Un paseo para recordar

Download Un paseo para recordar

Post on 18-May-2015

3.317 views

Category:

Internet

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

LIBRO DE NICOLAS SPARK

TRANSCRIPT

<ul><li> 1. A Walk To Remember Un Paseo Para Recordar Prlogo Cuando tena diecisiete aos, mi vida cambi para siempre. S que hay personas que se preguntan acerca de m cuando digo eso. Ellos me miran extraamente como si trataran de comprender qu pudo haberme ocurrido desde entonces, aunque rara vez me molesto en explicarlo. Porque he vivido aqu la mayor parte de mi vida, y no siento que tenga que hacerlo a menos que de verdad desee hacerlo, adems de que eso me tomara ms tiempo del que la mayora de las personas estn dispuestas a brindarme. Mi historia no puede ser contada en dos o tres oraciones; no puede ser encerrada en algo sencillo y simple que las personas inmediatamente comprendieran. A pesar de que han pasado cuarenta aos, las personas que an viven aqu y que me conocieron ese ao aceptan mi negacin a explicar sin hacer ninguna pregunta. Mi historia de alguna manera es su historia porque fue algo que todos vivimos. Fui yo, sin embargo, quin vivi ms de cerca todo esto. Tengo cincuenta y siete aos, pero incluso ahora puedo recordar todo de ese ao, incluyendo los ms pequeos detalles. Revivo ese ao muy a menudo en mi mente, trayndolo de regreso a mi vida, y me doy cuenta de que cuando lo hago, siempre siento una combinacin extraa de tristeza y placer. Hay momentos en que deseara poder regresar el tiempo y mandar lejos toda la tristeza, pero tengo el presentimiento de que si lo hiciera, el placer tambin se alejara con ella. As que tomo los recuerdos tal y como vienen, aceptndolos todos, dejndolos guiarme siempre que puedo. Y esto ocurre ms a menudo de lo que quisiera. Es 12 de abril, en el ltimo ao antes del milenio, y cuando dejo mi casa, y echo un vistazo alrededor. El cielo est nublado y gris, pero cuando me muevo por la calle, noto que los cornejos y las azaleas estn floreciendo. Subo el cierre de mi chamarra slo un poquito. La temperatura est fresca, aunque s que es solo cuestin de semanas antes de que cambie a algo cmodo y los cielos grises den paso a esa clase de das que hacen de Carolina del Norte uno de los lugares ms hermosos en el mundo entero. Con un suspiro, siento todo regresar a mi memoria. Cierro mis ojos y los aos empiezan a dar marcha atrs, haciendo tictac despacio y en reversa, de la misma manera que las manos de un reloj que gira en direccin contraria. Como si fuera a travs de los ojos de otra persona, me observo cuando era ms joven; veo mi pelo que cambia de gris a marrn, siento que las arrugas alrededor de mis ojos se empiezan a alisar, mis brazos y piernas crecen musculosos. Las lecciones que he aprendido con la edad se hacen ms dbiles, y mi inocencia regresa cuando ese ao lleno de acontecimientos se acerca. Entonces, de la misma manera que yo, el mundo empieza a cambiar: los caminos se hacen estrechos y algunos se hacen de grava, el crecimiento descontrolado suburbano ha sido reemplazado con tierra de cultivo, las calles del centro de la ciudad abundan en personas, mirando en las ventanas cuando pasan por la panadera de Sweeney y la carnicera de Palka. Los hombres llevan sombreros, las mujeres llevan vestidos. En el palacio de justicia, el campanario suena... Abro mis ojos y hago una pausa. Estoy de pie fuera de la iglesia Bautista, y cuando miro fijamente hacia el aguiln, s exactamente quin soy. Mi nombre es Landon Carter, y tengo diecisiete aos. sta es mi historia; prometo no omitir nada. Primero ustedes sonreirn, y luego llorarn, y no digan que no fueron advertidos. Nicholas Sparks 1 </li></ul><p> 2. A Walk To Remember Un Paseo Para Recordar Captulo 1 En 1958, Beaufort, Carolina del Norte, que est ubicado en la costa cerca de Morread City, era un lugar como muchos otros pequeos pueblos sureos. Era la clase de lugar donde la humedad aumentaba tanto en verano que los que salan de sus casas para recibir el correo ya necesitaban una ducha, y los nios andaban sin zapatos desde abril hasta octubre debajo de rboles de roble y sobre el musgo espaol. Las personas saludaban con la mano desde sus automviles siempre que vean a alguien en la calle ya fuera que lo conocieran o no, y el aire ola a pino, sal y mar, un olor nico de Carolina. Para muchas de las personas all, pescar en Pamlico o sacar cangrejos del ro Neuse era un estilo de vida, y los botes eran amarrados donde quiera que fuera parte de la Va Navegable Intracostal. Solamente tres canales reciba el televisor, aunque la televisin nunca fue importante para la mayora de los que crecimos all. En vez de eso nuestras vidas estaban centradas en las iglesias, de las cuales haba dieciocho y eso tan solo dentro de los lmites de pueblo. Se ordenaban por nombres como la Iglesia de Asociaciones Cristianas, la Iglesia de las Personas Perdonadas, la Iglesia de el Domingo de Expiacin, y tambin, por supuesto, estaban las iglesias Bautistas. Cuando yo crec, las Bautistas eran las ms populares, y haba iglesias Bautistas en prcticamente cada esquina del pueblo, aunque cada una se consideraba superior a las otras. Haba iglesias Bautistas de todo tipo - Bautistas voluntarios, Bautistas del Sur, Bautistas Congregacionales, Bautistas Misioneros, Bautistas Independientes... Bueno, ustedes me entienden. Entonces, el evento grande del ao fue patrocinado por la Iglesia Bautista del Centro Sureo, si ustedes realmente quieren saber - en conjunto con la preparatoria local. Cada ao hacan su desfile de Navidad en la Casa de Juegos de Beaufort, que era en realidad una obra dramtica que haba sido escrita por Hegbert Sullivan, un Ministro que haba estado en la iglesia desde que Moiss separ el Mar Rojo. Est bien, tal vez no era tan viejo, pero si era tan viejo que casi se poda ver a travs de su piel. Estaba ms bien sudado todo el tiempo, y era traslcido - los nios juraban que vean la sangre fluir a travs de sus de venas - y su pelo era tan blanco como esos conejitos que se ven en las tiendas de mascotas en tiempos de Pascua. Como sea, l escribi una obra dramtica llamada El ngel de Navidad, porque no quera seguir llevando a cabo a ese Charles Dickens y su viejo clsico Una Cancin de Navidad. En su mente Scroog era un pagano, que lleg a su redencin slo porque vio fantasmas, no ngeles - y quin era l para decir si haban sido enviados por Dios, de todos modos? Y quin era l para decir que no volvera a su camino de pecado si no hubieran sido enviados directamente de cielo? La obra dramtica no lo deca exactamente en el final - tiene que ver ms bien con la fe y todo eso - pero Hegbert no confi en fantasmas que no fueran enviados por Dios, porque no fue claramente en realidad, y ese era su gran problema con eso. Unos pocos aos atrs haba cambiado el final de la obra y la termin con su propia versin, con un anciano Scrooge que se hacer pastor y todo, y que sale a Jerusaln para encontrar el lugar donde Jess una vez ense a los escribanos. No lo hizo volar ni nada y no estuvo muy bien para los feligreses, que se sentaba en la audiencia mirando fijamente el espectculo, y los del peridico dijeron cosas como que "Aunque era indudablemente interesante, no fue exactamente la obra dramtica que todos hemos llegado a conocer y querer...". As que Hegbert decidi probar su mano al escribir su propia obra dramtica. Haba escrito sus propios sermones toda su vida, y algunos de ellos, tengo que admitirlo, estaban en realidad interesantes, especialmente cuando hablaban de que "La ira de Dios caera sobre los fornicadores" y todas esas cosas buenas. Eso consegua hacer su sangre hervir en verdad, cuando hablaba de los fornicadores. sa era su zona de conflicto legtima. Cuando ramos ms jvenes, mis amigos y yo nos escondamos detrs de los rboles a gritar, "Hegbert es un fornicador!" cuando lo veamos caminar por la calle, y nos reiramos tontamente como unos idiotas, como si furamos las ms ingeniosas criaturas que alguna vez habitaron el planeta. El viejo Hegbert, se paraba como un muerto sobre sus huellas y sus orejas parecan cambiar de lugar - lo juro por Dios - y se tornaran de un brillante color rojo, como si acabara de emborracharse con gasolina, y las grandes venas verdes de su cuello empezaran a sobresalir en todas partes, de la misma manera que esos mapas del ro Amazonas que se ven en National Geographic. Miraba con atencin de un lado al otro, sus ojos se hacan estrechos cuando nos buscaba, y luego, tan repentinamente, empezara a Nicholas Sparks 2 3. A Walk To Remember Un Paseo Para Recordar ponerse plido otra vez, de regreso a esa piel de pescado, justo ante nuestros ojos. Vaya!, era algo para mirarse, de eso estoy seguro. As que nosotros estbamos escondidos detrs de un rbol y Hegbert (qu clase de padres nombran a su nio Hegbert?, como sea) soportando y esperando que nosotros nos entregramos all, como si pensara ramos tan estpidos. Nosotros habamos puestos nuestras manos sobre nuestras bocas para evitar rer a carcajadas, pero de algn modo el siempre pona el ojo sobre nosotros. Estaba doblando de un lado al otro, y luego parara, esos ojos pequeos y maliciosos vendran justo hacia nosotros, justo a travs del rbol. "Yo s quien eres t, Landon Carter," dijo l, "y el Seor lo sabe tambin". Dejara que meditramos sobre eso por aproximadamente un minuto, y luego se ira definitivamente otra vez, y durante el sermn ese fin de semana nos mirara fijamente y dira que algo como que "Dios es misericordioso con los nios, pero los nios tambin deben ser respetables". Y nos bajaramos de nuestros asientos, no de la vergenza, sino ms bien por esconder un nuevo round de nuestras risitas tontas. Hegbert no nos comprenda en absoluto, que era realmente extrao, siendo que tena un nio y todo. Pero entonces, resulto ser nia. Ms sobre eso, les hablar despus. De todos modos, como dije, Hegbert escribi El ngel de Navidad y decidi poner esa obra dramtica en vez de la otra. La obra no era tan mala, en realidad, sorprendi a todos el primer ao en que fue llevada a cabo. Es bsicamente la historia de un hombre que haba perdido a su esposa algunos aos atrs. Este tipo, Tom Thornton, sola ser realmente religioso, pero tena una crisis de fe despus de que su esposa se muri durante el parto. Ese hombre criaba solo a su pequea nia, pero no haba sido el mejor padre, y lo que la nia realmente quera para Navidad era una cajita de msica muy especial con un ngel grabado encima, como la de una fotografa que cortara de un catlogo viejo. El tipo busc largo y duro para encontrar el obsequio, pero no pudo encontrarlo en ningn lugar. As que era la Nochebuena y todava est buscando, y mirando en las tiendas, entonces encuentra a una extraa mujer a quien nunca haba visto antes, quien promete ayudarlo a encontrar el obsequio para su hija. Primero, sin embargo, ayudan a una de esas personas sin hogar (de esos llamados vagabundos, as les llaman), entonces paran en un orfanato para ver algunos nios, y luego visitan a una anciana sola que slo quera un poco de compaa en la Nochebuena. En ese momento la mujer misteriosa le pregunta a Tom Thornton qu quiere para la Navidad, y l le dice que quiere a su esposa de regreso. Lo lleva a la fuente de la ciudad y le dice que mire en el agua y que ah encontrar lo que est buscando. Cuando mira en el agua, ve la cara de su pequea hija, y entonces rompe en llanto ah mismo. Mientras est sollozando, la dama misteriosa sale corriendo, y Tom Thornton busca pero no puede encontrarla en ningn lugar. Al final se dirige a casa, y las lecciones de la tarde corren por su mente. Entra en la habitacin de su pequea hija, y su figura dormida lo hace darse cuenta de que ella es todo lo que le queda de su esposa, y empieza a llorar otra vez porque se da cuenta que no ha sido un padre lo suficientemente bueno para ella. La maana siguiente, como por arte de magia, la cajita de msica est debajo del rbol, y el ngel que est grabado sobre ella es exactamente igual a la mujer a quien haba visto Tom la noche anterior. As que no estaba tan mal, realmente. A decir verdad, las personas lloraban a mares siempre que la vean. La obra se llenaba todos los aos, y debido a su popularidad, Hegbert tuvo que cambiarla de lugar de la iglesia a la Casa de Juegos de Beaufort, que tena muchos ms asientos. En la poca en que yo era un estudiante del ltimo ao en el bachillerato, las presentaciones comprendan salas llenas, que, considerando a quienes la interpretaban, esa ya era una historia en s. Vern, Hegbert quera que personas jvenes llevaran a cabo la presentacin - estudiantes del ltimo ao en la preparatoria, y no el grupo de teatro. Calculo que pensaba que sera una buena experiencia de aprendizaje antes de que los estudiantes del ltimo ao salieran a la universidad y tambin para ir a mirar cara a cara a todos los fornicadores. Era esa clase de tipo que, ustedes saben, quera salvarnos siempre de la tentacin. Quera que nosotros supiramos que Dios nos est mirando, incluso cuando uno estaba lejos de casa, y que si t pones tu confianza en Dios, estars bien al final. Era una leccin que yo aprendera eventualmente, aunque Hegbert no fue quien me la ense. Como dije antes, Beaufort era tan tpico como todos los pueblos del sur lo eran, aunque tena una historia interesante. El pirata Barba Negra tuvo una casa ah una vez, y su embarcacin, la Venganza de la Reina Anne, supuestamente est enterrada en algn sitio en la arena cerca de la costa. Recientemente algunos arquelogos u oceangrafos o lo que sea que fueran buscaban cosas as y dijeron Nicholas Sparks 3 4. A Walk To Remember Un Paseo Para Recordar que la encontraron, pero no es nada seguro an, siendo que se hundi hace ms de 250 aos y uno no puede nada ms extender la mano en la guantera y verificar el registro. Beaufort ha crecido de una manera importante desde los 50s, pero todava no es exactamente una metrpoli muy importante o algo as. Beaufort era, y lo ser siempre, el pequeo de a lado, pero cuando estaba creciendo, apenas justificaba un lugar sobre el mapa. Para ponerlo en otra perspectiva, el distrito electoral que inclua a Beaufort cubra la parte oriental entera del estado - aproximadamente treinta y cinco mil kilmetros cuadrados - y no haba un solo pueblo con ms de veinticinco mil personas. Incluso comparado con esos pueblos, Beaufort era mirado como el pequeo de a lado. Todo el Este de Raleigh y el norte de Wilmington, todo el camino hasta la frontera con Virginia, eran el distrito que mi padre represent. Supongo que ustedes han odo hablar de l. Es ms bien una leyenda, incluso ahora. Su nombre es Worth Carter, y fue congresista durante casi treinta aos. Su lema durante la temporada de elecciones era "Worth Carter representa a - - -", y las personas como era de suponerse llenaban el espacio en blanco con el nombre de la ciudad donde vivan. Puedo recordar, conduciendo en los viajes cundo mam y yo tuvimos que hacer nuestras apariciones para mostrarles a las personas que l era un verdadero hombre de familia, nosotros tenamos el parabrisas, estampado con nombres como Otway y Chocawinity y Seven Springs. En la actualidad cosas as no pegaran, pero en sa poca era publicidad bastante sofisticada. Imagino que si tratara de hacer eso ahora, las person...</p>