el romancero. romancero romancero viejo romancero nuevo romancero oral moderno romances que se...

Download EL ROMANCERO. ROMANCERO ROMANCERO VIEJO ROMANCERO NUEVO ROMANCERO ORAL MODERNO Romances que se cantaban a finales de la Edad Media. Romances escritos

Post on 11-Apr-2015

137 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Diapositiva 1
  • EL ROMANCERO
  • Diapositiva 2
  • ROMANCERO ROMANCERO VIEJO ROMANCERO NUEVO ROMANCERO ORAL MODERNO Romances que se cantaban a finales de la Edad Media. Romances escritos por autores cultos de los siglos XVI y XVII, llevador por su inters por lo popular. Romances recogidos desde el siglo XIX hasta hoy en la Pennsula, en Canarias, en Hispanoamrica o procedentes de la tradicin sefard.
  • Diapositiva 3
  • ORIGEN DE LOS ROMANCES Tesis tradicional Tesis individualista Los versos largos del cantar de gesta se dividiran por la cesura, de modo que cada hemistiquio diera lugar a un verso. Esto explica que los romances slo rimen en asonante los pares. Esta teora explica slo los romances de tema pico. El romance nace de la creacin individual de un autor, sin relacin con el cantar pico y s con la lrica tradicional.
  • Diapositiva 4
  • En santa gueda de Burgosdo juran los hijosdalgo Le toman jura a Alfonsopor la muerte de su hermano Tombasela el buen Cid,ese buen Cid castellano, Sobre un cerrojo de hierroy una ballesta de palo Y con unos evangeliosy un crucifijo en la mano
  • Diapositiva 5
  • En santa gueda de Burgos do juran los hijosdalgo Le toman jura a Alfonso por la muerte de su hermano Tombasela el buen Cid, ese buen Cid castellano, sobre un cerrojo de hierro y una ballesta de palo y con unos evangelios y un crucifijo en la mano
  • Diapositiva 6
  • CARACTERSTICAS DE LOS ROMANCES RECURSOS LITERARIOSAbundan las repeticiones, las enumeraciones y las anttesis. Es frecuente el uso de smbolos. TRANSMISIN ORALFrmulas y eptetos picos Llamadas al oyente Sencillez sintctica Dilogos: numerosas preguntas y respuestas. PODER EXPRESIVOConcentracin Brevedad Sugerencia emocional ORDEN DE LA NARRACINEs frecuente el orden cronolgico. Abundan los romances in medias res Tambin finales abruptos y abiertos. NARRADORObjetivo e impersonal FINALIDADAusencia de didactismo y referencias religiosas
  • Diapositiva 7
  • Diapositiva 8
  • ESTRUCTURA DE LOS ROMANCES ROMANCE-CUENTORelata una historia completa. Infancia de Fernn Gonzlez ROMANCE-ESCENASe centran en un episodio particular. Quejas de Jimena ROMANCE-DILOGOUtilizan slo dilogo Romance de Rosafresca.
  • Diapositiva 9
  • Diapositiva 10
  • Abenmar, Abenmar, moro de la morera, el da que t naciste grandes seales haba! Estaba la mar en calma, la luna estaba crecida, moro que en tal signo nace no debe decir mentira. All respondiera el moro, bien oiris lo que dira: Yo te la dir, seor, aunque me cueste la vida, porque soy hijo de un moro y una cristiana cautiva; siendo yo nio y muchacho mi madre me lo deca. que mentira no dijese, que era grande villana: por tanto, pregunta, rey, que la verdad te dira. Yo te agradezco, Abenmar, aquesa tu cortesa. Qu castillos son aqullos? Altos son y relucan! El Alhambra era, seor, y la otra la mezquita, los otros los Alixares, labrados a maravilla. El moro que los labraba cien doblas ganaba al da, y el da que no los labra. otras tantas se perda. El otro es Generalife, huerta que par no tena; el otro Torres Bermejas, castillo de gran vala. All habl el rey don Juan, bien oiris lo que deca: Si t quisieses, Granada, contigo me casara; darte en arras y dote a Crdoba y a Sevilla. Casada soy, rey don Juan, casada soy, que no viuda; el moro que a m me tiene muy grande bien me quera.
  • Diapositiva 11
  • Un sueo soaba anoche, soito del alma ma, soaba con mis amores que en mis brazos los tena. Vi entrar seora tan blanca muy ms que la nieve fra. Por dnde has entrado, amor? Cmo has entrado, mi vida? Las puertas estn cerradas, ventanas y celosas. No soy el amor, amante: la Muerte que Dios te enva. Ay, Muerte tan rigurosa, djame vivir un da! Un da no puede ser, una hora tienes de vida. Muy de prisa se calzaba, ms de prisa se vesta; ya se va para la calle, en donde su amor viva. breme la puerta, Blanca, breme la puerta nia. Cmo te podr yo abrir si la ocasin no es venida? Mi padre no fue al palacio mi madre no est dormida. Si no me abres esta noche, ya no me abrirs, querida; la Muerte me est buscando, junto a ti, vida sera. Vete bajo la ventana donde labraba y cosa, te echar cordn de seda para que subas arriba, y si el cordn no alcanzare mis trenzas aadira. La fina seda se rompe; la Muerte que all vena: Vamos, el enamorado, que la hora ya est cumplida.
  • Diapositiva 12
  • Que por mayo era por mayo cuando hace la calor, cuando los trigos encaan y estn los campos en flor, cuando canta la calandria y responde el ruiseor, cuando los enamorados van a servir al amor, sino yo, triste, cuitado, que vivo en esta prisin, que ni s cundo es de da ni cundo las noches son, sino por una avecilla que me cantaba al albor Matmela un ballestero ; dle Dios mal galardn
  • Diapositiva 13
  • Quin hubiera tal ventura sobre las aguas del mar como hubo el infante Arnaldos la maana de San Juan! Andando a buscar la caza para su falcn cebar, vio venir una galera que a tierra quiere llegar; las velas trae de sedas, la jarcia de oro torzal, ncoras tiene de palta, tablas de fino coral. Marinero que la gua, diciendo viene un cantar, que la mar pona en calma los vientos hace amainar; los peces que andan al hondo, arriba los hace andar; las aves que van volando, al mstil vienen posar. All habl el infante Arnaldos, bien oiris lo que dir: Por tu vida, el marinero, dgasme ora ese cantar. Respondile el marinero, tal respuesta le fue a dar: Yo no digo mi cancin sino a quien conmigo va
  • Diapositiva 14
  • En Sevilla est una ermita cual dicen de San Simn adonde todas las damas iban a hacer oracin. All va la mi seora, sobre todas la mejor; saya lleva sobre saya, mantillo de tornasol. En la boca muy linda, lleva un poco de dulzor, en la cara muy blanca lleva un poco de color y en los sus ojuelos garzos, lleva un poco de alcohol a la entrada de la ermita relumbrando como el sol, El abad que dice la misa no la puede decir no, monacillos que le ayudan no aciertan responder, non, por decir : amn, amn, decan: amor, amor.