poética del habla cotidiana - dipòsit digital de dirán que estos textos no son poéticos porque...

Download Poética del habla cotidiana - Dipòsit Digital de dirán que estos textos no son poéticos porque opinan

If you can't read please download the document

Post on 18-Jun-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Potica del habla cotidiana

    Alexandra lvarez Muro

  • Estudios de Lingstica del Espaol Volumen 32 (2012) ISSN: 1139-8736

    http://elies.rediris.es/elies32/

    Alexandra lvarez Muro

    http://elies.rediris.es/elies32/

  • Agradecimiento

    Es un lugar comn decir que docencia e investigacin son inseparables. En este caso es as, pues en la docencia y la investigacin estn las fuentes de este libro: surgi de mis seminarios de pregrado y postgrado en la Universidad de Los Andes y de la necesidad de explicar los temas del programa con ejemplos que fueran cercanos a los alumnos. As se explica tanto la estructura didctica del libro como el hecho de que los ejemplos hayan surgido de mi investigacin sobre el habla de la regin andina. Es sabido que el contrato de enseanza de profesores y alumnos favorece generalmente ms a los profesores; por ello agradezco a mis alumnos las dudas e interrogantes que formularon y que me llevaron a escribir este libro. A las autoras de las colecciones que proporcionaron los valiosos materiales que sirvieron de base a este trabajo de investigacin va tambin mi profundo agradecimiento. Las grabaciones de la ciudad de Mrida, de Carmen Luisa Domnguez y Elsa Mora, de su zona rural, de Jacqueline Clarac, as como las de Caracas, de Paola Bentivoglio y Mercedes Sedano, son fuente inagotable para el estudio de la oralidad.

  • Estudios de Lingstica del Espaol (http://elies.rediris.es), 32

    Mi agradecimiento va al Consejo de Desarrollo Cientfico, Humanstico y Tecnolgico de la Universidad de Los Andes, por haber financiado los proyectos H-470-97-06-B y H-485-97-06A. A los miembros de mi grupo de investigacin, Carmen Luisa Domnguez y Enrique Obediente, la expresin de mi aprecio por su estmulo y su amistad constante y cotidiana. A Rosa Amelia Asuaje, Mara Alejandra Blondet, Tepey Matos y Lionel Tovar por su atenta lectura de la versiones anteriores de este libro y sus inteligentes sugerencias. A Carlos Subirats por su constante entusiasmo hacia la publicacin de esta Potica en los mundos virtuales y los otros. A Marc Ortega por su apoyo informtico.

  • NDICE

    1 Prefacio 9

    La potica de la voz 11

    La funcin potica 13

    Lo potico y la poesa 27

    2 La oralidad 43

    Oralidad y cotidianidad 44

    Escritura y poder 50

    Oralidad y escritura 55

    Lo formulario 60

    La planificacin 63

    Lo natural 66

    El continuo oralidad-escritura 70

    3 La gramtica de la oralidad

    75

    Oralidad y prosodia 76

    La sustancia de la prosodia 81

    La forma de la prosodia 89

  • Estudios de Lingstica del Espaol (http://elies.rediris.es), 32

    Los gestos 100

    La transcripcin de la oralidad

    105

    Los marcadores 119

    Prosodia y potica

    124

    4 Texto y textura 131

    La estructura informativa 138

    El hilo de la informacin 145

    Textura y cohesin 148

    El paralelismo 159

    Las figuras 171

    Las figuras de construccin 172

    Las figuras de sustitucin 175

    Los modos sintctico y pragmtico

    177

    La estructura sintctica 183

    La estructura lxico-semntica 187

  • Alexandra lvarez Muro, Potica del habla cotidiana

    5 La estructura del texto

    191

    Los tipos de texto 192

    El relato 192

    La descripcin 202

    La definicin 204

    La explicacin 207

    La declaracin 210

    Textos entre textos 212

    6 Las voces 225

    La afectividad 227

    La evaluacin 231

    Evaluacin y fontica 232

    Evaluacin y sintaxis 236

    La elaboracin de la evaluacin

    246

    Risa y evaluacin 248

    Lo emotivo: hacer sentir 250

  • Estudios de Lingstica del Espaol (http://elies.rediris.es), 32

    7 Mundos imaginados 259

    Los rdenes discursivos 264

    El orden expositivo 270

    La narracin 271

    La descripcin 272

    El orden instruccional 274

    El lenguaje mgico 274

    El orden argumentativo 275

    El orden expresivo o exclamativo

    276

    Los saberes previos 278

    Claves de contextualizacin 280

  • 9

    1 PREFACIO

    The bases and potentialities of the artistic form to come are already present in ordinary, everyday discourse.

    (Mikhail Bakhtin)

    Vino, primero, pura vestida de inocencia

    y la am como un nio. Luego se fue vistiendo

    de no s qu ropajes y la fui odiando, sin saberlo. (Juan Ramn Jimnez)

    Escritura y oralidad son modos de vida diferentes. Quizs por pertenecer a la primera, siempre me atrajo la belleza de la manera de hablar, relativamente simple, de la gente que vive alejada de la escritura. Eran entonces textos recogidos en las zonas afrovenezolanas porque producan un efecto de sentido muy rtmico. Luego, en mis primeros tiempos merideos, me desconcertaron al principio los materiales tanto rurales como urbanos de la zona que deba trabajar, pues si bien me parecan sumamente hermosos, eran muy distintos de los que conoca de la regin central de Venezuela. Despus de cierto tiempo comenc a sentir el ritmo de los textos andinos gracias a que un da decid transcribirlos a mi manera, que no era otra que la aprendida a

  • Estudios de Lingstica del Espaol (http://elies.rediris.es), 32

    10

    partir de Hymes (1981), esto es, como verso antes que como prosa; eso me permiti percibir el ritmo particular de esa oralidad. Encontr quiasmos a la manera de los que Parry (1971) haba revelado en los textos de Homero, y tambin evidencias de la intencionalidad potica del lenguaje de la regin. Los hablantes se deleitan en sus narraciones y buscan transmitir al receptor el sentido esttico que los mueve a comunicar las historias y reflexiones que constituyen el eje mismo de su vida.

    Lo mismo me ocurre con los relatos de los ms viejos y desfavorecidos socioeconmicamente en el corpus del habla de Mrida (Domnguez y Mora, 1998). Esto no es una casualidad porque, como en la mayora de los pases de Amrica Latina, es all donde se tejen las manifestaciones orales ms puras. Algunos dirn que estos textos no son poticos porque opinan que la poesa la estesis slo aflora en la literatura y en la escritura, pero su simplicidad y elegancia son conmovedoras y en este libro trato de asentar, a partir de ellos, la potica del habla cotidiana.

    Potica es una voz polismica. Se entiende, en primer lugar, como el conjunto de principios o reglas que rigen un gnero discursivo. Es tambin expresin de la funcin potica, una de las funciones del lenguaje que le permite al texto volcarse sobre s mismo y jugar con las palabras y los sonidos para construirse. Por ltimo, se entiende potica como la poesa, o lo potico, la expresin de la belleza a travs de la palabra, manifestados frecuentemente en poemas. En este libro se usa en los tres sentidos, pero se tratarn de distinguir las denominaciones que se anotan de la siguiente manera: la Potica, con mayscula, como disciplina de la

  • Alexandra lvarez Muro, Potica del habla cotidiana

    11

    estilstica; funcin potica como fundamento del lenguaje, y la poesa, o lo potico como todo lo que tiene intencionalidad esttica.

    La potica de la voz1 La Potica es la ciencia que trata de los fundamentos del arte de la palabra. Una potica es una visin de lo esttico por parte del poeta; es una reflexin sobre el hacer potico. Juan de la Encina fundamenta la necesidad de su potica porque, creyendo nunca aver estado tan puesta en la cumbre nuestra poesa y manera de trobar, parecime ser cosa muy provechosa ponerla en arte y encerrarla debaxo de ciertas leyes y reglas, porque ninguna antigedad de tiempos le pueda traer olvido. 2 Es esa misma razn la que me lleva al estudiar el habla de Mrida: porque una potica del habla cotidiana es una reflexin sobre la manera de hacerse el texto, pero tambin es una meditacin sobre la estesis de la comunicacin diaria, sobre la manera que tienen los hablantes para conmover al oyente y convencerlo de la veracidad de lo que dicen, de la idea que proponen, de su manera de sentir, a partir del texto que ofrecen y que tejen en conjunto. El ritmo del hablante envuelve al interlocutor y lo hace vibrar en el mismo sentido que l.

    1 Norma Carricaburo ha titulado as su libro sobre la poesa gauchesca. 2 Juan de la Encina: Arte de poesa castellana, 1496.

  • Estudios de Lingstica del Espaol (http://elies.rediris.es), 32

    12

    Ahora bien, por qu un estudio de corte lingstico? Porque la poesa se da en el lenguaje, que es el objeto de estudio de la lingstica. Potica y lingstica son dos aspectos de la realizacin de la capacidad semisica, es decir, de la disposicin del hombre para convertir algo en signo, y que est en la base de todos los sistemas lingsticos (Kloepfer 1975). Mientras que la lingstica se interesa por los resultados de esta capacidad, la potica se ocupa as de los procesos y posibilidades de la construccin de nuevos signos y de nuevos sistemas de signos; este inters por la hechura poiesis ha dado su nombre a la poesa. Para Mukaovsk (1934: 3), en Lzaro Carreter (1990: 15), el poema es un signo. De ah que la potica y la lingstica compartan su objeto de investigacin; de ah tambin que podamos estudiar la funcin potica en el habla cotidiana.

    No pretendo asumir una posicin en cuanto a las relaciones de lingstica y potica, pero s mencionar algunas teoras que guan este trabajo. La potica lingstica entiende la poesa como parte de la lengua normal, compartiendo la idea de que la lengua natural es un bloque o un sistema nico, mientras otros estudiosos afirman que la poesa es la lengua materna del gnero humano y que el lenguaje potico no es un uso ms, sino que es lengua misma, l