guion lazro

Download Guion lazro

Post on 21-Jun-2015

9.892 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1. GUION TEATRAL LAZARILLO DE TORMES TRATADO PRIMERO: CUENTA LZARO SU VIDA Y CUYO HIJO FUENARRADOR: Yo por bien tengo que cosas tan sealadas, y por ventura nuncaodas ni vistas, vengan a noticia de muchos y no se entierren en la sepultura delolvido, pues podra ser que alguno que las lea halle algo que le agrade, y a los queno ahondaren tanto los deleite; y a este propsito dice Plinio que no hay libro, pormalo que sea, que no tenga alguna cosa buena; mayormente que los gustos noson todos unos, ms lo que uno no come, otro se pierde por ello. Y as vemoscosas teidas en poco de algunos, que de otros no lo son. Y esto, para queninguna cosa se deberaromper ni echar a mal, si muy detestable no fuese, sinoque a todos se comunicase, mayormentesiendo sin perjuicio y pudiendo sacar deella algn fruto; porque si as no fuese, muy pocos escribiran para uno solo, puesno se hace sin trabajo, y quieren, ya que lo pasan, ser recompensados, no condineros, mas con que vean y lean sus obras, y si hay de qu, se las alaben; y aeste propsito dice Tulio: La honra cra las artes.Quin piensa que el soldado, que es primero de la escala, tiene ms aborrecidoel vivir? No, por cierto; mas el deseo de alabanza le hace ponerse al peligro; y as,en las artes y letras es lo mismo. Predica muy bien el presentado, y es hombreque desea mucho el provecho de las nimas; mas pregunten a su merced si lepesa cuando le dicen: Oh, qu maravillosamente lo ha hecho vuestrareverencia! Just muy ruinmente el seor don Fulano, y dio el sallete de armas altruhn, porque le loaba de haber llevado muy buenas lanzas. Qu hiciera si fueraverdad? Y todo va de esta manera: que confesando yo no ser ms santo que misvecinos, deesta nonada, que en este grosero estilo escribo, no me pesar quehayanparte y se huelguen con ello todos los que en ella algn gusto hallaren, yvean que vive un hombrecon tantas fortunas, peligros y adversidades. Suplico avuestra M. reciba el pobre servicio de mano de quien lo hiciera ms rico si supoder y deseo se conformaran. Y pues V.M. escribe se le escriba y relate el casomuy por extenso, parecime no tomarle por el medio, sino del principio, porque setenga entera noticia de mi persona, y tambin porque consideren los queheredaron nobles estados cun poco se les debe, pues Fortuna fue con ellosparcial, y cunto ms hicieron los que, sindoles contraria, con fuerza y maaremando, salieron a buen puerto1Aparecen en el escenario lzaro, su madre y su padre tomados de la mano en lasencilla habitacin. La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades

2. NARRADOR:Contare como comenz todo. Yo soy lzaro de Tormes, deTormes porque nac dentro del rio Tormes. Mi padre Tom Gonzlez y mi madreAntona Prez, de la ciudad de Tejares, eran muy humildes. l trabajaba en losmolinos y traa a casa la comida, y mi madre cuidaba del hogar. Pas que mipadre fue acusado de robo por ciertas sanguijuelas y fue llevado ante la justicia. Ymi viuda madre padeciendo ante tal situacin tuvo que marcharse conmigo a laciudad, alquilar una casita y cocinar para los estudiantes y lavar ropa para losmozos de las caballerizas. En su oficio conoci a un mozo moreno llamado Zaide,quien empez a llevar alimento a la casa y pronto me regalaron un hermanito.El nio mira a Lzaro y a su madre y luego con desprecio a su padre.HERMANITO DE LZARO:Madre, coco!PADRASTRO DE LZARO(rindose): Hijo deputa!NARRADOR:Me dije entre pensamientos: Cuantos debe de haber en el mundoque huyen de otros porque no se ven a s mismos!. Luego mi padrastro hizomalos negocios y termino siendo echado a la orca y mi madre como cmplice deeste tambin fue juzgada, pero antes de morir decidi esto de miEn casa la madre es visitada por un ciego que viene a pedirle comida y entablanuna conversacin.CIEGO:Ese muchacho es su hijo?MADRE DE LZARO:Si y por desgracia para l.CIEGO:Porque?MADRE:Pronto ser juzgada y el pobrecito quedara hurfano.CIEGO:Si tal es el caso djelo a mi cargo, lo tendr no por mozo si no por hijo.MADRE: Lzaro ven! Hijo, ya s que no te ver ms. Procura de ser bueno, yDios te gue. Criado tehe, y con buen amo te he puesto. Vlete por ti.NARRADOR:As marche con minuevo amo, salimos de salamanca y nosencontramos con esto: 2El ciego se acerca al toro de piedra.CIEGO: Lzaro, acrcate el odo a este toro, y oirs un gran ruido dentro de l. La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades 3. Lzaro hace lo que le pide y el ciego lo empuja hacindolo golpear contra elcuerno de este. Instantneamente el ciego explota en carcajadas.CIEGO:Necio, aprende que el mozo del ciego un punto ha de saber ms que eldiablo.NARRADOR:Me pareci que en ese momento despert de la realidad en la quevive un nio deocho aos. Y en mis pensamientos dije: verdad es lo que dice este,que me entrena para la vida queme espera. As siguieron los dems das conenseanzas como estas y el solo deca:CIEGO:Yo oro ni plata te puedo dar, ms te mostrar muchos avisos para vivir.NARRADOR:Y despus de Dios este ciego me dio vida pues siendo ciego veams que cualquiera y me enseaba ms que cualquier maestro que hubierapodido tener. En su oficio era tan gil como un guila, las oraciones se las sabade memoria y buen actor era pues se hacia el santo mientras ellas deca. Con susoraciones pareca tener la solucin para todo el que con l se cruzara: paramujeres que no paran, para las que estaban de parto, para las que eran malcasadas, que sus maridos las quisiesen bien; echaba pronsticos a las preadas,si traa hijo o hija. Y en caso de medicina, deca que Galeno no saba ni la mitadque l para muelas, desmayos y males de madre. Finalmente, nadie locontradeca. Con esto andaba todo el mundo tras l, especialmente mujeres, quecuanto les deca crean. De estas sacaba l grandes provechos con las artes quedigo, y ganaba ms en un mes que cien ciegos en un ao. Ahora me atrevo adecir que jams vi un hombre tan avariento y mezquino como el, pues aunteniendo me mataba de hambre. As que tuve que practicar mis propias maasEl ciego guarda comida en un bolso y se lo cuelga. El Lazarillo lo descose por unlado y saca porciones de esta y vuelve a coser. Luego el ciego pesa el bolsosorprendido.CIEGO:Qu diablos es esto? como es que estando contigo recibo tan poco yantes reciba tres veces ms. En ti debe de estar el problema.El lazarillo queda mudo y el ciego saca ahora un jarro de vino. El ciego se sientaen una vieja butaca con el jarro entre las piernas y el lazarillo por debajo de estehace un huequillo en el jarro del que sale el lquido y este entusiasmado lo bebe.El ciego se da cuenta y deja caer el jarro sobre l, rompindose en mil pedazos 3sobre la cabeza del muchacho. La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades 4. NARRADOR:Fue tal el golpecillo que quede inconsciente, me lastime la cara yse me quebraron los dientes que hasta hoy me faltan. A pesar de que el ciego meayudo a curar empec a detestarloEl ciego est curando a Lzaro con paos de vino.CIEGO:Qu te parece, Lzaro? Lo que te enferm te sana y da saludNARRADOR:Desde all el ciego me empez a tratar peor y peor, dndomegarrotazos y rodillazos. Sin merecer sus maltratos lo haca volvindose casi unacostumbre entre nosotros y la gente que pasaba a nuestro lado se indignaba al vercomo se comportaba conmigo y le hacan reclamos. Peo este sacaba la historiadel jarro de vinoGENTE: Quien pensara que de este muchacho tan pequeo salieran tanmalvadas maquinaciones!Castigadlo! Castigadlo!NARRADOR:As como ellos decan decid hacerle pasar por mis peoresdiabluras.El lazarillo le hace zancadilla al ciego y lo hace caer al suelo con una gran sonrisaen el rostro.LAZARILLO:No me culpis habis sido t y tu torpeza.NARRADOR:l se hacia el resignado y luego me las hacia pagar. Era unaconstante lucha entre los dos. Cuando salimos de Salamanca y nos acercamos alpueblo de Almorox, en donde la gente era ms rica y generosa, decidi festejarcon un racimo de uvas que un campesino all le regalo para contentarme pues eseda me haba puesto varios puos y rodillazos.Se sientan Lzaro y el ciego en un tronco.CIEGO:Ahora quiero usar contigo de una liberalidad, y es que ambos comamoseste racimo de uvas, y que tomes del tantas partes como yo. No lo repartiremosde esta manera: t tomaras una vez y yo otra; con tal que me prometas no tomarcada vez ms de una uva, yo har lo mismo hasta que lo acabemos, y de estamanera no habr engao.NARRADOR:De esta manera comenzamos a comerlas pero el traidor tomo de4dos a dos esperando a que yo le siguiera pero tome de tres a tres. Una vez tanteoel escobajo del racimo me descubri. La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades 5. CIEGO:Lzaro, me has engaado:puedo jurar que has comido las uvas tres atres.LZARO:No com, mas por qu sospechis eso?.CIEGO: Sabes en qu veo que las comiste de tres en tres? En que coma yodos a dos y callabas.NARRADOR:Ese ciego era muy astuto en todas las que yo haca. Una vezestbamos en Escalona y nos sentamos en un mesn a comer y he aqu lo queacaeciEl ciego y Lzaro se acomodan en el mesn al lado de un asador.CIEGO: Mozo ve por el vino a la taberna.Lzaro se levanta y hace lo que l le pide. Pero cuando el ciego le va a dar eldinero Lzaro cambia la longaniza del asador por un nabo que encuentra en elsuelo y se come la longaniza. Se va por el vio y cuando regresa el ciego est apunto de morder el nabo. Lo prueba y se altera.CIEGO:Qu es esto, Lazarillo?LZARO:No he sido yo! Me queris echar la culpa? Yo no vengo de traer elvino? Alguno estaba ah, y por burlar hara esto.CIEGO:No, no, yo no he alejado el asador de la mano; no es posible.NARRADOR: Jur y jure que no haba sido yo pero de nada me sirvi.El ciego toma por el pelo al lazarillo, abre su boca y la huele. El lazarillo se vomitacasi en la cara del ciego. Este lo reprende duramente.NARRADOR: Ahora el ciego tena otra de mis diabluras que contar y as lohizo. Con todo con el que nos encontrramos se desahogaba el bendito esehacindome parecer el malvado de la historia. Ya mi reputacin con l estaba porel suelo y termine hartndome de la situacin.