noticiero abril

Download Noticiero Abril

Post on 22-Mar-2016

216 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Noticiero Abril 2011

TRANSCRIPT

  • Abril 2011 N 366

    S A L E S I A N OS A L E S I A N O

  • Abril 2011 N 366Abril 2011 N 366NOTICIERONOTICIEROSALESIANOSALESIANO

    PORTADAPORTADA

    Marcelo Meja. Delegado Inspectorial de Comunicacin Sociale-mail: dcomunica@salesianos.org.ecTatiana Capelo. Coordinadora de la Ofi cina Salesiana de Comunicacine-mail: comunica@salesianos.org.ecDiagramacin: Erika Delgado Ch.Distribucin: P. Segundo Torres, sdbdistribucion@salesianos.org.ecwww.salesianos.org.ec

    Inspectora Salesiana Sagrado Corazn de JessMadrid E12-68 y Andaluca, Quito.PBX: 2566484 / 2564492 ext.108Telf.: 2221506 / 2506256 Fax.: 2541436

    ANIMACIN INSPECTORIAL04 Carta a los hermanos07 Carta del Padre Vicario09 Crnica Inspectorial12 Resoluciones del Consejo Inspectorial

    15 EIPAJ16 Pastoral Juvenil18 CONESA

    FORMACIN20 Queremos ser testimonio visible, en esta cuaresma

    21 Estamos en el Inter-noviciado22 Creciendo en Comunidad y responsabilidades

    23 Poniendo a punto el Proyecto Jvenes Animadores Salesianos (JAS)

    VIDA COTIDIANA30 Testimonios Vocacionales33 Reporteros48 Calendario50 Archivo Histrico51 Novedades

    Abril 2011 N 366

    S A L E S I A N OS A L E S I A N O

    070750504545

    Encuentro Zonal de SSCCEncuentro Zonal de SSCC

    P. Juan Palomino (1937-2006)P. Juan Palomino (1937-2006)

    La Evangelizacin y las Nuevas La Evangelizacin y las Nuevas Fronteras en la Obra de MantaFronteras en la Obra de Manta

    Vicario Vicario

    VidaVidaCotidianaCotidiana

    ArchivoArchivoHistrico Histrico

    II ENCUENTRO DE FORMANDOS

  • ANIMACIN INSPECTORIALINSPECTORIAL

    Los directores y directoras de las Residencias Estudiantiles de las misiones de la amazona se reunieron los das 15 y 16 para avanzar en el

    desarrollo del Plan de Accin de Residencias Estudiantiles.

  • 44

    AN

    IMA

    CI

    NA

    NIM

    AC

    IN

    Don Bosco, modelo de Don Bosco, modelo de animador vocacionalanimador vocacional

    Queridos hermanos,

    Los jvenes llamados a un servicio en la Iglesia son destinatarios de la misin salesiana (C28) al igual que los jvenes ms pobres, los obreros, los ambientes populares y los pueblos an no evangelizados. Esta con-viccin tiene sus races en el mismo Don Bosco. Siguiendo un interesante artculo de P. Miguel Canino Zanoletty, sdb. (2011). Don Bosco, anima-dor vocacional. Consideraciones histricas para una pastoral vocacional salesiana, presento en esta carta de manera sinttica, cmo nuestro Padre vivi esta misin.

    Ante todo, en primera persona Don Bosco sinti el drama de la necesidad de nuevas fuerzas que trabajasen por la salvacin de la juventud. Preocu-pacin, bsqueda y propuesta marcaron el trabajo vocacional de Don Bosco. Un sermn, un paseo, una visita eran ocasiones para descubrir signos vocacionales en sus jvenes. Su inters no era solo la Congrega-cin, sino la Iglesia entera y en su propuesta vocacional inclua a todas las clases sociales, particularmente, chicos campesinos e hijos de obreros.

    Don Bosco era insistente, pero respetuoso de la libertad, con aquellos jvenes vocacionables. No slo los convocaba, sino que se aseguraba de acompaarlos personalmente. El dilogo sereno, las palabras al odo y la confesin, entre otros, fueron medios adecuados para seguir su creci-miento vocacional. Una buena parte de los primeros salesianos experi-mentaron este acompaamiento en primera persona. Cuando ya no pudo acompaar personalmente, deleg esa animacin en salesianos de gran-des cualidades. Adems, era exigente para asegurar las condiciones de maduracin vocacional y el discernimiento lo haca poniendo a los can-didatos a prueba en el servicio a los chicos del Oratorio.

    Un factor determinante en la accin vocacional de D. Bosco fue la fasci-nacin que su propia persona produca. Su vida, su carcter, su cercana, su vida interior, sus convicciones y pedagoga cautivaron a muchos jve-

  • 55

    AN

    IMA

    CI

    NA

    NIM

    AC

    IN

    nes que se unieron a su obra. En realidad no slo era el reconocimiento de una personalidad sobresaliente, sino la ntima experiencia de sentirse amado, comprendido y guiado por una persona excepcional en lo huma-no y en lo divino. Tanto fue as que ms tarde sa era una condicin para ocupar cargos de responsabilidad en la Congregacin: haber vivido la experiencia del afecto de Don Bosco.

    Por otro lado, Don Bosco se destac por crear una cultura vocacional en el Oratorio. A ms del lazo afectivo que creaba con sus jvenes; cuidaba el ambiente mediante la acogida, proteccin, valoracin, equilibrio en-tre disciplina y libertad, autoridad y familiaridad. Parte esencial de este ambiente positivo, era su propuesta de una vida espiritual asentada en la oracin y la vida sacramental. Oracin, sacramentos, ejercicio de la bue-na muerte, ejercicios espirituales anuales constituan un itinerario de cre-cimiento vocacional para los jvenes. Adems, Don Bosco se preocupaba por ofrecer modelos de vida cristiana a los muchachos; de esta manera l mismo escribi obritas con vidas edifi cantes y, por otro lado, insista en que maestros y superiores presentaran ejemplos de sacerdotes y religiosos.

    Por otra parte, Don Bosco puso en marcha una serie de estructuras e ini-ciativas educativas y pastorales que facilitaron la maduracin vocacio-nal. Entre ellas podemos sealar: la escuela, las asociaciones juveniles, la apertura a los clrigos, la animacin de seminarios menores, las vo-caciones adultas, la direccin espiritual y la confesin y, fi nalmente, la promocin vocacional.

    El infl ujo de la Iglesia en los ltimos siglos siempre ha estado relacionado a la posibilidad de incidir en las estructuras escolares. Con la escuela crecieron las posibilidades vocacionales. De hecho Don Bosco tena como criterio el cultivo vocacional de los jvenes estudiantes y de los artesanos (entre stos surgieron numerosos coadjutores) en las escuelas que cre o asumi.

    Desde otra perspectiva, dentro del Oratorio, Don Bosco descubri el va-lor educativo-vocacional de lo que hoy llamamos grupos juveniles o las Compaas en el lenguaje de la poca. Estas asociaciones pretendieron ser buenos instrumentos para elevar tanto la vida espiritual como la res-ponsabilidad y el compromiso de los jvenes inscritos. Si los benefi cios eran evidentes en el ambiente general, cuanto ms en la promocin de las vocaciones, ya que la vida de las compaas favoreca el discernimiento

  • 66

    AN

    IMA

    CI

    NA

    NIM

    AC

    IN

    vocacional a partir de las exigencias de una vida cristiana mucho ms cuidada. No hay que olvidar que nuestra Congregacin naci de un grupo juvenil en el que participaron nada menos que un Domingo Savio, Miguel Ra, Cagliero y otros. Por la situacin poltica piamontesa (guerra con Austria) los seminarios fueron clausurados. La respuesta de D. Bosco fue la acogida en Valdocco de un nmero signifi cativo de clrigos que a causa de la guerra no podan seguir con su formacin normalizada. Con el tiem-po, buena parte de los seminaristas de Turn haban vivido en el oratorio de D. Bosco. Esta nota histrica nos ayuda a entender la visin eclesial de Don Bosco en el trabajo vocacional. En este mismo sentido, aprovechan-do la Ley Casati (1859) favoreci en las estructuras colegiales la presencia de jvenes con vocacin junto con los dems estudiantes creando, de esa manera, verdaderos seminarios menores.

    Otra de las facetas que consagraron a D. Bosco como un gran promotor vocacional fue su preocupacin por las vocaciones adultas. A causa de la edad nadie deba ser excluido del sacerdocio o la vida religiosa. As, puso en marcha un proyecto concreto para dar respuesta a esta categora no siempre cultivada. Esta iniciativa llama la atencin por la capacidad que tena Don Bosco para encontrar respuestas a las diversas situaciones de los jvenes con inquietudes vocacionales. Finalmente, para Don Bosco la confesin era un medio esencial para la educacin de los jvenes; pero de manera particular la confesin era el instrumento ideal para descubrir las nuevas vocaciones y para acompaar el crecimiento moral y espiritual de los llamados al sacerdocio y la vida religiosa.

    Queridos hermanos salesianos: he querido presentar este breve perfi l de Don Bosco como animador vocacional para que recordemos que esta ta-rea es parte de nuestra vocacin y misin.

    Hace un mes hemos celebrado la Pascua de nuestro querido hermano misionero el P. Jos Rivadeneira, salesiano a carta cabal. Su testimonio de vida es una fuerte invitacin a continuar con entusiasmo viviendo nuestra vocacin salesiana. El Seor premie su entrega total. Pepe no se apag, sino que se encendi como la luz de la que nos habla el evangelio.

    P. Marcelo Farfn, sdbInspector

  • 77

    AN

    IMA

    CI

    NA

    NIM

    AC

    IN

    Encuentro Zonal de SSCCEncuentro Zonal de SSCC

    Con la coordinacin del Sr. Edison Carrasco, responsable de la zona nor-te, el da 26 de marzo realizamos el encuentro zonal de los SSCC. En un clima de amabilidad, alegra y mutuo compartir, pudimos refl exionar sobre el tema de la vocacin cristiana, seglar y salesiana, en sintona con el Aguinaldo del Rector Mayor. Aprovechamos tambin la ocasin para evaluar el camino que est haciendo cada centro en sus distintas dimen-siones. Adems, conformamos una comisin de formacin, con el fi n de proponer itinerarios comunes para la respectiva formacin inicial y per-manente. Agradecemos la participacin y el aporte valioso de todos los hermanos y hermanas de los diferentes centros que asistieron.

    Encuentro de la Familia Salesiana en MachalaEncuentro de la Familia Salesiana en Machala

    Los das 3 y 4 de marzo hicimos una visita de animacin a los grupos de la Familia Salesiana de Machala. El da viernes 4 concluimos con un encuen-tro de oracin y refl exin de los dif