las metrópolis latinoamericanas en la red mundial de ciudades_ ¿megaciudades o ciudades globales?

Download Las Metrópolis Latinoamericanas en La Red Mundial de Ciudades_ ¿Megaciudades o Ciudades Globales?

Post on 16-Dec-2015

8 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Las Metrópolis Latinoamericanas en La Red Mundial de Ciudades:¿Megaciudades o Ciudades Globales?, Margarita Pérez Negrete, 2002

TRANSCRIPT

  • 8/4/2015 Las metrpolis latinoamericanas en la red mundial de ciudades: megaciudades o ciudades globales?

    http://habitat.aq.upm.es/boletin/n22/ampez.html 1/10

    Ciudades para un Futuro ms Sostenible

    Bsqueda | Buenas Prcticas | Documentos | Boletn CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca |

    Buzn/Mailbox

    22 -- French Fries > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n22/ampez.html

    Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAA. ISSN: 1578-097X

    Las metrpolis latinoamericanas en la redmundial de ciudades: megaciudades ociudades globales?

    Margarita Prez Negrete[1]

    Ciudad de Mxico (Mxico), febrero de 2002.

    Cuando se habla de ciudades globales[2], habitualmente se hace referencia a aquellas urbes que participan y

    tienen una funcin especfica en la economa mundial. Los estudios sobre stas se han centrado en las funciones

    de control y de mando que ciudades del Primer Mundo desempean en la dinmica internacional. Por otro lado,

    cuando se habla de megaciudades, por lo general se hace alusin a grandes conglomerados metropolitanos del

    Tercer Mundo, que exhiben los efectos adversos de un crecimiento desordenado. De esta manera, se ha

    estudiado tradicionalmente a las metrpolis latinoamericanas desde este segundo enfoque y pocos estudios han

    cuantificado su creciente participacin en la escena internacional.

    Por ello, quisiera destacar en este ensayo la manera en que, en los ltimos 15 aos, metrpolis latinoamericanas,

    como la Ciudad de Mxico, Buenos Aires o Sao Paulo han ido adquiriendo caractersticas de ciudades globales,

    pero con una especificidad inherente a su carcter perifrico. Ellas tambin, al igual que las ciudades del mundo

    desarrollado pero en diferente grado, son parte activa de una red o un entramado dentro del sistema

    internacional en donde se crea y se reproduce la acumulacin del sistema capitalista mundial.

    De manera general, las ciudades globales han estado ejerciendo determinadas actividades en la conservacin del

    sistema y, dentro de ste, las metrpolis latinoamericanas, aun cuando no son ejes de poder, cumplen funciones

    importantes para el mantenimiento del mismo. No obstante y tomando en cuenta este nuevo rol que han ido

    adquiriendo en la escena internacional, se sigue enmarcando a nuestras urbes en los estudios urbanos como

    megaciudades. Esta connotacin, especialmente, ha tratado de resaltar los aspectos negativos de las metrpolis

    y se ha dirigido a estudiar estos espacios en relacin con su peso demogrfico, con la pobreza y marginalidad y

    con los efectos caticos que el mismo crecimiento acelerado ha generado.

    As, de la misma manera en que prevalecen las manifestaciones de un crecimiento desordenado, nuestras

    grandes urbes estn actualmente teniendo un peso especfico en el sistema mundial de ciudades. Esto es una

    consecuencia de los cambios ocurridos en el sistema internacional y tiene que ver con la manera en que Amrica

    Latina profundiza su integracin a este proceso. Desde luego, ello no quiere decir de manera simplificada que el

  • 8/4/2015 Las metrpolis latinoamericanas en la red mundial de ciudades: megaciudades o ciudades globales?

    http://habitat.aq.upm.es/boletin/n22/ampez.html 2/10

    sistema mundial est determinando el comportamiento de nuestras ciudades, pero s es un hecho que las actualestransformaciones urbanas de la regin -que tienen que ver con la nueva divisin internacional del trabajo o con el

    auge del sector de servicios, por ejemplo- no pueden entenderse si no tomamos en cuenta las tendencias

    mundiales.

    De esta manera, la realidad urbana latinoamericana debe comprenderse a partir del reconocimiento de que

    existe un proceso dual, que propicia que las metrpolis profundicen su integracin a los procesos mundiales

    adquiriendo el carcter de globales, al mismo tiempo que mantienen y acentan los efectos negativos de su

    condicin de megaciudades. Cmo se combinan ambos factores? Cmo coexisten dos mundos distintos en un

    mismo espacio? Es sta una de las causas que han profundizado la polarizacin social en nuestra regin? De

    aqu se desprenden algunos de los principales interrogantes sobre los cuales quisiera reflexionar en estas lneas.

    Para ello, en un primer espacio destacar la importancia que en la actualidad han ido adquiriendo las ciudades en

    el nuevo orden internacional y el papel que desempean en el sistema de acumulacin de capital global. Como

    segundo punto, ubicar el lugar que ocupan algunas metrpolis latinoamericanas dentro del rgimen de

    acumulacin de capital global y adems destacar la relevancia que algunas de ellas adquieren como centros de

    articulacin de economas nacionales y regionales. En un tercer espacio, abordar algunas caractersticas de las

    metrpolis latinoamericanas desde el punto de vista de su condicin de megaciudades, haciendo hincapi en los

    principales aspectos problemticos que el mismo crecimiento desordenado ha generado. Como cuarto punto,

    me referir a las principales transformaciones que la estructura social urbana ha experimentado como resultado

    de la tensin entre los procesos de integracin y exclusin, es decir, por un lado como espacios integrados al

    sistema capitalista mundial de ciudades y por ende participantes activos del proceso de acumulacin y, por otro,

    como espacios donde se viven y se registran los ndices ms abultados de pobreza y marginacin social.

    Caractersticas del nuevo orden internacional y lasciudades como centros de acumulacin global

    Al concluir la guerra fra y desaparecer el sistema bipolar que aseguraba el balance de poder en el mundo, lejos

    de vivirse un nuevo orden internacional basado en el equilibrio entre naciones, nos encontramos frente a una

    especie de sistema multipolar, donde los principales centros de poder estn constituidos por ciudades globales

    establecidas en distintos puntos del Primer Mundo. Algunas investigaciones[3] dan cuenta de este fenmeno y

    destacan el papel preponderante que determinadas urbes ejercen como centros de articulacin de economas

    nacionales, regionales, e internacionales. Las ciudades globales, en este sentido, conforman espacios de

    acumulacin global donde se concentran y se materializan los beneficios de los distintos procesos productivos de

    la nacin o regin a la que pertenecen. Las actividades ms relevantes y las variables econmicas ms abultadas

    del sistema internacional se contabilizan en estos territorios.

    Segn Saskia Sassen, en la actualidad existen tres ciudades globales que desempean un decisivo papel de

    control y de mando y que a su vez estn a la cabeza articulando todo un entramado de ciudades: Tokyo,

    Londres y Nueva York. Estos espacios se han dedicado a desarrollar intensamente actividades financieras y de

    servicios que son inherentes al mismo proceso de acumulacin y que les confieren la capacidad de controlar y

    liderar extensas reas geogrficas en el mundo. No obstante, otras ciudades -aun cuando no estn consideradas

  • 8/4/2015 Las metrpolis latinoamericanas en la red mundial de ciudades: megaciudades o ciudades globales?

    http://habitat.aq.upm.es/boletin/n22/ampez.html 3/10

    como globales en el sentido estricto del trmino- asumen funciones especializadas en determinadas reas yparticipan activamente en este proceso de acumulacin de capital global. As, las ciudades organizadas

    jerrquicamente de acuerdo con el papel que desempean en el funcionamiento del sistema internacional se

    constituyen en espacios donde convergen la liquidez, la tecnologa, la informacin y la comercializacin de la

    produccin global.

    En la actualidad, en las reas urbanas existe una creciente y densa gama de interacciones, de tal suerte que no es

    posible identificar un solo rincn en el mundo que no est vinculado a estos espacios de acumulacin. Incluso,

    puede decirse que las diversas actividades econmicas, polticas o culturales que se desarrollan en las zonas

    rurales buscan constantemente el referente de los centros urbanos.

    En este sentido, puede observarse cmo las ciudades emergen en el escenario internacional como las

    protagonistas de las principales transformaciones polticas, sociales y econmicas, al tiempo que se convierten en

    los espacios donde la revolucin tecnolgica y comunicacional va marcando avances sin precedentes. Las

    diversas actividades propiamente urbanas articulan y tejen vnculos con otros lugares del mundo, de tal suerte

    que el proceso de globalizacin cobra su existencia en estos lugares.

    Las ciudades de Amrica Latina en el nuevo rgimen deacumulacin

    En medio de este protagonismo urbano, Amrica Latina est ganando un espacio. La integracin de nuestras

    metrpolis al sistema de acumulacin y a la red mundial de ciudades cada vez es ms notable. Si de alguna

    manera nuestras grandes urbes siguen siendo dependientes del mundo desarrollado y conservan su carcter

    perifrico, tambin ellas se afirman en la escena internacional como focos de enlace con el sistema mundial. No

    son centros de poder, como pueden serlo ciudades del tipo de Nueva York, Tokio o Londres, pero estn

    desarrollando funciones que estn confirindoles un papel destacado en determinadas reas de la dinmica

    mundial.

    Si antes de los ochenta nuestra regin poda permanecer un tanto ajena a algunos procesos externos -que

    tuvieron como consecuencia que en Amrica Latina se diera el impulso al modelo de sustitucin de

    importaciones y el desarrollo industrial dependiente-, ahora es posible observar cmo esta posicin se ha

    modificado de manera substancial. Actualmente, la reg