medidas de coercion

Post on 20-Jul-2015

1.336 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

MEDIDAS DE COERCIN PERSONAL EN EL PROCESO PENAL PERUANO Y PROBLEMAS EN SU APLICACIN REAL

JORGE WALTHER ATTO VALDIVIEZO

CURSO FMI2010

NDICE

INTRODUCCION....... 4

I. MARCO TERICO: LAS MEDIDAS DE COERCIN PERSONALI. CONCEPTO Y NOTAS CARACTERSTICAS......... 6II. NATURALEZA Y FINALIDAD.... 7III. MODELOS DE COERCIN PERSONAL........ 8A) El modelo garantista 8B) El modelo eficientista.. 8C) El modelo preventivista radical... 9 D) Una visin al sistema peruano. 9IV. PRINCIPIOS 10 1. Principio de proporcionalidad.. 11 2. Principio de legalidad.. 123. Principio de razonabilidad... 124. Principio de presuncin de inocencia.. 135. Principio especficos en materia de coercin personal 145.1 Excepcionalidad 145.2 Provisionalidad.. 145.3 Variabilidad

II. LAS MEDIDAS DE COERCIN PERSONAL EN EL NUEVO CDIGO PROCESAL PENAL1. Comparecencia 15 a. Comparecencia simple.. 15b. Comparecencia restrictiva. 162. Detencin.... 16 a. Detencin policial. 16b. Detencin preliminar judicial... 183. Impedimento de salida del pas... 194. Detencin domiciliaria 195. Prisin preventiva.. 20

III. PROBLEMAS DE LAS MEDIDAS DE COERCIN PERSONALI. APLICACIN DE LAS MEDIDAS DE COERCIN PERSONAL PERDIENDO DE VISTA SU NATURALEZA... 21II. VULNERACIN DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES PRODUCTO DE UNA MALA INTERPRETACIN DE LOS PRESUPUESTOS MATERIALES Y LOS PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES QUE RIGEN LA COERCIN. 23III. REGULACIN DE LA PRISION PREVENTIVA EN EL NUEVO CDIGO PROCESAL PENAL Y PROBLEMAS EN SU APLICACIN.. 27A. Nocin de la prisin preventiva 27B. Presupuestos materiales y formales.. 28C. Forma en que deben ser observados los principios constitucionales 30D. Duracin de la prisin preventiva 32

IV. PROBLEMAS EN LA MOTIVACIN DE LAS RESOLUCIONES JUDICIALES QUE OTORGAN MEDIDAS DE COERCIN PERSONAL... 33

IV. ANLISIS DE AUDIENCIA DE REQUERIMIENTO DE PRISIN PREVENTIVA...38

V. CONCLUSIONES. 43

VI. BIBLIOGRAFIA... 44

INTRODUCCION

El art. 1 de la Constitucin Poltica del Per proclama que la defensa de persona humana y el respeto a su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado; asimismo el art. 44 del mismo texto constitucional, seala como deberes primordiales del Estado, entre otros, garantizar la plena vigencia de los derechos humanos y promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de la nacin. En este contexto podemos afirmar queTal cometido no es algo utpico como propio de los libros de Homero en la literatura antigua, sino que Para alcanzar sto se necesita, adems de su reconocimiento expreso en la Constitucin, que los derechos humanos sean respetados y observados por los poderes del Estado all donde les compete; es decir; tanto por el poder Ejecutivo que al momento de dictar la poltica del Estado, tiene el deber de promoverlos y garantizarlos; como por el Legislativo al dictar leyes que regulan las limitaciones a la libertad, es decir leyes de carcter penal (tanto de corte sustantivo o procesal); y finalmente por el Judicial, en cuanto a que los derechos humanos no sean vulnerados al momento de la aplicacin de las leyes penales en los casos concretos y de una manera ms importante en los procesos penales.Hago sta precisin en cuanto al proceso penal, porque es aqu donde se puede observar de forma ms ntida el poder del Estado para mermar el derecho de libertad de los ciudadanos con el fin de administrar justicia. Esta injerencia del Estado sobre la esfera de libertad de los ciudadanos en un proceso penal se puede dar, en mi opinin, en dos circunstancias:1. Cuando hay de por medio una sentencia condenatoria contra un ciudadano por la realizacin de algn hecho punible, es decir cuando el proceso ya ha finalizado siendo el acusado declarado culpable.2. Cuando no habiendo una sentencia condenatoria, se dicta una medida de coercin personal, con el fin de asegurar la viabilidad del proceso, es decir, cuando hay peligro de una obstruccin a la justicia o para asegurar el cumplimiento de la sentencia.El objeto del presente estudio lo constituye la segunda situacin, esto es, en las medidas de coercin procesal de carcter personal de las cuales se agencian los jueces y fiscales para asegurar la administracin de justicia cuando existen determinados presupuestos como el peligro procesal o los indicios de culpabilidad de una persona en la comisin de un hecho ilcito. En este orden de ideas las medidas de coercin personal se han convertido en una herramienta indispensable para conseguir una buena administracin de justicia penal. Sin embargo, su uso no debe ser de forma arbitraria e ilimitada, sino que se deben aplicar cuando sea estrictamente necesario para la consecucin de los fines del proceso penal, puesto que su aplicacin supone una merma del derecho fundamental de la persona humana a la libertad sin que el proceso haya terminado, es decir, no se tiene una certeza en sentido estricto que vincule al acusado o imputado con la comisin del hecho ilcito. Por lo tanto, la aplicacin de estas medidas no puede darse fuera del marco constitucional, esto es, debe respetar los derechos y principios contenidos en la misma pero, como ya dije antes, este respeto debe hacerse de modo real y efectivo.Ya entrados en el tema creo que no es ocioso sealar como es que voy a estructurar mi trabajo para una mejor comprensin del tema, el cual, lo he dividido en tres partes.En primer lugar, considero necesario hacer un breve marco terico de las medidas de la coercin personal, definicin y sealar su finalidad, lo cual es muy importante para efectos del presente estudio, pues en la medida que entendamos para qu han sido creadas podemos ver si su aplicacin real est o no ajustada a derecho. Dentro de este marco terico tambin he credo conveniente hacer referencia a los modelos de coercin personal que seala actualmente la doctrina, pues slo si conocemos todos podemos darnos cuenta si es que el que acoge el Per es el que ms se ajusta al respeto del derecho de libertad de las personas. Adems, he querido hacer unas precisiones sobre los principios que se deben observar al momento de imponer una medida de coercin personal, pues stos constituyen un lmite en su aplicacin y por ello es necesario tenerlos muy claros. Por ltimo, hacer mencin de las principales clases de medidas de coercin personal para tener una idea clara de qu formas los jueces pueden interferir en la libertad de los ciudadanos.La segunda parte del presente trabajo son los problemas que pueden suscitarse en la aplicacin de las medidas de coercin personal tales como: La aplicacin de las medidas de coercin personal perdiendo de vista su naturaleza, la vulneracin de los derechos fundamentales producto de una mala interpretacin de los presupuestos materiales y los principios constitucionales que rigen la coercin, los problemas en la aplicacin de la prisin preventiva en el nuevo cdigo procesal penal, ya que esta es la medida de coercin que afecta en mayor grado la libertad de los personas y por ltimo, algunas cuestiones respecto a la motivacin de las resoluciones judiciales que otorgan medidas de coercin personal. Es necesario tener en cuenta que los problemas que plantea la coercin personal tienen su origen en la concepcin que tienen los agentes de la administracin de justicia de las medidas de coercin personal.Finalmente, he considerado un anlisis de la casustica piurana, algunos casos de la que he recogido de la asistencia a algunas audiencias realizadas en la sede de la Corte Superior de Justicia de Piura, para conocer cmo se estn aplicando estas medidas en la realidad ms prxima a nosotros, el distrito judicial de Piura.Presentado ya el tema me parece importante resaltar que la coercin personal es una figura jurdica de especial trascendencia para el proceso penal, porque aunque slo es de carcter excepcional, es decir, slo se aplicara cuando se compruebe la concurrencia de determinados supuestos los jueces deberan tener una singular precaucin al considerar su procedencia en los casos concretos.

IMARCO TERICOBREVES CONSIDERACIONES EN TORNO A LA COERCIN PERSONAL

I. CONCEPTO, Y NOTAS CARACTERSTICASLas medidas de coercin personal, tambin llamadas por la doctrina medidas cautelares personales, son instrumentos de naturaleza procesal de los cuales se puede agenciar el juez de manera excepcional, esto es ante la confluencia de determinados presupuestos, para alcanzar los fines del proceso penal y garantizar la justicia. Estos instrumentos consisten en actos por los cuales el juez restringe el derecho de libertad del imputado para lograr la eficacia de otro derecho constitucional: el debido proceso, en el cual estara el fundamento de su aplicacin1. De esta forma, las medidas de coercin personal se constituyen como una injerencia legtima en los derechos fundamentales en cuanto estn orientadas a garantizar la justicia; es por esto que se les denomina medidas de coercin, pues con este trmino se hace referencia a la posibilidad ser impuestas por la fuerza incluso en contra de la voluntad de quien se ve sometido a ellas.En este orden de ideas, es importante sealar lo que afirma el DR. CACERES JULCA al momento de aplicar la coercin personal el juez encuentra en conflicto dos derechos fundamentales: la libertad y el proceso penal o juicio previo; por tal motivo ante esta disputa ser necesario hacer una ponderacin de derechos, siempre dentro del marco constitucional y con los lmites establecidos para esa discrecionalidad2.Es importante sealar algunas de las ms importantes caractersticas de las medidas de coercin personal. En primer lugar, y de especial relevancia, su carcter instrumental, en la medida que stas no son un fin en s mismas sino que contribuyen a los fines del proceso penal, es decir, a garantizar la eficacia del mismo y

Recommended

View more >