el libro del profeta joel - .en un orden cronológico exacto. ... en la lxx ocupa el cuarto lugar

Download El Libro del Profeta JOEL - .en un orden cronológico exacto. ... En la LXX ocupa el cuarto lugar

Post on 08-Oct-2018

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • El Libro del Profeta JOEL INTRODUCCIN 1.Ttulo.- Este libro recibi su nombre del personaje cuyas profecas presenta. Joel, Heb. Yo'el, quiz significa "Yahweh es Dios". 2.Paternidad literaria.- No sabemos nada de Joel excepto lo que se revela en su libro. Su padre era Petuel, Bathoul en la LXX (cap. 1: 1), pero quin fue ste, no lo sabemos. Joel parece que era oriundo de Jud. Su misin proftica se relacion con Jud y Jerusaln (cap. 2: 1, 15; 3: 1, 6, 18, 20-21). En toda su profeca no hay una sola mencin de Israel. 3.Marco histrico.- A diferencia de muchos otros profetas (Isa. 1: 1; Ose. 1: 1, Ams 1: 1; etc.), no nos dice nada en cuanto al rey, o los reyes, en cuyo tiempo profetiz. Por lo tanto, es necesario depender de la evidencia interna del libro para establecer la fecha. No se puede deducir nada con certeza por la posicin del libro en el canon, porque no estamos seguros de que los libros estn colocados en un orden cronolgico exacto. En el canon hebreo el libro ocupa el mismo lugar que en castellano, entre seas y Ams. En la LXX ocupa el cuarto lugar en la lista de los llamados profetas menores, colocado despus de Miqueas que all ocupa el tercer lugar. Algunos consideran que Joel es el ms antiguo de los profetas mayores y menores; otros lo consideran como postexlico. Un tercer punto de vista sita a Joel en el siglo VII, durante los primeros aos de Josas. Hay un resumen de los argumentos para estas diferentes fechas en las pp. 22-23. Aunque no se puede comprobar definitivamente ninguna fecha, este Comentario ha adoptado la fecha del siglo VII por las razones que se exponen en las pginas citadas. Joel ocupa un lugar importante entre los profetas hebreos, y ha sido clasificado con Isaas y Habacuc por su estilo sublime y elevado. Es notable tambin por sus vivas descripciones y lo pintoresco de su diccin. Su estilo es puro y claro. 4.Tema.- El libro est dividido en dos partes: (1) Cap. 1: 1 a 2: 17, la descripcin de una invasin terrible de "langostas" (ver com. cap. 1: 4), evidentemente acompaada de una sequa; y (2) cap. 2: 18 a 3: 21, la promesa de que Dios nuevamente sera misericordioso. Se han dado dos interpretaciones para la descripcin de la plaga de "langostas": (1) La literal, que considera que verdaderas nubes de langostas fueron la causa de las splicas del profeta; y (2) la alegrico, que opina que las "langostas" son una representacin

  • metafrica de la invasin de ejrcitos hostiles. En general, la interpretacin literal parece ser ms probable (ver com. cap. 1: 4). 962 Cualquier interpretacin que se acepte no altera en nada las enseanzas del libro. El desastre nacional, ya sea real o figurado, da lugar a una exhortacin al arrepentimiento (cap. 1: 13-14; 2: 1, 12-17), y para una disertacin acerca del "da de Jehov" (cap. 1: 15; 2: 1-2, 11, 31; 3: 14). La visin de la gloria futura contempla el establecimiento de los judos en su propia tierra, cuya productividad ha sido restablecida, y que goza del favor del cielo tanto temporal como espiritualmente. Presenta, adems, la oposicin que se despertara y el esfuerzo de las naciones enemigas para aplastar a la nacin prspera, y finalmente el castigo de Dios sobre esos enemigos y la prosperidad subsiguiente y estable de la nacin juda. Al aplicar las enseanzas escatolgicas del libro, se debiera tener en cuenta los principios presentados en las pp. 27-40 (ver com. cap. 2: 18; 3: 1, 18). 5.Bosquejo.- I. La plaga de langostas y la exhortacin al arrepentimiento, 1: 1 a 2: 17. A. La espantosa devastacin de la plaga, 1: 1-12. B. Exhortacin a la oracin y a una asamblea solemne, 1: 13-14. C. El efecto de la plaga sobre hombres y bestias, 1: 15-19. D. La sequa que acompaa a la plaga, 1: 20. E. El da de Jehov, 2: 1-2. F. Las langostas comparadas con un ejrcito bien disciplinado, 2: 3-11. G. Exhortacin a un arrepentimiento genuino y a la oracin, 2: 12-17. II. Promesa de restauracin, 2: 18 a 3: 21. A. Extirpacin del ejrcito de langostas, 2: 18-20. B. Reparacin de los perjuicios causados por las langostas, 2: 21-27. C. La promesa del Espritu Santo, 2: 28-29. D. Las seales fsicas que acompaan el da de Jehov, 2: 30-32. E. El castigo de Jehov sobre las naciones paganas, 3: 1-17. F. El futuro brillante de Jud, 3: 18-21.

  • CAPTULO 1 1 Joel presenta los diferentes castigos de Dios, exhorta a la meditacin, 8 y al lamento. 14 Recomienda un ayuno como seal de arrepentimiento. 1 PALABRA de Jehov que vino a Joel, hijo de Petuel. 2 Od esto, ancianos, y escuchad, todos los moradores de la tierra. Ha acontecido esto en vuestros das, o en los das de vuestros padres? 3 De esto contaris a vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, y sus hijos a la otra generacin. 4 Lo que qued de la oruga comi el saltn, y lo que qued del saltn comi el revoltn; y la langosta comi lo que del revoltn haba quedado. 5 Despertad, borrachos, y llorad; gemid, todos los que bebis vino, a causa del mosto, porque os es quitado de vuestra boca. 6 Porque pueblo fuerte e innumerable subi a mi tierra; sus dientes son dientes de len, y sus muelas, muelas de len. 7 Asol mi vid, y descortez mi higuera; del todo la desnud y derrib; sus ramas quedaron blancas. 8 Llora t como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud. 9 Desapareci de la casa de Jehov la ofrenda y la libacin; los sacerdotes ministros 963 de Jehov estn de duelo. 10 El campo est asolado, se enlut la tierra; porque el trigo fue destruido, se sec el mosto, se perdi el aceite. 11 Confundos, labradores; gemid, vieros, por el trigo y la cebada, porque se perdi la mies del campo. 12 La vid est seca, y pereci la higuera; el granado tambin, la palmera y el manzano; todos lo rboles del campo se secaron, por lo cual se extingui el gozo de los hijos de los hombres. 13 Ceos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libacin. 14 Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehov vuestro Dios, y clamad a Jehov. 15 Ay del da! porque cercano est el da de Jehov, y vendr como destruccin por el Todopoderoso. 16 No fue arrebatado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegra y el placer de la casa de nuestro Dios?

  • 17 El grano se pudri debajo de los terrones, los graneros fueron asolados, los alfoles destruidos; porque se sec el trigo. 18 Cmo gimieron las bestias! cun turbados anduvieron los hatos de los bueyes, porque no tuvieron pastos! Tambin fueron asolados los rebaos de las ovejas. 19 A ti, oh Jehov, clamar; porque fuego consumi los pastos del desierto, y llama abras todos los rboles del campo. 20 Las bestias del campo bramarn tambin a ti, porque se secaron los arroyos de las aguas, y fuego consumi las praderas del desierto. 1. Palabra de Jehov. Joel asegura al lector que su mensaje no proviene de l mismo. Sus palabras eran de Jehov. Asegura, como otros profetas, que tiene la inspiracin divina (Ose. 1: 1; Miq. 1: 1; etc.; cf. 2 Tim. 3: 16; 2 Ped. 1: 20-21). Joel. El nombre probablemente significa "Yahweh es Dios". La Biblia menciona a varios personajes con ese nombre (1 Sam. 8: 2; 1 Crn. 7: 3; 11: 38; 15: 7, 11). El profeta se distingue como "hijo de Petuel". Nada ms se sabe de Petuel. "La grafa de la LXX, Bathouel, no aclara nada. 2. Ha acontecido esto? Esta calamidad es algo nuevo en el recuerdo de los que viven. Era algo que no oyeron los padres, y digno de contarse a las generaciones futuras. La plaga de langostas que Dios trajo a Egipto por medio de Moiss, tambin fue descrita como un acontecimiento inslito (Exo. 10: 6). En cinco generaciones no haba habido ninguna otra calamidad semejante, ni la habra en lo futuro. Con este recurso efectivo Joel hace resaltar el excepcional significado de su mensaje. 3. Sus hijos. Cf. Sal. 78: 4-7. 4. Oruga. Heb. gazam, de una raz que significa "cortar". Por lo que se cree que representa una langosta cortadora.

  • El saltn. "Langosta" (BJ). Heb. 'arbeh. Se cree que representa la langosta migratoria, que se desplaza en enjambres (o "mangas"). Las langostas que fueron una plaga para Egipto se identifican como 'arbeh (Exo. 10: 4-19). Revoltn. Heb. yleq. Se cree que representa a la langosta sin alas, en el estado cuando an es "saltona". Langosta. Heb. jasil. Este insecto no puede identificarse con exactitud. Jasil deriva de una raz que significa "devorar", lo cual sugiere "langosta devoradora". Algunos eruditos han sostenido que gazam, 'arbeh, yleq y jasil son cuatro trminos que designan cuatro etapas de la langosta, desde que es gusano hasta que se transforma en insecto maduro. La VM emplea las palabras hebreas. La DHH dice: "lo que unas dejaron, otras vinieron y lo devoraron". Tanto la BJ como la DHH sealan en nota de pie de pgina que las cuatro palabras parecen referirse a fases del desarrollo de la langosta. En general, se han presentado dos puntos de vista en relacin con esta descripcin de la plaga de langostas: (1) La opinin literal, que sostiene que Joel describa una plaga de langostas especialmente devastadora, y que el profeta aprovecha este desastre para invitar al arrepentimiento. La liberacin de esta plaga se convierte, naturalmente, en un motivo para un discurso acerca del da futuro de Jehov, cuando el pueblo de Dios ser librado de todos sus enemigos. (2) El punto de vista alegrico, que sostiene que la descripcin de la plaga era slo un smbolo de castigos venideros. Por ejemplo, en el tiempo de Jernimo, 964 los cuatro insectos destructores fueron tomados como smbolos de: (a) Los babilonios y asirios, (b) los medos y persas, (c) los macedonios y Antoco Epifanes, (d) los romanos. Ningn estudiante serio de la Biblia acepta hoy esta explicacin. Como las plagas de langostas eran frecuentes en Palestina, sera d