la extrana mujer (spanish editi - liliana del rosso

Download La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

Post on 06-Jul-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    1/134

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    2/134

    La extraña mujer 

    Una Ex traña mujer by Liliana del Rosso is l icensed under a Creative Commons

    Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

     

    Imágenes Gabriel Ortiz Medina -Pintor Venezolano- Abstracto - moderno –

    surrealista

    Lana Acuaterra fotógrafa.

    Portada Y fotos

    Lana Acuaterra fotógrafa.

    Colaboradores

    Asociación socio-cultural AMASVE Asociación de mujeres por la alianza sociocultural Venezuela - Alicante

    http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/ http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    3/134

     

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    4/134

      Í ndice

    Contenido  

    La maldición sería implacable

    Hace 18 años una extraña coincidencia cambió nuestras vidas.

    Primavera 1995

    Una propuesta de trabajo redactada ingeniosamente

    El abu rrimiento de Dennis

     Atrapada por las flores

    ¡Debíamos organizar algo más que u na simple clínica! 

     Aquel hombre, sus profundos ojos azules

    Este es tu lugar 

    Nuest ro destino estaba marcado

    Solo colaboraremos por el bienestar del pueblo

    Si no escupes todo tu rencor vas a morir envenenad a.

    Y lleg o la primavera

    La leyenda

    Realidad o superstición

    Somos afortunados de vivir en un sitio lleno de magia. Primavera 2013

    Mi pueblo

     Ambos tienen mucho en común

    Fiesta del solsticio de verano

    Una estocada.

    ¿Quién es esa mujer? 

    Secretos guardados durante 150 años, se precipitaban al presente.

    Otoño 2013

    ¡Si esta mujer fuese menos enigmático, sería de gran ayuda! 

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    5/134

    La joya de la biblioteca

    El engañado siempre es el último en saberlo

    Lana no era solo una amiga.

    Entre leyendas relatos y sueños

    Tío, ¿quieres ver nuestros dibujos? 

    Conflictos familiares y heridas mal curadas dejan como saldo. Víctimas

    inocentes

     Amelia y la caja de Pandora.

    Una extraña mujer 

    ¿Cuánto amor es necesario para perdonar?

    La carta de Erika.

    ¡Mi hija, no, las niñas no! 

    Las pozas volverían a tener calidas aguas

    La única víctima inocente

    La visita de Marcel 

     

    Pintor Gabriel Ortiz Medina

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    6/134

    La maldición sería implacable

    ¡El poder!, veneno que destruye todo cuanto toca.

    Seres inocentes que dejan su vida en brazos de la ambición. «No lo permitiré. Yo misma acabaré con vuestra estirpe.

    Derramaré hasta la última gota de vuestra sangre y quemaré vuestros

    cuerpos en la hoguera.

    »No sois dignos de ninguna compasión. No imploréis. No

    habrá perdón. Ya no importa vuestro arrepentimiento, el germen del mal está en vuestras entrañas y no sois capaces de controlarlo.

    »Es tarde, el tiempo se acabó. Las malas hierbas se arrancan

    de cuajo»

    La mujer cogió un puñado de cenizas, las arrojó a los azules

    ojos del causante de tanto dolor.

    La maldición sería implacable, generación tras generación las víctimas se sucederían hasta el fin de los tiempos.

    El dolor de una madre.

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    7/134

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    8/134

    Gabriel Ortiz Medina

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    9/134

      Cap í tulo I

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    10/134

    Hace 18 años una extraña coincidencia cambió nuestras vidas.

    Primavera 1995 

    Una propuesta de trabajo redactada ingeniosamente

    15:30 Hs sala de medico de Clinique universitaire du Nord.

    Dentro un hombre, en una de sus mano un sobre que golpeaba repetidamente sobre su pierna mientras caminaba nervioso. Fuera

    unas risas femeninas se acercan por el pasillo. Dennis se coloca frente

    a la puerta, al abrirse entran en la sala dos mujeres despreocupadas.—Esta mañana recibí una carta que hablaba de ustedes dos.

    ¿En qué nueva historia me han metido? Tienen que comprender que mi profesión es la abogacía y ustedes son médicas, curan personas y

    yo peleo con ellas. Los papeles son lo mío. —Dijo Dennis

    —Dennis, quieres relajarte, Cloe y yo recibimos también una

    carta y tu estas incluido. —Lydia, tienes que dejar de hacer lo que hagas, atraes a

    demasiados raritos. Esto es por tus tonteras en urgencias. Las dos me

    van a matar. —Dijo Dennis mientras nos apartaba de la puerta para salir de la sala.

    Tres buenos amigos teníamos en nuestras manos una

    propuesta de trabajo redactada ingeniosamente. Nos querían a los tres no aceptarían a uno de nosotros. El

    proyecto era realmente bueno y con una compensación económica

    muy digna de ser tenida en cuenta. Sin embargo, lo que despertó nuestra curiosidad, fue la gran cantidad de detalles muy personales

    que tenían sobre nosotros.

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    11/134

    ¿Cómo podían saber tanto? ¿Cuánto tiempo habían dedicado a recopilar información tan precisa? Realmente el seleccionador de

    personal se había tomado demasiado trabajo.

    ¿Por qué nosotros? Ni siquiera estábamos buscando trabajo,

    teníamos uno, y era bueno. A nuestra manera éramos felices.

    La originalidad del proyecto era una buena sacudida para el aletargado espíritu aventurero de nuestra época de estudiantes. Por 

    otro lado alimentaban nuestro ego exaltando nuestros logros, dándole

    a todo un aire de predestinación. Casi daban a entender que

    habíamos sido elegidos por el destino.

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    12/134

    El aburrimiento de Dennis

    El intenso calor había alejado a la gente de la ciudad. Las

    consultas ex ternas solían ser muy tranquila durante el verano. Cloe dedicaba su tiempo libre a estudiar para presentarse al puesto de

    coordinadora del departamento de consultas ex ternas. Soñaba con

    echarle el guante al asenso y poder reorganizar todo aquello a su gusto. Yo intentaba apoyarla pero sabía de muy buena fuente que

    nunca aceptarían a una médica con menos de treinta años para el

    puesto. Mi padre como miembro de la comisión directiva nos lo había advertido pero Cloe conservaba la esperanza ya que a Dennis

    ocupaba un puesto directivo a pesar de ser tan joven como nosotras.

    Una tarde verdaderamente aburrida, Cloe y yo hablábamos en su consulta de nuestro futuro en la clínica, intentando que las horas

    pasasen más rápidas.

    —Hola chicas, tengo que hablar con ustedes. —Dijo Dennis al irrumpir en la consulta de Cloe— me aburría horrores en casa y se me

    dio por releer la propuesta de trabajo y creo que no es tan descabellada. —Miró el reloj, se asomó a la ventana, me tocó en el

    hombro diciendo —Lydia. Tu tienes fuera una madre con un niño,

    entraron conmigo, despáchala pronto y nos vamos a cenar—. Seacercó a la pantalla del ordenador y continuo hablando un tanto

    eufórico, parecía un niño con un juguete nuevo —Cloe, olvídate de

    esto tengo algo mejor para ti.

    Mi amiga sonrió, me hizo un gesto con la mano —Vete, yo me

    aclaro con Dennis y te esperamos en el aparcamiento, es que

  • 8/18/2019 La Extrana Mujer (Spanish Editi - Liliana Del Rosso

    13/134

    seguramente tiene su flamante coche nuevo mal aparcado y en

    cualquier momento se tira por la ventana.

    —Si, si, intento darme prisa, y tu ve enterándote de que habla este loco.

    Una hora mas tarde, en nuestro restaurante favorito, Dennis se

    explayaba en explicaciones, no solo había releído la carta, se había dedicado a investigar de una forma bastante concienzuda.

    Dennis comenzó su alegato mientras colocaba sobre la mesa

    una carpeta con toda la información recopilada.

    —Mi trabajo en la clínica está prácticamente terminado, de aquí en adelante todo será muy rutinario. Ya tienen todos los contactos que necesitan, los contratos están cerrados por tres años. Ya no me

    necesitan.

    Tomó agua y continuó con su análisis de nuestra situación,

    según su especial punto de vista.

    —Tú Cloe no sueñes con el ascenso, es imposible que te lo den. Y a ti Lydia, ¿sabes lo que te espera? La consulta de tu padre y ese espantoso novio que no deja de presionarte para que se casen. —

    Concluyo Dennis con un gesto muy desagradable.

    —Hace dos meses que rompimos y eso a ti no te concierne, así

    que al grano. ¿Que nos propones que hagamos?

    —Lydia no te enfades, disfrutas ayudando a la gente. Tienes

    una fuerza especial, no paras hasta encontrar la solución ideal