NACIÓN Y NACIONALISMO EN EL DEBATE ?· NACIÓN Y NACIONALISMO EN EL DEBATE ... Eric Hobsbawm en su…

Download NACIÓN Y NACIONALISMO EN EL DEBATE ?· NACIÓN Y NACIONALISMO EN EL DEBATE ... Eric Hobsbawm en su…

Post on 20-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    73

    NACIN Y NACIONALISMO EN EL DEBATETERICO E HISTORIOGRFICO DE FINALES

    DEL SIGLO XX.*

    Reinaldo Rojas ** Universidad Pedaggica Experimental Libertador Venezuela

    RESUMEN

    El presente ensayo ha sido elaborado con elpropsito de presentar una sntesis parcial acercadel estado actual del debate que sobre los temasde la Nacin y el Nacionalismo se han venidodesarrollado en el campo de la historiografa ylas ciencias sociales, en las dos ltimas dcadasdel siglo XX. En ese sentido, despus de ubicarel debate en el contexto de la desaparicin delcampo socialista, avance de la globalizacineconmica y auge acelerado de la revolucintecnotrnica y de la informacin, pasamosrevista a los diversos factores que han venidoincidiendo en el despertar de los nacionalismosy crisis del Estado Nacional contemporneo,detenindonos en aquellos autores que desdediferentes perspectivas tericas e ideolgicas,han planteado renovados enfoques de abordajedel hecho nacional. Partiendo de losantecedentes ideolgicos del siglo XIX y deldebate marxista de las primeras dcadas del sigloXX, nos detenemos en el anlisis de losplanteamiento expuestos en diversas obras porhistoriadores como Eric Hobsbawm, Pierre Vilar,Benedit Anderson, Ernest Gellner, PierreFougeyrrolas y Etienne Balibar, para culminarcon una aproximacin al hecho nacional enAmrica Latina y el Caribe, visto como problemahistrico social, poltico y cultural,proponiendo la apertura de un debatehistoriogrfico que sobre la realidad de laconstruccin de identidades regionales puedadar paso a la construccin permanente de unaidea de nacin para nuestro continente.Palabras claves: Nacin, nacionalismo,globalizacin, imaginario poltico.

    ABSTRACTThis essay has been done to show a partial syn-thesis about the debate nowadays of Nationand Nationalism issues, which has been devel-oped in historiographic and social science area,in the last two decades of 20th century. In thatsense, after focusing this debate on the contextof socialism disappearance, economical global-ization and fast boom of technotronic revolu-tion and information, we review the differentfactors which have been influenced in the awak-ening of nationalism and crisis of the Contem-porary National State, focusing on those au-thors who, from different theoretical and ideo-logical perspectives, have expressed real na-tional fact approaches. From ideological 19thcentury antecedents and marxism debates of thefirst decades of 20th century, we concentrate onthe analysis of ideas expressed by historians asEric Hobsbawm, Pierre Vilar, Benedit Ander-son, Ernest Gellner, Pierre Fougeyrrolas yEtienne Balibar, in order to finish with an ap-proximation to the national fact in LatinAmerica and Caribbean, assumed as a social-historic, political and cultural problem, pro-posing an opening of a historiographic debateabout the fact that the reality of construction ofregional identities can bring the permanentconstruction of an idea of nation for our conti-nent.Key words: Nation, nationalism, globalization,political imaginary.

    * Este artculo fue recibido para su arbitraje en junio del 2004 y aceptado para su publicacin en septiembre de 2004.** Reinaldo Rojas es Profesor Titular de la Universidad Pedaggica Experimental Libertador en Barquisimeto,

    donde coordina el Programa Interinstitucional de Doctorado en Educacin UPEL-UCLA-UNEXPO yel Ncleo de Investigacin en Historia Social de la Educacin y la Pedagoga. Premio Nacional deHistoria 1992, Premio Continental de Historia Colonial de Amrica Silvio Zavala, IPGH, Mxico,1995 y Premio a la Labor Investigativa UPEL 2004. Acreditado por el Ministerio de Ciencia y Tecnologacomo PPI-Nivel IV (2004-2009).

    Nacin y Nacionalismo en el debate..,Reinaldo Rojas, pp,73 - 100

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    74

    I.- Nacin, nacionalismo y Estado Nacional en la erade la globalizacin y del neoliberalismo.

    En esta era de globalizacin econmica, de pensamiento nico,revolucin de la informacin, fin de la historia, postmodernidad y crisisecolgica, el tema de la Nacin, de los nacionalismos y del EstadoNacional ha sido una de las dimensiones de lo poltico ms duramentecriticadas por su carcter conservador y regresivo. El sentido de lonacional se aprecia como una conducta colectiva anclada en el pasado,cuando se supone que el mundo se encamina hacia la creacin de unaespacio econmico y cultural de integracin planetaria. El nacionalismoes condenado como una actitud proclive al fanatismo, al terrorismo ycaldo de cultivo de los fundamentalismos religiosos en aquellos pueblosque an permanecen dominados por una mentalidad primitiva de odio yrechazo a todo lo que significa progreso y civilizacin. El Estado Nacionalse asume, en este contexto ideolgico, como obstculo a la creacinnecesaria y natural de un mercado nico mundial donde la concepcinde un Estado guardin del bienestar colectivo da paso a un Estadomnimo, comprometido apenas en mantener el orden interno de los pases,pero en una relacin de minusvala y dependencia frente a la economay disuelto como un actor ms en las redes complejas que integran a lasociedad en su conjunto.

    Cinco ideas fuerza, indiferentemente asumidas por izquierdas yderechas que se acuerdan en la viabilidad de una tercera va social-liberal, dan forma al nuevo discurso poltico de fines de siglo, segnRiccardo Petrella , Profesor de la Universidad Catlica de Lovaina:

    1. La primaca del individuo, innovador, consumidor y productor.La sociedad nos expone Petrella est fundada sobretransacciones econmicas, donde cada individuo busca, porel intercambio de tiempos, conocimientos, bienes y servicios,minimizar los costos y maximizar los beneficios.1

    Nacin y Nacionalismo en el debate..,Reinaldo Rojas, pp,73 - 100

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    75

    2. En una situacin donde, en lugar de normas generales, solocuentan los procedimientos autodefinidos y cambiantes, el modeloque permite la optimizacin de las transacciones es el mercado.La sociedad se reduce al mercado. La sociedad de mercado yno solamente la economa de mercado nos recuerda Petrella- son considerados como la forma natural de la organizaciny regulacin de la ciudad.

    3. El mercado realiza la verdadera justicia social por la equidad.Citando el pensamiento de John Rawls y su teora de la justicia,Petrella seala a este respecto: Contrariamente al Estado debienestar, presentado como un factor de injusticia porquesu poltica redistributiva penaliza la iniciativa individual, lasociedad de mercado sera profundamente justa.Permitiendo a todo individuo entrar en la concurrencia, ellada en efecto la posibilidad de tomar a su cargo, de asegurarsu bienestar a travs de sus propias iniciativas y por sucreatividad. Esta concepcin valoriza al infinito laresponsabilidad individual frente al trabajo y coloca el principiode equidad como acceso, por encima del principio de justicia.

    4. La empresa privada es la organizacin que en la sociedadde mercado, asegura mejor la coordinacin de las transaccionesen la concurrencia y permite la distribucin ms justa y equitativade costos y beneficios en el mercado mundial.

    5. El capital es la fuente del valor y la medida de todo bien yservicio material o inmaterial, incluida la persona humana.Reducido a la calidad de recurso humano el individuo noes ms que un valor, si no deja de ser rentable.

    En este marco ideolgico, lo poltico se diluye y todos aquellosprocesos dominados por la dinmica de lo nacional dejan de ser

    Nacin y Nacionalismo en el debate..,Reinaldo Rojas, pp,73 - 100

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    76

    significativos e importantes. Por ello, volver al estudio de lo nacionalsignifica retomar el debate de lo pblico, del papel del Estado en elnuevo contexto de mundializacin econmica y de los nacionalismoscomo movimientos portadores de aspiraciones de identidad de lospueblos, que no deben ser condenados de por s como factores deatraso y desestabilizacin.

    Eric Hobsbawm en su libro Entrevista sobre el siglo XXI,seala dos aspectos del debate que pueden orientar nuestra pesquisahacia el pasado: Frente a situaciones tan actuales como el conflictoblico en los Balcanes, en el que se han exacerbado todos losfundamentalismos tnicos y religiosos bajo el ropaje de lo nacional,nos recuerda la necesidad de diferenciar los dos grandes significadosdel trmino estado-nacin. Como estado territorial, surgido de laRevolucin Francesa y definido por la soberana poltica en el marcode una Constitucin y unas leyes, y como estado tnico, sustentadoen el principio de que cada estado-nacional debe corresponderse conuna nacin en un espacio territorial determinado, quedando cualquierotra nacionalidad que haga vida en ese territorio como una minoranacional sin derecho a intervenir en los asuntos del estado.

    Es a partir de esta diferenciacin, que entra en escena elproblema del nacionalismo como fuerza ideolgico-poltica que hacreado o inventado la nacin, y en cuyo marco de referencia aparecenlos mitos nacionales y su papel en la construccin de la idea de nacin.Para Hobsbawm: ...en la ltima parte del siglo XX, en una pocade cambios e inseguridad constante, el temor de que el maanano sea igual al ayer, la necesidad de valores permanentes, derasgos fundamentales, adquiere una gran importanciapsicolgica, y no slo para los individuos sino tambin, e inclusoms, para la comunidad2 La nacin y el nacionalismo, si bien sonvalores que vienen del pasado, tampoco dejan de ser factoresfundamentales en el acontecer presente que define el futuro. Enconsecuencia, no pueden soslayarse en el estudio y comprensin delpresente, colocando la contradiccin global-local-regional como el

    Nacin y Nacionalismo en el debate..,Reinaldo Rojas, pp,73 - 100

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    77

    espacio de confluencia y resolucin de los nuevos conflictosterritoriales y polticos.

    El otro aspecto, es el relativo a la tendencia a subestimar lopoltico frente a lo econmico y tecnolgico. Para Hobsbawm, laglobalizacin es un proceso que no se puede aplicar a la poltica.Podemos tener una economa globalizada, podemos aspirar auna cultura globalizada, tenemos ciertamente una tecnologaglobalizada y una ciencia globalizada; pero de hecho,polticamente hablando, el mundo sigue siendo pluralista, divididoen estados territoriales3 .

    Y efectivamente, un organismo como la ONU obtiene su poderrepresentativo de los estados signatarios, mientras que las posibilidadeslegales y legtimas de que una sola autoridad global desempee a la vezfunciones polticas y militares eficaces son hoy igual a cero. Sin em-bargo, habra que seguir muy de cerca el posicionamiento de los EstadosUnidos en la dcada de los 90 como una verdadera hiperpotencia, enla que se han venido concentrando tal como lo ha destacado el Ministrofrancs de Relaciones Exteriores, Hubert Vdrine los cinco dominiosesenciales de una potencia: el poder poltico, econmico, militar,tecnolgico y cultural.4 Esta realidad se puede apreciar ms claramentecuando evaluamos el funcionamiento de organismos supranacionalescomo la ONU frente a conflictos nacionales como los de Yugoeslavia,Irak y actualmente Afganistn, donde prcticamente el inters nacionalde los Estados Unidos ha estado por encima de los mecanismos quesalvaguardan el ordenamiento jurdico internacional, que no hay queolvidarlo se fundamenta en el principio liberal de que la soberanareside en la nacin.

    En ese mismo sentido, y ante estos cambios de hecho, cabrapreguntarnos finalmente de qu nuevo estado territorial se trata en laera de la globalizacin, cmo van a expresarse las identidades lo-cales, regionales y nacionales en lo que respecta a la construccin desentidos de pertenencia en este contexto de mundializacin de losintercambios materiales y simblicos, en fin, cmo recuperar el papel

    Nacin y Nacionalismo en el debate..,Reinaldo Rojas, pp,73 - 100

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    78

    de la ciudadana como valor pblico y centro de la idea de nacinmoderna como comunidad poltica.

    Ahora bien, frente a los acontecimientos que conmueven al mundopoltico internacional, tambin cabra preguntarse si el Estado nacintnico sobrepasar en esta atmsfera de caos e incertidumbre al Estadonacin territorial, ya superado en los campos de la economa, la cultura,la ciencia y la tecnologa por los efectos de la globalizacin. Ese es eldebate sustantivo que determina a nuestro juicio, el reaparecimiento dela cuestin nacional en el tiempo presente, como problema histrico,como problema poltico y, por ende, como problema historiogrfico.Revisemos brevemente los escenarios de ese debate.

    II.- La cuestin nacional como problema histrico,historiogrfico y poltico.

    El primer aspecto a destacar al abordar una necesaria revisinde la conceptualizacin de lo nacional es el que nos plantea BeneditAnderson en su libro Imagined Communities. Reflections of theOrigin and Spread of Nationalism cuyo subttulo nos remite alestudio del origen y difusin del nacionalismo.

    Para Anderson, y al contrario de una apreciacin de Hobsbawmen el sentido de que la era del nacionalismo se acerca a su fin, lanacionalidad es el valor ms universalmente legtimo en la vidapoltica de nuestro tiempo.5. En segundo trmino, es evidente lainexistencia de una teora cientfica de la nacin aunque el fenmenoha existido y existe como tal. Para el marxismo, que es la corriente depensamiento que ms ha estudiado sistemticamente el tema, se trataprcticamente de un fracaso en la elaboracin de una teora delnacionalismo. Por otro lado, nos encontramos con suficienteevidencia emprica de que a partir de la Segunda Guerra Mundialtoda revolucin triunfante se ha definido en trminos nacionales.Y al hacerlo as se ha arraigado en un espacio territorial y so-

    Nacin y Nacionalismo en el debate..,Reinaldo Rojas, pp,73 - 100

  • Presente y Pasado. Revista de Historia. ISSN: 1316-1369. Ao 9. Volumen 9. N18.Julio-Diciembre, 2004.

    79

    cial heredado del pasado prerrevolucionario.6 Nacin ynacionalismo, siguen siendo, en consecuencia, actores fundamentalesdel acontecer poltico contemporneo, que requieren renovacin desu estudio y comprensin.

    Para Eric Hobsbawm, en su libro Nations and nationalismsince 1789. Programme, Myth, Realithy:

    1. Se trata de un fenmeno reciente. El sentido moderno dela palabra, en principio, nos remonta no ms all delsiglo XVII, con algunas excepciones precisas.7 Se tratade una entidad social ligada a cierto tipo de Estadoterritorial moderno, el .8

    2. El problema de las definiciones, es que parten por establecerun conjunto de criterios que pretenden reconocer a prioriuna nacin de otras entidades, l...