sociologa en tiempos de cambio ? el trnsito a la poca moderna, con la industrializacin de

Download sociologa en tiempos de cambio ? el trnsito a la poca moderna, con la industrializacin de

Post on 25-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

Sociedad HoyISSN: 0717-3512revsociedadhoy@udec.clUniversidad de ConcepcinChileRojas Hernndez, JorgeLa sociologa en tiempos de cambioSociedad Hoy, nm. 16, 2009, pp. 9-29Universidad de ConcepcinConcepcin, ChileDisponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=90217096002 Cmo citar el artculo Nmero completo Ms informacin del artculo Pgina de la revista en redalyc.orgSistema de Informacin CientficaRed de Revistas Cientficas de Amrica Latina, el Caribe, Espaa y PortugalProyecto acadmico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abiertohttp://www.redalyc.org/revista.oa?id=902http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=90217096002http://www.redalyc.org/comocitar.oa?id=90217096002http://www.redalyc.org/fasciculo.oa?id=902&numero=17096http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=90217096002http://www.redalyc.org/revista.oa?id=902http://www.redalyc.org9Sociedad Hoy 16: 9-29, 1er Sem. 2009 iSSN 0717-3512La sociologa en tiempos de cambio1 Sociology in changing timesJORGE ROJAS HERnndEz2 Resumenla sociologa es una ciencia social que surgi del desorden social e institucional que emerge con el trnsito a la poca moderna, con la industrializacin de la vida urbana y la creciente compleji-zacin de las relaciones sociales. es un producto de la nueva poca y, al mismo tiempo, el intento de explicarla, de buscar las causas de los problemas sociales existentes y las regularidades posibles, probables, que se anidan, germinan, crecen, tensionan y se desarrollan en los movimientos objetivos y subjetivos de la sociedad. la sociologa se ocupa de los problemas derivados de las grandes trans-formaciones sociales a que han sido sometidas siguen an sometidas las sociedades modernas y los individuos, especialmente a partir de la poca industrial. la sociologa se convierte par excellence en una ciencia de crisis, que se ocupa ante todo de los aspectos anmicos de la disolucin de los sistemas sociales tradicionales y de la formacin de los modernos (Habermas, 1990a: 19). en el momento en que la poltica y la economa son ciencias que se especializan en temas especficos, dejan un espacio relevante a la sociologa: la sociologa ha sido la nica ciencia social que ha mantenido su relacin con los problemas de la sociedad global. Ha sido siempre tambin teora de la sociedad y, a diferencia de otras ciencias sociales, no ha podido deshacerse de los problemas de la racionalizacin los clsicos de la sociologa, casi sin excepcin, tratan todos de plantear su teora de la accin en trminos tales que sus categoras capten el trnsito desde la comunidad a la sociedad (Habermas, 1999a: 20-22). el presente artculo constituye slo una reflexin sobre los avances, discusin y desafos que enfrenta en la actualidad la complejidad del anlisis sociolgico moderno, a partir de los aportes y pensamientos de algunos autores conocidos.Palabras claves: Sociologa, tiempos modernos, globalizacin, individualismo, criticidad.AbstractSociology is a social science that emerged from the social and institutional disorder that emerges with the transition to modern times, with the industrialization of urban life and the growing complexity of social relations. it is a product of the new era and at the same time, the attempt to explain it, to seek the causes of social problems and regularities possible, likely, that nest, germi-1 Versin ampliada de conferencia dictada en seminario Pre-alaS (asociacin latinoamericana de Sociologa), organizado por Universidad de concepcin y Universidad de chile, realizado en concepcin, 28 y 29 de noviembre 2008.2 doctor en Sociologa, profesor titular del departamento de Sociologa y antropologa, decano de la Facultad de ciencias Sociales, Universidad de concepcin. concepcin, chile. e-mail: jrojas@udec.cl 10Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009nate, grow, stress and develop on the societys objectives and subjectives movements. Sociology deals with the problems posed by major social transformations that have been submitted are still subject the modern societies and individuals, especially since the industrial era. the sociology becomes a science of crisis par excellence, which is concerned primarily with anomic aspects of the dissolution of traditional social systems and the formation of the modern (Habermas, 1990a: 19). at the time when the politic and economic are sciences that specialize in specific areas, leaving a relevant space to Sociology, Sociology is the only social science that has maintained its relation-ship with the problems of global society. it has also always been social theory and, unlike other social sciences, could not get rid of the problems of rationalization ... the classics of sociology, almost without exception, they attempt to raise all their theory of action in such terms that their categories capture the transition from the community to society (Habermas, 1999a: 20-22). this article is only a reflection of the progress, discussion and challenges currently facing the complexity of modern sociological analysis, from the input and thoughts of some famous authors.Keywords: Sociology, modern times, globalization, individualism, criticality.Recibido: 12.01.09. Aceptado: 18.03.09.Los comienzosal comieNzo de su historia, la sociologa constituye un intento fantstico por imitar la exactitud cuantitativa y positivista de las ciencias naturales, de la fsica y las matemticas. captar, entender y medir los hechos humanos como si fueran cosas (durkheim). Sin duda, en los inicios de la disciplina y en la fase de transicin se entenda esta posicin, si se considera su desarrollo desde un punto de vista contextualizado. la sociologa es, como toda ciencia social, una ciencia ubicada en un territorio determinado, con sus construcciones histricas, sociales, polticas y culturales. al comienzo, no se entendi as la ciencia sociolgica. al tratar de asimilarla a las ciencias exactas, se la consider como una ciencia abs-tracta, desprovista de territorio y de contexto histrico. a-histrica, neutra y, por lo tanto, terica y metodolgicamente abstracta, susceptible de naturalizar y de presentar a la sociedad como algo polticamente inofensivo. esta tenden-cia cientfica o ideolgica que busca naturalizar el orden social, an persiste en determinadas teoras sociolgicas.la sociologa se plantea en un primer momento la bsqueda explicativa de los hechos sociales como objetos independientes de la voluntad humana. Un buen ejemplo de ello lo constituye la teora de Comte (1798-1857), que buscaba investigar las leyes invariantes que rigen el mundo natural y social, una repre-sentacin exacta y completa de las relaciones que existen naturalmente (ritzer, 1999: 110-111), lo que se conoci como fsica social o teora de la copia. Karl Marx (1818-1883) puso en el centro de la preocupacin sociolgica los conflictos sociales entre clases en la sociedad capitalista, las diferentes formas de alienacin humana, la conciencia, el mtodo de la dialctica en los procesos histricos y la emancipacin como principios y aspiracin de superacin de toda forma de domi-11nacin del hombre. otro ejemplo de la sociologa clsica lo representa durkheim (1858-1917). en Las reglas del mtodo sociolgico, durkeim argumentaba que el objeto central de la sociologa era el estudio de lo que l denomina hechos sociales, los que conceba como fuerzas y estructuras externas al individuo y coercitivas (ritzer, 1999: 20). Max Weber (1864-1920) introducir luego la accin, las di-ferentes tipologas de accin y sus respectivas orientaciones, en el contexto de la lgica y racionalidad del capitalismo y de la burocracia imperante. Para Weber se trata de estudiar el sentido/s de la accin social (verstehen). este autor hace un gran aporte a la comprensin de la accin individual y social. el verstehen proviene al campo de la hermenutica, utilizada especialmente por historiadores para estudiar y comprender escritos. el verstehen sirve como instrumento para comprender el lenguaje y cultura de una sociedad dada. el concepto verstehen, al aplicarse a la comprensin de un hecho u accin, debe: i) identificar el sentido de dicha accin tal y como se propuso el autor, y ii) reconocer el contexto a que dicha accin pertenece y en el que produce significado (ritzer, 1999: 267-271). Weber, adems, hace aporte en la discusin valrica: en las sociedades modernas existen acciones orientadas a fines (de carcter instrumental) y acciones orientadas a valores, as como el tipo ideal. ahora bien, la exactitud no es un atributo ni caracterstica de la sociologa ni de las ciencias sociales. afortunadamente! lo cual no significa que la sociologa no busque aproximarse a la objetividad de los fenmenos y problemas sociales. Sin embargo, la sociologa, y en general las ciencias sociales, no pueden ser exactas en sus diagnsticos, resultados y previsiones. el ser humano y sus interacciones no se dejan atrapar tan fcilmente. No se dejan explicar cuantitativamente, por mucho que las estadsticas se esfuercen en numerizar aquello que slo responde cualitativamente con sus manifestaciones de subjetividad. y la subjetividad su desarrollo histrico constituye en la actualidad de la sociologa moderna un factor decisivo a considerar, a la hora de estudiar y analizar las sociedades modernas. en la era industrial, en la primera modernidad (Beck, 2006), la sociedad se estructuraba en torno al estado nacin y, las ciencias sociales buscaban sus hallazgos y construan sus referentes tericos inmersas en dichas estructuras, tejidos, espacios y tensiones sociales. Se buscaban explicaciones macro a los fenmenos sociales. ciertamente lo macro no ha dejado de ser importante en el anlisis sociolgico, pero ya no es suficiente. en la discusin sociolgica posterior, especialmente a partir de la influencia de la fenomenologa, los hechos sociales y las actuaciones humanas no son considera-dos como cosas, sino como interacciones, como experiencias e intersubjetividades contextualizadas socioculturalmente. los fenomenlogos basan sus planteamientos en Alfred Schtz (1899-1959) y edmund Husserl. investigan las estructuras de las experiencias vividas. Se oponen a los mtodos estandarizados, las estadsticas altamente poderosas y los resultados informatizados. estos tericos prefieren, como Husserl, analizar y describir todos los fenmenos sociales, tal y como son experimentados por los seres humanos, por ejemplo las situaciones sociales, los la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.12Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009eventos, las actividades, la interaccin y los objetos sociales (ritzer, 1999: 501-504). Schtz introduce el concepto de mundo de la vida (lebenswelt, derivado de Husserl), significando al mundo en el que tiene lugar lo mundano. Schtz define seis caractersticas bsica del mundo de la vida: 1) se caracteriza por una tensin especial de la conciencia; 2) el actor no duda de la existencia de este mundo; 3) es en el mundo de la vida donde las personas trabajan, emprenden una accin en el mundo externo basado en un proyecto y caracterizada por la intencin de pro-ducir mediante el movimiento corporal el estado de cosas proyectado; 4) hay una forma especfica de experimentar el propio self por la que el self trabajador se vive como self pleno; 5) el mundo de la vida se caracteriza por una forma especfica de socialidad que implica el mundo intersubjetivo comn de la comunicacin y la accin social (Schtz, 1973: 230, citado por ritzer, 1999: 511-512). en resumen, el mundo de la vida es un mundo intersubjetivo, que opera en un contexto, en un mundo ya creado por las generaciones anteriores.ms tarde, gracias a la entrada en accin de los llamados nuevos movimientos sociales de los sesenta en europa que buscan y construyen nuevas subjetividades y, segn la definicin de Jrgen Habermas, la sociologa se ocupar de la accin comunicativa. los individuos y la sociedad moderna, en la medida que logran mejores y mayores niveles de progreso y libertad, buscan en la intercomunicacin niveles superiores de entendimiento y realizacin humana. en realidad las manifestaciones comunicativas estn insertas a un mismo tiempo en diversas relaciones con el mundo. la accin comunicativa se basa en un proceso cooperativo de interpretacin, en el que los participantes se refieren simultnea-mente a algo en el mundo objetivo, en el mundo social y en el mundo subjetivo, aun cuando en su manifestacin slo subrayen temticamente uno de estos tres componentes. Hablantes y oyentes emplean el sistema de referencia que constituyen los tres mundos como marco de interpretacin dentro del cual elaboran las defini-ciones comunes de su situacin de accin. No hacen referencia sin ms a algo en un mundo, sino que relativizan su manifestacin contando con la posibilidad de que su validez quede puesta en tela de juicio por otro actor. Entendimiento (Verstndi-gung) significa la obtencin de un acuerdo (einigung) entre los participantes en la comunicacin acerca de la validez de una emisin; acuerdo (einverstndnis), el reconocimiento intersubjetivo de la pretensin de validez que el hablante vincula a ella (Habermas, 1999b: 171).El carcter cientfico y crtico de la sociologa la sociologa aspira, desde sus orgenes, a ser una ciencia que busca explicar la sociedad, los fundamentos de la convivencia social. es decir, es una rama del co-nocimiento humano que tiende hacia la comprensin racional y objetiva de un mbito de la realidad. Segn Giner (1999), la sociologa es una disciplina emprica, terica, abierta, ticamente reflexiva y socialmente crtica: 13 la sociologa es una disciplina emprica. todo su acervo de conocimientos pro-viene originalmente de observacin hecha sobre la sociedad concreta. la sociologa es una disciplina terica. Una teora es un conjunto de proposicio-nes generales lgica y ordenadamente trabadas que intenta explicar una zona de la realidad. las teoras cientficas son aquellas que procuran explicar las leyes o regularidades que rigen tal zona de la realidad. la sociologa es una disciplina abierta. ello significa, sencillamente, que no es dogmtica. las teoras dogmticas, o cerradas, admiten solamente las exgesis de afirmaciones ms o menos gratuitas y conducen al escolasticismo; son carac-tersticas de la teologa y de algunas ideologas. la sociologa es una disciplina cuya metodologa es moralmente neutra. Slo es fecunda, sin embargo, si quienes la practican no son seres amorales que pretendan vivir en un mundo ticamente asptico. la sociologa extraa una reflexin a poder ser lcida sobre nosotros mismos. Su tica es la de la reflexividad, la del esfuerzo sereno por comprender nuestra con-dicin y la de los dems. en consecuencia, la neutralidad tica a que aspiran sus proposiciones arranca, en ltima instancia, de un imperativo moral profundo. la intencin entre estos dos polos cientificidad y humanismo nos lleva a un ltimo y revelador rasgo de la sociologa, es sta una crtica de la sociedad (Giner, 1999: 12-17).el carcter crtico de la sociologa le permite develar los problemas y contradic-ciones de fondo que existen en las sociedades modernas, as como mostrar caminos para solucionar y, de esta manera, contribuir realmente a mejorar las condiciones y calidad de vida de las personas y comunidades.Una ciencia crtica que molesta Para el destacado socilogo Pierre Bourdieu, la sociologa goza del triste privilegio de tener que afrontar incesantemente la cuestin de su cientificidad. tiene mucha razn cuando sostiene que, se es mil veces menos exigente con la historia o la etno-loga, por no mencionar la geografa, la filosofa o la arqueologa. insensatamente interrogado, el socilogo se interroga e interroga sin cesar. ello provoca que se crea que hay un imperialismo sociolgico: qu es esta ciencia principalmente, balbuciente, que se permite someter a examen a las otras ciencias? me refiero, evidentemente, a la sociologa de la ciencia. en realidad, la sociologa no hace sino plantearles a las otras ciencias las cuestiones que, de manera especialmente aguda, se le plantean a ella. Si la sociologa es una ciencia crtica es quizs porque ella misma se halla en una posicin crtica, sostiene Bourdieu.Por qu es especialmente problemtica la sociologa? Por qu? Porque devela cosas ocultas y a menudo reprimidas, como la correlacin entre el xito escolar, que se identifica con la inteligencia, y el origen social o, para ser ms exactos, la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.14Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009el capital cultural heredado de la familia. Son verdades que los tecncratas, los epistemcratas es decir, muchos de los que leen sociologa y de los que la finan-cian no quieren or (Bourdieu, 2000: 21).develar las corrientes y lgicas internas que actan, modelan y condicionan el desarrollo de las personas y de la sociedad, constituye uno de los objetivos centrales de la sociologa crtica. cuando la sociologa o mejor dicho los estudios sociolgicos no cuestionan la realidad y se dedica bsicamente a afirmar el orden social existente, entonces la sociologa no molesta. en este caso la sociologa jue-ga un papel conformista o afirmativista de la realidad, sus resultados sirven para naturalizar la realidad social existente.Por el contrario, una sociologa no afirmativista, reflexiva y critica, molesta e irrita a los defensores y sostenedores del orden social injusto que somete a las per-sonas e inhibe sus deseos y acciones emancipatorias. de esta manera argumentan tambin los autores adorno y Horkheimer de la escuela crtica de Frankfurt.Sin embargo, no basta con que la sociologa se declare critica. la evolucin de las sociedades modernas le plantea nuevos problemas y desafos. es el caso, sin duda, de los proceso de globalizacin.La sociologa en tiempos de globalizacin y cambiosla globalizacin plantea nuevos problemas y desafos a la sociologa y, en general, a las ciencias sociales. aunque an no vivimos en una sociedad propiamente global, lo local ha sido invadido por lo global, impactando por lo tanto la vida cotidiana, sea mediante megainversiones o megaproyectos, va medios de comunicacin, viajes, turismo, internet, etc. el impacto mundial de la actual crisis financiera es el mejor ejemplo de los impactos negativos de la globalizacin. Se inicia en estados Unidos pero se propaga rpidamente al resto del mundo, incluido chile y amrica latina. Fenmenos como los problemas ambientales y el cambio climtico son tambin esencialmente globales, pero sus impactos son locales y especialmente desastrosos en territorios y poblaciones vulnerables, como en frica, asia y gran parte de amrica latina. la sociologa puede y debe incursionar en lo global, ella misma debe globali-zarse, en el sentido de buscar comprender los problemas locales o regionales en una perspectiva mundializada. el proceso acelerado de globalizacin torna ms compleja y difcil la tarea y desafos de la sociologa. el contexto del anlisis se ampla y refuerza factores de invisibilidad. Sin embargo, ello no significa que la sociologa abandone los problemas locales, regionales o nacionales, sino ms bien que debe estudiarlos en nuevos contextos. los nuevos contextos implican nuevos actores, instituciones y culturas, lo que complejiza aun ms los estudios. los procesos progresivos e irreversibles de globalizacin no impiden que la so-ciologa siga ocupndose de temas locales y nacionales. Pero s le exige estudiarlos y analizarlos en contextos ms amplios, considerando por ejemplo la influencia 15que hoy en da ejercen los medios de comunicacin que circulan mundialmente e intervienen en la vida y los comportamientos cotidianos de importantes segmentos de la poblacin. en tiempos de cambio la sociologa se ocupa de muy diversos temas y proble-mas, todos vlidos, complejos e interesantes. algunos son viejos problemas, como la estructura social, las relaciones capital-trabajo, las inequidades o la pobreza. otros son nuevos, como la precarizacin del trabajo, el cuerpo, las emociones, los deseos, la biopoltica, el territorio, el medioambiente, el mercado, la esttica, la incertidumbre, los miedos, el calentamiento y cambio climtico global, etc. estos cambios sorprenden a la sociologa y la obligan a atreverse a trascender las teoras clsicas para ocuparse de nuevas realidades inciertas que deambulan en el ambiente y que es necesario investigar y develar. Para ello se requiere reflexin, reflexividad en torno a las teoras y a la realidad transformada en autorreflexiva. Se requiere, por lo tanto, interrelacin con otras disciplinas: entrar en la interdisciplina.La sociologa en tiempos neoliberales: sociedad sin sociedaden las ltimas dcadas se habla mucho de neoliberalismo en el mundo poltico, econmico, social y cientfico. con razn, ha sido la marca de profundos cambios econmicos, sociales, polticos y culturales. es posible calificar a una sociedad de neoliberal? Qu sera una sociedad neoliberal? cmo caracterizarla? Sera una sociedad sin sociedad. de qu manera influye el mercado a las ciencias sociales, a la mirada sociolgica? da la impresin de que el mercado habra reemplazado a la sociedad y las instituciones polticas y estatales. la omnipresencia del mer-cado reduce la vida humana a meros intercambios comerciales. todo se reduce rentabilidad y viabilidad econmica. el lenguaje poltico y cotidiano refleja esta nueva realidad. lo mismo ocurre con el trabajo y la educacin y, en general, con el comportamiento individual y social. Se puede transformar tan profun-damente una sociedad? Borrarle su historia, eliminarle sus tradiciones y cultura poltica? No es posible borrar todo. Quedan, subsisten huellas histricas en las sociedades, susceptibles de re-descubrir, resignificar y volver a caminar. Pero las rupturas institucionales y sociales, como las ocurridas en chile y en otros pases latinoamericanos, requieren de tiempo y de nuevos actores sociales y polticos para recuperarse, para reencontrar el curso histrico perdido.Una sociedad neoliberal funciona con poca o nada de democracia e injerencia ciudadana. milton Friedmann y von Hayek verdaderos profetas del neoliberalis-mo proclamaron la libertad contra el estado y la servidumbre de los sistemas colectivos o totalitarios, tratase indiferenciadamente del keynesianismo, interven-cionismo estatal, de la economa socialista o de la economa social de mercado o del rgimen de bienestar social socialdemcrata. todo lo que implique regulacin del mercado e intervencin del estado, atentara, segn estos autores, contra la libertad de los intercambios comerciales. la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.16Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009la sociedad neoliberal, de existir en algn lugar desutopizado, surge de este duro y radical proceso de desestatizacin y privatizacin de las relaciones socia-les, econmicas y polticas. Qu queda despus de la muerte, privatizacin o subcontratacin de las otrora funciones sociales del estado? individuos dis-persos, de baja intensidad subjetiva y ciudadana. Quedan apenas electores de supermercados, provistos de tarjetas de crditos, de ansias de consumo, con bajo poder adquisitivo y cero poder poltico. advenimiento de la sociedad de masas? en la sociedad neoliberal o de mercado, la sociologa se enfrenta a nuevos problemas, a nuevas relaciones e interacciones sociales. estudiar el impacto del mercado y la privatizacin en la vida de las personas, en sus redes, en sus rela-ciones sociales, aspiraciones, expectativas. cmo se socializa, cmo se construye o destruye la comunidad y la sociedad en tiempos de mercado? cules son las valoraciones y percepciones que las personas tienen del mercado? las personas se socializan y construyen siempre en un determinado medio social. los individuos no son entes abstractos, sino relaciones e interacciones sociales en permanente transformacin. cmo se construye la subjetividad en la sociedad del mercado? Qu tipo de actores existen y actan en este nuevo orden social?las lgicas mercantiles intercambios por rentabilidad esperada y calculada suelen penetrar el conjunto de las relaciones y la vida social. consciente o incons-cientemente sus leyes penetran en la conciencia y vida cotidiana de las personas y sus entornos sociales. Puede, por lo mismo, emerger de la presin y expansin meditica de sus lgicas dominantes un nuevo tipo de individuo y sociedad. la falta de estado y de sociedad civil organizada y consciente genera mltiples problemas en el funcionamiento de una sociedad. desde luego, produce graves problemas de desigualdad social y falta de participacin de los ciudadanos en los asuntos pblicos y privados. este fenmeno se observa con claridad en la mayora de las sociedades latinoamericanas, pero tambin se pude observar crecientemente en sociedades avanzadas. en el caso de chile, en tanto que modelo de sociedad neoliberal, los problemas de dficit democrtico y de impedimentos para avanzar hacia el desarrollo, se registran claramente en la actualidad, como se plantea a continuacin.Sociedad autobloqueadaesta sociedad que Garretn denomina sociedad postpinochetista (Garretn, 2007), una sociedad en la que conviven y empatan lo que queda y perdura de la herencia del dictador Pinochet y su otrora oposicin, la actual concertacin por la democracia, que gobierna el pas desde comienzos de la dcada de los noventa, sin lograr an reformas ms profundas ni una democracia plena.esta sociedad podra caracterizarse tambin como una sociedad bloqueada o autobloqueada, fraccionada socialmente. moderna y atrasada simultneamente. 17rica y pobre. con grandes progresos econmicos e infraestructurales y fuertes atrasos sociales. con un discurso moderno y una prctica social premoderna. democrticamente binominal, es decir, sin competencia electoral. Socialmente fraccionada en clases, con discursos inclusivistas, pero con prcticas de exclusin y discriminacin social. las clases sociales se reproducen en las categoras y calidades de escuelas o tipo de enseanza (privadas-privadas, privadas subvencionadas y municipales), barrios, familias, trabajos, consumos, recursos econmicos, perte-nencias, estilos de vida y de alimentacin, trato y reconocimiento social, estatus y habitus social, etc. en este contexto se producen los procesos de socializacin. Se construye el individuo y los segmentos sociales diferenciados, socialmente desintegrados: bloqueados y autobloqueados. Para que las partes nunca se junten, aunque pasen junto a las otras, pero no se hablan, tocan ni mezclan.en este tipo de sociedad se tiende un manto sobre las contradicciones y blo-queos a la movilidad e integracin social. el mercado y la poltica desintegran la sociedad. y los estudios sociales no siempre se refieren al todo. Se parcializan, tienden a especializar sus visiones. el Subestado antes denominado como estado subsidiario privatiza la poltica, impidiendo que se constituyan los ciudadanos soberanos. el llamado ciudadano no sabe dnde dirigirse cuando tiene un problema ciudadano. Se pierde en el enmaraado sistema de polticas pblicas y privadas. Se pierde en los proyectos. la satisfaccin de sus necesidades ahora se vincula a muchos proyectos desinstitucionalizados, lo que dificulta la formacin de una visin ciudadana integrada. ello facilita el surgimiento de autonomas, no en un sentido anarquista, sino de autonomas autoseparadas, paralelas y superpuestas.cmo hacer sociologa y ciencias sociales en este orden social sin morir en el intento? cmo hacer sociologa sin que sta se desintegre ni se transforme en un mero juego academicista? las discusiones europeas como la segunda modernidad, la sociedad postmoderna, la sociedad del conocimiento o la democratizacin de la democracia, no calzan para nada con nuestra realidad, ms parecida y cercana al realismo mgico, a la de una sociedad en transicin de la pre a la modernidad atrasada. Una sociedad transitando a la modernizacin con escasa o precaria sub-jetivizacin y autocomprensin de s misma. No se trata de analizar el trnsito de la comunidad a la sociedad, sino el proceso de construccin de un orden social fuertemente fracturado, sin comunidad ni sociedad. Se trata de analizar la sociedad como la existencia de agrupaciones tribales de diferente ndole, con ansias de vivir, de consumir y de ser tomadas en cuenta, aunque sea en el discurso o en una mesa de actores en la que creen participar en la construccin de sus destinos y de la sociedad en la que subsisten.Sin duda que, en esta sociedad o en otra sociedad, siempre se puede hacer sociologa. lo importante es reconocer el medio histrico y especfico en el que se pretende construir pensamiento social. as como los tericos de la escuela de Frankfurt definan a la sociologa como una ciencia que busca develar la realidad oculta, hacer visibles los sistemas ocultos de dominacin, en nuestras sociedades, la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.18Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009situadas a medio camino del desarrollo y la modernidad, la sociologa puede, junto con develar, desbloquear la realidad, de manera que los individuos puedan fluir desde el ensimismamiento en que se encuentran hacia el otro, la comunidad y la sociedad, que le dan sustento ecolgico.Individuos flexibles subsidiadosla sociedad neoliberal, en el caso de chile, busca construir un orden social ut-pico basado en el individuo, considerado como un ente abstracto, sin sociedad, limitado a relaciones de tipo transaccionales. Para lograr este objetivo los militares desorganizaron violentamente la sociedad y los economistas neoliberales some-tieron las relaciones sociales al mercado. la dictadura destruy la organizacin social y los proyectos emancipatorios, acumulados histricamente. y el mercado, violentamente desregulado, privatiz e individualiz la sociedad. estas dos dicta-duras echaron las bases del tipo de sociedad actualmente existente en el pas. en democracia, los individuos reciben impulsos, apoyos en calidad de subsidios. el contexto social es inequitativo: no proporciona los medios suficientes para que los individuos puedan desarrollarse de manera independiente. Por lo tanto, el individuo emergente del mercado no est en condiciones de autosustentarse ni menos de autoemprenderse. algunos lo logran, sobre todo aquellos que cuentan, por razones familiares o redes sociales, con algn capital social. en cambio, la ma-yora requiere de apoyo externo, de las instituciones estatales o privadas. Requiere de subsidios: son individuos subsidiados. la filosofa neoliberal ms refinada con afanes modernizadores se refiere al individuo emprendedor y flexible, es decir, a aquella persona que desde s mismo, desde su fuerza, se construye sin exigir para ello demasiado a las instituciones pblicas ni a la sociedad. este concepto de individuo individualista represen-ta la esencia de la libertad neoliberal. Un individuo sin amarras, libre en las relaciones de intercambio, libre y flexible en su forma y precio de venta como fuerza de trabajo. este individuo no necesita de sindicatos ni partidos polticos que defiendan sus derechos, no necesitan de organizaciones intermedias. en realidad, es un individuo sin derechos. el mercado, en el sentido puro, como lo conciben los neoliberales, no reconoce derechos. los derechos corresponden a sociedades reguladas.ahora bien, la flexibilidad mientras ms flexible y desprotegida se presenta debilita a los ms dbiles y vulnerables de la sociedad, les cercena sus derechos y bloquea sus posibilidades de desarrollo. la regulacin capital-trabajo histricamen-te ha sido el producto de las luchas sociales tendientes a mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores. el individuo flexible carece de sociedad. Su nica posibilidad de sobrevivencia consiste en autoemprenderse, en desarrollar iniciativa individual. Su vida no tiene metas de largo plazo ni certezas, carece de futuro y de biografa, debe vivir y sobre-19vivir en el presente, con una vida discontinuada permanentemente en proyectos. Para muchos estos proyectos fracasan, pero los fracasos son de responsabilidad propia y, por lo tanto, deben emprender nuevos proyectos e iniciativas para tratar de salir adelante. el estrs y el fracaso estn autoprogramados, pero la ideologa de la flexibilidad y del emprendimiento las oculta, al darles existencia y legitimidad natural. en la mayora de los casos, los individuos sobreviven a medio camino, en medio de fracasos y pequeos xitos. la profunda desigualdad estructural que existe en chile y en la mayora de las sociedades latinoamericanas impide a los ms pobres y con menos recursos econmicos, sociales y culturales el desarrollo del autoemprendimiento. en una sociedad con igualdad de oportunidades, sin duda que el emprendimiento puede constituir una forma de inyectar dinamismo al desarrollo humano y social.esta sociedad de individuos dispersos no est basada en la solidaridad colec-tiva, sino en la responsabilidad o autorresponsabilidad individual. Por lo mismo que el sistema social si es que se le puede llamar as est tambin basado en el esfuerzo individual. los tericos neoliberales lo llaman sistema de capitalizacin individual: los montos de las prestaciones sociales de salud y pensin depen-den estrictamente de los montos de los aportes individuales, los que a su vez son administrados por empresas capitalistas privadas y sin injerencia alguna de los imponentes, salvo la libertad de cambiarse de vez en cuando de empresa presta-dora de servicio. es decir, la forma como cada persona enfrenta su vejez depende del capital individualmente acumulado. el gran dficit de una sociedad neoliberal o de mercado es la carencia de un sistema de proteccin social, la que slo puede construirse a partir del principio de la solidaridad intergeneracional, con fuerte participacin del estado y aportes del capital. en este sentido, cabe mencionar que el gobierno de michelle Bachelet ha hecho de la proteccin social su principal orientacin de las polticas pblicas, implementando algunas medidas en esta direccin. Pero el dficit y las carencias sociales son de tal magnitud que slo una profunda reforma, de carcter estruc-tural, de la distribucin del ingreso, har posible avanzar significativamente en la construccin de un estado social.en una sociedad con un sistema de proteccin social es posible que el indivi-duo desarrolle en forma creativa y con subjetividad, su emprendimiento, el que impactar positivamente al conjunto de la sociedad. Individuo y sociedad en conflictoen la poca moderna, en la que surge la sociologa, el tema de la realizacin del individuo adquiere centralidad. Hasta nuestros tiempos, en la discusin en torno a los proceso de globalizacin, este tema mantiene actualidad. igualmente trascen-dental resulta el tema de la comunidad y construccin de sociedad. ello, debido a que el individuo no se autosustenta solo, sino que requiere de la comunidad y, la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.20Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009en la poca moderna, tambin de la sociedad. la relacin e interaccin individuo-comunidad-sociedad constituyen temas clsicos de la sociologa. tambin lo son de la poltica. en el desarrollo de las sociedades existen momentos que se pueden caracterizar como de ms sociales o ms individuales. ello depende de los modelos sociales que se buscan implementar, los que a su vez dependen de las estrategias o modelos econmicos. lo social y lo individual siempre est presente en la discusin econmica, poltica y cultural. tambin estn presentes en los enfoques tericos de la sociologa. Uno de los socilogos clsicos que magistralmente se ocup y estudi el tema del individuo y sus complejas y conflictivas relaciones con el entorno social, fue sin duda Georg Simmel:el problema realmente prctico de la sociedad se halla en la relacin que sus fuer-zas y formas tienen con la vida propia de los individuos. ya sea que la sociedad exista en los individuos o an fuera de stos, pero incluso aquel que slo concede vida autntica a los individuos e identifica la vida de la sociedad con la de sus miembros particulares, no podra negar una multiplicidad de conflictos efectivos. Por un lado, porque los elementos sociales confluyen en los individuos a esta con-figuracin especial de la sociedad y sta adquiere sus propios soportes y rganos que se oponen al individuo con exigencias y ejecuciones como un partido extrao. Por otro lado, el conflicto parece sugerirse precisamente por la inherencia de la sociedad en el individuo. esta lucha entre el todo que exige de sus elementos las unilateralidades de la funcin parcial y la parte que quiere ser, ella misma, un todo, es algo que en principio no se puede resolver (Simmel, 2003: 103-104).entre el individuo y la sociedad se instala tempranamente la incomprensin, la desconfianza, el egosmo y los conflictos de intereses. el individuo requiere y necesita libertad para desarrollarse y necesita tambin el marco de la sociedad. Por su parte, la sociedad necesita a los individuos y reclama parte de ellos para constituirse como tal. la sociologa se balancea entre lo colectivo y lo individual. dicotoma siempre presente en los procesos de modernizacin. la individualizacin ha llegado para quedarse; todo razonamiento acerca de los medios de hacer frente a su impacto sobre el modo en que llevamos adelante nues-tras vidas debe partir de la aceptacin de ese hecho. la individualizacin concede a un nmero cada vez mayor de hombre y mujeres una libertad de experimentacin sin precedentes pero (timeo danaos et dona ferentes) tambin acarrea la tarea sin precedentes de hacerse cargo de las consecuencias. el abismo que se abre entre el derecho a la autoafirmacin y la capacidad de controlar los mecanismo sociales que la hacen viable o inviable parece alzarse como la mayor contradiccin de la modernidad fluida una brecha que por ensayo/error, reflexin crtica y abierta experimentacin, deberemos aprender a enfrentar colectivamente () existe una enorme y creciente brecha entre nuestra condicin de individuos de jure y nuestras posibilidades de transformarnos en individuos de facto o sea, de tomar el control 21de nuestro destino y hacer las elecciones que verdaderamente deseamos hacer () ya no es cierto que lo pblico se haya propuesto colonizar lo privado. es ms bien todo lo contrario: lo privado coloniza el espacio pblico, dejando salir y alejando todo aquello que no puede ser complemente expresado sin dejar residuos en la jerga de las preocupaciones, las inquietudes y los objetivos privados () el trabajo del pensamiento crtico es sacar a la luz los muchos obstculos que entor-pecen el camino hacia la emancipacin. dada la naturaleza de las tareas actuales, los principales obstculos que deben ser examinados con urgencia se relacionan con las crecientes dificultades que hay para traducir los problemas privados o pro-blemticas pblicas, para galvanizar y condensar los problemas endmicamente privados bajo la forma de intereses pblicos que sean mayores que la suma de sus ingredientes individuales, para recolectivizar las utopas privatizadas de la poltica de vida de modo que stas vuelvan a ser visiones de una sociedad buena y de una sociedad justa (Bauman, 2006: 43-47).Bauman se plantea el problema de cmo volver del individualismo a la accin colectiva. en la modernidad liquida, no slo se instala la incertidumbre en las relaciones sociales, sino tambin estructuras sociales volubles y pasajeras. en verdad el individuo surge con la modernidad, forma parte de la invencin moderna. Su historia se construye a lo largo de la trayectoria de la modernidad, pasando por diferentes momentos, eventos histricos, revoluciones, reformas e instituciones. Pasa por la reforma religiosa, por la revolucin francesa, la revolu-cin industrial, por el desarrollo del pensamiento enciclopedista, de la ciencia y la tecnologa, en tanto que instrumentos del proceso histrico de autocomprensin. la subjetividad es el principio fundamental organizador de la modernidad o, lo que es lo mismo, la modernidad es entendida como el proceso de autocomprensin de la subjetividad (Habermas, 1993: 11-35).Pero el individuo no puede subsistir solo. Se debe a la comunidad. Por lo mismo que separado del otro no es nadie. Solo, sin respeto a los dems, se enferma y no es capaz de sobrevivir. Se torna agresivo, resentido, egocntrico, autorreferido. La vida humana es convivenciaPara Adorno, la vida humana es esencialmente convivencia; el ser humano es prjimo antes que individuo, se relaciona primero con los otros antes que consigo mismo; existe gracias al otro, es lo que es gracias a los otros; no existe primariamente definido por una indivisibilidad y particularidad, sino gracias a que l participa de otros y puede comunicarse con otros. el individuo es un momento de las re-laciones, en las cuales l vive, antes que l quizs una vez decida por s mismo. la determinacin de un ser humano como persona implica que l, al interior de las relaciones sociales, en las que l vive, siempre se encuentra desempeando un rol social. mediante estas relaciones es lo que es, en relaciones con otros: hijo de una madre, alumno de un maestro, miembro de una tribu, portador de una profesin. la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.22Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009esta relacin no es algo externo, sino algo propio, interno a l mismo; al interior de las relaciones sociales la vida individual adquiere sentido. ms an la biografa individual de cada persona es una categora social (adorno, 1991: 42).estos planteamientos de adorno tienen actualmente plena validez, en un mo-mento en el que precisamente se fomenta el individualismo y se siembra la ilusin de que el individuo puede autosustentarse en el mercado, que no necesita del otro, que no requiere organizarse ni interactuar con el otro. los idelogos del mercado buscan la construccin de un individuo solo, aislado del resto y del todo. Un individuo desvinculado y desorganizado, solo, resulta ms fcil de controlar y dominar. este individuo solo e individualista debe ser competitivo frente al resto, emprendedor e innovador. al capitalismo salvaje neoliberal le molesta la sociedad y la comunidad porque implica compromiso, negociacin y consenso, lo que frenara y, por ende, encarecera el trabajo y el producto. este individuo producido en el mercado es inhumano, agresivo, depresivo, fsica y psquicamente enfermo, extrao a s mismo. El individuo entramado en sociedad no-solo se encuentra protegido, sino que adems el entramado social le permite desarrollar sus potencialidades, su subjetividad y libertad.la vida humana es esencialmente relacin e interrelacin, comunicacin con el otro y con su medio. cansado y enfermo de consumir, el ser humano busca a sus semejantes y se busca a s mismo, dejando atrs el ensimismamiento y los intereses puramente materiales. este proceso se da, reflexivamente, en el mismo momento en que se siente atrapado y cautivado por los encantos pasajeros del mercado. enfermo y cansado del individualismo agresivo, busca la convivencia y la solidaridad humana. Tiempos lquidos de la modernidadla incertidumbre se instala en las sociedades al transitar, en palabras de Bauman, hacia una modernidad liquida, que se caracteriza por:() el paso de la fase slida de la modernidad a la lquida, es decir, a una condicin en la que las formas sociales ya no pueden mantener su forma por ms tiempo, porque se descomponen y se derriten antes de que se cuente con el tiempo necesario para asumirlas y, una vez asumidas, ocupar el lugar que se les ha asigna-do. resulta improbable que las formas, presentes o slo esbozadas, cuenten con el tiempo suficiente para solidificarse y, dada su breve esperanza de vida, no pueden servir como marcos de referencias para las acciones humanas y para las estrategias a largo plazo () la separacin y el inminente divorcio entre poder y poltica () Gran parte del poder requerido para actuar con eficacia, del que dispona el estado moderno, ahora se est desplazando al polticamente incontrolable espacio global; mientras que la poltica, la capacidad para decidir la direccin y el propsito de la accin, es incapaz de actuar de manera efectiva a escala planetaria, ya que slo abarca, como antes, un mbito local. la ausencia de control poltico convierte a 23los nuevos poderes emancipados en una fuente de profundas y, en principio, in-domables incertidumbre, mientras que la carencia de poder resta progresivamente importancia a las instituciones polticas existentes, a sus iniciativas y cometidos, cada vez menos capaces de responder a los problemas cotidianos de los ciudadanos del estado-nacin, motivo por el cual stos, a su vez, prestan menos atencin a dichas instituciones. esta doble consecuencia del divorcio obliga y alienta a los rganos del estado a desentenderse, a transferir o a aplicar los principios de subsidiariedad y externalizacin, delegando en otros un gran nmero de las funciones que antes haban asumido. abandonadas por el estado, tales funciones quedan a merced de las fuerzas del mercado, con fama de caprichosas e impredecibles por naturaleza, y son abandonadas a la iniciativa privada y al cuidado de los individuos. () la gradual pero sistemtica supresin o reduccin de los seguros pblicos, garantizados por el estado, que cubran el fracaso y la mala fortuna individual, priva a la accin colectiva de gran parte de su antiguo atractivo y socava los fundamentos de la so-lidaridad social. la palabra comunidad, como modo de referirse a la totalidad de la poblacin que habita en el territorio soberano del estado, suena cada vez ms vaca de contenido. entrelazados antes en una red de seguridad que requera una amplia y continua inversin de tiempo y de esfuerzo, los vnculos humanos, a los que mereca la pena sacrificar los intereses individuales inmediatos, devienen cada vez ms frgiles y se aceptan como provisionales. la exposicin de los individuos a los caprichos del mercado laboral y de bienes suscita y promueve la divisin y no unidad; premia las actitudes competitivas, al tiempo que degrada la colaboracin y el trabajo en equipo al rango de estratagemas temporales que deben abandonarse o eliminarse una vez que se hayan agotados sus beneficios. la sociedad se ve y se trata como una red, en vez de cmo una estructura (menos an como una totalidad slida) () el colapso del pensamiento, de la planificacin y de la accin a largo plazo, junto con la desaparicin o el debilitamiento de aquellas estructuras sociales que permiten inscribir el pensamiento, la planificacin y la accin en una perspectiva a largo plazo, reducen la historia poltica y las vidas individuales a una serie de proyectos de corto alcance y de episodios que son, en principio, infinitos y que no se combinan en secuencias compatibles con los conceptos de desarrollo, maduracin, carrera, o progreso. () la responsabilidad de aclarar las dudas generadas por circunstancias insoportablemente voltiles y siempre cambiantes recae sobre las espaldas de los individuos, de quienes se espera ahora que sean electores libres y que soporten las consecuencias de sus elecciones la virtud que se proclama ms til para servir a los intereses individuales no es la conformidad a las normas (que, en cualquier caso, son escasas, y a menudo contradictorias), sino la flexibilidad: la presteza para cambiar de tcticas y estilos en un santiamn, para abandonar compromisos y lealtades sin arrepentimientos, y para ir en pos de las oportunidades segn la disponibilidad del momento, en vez de seguir las propias preferencias consolidadas (Bauman, 2007: 7-12). el individuo del tiempo lquido, carente de proteccin social y de estado, seria inconsistente, segn Bauman. Flexibilizado en la fluidez de los procesos sociales, no alcanzara a consolidar un proyecto de vida propio. la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.24Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009El Estado-nacin en tiempos lquidos: cambio de mirada de las ciencias socialesel estado-nacin constituy el fundamento territorial, jurdico, poltico, social y cultural de las sociedades modernas. a travs de sus instituciones ha navegado con muchas dificultades y diferencias regionales el proyecto histrico de la mo-dernidad y sus consiguientes procesos de modernizacin. al interior de territorios delimitados, poltica y socialmente organizados, transcurrira el trnsito de la vida dependiente y alejada de la racionalidad soberana de ciudadanos ilustrados, demo-crticos y libres. al menos este fue el sueo y proyecto utpico de la ilustracin. los resultados visibles no son demasiado alentadores. las fronteras han marcado enormes desigualdades e injusticias. No solamente fuertes guerras han ensombre-cido el proyecto moderno, tambin hambrunas, represin y formas modernas de esclavitud se han interpuesto como barreras insuperables para alcanzar las mnimas condiciones de vida humana a miles de millones de personas en el mundo. el estado-nacin en amrica latina y, en general en el llamado tercer mun-do, constituy a la largo de su zigzagueante e intrincada historia una especie de muro de contencin de, por una parte, las demandas populares por mayor participacin en el progreso social y, por otra, de defensa precaria de los recursos naturales, necesarios para construir alguna semejanza u aproximacin de pas moderno o semi-moderno. las naciones latinoamericanas salvo las indgenas no existan antes de la conquista y, por lo tanto, fueron un producto directo de las encomiendas, Virreinatos y capitanas hispano-portuguesas, consolidados poste-riormente en los estados autoritarios surgidos de los procesos de independencia. estos estados construyeron las naciones a la fuerza, reprimiendo los pueblos ind-genas y frenando permanentemente las aspiraciones populares por mayor justicia y distribucin de las riquezas. en muchos casos se frenaron tambin los afanes liberales y democrticos de la intelectualidad y de las capas medias progresistas de las sociedades. esta historia de represiones y exclusiones an no finaliza, entrando en el siglo XXi.la relacin entre economa, poltica y progreso social e individual ha sido demasiado asimtrica en los estados latinoamericanos. los estados no han sido capaces de configurar plenamente las naciones, integrando a todos sus miembros, mediante la facilitacin de oportunidades igualitarias para todos sus miembros. en este sentido, se constata que el proceso de globalizacin acelerado que ac-tualmente se vive en el mundo, ha sorprendido a nuestros pases con enormes dficit en todos los mbitos de la convivencia social, de la actividad econmica, poltica y cultural dificultando y, en gran medida, vulnerabilizando la entrada a los intersticios de la mundializacin. la cultura poltica egosta, dependiente, autoritaria y fuertemente paternalista impuesta y asumida por las clases dominantes latinoamericanas, se ha transfor-mado en un factor inhibidor y negador de la integracin social y del progreso para todos. Sin ilustracin ni proyectos propios de desarrollo, nuestras sociedades quedaron a la deriva de la historia, buscando sin muchos xitos incorporarse a 25la modernidad ofreciendo sus recursos naturales y humanos, sin grandes aspira-ciones ni esfuerzos transformadores propios. Hemos vendido o regalado nuestros recursos naturales para obtener tecnologa, saber industrializado y, de esta manera, participar perifricamente del progreso de los pases industrializados.cuando tuvimos estado, ste fue burocrtico, autoritario, ineficiente, en muchos casos sobredimensionado y corrupto, como sucedi en diferentes pases latinoamericanos. el estado ha cumplido siempre a medias su papel histrico. Nunca se construy por ejemplo un estado de bienestar social propiamente tal en amrica latina. Pases incluso ricos, como argentina, no construyeron en sus momentos de apogeo econmico un sistema social basado en la solidaridad intergeneracional base del estado de Bienestar Social europeo que le hubiese evitado caer en niveles tan degradantes de miseria y hambre.las sociedades no alcanzaron a desarrollarse satisfactoriamente hacia adentro. la reforma ha sido siempre un problema. Siempre ha resultado difcil reformar las estructuras de las sociedades, sin provocar inmediatamente una reaccin violenta de las clases dominantes y de los guardianes norteamericanos. al respecto existen abundantes ejemplos de revoluciones fracasadas o abortadas en amrica latina. al fracasar o declararse fracasada una estrategia de desarrollo hacia adentro, inme-diatamente se mira hacia fuera. entonces, los pases vuelcan todos sus esfuerzos en producir para el mercado internacional. es lo que empez a ocurrir a partir de comienzos de la dcada de los setenta, sin parar hasta hoy. Se abren las economas al mercado mundial. Se abren los recursos naturales, las actividades econmicas, los servicios, el pas en general, a las inversiones e intereses extranjeros. crecer hacia afuera, reza el eslogan. Se piensa y se cree firmemente, por parte de las elites empresariales y polticas, pero tambin por una parte importante de los intelectuales y de la poblacin, que ahora slo se puede vivir y progresar vendiendo hacia fuera, transformando en cosa exportable y vendible todo lo que sea posible.la transformacin del estado-nacin, su reduccin o adelgazamiento en tiem-pos lquidos, desplazan la discusin en torno al poder y obligan a la sociologa y en general, a las ciencias sociales, a cambiar su mirada sobre los problemas sociales. Ciencias sociales, medio ambiente y cambio climticolas ciencias sociales y en particular, la sociologa, no se han ocupado con mayor detencin ni profundidad de los temas y problemas ambientales, sobre todo en amrica latina. la sociedad y la vida humana transcurren en un complejo entrama-do de interrelaciones sociales, que suelen desconocer y ocultar la interdependencia con los sistemas naturales. Probablemente el origen ilustrado e industrialista de la sociologa la priv desde un comienzo de una visin ms global y de instrumentos metodolgicos aptos para considerar y comprender los ecosistemas, en tanto que parte y entornos condicionantes de la vida humana. a pesar de la influencia que tuvieron las ciencias naturales en los primeros pasos de la sociologa, esta influencia la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.26Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009se refera ms al afn de buscar una explicacin ms exacta y segura de los fenme-nos sociales que a vincular los hechos o acciones sociales a las leyes y restricciones propias de la naturaleza. Por otra parte, la racionalidad y paradigmas positivistas, hegemnicos en las ciencias, impidieron considerar factores ambientales vistos como externos y modificables en el anlisis econmico y social. Unos paradigmas sociolgicos se abocaron a buscar explicaciones y comprensiones estructurales a los problemas societales, sin importarle mayormente las particularidades de los fenmenos ni menos an su relacin con el entorno natural. otros paradigmas estaban ms bien preocupados de cambiar mediante revoluciones las estructuras socioeconmicas y polticas de la sociedad capitalista. mientras que otras teoras estaban estn ms preocupadas de comprender y analizar los fenmenos micro que de las complejas y oscuras relaciones con la naturaleza. Ulrich Beck, mediante su teora del riesgo, ha hecho un importante esfuerzo por aproximar la sociologa a los temas ambientales. Su concepto de irresponsa-bilidad organizada contribuye a explicar cmo y por qu las instituciones de la sociedad moderna deben reconocer ineludiblemente la realidad de la catstrofe mientras que, simultneamente, niegan su existencia, ocultando sus orgenes y excluyendo la compensacin o el control. la sociologa del riesgo es una ciencia de potencialidades y de juicios sobre probabilidades. el concepto de riesgo, cuando se considera cientficamente (riesgo = accidente x probabilidad), adopta la forma del clculo de probabilidades, que, como sabemos, nunca puede excluir el peor caso posible. Finalmente, la nocin de sociedad del riesgo global, para Beck, es pertinente para un mundo que puede caracterizarse por la prdida de una distincin clara entre naturaleza y cultura (Beck, 2006). Sin embargo, a esta altura de la crisis ambiental y del cambio climtico, el riesgo ya ha sobrepasado las fronteras de las meras potencialidades o probabi-lidades de la teora del riesgo, en el sentido de que algo va o puede suceder. el cambio climtico ya es una realidad instalada y actuante y, adems, los cientficos glacilogos, climatlogos, eclogos, geofsicos, fsicos atmosfricos, etc. ya han reconocido sus sntomas y desarrollado mtodos cientficos de medicin. Por lo tanto, la teora del riesgo muestra sus lmites para explicar y superar el problema. Hoy se requiere de una visin interdisciplinaria que examine las interacciones entre la sociedad sus instituciones: actores econmicos, polticos y sociales y la naturaleza, funcionamiento y contrarreacciones sistmicas de los ecosistemas antrpicamente intervenidos y ecolgicamente depredados.el riesgo provocado por la accin antrpica est produciendo nuevas realidades sociales de las que deben ocuparse las ciencias sociales. Por ejemplo, los refugiados o desplazados ambientales, que se unen a los refugiados de la globalizacin, a los refugiados polticos y econmicos. as, por ejemplo, el huracn Katrina en el otoo de 2005 que inund a gran parte de Nueva orlens, en luisiana, oblig a cerca de un milln de personas a abandonar la regin. Hasta mayo de 2007 muchas de esas personas an no haban retornado a sus localidades. reuveny y ashley advierten sobre la posibilidad de que se produzcan conflictos violentos entre 27refugiados ambientales y los habitantes de las localidades que los acogen: Si se confirma que el cambio climtico causar una mayor degradacin ambiental en el futuro, nuestro anlisis sugiere que los refugiados ambientales sern habituales y que su llegada a las zonas de acogida podra incrementar la inestabilidad poltica y los conflictos (reuveny & ashley, 2007: 21).la naturaleza ha sido considerada en los proyectos modernizadores como el mero medio para lograr el progreso material que las personas buscan y esperan de la sociedad. incluso la lucha por la justicia social se ha limitado a las personas, a los grupos sociales, a las comunidades y a la sociedad en general; no se ha extendido a los ecosistemas en los que viven las personas. el cambio climtico est transformando profundamente la geografa econmica y social del planeta. tambin est modificando sus estructuras sociales y actitudes frente a las catstrofes y escasez de los recursos, especialmente del hdrico. los cam-bios de temperaturas influyen e influirn aun ms sobre el perfil econmico de las diferentes regiones del mundo. en el caso de chile, se pronostican desplazamientos econmicos regionales como consecuencia del aumento de las temperaturas y de la disminucin de las precipitaciones de norte a sur del pas. Nuevamente la regin del Bo-Bo ha sido afectada por catastrficas sequas durante el verano 2007-2008, daando la agricultura y faltando agua para el consumo humano. 145 comunas agrcolas, pertenecientes a diferentes regiones del pas, fueron declaradas en estado de emergencia por el Gobierno, como consecuencia de la prolongada sequa. estos graves problemas derivados del cambio climtico requieren de nuevos conceptos de gestin de los recursos naturales, requieren de medidas preventivas y de una nueva gestin pblica, que supere las tradicionales polticas sectoriales carentes de una concepcin integradora del territorio y la actividad econmica y social.la poltica est llamada a transformarse. la dimensin de los problemas am-bientales y del cambio climtico en marcha sobrepasa la accin poltica. la falta de respuesta poltica a estos graves problemas es slo otra cara de la crisis que actualmente vive la poltica en muchos pases y, por ende, de las ciencias sociales. en efecto, la poltica ha experimentado un verdadero reduccionismo y subordina-cin a las polticas de mercado. el re-encantamiento de la poltica necesario para superar la crisis ambiental y social pasa precisamente por incluir en su agenda nuevos temas, como el ambiental. la configuracin del poder atraviesa hoy por la interrelacin entre el complejo mundo de la naturaleza y la dinmica de la vida social. el gran capital globalizado acumula poder en la naturaleza (dominio de recursos hdricos, de fuentes energticas, del suelo, del espacio, de materias primas, de conocimientos, de bancos genticos de semillas originarias, etc.) y de esta manera domina los grupos humanos que dependen de la naturaleza y de sus conocimientos tradicionales, influyendo de esta manera en la poltica y los gobiernos.la crisis ambiental y el cambio climtico deben ser considerados en el estudio de las ciencias sociales y en la sociologa, en interaccin con otras disciplinas, desarrollando una mirada multi e interdisciplinaria. Sin abandonar los viejos pro-blemas socioeconmicos y polticos que en la poca moderna le dieron sustento la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.28Sociedad Hoy 16, 1er Sem. 2009y justificacin disciplinar, ahora las ciencias sociales se enfrentan a nuevos temas, los que les permitirn ampliar las perspectivas de anlisis y resignificar sus sentidos y accin en las sociedades del siglo XXi.Los recursos de la sociologala sociologa cuenta con mltiples y variados recursos tericos y metodolgicos para develar la realidad social, sus estructuras invisibles. la sociologa es un re-finamiento de ese conocimiento que poseemos y empleamos en nuestras vidas cotidianas, dado que revela algunas distinciones finas y ciertas conexiones a pri-mera vista imperceptibles, que un ojo sin ayuda podra muy bien no detectar. la sociologa releva ms detalles en nuestro mapa del mundo y, adems, lo extiende ms all del horizonte de nuestra experiencia ordinaria, de modo que podamos darnos cuenta de que los territorios que habitamos forman parte del mundo que no hemos tenido oportunidad de explorar por nosotros mismos. Podramos decir que la sociologa no es el fin de nuestra bsqueda de com-prensin, sino un incentivo para seguir buscando y un obstculo para ese estado de autosatisfaccin en el que la curiosidad cesa y la bsqueda se detiene. Bien se ha dicho que el mejor servicio que puede ofrecer la sociologa es reanimar a la indolente imaginacin, mostrando cosas aparentemente conocidas desde ngulos inesperados y combatiendo as la rutina y la autoconfianza. el gran servicio que la sociologa est preparada para prestar a la vida y a la coexistencia de los seres humanos es la promocin de la mutua comprensin y tolerancia como condicin fundamental de la libertad compartida. el pensa-miento sociolgico no puede dejar de promover la comprensin, que fomenta la tolerancia; y la tolerancia, que hace posible la compresin. el pensamiento sociolgico defiende la causa de la libertad (Bauman, 1990: 215) y rechaza todo tipo de discriminacin: de gnero, tnica o sexual. contra todo tipo de opresin y defiende la reflexin crtica, los derechos humanos, la justicia social, la democracia sustantiva y la emancipacin humana.Referenciasadorno, t. (1991). Soziologische Exkurse. Frankfurt am main, alemania.Bauman, z. (1990). Pensando sociolgicamente. Buenos aires: ed. Nueva Visin. . (2006). Modernidad lquida. Buenos aires: ed. Fondo de cultura eco-nmica S.a. . (2007). Tiempos lquidos. Barcelona: ed. tusquets S.a. Beck, U. (2006). Sociedad del riesgo global. madrid: Siglo XiX editores.Bourdieu, P. (2000). Cuestiones de sociologa. madrid: ed. istmo S.a.29Garretn, m. a. (2007). Del postpinochetismo a la sociedad democrtica. Santiago, chile: arena abierta.Giner, S. (1999). Sociologa. Barcelona: ed. Pennsula.Habermas, J. (1999a). Teora de la accin comunicativa. tomo i. madrid: taurus.. (1999b). Teora de la accin comunicativa. tomo ii. madrid: taurus. . (1993). El discurso filosfico de la modernidad. madrid: ediciones taurus.reuveny, r. & Peterson allen, a. (2007). los refugiados ambientales y sus consecuencias en el futuro. en: the Worldwatch institute, La situacin del mundo. Nuestro futuro urbano. Barcelona: icaria editorial, pp. 21-37.Simmel, G. (2003). Cuestiones fundamentales de sociologa. Barcelona: ed. Gedisa.ritzer, G. (1999). Teora sociolgica clsica. mxico: mcGrawHill.la sociologa en tiempos de cambio / j. Rojas H.