ana pelegr­n, poes­a espa±ola para j³venes....

Download Ana Pelegr­n, Poes­a espa±ola para j³venes. Pelegr­n-Poes­a+espa±ol  An³nimo, “Romance

Post on 29-Aug-2018

216 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Pgina 1 de 14

    Ana Pelegrn, Poesa espaola para jvenes. Ilustraciones de Juan Ramn Alonso. Madrid, Alfaguara, 1997.

    Ana Mara Pelegrn Sandoval (San Salvador de Jujuy, Argentina, 1938 - Madrid 11 de septiembre de 2008), investigadora, ensayista, y pedagoga, fue una gran especialista en literatura de tradicin oral hispnica y autora de antologas de poesa en espaola para nios de gran calidad.

    Hija de emigrantes gallegos en la Argentina, estudi Filosofa y Letras en la Universidad Nacional de Crdoba. En 1968 viaj a Espaa para estudiar tcnicas teatrales.

    Particip activamente durante toda su vida en diversos movimientos de renovacin pedaggica, siendo cofundadora de Accin Educativa.

    Se doctor en Filologa Hispnica con la tesis Juegos y poesa popular en la literatura infantil-juvenil, 1750-1987, dirigida por el catedrtico Andrs Amors Guardiola. Fue profesora de la Universidad Politcnica de Madrid-INEF y del Mster de Creatividad de la Universidad de Santiago de Compostela.

    Ana Pelegrn es una de las grandes referencias en los estudios sobre literatura de tradicin oral hispnica y sobre poesa en espaol para nios, campo este ltimo en el que destac con antologas de gran calidad como Misino Gatino o Poesa espaola para nios. Su ltimo libro, Pequea memoria recobrada, cataloga y estudia los libros para nios escritos por los exiliados de la Guerra Civil Espaola.

    Poemas de Poesa espaola para jvenes (seleccin)

    Annimo, Tres morillas me enamoran

    Tres morillas me enamoran en Jan,

    Axa y Ftima y Marin.

    Tres morillas tan garridas iban a coger olivas,

    y hallbanlas cogidas en Jan,

    Axa y Ftima y Marin.

    Y hallbanlas cogidas, y tornaban desmadas y las colores perdidas

    en Jan, Axa y Ftima y Marin.

    Tres moricas tan lozanas,

    tres moricas tan lozanas, iban a coger manzanas

  • Pgina 2 de 14

    a Jan: Axa y Ftima y Marin.

    Annimo, Romance de la misa mayor

    Maanita de San Juan, maanita de primor,

    cuando damas y galanes van a or misa mayor. All va la mi seora, Entre todas la mejor; Viste saya sobre saya, mantelln de tornasol,

    camisa con oro y perlas bordada en el cabezn. En la su boca muy linda lleva un poco de dulzor; en la su cara tan blanca un poquito de arrebol,

    y en los sus ojuelos garzos lleva un poco de alcohol; as entraba por la iglesia

    relumbrando como el sol. Las damas mueren de envidia,

    y los galanes de amor. El que cantaba en el coro,

    en el credo se perdi; el abad que dice misa,

    ha trocado la licin; monacillos que le ayudan,

    no aciertan a responder, non, por decir amn, amn,

    decan amor, amor.

    Annimo, Romance de la doncella guerrera

    En Sevilla a un sevillano siete hijas le dio Dios,

    todas siete fueron hembras y ninguna fue varn.

    A la ms chiquita de ellas

    le llev la inclinacin de ir a servir a la guerra

    vestidita de varn.

    Al montar en el caballo la espada se le cay;

    por decir, maldita sea, dijo: maldita sea yo.

  • Pgina 3 de 14

    El Rey que la estaba oyendo, de amores se cautiv,

    Madre los ojos de Marcos son de hembra, no de varn.

    Convdala t, hijo mo, a los ros a nadar,

    que si ella fuese hembra no se querr desnudar.

    Toditos los caballeros

    se empiezan a desnudar, y el caballero Don Marcos

    se ha retirado a llorar.

    Por qu llora Vd. Don Marcos por qu debo de llorar, por un falso testimonio

    que me quieren levantar.

    No llores alma querida no llores mi corazn,

    que eso que t tanto sientes, eso lo deseo yo.

    Annimo, Romance de la vuelta del marido

    - Soldadito, soldadito, De dnde ha venido usted?

    - De la guerra, seorita, qu se le ha ofrecido a usted? - Ha visto usted a mi marido

    en la guerra alguna vez? - No, seora, no le he visto,

    ni s las seas de l. - Mi marido es alto y rubio,

    alto y rubio aragons. En la punta de la lanza,

    lleva un pauelo que le bord. Se lo bord cuando nia,

    cuando nia lo bord, y otro que le estoy bordando

    y otro que le bordar. - Por las seas que usted ha dado,

    su marido muerto es, le llevaron a enterrar, de casa de un coronel. - Siete aos esperando, y otros siete esperar,

    si a los catorce no viene, monjita me meter.

    - Calla, calla Isabelita,

  • Pgina 4 de 14

    calla, calla, Isabel, que soy tu querido esposo,

    tu querido aragons.

    Annimo, Romance de las tres cautivas

    En el campo moro, entre las olivas, all cautivaron

    tres nias perdidas; el pcaro moro que las cautiv a la reina mora se las entreg.

    -Toma, reina mora, estas tres cautivas, para que te valgan, para que te sirvan.

    -Cmo se llamaban?, Cmo les decan?

    -La mayor Constanza, la menor Luca,

    y la ms chiquita, la llaman Mara.

    Constanza amasaba, Luca cerna,

    y la ms chiquita agua les traa.

    Un da en la fuente, en la fuente fra,

    con un pobre viejo, se hall la ms nia.

    -Dnde vas, buen viejo, camina, camina?

    -As voy buscando a mis tres hijitas.

    -Cmo se llamaban? Cmo les decan?

    -La mayor Constanza, la menor Luca,

    y la ms pequea, se llama Mara.

    -Usted es mi padre. -T eres mi hija! -Yo voy a contarlo a mis hermanitas.

    -No sabes, Constanza, no sabes, Luca,

    que he encontrado a padre en la fuente fra?

    Constanza lloraba,

  • Pgina 5 de 14

    lloraba Luca, y la ms pequea

    de gozo rea.

    Annimo, Romance de la hermana cautiva

    El da de los torneos pas por la morera,

    y haba una mora lavando al pie de una fuente fra: Aprtate, mora bella,

    aprtate, mora linda, que va a beber mi caballo de esas aguas cristalinas. No soy mora, caballero, que soy cristiana cautiva; me cautivaron los moros siendo yo muy chiquitita.

    Te quieres venir a Espaa?. De buena gana me ira; y los pauelos que lavo, dnde yo los dejara?.

    Los de seda y los de holanda aqu, en mi caballera;

    y los que nada valieran, la corriente llevara.

    Romance de la Hermana Cautiva 2

    Pasaron montes y montes, la mora se sonrea.

    Le pregunta el caballero: De qu te sonres, nia?.

    Me ro de ver a Espaa, que es toda la patria ma.

    Al llegar a la frontera la mora a llorar se pona; la pregunta el caballero:

    De qu t lloras, morita?. Lloro de ver esta tierra,

    mi padre a cazar vena con mi hermano Morabel

    y toda su comitiva. Cmo se llaman tus padres?.

    Mi padre, Juan de la Oliva. !Virgen Santa, lo que oigo!,

    Virgen Sagrada Mara! Virgen Santa, lo que dices!

    Virgen Sagrada Mara!: pensaba traer mujer

    y traigo una hermana ma. Madre, abra usted la puerta,

  • Pgina 6 de 14

    ventanas y melodas, que aqu traigo la rosa

    que lloraba noche y da.

    Annimo, Estaba el seor Don Gato

    Estaba el seor Don Gato sentadito en su tejado

    marramiau, miau, miau, sentadito en su tejado.

    Ha recibido una carta

    por si quiere ser casado, marramiau, miau, miau, miau,

    por si quiere ser casado.

    Con una gatita blanca sobrina de un gato pardo,

    marramiau, miau, miau, miau, sobrina de un gato pardo.

    El gato por ir a verla

    se ha cado del tejado, marramiau, miau, miau, miau,

    se ha cado del tejado.

    Se ha roto seis costillas el espinazo y el rabo,

    marramiau, miau, miau, miau, el espinazo y el rabo.

    Ya lo llevan a enterrar

    por la calle del pescado, marramiau, miau, miau, miau,

    por la calle del pescado.

    Al olor de las sardinas el gato ha resucitado,

    marramiau, miau, miau, miau, el gato ha resucitado.

    Por eso dice la gente

    siete vidas tiene un gato, marramiau, miau, miau, miau,

    siete vidas tiene un gato

    Gil Vicente (1465-1536), Cantiga

    Muy graciosa es la doncella, cmo es bella y hermosa!

  • Pgina 7 de 14

    Digas t, el marinero

    que en las naves vivas, si la nave o la vela o la estrella

    es tan bella.

    Digas t, el caballero que las armas vestas,

    si el caballo o las armas o la guerra es tan bella.

    Digas t, el pastorcico

    que el ganadico guardas, si el ganado o los valles o la sierra

    es tan bella.

    Gil Vicente (1465-1536), Gentil serrana

    Por d pasar la sierra, gentil serrana morena?

    Tu ru ru ru l, quin la pasar?

    Tu ru ru ru r, no la pases t. Tu ru ru ru r, yo la pasar.

    Di, serrana, por tu fe:

    si naciste en esta tierra, por d pasar la sierra, gentil serrana morena?

    Ti ri ri ri r, queda t aqu.

    Tu ru ru ru r, qu quieres t? To ro ro ro r, yo sola est.

    Serrana, no puedo, no,

    que otro amor me da guerra. Cmo pasar la sierra, gentil serrana morena?

    Lope de Vega, Caballero de Panam

    De d viene el caballero? Viene de Panam,

    trenceln en el sombrero. Viene de Panam,

    cadenita de oro al cuello. Viene de Panam,

    con banda y con greguiesco. Viene de Panam,

    las ligas con rapacejos.

  • Pgina 8 de 14

    Viene de Panam, zapatos al uso nuevo. Viene de Panam.

    De d viene, de d viene? Viene de Panam.

    De d viene el hijodalgo? Viene de Panam,

    corto cuello y puos largo. Viene de Panam,

    la daga en banda, colgando. Viene de Panam,

    gran jugador del vocablo. Viene de Panam

    enfadoso y mal criado. Viene de Panam,

    es amor, llmase Indiano. Viene de Panam,

    es chapetn castellano. Viene de Panam, en criollo disfrazado. Viene de Panam.

    De d viene el caballero? Viene de Panam.

    Lope de Vega, Piraguamonte, piragua

    Piraguamonte, piragua, piragua, jevizarizagua.

    Bo, Bo, mi tambo le tengo en el ro.