hidrosogamoso mecanismo de desarrollo limpio

Click here to load reader

Post on 09-Mar-2016

232 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

dfcdvc

TRANSCRIPT

  • Hidrosogamoso: Mecanismo de Desarrollo Limpio? [1] Por Juan Pablo Soler Villamizar. Otros Mundos Colombia Noviembre 11 de 2010 Quienes se lucran con la construccin de grandes represas insisten en que stas deben ser consideradas Mecanismos de Desarrollo Limpio MDL- lo cual, hara ms rentable el negocio debido a las ganancias adicionales generadas por la venta de bonos de carbono, y adems, les podra dar un viso de aceptacin social en virtud de presentarse como uno de los mecanismos para enfriar el planeta. Lo cierto es que las grandes represas ni son limpias ni enfran el planeta. Muchas de ellas han teido de sangre las aguas del mismo ro que embalsan, han desplazado ms gente que la guerra, favorecen el lucro privado a costa de la pobreza absoluta de las poblaciones que desplaza, la nocin de progreso que imponen desaparece los saberes tradicionales y cultura de las poblaciones que afectan, y en lugar de reducir las emisiones de gases efecto invernadero, las incrementan. Al respecto la Academia Colombiana de Ciencias Exactas Fsicas y Naturales[2], menciona que un proyecto puede ser considerado elegible dentro del MDL si es posible demostrar y cuantificar la reduccin de emisiones y propiciar un desarrollo sostenible. Ahora bien, los criterios base del desarrollo sostenible tenidos en cuenta por los inversionistas a la hora de evaluar los proyectos MDL- enmarcan los impactos ambientales positivos a nivel local, la generacin de empleos, integracin regional y sectorial, conservacin del hbitat local, no ocasionar desplazamientos forzosos e involuntarios y la eficiencia de costos, entre muchos otros aspectos; sin embargo, los textos, imgenes y discursos con que se venden varios de los proyectos MDL distan de la realidad. La represa Hidrosogamoso en Colombia es uno de estos casos; la voz de las comunidades y la realidad en campo demuestran que esos criterios en su mayora no se cumplen, los impactos negativos son mucho ms sentidos que los beneficios, el proyecto es una imposicin que vulnera la cultura local y afecta los medios y formas de subsistencia de los campesinos de la regin. Los proyectos MDL y los otros mecanismos contemplados en la compensacin de emisiones como solucin al calentamiento global, son una burla a la humanidad creada en la mente de los mercaderes de la vida. Es posible que las tecnologas propuestas reduzcan la emisin de gases comparadas con aquellas que queman combustibles fsiles, pero al final, cada MDL que se construye no implica la salida de funcionamiento de una planta de generacin a base de carbn -por ejemplo-; es as como estos mecanismos incentivan la produccin y consumo de energa antes que desechar tecnologas obsoletas, a la vez que generan mayor emisin de gases a la atmsfera.

  • Represas: Energa limpia? Existen evidencias e investigaciones que sustentan porqu las grandes represas no pueden ser consideradas energas limpias, verdes, o estrategias de compensacin de emisiones contempladas en el protocolo de Kyoto. Investigaciones sobre el clima han demostrado que las grandes represas emiten cantidades considerables de gases efecto invernadero a la atmsfera. Una represa hidroelctrica produce dixido de carbono (CO2), metano (CH4) y xido nitroso (N2O), durante todo su perodo de vida til, producto de la descomposicin aerbica y anaerbica de la materia orgnica que queda bajo las aguas del embalse y que continuamente entra al mismo arrastrada por la corriente del ro. El Instituto Nacional Brasileo para Investigaciones Espaciales, estima que las 52.000 represas existentes en el mundo emiten cerca de 104 millones de toneladas mtricas de metano cada ao, contribuyendo con ms del 4% del calentamiento total del impacto de actividades humanas[3]; por otra parte, este mismo Instituto seala el impacto del metano producido por una gran represa durante un ao es equivalente a 20 aos de 7.5 billones de toneladas de dixido de carbono entonces, Cmo se mitiga el cambio climtico con el emplazamiento de estos proyectos? La deforestacin se sita como la segunda principal causa del calentamiento del planeta, puesto que las plantas son las principales encargadas de absorber el CO2 de la atmsfera y transformarlo en celulosa. Ahora bien, la construccin de una gran represa implica la inundacin de miles de hectreas de selvas agudizando la problemtica del calentamiento global[4]. Por otra parte, el desplazamiento forzado que provocan las represas, implica que quienes trabajan la tierra tengan que buscar otros lugares para cultivar y sobrevivir y eso implica mayor deforestacin, aumentando la concentracin de gases efecto invernadero en la atmsfera en dos vas: la primera, devolviendo el CO2 que ya se haba fijado al quemar la madera talada o por la descomposicin de la misma, y la segunda, por la prdida de capacidad de absorcin del exceso de CO2 que se encuentra en la atmsfera. La historia y la crisis actual son suficientes argumentos para rechazar los proyectos de represas en curso en Amrica Latina y el mundo, que se imponen por intereses ajenos al de las comunidades locales o no cuentan con la aprobacin de las comunidades directamente afectadas. En varios casos, las comunidades no han sido informadas o consultadas debidamente, como sucede con el proyecto Chan 75, en Panam; La Parota, El Zapotillo y Paso de la Reina, en Mxico; Belo Monte y Madeira, en Brasil; El Quimbo, Hidrosogamoso, Besotes, Ituango y El Cercado, en Colombia; las presas de Hydroaisn, en Chile; Baba y Cajn, en Ecuador; y El Cimarrn y Chaparral, en El Salvador, entre otros casos[5].

  • Hidrosogamoso: energa que se ir! Hidrosogamoso es una represa en construccin de 820 MW sobre la cuenca del ro Sogamoso, departamento de Santander, Colombia. La constructora es una empresa de capital mixto, ISAGEN, que se ha caracterizado por invisiblizar el nmero real de [email protected], minimizar los impactos sociales y ambientales de la obra y pasar por alto la voz de las comunidades afectadas que pblicamente han manifestado estar en desacuerdo con el proyecto. Esta represa hace parte del paquete de proyectos ancla que impulsa el gobierno colombiano con el objetivo de aumentar la capacidad de generacin del pas con vista a aumentar la oferta de exportacin; por tanto, esta represa no se plante para satisfacer las necesidades de las comunidades locales ni mejorar la calidad en la regin como se promulga. Adicionalmente, los y las vctimas de esta obra, hallaron con sorpresa en julio de 2010 que sus promotores haban tomado la iniciativa de inscribir este proyecto como Mecanismo de Desarrollo Limpio, pero, ser que las cuentas dan? Cuando inici el proyecto fue recibido por las comunidades con la expectativa del mejoramiento de la calidad de la vida, pero, infortunadamente luego de ejecutado aproximadamente el 20% de la obra, lo que se observa es inequidad, injusticia, daos ambientales, la destruccin de quebradas, fuentes hdricas, disminucin de la produccin de pescado, entre ellos el bocachico, afectaciones a la produccin agropecuaria, inseguridad alimentaria, aumento de la prostitucin y los delitos sexuales, madresolterismo, nios y nias abandonadas, desintegracin familiar, aumento de bares y cantinas, drogadiccin, robos, peleas frecuentes, desintegracin familiar, privatizacin de espacios pblicos, privatizacin de vas y acceso al ro sogamoso desde la Leal hasta la Putana, en resumen violacin y vulneracin de derechos humanos. Documento presentado por las comunidades afectadas al obispo de Barrancabermeja y Procurador Agrario de Santander sobre la problemtica presentada en la zona de influencia de la construccin de la represa de Hidrosogamoso. Octubre de 2010[6]. Irregularidades en el proceso Ante el intento de certificacin por parte de la empresa ISAGEN, las comunidades prepararon un documento para informar al organismo certificador de MDL las irregularidades mediante las cuales se impuso la construccin de la represa[7]. Adems de los impactos caractersticos de una gran represa, dicho documento resalta tambin los siguientes: Sobre la participacin - Desde el momento en que fue concebida la idea de construir una hidroelctrica en el ro Sogamoso, pasando por el trmite de la licencia otorgada por el Ministerio del Medio Ambiente en el ao 2000 y el proceso de actualizacin del estudio de impacto ambiental, incluyendo el desarrollo de

  • obras desde el ao 2009, la participacin de la sociedad ha sido marginal. La sociedad colombiana, y santandereana en particular, no ha sido consultada sobre la pertinencia de esta obra en este territorio. - Durante la realizacin de la primera y nica audiencia ambiental convocada para tratar este tema, la directora de Licencias, Permisos y Trmites del Ministerio del Medio Ambiente, Desarrollo Territorial y Vivienda, seora Marcela Zapata, manifest que esta audiencia es muy singular porque ya se otorg la licencia de la obra, confirmando que se haca como un requisito formal pero no con el fin de garantizar, real y efectivamente, el derecho a la participacin de las comunidades, como est establecido en la Constitucin Poltica de Colombia, en la declaracin sobre el Derecho al Desarrollo y en las recomendaciones emanadas de la Comisin Mundial de Represas. - Este mismo documento plantea la socializacin parcial del Estudio de Impacto Ambiental de la obra con las comunidades, pues ls socializaciones que ha hecho la empresa se caracterizan por resaltar los supuestos beneficios y ocultado la dimensin real de los impactos de la obra. Sobre el cumplimiento de la normatividad ambiental El proceso adelantado para el otorgamiento de la licencia y en el avance de la construccin de la represa se ha distinguido por el incumplimiento de normas que regulan este tipo de obras civiles, de resoluciones emanadas por el Ministerio del Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial -MAVDT- y el desconocimiento de instrumentos del Derecho Internacional, como la Convencin Ramsar, relativa a humed