Los Ojos de Horus

Download Los Ojos de Horus

Post on 02-Apr-2016

244 views

Category:

Documents

23 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Novela policial

TRANSCRIPT

<ul><li><p>Raymond Colle</p><p>Los Ojos de Horus</p><p>Novela</p><p>Santiago de Chile2008</p><p>1</p></li><li><p>Novelas del mismo autor en WWW:http://trompel.blogspot.com</p><p>Sitio web:http://sites.google.com/site/colle/Home</p><p>Blogs:Noticias del mundo digital</p><p>Noticias cientficas</p><p>Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons</p><p>(Algunos derechos limitados)</p><p>Santiago de Chile, 2008</p><p>2</p></li><li><p>1Bruselas, viernes 8 de diciembre de 2012</p><p>Joseph Trompel -Jef para los amigos- estaba viendo televisin en su oficina de la calle Foss-aux-Loups en Bruselas. Haba terminado unos das antes la investigacin de un caso de adulterio. No le gustaba este tipo de caso, pero era el pan de cada da de los investigadores privados como l, y de algo haba que vivir. Aunque tambin viva de su trabajo como reportero free lance y haba terminado hace poco una serie de reportajes sobre trfico de drogas en Sudamrica para el diario Le Soir. No le quedaba nada que hacer sino esperar el siguiente caso o el siguiente tema de reportaje.</p><p>El caso se present ese viernes, cuando entr en su oficina un visitante.- Buenos das, seor Trompel. Soy el profesor Kaminsky, arquelogo de la universidad de Praga. Acabo de asistir a un congreso de egiptologa que acaba de tener lugar aqu en Bruselas y ha surgido algo que me intriga y para lo cual quisiera tener su colaboracin.- Y por qu yo? No s nada de arqueologa ni menos de egiptologa!- Oh, ud. no debe acordarse de m. Pero yo s me acuerdo de ud. Estuvimos alojados en el mismo hotel en La Paz hace un ao. Yo estudiaba las ruinas de Tiauanaco y ud. se hizo famoso por una investigacin sobre drogas.- S, me acuerdo bien de esta investigacin. Tuvo demasiada publicidad. Y no tuve mucha oportunidad de conocer a los otros pasajeros del hotel. por sto pens en m?- S. Al estar en Bruselas, me acord de ud. y encontr su direccin en la gua de telfonos. El caso es que no conozco ningn otro investigador y me pareci oportuno empezar cuanto antes las averiguaciones que deseo realizar.- De qu se trata?- Resulta que en un descanso del congreso estuve compartiendo con colegas de Estados Unidos. Uno de ellos, que pertenece a la universidad de Notre-Dame, en Nueva York, coment que el Metropolitan Museum haba renovado la semana anterior los contenidos de una vitrina con joyas del Antiguo Egipto. Otro de los presentes, que reside en Boston, cont entonces que haba ocurrido lo mismo en la misma fecha en el Museo de Bellas Artes de Boston. La coincidencia le pareci extraa. Yo tengo motivos para sospechar, que le podr explicar quizs ms adelante. Supe, en el congreso, que el Museo de Arte e Historia del parque del Cincuentenario hay una sala egipcia. No lo he visitado y me gustara que me acompae a visitarlo. Quizs pueda comprobar ah lo que sospecho y, en este caso, sus servicios podran ser de gran importancia. Si no es el caso, le pagar las horas que haya ocupado hoy y ambos nos olvidaremos del asunto. Qu le parece?- De acuerdo. Vayamos al museo. Hay una lnea de metro que nos llevar ah en pocos minutos. La estacin est a una cuadra de aqu.</p><p>Salieron de la oficina de Trompel, cruzaron el edificio Centro Monnaie y bajaron a la stacin de metro Brouckre. No pudieron conversar en el metro, a causa del ruido. Despus de un trayecto de unos diez minutos, bajaron en la estacin de Merode, que est </p><p>3</p></li><li><p>al pasar del parque del Cincuentenario. Unos minutos despus entraban en el museo. En el corazn del parque, el Museo de Arte e Historia ofrece a sus visitantes una visin de la historia rica y variada. Las colecciones de la Antigedad evocan las grandes civilizaciones de Egipto, Mesopotamia, Grecia y Roma. </p><p>Kaminsky compr las entradas as como un catlogo del museo. Se dirigieron luego a la sala egipcia. El arquelogo busc una vitrina con antiguas joyas y la compar luego con los datos del catlogo.</p><p> sto es lo que sospechaba! -dijo-. Falta una pieza. Fjese: el catlogo indica que la vitrina contiene entre otros objetos un "ojo de Horus", pero no se le ve por ninguna parte. Tratemos de averiguar que pas con l.</p><p>Volvieron a la entrada y Kaminsky pregunt a la recepcionista por el ojo de Horus, mostrndoselo en el catlogo y sealando que no pudo encontrar enla vitrina.</p><p>- S, es extrao -dijo ella-. Debera estar en su lugar. Voya a preguntar al conservador. </p><p>Y llam por el telfono interno, repitiendo la informacin de Kaminsky. Luego se dirigi de nuevo al profesor:</p><p>- El conservador tambin est sorprendido. Va a ir a revisar la vitrina. Les pide que se junten uds. con l ah mismo.- Gracias. Vamos.</p><p>Y volvieron a la sala egipcia. El conservador lleg junto con ellos. </p><p>- Soy Jules Devraux, el conservador del museo. Uds. son los que dicen que falta el Ojo de Horus?- As es. Soy el profesor Kaminsky, arquelogo de la universidad Carolinum de Praga. Y ste es el seor Trompel, reportero investigador. Acabamos de visitar la sala y, al comparar su catlogo con el contenido de esta vitrina me percat de que faltaba esa pieza.- Tiene ud. toda la razn. Pero yo no la hice retirar. Me parece obvio que alguin abri la vitrina, la sac y reacomod los otros objetos de modo que no se viera el vaco. Pero las alarmas no han funcionado, lo cual indica que sto lo hizo uno de mis colaboradores o bien un ladrn profesional. Pero, si fuese un ladrn, por qu se llevara solamente esta pieza? Las otras valen tanto o ms! De todos modos, voy a tener que avisar a la polica. Y a la compaa se seguros. Le agradezco que nos haya avisado.- Tiene ud. idea de cuando puede haber ocurrido el robo? -pregunt Kaminsky.- Es difcil de decir. No revisamos las salas cada da. El ltimo inventario fue a fines del mes pasado, y no faltaba nada.- As que debe haber sido en las ltimas tres semanas.- Sin duda.</p><p>4</p></li><li><p>- Gracias seor Devraux. Lamentamos lo ocurrido. Le dejamos para que disponga las medidas que se imponen.- Gracias nuevamente a uds. por avisar. Hasta luego!</p><p>Al salir, Trompel, que haba permanecido callado desde el descubrimiento, hizo finalmente notar su presencia, mientras se encaminaban de nuevo hacia el metro.</p><p>- Dijo ud. que era lo que esperaba. Realmente saba que se robaran el Ojo de Horus?- No saba que sera el Ojo de Horus, pero s me esperaba que una o varias piezas hubiesen desaparecido. Que haya sido una sola, y en particular sta, me aclara mucho el panorama. Tanto en el Metropolitan de Nueva York como en Boston, lo ms probable es que haya habido tambin un Ojo de Horus entre las muestras retiradas. Lo confirmar en cuanto consulte los catlogos que tengo en mi oficina en Praga.- Entonces algo est pasando y ud. quiere que le ayude a investigar?- Exactamente. Hay varios otros museos que tienen joyas egipcias, aparte de los que ya le mencion, partiendo por el Museo de Antigedades Egipcias de El Cairo obviamente. Estn el Museo Egipcio Rosacruz de San Jos, en California, el Museo del Louvre, el British Museum y el Museo Petrie de Arqueologa Egipcia, en Londres, el Museo Egipcio de Turn y su equivalente en Miln. El Vaticano tambin tiene un museo egipcio bastante rico.- Y en todos estos lugares cree que podra haber pasado lo mismo?- Es lo que sospecho, aunque no s si todos tienen Ojos de Horus. Tendr que revisar los catlogos.- El Ojo de Horus tiene un significado particular?- Oh s! Significa el conocimiento o, incluso, la conciencia. Pero lo que nos interesa es que los sacerdotes egipcios que oficiaban el culto de Osiris llevaban una tnica blanca de lino, amarrada en el hombro con un Ojo de Horus. Si este objeto ha desaparecido de los museos, quiere decir que gente que se considera sucesora de estos sacerdotes se prepara para llevar a cabo el rito. El 21 de diciembre, solsticio de invierno, era el inicio del ao para los egipcios1, la fecha en que Sirio, la estrella de la diosa Isis -hermana y esposa de Osiris, y madre de Horus- volva a aparecer en el horizonte al amanecer, despus de haber desparecido por 70 das. Ese da se celebraba una fiesta en honor de Osiris, el dios de la resureccin. Y cada 72 aos la fiesta era ms importante, de acuerdo a la astrologa. Se celebraba entonces un gran festival, con una representacin teatral del mito de Osiris. El presente ao, adems, se cumple un ciclo de 2.170 aos: el sol entra en una nueva constelacin en el firmamento. Y, ms extrao an, este fenmeno coincide con el calendario maya, que profetiza para el presenta ao -exactamente en el solticio de invierno- el final de la era correspondiente al "Quinto Sol" y el comienzo de otro ciclo csmico, llamado "Sexto Sol". Segn el cmputo maya, habran tenido lugar ya 5 ciclos de 5.125 aos, completando una serie de 25.625 aos, periodo muy prximo al de "la precesin de los equinoccios" o vuelta completa del sol por las doce constelaciones, perodo conocido tambin como "Gran Ao Egipcio" porque ya haba sido calculado por </p><p>1 En realidad empezaba en el solsticio de verano (21 de junio).</p><p>5</p></li><li><p>los antiguos egipcios.La resurreccin era un elemento central de la fe egipcia, y por ello el culto de Osiris y sus fiestas eran especialmente importantes, ligadas adems a la crecida del Nilo, que se iniciaba en esa misma fecha y de la cual dependa la prosperidad del pas. Pero lo que nos importa es que hay un texto apcrifo, del siglo II a.C., que dice que en los festivales ms importantes los sacerdotes hacan resucitar realmente al representante de Osiris. En general, los egiptlogos creen que este texto es una falsificacin, pero quizs no lo sea, aunque puede ser una mala interpretacin del rito.- Y an hoy perdurara la religin egipcia y habran sacerdotes? Despus de ms de dos mil aos?- Estoy convencido de ello. Y de que algunos egiptlogos son sacerdotes, as como algunos de sus mecenas. Probablemente tambin el director del museo del Cairo.- As que sto tendra lugar dentro de menos de dos semanas?- S. Queda poco tiempo y por esto necesito su ayuda. Me es imposible investigar todo solo en tan poco tiempo. Porque, adems, debo retomar mis clases en Praga.- Qu espera de m? Qu importancia tiene que se rena esta gente?- Ya estamos por subir al metro. Discutmoslo cuando estemos de vuelta en su oficina.</p><p>Veinte minutos despus estaban de vuelta en la oficina de Trompel.- Si es cierto lo que creo saber del culto de Osiris en las fechas que le seal, me temo que habr un asesinato: matarn a alguin para tratar de hacerlo resucitar. Lamentablemente no s donde tendr lugar el rito ni quienes han de participar. Por otra parte, deberamos descubrir si han desaparecido otros Ojos de Horus, lo cual confirmara mis sospechas. Es para averiguar todo sto y tratar de evitar este asesinato que deseo que me ayude. Quienes actan como sacerdotes de Osiris deben haber formado hace siglos una sociedad secreta y han de reunirse en alguna parte. Lo obvio sera en el templo de Osiris en Abydos o en algn otro lugar de Egipto, pero no pueden arriesgarse a hacerlo en uno de los antiguos templos porque podran ser observados. Deben tener un lugar secreto de reunin. Debo volver maana a Praga para retomar mis clases. Har todo lo que pueda por seguir investigando, pero hay una serie de cosas que no puedo hacer. Una es averiguar si algunos de los egiptlogos que estuvieron aqu en el congreso se dirigen a un mismo lugar, diferente de su residencia: as podramos descubrir algunos de los sacerdotes y hacia donde van. Aqu esta la lista de los asistentes al congreso. Se la dejo. Otra cosa es averiguar lo que ha pasado en otros museos. Yo tengo un amigo en Londres en quien puedo confiar y que me averiguar si algo pas en el British Museum y en el Petrie. Tambin podr ayudarme para averiguar lo mismo en el Museo de San Jos de California. Ud. podra ir a Pars para visitar el Louvre y seguir de ah a Turn, Miln y Roma. Al llegar a Praga le har una transferencia bancaria para pagarle el viaje y sus honorarios. Qu le parece?- Muy interesante. Me cambia un poco de los casos habituales y sto es estimulante. De acuerdo. Le ayudar. Cmo nos comunicamos?- Tengo Messenger y e-mail. Me parece que es lo ms fcil. stas son mis seas. - y le entreg una tarjeta con las direcciones.- Apenas llegue a Praga le enviar ms detalles </p><p>6</p></li><li><p>sobre el mito de Osiris y el culto y le mandar noticias cada vez que tenga alguna novedad.- Y yo har lo mismo. Entonces, seguimos en contacto.- Perfecto. Hasta luego! </p><p>Despus de la partida de Kaminsky, Trompel empez inmediatamente a trabajar con la lista de asistentes al congreso. Tena contactos en el aeropuerto de Zaventem: sera fcil averiguar quines habran pasado por ah y adonde se dirigan. Pero sera casi imposible rastrear a quienes viajaran por tierra: no deban declarar su destino en ninguna parte y ya no haba control en las fronteras a la salida de Blgica ya que el trnsito era libre en toda la Unin Europea. Si salan de la UE, sin duda lo haran por aire. Y si haban venido desde afuera por aire y se dirigan a alguna otra ciudad importante de ella, sin duda seguiran tambin por aire. As que gran parte de los viajes significativos estaran cubiertos por el estudio de los pasajeros del aeropuerto. Envi la lista a su principal contacto. No deba esperar resultados sino hasta el da siguiente. Como vena un fin de semana, de seguro no recibira la transferencia de dinero del profesor Kaminsky hasta el lunes. Program entonces su viaje a Pars para el martes siguiente. Busc la pgina web del Thalis, el tren de alta velocidad que iba de Bruselas a Pars, y reserv un pasaje para el martes en la tarde. Luego busc la pgina de su hotel favorito en Pars y reserv un habitacin por dos noches.</p><p>9 de diciembre</p><p>El da siguiente se qued en casa, como todos los sbados. En la maana ley el diario y, en la tarde, revis su correo electrnico en su laptop con conexin inalmbrica a Internet. El mensaje que esperaba haba llegado: su contacto en el aeropuerto haba mostrado la eficiencia de siempre y haba encontrado una docena de asistentes al congreso de egiptologa que haban salido por ah. Trompel revis los destinos: muchos divergan pero detect cuatro personas que haban tomado un vuelo hacia Praga. Nadie se diriga a Egipto. Los cuatro eran Wilhelm Van der Berg, de Rotterdam, John Connor, de Dubln, Piet Vermeer, de Ciudad del Cabo y Muhamad Al Kabir, de los Emiratos rabes. El egipcio iba a Praga! Sin duda estos cuatro deban estar implicados en el caso presentado por el profesor Kaminsky. Y qu coincidencia que fueran a Praga! Pero qu poda tener que ver la Repblica Tcheca con un antiguo culto egipcio? En todo caso, poda ser una suerte ya que as Kaminsky podra quizs seguirles la pista en Praga.</p><p>Despus le pareci til informarse mejor sobre los museos que pensaba visitar. Ya haba estado en el Louvre, en Pars, as que busc los museos de Turn, de Miln y del Vaticano en la Web.</p><p>El "Museo delle Antichit Egizie" de Turn apareca como el nico museo europeo dedicado exclusivamente a Egipto y a su cultura. Haba sido abastecido principalmente por excavaciones de egiptlog...</p></li></ul>