manrique - uma.es · sobre jorge manrique y quiero que mi traje, el traje de mis versos, sea...

of 84/84
Jorge Manrique (c. 1440 - 1479)

Post on 27-Oct-2018

217 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Jorge Manrique (c. 1440 - 1479)

  • Paredes de Nava (Palencia) / Segura de la Sierra (Jan) (c. 1440) - Santa Mara del Campo Rus (Cuenca) (1479).

    Poeta (poesa burlesca y moral) y soldado (amor corts). 2300 versos en 49 poemas. Enterrado en el Monasterio de Ucls (Cuenca).

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/79/PlazaDeEspanaParedesDeNava20100117042004SAM_2456.jpghttp://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/03/20070415_-_Monasterio_de_Ucles_-_Vista_desde_el_oeste.jpg
  • Sobre Jorge Manrique

    Jorge Manrique es una cosa etrea, sutil, frgil, quebradiza. Jorge Manrique es un escalofro ligero que nos sobrecoge en un momento y nos hace temblar.

    Azorn

  • Sobre Jorge Manrique

    Entre los poetas mos tiene Manrique un altar.

    Antonio Machado

  • Sobre Jorge Manrique

    Y quiero que mi traje, el traje de mis versos, sea cortado del mismo pao recio, del mismo pao eterno, que el manto de Manrique.

    Len Felipe

  • Tema central de las Coplas

    La muerte de su padre: Rodrigo Manrique (Ocaa, 1476). La muerte en general. Un enfoque especfico de la vida y de la muerte. Caducidad de las cosas materiales Desprecio del mundo Veleidad de la fortuna

  • EstructuraTres partes

    Estrofas I-XIII Consideraciones generales de carcter filosfico y moral sobre la

    inconsistencia de la vida humana y la caducidad de los bienes materiales.

    Estrofas XIV-XXIV A continuacin una serie de ejemplos (exempla), hechos y personajes

    concretos, que corroboran las ideas anteriores y que van desde la antigedad de griegos y troyanos (a los que cita de pasada) hasta los reyes y nobles casi contemporneos y su corte. Son once estrofas organizadas alrededor del tpico del ubi sunt.

    Estrofas XXV-XL Finalmente se centra en las alabanzas de su padre, sus hechos, sus

    virtudes y su muerte.

  • Estructura

    Dos partes

    Estrofas I-XXIV Pudieron estar escritas antes de la muerte de su padre ya que son

    consideraciones generales al estilo de otras muchas composiciones de la poca.

    Estrofas XXV-XL Escritas con motivo de la muerte de su padre.

  • Liberacin de su propio dolor

    Ensalza la figura de su padre

    Inmortaliza la memoria de su padre (como guerrero)

    Se inmortaliza a s mismo (como poeta)

    Objetivos previstos y conseguidos

  • Subtemas

    El tiempo El mundo La fortuna Las tres vidas La vida eterna La vida de la fama La vida terrenal

  • TpicosPosturas ante la brevedad de la vida EPICREA

    Invita al disfrute, al goce de la vida.

    ESTOICO-ASCTICA

    Invita a llevar una vida moderada.

  • TpicosPostura epicrea Carpe diem Collige, virgo, rosas Dum vivimus, vivamus

  • Tpicos relacionados con la brevedad de la vida

    Actitud epicrea El club de los poetas muertos (1989)

    CARPE DIEM Aprovecha el momento (presente)

    COLLIGE, VIRGO, ROSAS Coge, doncella, las rosas

    DUM VIVIMUS, VIVAMUS Mientras vivimos, vivamos

    https://www.youtube.com/watch?v=CGHaoXd2L-c
  • TpicosEn tanto que de rosa y azucena se muestra la color en vuestro gesto, y que vuestro mirar ardiente, honesto, enciende al corazn y lo refrena;

    y en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogi, con vuelo presto, por el hermoso cuello blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce y desordena:

    coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto, antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre;

    marchitar la rosa el viento helado. Todo lo mudar la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre.

    Garcilaso de la Vega

  • TpicosPostura estoica-asctica.

    Son muchos los tpicos.

    La vida es un CAMINO, es un RO, el hombre es un PEREGRINO.

    La vida es VANIDAD, es un SUEO, el mundo es un TEATRO.

    Nacer es empezar a MORIR: QUOTIDIE MORIMUR.

    Nada tiene permanencia: UBI SUNT QUI ANTE NOS IN HOC MUNDO FUERE?

    Vive recordando que has de morir: MEMENTO MORI, prepara tu muerte: ARS MORIENDI.

    Nada tiene consistencia: EL TIEMPO HUYE, SE ESCAPA.

    La FORTUNA es mudable.

    Cualquier tiempo pasado fue mejor

  • Coplas a la muerte de su padreIII Nuestras vidas son los ros que van a dar en la mar, que es el morir, all van los seoros derechos a se acabar y consumir; all los ros caudales, all los otros medianos y ms chicos, allegados, son iguales los que viven por sus manos y los ricos.

  • Coplas a la muerte de su padreV Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar; mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar. Partimos cuando nacemos andamos mientras vivimos, y llegamos al tiempo que fenecemos; as que cuando morimos descansamos.

  • Coplas a la muerte de su padreVIII Decidme: La hermosura, la gentil frescura y tez de la cara, la color y la blancura, cuando viene la vejez, cul se para? Las maas y ligereza y la fuerza corporal de juventud, todo se torna graveza cuando llega al arrabal de senectud.

  • Coplas a la muerte de su padreXIV esos reyes poderosos que vemos por escrituras ya pasadas, con casos tristes, llorosos, fueron sus buenas venturas trastornadas; as, que no hay cosa fuerte, que a papas y emperadores y perlados, as los trata la muerte como a los pobres pastores de ganados.

  • Coplas a la muerte de su padreXXIII Tantos duques excelentes, tantos marqueses y condes y varones como vimos tan potentes, d, muerte, d los escondes, y traspones? Y las sus claras hazaas que hicieron en las guerras y en las paces, cuando t, cruda, te ensaas, con tu fuerza las atierras y deshaces.

  • Tpicos relacionados con la brevedad de la vida

    Actitud estoica-asctica FORTUNA MUTABILE La fortuna es mudable TEMPUS IRREPARABILE FUGIT El tiempo huye irreparablemente VANITAS VANITATIS o VANITAS VANITATUM

    Vanidad de vanidad o vanidad de vanidades

    UBI SUNT? Dnde estn? HOMO VIATOR El hombre es un caminante PEREGRINATIO VITAE La vida es un viaje

  • Tpicos relacionados con la brevedad de la vida

    VITA FLUMEN La vida es como un ro CONTEMPTUS MUNDI Desprecio del mundo

    MEMENTO MORI Recuerda que has de morir

    ARS MORIENDI El arte de morir

    QUOTIDIE MORIMUR Morimos cada da OMNIA MORS AEQUAT La muerte lo iguala todo SOMNIUM IMAGO MORTIS El sueo es imagen de la muerte VITA THEATRUM o THEATRUM MUNDI

    La vida (el mundo) es una representacin

  • TpicosMir los muros de la patria ma, si un tiempo fuertes, ya desmoronados, de la carrera de la edad cansados, por quien caduca ya su valenta.

    Salme al campo, vi que el sol beba los arroyos del hielo desatados; y del monte quejosos los ganados, que con sombras hurt la luz al da.

    Entr en mi casa: vi que amancillada de anciana habitacin era despojos; mi bculo ms corvo, y menos fuerte.

    Vencida de la edad sent mi espada, y no hall cosa en qu poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte.

    Francisco de Quevedo

  • Subtemas: el tiempo, desprecio del mundo, veleidad de la fortuna, las tres vidas

    El tiempo: fluye sin remisin en un punto se es ido y acabado se va la vida apriesa, como sueo nuestras vidas son los ros este mundo es el camino partimos cuando nacemos, andamos cuando vivimos y

    allegamos al tiempo que fenecemos

  • Subtemas

    El mundo: desprecio ved de cun poco valor son las cosas tras que

    andamos y corremos aun primero que muramos, las perdemos

  • Subtemas

    La fortuna: veleidosa Los estados y riqueza, que nos dejan a deshora, quin lo duda! No les pidamos firmeza, pues que son de una seora que se muda que bienes son de Fortuna (LA OCASIN LA PINTAN CALVA) que revuelve con su rueda presurosa, la cual no puede ser una ni ser estable ni queda en una cosa

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/74/Fortuna_or_Fortune.jpg
  • Subtemas Las tres vidas La vida mundanal: renuncia El mundo es el camino para el otro, que es morada

    sin pesar. La vida eterna: lo importante El vivir que es perdurable no se gana con estados

    mundanales ni con vida deleitable. La vida de la fama Otra vida ms larga de fama tan gloriosa ac dejis.

  • Estructura

    De lo abstracto a lo concreto

    De lo lejano (en espacio y tiempo) a lo cercano

    De la muerte como concepto

    a la muerte como personaje

    De la muerte del hombre

    a la muerte de un hombre

  • ESTILO

    La sencillez

    Huye de la grandilocuencia (Sermo humilis, propio de la literatura didctica o moralizante)

    Lenguaje casi cotidiano (frente a Juan de Mena) Evita cultismos Evita arcasmos Minimiza el uso del hiprbaton (ver poemas de Garcilaso y Quevedo)

    Mtrica Arte menor: coplas de pie quebrado, inventada por su to, Gmez

    Manrique (ritmo fnebre, similar a la campana en el toque de difuntos): 8a 8b 4c 8a 8b 4c

  • ESTILO

    La sencillez

    No es espontaneidad sino todo lo contrario Esconde un abundante uso de recursos literarios La forma potencia el contenido sin apenas manifestarse Evita lo que pudiera dificultar la comprensin

  • ESTILO

    Utiliza los recursos de las artes de predicacin (ars predicandi). La finalidad del predicador es movere, conmover, incitar a

    actuar. No se trata de transmitir conocimientos. Estructura del sermn medieval (y actual): Presentacin del tema Explicacin de los aspectos de ese tema Ejemplos que ilustran el tema

  • Para escuchar

    Paco Ibnez (Teatro Olympia, 1969).

    https://www.youtube.com/watch?v=qWtSdFzaFTM&feature=youtu.be
  • Coplas a la muerte de su padreI Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte contemplando cmo se pasa la vida, cmo se viene la muerte tan callando, cun presto se va el placer, cmo, despus de acordado, da dolor; cmo, a nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor.

  • Coplas a la muerte de su padreII Pues si vemos lo presente cmo en un punto se es ido y acabado, si juzgamos sabiamente, daremos lo no venido por pasado. No se engae nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera mas que dur lo que vio, pues que todo ha de pasar por tal manera.

  • Coplas a la muerte de su padreIII Nuestras vidas son los ros que van a dar en la mar, que es el morir, all van los seoros derechos a se acabar y consumir; all los ros caudales, all los otros medianos y ms chicos, allegados, son iguales los que viven por sus manos y los ricos.

  • Coplas a la muerte de su padreIV Dejo las invocaciones de los famosos poetas y oradores; no curo de sus ficciones, que traen yerbas secretas sus sabores; aquel solo invoco yo de verdad, que en este mundo viviendo el mundo no conoci su deidad.

  • Coplas a la muerte de su padreV Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar; mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar. Partimos cuando nacemos andamos mientras vivimos, y llegamos al tiempo que fenecemos; as que cuando morimos descansamos.

  • Coplas a la muerte de su padreVI Este mundo bueno fue si bien ussemos dl como debemos, porque, segn nuestra fe, es para ganar aquel que atendemos. Aun aquel Hijo de Dios, para subirnos al cielo, descendi a nacer ac entre nos, y a morir en este suelo do muri.

  • Coplas a la muerte de su padreVII Ved de cun poco valor son las cosas tras que andamos y corremos, que, en este mundo traidor aun primero que miramos las perdemos: de ellas deshace la edad, de ellas casos desastrados que acaecen, de ellas, por su calidad, en los ms altos estados desfallecen.

  • Coplas a la muerte de su padreVIII Decidme: La hermosura, la gentil frescura y tez de la cara, la color y la blancura, cuando viene la vejez, cul se para? Las maas y ligereza y la fuerza corporal de juventud, todo se torna graveza cuando llega al arrabal de senectud.

  • Coplas a la muerte de su padreIX Pues la sangre de los godos, y el linaje y la nobleza tan crecida, por cuntas vas y modos se pierde su gran alteza en esta vida! Unos, por poco valer, por cun bajos y abatidos que los tienen!; otros que, por no tener, con oficios no debidos se mantienen.

  • Coplas a la muerte de su padreX Los estados y riqueza, que nos dejen a deshora quin lo duda? no les pidamos firmeza, pues son de una seora que se muda. Que bienes son de Fortuna que revuelve con su rueda presurosa, la cual no puede ser una ni estar estable ni queda en una cosa.

  • Coplas a la muerte de su padreXI Pero digo que acompaen y lleguen hasta la huesa con su dueo: por eso no nos engaen, pues se va la vida apriesa como sueo; y los deleites de ac son, en que nos deleitamos, temporales, y los tormentos de all, que por ellos esperamos, eternales.

  • Coplas a la muerte de su padreXII Los placeres y dulzores de esta vida trabajada que tenemos, no son sino corredores, y la muerte, la celada en que caemos. No mirando a nuestro dao, corremos a rienda suelta sin parar; desque vemos el engao y queremos dar la vuelta, no hay lugar.

  • Coplas a la muerte de su padreXIII Si fuese en nuestro poder hacer la cara hermosa corporal, como podemos hacer el alma tan gloriosa, angelical, qu diligencia tan viva tuviramos toda hora, y tan presta, en componer la cautiva, dejndonos la seora descompuesta!

  • Coplas a la muerte de su padreXIV esos reyes poderosos que vemos por escrituras ya pasadas, con casos tristes, llorosos, fueron sus buenas venturas trastornadas; as, que no hay cosa fuerte, que a papas y emperadores y perlados, as los trata la muerte como a los pobres pastores de ganados.

  • Coplas a la muerte de su padreXV Dejemos a los troyanos, que sus males non los vimos, ni sus glorias; dejemos a los romanos, aunque omos y lemos sus vitorias; non curemos de saber lo de aquel siglo pasado qu fue de ello; vengamos a lo de ayer, que tambin es olvidado como aquello.

  • Coplas a la muerte de su padreXVI Qu se hizo el rey don Juan? Los infantes de Aragn qu se hicieron? Qu fue de tanto galn, qu de tanta invencin como trajeron? Las justas y los torneos, paramentos, bordaduras y cimeras fueron sino devaneos? qu fueron sino verduras de las eras?

  • Coplas a la muerte de su padreXVII Qu se hicieron las damas, sus tocados y vestidos, sus olores? Qu se hicieron las llamas de los fuegos encendidos de amadores? Qu se hizo aquel trovar, las msicas acordadas que taan? Qu se hizo aquel danzar, aquellas ropas chapadas que traan?

  • Coplas a la muerte de su padreXVIII Pues el otro, su heredero don Enrique, qu poderes alcanzaba! Cun blando, cun halaguero el mundo con sus placeres se le daba! Mas vers cun enemigo, cun contrario, cun cruel se le mostr: habindole sido amigo, cun poco dur con l lo que le dio!

  • Coplas a la muerte de su padreXIX Las ddivas desmedidas, los edificios reales llenos de oro, las vajillas tan fabridas los enriques y reales del tesoro, los jaeces, los caballos de su gente y atavos tan sobrados dnde iremos a buscarlos? Qu fueron sino rocos de los prados?

  • Coplas a la muerte de su padreXX Pues su hermano el inocente que en su vida sucesor se llam qu corte tan excelente tuvo, y cunto gran seor le sigui! Mas, como fuese mortal, metiole la muerte luego en su fragua. Oh jicio divinal, cuando ms arda el fuego, echaste agua!

  • Coplas a la muerte de su padreXXI Pues aquel gran Condestable, maestre que conocimos tan privado, non cumple que de l se hable, mas solo cmo lo vimos degollado. Sus infinitos tesoros, sus villas y sus lugares, su mandar, qu le fueron sino lloros? qu fueron sino pesares al dejar?

  • Coplas a la muerte de su padreXXII Pues los otros dos hermanos, maestres tan prosperados como reyes, que a los grandes y medianos trajeron tan sojuzgados a sus leyes; aquella prosperidad que tan alto fue subida y ensalzada, qu fue sino claridad, que cuando ms encendida fue amatada?

  • Coplas a la muerte de su padreXXIII Tantos duques excelentes, tantos marqueses y condes y varones como vimos tan potentes, d, muerte, d los escondes, y traspones? Y las sus claras hazaas que hicieron en las guerras y en las paces, cuando t, cruda, te ensaas, con tu fuerza las atierras y deshaces.

  • Coplas a la muerte de su padreXXIV Las huestes innumerables, los pendones, estandartes y banderas, los castillos impugnables, los muros y balartes y barreras, la cava honda, chapada, o cualquier otro reparo, qu aprovecha? Cuando t vienes airada, todo lo pasas de claro con tu flecha.

  • Coplas a la muerte de su padreXXV Aquel de buenos abrigo, amado por virtuoso de la gente, el maestre don Rodrigo Manrique, tanto famoso y tan valiente, sus hechos grandes y claros non cumple que los alabe, pues los vieron; ni los quiero hacer caros, pues que el mundo todo sabe cules fueron.

  • Coplas a la muerte de su padreXXVI Amigo de sus amigos, qu seor para criados y parientes! Qu enemigo de enemigos! Qu maestro de esforzados y valientes! Qu seso para discretos! Qu gracia para donosos! Qu razn! Qu benigno a los sujetos! A los bravos y daosos, un len!

  • Coplas a la muerte de su padreXXVII En ventura, Octavano; Julio Csar en vencer y batallar; en la virtud, Africano; Anbal en el saber y trabajar; en la bondad, un Trajano; Tito en liberalidad con alegra; en su brao, Aureliano; Marco Atilio en la verdad que prometa.

  • Coplas a la muerte de su padreXXVIII Antonio Po en clemencia; Marco Aurelio en igualdad del semblante; Adriano en la elocuencia; Teodosio en humanidad y buen talante. Aurelio Alexandre fue en disciplina y rigor de la guerra; un Constantino en la fe, Camilo en el gran amor de su tierra.

  • Coplas a la muerte de su padreXXIX Non dej grandes tesoros, ni alcanz muchas riquezas ni vajillas; mas fizo guerra a los moros ganando sus fortalezas y sus villas; y en las lides que venci, cuntos moros y caballos se perdieron; y en este oficio gan las rentas y los vasallos que le dieron.

  • Coplas a la muerte de su padreXXX Pues por su honra y estado, en otros tiempos pasados cmo se hubo? Quedando desamparado, con hermanos y criados se sostuvo. Despus que hechos famosos hizo en esta misma guerra que haca, hizo tratos tan honrosos que le dieron aun ms tierra que tena.

  • Coplas a la muerte de su padreXXXI Estas sus viejas historias que con su brazo pint en juventud, con otras nuevas vitorias ahora las renov en senectud. Por su gran habilidad, por mritos y anciana bien gastada, alcanz la dignidad de la gran caballera del espada.

  • Coplas a la muerte de su padreXXXII Y sus villas y sus tierras ocupadas de tiranos las hall; mas por cercos y por guerras y por fuerza de sus manos las cobr. Pues nuestro rey natural, si de las obras que obr fue servido, dgalo el de Portugal, y, en Castilla, quien sigui su partido.

  • Coplas a la muerte de su padreXXXIII Despus de puesta la vida tantas veces por su ley al tablero, despus de tan bien servida la corona de su rey verdadero, despus de tanta hazaa a que non puede bastar cuenta cierta, en la su villa de Ocaa vino la muerte a llamar a su puerta,

  • Coplas a la muerte de su padreXXXIV diciendo: "Buen caballero, dejad el mundo engaoso y su halago; vuestro corazn de acero muestre su esfuerzo famoso en este trago; y pues de vida y salud hicistes tan poca cuenta por la fama; esfurcese la virtud para sufrir esta afrenta que vos llama.

  • Coplas a la muerte de su padreXXXV Non se vos haga tan amarga la batalla temerosa que esperis, pues otra vida ms larga de la fama glorosa ac dejis. Aunque esta vida de honor tampoco no es eternal ni verdadera; mas, con todo, es muy mejor que la otra temporal, perecedera.

  • Coplas a la muerte de su padreXXXVI El vivir que es perdurable non se gana con estados mundanales, ni con vida deleitable donde moran los pecados infernales; mas los buenos religiosos gnanlo con oraciones y con lloros; los caballeros famosos, con trabajos y aflicciones contra moros.

  • Coplas a la muerte de su padreXXXVII Y pues vos, claro varn, tanta sangre derramastes de paganos, esperad el galardn que en este mundo ganastes por las manos; y con esta confianza y con la fe tan entera que tenis, partid con buena esperanza, que esta otra vida tercera ganaris."

  • Coplas a la muerte de su padre[Responde el Maestre a la muerte:] XXXVIII "Non gastemos tiempo ya en esta vida mezquina por tal modo, que mi voluntad est conforme con la divina para todo; y consiento en mi morir con voluntad placentera, clara y pura, que querer hombre vivir cuando Dios quiere que muera, es locura."

  • Coplas a la muerte de su padre[Del maestre a Jess] XXXIX "T que, por nuestra maldad, tomaste forma servil y bajo nombre; t, que a tu divinidad juntaste cosa tan vil como es el hombre; t, que tan grandes tormentos sufriste sin resistencia en tu persona, non por mis merecimientos, mas por tu sola clemencia me perdona".

  • Coplas a la muerte de su padreXL As, con tal entender, todos sentidos humanos conservados, cercado de su mujer y de sus hijos y hermanos y criados, dio el alma a quien ge la dio, el cual la ponga en el cielo y en su gloria; y que aunque la vida perdi, dejonos harto consuelo su memoria.

  • El tema de la muerte en la literatura

  • Dos temas eternos en la literatura:

    EROS EL AMOR

    THANATOS LA MUERTE

  • Todos cuantos vivimos que sobre los pies andamos [] todos somos romeros que el camino andamos []

    Mientras aqu vivimos, en patria ajena moramos la morada permanente en el cielo la esperamos, nuestra romera entonces la acabamos cuando al paraso las almas enviamos.

    Gonzalo de Berceo Milagros de Nuestra Seora

    Siglo XIII

  • Ay Muerte! Muerta seas, bien muerta y mal andante! Mataste a mi vieja. Matases a m antes! Enemiga del mundo, no tienes semejante! De tu amarga memoria no hay quien no se espante.

    [] Al bueno como al malo, al rico y al infiel, a todos los igualas por el mismo nivel, por papas o por reyes no das una vil nuez. []

    No miras seoro, familia ni amistad, con todo el mundo tienes la misma enemistad, non hay en ti mesura, afecto ni piedad, sino dolor, tristeza, afliccin y crueldad.

    Arcipreste de Hita Libro de buen amor

    Siglo XIV

  • No puede nadie huir de ti, ni se esconder [] Tu venida funesta nadie puede entender [] Al hablar de ti, muerte, el pavor me atraviesa [] El or y el oler, el tocar y el gustar, todos los cinco sentidos los vienes a arrebatar []

    No existe ningn libro, disertacin ni carta ni hombre sabio o necio que de ti bien departa; lo que viene de ti, solo males ensarta []

    Arcipreste de Hita Libro de buen amor

    Siglo XIV

  • Retrato

    Y cuando llegue el da del ltimo viaje,y est al partir la nave que nunca ha de tornar,me encontraris a bordo ligero de equipaje,casi desnudo, como los hijos de la mar.

    Antonio Machado

  • Y yo me ir. Y se quedarn los pjaros cantando; y se quedar mi huerto, con su verde rbol, y con su pozo blanco. Todas la tardes, el cielo ser azul y plcido; y tocarn, como esta tarde estn tocando, las campanas del campanario. Se morirn aquellos que me amaron; y el pueblo se har nuevo cada ao; y en el rincn aquel de mi huerto florido y encalado, mi espritu errar, nostlgico Y yo me ir; y estar solo, sin hogar, sin rbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y plcido Y se quedarn los pjaros cantando.

    Juan Ramn Jimnez (1881-1958)

  • A las cinco de la tarde. Eran las cinco en punto de la tarde. Un nio trajo la blanca sbana a las cinco de la tarde. Una espuerta de cal ya prevenida a las cinco de la tarde. Lo dems era muerte y slo muerte a las cinco de la tarde. Y un muslo con un asta desolada a las cinco de la tarde. A lo lejos ya viene la gangrena a las cinco de la tarde. Trompa de lirio por las verdes ingles a las cinco de la tarde. Las heridas quemaban como soles a las cinco de la tarde, y el gento rompa las ventanas a las cinco de la tarde. A las cinco de la tarde. Ay qu terribles cinco de la tarde! Eran las cinco en todos los relojes! Eran las cinco en sombra de la tarde!

    Llanto por Ignacio Snchez Mejas

    Federico Garca Lorca

  • ELEGA A RAMN SIJ (En Orihuela, su pueblo y el mo, se me ha muerto como del rayo Ramn Sij, con quien tanto quera.)

    Yo quiero ser llorando el hortelano de la tierra que ocupas y estercolas, compaero del alma, tan temprano. [] a las desalentadas amapolas dar tu corazn por alimento.

    Tanto dolor se agrupa en mi costado, que por doler me duele hasta el aliento. Un manotazo duro, un golpe helado, un hachazo invisible y homicida, un empujn brutal te ha derribado. No hay extensin ms grande que mi herida, lloro mi desventura y sus conjuntos y siento ms tu muerte que mi vida.

  • []

    Temprano levant la muerte el vuelo, temprano madrug la madrugada, temprano ests rodando por el suelo. No perdono a la muerte enamorada, no perdono a la vida desatenta, no perdono a la tierra ni a la nada.

    []

    Quiero escarbar la tierra con los dientes, quiero apartar la tierra parte a parte a dentelladas secas y calientes. Quiero minar la tierra hasta encontrarte y besarte la noble calavera y desamordazarte y regresarte.

  • Cuando ramos niosCuando ramos nioslos viejos tenan como treintaun charco era un ocanola muerte lisa y llana no exista.luego cuando muchachoslos viejos eran gente de cuarentaun estanque era un ocanola muerte solamenteuna palabra

    ya cuando nos casamoslos ancianos estaban en los cincuentaun lago era un ocanola muerte era la muerte de los otros.ahora veteranosya le dimos alcance a la verdadel ocano es por fin el ocanopero la muerte empieza a serla nuestra.

    Mario Benedetti

  • Muchas gracias