El Chiste y Su Relacion Con Lo Inconsciente

Download El Chiste y Su Relacion Con Lo Inconsciente

Post on 24-Dec-2015

23 views

Category:

Documents

0 download

DESCRIPTION

psicoanalisis

TRANSCRIPT

Pgina 123: Captulo cinco

NDICE

Captulo 1____________________________Pg. 1 hasta Pg. 4

Captulo 2___________________________Pg. 4 hasta Pg. 26

Captulo 3__________________________Pg. 26 hasta Pg. 34

Captulo 4__________________________Pg. 34 hasta Pg. 40

Captulo 5__________________________Pg. 40 hasta Pg. 46

Captulo 6__________________________Pg. 46 hasta Pg. 52

Captulo 7__________________________Pg. 52 hasta Pg. 69SIGMUND FREUD:

EL CHISTE Y SU RELACIN CON LO INCONSCIENTE

Nivel 1: Resumen de cada pgina del libro: El chiste y su relacin con lo inconsciente.

Pgina 7: Captulo uno: Introduccin:Si buscamos entre las obras de Esttica y Psicologa sobre la esencia y la relacin del chiste, a penas encontramos nada sobre l, ya que la filosofa no le ha dedicado toda la atencin que se merece incluso siendo tan importante para nuestra vida anmica.

Los escasos autores que trataron sobre este tema fueron: el poeta Juan Pablo (F. Richter) y de los filsofos Th.Vischer, Kuno Fischer y Th.Lipps pero tambin cabe destacar que estos autores relegan a un segundo plano el chiste y se centran ms en la investigacin de lo cmico.

En este aspecto la literatura nos hace pensar que no se puede tratar el chiste si no tiene conexin con el tema cmico.

Pgina 8: Captulo uno.

Segn Th. Lipps define el chiste como la comicidad privativamente subjetiva, aquella comicidad que nosotros hacemos surgir, que reside en nuestros actos como tales, y con respecto a la cual nuestra posicin es la del sujeto que se halla por encima de ella y nunca la de objeto, ni si quiera voluntario (pgina 80). La siguiente observacin que hace el autor es que denomina chiste a todo aquello que hbil y conscientemente hace surgir la comicidad, sea de la idea o de la situacin (pgina 78).

K. Fischer defiende la caricatura diciendo as: Dondequiera que se halle escondido, es descubierto a la luz de la observacin cmica, y cuando no es visible o lo es apenas, queda forzado a manifestarse o precisarse, hasta surgir clara y francamente a la luz del da...de este modo, nace la caricatura (pgina 45) . Junto con esto sigue diciendo: No todo nuestro mundo espiritual, el reino intelectual de nuestros pensamientos y representaciones, se desarrolla ante la mirada de la observacin exterior ni se deja representar inmediatamente de una manera plstica y visible. Tambin l contiene sus estancamientos, fallos y defectos, as como un rico acervo de ridculo y de contrastes cmicos. Para hacer resaltar todo esto y someterlo a la observacin esttica ser necesaria una fuerza que sea capaz de no slo de representar inmediatamente objetos, sino tambin de arrojar luz sobre tales representaciones, precisndolas; esto es una fuerza que ilumine y aclare las ideas. Tal fuerza es nicamente el juicio. El juicio generador del contraste cmico es el chiste, que ha intervenido ya calladamente en la caricatura, pero que slo en el juicio alcanza su forma caracterstica y un libre campo en que desarrollarse (pgina 49)

Por lo tanto, Lipps defiende que el chiste se distingue de lo cmico en el carcter, actividad y conducta del sujeto mientras que Fischer caracteriza el chiste como todo lo feo que oculta el mundo intelectual. Estas definiciones el autor las considera ininteligibles.

Pgina 9: Captulo uno.

Es necesario estudiar completamente las obras de dichos autores para hallar lo referente al chiste.

Sin embargo, hay que indicar que algunos autores a lo largo de su obra emiten unas caractersticas generales y esenciales del chiste sin tener que referirse a lo cmico.

Por lo tanto K Fischer define el chiste de la siguiente forma: el chiste es el juicio desinteresado (pgina 51) para esto se basa en su teora que deca: la libertad esttica consiste en la observacin desinteresada de las cosas. Adems a esto le suma lo que dice con respecto que al observar un objeto estticamente bello ya nos satisface nada ms verlo, esta conducta esttica es un juego. Aqu textualiza el autor Podra ser que de la libertad esttica surgiese un juicio de peculiar naturaleza, desligado de las generales condiciones de limitacin y orientacin, al que por su origen llamaremos juicio desinteresado, esta siguiente aclaracin podra suponer la solucin de nuestro problema: La libertad produce el chiste, y el chiste es un simple juego con ideas (pgina 24).

Otras definiciones que se han dado del chiste es que es la habilidad de hallar parecidos a lo disparejo, aqu aprovecha Juan Pablo para hacer su definicin de forma chistosa: El chiste es el cura disfrazado que desposa a toda pareja, esta frase la contino Vischer: y con preferencia a aquellas cuyo matrimonio no quieren tolerar sus familias.

Por tanto se resume el chiste como la habilidad de ligar rpidamente y formando una unidad, varias representaciones que por su valor exclusivo y por el nexo que les une son totalmente distintas unas a otras, a eso Fischer aadi que hay montones de juicios en el que no se hallan sus analogas si no al contrario, diferencias.

Pgina 10: Captulo uno.

Lipps dijo que todas esas cualidades se referan a un sujeto chistoso pero no al mismo chiste.

Otro punto de vista que cabe resaltar con respecto al chiste son los del contraste de representaciones, este factor se encuentra en la mayora de las definiciones. As nos define Kraepelin el chiste como: la caprichosa conexin o ligadura, conseguida generalmente por la asociacin verbal, de dos representaciones que contrastan entre si de un modo cualquiera

Otra teora que nos aporta Lipps con respecto a este factor es: el contraste contina existiendo; pero no es un contraste determinado de las representaciones ligadas por medio de la expresin oral, si no contraste o contradiccin de la significacin y falta de significacin de las palabras...Nace un contraste cuando concedemos... a sus palabras un significado que, sin embargo, vemos que es imposible concederles (Pg. 87).

Al desarrollar esta ltima parte nos aparece la oposicin sentido y desatino; lo que es sensato se nos muestra falto de sentido.

Un dicho nos parece chistoso cuando le atribuimos un significado con necesidad psicolgica y al atribursela la negamos, esto lo hacemos debido a diversos modos: le damos al dicho un sentido que sabemos que no le corresponde. Encontramos en l una verdad que cindonos a la experiencia nos es imposible reconocer en l. Le damos una consecuencia lgica o prctica que sobrepasa su contenido y despus lo negamos al examinar su constitucin.

Pgina 11: Captulo uno.

El proceso psicolgico que nos provoca el chiste consiste en el paso de los actos de prestar un sentido, tener por verdadero o conceder una consecuencia al a conciencia o impresin de una relativa nulidad.

Tambin el factor desconcierto y esclarecimiento nos hace ver la relacin del chiste con la comicidad. Kant dice que lo cmico solo nos puede engaar por un instante.

Heyman explica como el efecto de un chiste es producido por desconcierto y esclarecimiento, para ello nos pone como ejemplo el siguiente chiste el cul consiste en que el colector de lotera Hirsch-Hyacinth, se vanagloria de que el poderoso barn de Rothschild, al que ha tenido que visitar, le ha acogido como a un igual y le ha tratado muy familionarmente. En este chiste la palabra que aparece con una defectuosa composicin verbal, incomprensible y misteriosa es la palabra familionarmente.

Nuestra primera impresin es de desconcierto y la comicidad trascendera de este desconcierto por la curiosa formacin verbal. A esto Lipps le aade el esclarecimiento al comprender la doble significacin de la susodicha palabra, adems de asombrarnos primero al escucharla y luego ver su justa significacin. Como segundo esclarecimiento, Lipps dice que la comicidad se debe a que al usar un trmino corriente del idioma al cambiar su composicin verbal carece de sentido (pgina 95).

Pgina 12: Captulo uno.

Si es cierto lo que dice Heine la comicidad del chiste reside en la solucin de la palabra sin sentido, por lo tanto quizs debamos buscar el chiste en la formacin de esa palabra y en el carcter que se presenta.

Otro punto que destac Juan Pablo sobre el chiste fue: La brevedad es el cuerpo y el espritu de todo chiste, y hasta podramos decir que es lo que precisamente lo constituye (Vorschule der Aesthetik I, prrafo 45). Por lo que a esto rebati Lipps: El chiste dice lo que ha de decir; no siempre en pocas palabras, pero s en menos de las necesarias; esto es en palabras que conforme a una estricta lgica o a la corriente manera de pensar y expresarse no son las suficientes. Por ltimo, puede tambin decir todo lo que se propone silencindolo totalmente.

Las cualidades y caracteres que le han atribuido los autores anteriores al chiste (actividad, relacin con el contenido de nuestro pensamiento, carcter de juicio desinteresado, apareamiento de lo heterogneo, el contraste de representaciones, el sentido en los desatinado, la sucesin de asombro y el esclarecimiento, el descubrimiento de lo escondido y la brevedad del chiste) son verdaderas a primera vista pero son stas disjecta membra las que nos gustara ver reunidas en una totalidad orgnica ya que stas no nos aportan ms material sobre el conocimiento del chiste que una serie de ancdotas a la caracterstica de la una personalidad cuya biografa no conocemos.

Pgina 13: Captulo uno.

Nos falta ahora el conocimiento de la natural conexin entre las determinantes aisladas y la brevedad del chiste puedan tener. Tampoco sabemos, si para que el chiste sea chiste es necesario tener todas esas cualidades y condiciones expuestas o solo algunas y en caso de saberlo, cules son las ms importantes y a partir de ah clasificar el chiste en distintos apartados. La clasificacin hecha por el momento se basa, en los medio tcnicos y en el empleo del chiste en el discurso oral.

Cabe destacar la escassima cantidad de ejemplos que han usado los investigadores para realizar su labor y, adems, que siempre hayan escogido los mismos chistes que sus antecesores para hacer la investigacin. As que el autor intentar aportar nuevo material para conseguir una ms amplia base en la que fundamentar sus conclusiones.

Pgina 14: Captulo uno.

Sigmund Freud nos expondr a lo largo de su estudio la conexin que tienen todos los sucesos anmicos con el dominio psquico. Adems, nos dice que el chiste en importantsimo en la sociedad, ya que hasta altos cargos hacen uso de l e incluso no dudan ponerlos en sus biografas.

Pgina 15: Captulo dos. La tcnica del chiste Primero vamos a escoger el chiste el cul hizo referencia: el colector de lotera Hirsch-Hyacinth, se vanagloria de que el poderoso barn de Rothschild, al que ha tenido que visitar, le ha acogido como a un igual y le ha tratado muy familionarmente.Pgina 16: Captulo dos.

Qu es lo que hace que el dicho de Hirsch-Hyacinth se constituya como un chiste? Aqu el autor se plantea dos cosas: o es el pensamiento expresado en el chiste que hace gracia o el chiste es privativo de la expresin que el pensamiento ha hallado en la frase.

Un pensamiento puede ser expresado de forma verbal; en el dicho de Hirsch-Hyacinth hay una determinada expresin del pensamiento que es un tanto particular y fcilmente comprensible.

Lipps se limita a explicar la idea de Heine: comprendemos que Heine quiere decir que l acogida de Rothschild a Hirsch-Hyacinth fue harto familiar; esto es, de aquella naturaleza poco corriente en los millonarios (pgina 7), para poder entender mejor el chiste se le aadira la frase siguiente: Rothschild me trat como a un igual, muy familionarmente, aunque claro es que slo en la medida en que esto es posible a un millonario La benevolencia de un rico es siempre algo dudosa para aquel que es objeto de ella. Con estas aclaraciones, la duda ha quedado resuelta.

Lo chistoso aqu no tiene nada que ver con el pensamiento; lo que Heine hace es poner en labios de Hirsch-Hyacinth una cualidad poco usual en los millonarios. Si por un momento olvidamos la frase original, se puede decir que incluso el pensamiento en s era chistoso, pero al hacer un estudio como el que hizo Lipps nos llega a la conclusin de que no puede despertar en nosotros una cierta jovialidad.

Pgina 17: Captulo dos.

Al no encontrarse el carcter chistoso en el pensamiento, habr que buscarlo en la expresin verbal.

Por lo que aqu siguiendo lo que dijo K.Fischer (pgina 72) En principio, es simplemente la forma lo que convierte al juicio en chiste a lo que Juan Pablo: Gasta tal punto vence simplemente la colocacin, sea de los ejrcitos, sea de las frases.

Por lo tanto el autor se hace la pregunta de en qu consiste la tcnica de este chiste, a lo que responde que en el chiste se encuentra una doble elaboracin encerrado en el pensamiento. Primero separa el chiste en dos proposiciones:

Proposicin primera: R. Me trat como a un igual, muy familiarmente.

Proposicin segunda: hasta el punto en que ello es posible un millonario.

Aqu el poeta expresa lo mismo pero de forma ms breve: R. Me trat como a un igual, muy familionarmente (Familionr).

Toda la limitacin que la segunda frase impone a la primera, en la que se seala lo familiar del trato, desaparece en el chiste.

Pgina 18: Captulo dos.

As pues ha habido una modificacin de la palabra no chistosa en el pensamiento como es familiarmente y despus al transformarla en el chiste se ha quedado la palabra familionarmente que es una fusin de la palabra familiar y millonario expresado en la segunda proposicin.

El autor representa las palabras grficamente:

FAMILI R

MILLI ON R

Pgina 19: Captulo dos.

El autor nos dice que al eliminar trozos de la segunda preposicin y slo salvando la parte ms importante (millionr) hace que el chiste nazca.

R. Me trat muy familionarmente (famili on r)

(milli r)

Este es el proceso o tcnica de formacin del chiste, como segn textualiza el autor es una condensacin con formacin de sustitutivo, siendo familionr una palabra mixta e incomprensible a primera vista, pero ms tarde durante el desarrollo del chiste se comprender.

Al comprender la tcnica de este chiste, nos lleva a estudiar ms chiste, pero el autor es conciente de que no existen tantos chistes de este tipo, pero si los suficientes para agruparlos en una formacin de palabras mixtas.

Pgina 20: Captulo dos.

Incluso el mismo Heine se ha copindose a s mismo, ha utilizado por 2 vez la palabra millonario (millionr) para hacer otro chiste.

Otros ejemplos que nos pone el autor son:

Haba un hombre que se llamaba Leopoldo, pero la malicia europea transform su nombre en Cleopoldo ya que se deca que este mantena ntimas relaciones con Cleo.

En Viena existan 2 hermanos, su apellido era Salinger; uno de ellos era corredor de Bolsa (Brsensensal) , esto dio pie a que le llamaran Sensalinger (condensacin de Sensal, corredor y Salinger, su apellido) y su hermano que era ms antiptico le llamaron Scheusalinger (condensacin de Scheusal, espantajo y el apellido...