2. Patrimonio, Teología y Arte. La catedral: "una palabra construida"

Download 2. Patrimonio, Teología y Arte. La catedral:

Post on 06-Jan-2017

215 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>PATRIMONIO, TEOLOGA Y ARTELa catedral: una palabra construida</p><p>DR. ISIDORO MIGUEL GARCA</p><p>Cannigo Archivero-Bibliotecario</p><p>INTRODUCCIN1</p><p>Una profesora de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza me conta-ba que explicando el cuadro de Veronese, Moiss salvado de las aguas, unalumno le pregunt quin era Moiss. Sin una elemental cultura religiosa resul-tar muy difcil explicar Arte religioso y sin el conocimiento rudimentario de lateologa slo se hablar de estilos artsticos y no de teologa del Arte. Si ademsno se investiga en los archivos eclesisticos, es decir, no se trabaja con fuenteshistricas, las publicaciones solo sern un traslado de huesos y no una verda-dera investigacin histrica. La Universidad debe ser un centro de creacin de cul-tura, para su difusin ya estn los estudios de Secundaria y Bachillerato. Piensoque este artculo puede resultar un poco difcil para las personas no familiariza-das con el lenguaje archivstico y teolgico. Espero que sirva, al menos, para quelas personas que quieran investigar en los archivos y biblioteca de nuestras cate-drales sepan que sern recibidas con el cario y el respeto que merecen.</p><p>En el polptico que se distribuye a las personas que acuden a visitar laCatedral del Salvador se puede leer, a modo de bienvenida, el siguiente saludo:La Seo del Salvador abre sus puertas a todos los que buscan a Dios. El arte,en este caso, se convierte en lenguaje de la fe. La Seo abre tambin sus puer-tas a todas las personas que, a travs de la belleza, buscan ese mensaje detranscendencia que grita silenciosamente todo espacio sagrado. </p><p>En este prrafo aparecen palabras que es conveniente destacar para el temaque estamos tratando: Seo: sede-ctedra del obispo; abre sus puertas: gesto</p><p>[ 7 ]</p><p>1 Quede constancia de mi agradecimiento a los tcnicos de los Archivos y Biblioteca Capitulares,D. Jorge Andrs Casabn y D Ester Casorrn Berges que prepararon las fotografas que se presentaronen la conferencia y han llevado a efecto las correcciones del texto que presentamos para su publicacin.As como a la profesora D Mara del Carmen Lacarra por su invitacin al curso Barroco en las catedralesespaolas y por su paciente espera de la redaccin de esta conferencia para su publicacin.</p></li><li><p>que invita a la entrada y acogida de todo tipo de personas; buscan a Dios: eltemplo como lugar o espacio religioso; arte como lenguaje de la fe: las im-genes y los espacios sagrados evocan la historia de la fe del pueblo de Diosque peregrina en medio de culturas cambiantes; belleza y mensaje de tras-cendencia: realidades que capta el espritu humano ipso facto, independiente-mente de sus creencias o situaciones personales. La catedral, que es una pala-bra construida, nos hace preguntas, nos abruma, nos sorprende, nos ensea,nos entusiasma, nos molesta Todo esto es lo que se llevan, en el recuerdo yen las fotografas realizadas, las personas que visitan las catedrales.</p><p>I. LOS CABILDOS CESARAUGUSTANOS</p><p>A partir de la segunda mitad del siglo XI, los cabildos aragoneses se estruc-turan de acuerdo con la reforma del papa Gregorio VII, que urga la observan-cia de la regla agustiniana, la vida comunitaria, la observancia de la pobreza, labeneficencia y la solemnidad del culto romano.</p><p>El cabildo zaragozano, constituido por cannigos pobres de diversas regio-nes en 1121, fue regularizado en 1160. En un principio el obispo y el cabildocatedralicio posean un nico patrimonio, pero a principios del siglo XIIIcomenz a imponerse la particin de dicho patrimonio en dos lotes, uno parala mensa episcopal y otro para la mensa canonical.</p><p>El carcter regular, es decir, la observancia de la regla agustiniana, impedael ingreso de clrigos nobles y letrados en los cabildos. Se pens posterior-mente en convertirlos en clrigos seculares, hecho que motiv largos pleitos.Los cabildos de Huesca y de Jaca fueron secularizados en la primera mitad delsiglo XIV, sin embargo el cabildo de La Seo del Salvador se mantuvo en la regu-laridad hasta el ao 1604 y el de Roda de Isbena hasta 1788. Despus delobispo, ocupaba el cargo ms relevante en las dicesis aragonesas el prior, llamado luego den en los cabildos seculares. El aumento de las fundacionespiadosas por parte de los fieles y el incremento del patrimonio catedraliciomotivaron tambin el aumento de clrigos no pertenecientes al cabildo: losracioneros, capellanes y beneficiados, que auxiliaban a los cannigos en el desarrollo y solemnidad del culto divino y atendan las obligaciones anexas asus cargos.</p><p>Los cannigos se dividan en tres estamentos: las dignidades, las oficinas ylos simples cannigos. A partir del siglo XVI, por mandato del concilio deTrento, fueron nombrados nuevos cargos canonicales: el lectoral, penitenciarioy doctoral. Los cannigos perciban una racin de la mensa comn y diversasdistribuciones en dinero por la asistencia a los actos de culto, as como losdems clrigos por atender sus raciones, beneficios y capellanas o asistir a los </p><p>ISIDORO MIGUEL GARCA</p><p>[ 8 ]</p></li><li><p>diversos actos litrgicos. La asistencia estaba controlada por el custos chori.Todo cargo catedralicio conlleva una carga o servicio, aunque es cierto que lasdignidades gozaban de mayores rentas y ventajas econmicas, lo que provocprotestas y pleitos ante los prelados diocesanos y ante la curia romana. </p><p>El obispo Pedro de Librana (1119-1128) fue el primer prelado cesaraugusta-no despus de la reconquista de Zaragoza (1118). Residi en la iglesia de SantaMara la Mayor que se ubic bajo la tutela de los cannigos regulares de SanAgustn. All permaneci el obispo hasta que la mezquita se convirti en La Seodel Salvador en 1119. Muri luchando contra los musulmanes en el castillo deCutanda. El obispo Bernardo (1139) instituy cannigos en La Seo del Salvadory en la colegiata Santa Mara la Mayor. Ambos cabildos fueron confirmados respectivamente por las bulas de los papas Inocencio II (Ad hoc universales: 15-XII-1141)2 y de Eugenio III (Rerum gestarum: 19-V-1145)3. El templo deSanta Mara aparecer documentalmente con el nombre del Pilar a partir de 1299. El obispo Pedro Torroja (1152-1184) logr del papa Adriano IV la deli-mitacin de la dicesis de Zaragoza, de Alejandro III la regularidad de los can-nigos de La Seo y del monarca Alfonso II la cabeza de San Valero.</p><p>Ambos cabildos tenan su propia clereca, pero las haciendas o mensas seadministraban por separado. Tanto la catedral del Salvador como la colegiatadel Pilar tendrn rentas particulares, conseguidas por medio de legados, dona-ciones y otros cauces. El obispo Sancho de Ahones (1216-1235), compuso lospleitos que existan entre los cannigos de La Seo y de Santa Mara la Mayor,reorganiz las rentas canonicales y determin que ambos cabildos zaragozanosse encontraran unidos por obligaciones de ceremonial: </p><p> Los cannigos de Santa Mara la Mayor deban acudir a La Seo delSalvador: en las tres Pascuas y en las festividades de Reyes, la Ascensin, SanJuan Bautista y San Valero; dos de los tres das de rogativas, el Corpus Christiy en las dems procesiones a las que fuesen invitados.</p><p> El cabildo de La Seo del Salvador asista a la iglesia de Santa Mara laMayor: los segundos das de las Pascuas, la Asuncin y Purificacin deNuestra Seora, el Domingo de Ramos, el primer da de las rogativas y el dade Difuntos.</p><p> Ambos cabildos deban acudir a los entierros de sus cannigos y, por turno anual, celebrar un aniversario general por sus finados en uno u otro templo.</p><p>PATRIMONIO, TEOLOGA Y ARTE. LA CATEDRAL: UNA PALABRA CONSTRUIDA</p><p>[ 9 ]</p><p>2 Vase en el apndice fotogrfico, n. 1, dicha bula.3 Estatuto Capitular, 1995, art. 3.</p></li><li><p> En el coro tenan preferencia los cannigos de La Seo sobre los de SantaMara.</p><p>Las relaciones entre ambos cabildos no fueron cordiales por diversas causasdesde el siglo XIII. La raz de los pleitos entre los dos cabildos, no se funda-mentaba en las rentas, sino en el ceremonial: vestimenta, asistencia a una u otraiglesia, entierros, procesiones, precedencias y otros asuntos. Santa Mara laMayor (El Pilar) aduca ser el primer templo mariano, mientras que los canni-gos de La Seo replicaban con el derecho de estar ubicada en su templo la cte-dra episcopal. Varios siglos de pleitos vaciaron las arcas canonicales y el nicobeneficio que produjeron los pleitos, diocesanos y romanos, fue el abundantematerial archivstico que nos ayuda a conocer mejor la historia, la vida y laorganizacin de ambos cabildos. Los cannigos del Pilar utilizaron la tctica deconvertir las cortesas concedidas por los del Salvador en derechos consolida-dos. Estos pleitos obligaron a suspender procesiones y a mediar en los enfren-tamientos a los arzobispos zaragozanos, como sucedi durante el pontificadode Hernando de Aragn (1539-1575). Ambos cabildos tuvieron serios problemascon el arzobispo cisterciense don Hernando, oponindose al derecho de visitapastoral y al intento de reforma que intentaba dicho prelado tras los nuevosvientos del concilio tridentino, que exigan una verdadera reforma in capite etin membris4.</p><p>La Seo del Salvador pas a ser cabildo secular por bula del papa Clemente VIII(15-VII-1604). Cuatro aos ms tarde, el rey Felipe II quiso obrar del mismomodo con los cannigos de Santa Mara, y solicit al arzobispo Toms de Borjaque le informase sobre sus rentas, pero como stas eran poco cuantiosas no seejecut la secularizacin hasta 1675 por el papa Clemente X. Al ser dotada LaSeo del Salvador con numerosas rentas por la secularizacin, los pleitos entrelos dos cabildos fueron mayores. Para terminar con esta situacin, se pens enla unin de las dos iglesias. Dice Pilar Gay:</p><p>El cabildo de La Seo propuso esta unin en 1625 al virrey Fernando deBorja, al arzobispo Juan de Peralta y al Ayuntamiento zaragozano. En 1651 elConcejo de la ciudad propuso al virrey conde de Lemos para que lo notificase alrey Felipe IV. La tercera vez fue en 1660 y la propuesta la ejecutaron los pre-bendados de las dos iglesias que estaban en Roma por motivo de los pleitos;ajustaron diecisis puntos, aprobados por los dos cabildos y el papa. Dos aosms tarde, en 1662, en junta de cardenales y prelados regidos por Alejandro VIIque trataba sobre los pleitos, volvi a hacerse la propuesta, pasando cuatro aossin llegar a ningn acuerdo. En 1670 fue el clero de Zaragoza quien envi unsndico a la reina doa Mariana de Austria y al arzobispo fray Francisco de</p><p>ISIDORO MIGUEL GARCA</p><p>[ 10 ]</p><p>4 I. Miguel Garca, Don Hernando de Aragn (1539-1575). ndole pastoral y talante reformador delltimo arzobispo de la Casa Real de Aragn, II, Roma, PUG, 1991, pp. 724-774. Tesis doctoral indita.</p></li><li><p>Gamboa. Al ao siguiente lo hizo el Ayuntamiento de la ciudad, unindose aste, en la splica al rey, el arzobispo, obispos y cabildos de las iglesias cate-drales y colegiatas, los concejos del Reino y la Universidad y Estudio General deHuesca. Por sptima vez lo hizo la Universidad y Estudio General de Zaragozaen 1672. La ltima embajada, sin resultados, se hizo por el reino de Aragn en1673.</p><p>En 1674 Melchor de Navarra y Rocafull, vicecanciller del reino de Aragn,solicit y promovi esta unin con gran eficacia, dando como resultado la uninde los dos cabildos por bula de Clemente X, dada en Roma el 11-II-1675 [1676]y confirmada por Inocencio XI el 6-X-1676, con comisin para averiguar las ren-tas de los cabildos en 1677, ya que la unin bajo un prelado y un cabildo conderechos honorficos pero sin unin de mensas traa innumerables conflictos. Elasunto ms grave, el aumento de rentas necesario para la unin de las mensas.</p><p>Por la unin de haciendas se extinguen las dignidades, canonicatos, preben-das y oficios de los dos cabildos, incorporndolas a la mensa capitular, formn-dose de este modo un nico cabildo. Las rentas de dignidades deban incorpo-rarse a la mensa capitular, igualando las prebendas y dando una renta algomayor al den por ser la primera dignidad. El arzobispo Diego Castrillo aprobla igualdad de rentas entre cannigos y dignidades. Se estableci un orden desucesin en las vacantes de dignidades (salvo en la de den, que la propone elsumo pontfice), cannigos y oficios, ascendiendo por antigedad, de maneraque siempre se provea la ltima canonja5.</p><p>Dice Blasco Ijazo:</p><p>Muerto Don Fray Francisco de Gamboa estuvo sin proveerse el Arzobispadode Zaragoza tres aos. Durante el primero de stos que fue el 1675 lleg lasuspirada noticia de haber expedido el Papa Clemente X, en 11 de febrero, laimportantsima Bula llamada de Unin, porque una las dos iglesias del Salvadory del Pilar, hacindolas una sola Iglesia Metropolitana, y un Cabildo, Bula verda-deramente prudente, que puso en perfecta armona a sus respetables compo-nentes, extinguindose as las contiendas que perseveraban constantes ms decinco siglos6.</p><p>Efectivamente con la bula In apostolicae dignitatis (11-II-1676)7, el papaClemente X una los cabildos del Salvador y del Pilar, alcanzando el templomariano el rango de catedral. Posteriormente, la bula Romanum decet (12-III-1731), completaba la tarea anterior, y por ella el papa Clemente XII una tam-bin las mensas o rentas de ambos cabildos. El documento se conserva todava</p><p>PATRIMONIO, TEOLOGA Y ARTE. LA CATEDRAL: UNA PALABRA CONSTRUIDA</p><p>[ 11 ]</p><p>5 A. Durn Gudiol Cabildo Catedralicio, en Gran Enciclopedia Aragonesa (= GEA), II, Zaragoza,Unali, 1980, 537; P. Gay, Conflictos entre los cabildos del Pilar y de La Seo, en GEA, II, pp. 537-538. </p><p>6 J. Blasco Ijazo, Obispos y arzobispos que han regido la dicesis de Zaragoza, Zaragoza 1959, p. 42.7 El ao de la bula pontificia de Clemente X no fue el ao 1675, sino en 1676, como descubri</p><p>el cannigo archivero emrito Toms Domingo, al estudiar diplomticamente la bula y observar que eldocumento pontificio utilizaba la cronologa de la Encarnacin.</p></li><li><p>en su caja original de madera forrada y el texto destaca por su peculiaridaddiplomtica, armoniosa grafa y elegante encuadernacin. El texto est perfora-do por lemnisco de hilos de seda acordonados y sello de plomo pendiente8.Como consecuencia de estas bulas pontificias, el cabildo metropolitano deZaragoza est constituido por un solo cabildo con dos residencias (La Seo y ElPilar), que se intercambian el 1 de abril de cada ao. El emblema capitular estcompuesto, despus de la unin, por la superposicin del Agnus Dei (emble-ma de La Seo) sobre la Columna (emblema del Pilar).</p><p>Sus archivos custodian la documentacin producida o recibida por los cabil-dos de La Seo y del Pilar en el desarrollo de sus actividades administrativas,litrgicas y culturales. El Cabildo Metropolitano de Zaragoza cuenta con cuatrodepsitos documentales: Biblioteca Capitular, Archivo de La Seo, Archivo delPilar y Archivo de Msica. Los cuatro depsitos catedralicios alcanzan aproxi-madamente una dimensin de tres kilmetros lineales de documentacin, depo-sitada gran parte de ella en valiosos armarios dieciochescos.</p><p>II. PATRIMONIO HISTRICO DE LAS CATEDRALES</p><p>Patrimonio viene de padre, es decir, significa lo que se hereda, lo que noshan legado. Por ello es necesario conocer al padre o entidad que nos lo hatransmitido y sus actividades hasta que ese patrimonio se ha convertido enherencia documental, bibliogrfica y artstica. </p><p>Cuando Jess entr en Jerusaln sus se...</p></li></ul>

Recommended

View more >