¿hay algo nuevo qué decir acerca ¿hay algo nuevo ?· de Émile durkheim y marcel mauss?1 marcel...

Download ¿Hay algo nuevo qué decir acerca ¿Hay algo nuevo ?· de Émile Durkheim y Marcel Mauss?1 Marcel Fournier…

Post on 29-Sep-2018

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Sociolgica, ao 28, nmero 80, pp. 243-258septiembre-diciembre de 2013

    Hay algo nuevo qu decir acercade mile Durkheim y Marcel Mauss?1

    Marcel Fournier 2

    eL estatus de La BIografa en Las cIencIas socIaLes

    Hoy muy popular cuando se trata de polticos, escritores, artistas e inclusive estrellas de cine, la biografa permanece como un gnero se-cundario en las ciencias sociales, particular-mente en las del medio francfono. Debemos la nica biografa de mile Durkheim a Steven Lukes, un profesor del Reino Unido. En nuestra propia disciplina la biografa todava se ve con sospechas. Vislumbro ciertas razones para ello. La primera entre todas es un puritanismo: en la academia, los chismes acerca de los colegas existen aqu y en todos lados, pero no aceptamos que un libro sobre un o una

    1 Publicado originalmente en International Sociology Review of Books, vol. i, nm. 9, 2011. Traduccin del ingls al espa-ol por Jos Hernndez Prado, realizada con la anuencia del autor.

    2 Doctor en sociologa por la Sorbona-Ecole Pratique des Hautes tudes (ephe) y alumno de Pierre Bourdieu. Profe-sor de tiempo completo en el Departamento de Sociologa de la Universidad de Montreal. Correo electrnico: marcel.fournier@umontreal.ca

    Sociolgica, ao 28, nmero 80, pp. 243-258septiembre-diciembre de 2013

    Hay algo nuevo que decir acerca de mile Durkheim y Marcel Mauss?1

  • MarceL fournier244

    cientfico/a, escritor/a o artista deba revelar los detalles de su vida privada. Siempre se asume que al hacer pblica la informa-cin privada la grandeza de sus obras quedar socavada. Quin desea saber que Karl Marx tuvo queridas, que Max We-ber padeci problemas mentales, que Durkheim sufra de neuro-sis, que Althusser mat a su esposa e, inclusive, que Foucault frecuentaba bares gay en San Francisco? Aqu la tentacin del sensacionalismo est ms presente que nunca.

    El socilogo-bigrafo lucha con una serie de problemas: el acceso a las fuentes, la memoria de los que conocieron al o a la sujeto de la biografa, las muchas interpretaciones que se han dado a su obra, etctera. Yo fui suficientemente afortunado puesto que fui el primero en haber tenido acceso a los archi-vos Hubert-Mauss que ambas familias donaron al Colegio de Francia: miles de cartas con la correspondencia entre Durkheim y Mauss y entre Hubert y Mauss, manuscritos, textos no publi-cados, etctera. Una fuente casi inagotable de informacin! Y los resultados de veinte aos de trabajo, transcurridos con el sentimiento de descubrir algo nuevo cada da, terminaron sien-do la primera biografa de Marcel Mauss, la edicin completa de los escritos polticos de Marcel Mauss, la edicin (en colabora-cin con Philippe Besnard) de las cartas de Durkheim a Marcel Mauss y una nueva biografa de mile Durkheim.

    una nueva perspectIva

    Cualquier biografa contiene una teora implcita de la accin. La tendencia natural del autor de una biografa es recurrir a un mo-delo que combine una secuencia temporal ordenada, una per-sonalidad constante y firme, acciones sin inercia y decisiones carentes de dubitaciones. No obstante, la vida no es tan simple y los individuos son mucho ms complejos. Hay inconsisten-cias, contradicciones y momentos de indecisin. El habitus y el trasfondo cultural entran en juego. Qu tanto espacio queda para el actor ante las circunstancias y el habitus?

  • acerca De MiLe DurkheiM y MarceL MauSS 245

    Cuando las y los socilogos discuten la historia de su disci-plina se enfocan en la historia de las ideas, las discusiones te-ricas y la relectura de textos. Por supuesto, uno es capaz de incluir ciertas notas biogrficas en un libro sobre un autor parti-cular, incluso a veces un captulo entero, pero el lector e inclu-sive el editor estar a la espera de una cosa: la exposicin de la contribucin cientfica. Mi intencin cuando escrib la biogra-fa intelectual, primero de Marcel Mauss y despus de mile Durkheim, era construir un background educativo y terico. Ahora bien, qu es realmente una biografa intelectual?; son los escritos?; los pensamientos?; las creencias? La premisa de cualquier sociobiografa, que de hecho es sociologa del co-nocimiento, parece ser sta: un texto slo puede entenderse en su contexto.

    Finalmente est la oposicin principal entre el individuo y la sociedad. Los socilogos son muy conscientes de lo que Pierre Bourdieu, quien fuera director de mi tesis doctoral, llamaba la ilusin biogrfica. El propio Bourdieu me advirti en contra de esta tendencia, que suele hallarse en los crculos intelectuales. El bigrafo es una especie de pepenador, que vive entre cad-veres y encuentra placer en devorarlos. O una especie de pa-rsito, que quiere escalar sobre los hombros de los grandes. Cualquier biografa vista como una narracin tiene una filosofa de la historia implcita, en cuanto secuencia de sucesos histri-cos, pero y si la vida no tiene sentido, en sus dos acepciones de significado y de direccin?

    El hombre es la obra, dijo Durkheim teniendo en mente a su amigo Frdric Rauh. La obra, sin embargo, es menos la expresin directa de una vida que el reflejo de una sociedad y una poca. La vida, la obra y la sociedad se encuentran todas interpenetradas entre s, tanto como se distinguen unas de otras. El reto para el sociobigrafo es reconstruir el contexto, la superficie social sobre la cual acta en todo momento el indivi-duo en una pluralidad de sectores o campos. El empleo de un enfoque prosoprogrfico la investigacin que combina los ele-mentos individuales y colectivos a la luz del ejercicio del poder

  • MarceL fournier246

    poltico, econmico y social y de una perspectiva estructural de anlisis, por ejemplo, en trminos de alcance y estructura de las relaciones sociales, no slo ayuda a definir los elementos que reflejan las posiciones y trayectorias sociales, sino tambin a identificar los mrgenes y las oportunidades de innovacin dentro del sistema. Desde el comienzo de mi carrera acadmi-ca he desarrollado un programa de investigacin que enfatiza la aproximacin histrica en los campos de la sociologa de la ciencia, la sociologa del sistema universitario y la sociologa de los intelectuales.

    Las dos biografas que he escrito difieren de otros estudios en varios aspectos: 1) la descripcin de la vida y la obra de los autores y sus colaboradores es estrictamente cronolgica y evita el enfoque temtico usual; 2) el nfasis est puesto en la dimensin colectiva de su trabajo; 3) se discute el conjunto de su obra (y hasta cierto punto, la de sus colaboradores), como tambin los debates alrededor de cada libro o artculo en el momento de su publicacin; y 4) se adopta una perspectiva sociolgica, y la vida y la obra de los autores se inscriben en el contexto intelectual, institucional y poltico de los aos 1850 a 1920. Los dos libros hubieran podido titularse Durkheim, Mauss y Ca., partes 1 y 2, para tomar en prstamo la expresin de Lucien Fevre. El objetivo fue, por lo tanto, observar a los indi-viduos tanto como al terreno; al habitus y al campo o a lo v-nementiel 3 y lo estructural.

    eL soBrIno MarceL

    Mi paso inicial fue la biografa de Marcel Mauss (1872-1950). Uno puede fcilmente identificar los determinantes que influye-ron en su vida: su abuelo rabino; el ser hijo de una familia de comerciantes y pequeos industriales; ser originario de pinal de los Vosgos; ser sobrino de mile Durkheim y slo 14 aos

    3 En francs en el original: lo relacionado con los acontecimientos concretos [nota del traductor].

  • acerca De MiLe DurkheiM y MarceL MauSS 247

    ms joven que l (Durkheim naci en 1858 y Mauss en 1872). Las preguntas son: cmo Mauss, el judo de pinal que apro-bara sus exmenes de oposicin, sin ser un alumno regular de la Escuela Normal Superior; cmo Mauss, a la sombra de Durkhe-im, fue capaz de producir una contribucin enormemente origi-nal al desarrollo de las humanidades y convertirse en el padre de la moderna antropologa social francesa? Todo el mundo co-noce en las ciencias sociales el famoso ensayo de Mauss acer-ca del obsequio, pero quin fue Marcel Mauss?

    Mauss escribi cientos de artculos. Su vida, como la de cualquiera, estuvo caracterizada por la incertidumbre y el equ-voco. Hasta su tardo matrimonio llev la vida de un soltern y de un bohemio. Su familia se desesperaba con l: un puesto en una institucin la Escuela Prctica de Altos Estudios que era toda una trampa, pocos ingresos, una tesis incompleta (sobre la persona que reza) y, adems, soltero. La vida de Mauss era un fracaso? En 1930 fue electo al Colegio de Francia, que sera para l un oasis de libertad, independencia y ciencia pura. La fama lleg al final de su vida, algo que Durkheim haba soado para s mismo.

    Llevar a cabo mi estudio sobre Marcel Mauss requiri de mucha investigacin y documentacin. El primer libro sigue cronolgicamente las principales etapas de la vida de Mauss y comprende cuatro partes: El sobrino de Durkheim, El clan del ttem y el tab, El heredero y Reconocimiento. El eplogo abarca la Segunda Guerra Mundial y los aos de la posguerra.

    Uno de los asuntos ms difciles a los que me enfrent du-rante mi trabajo fue la cuestin de lo que realmente sucedi durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras dur la ocupa-cin nazi Mauss vivi en Pars. Su esposa estaba enferma. Se le respet debido a sus influencias y su reputacin? Ante-riores colegas y compaeros de clase lo ayudaron en las funcio-nes administrativas, entre ellos Marcel Deat, un amigo cercano. Los dos eran catedrticos de filosofa, durkheimianos y experi-mentados. Los dos haban luchado juntos en el movimiento so-cialista. A finales de abril de 1939 Mauss envi a Deat una suscripcin a La Tribune de France y le escribi: He visto muy

  • MarceL fournier248

    pocos de tus recientes artculos que no aprobara.4 Una confi-dencia problemtica, si se considera que Marcel Deat se com-prometi personalmente con el fascismo en mayo de 1940.

    En mi s