la dictadura perfecta - dictadura perfecta, concepto acuñado por el pensamiento liberal de corte...

Download La Dictadura Perfecta - dictadura perfecta, concepto acuñado por el pensamiento liberal de corte progresista,…

Post on 07-Jun-2018

215 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • La Dictadura PerfectaAcerca del sistema de dominacin capitalista en Mxico y cmo destruirlo

    Felipe Cuevas Mndez

    Introduccin.

    Captulo I. Las elecciones.1.- Normatividad electoral.2.- Inversin monoplica.3.- Prerrogativas del capital financiero.4.- Plataformas electorales de los partidos.5.- Nuevas condiciones del aparato estatal.

    Captulo II. El proceso electoral.1.- El Estado y la democracia en el momento actual.2.- El Proceso electoral.3.- El sistema electoral.4.- El sistema de partidos.5.- Presupuesto estatal.

    Captulo III. La democracia en Mxico.1.- Democracia y monopolio.2.- La democracia en su relacin con el Estado.3.- Sentido histrico. 4.- Carcter de clase.5.- Poder, Estado y Rgimen.6.- Poder econmico y poder poltico.

    Captulo IV. El Orden establecido.1.- El Estado en Mxico.2.- Orgenes, estructura y principios.3.- Municipios y Estados.4.- El Poder poltico central.5.- Financiamiento del Estado6.- Ejrcito y polica

    Captulo V. Tareas del proceso revolucionario.1.- La necesaria destruccin del Poder burgus.2.- El camino del pueblo.3.- El proceso de lucha de clases.4.- Acumulacin revolucionaria de fuerzas.5.- Programa democrtico y revolucionario.6.- Necesidad de una democracia popular.

    Publicado en el ao 2006

    1 www.lahaine.org

    http://www.lahaine.org/

  • Advertencia

    La dictadura perfecta, concepto acuado por el pensamiento liberal de corte progresista, para

    nosotros tiene sus connotaciones ms all de la crtica sesgada a una cara del sistema econmico y poltico de Mxico, de ah que el objetivo sea destrabar el problema de la interpretacin de oposicin, dimensionar el fenmeno en

    todos sus aspectos, en su condicin de realizacin eficaz del Estado capitalista para el sometimiento del trabajo.

    2 www.lahaine.org

    http://www.lahaine.org/

  • Introduccin

    Vamos a construir nuestra visin en una sumatoria de elementos partiendo de lo que hoy es ms visible, para arribar a lo esencial de la vida nacional. Estamos sistematizando hechos ampliamente comprobables sobre el sistema capitalista, de tal manera que sea posible establecer diversos mecanismos de verificacin, de refuerzo y ensanchamiento del anlisis sobre el carcter de nuestra sociedad. Hasta si se quiere puede apoyarse en la informacin de los medios y la intelectualidad para ver cun ligados marchamos aqu a las realidades claves que se viven sin dar pie a especulaciones.Indguese todo cuanto se quiera, que los hechos son claros, y la comprensin de los mismos marchar sin grandes dificultades. Est bastante demostrado que en el reino del capital las mayoras se convierten en objetos de la explotacin, en tanto que unos cuantos han coronado esta situacin para vivir de las ventajas que proporciona el Poder, y preservarlas; hoy se puede verificar con lujo de detalles y sin la menor duda sta condicin de alienacin del trabajo por el capital, como una realidad que tiene sus bases materiales en la propiedad privada y el Estado.Por eso el sesgo moderno de defensa del Estado capitalista consiste en negarlo todo, consiste en apoyarse en los viejos principios liberales y positivistas para trazar una lnea poltica donde lo importante es hablar sin parar, manipular la realidad, procurando al mximo poner en ltimo plano lo que acontece en lo econmico como factor independiente de los acontecimientos sociales y no su condicionante central. El intento de quienes defienden as el sistema no est carente de contradicciones, al fin y al cabo no se puede negar una situacin al tiempo que vivir de ella.Y la esplendidez con que se patrocina la democracia y el carcter de la sociedad mexicana por los medios de comunicacin, los magnates, los partidos polticos y el Estado, tomando sus tres poderes, pues todos ellos anuncian logros y ms logros; verifica hasta dnde actan en comn todas las fuerzas del capitalismo en contra de los que necesitan cambiar sus condiciones sociales de existencia.Proliferan los aplausos, pero desmejoran las condiciones de vida y trabajo de la poblacin, destacan las cifras macroeconmicas pero la crisis sigue, hay capital pero est concentrado en unas cuantas familias, abundan los pactos pero ninguno favorece al trabajador, se clama por el trabajo pero se vive y se piensa con el capital, se simula un rgimen de democracia pero se hace todo cuanto es posible para impedir que algo as suceda en Mxico, se habla de los pobres pero se impide que asomen en poltica mas que para escuchar. Posturas e imposturas, es el estilo poltico que ha coronado el sistema de explotacin y opresin sobre las mayoras.La burguesa se traiciona respecto de sus viejos principios, los abandona y cree que eso es suficiente para que el resto de las clases sociales le sigan en sus correras proimperialistas y antidemocrticas, pero se engaa, eso no va a ocurrir, la lucha de clases anuncia otras lneas de accin y un camino completamente diferente para la emancipacin social.

    Captulo ILas elecciones

    La decadencia del rgimen involucra el propio proceso electoral, este se encuentra visiblemente atenazado por los intereses de los monopolios y la orientacin monoplica en poltica. Las ideas de equilibrio, equidad, consenso, etc., tan en boga, son actualizadas en una orientacin mucho ms corta que en las precedentes etapas del capitalismo al ubicarse simplemente como las bases polticas permisibles para que la gran empresa prospere, en tanto que antes se manifestaban como ideas de lucha

    3 www.lahaine.org

    http://www.lahaine.org/

  • contra el dominio feudal y por el desarrollo del capitalismo en general, pero todo corresponde a su poca.El equilibro que se pretende lograr con el proceso electoral en curso, es entre los intereses del gran capital y las facultades sociales del Estado para que en el entorno social dejen de manifestarse otros intereses. Ese equilibrio lleva por meta la asuncin de que en la poca actual solo hay cabida para la opinin gran burguesa, para la decisin gran burguesa, para la poltica gran burguesa.Esta readaptacin de los viejos ideales a las condiciones de la poca imperialista, como ideales de la oligarqua financiera buscan prescribir los derechos polticos y sociales del pueblo, dichos ideales pretenden allanar el camino de sus luchas y llaman a todos a defender la sociedad capitalista, suplantan los intereses histricos de la clase obrera con los intereses egostas de la clase dominante.El reto burgus en el proceso electoral es despojar a su propia democracia de los elementos que permiten se expresen otros intereses contrarios a los suyos (an cuando se hace encubriendo y tergiversando su carcter), afirmando su soberana voluntad de clase, y suprimiendo las formas de lucha popular que dentro de la misma democracia burguesa se manifiestan.

    1.- Normatividad electoral.

    Se presume que contamos con unas normas electorales cuan perfectas como el Estado mismo, absolutas, segn se cuenta de ellas, a las cuales acaso el tiempo solo modifique en forma. As como fuimos premiados con un cuerpo legal articulado al carcter democrtico de la sociedad mexicana, que asegura ser expresin disolutiva de las contradicciones de clase.La realidad viene demostrando todo lo contrario, esta direccin legal de los asuntos electorales es lo ms antidemocrtico que pueda conocerse, por su contenido especfico, por su rol en la sociedad capitalista, por su imposicin desde las clases dominantes y por su adulteracin de la verdadera problemtica social.La ley define un escenario en el que desfilan y compiten personajes de la poltica (candidatos), un auditorio espectador de ciudadanos pobres (votantes), un organizador (el Estado y la mediacin del IFE) mas un equipo manipulador de ciudadanos ricos (aportaciones privadas, visin estratgica de los empresarios); se trata de una delimitacin rgida de los actores de la democracia burguesa, la misma ley de medios viene a fortalecer esta premisa, a la vez que la designacin de recursos econmicos impide, dadas las carencias del trabajador, que ste pueda asumir posiciones de debate o de alteracin de los principios establecidos.Hay normas de conducta durante el proceso para reforzar al Estado acotando todos los actos, quedando prohibidas las confrontaciones con los candidatos, las impugnaciones, el rechazo a las campaas, la imposibilidad de que compitan candidatos obreros o campesinos ni sus verdaderas organizaciones. En este propsito de contencin de las protestas y contradicciones, se vale del uso a fondo de aquella locucin latina que fuera del pas quiere decir con mayor razn, pero que en Mxico adquiere la categora chiquita de a fuerzas, para suplantar e impedir todo acto democrtico en sus procesos de recambio.Otra lnea de demarcacin es que la competencia no debe rebasar un lmite de legalidad con relacin a la imposibilidad de cuestionar el sistema social existente en su conjunto, ni sus partes como tales. Lo que trae a colacin el tema de la canturreada libertad, cuyos principios resultan por dems inoperantes, vindose constreida a sus dulces cantos y a su aplicacin solo por los representantes del capital.Es comn el argumento de los diversos polticos de la burguesa que gira sobre su espaldarazo a la ley electoral como la aceptacin de las reglas del juego como fundamento para la democracia, argumento que juzga la democracia como patrimonio de quienes hacen la gran poltica en Mxico, argumento que ubica la legitimidad por consenso de los partidos polticos de la burguesa, argumento que registra

    4 www.lahaine.org

    http://www.lahaine.org/

  • el marco legal para la estabilidad del sistema.El proceso de renovacin de gobiernos asumido ahora como una cuestin de tcnica electoral en trminos de funcionalidad, donde no cabe el detenerse a cuestionar las bases de esta misma estructura, sin