distop y violencia neoliberal - ?· del pensamiento liberal ante el avance de las ideas...

Download Distop y violencia neoliberal - ?· del pensamiento liberal ante el avance de las ideas socialistas…

Post on 13-Oct-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • :: portada :: Opinin ::

    14-07-2013 El proyecto poltico de la Sociedad del Monte Peregrino

    Distopa y violencia neoliberalPablo DvalosRebelin

    A fines de junio de 2013 se reuni en las islas ecuatorianas de Galpagos la Sociedad del MontePeregrino (The Mont Pelerin Society)1. Con un lan parecido al de una secta y con una tendencia aconsiderarla como parte de una teora de la conspiracin, es difcil entender lo que pasa en elmundo sin saber qu y cul es el proyecto real de la Sociedad del Monte Peregrino. Su mentor,artfice y creador fue el economista austraco Friedrich Hayek, "premio Nobel" de economa en 1974y su Presidente desde su fundacin en el ao 1947 hasta 1964. Esta Sociedad ha sido el centrogravitatorio de toda la gran transformacin neoliberal del mundo desde los aos cuarenta del sigloXX hasta nuestros das.

    La Sociedad del Monte Peregrino se constituy la primera semana de abril del ao 1947 en lalocalidad Mont Plerin, en Suiza, con 38 invitados. Su antecedente ms importante fue el ColoquioWalter Lippman realizado en Pars en 1939. La preocupacin central de este Coloquio fue la crisisdel pensamiento liberal ante el avance de las ideas socialistas y los resultados econmicos de laplanificacin econmica. En efecto, los liberales se sentan desarmados ante la capacidad analticay terica que provena desde el discurso del socialismo y la forma por la cual este discurso y supromesa utpica prendan en las organizaciones de trabajadores en prcticamente todo el mundo yconquistaba cada vez ms a los intelectuales, filsofos, periodistas y acadmicos.

    La hegemona del discurso socialista y el pathos liberal

    Fue esa presin por el socialismo la que oblig a las elites polticas norteamericanas a negociar unnuevo tipo de Estado, aquel del Welfare, con sus trabajadores. Gracias a esa presin poltica, a esamovilizacin social y a ese horizonte de lo humano concebido como un acto de solidaridad, justiciay equidad, y que constaba en la matriz simblica del discurso socialista, empieza en EEUU ytambin en Europa la construccin de algo indito en la historia del capitalismo: el Estado deBienestar. Roosvelt en Norteamrica y Churchill en el Reino Unido, entre los polticos msimportantes, recogen y aplican lo que pareca una imposibilidad lgica: un Estado de forma liberalpero con contenidos sociales y con elementos de planificacin econmica.

    El discurso del socialismo, para esa poca, se haba convertido en un discurso hegemnico. Erantan fuerte la hegemona del discurso socialista, como lo es ahora la hegemona del discurso liberal,que en ese entonces, el economista liberal Joseph Schumpeter publica en su texto Capitalismo,socialismo y democracia (1942) la admonicin de la autodestruccin inevitable del capitalismo y eladvenimiento del socialismo2. En ese tiempo, era, por tanto, casi imposible pensar en un horizontehumano por fuera de la matriz terica y el imaginario simblico del socialismo.

    Los liberales se sentan desesperados. Sus remedios para la crisis que haba estallado en EEUU conel crack financiero de 1929, seguan provocando recesin, pobreza, desempleo y, de hecho, fueron

    page 1 / 33

    portada.phpseccion.php?id=25#sdfootnote1sym#sdfootnote2sym
  • el origen para una crisis ms grave y que conducira a la humanidad a una guerra brutal ydespiadada. Los mercados no encontraban equilibrio alguno y la sociedad capitalista se hunda enla crisis y la recesin. En ese momento hacan falta respuestas desde la teora econmica quefundamenten la factibilidad del Estado de Bienestar y una planificacin econmica de tipo nosocialista.

    Ese correlato terico finalmente se produjo en el ao de 1936 cuando el economista ingls JohnMaynard Keynes publica su libro Teora General de la Ocupacin, el inters y el dinero. Este textodesarma tericamente a los liberales y a toda su doctrina econmica porque demuestra laimposibilidad de construir un Estado de Bienestar que participe activamente en la economacreando las condiciones para el pleno empleo, desde la episteme liberal y su nocin de mercadosautorregulados y en equilibrio.

    Keynes critica a esa episteme liberal y la demuestra en su inanidad terica. La reduce, como decael mismo Keynes, a ser un caso particular y excepcional de todas las posibilidades econmicas;empero y lo ms importante, este texto da coherencia terica y base cientfica-positiva a laintervencin del Estado en la economa para la construccin del Estado de Bienestar sin salirse delas coordenadas ms generales del liberalismo. Como ejercicio terico es la propuesta ms audaz ybrillante realizada en el terreno de la economa desde David Ricardo y Carlos Marx.

    Casi todo el pensamiento econmico, empez a girar sus referencias epistemolgicas hacia elkeynesianismo, con la excepcin del reducido y casi desconocido departamento de economa de launiversidad de Chicago, que tena a la sazn como personaje fundamental a Henry Calvert Simon,un liberal de la vieja escuela que resista las nuevas corrientes keynesianas.

    En Amrica Latina tambin se produjo una reflexin terica interesante que imbricaba en unalectura coherente y de profundidad analtica tanto al keynesianismo como al marxismo, paracomprender la situacin concreta de los pases latinoamericanos, esta escuela del pensamientoeconmico y social se llamar estructuralismo latinoamericano y dar origen a la Teora de laDependencia.

    Luego de la segunda guerra mundial, con un bloque importante de pases socialistas y con regionesenteras que luchaban contra el colonialismo y por la liberacin nacional y que fundaban su discursopoltico de liberacin nacional en el socialismo, el discurso liberal tena pocas posibilidades.

    Es en ese contexto, cuando en 1944 Friedrich Hayek publica un texto con un enorme pathos liberal:El Camino de la Servidumbre. Era la voz de los liberales que sentan que el mundo se hunda a suspies y que la humanidad estaba cambiando irremisiblemente y alejndose del liberalismo clsico.En el Camino de la Servidumbre, Hayek denostaba contra la planificacin econmica y el Estado deBienestar y los equiparaba con los totalitarismos que anulan la libertad humana. Hayek se crea elportador de esa llama de la libertad que haba nacido con la burguesa en los siglos XVIII y XIX yque, segn l, estaba muriendo en el siglo XX.

    page 2 / 33

  • La reinvencin del liberalismo: hacia el neo-liberalismo

    Hayek senta que haba que reinventar al liberalismo; que los contenidos con los que haba nacidoquiz haban movilizado a la humanidad en el siglo XIX, pero que la coyuntura de mediados delsiglo XX ameritaba otro tipo de liberalismo. Hayek estaba consciente de que el discurso socialistahaba tocado fibras ntimas de la utopa humana y que la reinvencin del liberalismo no podaolvidar ese hecho. Esa reinvencin del liberalismo quiz tendra que hacer lo mismo, en otro sentidopero esencialmente lo mismo: adherirse a la utopa y transformarla.

    Con los pocos liberales declarados que quedaban en la Europa de posguerra, Hayek los convoca enun remoto poblado de Suiza, cerca del lago Gnova, para refundar al discurso liberal. En unaprimera instancia haba pensado dedicar su coloquio a Alexis de Tocqueville y tambin habapensado en rendir homenaje a John Edward Acton, as como a John Stuart Mill, segn su criterio, lospensadores liberales ms importantes del siglo XIX, pero el encuentro fue finalmente bautizado conel nombre de la localidad de acogida: Monte Peregrino. Su objetivo central fue combatir tanto aldiscurso del socialismo cuanto a la propuesta keynesiana que fundamentaba al Estado de Bienestarpara lograr el proyecto ms caro del liberalismo: la libertad de mercado, requisito casi ontolgicopara la libertad humana.

    Para Hayek y los liberales que lo acompaaron en esta primera reunin, los enemigos a derrotareran los sindicatos, los socialistas, los marxistas, y tambin los partidarios del Estado de Bienestarincluyendo, por supuesto, a los economistas keynesianos. Sin embargo, cmo hacerlo?, cmodevolver al liberalismo su brillo y atraccin original?, si el mundo estaba girando a la izquierdacmo hacer para cambiar de rumbo? cmo convencer a la sociedad de las bondades del mercadocuando ste se haba derrumbado arrastrando tras s a la humanidad en una vorgine de violencia,destruccin y pobreza?

    En definitiva, la cuestin de fondo era: cmo y de qu manera reinventar al liberalismo?, sobretodo en una poca que consideraba que la atencin exclusiva al inters individual, como lopropona el discurso liberal clsico, habida cuenta de las tensiones sociales existentes, era casi unacto criminal.

    Hayek convoc al profesor Ludwig Von Mises, uno de los representantes ms importantes de lo quese llamara la "escuela austraca" y mascarn de proa del pensamiento liberal, y tambinconvocara a: Wilhem Rpke (Presidente de la Sociedad del Monte Peregrino en 1961-62),Alexander Rstow, Walter Eucken, Maurice Allais, Jacques Rueff, Michael Polanyi, Karl Popper,Raymond Aaron, Milton Friedman (Presidente en 1970-72), Frank Knight, Aaron Director, AlbertHunold, William Rappard, George Stigler (Presidente en 1976-78), Henri de Lovinfosse, FritzMachlup, John Jewkes (Presidente en 1962-64), Bertrand de Jouvenel, entre otros.

    De una u otra manera, la preocupacin de todos ellos era: qu hacer con el liberalismo en unmomento en el que era imposible pensar lo social sin el Estado? De hecho, esta discusin estaba enel centro del pensamiento liberal: ste no poda prescindir de un "enfoque social", precisamente por

    page 3 / 33

  • ello Rougier haba propuesto un "liberalismo constructor", Marlio un "liberalismo social", JacquesRueff , incluso, lleg a proponer un "liberalismo de izquierda", Rstov y Rpke propusieron, encambio, un "intervencionismo liberal", es decir, el tiempo histrico demandaba a los liberales uncambio de teoras, conceptos e ideas.

    Sin embargo, para Hayek ninguno de esos adjetivos y pronombres asuman el sentido que debatener el li