el barroco - · pdf fileel barroco memento mori quotidie morimur memento mori tempus fugit...

of 14 /14
EL BARROCO MEMENTO MORI QUOTIDIE MORIMUR MEMENTO MORI TEMPUS FUGIT TEMPUS FUGIT S. XVII MEMENTO MORI TEMPUS FUGIT QUOTIDIE MORIMUR

Author: duongquynh

Post on 02-Feb-2018

265 views

Category:

Documents


12 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • EL BARROCO MEMENTO MORI QUOTIDIE MORIMUR MEMENTO MORI

    TEMPUS FUGIT

    TEMPUS FUGIT

    S. XVIIMEMENTO MORITEMPUS FUGIT

    QUOTIDIE MORIMUR

  • EL SIGLO XVII: TIEMPO DE CRISIS

    Crisis econmica y social. [1].- El oro de Amrica se va agotando. El poder militar de Espaa se debilita y los tercios de Flandes generan hordas de lisiados y menesterososmuchos de ellos nios- que deambulan por las calles. El hambre marca la vida diaria. De esta realidad es reflejo la novela picaresca.[2

    Crisis poltica.- Reinan los ltimos Austria, ineptos, dedicados a la caza, entregados al lujo y manejados por sus validos. Espaa inicia su declive. En contraste con la suntuosa vida nobiliaria, el pueblo no ve satisfechas sus necesidades bsicas.

    Espiritual.-Desde mediados del siglo anterior Espaa encabeza la Contrarreforma (reaccin contra la reforma protestante de Lutero): ello supone que se cierren las fronteras, el refuerzo de la Inquisicin, la muerte a los herejes... Hay una vuelta a la espiritualidad y una defensa a ultranza del catolicismo.

    [1] La reflexin continua que el Barroco realiza sobre la fugacidad de la existencia responde a la realidad social del momento. El hombre de este siglo se encuentra en contacto directo con la pobreza y el fin de la materia. El XVII fue un perodo de malas cosechas que deriv en un consecuente aumento del hambre y de la propagacin de epidemias. Varias fueron las que asolaron la Pennsula en estos aos. Una de las ms devastadoras, procedente de Argel, merm considerablemente la poblacin a mediados de siglo. Junto a la peste, la guerra supone otro factor que coloca al hombre barroco prximo a la muerte.[2] Aunque la primera novela picaresca, El Lazarillo, se publica en el siglo anterior, ser en el XVII cuando el gnero alcance su auge.

  • PESIMISMO Y DESENGAO Nacer es empezar a morir, la vida no es ms que un TEATRO, un

    SUEO, un engao, una cortina de humo que difumina la muerte. Una hermosa ilusin que nos conduce inexorablemente al desengao. Tras el

    ms bello rostro se esconde siempre una calavera.

    VANITAS VANITATIS,LA CADUCIDAD DE LA BELLEZA

    Y EL ENGAO A LOS OJOS:TRAS LA MSCARA DE LA HERMOSURA

    SE ESCONDE LA AMARGA VERDAD: LA CALAVERA.

    Este es espejo que no te engaa, reza la inscripcin.

  • Tempus fugit El tpco por excelencia del Barroco est tomado de un verso de Virgilio (Georgicae, III, 284 ): Sed fugit interea fugit irreparabile tempus (Pero

    huye entre tanto, huye irreparablemente el tiempo)[1]

    Cmo de entre mis manos te resbalas!Oh, cmo te deslizas, edad ma!

    Qu mudos pasos traes, oh muerte fra,pues con callado pie todo lo igualas!

    Francisco de Quevedo

  • Memento mori1 La vela simboliza la vida: un breve fulgor destinado a consumirse o

    a ser apagado intempestivamenteLa omnipresente calavera nos recuerda la muerte.

    Ya no es ayer; maana no ha llegado;hoy pasa, y es, y fue, con movimiento

    que a la muerte me lleva despeado. F. de Quevedo

    1Recuerda que morirs. Al parecer, tiene su origen en una peculiar costumbre de la antigua Roma. Cuando un general desfilaba victorioso por las calles de la ciudad, un siervo se encargaba de recordarle las limitaciones de la naturaleza humana.

    Quotidie morimur.- Cada da morimos un poco. La cuna y la sepultura, es una obra de Quevedo.

  • EL ENGAO A LOS OJOS

    Todo lo que el Mundo encierraEs limitado y pequeo,

    Todo es nada, todo es sueo,Todo viento, todo tierra.

    Vanitas vanitatum et omnia vanitas(vanidad de vanidades, todo es vanidad)

    Su caducidad conduce al desprecio de los bienes mundanos (belleza, poder, riqueza, inteligencia...), pasto de la destruccin

    y la muerte.

  • La belleza

    ...En tierra, en humo,en polvo, en sombra, en nada... Luis de Gngora

    Omnem homine vetustatem, mors abolet

  • La vida como sueo

    El sueo del caballero, de Pereda

    Sobre la mesa, los atributos de la riqueza (dinero, joyas), del poder (armadura, cetro, mitra, armas), de la sabidura (laureles, libros y legajos) o de la belleza (flores), aparecen bajo la calavera,

    que nos recuerda su fugacidad, su vanidad e inconsistencia. El reloj marca el inexorable paso del tiempo.

    El caballero dormido recrea el sueo como preludio de la muerte y el ngel refrenda esta idea con la inscripcin que muestra en su

    filacteria: Aeterne pungit, cito volat et occidit

    (Eternamente hiere, vuela veloz y mata).La vida es concebida como un breve sueo del que nos

    despierta definitivamente la muerte: cada da vivimos esa pequea muerte en la que nos sume el descanso. Locura sera confundir nuestros sueos con realidades.

  • Caldern nos ofrece una recreacin del tpico en una de sus obras de teatro ms famosas: La vida es sueo.

    Suea el rey que es rey, y vivecon este engao mandando,disponiendo y gobernando;y este aplauso, que recibe

    prestado, en el viento escribe,y en cenizas le convierte

    la muerte, desdicha fuerte!Que hay quien intente reinar,

    viendo que ha de despertaren el sueo de la muerte?

    Suea el rico en su riqueza,que ms cuidados le ofrece;suea el pobre que padecesu miseria y su pobreza;

    suea el que a medrar empieza,suea el que afana y pretende,suea el que agravia y ofende,y en el mundo, en conclusin,

    todos suean lo que son, aunque ninguno lo entiende.

    Qu es la vida? Un frenes.Qu es la vida? Una ilusin,

    una sombra, una ficcin,y el mayor bien es pequeo:que toda la vida es sueo,y los sueos, sueos son.

  • El mundo como teatroTHEATRUM MUNDI

    Una vez ms, el contraste entre apariencia y realidad se refleja en este tpico que concibe el mundo como un gran teatro en el que

    cada cual representa el papel que le ha tocado en suerte. La muerte cierra, inevitablemente, la funcin.

    El tpico es nuevamente recreado por Caldern en uno de sus autos sacramentales:

    El gran teatro del mundo.

  • Las obras literarias

    La cuna y la sepultura, para el conocimiento propio y desengao de las cosas ajenas,

    Francisco de Quevedo

    Vuelve los ojos, si piensas que eres algo, a lo que eras antes de nacer, y hallars que no eras, que es la ltima miseria. Mira que eres el que ha poco que no fuiste, y el que siendo eres poco, y el que de aqu a poco no sers: vers como tu

    vanidad se castiga y se da por vencida [...]

    Empieza, pues, hombre, con este conocimiento [...]: que naciste para morir y que vives muriendo.

  • El gran teatro del mundode P. Caldern de la Barca

    MUNDO.- Y pues representaciones es aquesta vida toda,

    merezca alcanzar perdn de las unas y las otras.

  • In ictu oculi

    In ictu oculi, de Valds Leal

    En un abrir y cerrar de ojos, as pasa la vida. La muerte, cargada con un atad y un sudario y portando tambin su guadaa,

    pisotea todo aquello a lo que otorgamos valor en esta fugaz vida terrenal. Su mano derecha apaga sin piedad la vela que representa

    el efmero fulgor de nuestra existencia.

  • FIN

    Vanitas vanitatum et omnia vanitas