Teología, política y economía

Download Teología, política y economía

Post on 30-Jul-2015

80 views

Category:

Spiritual

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

1. Teologa, Poltica y Economa Un acercamiento desde la Doctrina Social de la Iglesia Mg. Fidel Mauricio Ramrez Medelln, agosto 16-19 de 2013 2. Qu es la Doctrina Social de la Iglesia? Aquella enseanza que nace del dilogo entre el Evangelio y la vida econmica social de los pueblos, buscando iluminar las realidades terrenas y en ella se apoyan los pastores de la Iglesia Catlica para orientar en estas materias. La doctrina social de la Iglesia tiene como centro la dignidad de la persona humana y busca en todo momento defenderla y dar principios que ayuden a su crecimiento, a su desarrollo. Las enseanzas sociales catlicas no son una doctrina esttica y fijada, sino una aplicacin dinmica de la enseanza de Cristo para cambiar las realidades y circunstancias de las sociedades y culturas humanas.. 3. una tercera va, un camino intermedio entre el capitalismo y el socialismo. una propuesta tcnica para solucionar los problemas prcticos, sino ms bien una doctrina moral, que surge del concepto cristiano de hombre y de su vocacin al amor y a la vida eterna. Es una categora propia. No es. una agenda econmica o poltica, un sistema. Aunque, por ejemplo, ofrezca una crtica del socialismo y el capitalismo, no propone un sistema alternativo. 4. Principios y valores fundamentales tomados de la teologa y la filosofa, con ayuda de las ciencias humanas y sociales que la complementan. 5. Criterios de juicio: para los sistemas econmicos, instituciones, organizaciones, tambin utilizando datos empricos. Ejemplos: valoracin de la Iglesia del comunismo, el liberalismo, la teologa de la liberacin, el racismo, la globalizacin, los salarios justos, etc... 6. Directrices de accin: opiniones contingentes sobre acontecimientos histricos. Esto no es una deduccin lgica y necesaria que surja de los principios, sino tambin el resultado de la experiencia pastoral de la Iglesia y de la percepcin cristiana de la realidad; la opcin preferencial por el pobre, el dilogo, y el respeto por la autonoma legtima de las realidades polticas, econmicas y sociales. Ejemplo: sugerencias de condonacin de la deuda internacional, reformas agrcolas, creacin de cooperativas, etc. (ver Gaudium et Spes, Nos. 67-70). 7. El primer fundamento de la enseanza social catlica es el mandamiento de Jess de amar: Ama a Dios sobre todas las cosas y ama a tu prjimo como te amas a ti mismo. ste es el fundamento de toda la moral cristiana. Y cules son los fundamentos? La doctrina social de la Iglesia proporciona una respuesta a la pregunta: Cmo debo amar a Dios y a mi prjimo dentro de mi contexto poltico, econmico y social? 8. Hay fundamentos especficos que pueden resumirse en cuatro principios bsicos de la entera doctrina social de la Iglesia, cuatro columnas sobre las que se apoya el entero edificio. Estos principios son: 9. El bien comn: Para la doctrina social de la Iglesia el principio del bien comn es el primero de todos los principios: todos los bienes que existen son bienes para todos los seres humanos. La concepcin es clara: Dios cre todo lo que existe para todos los seres humanos, no para una sola persona. De ah que el principio del bien comn quiere mirar no solamente a un individuo sino a todos los individuos, no a una persona sino a todas las personas. 10. La subsidiaridad: Nosotros los seres humanos debemos producir lo que nosotros debemos producir. Cada ser humano tiene una responsabilidad, ante s mismo y ante los dems, como cada grupo, como cada sociedad, pero hay limitaciones que nosotros tenemos, y es ah donde se necesita el apoyo subsidiario. 11. La solidaridad: La humanidad es una y tiene que apoyarse mutuamente. La solidaridad que nos mueve a nosotros a vernos como slidos en uno nos indica que los pueblos no pueden existir si no son solidarios entre s y que la humanidad tambin es as, y esto se ve de una manera muy clara en las crisis y en los problemas. Somos solidarios, hemos de ser solidarios, queramos o no queramos, pero hemos de hacerlo de manera consciente.