Sobre El Comunismo Genocida

Download Sobre El Comunismo Genocida

Post on 19-Jul-2015

114 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Documento que nos habla sobre el rgimen que ms asesinatos ha cometido en la historia de la humanidad: el comunismo.

TRANSCRIPT

<p>100 Millones de Muertos alrededor del MundoLas revelaciones del Libro Negro del Comunismo En 1998, se presento en la Mutualit de Paris, el "Libro negro del Comunismo" escrito por un grupo numeroso de historiadores de izquierdas, 11 en total. Se presento con motivo del 80 aniversario de la revolucin de octubre es el resumen de los "crmenes, terror y represin, de la ideologa mas funesta del siglo". Escrito por Stphane Courtois, Jean Louis Pann, Rmi Kauffer, Pierre Rigoulot, ... entre otros. Habra que juzgar a los verdugos!! Ya qu, entre 1917-1977, 80 aos en los que el mundo ha vivido, la dominacin Universal anunciada por Lenin, que cnicamente escribi:"S para llegar a nuestros fines, debemos eliminar el 80 % de la poblacin, no vacilaremos, un solo instante." Hemos vivido las consecuencias, de este elocuente mensaje. Los autores de este libro demuestran, con los datos en la mano, que el nmero de muertos causados directamente por el comunismo en todo el mundo supera los cien millones de vctimas. A partir de ah, las preguntas son inevitables: si el comunismo ha demostrado ser la doctrina poltica ms criminal de la historia, por qu nadie reclama un juicio para el comunismo? Por qu el comunismo sigue gozando de cierta presentabilidad social? Al fondo es fcil descubrir prejuicios y tabes. La realidad, sin embargo, es incontrovertible. "Le Livre Noir du Comunismo" es un estudio de tamao considerable -846 pginas- en las que han colaborado varios autores y que est destinado a convertirse en obra de consulta obligatoria para todos aquellos que quieran profundizar en el fenmeno ms trascendental del siglo XX: el comunismo. La traduccin espaola ha corrido a cargo de un equipo dirigido por Cesar Vidal. Desde la aparicin del clsico sobre el tema, la obra de Robert Conquest El gran Terror, nunca se haba publicado un libro tan rico en datos como El Libro Negro del Comunismo. PROCESO INTERNACIONAL DE LOS CRIMENES CONTRA LA HUMANIDAD A LOS REGIMENES COMUNISTAS. Con motivo del 80 aniversario de la Revolucin de Octubre, se celebro en el Palacio de la Mutualit de Pars el da 9 de Noviembre de 1997, un Proceso Internacional, ante un Foro de 3000 asistentes y una Presidencia formada por supervivientes y testigos de los Gulags de Europa y Asia, supervivientes de los campos de Laos, Vietnam y otros pases de la antigua Indochina francesa.</p> <p>La encarnacin moderna del mito de la igualdad entre los hombres y la promesa paradisaca de un mundo mejor, en el movimiento de masas comunista y su apoyo ideolgico, el marxismo, han terminado en todas las partes del mundo, donde han estado presentes con el horror, la exterminacin y la muerte generalizada que en menos de un siglo ha costado 100 millones de seres humanos. El mayor crimen contra la humanidad, que se conoce en la historia. Un crimen cometido no para exterminar a las razas impuras, sino a las "clases sociales" consideradas "reaccionarias", acusadas de ser un obstculo para la construccin del "mito de una sociedad sin clases" Una masacre que no es, como pretenden todos esos que intentan justificar y excusar el hecho, como un accidente en la historia del comunismo, sino ms bien la ejecucin sistemtica e ineludible de la aplicacin total de las tesis de Marx. Sustituyendo a la moral y a la tica, por la eficacia de la accin y negando la realidad del mundo, transformndolo en un mundo abstracto a reconstruir, reduciendo al hombre a una sola dimensin material y econmica convirtindolo en una masa en contra de la persona, como ser portador de valores eternos. El marxismo contiene el germen y todos los ingredientes del terror y del holocausto. Hay que denunciarle por lo que es: un monstruo criminal. LAS CIFRAS DEL TERROR El Libro Negro es una compilacin de colaboraciones de diversos especialistas. El director de la revista Comunismo, Stephane Coutois, estudioso del sistema marxista-leninista, es el autor del primer trabajo, breve pero enjundioso estudio a guisa de presentacin de la obra. Se titula "Los Crmenes del Comunismo" y, entre otras cosas, ofrece esta relacin del nmero de vctimas causadas por los sistemas y partidos comunistas en todo el mundo: PAIS O REGION - MILLONES DE MUERTOS Unin Sovitica 20 China 65 Corea del Norte 2 Camboya 2 frica 1.7 Afganistn 1.5 Vietnam 1 Europa del Este 1</p> <p>Ibero Amrica 0.150 Movimiento comunista internacional y partidos comunistas en la oposicin 10 Aunque en el libro se ofrecen diversas "contabilidades", el total de vctimas del comunismo supera el nmero de 100 millones de muertos. En proporcin con el nmero de habitantes, la mayor cifra corresponde a Camboya, donde Pol Pot extermin a un tercio de la poblacin. A estas cifras, Coutoirs suma lo que califica acertadamente como "crmenes contra la cultura". Stalin hizo demoler centenares de iglesias. Ceaucescu destruy el corazn histrico de Bucarest para levantar nuevos edificios y trazar perspectivas megalomanacas. Pol Pot hizo desmontar piedra a piedra la catedral de Phnom Penh y abandon a la jungla los templos de Angkor. Durante la revolucin cultural maosta, fueron destrozados o quemados por los guardias rojos. Cmo ha sido posible que los mayores genocidios de la historia no hayan merecido no ya un nuevo Nuremberg, sino, simplemente, la condena del mundo entero? Para Courtois, la impunidad de los crmenes del comunismo "no slo fue posible por la fuerza de la Internacional Comunista y de los partidos comunistas locales", sino tambin por el silencio cmplice de muchos: "entre los aos cincuenta y setenta, cientos de miles de hombres han incensado al gran timonel de la revolucin China, por ejemplo, como antes ocurri con Lenin y despus con Stalin. El autor seala que los mtodos puestos en marcha por Lenin respecto al terror -no olvidemos que Djerzinsky crea la CHEKA a los dos meses escasos del golpe de octubre, y que el gulag es creacin leninista, luego perfeccionados por Stalin y sus mulos. Pero despus de 1945, la designacin del nazismo vencido como "mal absoluto" hizo que "la victoriosa Unin Sovitica" y el comunismo basculasen casi mecnicamente en el campo del bien" Por otra parte, insiste Courtois, "sus smbolos (bandera roja, la Internacional, puo levantado) resurgen detrs de cada movimiento social de envergadura. El Ch Guevara vuelve a estar de moda". EL CASO SOVITICO Despus de tan sustancioso prefacio, Nicols Werth, profesor de historia dedicado al estudio de la URSS, titula la primera parte de la obra: "Un Estado contra su pueblo". En ella analiza las violencias, las represiones y el terror en la Unin Sovitica. La tragedia sufrida por el pueblo ruso desde la implantacin del terror rojo hasta la salida del estalinismo queda descrita con rigor y minuciosidad. El anlisis del terror desde el establecimiento de la CHEKA -que posteriormente sera la GPU, la OGPU, el NKVD, la KGBest muy pormenorizado. El autor lo seala como un terror no ciego y brutal, sino cientfica y framente aplicado. Nada de pasiones; habr "excesos de celo", pero el terror ser organizado. Y dirigido no slo contra los combatientes del campo enemigo, sino contra los "enemigos del</p> <p>pueblo". Concepto tan amplio que permitir exterminar a cualquier opositor. El objetivo no es exterminar slo al enemigo combatiente, sino a la entera clase social a la que pertenece. As, en las instrucciones a los chekistas se les dir que no deben plantearse si el detenido es culpable o inocente, sino cual es su clase social. Por otra parte, este concepto de "enemigo de clase" ser elstico, y en l tambin se incluir a los trabajadores que osan discrepar del poder sovitico y se defienden con el arma de la huelga: entre el 12 y el 14 de marzo de 1919, vencida ya la resistencia de los " Guardias Blancos", se ejecutar a unos dos mil obreros de Astrajn -cerca de la desembocadura del Volga- que estaban en huelga. Para que el escarmiento sea mayor, se embarca a los huelguistas junto a prisioneros blancos, se les cuelga una piedra al cuello y se les arroja al Volga. Un procedimiento que tiene antecedentes en la Revolucin francesa, en la represin de La Vende. Tambin sern comunes las represiones contra los mineros y los marinos, como los de Kronstadt. Werth especifica con claridad y amplitud los mtodos de la represin, su dureza, su acentuacin con la guerra civil, la utilizacin del hambre como arma poltica, mtodos que Stalin perfeccionara a mayor escala en los aos treinta. As se procede -seala el autor- a la "masiva confiscacin de las cartillas de racionamiento, pues una de las armas mas eficaces del poder bolchevique ser el arma del hambre". Este captulo del hambre programada requiere mayor comentario. Ya antes de la revolucin, Lenin haba afirmado la necesidad de "destruir la economa campesina y provocar el hambre", pues esto nos acercar a nuestra meta socialista. El hambre destruye no solamente la fe en el Zar, sino tambin la fe en Dios". En 1922 declarar que el hambre era beneficiosa porque "golpea mortalmente la cabeza del enemigo", que era entonces la Iglesia Ortodoxa. Las crisis de las cosechas de 1927 y 1928 permitieron a Stalin abrirse camino hacia el poder absoluto e imponer la colectivizacin agraria forzosa. El hambre planificada en Ucrania entre 1932 y 1933 causar nada menos que seis millones de muertos. Los campos de concentracin datan de fecha tan temprana como 1922. Se establecen en el archipilago de las Solovki, cinco islas del Mar Blanco. "Los campos especiales del archipilago de las Solovky -escribe Werth- sern la matriz de otro archipilago en gestacin, un archipilago inmenso a la escala del pas continente entero: el archipilago Gulag". El autor aporta documentos originales, entre otros los correspondientes a la poca del gran terror de los aos 1936-38. El dossier de un acusado entre millones resulta esclarecedor: un modesto campesino es acusado porque su padre fue un rico comerciante- luego empobrecido- treinta y cuatro aos atrs; por tal "razn" se le considera hostil al sistema sovitico, es detenido, juzgado y ejecutado. Mencin aparte merecen los desplazamientos de poblaciones enteras, como los efectuados durante la "deskulakizacin" de 1930 (los kulaks eran campesinos libres, no siempre de posicin holgada, pero que slo dependan de s mismos). Los presos fueron transportados a miles de kilmetros de sus tierras en lentos trenes de mercancas en el interior de vagones de ganado donde se hacinaban cuarenta personas y de los que no salan durante semanas. La mortandad fue</p> <p>terrible por la falta de higiene, el hambre, las enfermedades y el fro, durante semanas permanecan detenidos los vagones en estaciones de clasificacin. Cada tren constaba de 53 vagones. Estos transportes se perfeccionaran en los aos siguientes, y especialmente entre el periodo 1943-44 cuando fueron deportados pueblos enteros (trtaros, Kirguises, kalmukos) sospechosos de connivencia con el invasor alemn. EUROPA Respecto a la parte dedicada a Espaa, demasiado sumaria, el estudio est muy bien documentado de lo que concierne a la represin comunista contra la ultraizquierda durante la guerra civil: los anarquistas catalanes, el POUM, el asesinato de Andrs Nin se evidencian los excesos represivos de Lster y el Campesino en Castilla. Se subraya cmo el ministro sovitico Rosemberg asista a los Consejos de Ministros del gobierno en 1938. Y se aportan tres datos esenciales: se confirma que la polica poltica del bando republicano se hallaba completamente controlada por la NKVD sovitica; se insiste en el funesto papel de Dolores Ibrruri ( de la que se cita una ilustrativa frase: "Ms vale condenar a cien inocentes, antes de que escape un solo culpable") y se demuestra el carcter total, nica y exclusivamente estalinista de las Brigadas Internacionales. Es comprensible que los medios de la cultura oficial espaola, que todava hace pocos meses homenajeaban sin continencia a las Brigadas Internacionales y la Pasionaria, hayan aireado poco el contenido de este Libro Negro. La parte tercera de la obra: "La Otra Europa, Vctima del Comunismo" est a cargo de Andrzej Paczkowsky, vicedirector del Instituto de Estudios Polticos de la Academia de Ciencias de Polonia y del Historiador checo Karel Bartosek. El primero de ellos analiza el terrible drama de su patria, Polonia, considerada por los soviticos "nacin enemiga". Paczowsky relata cmo incluso el propio partido comunista polaco fue objeto de purgas hasta un grado desconocido en otras latitudes; eliminado y deshecho por los camaradas de Mosc. Respecto a Bartosek, analiza la represin comunista en los otros pases de la Europa del este: el exterminio de aquellos no ya opuestos al marxismo-leninismo, sino, simplemente, considerados "enemigos de clase", en Hungra, Rumania, Checoslovaquia, Bulgaria, Yugoslavia Bartosek se interroga por qu los enormes crmenes cometidos permanecen impunes, abundando en la opinin de quienes sugieren un nuevo Nuremberg. Se ha afirmado hasta la saciedad que los "crmenes contra la humanidad" no prescriben, pero lo cierto -escribe Bartosek- es que "el castigo de los culpables no ha sido aplicado a tiempo ni de modo apropiado". El autor propone, a ttulo personal, una solucin que puede parecer algo utpica, como el procedimiento realizado en Alemania al abrir los archivos de la Stasi, la antigua polica poltica de la Repblica democrtica: responsabilizar a cada uno, a cada ciudadano, de instruir su propio proceso.</p> <p>ASIA: MASACRE Y REEDUCACIN Los comisarios de Asia ("Entre la Reeducacin y la Masacre") constituyen la cuarta parte de la obra. Los historiadores Jean Louis Margolin y Pierre Rigoulot examinan el terror en China, Vietnam, Camboya y Laos. Los comunismos asiticos, respecto a los europeos, presentan ciertas caractersticas especiales: la simbiosis entre sus particularidades propias y el marxismo-leninismo, la mezcla de sovitismo y nacionalismo. As, quien porcentualmente ha sido tal vez el mayor criminal de la historia, el camboyano Pol Pot, una a un marxismo-leninismo primitivo, poco adulterado, una peculiaridad del grupo jemer nada marxista sino clasista y aun discriminatorio, pues los jemeres se consideraban superiores a otras etnias camboyanas. Esta extraa combinacin cre algo nuevo. Posedo por el afn de crear un hombre nuevo mediante el exterminio de gran parte de la sociedad, Pol Pot llev su furor a consecuencias extremas. En Camboya se detiene y ejecuta de forma crudelsima a los "contrarrevolucionarios": antiguos polticos, militares, periodistas, policas, funcionarios, profesores Todos eran sospechosos simplemente por haber cursado estudios primarios. Algunos incluso -y esto resulta casi increble-, por llevar gafas, pues tal cosa para Pol Pot, denotaba pertenecer a la intelligentsia , clase que debera ser exterminada para que los jemeres rojos creasen una nueva Camboya. En 1975, cuando Pol Pot toma el poder, la poblacin camboyana se calculaba en unos seis millones de personas; en 1997, la poblacin se reduca a tres millones ochocientos mil habitantes. Ms del 30 por ciento de la poblacin fue exterminada. De tal proporcin que no hay Parangn en la historia. Los autores d...</p>