo. </p><p>1") A nivel interno, el soberano procura eliminar los conflictos mediante procesos administrativos y polticos, constituyendo organis- mos intermediarios y la autonoma mediadora entre el individuo y el Estado; </p></li><li><p>Recerca Revista de pensament i an2lisi </p><p>2") A nivel externo, el soberano es quien decide acerca de la guerra y la paz. Esto se relaciona con un sistema que no tiene otro juez sino al pro- pio Estado, sea en el caso del Papa o del emperador. Los Estados armoni- zan sus relaciones a travs de tratados, del derecho internacional o de la guerra. El soberano encuentra en los otros soberanos sus congneres. Ellos se encuentran por tanto en una posicin de igualdad, mientras que en nivel interno, el soberano se encuentra en una posicin de absoluta supremaca, una vez que tiene bajo si los sbditos, que le deben obediencia. </p><p>Las teoras sobre la soberana siguen diversas tendencias, pero son dos las que parecen tener mayor incidencia: </p><p>a) La tendencia de la soberana absoluta. Para Hobbes, el soberano tiene el monopolio de la fuerza o de la coercin fsica, una legalizacin justificada a travs del contrato social. </p><p>b) La tendencia de la soberana legal. El jurista Jean Bodin identifica la esencia de la soberana en el poder de hacer y de anular leyes. El sobe- rano tiene el monopolio del derecho a travs del poder legislativo. La identificacin de la soberana con el poder legislativo ha sido llevada al extremo por Rousseau, sobre todo a travs del concepto de voluntad general. El soberano solo puede elaborar leyes generales y no decretos individuales. Para Bodin, cabe al soberano el poder de decidir acerca de la guerra y de la paz, nombrar los comandantes militares y los magistra- dos, emitir moneda, suspender impuestos, conceder indultos y amnistas y juzgar en ltima instancia....</p></li></ul>